La NASA elige las próximas naves tripuladas de los Estados Unidos

La NASA ha anunciado hoy los ganadores del contrato final de 6800 millones de dólares para crear la próxima nave tripulada que transporte astronautas norteamericanos hasta la estación espacial internacional (ISS). Y, como se esperaba, los agraciados han sido la nave CST-100 de Boeing y la cápsula Dragon V2 de SpaceX. La pequeña lanzadera Dream Chaser de Sierra Nevada se queda atrás y dejará de recibir por tanto financiación de la NASA.

1

En 2010 el presidente Obama canceló el Programa Constelación y con él el desarrollo de la nave Orión de la NASA, destinada a sustituir al transbordador espacial. Como compensación, la Casa Blanca inició un programa de subvenciones para que la iniciativa privada crease una nave tripulada de forma rápida que pudiese llevar astronautas hasta la ISS, eliminando así la dependencia de las naves rusas Soyuz.

El programa, conocido inicialmente como CCDev, luego como CCiCap y ahora como CCtCAP, ha ayudado a desarrollar varios vehículos espaciales. En un principio los candidatos a ser la próxima nave tripulada estadounidense eran el cuerpo sustentador SV de Blue Origin, la cápsula CST-100 de Boeing, el Dream Chaser de Sierra Nevada, la versión tripulada de la nave Dragon de SpaceX y una especie de mini-Orión propuesta por el consorcio europeo-norteamericano Liberty. En agosto de 2012 la NASA anunció que los ganadores del concurso CCiCap (Commercial Crew Integrated Capability) eran las naves Dragon, Dream Chaser y CST-100. La inclusión de la lanzadera Dream Chaser en la lista de finalistas causó cierta sorpresa por lo osado de su configuración, pero nadie se sorprendió por la elección de los otros candidatos.

tumblr_ms5oguB7nR1qifec8o1_1280
La lanzadera Dream Chaser se queda atrás (Sierra Nevada).

Desde entonces la NASA ha subvencionado estos tres programas de forma regular con la condición de que cada participante superase una serie de hitos (milestones) de diseño. Pero, naturalmente, la NASA no puede financiar indefinidamente nada más y nada menos que tres sistemas de lanzamiento espacial independientes, así que era simple cuestión de tiempo de que la agencia se decantase por uno o dos ganadores definitivos, unos ganadores que se repartirán la jugosa cifra de casi siete mil millones de dólares, de los cuales Boeing recibirá 4200 millones y SpaceX 2600 millones. Hasta la fecha, la NASA ha invertido cerca de dos mil millones de dólares en el desarrollo de una nave espacial privada.

La cápsula CST-100 de Boeing siempre ha sido la más conservadora de las tres opciones. Mientras que la Dream Chaser tiene el mérito de ser un pequeño transbordador alado en una era en la que nadie apuesta por las naves espaciales con alas y la Dragon V2 de SpaceX emplea un novedoso sistema de aterrizaje mediante cohetes -que puede servir al mismo tiempo de sistema de escape en caso de emergencias-, la CST-100 es una cápsula tradicional donde la única ‘innovación’ consiste en el empleo de airbags para amortiguar el aterrizaje.

2013-3099-m
Maqueta de la cápsula CST-100 de Boeing (Boeing).

Pero no nos vamos a engañar. La favorita indiscutible todo este tiempo ha sido la cápsula Dragon V2 de SpaceX. Al fin y al cabo, esta empresa ya ha demostrado la viabilidad de su diseño con la versión no tripulada que actualmente vuela de forma regular hasta la ISS. No obstante, la Dragon V2 tiene muchas diferencias con respecto a la versión no tripulada y, lo más importante, fue presentada en sociedad en una fecha tan reciente como el pasado mes de mayo. De hecho, durante la presentación fuimos muchos los que nos quedamos sorprendidos por lo poco maduro que estaba el desarrollo de determinadas partes de la nave como el interior o los sistemas de soporte vital. Curiosamente, Dream Chaser, el patito feo de la competición, había logrado en los últimos meses adelantar a la Dragon de SpaceX en cuanto el número de hitos superados. Por su parte, la CST-100 -quizás debido precisamente a lo poco ambicioso de su diseño- es la única de los tres finalistas que ha cumplido todos y cada uno de los hitos impuestos por la NASA, un éxito que algo habrá influido en la decisión tomada hoy.

Tanto la nave CST-100 -como la Dream Chaser- debe ser lanzada por el cohete Atlas V 412 de la empresa ULA, un lanzador altamente exitoso. Pero el Atlas V emplea el motor ruso RD-180 en su primera etapa, una característica que puede convertirse en un serio inconveniente en estos tiempos de Guerra Fría 2.0 que corren. Por contra, la Dragon V2 será lanzada mediante un cohete Falcon 9, un lanzador también fabricado por SpaceX íntegramente en los EEUU.

Captura-de-pantalla-2014-05-30-a-las-10.48.06
La Dragon V2 usará retrocohetes para aterrizar (en los primeros vuelos usará también un paracaídas)(SpaceX).

Por supuesto, no debemos olvidar que además de la CST-100 y la Dragon V2, la NASA está desarrollando la nave Orión (MPCV), que debe despegar por primera vez sin tripulación este mismo año, aunque su primera misión tripulada -con un cohete SLS- no tendrá lugar hasta casi mediados de la próxima década. No sabemos si ambos vehículos lograrán hacerse realidad, pero lo cierto es que con la inyección de dinero que van a recibir sería poco probable que no lo hicieran. La NASA ha fijado el año 2017 como la fecha en la que tiene que tener lugar el primer vuelo de ambas naves (aunque SpaceX ya ha anunciado que podría tener lista la Dragon V2 en 2016). Cada nave realizará al menos un vuelo de prueba a la ISS con un astronauta de la NASA antes de comenzar las misiones rutinarias con una tripulación de cuatro astronautas (el contrato cubre seis misiones a la ISS como mínimo por cada nave).

En definitiva, hoy los Estados Unidos -que no la NASA- están un paso más cerca de poseer una nave espacial tripulada.

BxrIaF9IcAAbByV (1)
Interior de la nave CST-100 de Boeing (Boeing).


65 Comentarios

  1. No entiendo muy bien porqué siguen adelante con la Orion… ¿Es porque se supone que éstas dos son para la órbita baja (ISS) y la Orión para ir más lejos (órbita lunar, cara oculta, Marte?

    Es que no veo sentido a fabricar una nave tripulada propia mientras subvencionas la construcción de una privada por otro lado.

    1. Sí la razón es básicamente esa, la Orion es para viajes más lejanos y más largos, por lo que tanto sus sistemas de soporte vital y escudo térmico son diferentes, más complejos y más caros y tiene por tanto mucha más masa, por lo que necesita un lanzador más potente y de nuevo, más caro. Ahora bien, ¿se podría hacer lo mismo partiendo de la CST? o mejor todavía ¿se podría hacer una versión simplificada de la Orion? bueno, podría ser, pero no están diseñadas para eso y hacer cambios de diseño siempre es un infierno.
      La CST-100 busca ser mucho más barata que la Orion para dar a los EEUU un acceso a la ISS y en general la órbita baja, más asequible.

      1. Eso es, como explica Txemary el programa CCiCap es para una nave lo mas simple posible que lleve gente a la ISS y sirva de salvavidas. Ahora mismo subcontratan ese servicio a las Soyuz. Algo parecido al programa de las Dragon y las Cignus pero ahora llevando gente.

        La Orion es para misiones mas complejas fuera de la órbita terrestre, misiones de exploración principalmente.

        1. No entiendo porque no construyen una AUTENTICA nave espacial modular para multiples misiones aparcada en orbita Baja y se utiliza cualquiera de las 2 naves ganadoras para acceder a ella y nos ahorramos esa tercera capsula de medio pelo.

          1. A ver… sin dejar de tener sentido, lo que propones no es tan fácil, una nave cómo la que propones tendría que alcanzar velocidades de escape mucho mayores que las que se dan para ir a la órbita baja (unos 8 km/s), si tu cápsula tiene que aterrizar a por ejemplo 14 km/s, ya necesitas unos escudor térmicos de Señor, con lo que las baratas y simples (esperemos) CST o la Dragon, no te sirven, o las tienes que encarecer. Porque la otra opción es frenar la nave y necesitarías para ello una cantidad brutal de combustible o complejísimos aerofrenados (a día de hoy, pero en teoría es el mejor sistema de frenar) que complicarían mucho y por tanto encarecerían mucho las misiones.

        1. La nave en orbita baja, quizas atracada a la ISS y se accede a ella a traves de Dragon y similares y para volver lo mismo y modular para ir actualizandola y modificandola segun las misiones,jamas volveria a la tierra salvo accidente.
          Aunque hoy en dia demasiado ambicioso.
          Estararia bien que daniel abriese sobe los beneficios y avances que ha traiso la IIS en estos años.

          1. El asunto es que si sacas una nave de la órbita terrestre y luego quieres que a la vuelta vuelva a estar en órbita te va a hacer falta mucho combustible, primero para sacarlo de la órbita y luego para frenar y circularizar.

            Para hacernos una idea, la etapa SIVB tenía 100Tn de combustible, para sacar el CM-SM-LEM de LEO.

  2. Bueno, la verdad no lo se, a mi también me gustaba el Dream Chaser y supongo que el accidente pasado no lo ayudó demasiado (me quedé con ganas de verlo), supongo que se dañó mucho.
    Ahora bien, supongo que las naves aladas tienen mayor complejidad y puntos de fallos que una cápsula y por ello nadie más que los EEUU se ha dignado a construir uno realmente operativo para el transporte de humanos (bastante criticado por cierto), además, si a eso le sumamos que en un futuro cercano se pueda lograr un soft landing con cápsulas la cosa se complica aún más. Slds.

  3. Me parece un despropósito avanzar con tres cápsulas a la vez, por mucho que una (Orion) esté diseñada para viajes más exigentes. No sólo es que el diseño no aporte gran cosa en comparación con Dream Chaser, es que resulta muy dudosa la necesidad de tantos desarrollos paralelos. Esto me recuerda a los rusos con Angará y Rus-M; al final tuvieron que abandonar el segundo.

    Para mí que se trata de una subvención encubierta a Boeing, un favor político, vamos.

    EEUU sólo necesita que se termine la versión tripulada de la Dragon y mientras tanto ir poco a poco con Orion, que no es prioritaria, ya que tampoco hay dinero para espectaculares misiones al espacio exterior. Lo de Boeing es tirar un dinero que hubiera venido muy bien a los otros dos proyectos. Vamos, una cagada.

    1. Yo creo que la gracia de dejar dos naves operativas radica en que por mas concienzudo que sea el diseño y los cálculos previos, el verdadero costo de cada lanzamiento surge de la realidad. Finalizado este contrato de 6.800 M, imagino que se quedarán únicamente con la mas barata/fiable…

    2. ********************
      Para mí que se trata de una subvención encubierta a Boeing, un favor político, vamos.
      ********************

      Si es así el daño al desarrollo espacial USA lo habnría tocado la corrupción en grado muy notable también, y en un tema tan costoso y complejo puede ser fatal

  4. Elección sencilla, el que ha cumplido en el plazo determinado todos los objetivos asignados (Boeing) y el que casi los ha cumplido y es el más barato de los tres (SpaceX).

    1. Son:

      – Pad abort test
      – In-flight abort test
      – Dragon Primary Structure Qualification
      – Integrated Critical Design Review (CDR)

      Los test creo que son a principio del año que viene, el resto ni idea.

  5. Por aquí otro fan de Dream Chaser que acaba de darse de bruces con la realidad. Un sistema alado aunque en teoría más versátil (en teoría te ahorras toda la operación de recuperación y rescate) es también más caro porque invariablemente involucra un gran peso muerto en forma de alas que no usas hasta la fase de aterrizaje (y un par de alas, por más forma de cuerpo sustentador que tengas en teoría pesa menos que un paracaídas y sistema de retrocohetes combinados). El DreamChaser es una nave ideal para el turismo espacial de verdad (nada de vuelos suborbitales al estilo Virgin) porque la reentrada implica menos fuerzas G que con una cápsula (peor aún si es reentrada balística), el problema es que un vuelo orbital seria aún más caro y sin lugar a dónde llegar como una estación espacial, más complicado de vender. Esa es otra ventaja por la que la «aburrida» CST-100 (en serio hasta el nombre es bastante soso): Boeing tiene un acuerdo con Bigelow para crear una estación de módulos inflables para turismo espacial, por lo que tienen el futuro asegurado una vez se acabe el contrato con NASA (y por ende, la ISS). Los de SpaceX hasta ahora no han decepcionado, todo mundo los daba por los «novatos vende humo» de la competencia y ya tienen lanzador y cápsula volando (al menos el prototipo no tripulado) y progresan rápidamente (incrementaron la capacidad de su lanzador en menos de 2 años y han hecho progresos notables al conseguir varios hitos que en teoría llevarían varias misiones de un solo golpe, similar a como se hacía en los «arriesgados» años 60). Como sucedió hace 40 años, parece ser que lo que el programa espacial norteamericano necesitaba para progresar era una «Guerra Fría».

  6. Una pregunta. El cancelado desde hace mucho tiempo X-33 como demostrador y el Venture Star (tambien calcelado) una vez solucinados los problemas ténicos tenían el inconveniente de no parecer tener la capacidad de llevar demasiada carga en una órbita baja.

    Pero por curiosidad ¿podía alguno de los dos llevar ls suficiente carga como una tripulación a la estación espacial y con la suficiente fiabilidad, seguridad y reutilización como para tener un acceso sólido a la ISS y estaciones en órbitas en caso que se hubieran continuado?

    1. Hombre… la razón de ser del VentureStar era llevar carga. Nunca hubiese sido rentable para vuelos «solo» tripulados, comparativamente desarrollar una cápsula mínimamente reutilizable sería una pequeña fracción del proyecto. Probablemente hubiese disparado los costes del programa tripulado americano hasta extremos muuuy peligrosos.

      Dani escribió un magnífico y exhaustivo post sobre esas naves, búscatelo y te lo lees si no lo has hecho porque es buenísimo.

      Saludos.

  7. Comentario puramente especulativo: Creo que la desición de dar 4200 millones a Boeing favorece indirectamente, sino directamente a Bigelow Aerospace, ya que sus módulos inflables están diseñados para funcionar exclusivamente con las CST-100. Asimismo, tengo entendido que Bigelow está con contratos con la NASA para desarrollar y proveer estos módulos a la ISS, e incluso que formen la base para futuras estaciones espaciales Norteamericanas.

  8. Saludos a todos y a nuestro anfitrión Daniel después del merecido descanso estival ¡¡
    Decisiones de la NASA: Retornar a los vehículos clásicos espaciales, las capsulas, tanto para alcanzar orbita LEO, o más allá.
    Hombre las capsulas balísticas siempre existirán, en la órbita terrestre, lunar o marciana, este siglo y los tres próximos, tanto para despegar como aterrizar o en salvaguarda para algún desastre.
    Pero esto no es aviación ni aviación aeroéspacial , que es el ultimo estado de desarrollo de las naves aéreas, y que debería ser su evolución natural. Las capsulas comprenden en su estructura dos o tres cuerpos diferentes , caso RUSIA , Soyuz Tm A , modulo orbital, modulo mando/descenso, modulo servicio. Y en las naves antiguas o futuras de EE.UU, dos partes , modulo mando /descenso y modulo servicio.

    ¿Y que tienes cuando tocas tierra de forma balística con una capsula ? , solo el modulo de mando/descenso achicharrao, las otras dos partes las dejamos en el camino, y lo que queda va al desguace. Eso sí, te queda de recuerdo la llave de arranque en el llavero ¡¡.

    Pero con un mini transbordador aeroespacial o cuerpos aerosustentadores Lifting-Bodies , tienes las tres partes clásicas de las capsulas en un solo fuselaje y las recuperas al aterrizar , y encima puede estar operativa para otros vuelos. La ingeniería también se debe a optimizar sistemas y conservarlos…

    La Dream Chaser es un mini transbordador muy compacto que podía subir a zona LEO ,hasta siete personas, o dos personas y 500 kg de carga estibada para llevar a órbita baja. Son características importantes, podía estar siete meses aparcada en la ISS, el escudo térmico es fácilmente revisable, no necesita los peligrosos aceleradores sólidos, y su compacta estructura resistiría mejor las fuerzas de carga G en la reentrada que la gigantesca Shuttle.

    Con pequeños verniers de posicionamiento por Etanol no explosivo, y motores de inserción orbital Híbridos no tóxicos , Solido/Gas ( HTPB Y Oxido Nitroso) regulables , prometía en operatividad, seguridad y sencillez de mantenimiento.

    Digan lo que digan es más eficaz regresar de órbita baja planeando y con pilotaje aerodinámico como descubrieron los pilotos de la Nasa del X-15 ,cambiando la enorme energía cinética y la altura, por una espiral o ladeos hipersónicos a 90 grados, que desaceleran la velocidad angular, y a la salida de esta tenemos menor velocidad lineal para enfilar pista.
    Me cuesta mucho creer que con empuje de retrocohetes, pueda una capsula aterrizar de órbita LEO sin paracaídas, con la enorme cantidad de combustible que haría falta, y que no cabe debajo de los asientos….

    Hace nueve meses la DLR alemana firmó un convenio de cooperación con Sierra Nevada para europeizar la Dream Chaser como proyecto DC4EU, para estudiar la acomodación de tripulantes y carga en el interior de la nave, y hace ocho meses la ESA también entró en el mismo proyecto para estudiar si la nave puede utilizar la aviónica de la ESA y mecanismos de acoplamiento especifícos, e incluso lanzamientos con el Ariane 5.

    No se me escapa que esta nave se puede acomodar en el interior del avión de trasporte gigante BELUGA de EADS Aerospace , un poco justo, pero que daría gran capacidad logística para mover la nave con este avión a otra bases de medio mundo.

    Así que con el panorama político actual se me antoja que han bloqueado este proyecto porque tiene buena proyección internacional y comercial , y no les interesa que estas capacidades puedan estar al alcance de otros actores por asociación o colaboración.
    Se podía haber quedado la NASA con este proyecto y con una capsula balística, así no faltaría a su propio legado histórico de su proyecto X ni a sus pilotos de pruebas.

    Sobre Lifting-Bodies:
    http://www.nasa.gov/centers/dryden/espanol/FS-011-DFRC_espanol.html#.U3uXEtJ_vYR

    Pilotando de verdad desde el espacio con el X15 ……( 6.7 mach , 354200 pies )
    http://www.youtube.com/watch?v=Usb-_Uk6_io
    Saludos ¡¡

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 16 septiembre, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Comercial • ISS • NASA • Sondasespaciales