El grandioso plan de SpaceX para colonizar Marte

Por Daniel Marín, el 27 septiembre, 2016. Categoría(s): Astronáutica • Marte • NASA • Sistema Solar • SpaceX • Starship ✎ 278

Ya está aquí al fin. Después de muchos años de secretos y todo tipo de rumores, Elon Musk acaba de revelar los planes de la empresa SpaceX para viajar a Marte. Como se esperaba, el plan de Musk es superlativo, grandilocuente e impresionante. Cualquier calificativo se queda corto para describir lo que hemos podido contemplar hoy. Hasta la fecha solo habíamos visto algo semejante en relatos de ciencia ficción o en proyectos que se remontan a los optimistas orígenes de la era espacial. Si Musk se sale con la suya, el primer viaje tripulado a Marte tendrá lugar a mediados de la próxima década. ¿Una locura? No, el Interplanetary Transport System (ITS).

ass
La nave marciana de SpaceX se aproxima a Marte (SpaceX).

Antes de nada veamos los detalles del tan esperado plan marciano de SpaceX. Siguiendo la tradición de la empresa el proyecto es aparentemente simple en su concepción y reduce el número de elementos independientes al máximo. La arquitectura marciana gira alrededor de dos elementos, el lanzador gigante —antes denominado BFR (Big Fucking Rocket)— y la nave marciana. En los últimos años ha existido mucha confusión entre los dos elementos a raíz de los rumores que se han filtrado a los medios y ahora entendemos por qué. La nave marciana forma parte del propio cohete y de hecho funcionará como la segunda etapa del lanzador.

El cohete marciano es simplemente bestial y hace honor a su apodo de BFR. Tendrá una capacidad en órbita baja de 550 toneladas, superando ampliamente cualquier otro lanzador jamás construido. Sus dimensiones serán de 122 metros de alto y 12 metros de diámetro, mientras que el Saturno V tenía 111 metros de altura y 10 metros de ancho. El tamaño no es muy diferente, pero mientras el cohete del programa Apolo tenía una masa al lanzamiento de 3.040 toneladas, el cohete marciano de SpaceX alcanzaría las 13.033 toneladas (!).

asas
El gran cohete gigante de SpaceX (SpaceX).
as
El cohete comparado con el Saturno V (SpaceX).
as
Capacidad de carga del cohete marciano comparado con otros lanzadores (SpaceX).

La primera etapa tendrá nada más y nada menos que 42 motores Raptor a base de metano y oxígeno líquido que generarán 128 meganewtons de empuje. Este número supera ampliamente las previsiones más salvajes y está relacionado con la relativa escasa potencia de este motor. Aquellos que pensaban que el cohete soviético N1 y sus 30 motores NK-15 eran una pesadilla logística ahora tendrán que replantearse sus prejuicios. Pero eso no es todo. Como ya sabíamos la monstruosa primera etapa será reutilizable y, además, deberá aterrizar con total precisión sobre la rampa de lanzamiento 39A del Centro Espacial Kennedy de la NASA, donde volverá a despegar con otra nave tras ser cargada de combustible. El núcleo interno de siete motores será capaz de girar para controlar el vehículo, especialmente durante el aterrizaje. Según Musk, la etapa tolerará el fallo de varios motores, aunque no ha especificado cuántos —la sombra del N1 es muy larga— y podrá ser reutilizada hasta mil veces (!). Recordemos que el Raptor ha efectuado su primer encendido de prueba precisamente hace pocos días, justo a tiempo para la conferencia de Musk en el IAC 2016.

asa
La primera etapa del cohete marciano (SpaceX).
ass
Los 42 (!!) motores Raptor de la primera etapa (SpaceX).
as
El motor Raptor de metano y oxígeno líquido (SpaceX).
captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-20-29-23
Detalle de la disposición de los 42 motores en la primera etapa (SpaceX).
ass
La primera etapa regresando para ser reutilizada (SpaceX).
ctqymi4viaajy2n-1
El primer encendido de un motor Raptor (SpaceX).

En cuanto a la nave marciana, que parece sacada directamente de una novela de ciencia ficción pulp de los años 50, tendrá una longitud de 49,5 metros y un diámetro de 17 metros, y será capaz de mandar una carga de 450 toneladas a Marte o bien podrá llevar hasta cien personas (!!). También usará motores Raptor, pero en vez de 42 ‘solo’ llevará 9: 6 optimizados para el vacío y 3 para el nivel del mar. La nave marciana vendrá en dos variedades, una tripulada y otra no tripulada o carguero. Cada nave es capaz de ser reutilizada hasta doce veces (es de suponer que la principal limitación es el escudo térmico).

asss
Nave marciana de SpaceX (SpaceX).
Capacidad de la nave marciana y ventanas de lanzamiento (SpaceX).
Capacidad de la nave marciana y ventanas de lanzamiento (SpaceX).

Para viajar al planeta rojo primero se situará la nave marciana tripulada en órbita baja. Tras usar el combustible de sus tanques para alcanzar el espacio, la nave no podrá poner rumbo a Marte por si sola, por lo que necesitará ser cargada de combustible mediante la versión de carga. Y este es un detalle fundamental de la misión. Musk ha dicho que serán necesarias entre tres y cinco cargas de combustible para mandar la nave a Marte, así que eso significa que un viaje tripulado requerirá entre cuatro y seis lanzamientos del cohete gigante. Un número relativamente bajo comparado con las arquitecturas de la NASA que hacen uso del cohete SLS, pero no olvidemos que el SLS es un cohete de feria comparado con el monstruo de SpaceX. Los cargueros aterrizarán y serán reutilizados en cada misión, al igual que las primeras etapas. Es decir, estamos ante un sistema de lanzamiento gigante totalmente reutilizable.

as
Plan de SpaceX para una misión tripulada a Marte (SpaceX).
ctykwl5ukaabkwo
El cohete en la rampa 39A de Florida (SpaceX).
ctyk6sxuaaawkfo
Un carguero llena de combustible la nave marciana en órbita (SpaceX).

La nave usará paneles solares para generar hasta 20 kW de electricidad durante el trayecto a Marte y no dispondrá de sistemas especiales contra la radiación (rayos cósmicos y viento solar). SpaceX espera que, de media, la duración del viaje sea de 115 días, lo que permitirá reducir la masa de víveres y los requisitos de los sistemas de soporte vital. La nave marciana usará su forma de cuerpo sustentador para entrar y maniobrar en la atmósfera marciana a velocidades muy elevadas, de hasta 8,5 km/s en Marte y 12,5 km/s en la Tierra (su escudo térmico tendrá que ser muy robusto). Esta capacidad permite aprovechar una mayor cantidad de ventanas de lanzamiento.

captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-20-14-19
¿La nave de Flash Gordon? (SpaceX).
captura-de-pantalla-2016-09-27-a-las-20-14-39
La nave marciana con los paneles solares (SpaceX).

El vehículo usará retropropulsión supersónica para frenar y aterrizar en Marte sin necesidad de paracaídas u otros sistemas de frenado. Sorprendentemente aterrizará en posición vertical como si fuera una primera etapa de un cohete de SpaceX, un requisito que generará importantes problemas de estabilidad y control en la fase final, aunque evidentemente esta es la especialidad de SpaceX. Mientras los astronautas exploran y/o colonizan Marte, la nave comenzaría a generar metano mediante tecnologías ISRU (In-Situ Resource Utilization) con el fin de volver a casa. En este punto el plan de Musk es sorprendentemente simple al no hacer uso de módulos en órbita u otros hábitats de superficie como la inmensa mayoría de proyectos anteriores (claro que ninguno de ellos empleaba una nave tan rematadamente grande).

as
Aterrizando en Marte (SpaceX).
La nave marciana (SpaceX).
La nave marciana (SpaceX).

Si todavía no te has desmayado con semejantes intenciones, agárrate, porque Musk pretende comenzar a probar los sistemas de la nave marciana en 2018 y el cohete gigante en 2019. El primer lanzamiento de prueba a la órbita baja tendría lugar en 2020 y los primeros vuelos marcianos —suponemos que no tripulados— empezarían en 2022. Musk ha sorprendido a todos al presentar una maqueta de uno de los tanques de combustible a base de materiales compuestos que se usarán en la nave marciana. ¿Aún estás sentado? Pues atención, que Musk ha anunciado que el sistema ITS es capaz de aterrizar en cualquier cuerpo con superficie sólida del sistema solar. ¿Cómo te quedas?

xchxcsm
Tanque de oxígeno líquido de materiales compuestos para el proyecto de viaje a Marte (SpaceX).
fd0mqzh
Viajando a Júpiter (SpaceX).
opuu00x
Aterrizando en Encélado (SpaceX).
jldegac
Aterrizando en Europa (SpaceX).
asa
Estimación de los costes de esta locura (SpaceX).
sas
Calendario del programa (!!) (SpaceX).

Y ahora, la gran pregunta: ¿estamos ante una simple locura o realmente el plan de Musk tiene probabilidades de salir adelante? Me gustaría con todo mi alma apostar por lo segundo, pero hay demasiados puntos negros en este plan que hacen peligrar la visión del millonario propietario de SpaceX. Todo el plan es tan excesivo que es difícil saber por dónde empezar a analizarlo. Por otro lado, es importante subrayar que no se trata de un sinsentido ni una estafa tipo Mars One. Tecnológicamente el plan de SpaceX es plausible, pero presenta muchos puntos críticos que, en caso de fallo, pondrían en peligro toda la misión. Por citar algunos, ¿qué pasaría si una de las etapas se estrella o explota en la rampa de lanzamiento?¿Cuáles serían las consecuencias medioambientales si un cohete gigante revienta en la rampa cargado de combustible?¿Cuáles son los detalles de los sistemas ISRU, de soporte vital y de protección contra la radiación?¿Cómo podría evacuar la nave la tripulación en caso de accidente durante el despegue? Una cosa es que mueran siete astronautas a bordo del Challenger o el Columbia y otra muy distinta es que fallezcan cien de golpe y porrazo.

Pero la principal incógnita es la económica. ¿Quién va a pagar la fiesta? Aunque es muy famosa, SpaceX es una simple compañía aerospacial y, por mucho dinero que dé el situar satélites en órbita geoestacionaria, está claro que no es suficiente para sufragar un proyecto de este tipo. Solo el gobierno estadounidense a través de la NASA podría aportar una cantidad de dinero suficiente para empezar a hacer creíble esta aventura. Pero mucho tienen que cambiar las cosas en la Casa Blanca para que la NASA invierta seriamente en el plan de Musk. Por último hay multitud de detalles técnicos que depurar. El plan marciano es un salto cuántico con respecto al Falcon 9, el Falcon Heavy o las naves Dragon. El que SpaceX domine estas tecnologías —dejando a un lado ciertas explosiones en la rampa— no significa ni mucho menos que la empresa sea capaz de sacar adelante este ambicioso y grandioso programa, y menos aún por su cuenta y riesgo. En este sentido, SpaceX se mueve aquí en un territorio totalmente desconocido. Cualquier complicación técnica podría desbaratar el proyecto fácilmente, y eso suponiendo que cuente con la financiación adecuada, que es mucho suponer.

Por lo menos ya sabemos qué es lo que planea SpaceX. Atrás quedan años de interminables rumores y especulaciones. Por fin Musk ha enseñado sus cartas y ahora nos toca juzgar si realmente va de farol.



278 Comentarios

  1. En mi opinión, si la NASA fuera poquito más inteligente aprovecharía su influencia para apoyar a Space X con este proyecto porque con todo y que «es muy ambiosioco»… «No se tiene la tecnología»… «Bla bla bla» es un proyecto con mayor planificación que la de el programa tripulado marciano de la NASA (el cual no existe). Con eso te digo todo, una compañía que comenzó hace 14 años y que lo más que ha hecho ha sido aterrizar sus palos en tierra tiene mucha más ambición y ganas que la mítica agencia espacial gringa.
    Para mí, hoy por hoy este plan se debería a tomar con seriedad porque aunque tenga problemas, no es algo que no se pueda solucionar con ayuda de otros.
    El viaje a la luna unificó a una nación, la ISS unificó a 15 países, el viaje a Marte unificará al planeta.

    1. … este sería de momento un proyecto en el que solo participará EE UU debido a las restricciones legales del sector espacial: “tengo las manos atadas”, ha dicho.

      Musk espera tener todos los componentes de este nuevo “sistema” listos en 2024, cuando comenzarían los primeros viajes a Marte. “El objetivo fundamental es hacer que toda persona que quiera ir, pueda ir”, ha dicho, por lo que espera que el precio de un billete esté en torno a los 200.000 dólares [unos 160.000 euros], “lo que cuesta una casa”. La duración del viaje “puede variar”, podría ser de “unos 80 días”, e incluso reducirse a “30”, ha asegurado.

      ——————–

      Eso de las restricciones legales del sector espacial … Alguien pude ilustrarnos y tal.

  2. ¡42 motores! con… ¿¡!? ¿¡1,000 reutilizaciones!? ¿¡550 toneladas a LEO!?
    ¿¡Más de (sigo sin creerme la cifra) 13,000 toneladas al despegue!? ¿¡y por ese precio a ese plazo!?

    Me agrada Musk porque a pesar de sus pendejeces con las RRPP es un soñador, pero…
    Dios mío, estoy flipando…
    …Musk debería dejar de leer El Quijote. Ha reinventado los Molinos-Gigantes…

  3. El plan sería muy bueno… A una escala un poco mas pequeña… Musk ha enloquecido…
    Charles Babbage ideó la primera computadora de la historia, la máquina analítica. Sus paisanos la llamaron «La Locura de Babbage» expresando claramente lo utopicamente irrealizable que era la idea en la época. Me gustaría equivocarme pero…
    Esto solo puede ser catalogado como «La Locura de Musk»…

  4. Excelente entrada. Como siempre Daniel sabe poner las cosas en su justa medida y darnos el barniz de realidad tan necesario cuando hablamos de ir al espacio y más con SpaceX.
    Dicho esto; Musk parece un visionario, pero es de los que consiguen hacer cosas realidad. Sin duda esta arquitectura es increiblemente exagerada y plantea pasos de gigante en un campo en el que la experiencia parece demostrar que es mejor ir despacio y confirmar cada paso varias veces. Pero no olvidemos que, por.ejemplo, el Saturno se lanzó apenas una veintena de veces, partiendo desde cero y en 1960 y pico. Hoy hay muchisimos pasos que se pueden ahorrar o acortar con las tecnologias, el 3D, las simulaciones de ingeniería, etc., y Musk le está sacando todo el partido posible y quemando etapas.
    El principal escollo que veo no es la financiación del proyecto sino la falta de un objetivo económico claro. Me explicó. Estaria dispuesto a dar una pequeña cantidad, pongamos 1000€ para que el proyecto salga adelante (tipo «crowfunding») pero si el proyecto tuviera un objetivo de rentabilidad y retorno de mi inversion a través de rendimiento economico (intereses o dividendos) quizás estaría muy motivado a invertir (no donar) una cantidad mayor.
    El dinero no suele ser un problema cuando hay expectativa de rendimiento o de recuperación de la inversión, sólo cueata más o menos conseguirlo. Y esta es la parte más floja del viaje a Marte (en todos, no sólo el de SX). No hay un interés económico en ir más alla de GEO, al menos por el momento porque difícilmente podemos justificar que lo que se hace en el espacio no lo podamos hacer aqui de otrdo modos mucho más baratos (estoy simplificando mucho, si). Si así fuera ya estaríamos casi, poniendo el pie en Europa.

    1. Estoy totalmente de acuerdo con elemepe. Tiene que haber una razón económica muy importante para ir a Marte o donde sea del sistema solar.
      Colón y los primeros exploradores no fueron a America a colonizarla. Fueron a buscar oro y riquezas. Estamos en el mismo punto de partida. Si no hay una razón económica esto no va ha tener la suficiente financiación para llevarse acabo ni en 10 ni en 20 años.

    2. Al principio debería ser un proyecto internacional como la ISS y así además se solventa en parte el tema político, con el tiempo deberían ser cada vez mas autosuficientes e incluso llegar a comerciar con la Tierra, todo depende de los recursos mineros que existan como uranio o tierras raras. El capitalismo necesita crecimiento para existir y vivimos en un mundo finito, así que o salimos fuera o tendremos que decrecer.

  5. Hay una cosa que se pasa por alto y es el veto internacional a este tipo de proyectos.
    Si se encuentran indicios de vida, me da a mi que se convertiría Marte en una biosfera protegida, solo visitada por máquinas.
    Comparto como la mayoría el anhelo de la exploración espacial, pero no a repetir errores del pasado.

  6. Buenas. Pasando de lo obvio (las dificultades, las voladas, la locura en general, etc) no creo que Elon sea asi de loco, algo que podría asegurar es que el idiota no es, el sabe que lo que ha dicho es demasiado y ha apuntado demasiado alto… Pero sabe tambien que tener algunas tecnologías ya desarrolladas ,otras en proceso y maquetas que impresionan ayudan a la imagen (si quieres maquillar una mentira, llenarla de medias verdades). Es evidente que el efecto pogo como lei en los comentarios le darán prensa, ayudará a su imagen (será mas visible) y creo que por ahi va el tema. De que quiere cumplir esta utopía es fijo, de lo presento asi para obtener algún beneficio, imagen o presión social… Pues es lo mas seguro. Vamos, que el no es idiota!

  7. …..Dios….Siempre será mi ídolo pero aquí se le ha ido la castaña. Ya no por el tamaño, ni los 42 motores, ni por la cantidad de tecnologías que habrían de madurar y las dudas obvias tipo; Los protocolos de descontaminación, la inexistente torre de escape, los efectos de 120.000 KN (!!!)en una rampa de lanzamiento, las interacciones de 42 motores, el aterrizaje de semejante bicho… todo esto se lo han saltado a la ligera… Y no me he puesto con el absurdo calendario y la financiación, aún suponiendo que tuvieran los recursos para hacerlo, no me imagino como lo iban a rentabilizar. Y como hacerlo más descabellado; mete también Europa y porqué no, Encélado.
    En el power point ponía que sacarían el dinero mangando calzoncillos. Yo realmente espero que el plan entero sea también una broma y que Musk no dinamite todo su dinero en semejante animalada… Lo necesitamos rico para seguir revolucionando y animando el tinglado, pero con planes mínimamente realistas…

  8. No sé si los planes marcianos de Musk podrán salir adelante o si sus sueños son más propios del 2124 que del 2024, pero sí hay una cosa indiscutiblemente cierta: este tío sabe pensar a lo grande y -sobre todo- sable insuflar entusiasmo entre el público.

    Pues nada, a ver que pasa (aunque me gustaría equivocarme, permitidme ser bastante pesimista).

    1. Hostia pues yo hoy he visto al público bastante frío. Como que el tema no se acababa de asimilar (igual que aquí), y Elon igual, como dudando y nervioso a sabiendas de que todo suena un poco a locura. Yo hubiera retrasado la presentación a un momento más bueno recuperando capacidades, relanzando primeras etapas y con la D2 o el FH listos. Aunque igual la estratégia es al revés, muestro la locura y sabiendo que en los siguientes dos años va a mostrar hechos increíbles irá comprando a la audiencia.

  9. Mercadotecnia y pogüerpoin.

    Si lo logra voy voluntario, aunque la radiación del viaje y los fallos me maten antes de llegar.

    Este tipo es un fantasmon charlatan de feria vendiendo el balsamo de fierabras.

  10. El plan es cuánto menos, ambicioso. Yo lo vería mas bien como un caso ideal, Musk sabe de sobra que el timeline que presentó es imposible sin un giro de 180° en la política espacial.

    Aún así las posibilidades más realistas que supone ese enorme cohete son infinitas: estaciones espaciales masivas, telescopios gigantes, sondas más grandes aún. Además de poder transportar a LEO cientos de personas para que ocupen estaciones. Eso es un plan que veo más realista en un tiempo cercano… Además de que sentaría las bases para una colonización real de Marte.

  11. Estuve viendo la presentación ayer a través de Facebook y es para flipar, le ha quedado un espectáculo de la leche, impresionantes presentaciones y el vídeo, ¡magnífica película!, hasta se me pusieron los pelos como escarpias… pero llegará 2025 y seguiremos con el culo pegado a la tierra, enviando sondas y con suerte algún astronauta al rededor de la Luna a intentar recoger cachitos de un asteroide… es mi opinión

  12. Por el momento esto es PowerPoint.
    Eso si, que Elon Musk haya decidido hacer esta presentación tiene que obedecer a algún motivo. ¿Captar inversores? ¿captar a la NASA? Quién sabe.
    Si SpaceX va a ponerse manos a la obra en 2018 ya debería estarse construyendo una nueva planta. ¿Hay indicios de eso?
    El anuncio me recuerda a cuando la NASA planteó el transbordador espacial. Sobre el papel era un sistema que iba a cambiar radicalmente el acceso al espacio, pero hubo múltiples escollos que obligaron a rebajar las expectativas. Aquí pasa lo mismo, hay toda una serie de cosas que se dan por hechas, pero que pueden salir mal.
    De todos modos, si de esta locura sale un lanzador reutilizable que lleve 100 Tm a LEO habrá valido la pena la empresa.

    1. Esto es powerpoint… y el tanque de oxígeno líquido más grande que he visto jamás. Hecho en compuestos, because fuck it, no era demasiado difícil de por sí. Compárese con la odisea que lleva Michoud para no tener terminados aún los del primer SLS en aluminio.

      Y ya puestos, enseñamos un motor con una presión de cámara de 300 bares. Que se dice pronto, pero lo más cercano es el RD-270 con 200 bares, y desde entonces nadie se le ha acercado.

      Te lo juro, lo del motor no me lo creía. Pero ya cuando vi el tanque, ahí si que se me cayó la mandíbula de pleno. Si es un powerpoint, es el powerpoint con más hardware revolucionario que he visto jamás.

      Ah, y sería un lanzador reutilizable que transporta 300 toneladas a órbita, no 100. Con los elementos más importantes ya en pruebas, como digo.

      En serio, que alguien me explique de dónde se ha sacado esos dos juguetes, y cómo narices los ha pagado con «unas decenas de millones de dólares».

  13. Yo creo que es una respuesta a las expectativas generadas por Blue Origin para ver quien la tiene más grande.

    Me encantaría, daría lo que fuera porque se hiciera realizar, me apuntaría a comer pizza en Marte, y me reconozco un SpaceX fanboy (Hasta me he comprado la gorra!), pero no me parece un proyecto realista. Si dijera que para el año 2040, pensaría que quizás en el 2050 sería posible,

    Dicho esto , sobre el posible impacto ambiental si uno de esos cohetes explotara en la rampa, no sería muy diferente a si hubiera explotado un Saturno, o si explotara uno de BO, no?

    Ojalá Musk me de en los morros, pero esta vez se le ha ido la olla

    1. Hubo una vez un chalao que dijo que se podía ir a las Indias navegando hacia el oeste. Estaba equivocado, pero otros más cuerdos le hicieron caso y el resto es Historia…
      Es verdad que hay muchos puntos negros, y no sé si saldrá bien, pero este tío nos hace soñar!

    2. Es muy triste que pocas personas reconozcamos el increíble valor de la ciencia y la sociedad anteponga el dinero a la extinción de la Humanidad. Evidentemente es una misión extremadamente complicada pero me ilusionaría mucho ver antes de morir que nuestra especie coloniza Marte porque en definitiva, noticias como la de ayer hacen que nuestra pasión vivida día tras día tenga sentido.

    3. Yo también me considero un «fanboy» de SpaceX, y con mi corta edad (20 años) puede que no haya vivido el suficiente tiempo como para ver las cosas con perspectiva, pero ahí va mi respuesta…

      En mi humilde opinión diría que es al revés. El New Glenn es una respuesta al revuelo generado este tiempo atrás sobre los planes de colonización marciana de Musk. Se nota que esto lleva fraguándose desde hace muchísimo tiempo y el plan en sí es mucho más solido (presupuesto, cadena de producción, planes de lanzamiento…) que cualquier otra empresa que ha anunciado planes de ir a Marte. Mucho más que el tiempo que ha dedicado Bezos a crear un simple boceto del sistema. Recuerda que SpaceX se ha creado con el objetivo último de establecer una colonia permanente en Marte (quitando otros lugares del sistema solar que a Musk no sé si le interesarán de verdad), y que ahora mismo, aunque no lleguen en 10 años (una fecha muuuuuy agresiva en mi opinión) no creo que sea muy diferente en el futuro. Habrá que ver en 2018 si cumple con empezar a enviar misiones comerciales (de carga científica) a Marte, pero no me extrañaría que lleguen las cosas de 2 a 4 años tarde, con mucho optimismo (solo hay que mirar atrás y ver los retrasos con el Falcon Heavy. No contemplo milagros de aquí a 10 años, más bien un camino LLENO de obstáculos).

  14. Bueno, vayamos por partes, que veo a la gente muy emocionada entre los pros y los contras, y creo que eso forma parte del plan de Elon, que se abra el debate.
    Está muy claro que tal y como lo presenta no va poder ser, por mucho que nos pese, todo es tan increíblemente grande, grandioso que lo miramos como si mañana aterrizará un platillo volante en la tierra y salieran hombrecitos verdes saludando.
    Yo creo que para la gente espaciotranstornada, el sr Elon es nuestra mejor baza en este momento, lo cual no significa que haga milagros, y este proyecto sin duda es un milagro de los gordos.
    Pero pensemos en el corto plazo, supongamos que desarrolla el BFC, con todas sus especificaciones teóricas hechas realidad, supongamos que consigue que su primera estapa sea reutilizable… eso ya es más creíble no? pues solo eso, ya habríamos dado un paso de gigante en la exploración espacial.
    Dejemos las naves con 100 pasajeros aparcadas un momento, con ese cohete en servicio podríamos ir a Marte perfectamente, podríamos poner sobre su superficie tecnologías ISRU, bases, robots avanzados todo lo que haga falta para segurarnos que el siguiente paso, que las personas que e envíen posteriormente van a tener muchas posibilidades de sobrevivir allí y poder volver… vale, está claro que los plazos de tiempo se alargarían muchísimo, pero todo es tecnológicamente viable y posible si se desarrolla el BFC.
    Dejemos el órdago de colonizar Marte en dos décadas y centremonos en el BFC, que cumpla todo lo prometido para ese lanzador y el resto vendrá solo, solo será cuestión de tiempo.
    Resumiendo, colonizar tan pronto no, BFC si. Se abren las apuestas.

  15. No seamos cenizos.
    Para mí este plan es irrealizable en un plazo mínimo de 30 años, pero señores!, este hombre nos hace soñar.
    En 10 años y desde la nada consiguió hacer una nave espacial y poco después aterrizar cohetes. Que agencia estatal lo ha conseguido?.

    Se necesitan también genios, visionarios o locos como él para «movilizar» a otros. Yo le deseo lo mejor.

    1. 30 años? Tampoco para tanto hombre! Mira lo que se hizo para ir a la luna en 8 años, y eso que tenian 0 tecnologia ya desarrollada para ello, solo para misiles. Es cuestion de $$$, con fondos ilimitados, como el programa apolo, podria lograrlo.

    2. Tampoco hay que olvidar que los sueños de la razón a veces producen monstruos. Cuidadín no sea que las cuentas de las empresas de Musk estén peor de lo que parece y todo el tinglado se venga abajo afectando a muchos inversores.

      Un saludo

  16. Exomars dirá si existe ese metano en breve, o se podría sintetizar allí mismo de alguna forma. Por ejemplo utilizando el hidrógeno sobrante de electrolizar hielo marciano para obtener O2, y C debe haber en la corteza, tiene que haber un proceso químico simple que produzca CH4 a partir de esto, o usando biotecnología.
    Y para tener energía suficiente, un campo de fotovoltaicas.
    Soñar es gratis, y necesario para creer en un proyecto de estas características

  17. Es una completa locura, esta claro.
    Pero lo que creo que subyace aquí, es que lo va a intentar llevar acabo sea con apoyo externo o sin el.
    Gastará toda su fortuna en este plan como un regalo personal para la humanidad, como su legado.

  18. Siempre lo mismo: Tecnología para ir a Marte la hay. Que sea robusta, es otra cosa, no la hay. Es un suicidio. No creo que se pueda ir ni siquiera en una misión rápida de sobrevuelo ni en los próximos 50 años. Al menos con los presupuestos actuales. Los principales problemas son: la radiación, y la redundacia de sistemas que hay que llevar con, además un montón de repuestos. Cualquier fallo en un sistema crítico y adios. No estamos a 400 km de altura para meternos en una Soyuz o una Dragon y bajar cagando leches. De camino a Marte no se puede simplemente dar la vuelta y volver.

Deja un comentario