¿Viajará la misión Artemisa III a la órbita baja en vez de a la Luna?

Por Daniel Marín, el 22 abril, 2024. Categoría(s): Artemisa • Astronáutica • Luna • NASA ✎ 116

El programa Artemisa de la NASA está en plena efervescencia. En las últimas semanas se han elegido las empresas que desarrollarán el rover LTV no presurizado del programa y poco después se anunció que Japón se encargaría del rover presurizado. Pero estos elementos no volarán hasta las misiones Artemisa V y Artemisa VII, ya entrada la próxima década. La prioridad ahora es llevar a cabo la misión tripulada Artemisa II alrededor de la Luna, prevista para septiembre de 2025, y, por supuesto, Artemisa III, que debe ser la primera misión de alunizaje del programa y que no será lanzada antes de septiembre de 2026.

¿En qué año veremos esta escena? (NASA).

A principios de este año ambas misiones fueron aplazadas un año, pero, incluso con la demora, nadie cree que Artemisa III esté lista en 2026. Las principales causas del retraso son el módulo lunar HLS de SpaceX y los trajes extravehiculares de Axiom (aunque habrá que ver si los problemas del escudo térmico y las baterías de la nave Orión se solucionan por completo para Artemisa II). Los retrasos del módulo lunar de SpaceX están empezando a poner nerviosos de verdad a muchos políticos en Washington. En cualquier otra circunstancia esto sería un retraso más asociado a un programa increíblemente complejo y que sufre una grave falta de financiación. Vamos, nada fuera de lo normal en la historia de la NASA. Pero esta vez la cosa cambia porque hay una carrera en marcha. Si Artemisa III se retrasa más, corre el riesgo de que la primera misión china tripulada, prevista para antes del fin de 2030, se le adelante. Esta vez, el retraso tendría consecuencias muy reales y tangibles.

Nave Orión de Artemisa II (NASA).
Calendario actual del programa Artemisa (NASA).

Entonces, ¿qué hacer si el HLS se sigue retrasando? Un reciente artículo de Eric Berger sobre el tema ha generado una gran controversia porque cita a fuentes anónimas de la NASA que confirman que la agencia está planteándose escenarios alternativos a los del alunizaje para Artemisa III. La opción más sencilla es que Artemisa III se convierta en una misión en órbita baja en la que la nave Orión se acoplaría a HLS de SpaceX —la Moonship derivada de Starship—. Este «Apolo 9» de Artemisa serviría para probar los controles y sistemas de soporte vital del HLS y las maniobras de acoplamiento, reduciendo el riesgo asociado a la actual Artemisa III (recordemos que antes de Artemisa III SpaceX debe llevar a cabo una prueba de alunizaje no tripulado del HLS). Pero, si estamos hablando de retrasos del HLS, ¿por qué iba a estar listo el módulo lunar de SpaceX para esta misión y no para ir a la Luna? La diferencia es que de aquí a 2026 nadie duda de que SpaceX sea capaz de poner una versión de la Starship como es el HLS en órbita baja (LEO), pero llevar a cabo los numerosos lanzamientos para efectuar las recargas de combustible con el objetivo de mandar el módulo lunar a la Luna es otra historia muy diferente.

Los 13 lugares de alunizaje candidatos para Artemisa III en el polo sur de la Luna (NASA).
Traje lunar de Axiom. Las escafandras de Artemisa III son otra de las fuentes de retraso del programa (NASA).

Otra opción sería convertir Artemisa III en una misión a la órbita lunar, quizá acoplándose con la estación Gateway. Esta variante permitiría introducir alguna misión Artemisa antes de finales de la década si el HLS se retrasa mucho. Pero en este caso no se podría probar el HLS y, además, esto implicaría usar una segunda etapa ICPS adicional del SLS. El asunto es que esta etapa debe ser sustituida en Artemisa IV por la etapa EUS (Exploration Upper Stage), más potente, y no está claro si se podría construir una nueva ICPS para esta nueva misión, sobre todo ahora que se ha retirado el cohete Delta IV de ULA (la ICPS se usaba en este lanzador). Por contra, en teoría se puede enviar la nave Orión a LEO sin una segunda etapa, algo que favorece el «plan Apolo 9». El inconveniente de esta alternativa es que lanzar un SLS Block 1 y una nave Orión a la órbita baja es quizás una forma poco efectiva de gastar los más de 4o00 millones de dólares que cuesta una misión Artemisa.

Versión de carga del HLS de SpaceX prevista para ser usada a partir de Artemisa VI (NASA).
Versión de carga del Blue Moon Mark 2 de Blue Origin para a partir de Artemisa VI (NASA).

¿Y qué hay del módulo lunar de Blue Origin? El Blue Moon Mark 2 es el plan B de la NASA, pero no estará listo hasta Artemisa V, planeada actualmente para 2029 y que muy probablemente se retrase varios años. Por otro lado, no olvidemos que el módulo lunar de la empresa de Jeff Bezos también requerirá varias recargas de propelentes en órbita baja, como la Moonship, y emplea una arquitectura nada sencilla que tardará varios años en estar lista. En cualquier caso, la NASA ha pedido a SpaceX y Blue Origin que desarrollen versiones de carga de sus módulos lunares para colocar entre 12 y 15 toneladas en la superficie lunar a partir de Artemisa VI. La NASA todavía tiene margen para enviar Artemisa III a la Luna, pero evidentemente el tiempo corre. En los próximos años el sistema Starship debe madurar hasta estar listo para enviar un módulo lunar a la Luna. La duda es si lo lograrán antes de 2030.

Remolcador orbital del Blue Moon Mark 2. Se aprecia el módulo acoplado a los depósitos de hidrógeno (en medio) y de oxígeno líquido. Llaman la atención las barreras de control térmico para evitar la evaporación de los propelentes (Lockheed Martin).
Arquitectura del Blue Moon Mark 2 (Blue Origin).



116 Comentarios

  1. Es evidente que la NASA tiene que claro que, para cuando esté listo por fin tanto el SLS como la nave Orión correspondientes a Artemisa III, no va a estar desarrollado el aterrizador tripulado de SpaceX. Así que es normal que la NASA está valorando alternativas y previendo planes B, C y D, y cambiándolos sobre la marcha en función de cómo avanzan los distintos componentes.
    En principio Artemisa II está prevista para el año que viene, pero con los sospechosos habituales de por medio, no deberíamos extrañarnos si al final se lanzara en 2026. Por tanto Artemisa III se lanzaría en 2027, o más probable en 2027 y casi seguro no se retrasaría más allá del 2028.
    La NASA puede optar por retrasar el calendario para evitar que haya demasiado espacio entre lanzamientos del SLS. De hecho, ya lo ha hecho recientemente y los problemas de la Orión le han venido como anillo al dedo para que los programas que van retrasados, sigan avanzando.
    Pero todo tiene un tope. En algún momento incluso los chorizos de Boeing y Lockheed van a tener listo el SLS y la Orión de Artemisa IV. Oficialmente en 2028, podría retrasarse a 2029.
    Así que la NASA tiene un rango de opciones para esperar a la Moonship durante el periodo 2026-2028. Eso no supondría ningún problema.
    El problema es que la NASA está viendo que no va a haber Moonship durante ese periodo, SpaceX tiene muchísimo desarrollo por delante, así que necesariamente Artemisa III terminará siendo una misión de otro tipo, sin alunizaje.
    Podría ser una misión a la Gateway, pero ésta también va con retraso y no está claro esté disponible para un acoplamiento lunar en 2027, pongamos.
    Otra opción sería algún tipo de misión a la órbita lunar.
    Luego está esta variante que ha amplificado Berger. La NASA sabrá lo que hace pero para hacer esto que Musk financie una Polaris. O que la financie la NASA, si ayuda, no me parecería mal.
    Lo realmente chocante es que la Moonship esté tan tan tan verde que esto haya que hacerlo en órbita baja y ni siquiera se esté contemplando hacer un acoplamiento con la misión demo no tripulada de alunizaje, en órbita lunar. Si existiera la más mínima posibilidad de que eso pudiera hacerse durante Artemisa III Berger, que es el portavoz de SpX, lo habría publicitado de inmediato. El que estén intentando vendernos esta MIERDA de misión, da mucho que pensar sobre el estado real del programa Moonship.

  2. En cuanto a las dos versiones de carga de los módulos de aterrizaje tripulados… si yo fuera Japón no me tomaría muy en serio el construir el rover tripulado presurizado, porque francamente no veo cómo va a lograr ponerlo ahí en la Luna la NASA. (Me perdone mi amigo Erick, pero descreo por igual tanto el aterrizador de BO, como la Moonship)

  3. A esta altura saben que llegan segundos después de los chinos y que dependen de un retraso en el programa espacial de China para ganarles. Esto les pasa por ponerle trabas burocráticas a Elon Musk, molestos por su apoyo a Trump, que tuvo que retrasar su organigrama espacial por «la ecología» y llenar de papeleo Washington. Lloren ahora. A ver si el progre Bezos les hace el cohete antes. Spoiler: no

    1. Francisco USA llegó a la Luna 60 años antes que china.
      Hay carreras que no se ganan dos veces.
      Puede alguien ya ganar ( técnicamente ganar es ser el primero en algo) en dar un paseo espacial, en llegar a Urano , salir del sistema solar, secuenciar el genoma humano o descubrir los semiconductores?
      Pues eso……que traigan muestras de Marte y así ganan algo.

  4. OT: En otro foro, alguien comentó que en la explosión del cohete lunar soviético N1 habían perecido 200 técnicos y que la cifra de 200 la mencionaba Daniel Marín en este blog. ¿Alguien recuerda algo de eso?

      1. Exacto.
        Un N1 destruyó el complejo de lanzamiento al despegar y los demás explotaron en vuelo.
        El accidente ocurrió durante chapuzas el cargar combustibles hipergolicos en el cohete.

  5. Un poco de historia, desde mi punto de vista personal.
    Fue a finales del año 2017 cuando Trump firmó su famosa directiva lunar, modificando parcialmente la de Obama. Ahí fue cuando, oficialmente, la NASA recibió la orden de volver a la superficie de nuestro satélite.
    https://danielmarin.naukas.com/2017/12/13/trump-y-la-luna-una-nueva-carrera-espacial-o-brindis-al-sol/
    “Lead an innovative and sustainable program of exploration with commercial and international partners to enable human expansion across the solar system and to bring back to Earth new knowledge and opportunities. Beginning with missions beyond low-Earth orbit, the United States will lead the return of humans to the Moon for long-term exploration and utilization, followed by human missions to Mars and other destinations;”.

    International partners. Objetivo conseguido
    Commercial partners, aquí empiezan los problemas.
    Ya entonces Daniel nos resaltaba que esto de la Luna estaba muy bien, pero que faltaba el dinero para hacer un lander tripulado.
    Durante el año 2018 el plan fue avanzando: la Gateway iba tomando forma en los planes lunares. Mientras tanto, Musk salía a la palestra con gilipolleces como la misión Dear Moon, que por entonces se publicitaba para el año 2023! Musk llegaría antes a la órbita lunar y Maezawa saludaría a los astronautas de la Orión, desde la Luna!
    danielmarin.naukas.com/2018/09/18/el-nuevo-bfr-de-spacex-la-version-3-0-del-mayor-cohete-del-mundo-y-el-turista-espacial-japones/
    También en 2018 echó a andar el programa comercial lunar CLPS, que prometía mucho (bueno, Daniel escéptico) de momento a día de hoy con resultados dispares e inciertos.
    danielmarin.naukas.com/2018/12/03/la-iniciativa-lunar-clps-de-la-nasa-mucho-ruido-y-pocas-nueces/
    Por fin, en febrero de 2019 la NASA empezó a esbozar su plan, con la Gateway y un módulo tripulado de alunizaje que dejaría en manos de la industria, pero bajo criterios estrictos de la NASA
    https://danielmarin.naukas.com/2019/02/17/el-plan-de-la-nasa-para-poner-astronautas-en-la-superficie-de-la-luna-en-2028/
    A partir de aquí fue cuando las cosas empezaron a torcerse. Lo que parecía un plan medianamente razonable, bajo total control NASA y con el objetivo de pisar la Luna en 2028, van y deciden que mejor apretar las tuercas y que el alunizaje se adelante cuatro años, para mayor gloria de un posible segundo mandato de Trump, que culminaría en el año 2024.
    danielmarin.naukas.com/2019/03/27/puede-la-nasa-pisar-la-luna-en-2024/
    Era una total ida de olla, pero bueno, muchos entendíamos que al intentar presionar con los plazos, probablemente se conseguiría el alunizaje en 2028 o antes. Ese mismo año Daniel nos enseñó que además del módulo lunar había otro problema gordo, el de los trajes lunares (¿cómo? ¡increíble! pero cierto)
    danielmarin.naukas.com/2019/05/03/disenando-un-traje-espacial-para-caminar-por-la-luna-en-2024/
    Por fin, en mayo de 2019 se nos presentó el plan de la NASA, basado en la Orión y el SLS, sí… pero todo lo demás (tanto los módulos de la Gateway como los componentes del módulo lunar), se lanzarían mediante cohetes comerciales presentes o al caer. Era un plan complejo, con muchos lanzamientos, pero realista.
    danielmarin.naukas.com/2019/05/22/programa-artemisa-al-detalle-como-planea-la-nasa-volver-a-la-luna-en-2024/
    (ver los comentarios iniciales: los recibirá don Elon con unos cocktails recostado contra una de las patas de la Starship.; Habra en la Luna una tribuna de turistas japoneses llevados por Musk, filmando (cuando no) el alunizaje norteamericano)…. ese era el ambiente. 😛
    Por fin, en mayo se firmó el contrato del PPE de la Gateway, que era una versión comercial de una propuesta que empleaba los AEPS iónicos de la ARM del asteroide.
    danielmarin.naukas.com/2019/06/02/el-modulo-ppe-un-primer-paso-hacia-la-estacion-lunar-gateway/
    Corría el verano del 2019, el programa Artemisa estaba en ebullición, todo el mundo pensaba en la Luna y Musk necesitaba pasta para hacer avanzar su proyecto personal Starship, que por aquel momento apenas sí daba para la cafetera voladora. Era la época en la que el bocachancla de Musk decía nada menos que en Time que pensaba que en dos años podrían poner una Starship en la Luna. Las hordas fanboys clamaban que la NASA era un dinosaurio obsoleto y que Musk iba a enseñar a todo el Old Space cómo hay que hacer las cosas.
    time.com/5628572/elon-musk-moon-landing/
    En octubre de 2019 por fin Brindestine sacó la licitación de los lander comerciales, todavía con el plan de que fuese un sistema de tres componentes que se acoplaran en la Gateway para esperar a la Orión. Alguno de los componentes podría ser reutilizable.
    danielmarin.naukas.com/2019/10/14/el-modulo-lunar-hls-del-programa-artemisa-de-la-nasa-y-la-posible-contribucion-europea/
    Sin embargo, por aquel entonces Jim empezó a dar muestras de flaqueza y mostrar su endeblez de personalidad frente a Musk. En un rifirafe en el que Musk iba anunciando planes y planes (la Luna en dos años) Brindestine le respondió en un tuit que más le valía concentrarse en sacar adelante la Dragon (por entonces atascada). Las hordas en twitter no dejaban de acosar a la NASA y Jim se reconcilió con Musk en una visita a Hawthorne. La Dragon terminaría funcionando muy bien.
    Sin embargo, fue aquí cuando comenzaron a torcerse las cosas. Jim demostró ser un bragazas y, sorpresivamente porque no venía en absoluto a cuento, la Starship apareció dentro del programa CLPS, de aterrizadores no tripulados mediano pequeños, donde no pintaba nada una mole semejante (y en el que lógicamente no se ha comido ni un colín, hasta la fecha, pese a que algunos notables fanboys afirmaban que una misión de la Moonship del CLPS sería más barata que la de cualquier otro lander comercial. De hecho, me indigna que la NASA le esté dando pasta para desarrollar…esto mismo, que se suponía el boca chancla de Musk debió desarrollar de su bolsillo para el CLPS, como han hecho el resto de participantes. Lo digo por la versión cargo de la Moonship HLS)
    nasa.gov/news-release/new-companies-join-growing-ranks-of-nasa-partners-for-artemis-program/
    Estábamos esperando a ver qué resultaba del programa de aterrizadores tripulados cuando la NASA y SpaceX dieron la última muestra de sentido común de todo el programa Artemisa: para enviar cargas a la Gateway la NASA eligió a la DragonXL de SpaceX, una propuesta «normal» que, por desgracia y con tanto rollo Starship, todavía no hemos visto poner en marcha (fundamentalmente culpa de los retrasos acumulados en la Gateway)
    danielmarin.naukas.com/2020/03/28/dragon-xl-la-nueva-nave-de-spacex-para-llevar-carga-a-la-estacion-lunar-gateway/
    Aquí se acabó el sentido común por completo. A los pocos días la NASA anunció los tres finalistas del programa de aterrizadores tripulados… y entre los tres finalistas estaba la Moonship.
    https://danielmarin.naukas.com/2020/04/30/las-empresas-finalistas-para-construir-el-modulo-lunar-del-programa-artemisa-de-la-nasa/
    Aquel día se desbarró todo. El aterrizador del National Team no le gustaba a nadie, pese a ser de 3 componentes; el de Dynetics molaba mucho pero era raro de enviar y repostar… y el cohete de tintín era como… ¿en serio? A la NASA se le había ido la olla. Sí, faltaba dinero para construir un módulo lunar y todo el mundo decía que no iba a costar menos de 10.000 millones y 10 años de desarrollo y que la única opción era la iniciativa privada… pero ¿esos tres finalistas? ¿no había nada mejor? ¿y qué pasó con el asunto del aterrizador de dos o tres piezas? ¿repostaje orbital, en serio? etc.
    Peor aún, Boeing había sido expulsado junto con un alto dirigente de la NASA, por algún tipo de maniobra corrupta durante las negociaciones finales, lo que no deja en buen lugar al conjunto de la NASA de Brindestine. La supuesta solución comercial a los habituales problemas de la NASA empezaba a dar muestras de agotamiento en la fórmula. Finalmente, en abril de 2021, aprovechando un vacío de poder por el cambio entre la administración Trump a la Biden, la NASA sorpresivamente adjudicó el aterrizador lunar a Musk y su cohete de Tintín, con un absurdo e incomprensible trasfondo derivado de un calendario (2024) que nadie realmente se creía y de una supuesta carencia de dinero (derivada de la escasez de los plazos). Como he dicho antes, Musk firmó que la Moonship pisaría la Luna por un importe de 2.890 millones de dólares, coste NASA. SpaceX pondría otro montante similar. Pero se trataba de un contrato a precio fijo.
    danielmarin.naukas.com/2021/04/17/la-nasa-elige-la-starship-como-el-modulo-lunar-del-programa-artemisa/
    Lo más sangrante, la que firmó el contrato y dio el empujón definitivo al megacontrato de la Moonship fue Kathy Lueders, que posteriormente ha entrado a trabajar en ¡¡¡SpaceX!!! ¿cómo? ¿en serio? joder con las puertas giratorias. Para mí y algunos más fue una decisión corrupta, colofón de una muy mala gestión de la NASA en los tiempo de Jim.

    El futuro todavía no está escrito, quizá Musk consiga encauzar el proyecto y que termine haciéndose realidad, pero lo dudo. Me temo que han pasado casi 6 años y medio desde que Trump ordenó a la NASA pisar la Luna y seguimos exactamente igual que en 2017. Se pensó que dejar el aterrizador lunar en manos de la iniciativa privada sería la solución a los tradicionales problemas de la NASA y, en mi opinión, ha sido peor el remedio que la enfermedad.
    Veremos…
    (En 2017 China no tenía ni estación espacial, ni el CZ-5, apenas había aterrizado en la Luna la Chang’e-3… estaba a mucha distancia y no había prisa; la NASA ha dilapilado 7 años de ventaja. La carrera está a tope)
    danielmarin.naukas.com/2019/08/15/la-carrera-por-las-islas-de-la-luz-de-la-luna/

  6. «Si Artemisa III se retrasa más, corre el riesgo de que la primera misión china tripulada, prevista para antes del fin de 2030, se le adelante.»
    Claro, resulta que de cara al comun de la gente, a la que no le interesa la astronautica, parece que china, con su cacharro setentista, ganara la segunda carrera a la Luna. Y eso le da pavor a los politicos norteamericanos a cargo, y por lo tanto, a la NASA.
    En mi opinion, dejen que los chinos «ganen» la segunda carrera a la Luna y que SpaceX tarde lo que necesite (que no sera mucho [1]) para terminar el desarrollo de la Starship.
    Como ya se ha dicho, la diferencia entre llegar en bicicleta y con un trasatlantico.

    [1] Incluso tardara varias decadas menos que su competencia.

  7. Siento que con el paso del tiempo se agregaron más complicaciones que soluciones a los viajes lunares. Ahora es necesario 10 o mas lanzamientos cuando antes con una sola misión del Saturno V se podía alunizar.

Deja un comentario