Desvelada la Dragon V2 de SpaceX, la próxima nave tripulada de los EEUU

Subió el telón y al fin hemos podido conocer cómo será la versión tripulada de la nave Dragon de SpaceX, el vehículo que promete devolver a los Estados Unidos al selecto club de naciones con capacidad para poner un hombre en el espacio (con perdón de la Dream Chaser, la Orión o la CST-100). El CEO de SpaceX, el tímido a la par de carismático Elon Musk, nos presentó a la nueva criatura durante una de esas presentaciones en plan Apple que tanto le gustan. Musk nos prometió que la Dragon V2 sería una nave ‘de ciencia ficción’. ¿Y ha sido así? Pues juzguen ustedes mismos:

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 11.50.10
Elon Musk presenta la nueva Dragon V2 (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.43.37
La Dragon V2 en el espacio (SpaceX).

De entrada ya sabemos el nombre del vehículo -Dragon V2-, después de años de todo tipo de rumores y de que el propio Musk se hubiese referido a ella como Dragon Mk. 2. La Dragon V2 será una nave cuyo diseño está basado en la nave de carga Dragon y, como se esperaba, tendrá capacidad para siete personas. A diferencia de la Dragon no tripulada, estará dotada de un puerto de atraque andrógino para acoplarse a la ISS. Las Dragon de carga llevan un puerto tipo CBM, más grande, pero que requiere de presencia humana en la ISS para atracar y desacoplar el vehículo usando el brazo robot de la estación, un requisito incompatible con una nave que debe servir también como vehículo de emergencia.

4forbes
El interior de la nueva nave (Forbes).
Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.46.19
La Dragon V2 a punto de acoplarse a la ISS (SpaceX).

Pero la principal característica de la nueva nave de SpaceX es su sistema de aterrizaje. Como ya sabíamos, la Dragon V2 no empleará paracaídas, sino que hará uso de cuatro parejas de propulsores Super Draco de combustible líquido -cada uno con un empuje de 70.000 N- para descender de forma controlada sobre una plataforma situada cerca de la rampa de lanzamiento. Los Super Draco han sido distribuidos en pares de tal forma que si un motor falla, su pareja pueda compensar la pérdida. La Dragon V2 puede perder hasta dos propulsores y aterrizar con éxito. La cápsula aterrizará sobre cuatro patas desplegables y promete ser reutlizable (diez veces sin cambiar el escudo térmico). Los propulsores Super Draco servirán al mismo tiempo como sistema de escape en caso de emergencia durante el despegue, lo que permitirá ahorrar una enorme cantidad de masa útil.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.47.35
La Dragon V2 desciende usando sus Super Draco (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.48.06
Aterrizaje controlado de la Dragon V2 (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 11.26.05
Diseño original de la Dragon tripulada. Busquen las diferencias (SpaceX).

Todo esto ya lo conocíamos, pero ayer pudimos ver el diseño concreto de toda la nave y, en concreto, de los propulsores, la mayor incógnita relacionada con la nueva cápsula. El desarrollo de este sistema de escape integrado o LES no será nada sencillo y su certificación de cara a vuelos tripulados promete dar mucho que hablar en el futuro (es lo que tiene rodear una cápsula tripulada con propulsores a base de combustibles tóxicos), aunque ciertamente SpaceX ya cuenta con una amplia experiencia en aterrizajes autónomos de cohetes propulsados.

3
Musk a los controles (SpaceX).

Siguiendo la política habitual de SpaceX, Musk no ha proporcionado datos técnicos precisos de la nave, pero sabemos que el escudo térmico de la cápsula estará compuesto de un nuevo material y que el ‘maletero’ -la parte trasera y desechable de la nave- será completamente nueva. El maletero no empleará paneles solares desplegables como la Dragon de carga, sino que estará rodeado casi todo él de células fotovoltaicas y en su exterior se aprecian unas curiosas aletas cuya función aerodinámica precisa no alcanzo a comprender (podría ser porque el maletero permanecerá acoplado a la cápsula en caso de aborto durante el despegue), pero que ciertamente dan al vehículo un aspecto mucho más futurista. Otra sorpresa ha sido la presencia de nada más y nada menos que cinco ventanas en la cápsula. Puede que los siete astronautas de la Dragon V2 vayan un poco apretados, pero ciertamente disfrutarán de vistas espectaculares. Además, la cápsula tendrá un morro abatible para dejar al descubierto el puerto de atraque. En los diseños preliminares la cubierta del morro se desechaba durante el lanzamiento. El panel de control táctil y abatible para los pilotos también presenta un diseño muy cool -y recuerda al de la PTK-NP rusa-, pero habrá que ver si es realmente práctico.

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.44.34
La Dragon V2. Atención al ‘maletero’ y al morro abatible (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.45.06
Así podrían ser los trajes de presión de los astronautas de la V2 (SpaceX).
Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 10.47.01
Reentrada de la Dragon V2 (SpaceX).

La Dragon V2 no es la primera propuesta de nave espacial que pretende usar cohetes en vez de paracaídas para garantizar un aterrizaje suave. El primer vehículo espacial con un sistema similar que llegó a una fase avanzada de diseño fue la cápsula soviética Zaryá (14F70) de los años 80 (a.k.a. ‘Super-Soyuz’). La Zaryá no llegó a volar por culpa de la caída de la Unión Soviética, pero hace unos años Rusia decidió sustituir las Soyuz con la nave PTK-NP (PPTS), que también debía emplear un sistema de aterrizaje mediante cohetes. No obstante, la empresa fabricante de la PTK-NP, RKK Energía, cedió a las críticas y finalmente añadió un paracaídas a la nave, que se usará conjuntamente con los cuatro motores de frenado. Por este motivo, la Dragon V2 será la primera nave tripulada que use un sistema de aterrizaje basado exclusivamente en cohetes. (Actualización: parece ser que la Dragon V2 usará los paracaídas de la versión de carga antes del encendido de los Super Draco, como la PTK-NP rusa.)

Captura de pantalla 2014-05-30 a la(s) 11.57.47
Nave soviética Zaryá de los años 80 aterrizando mediante cohetes.

¿Y ahora? Pues SpaceX aún debe esperar que la NASA elija la Dragon V2 como la futura nave tripulada comercial de Estados Unidos. De no ser así, SpaceX no recibiría las subvenciones correspondientes sin las cuales sería muy difícil que saliera adelante. Pero será complicado. SpaceX se enfrenta a una competencia formada por la nave CST-100 de Boeing y el Dream Chaser de Sierra Nevada. Por ahora SpaceX lleva la delantera, pero no deberíamos infravalorar a sus rivales, especialmente la CST-100, una nave mucho más tradicional y sencilla que la Dragon V2 (y, por tanto, con menos retos técnicos que superar).

La Dragon V2 es un vehículo revolucionario e ilusionante, pero por eso mismo los desafíos técnicos y de seguridad a los que se enfrentan los chicos de Musk son enormes. Por otro lado, no olvidemos que lo que se presentó esta madrugada fue un prototipo y que el vehículo de serie puede presentar diferencias considerables. SpaceX quiere comenzar este años con las pruebas del sistema de aterrizaje usando un prototipo especial denominado DragonFly. Estas pruebas son un requisito indispensable para que la NASA se decante por la Dragon V2, que podría realizar su primer vuelo en 2016. ¿Será la Dragon V2 la próxima nave tripulada de los Estados Unidos? Todo indica que será así, pero aún le queda mucho camino por recorrer. En unos años saldremos de dudas.

Vídeo de la presentación (no tiene desperdicio):

[youtube]http://youtu.be/MX76RyZulI8[/youtube]

Vídeo de la Dragon V2 en vuelo:

[youtube]http://youtu.be/Cf_-g3UWQ04[/youtube]



167 Comentarios

    1. Antes del aterrizaje suave, la capsula hará una prueba de encendido de motores a gran altura, para saber si los motores son operativos, y así decidir si aterrizan con motores o con paracaídas, para que de tiempo.

  1. Ufff que miedito el sistema de aterrizaje/escape, tanta innovación en una nave tripulada, me da muy mala espina. Me sonaba mejor la versión Mk2 (por cierto que llamarle V2, también tiene su aquel), esta me parece demasiado futurista y los diseños tan futuristas acaban en fiasco, pero bueno, eso son todo impresiones mías, la verdad es que la nave es todo lo que se le puede pedir a una cápsula espacial.

    Me parecen muy buena idea lo de las células solares en el casco y no en paneles, siempre me he preguntado cuales son los factores a la hora de elegir una solución u otra. Así como la inclusión de tanta ventana. Y por supuesto el sistema de aterrizaje es fantástico, lástima que la nave no pueda sustentarse en la reentrada como el Kliper del que hablaba Daniel el otro día, peeeeero, no se puede tener todo.

    Una duda ¿puede amerizar en caso de emergencia?

    Diría que ojalá salga adelante, pero yo voy con Dream Chaser… así que nada.

    1. Las células solares en el casco es un total disparate. Siempre la mitad de las células no estarán generando energía. Es dotarte de un sistema que funciona de antemano al 50% sobre su costo. Lo normal es tener paneles solares orientables, lo ideal sería que fueran omni-orientables, es decir, totalmente independientes de a dónde mire el fuselaje. Este tío no hace más que tonterías de marketing, y a chupar de la canoa.

      1. Pero también son menos elementos móviles y menos probabilidades de que un panel se te quede atascado mirando para donde no es y que la nave se quede sin energía. Yo por lo menos le veo esa ventaja.

        1. Lo de poner paneles en plan alicatado de fuselaje es muy viejo, todavía muchos satélites (y alguna sonda cutre) se lanzan en este plan. Ahora, claro, un satélite se escachurrunfa, pues se jode uno, se cobra el seguro y tirando millas (una chatarra tirando 23.000 cada 90 minutos, más o menos). Yo, la verdad, tengo que reconocer que la política de externalización de marrones de la NASA es un chollo para los contratistas: incineramos una tripulación completa, y a día de hoy el 99% del personal desconoce por completo qué era Rockwell (que ya no existe, es como “La Cosa”, se ha desmontado de nuevo en un montón de compañías), pero la NASA siempre pone la cara (y obviamente se la rompen). La verdad, es preferible ser CEO de Rockwell. Ya es a lo que juega el señor Musk, lo que me deja un tanto extrañado son sus payasadas estilo el de Ryanair, detalle harto elocuente.

          La nave me parece una caca, y si a mí me dicen algo de ciencia-ficción yo entiendo ciencia-ficción de los 90, no de los años 40. La verdad, no creo ni que lleguen a fabricarla, pero vete a saber, porque si ante semejante cosa Boeing no ha dicho ni mu pues no hay muchas razones lógicas para ello más que la obvia. A ver si los chinos ponen la pasta y resucitan la Kliper o algo parecido (lo dudo, porque ellos ya tienen su arquitectura, aunque no es del todo incompatible). Francamente, para proyectos me quedo con Roskosmos y hasta con el aborto de esqueje que fue el Hermes.

          Dicho sea de paso, se parece un huevo al OV de los hindúes. No vamos a pensar mal.

          1. Parece que Musk te deba dinero 😀

            Ahora en serio, coincido contigo en la cagada de la externalización de la NASA. Lo acabaré pagando dentro de unos años en sobrecostes y en inseguridad.

            Con respecto a la nave, para mí está claro que Musk la ha hecho pensando en Marte. Ya ha dicho muchas veces que el crear SpaceX fue para cumplir su sueño de lanzar una misión tripulada al planeta rojo. De ahí que la nave no sea un cuerpo sustentador ni llevara en principio paracaídas (supongo que los ha añadido para tener más posibilidades de complacer a la NASA en el futuro concurso).

          2. No, pero si quiere pagarme estoy abierto a sugerencias, puedo ser más cáustico todavía :D. Además, siendo otra caca (comparando con lo precedente siempre, claro), prefiero la propuesta de Boeing un billón de veces. Total, no creo que saquen ninguna…

    2. Dream Chaser no puede aterrizar en los planetas sin una pista de aterrizaje.
      La Dragon V2 si puede posarse en la Luna o en Marte, transportada por el cohete
      adecuado

      1. Las especificaciones actuales de ambas naves son para el retorno a la tierra, a mi opinión el dream chaser es mas seguro planeando que la combinación paracaídas/súper draco de esta nave(mas complicada), lleva mas tiempo la humanidad aterrizando con alas que con cohetes.

  2. Ufff, veremos si este prototipo se materializa finalmente en una nave real y funcional en unos cuantos añitos. Me recuerda a los prototipos que muestran en las ferias automovilísticas las compañías para demostrar su poderío, pero que nunca pasan a fabricarse, siendo la versión de serie terriblemente descafeinada.

    Por lo pronto, si yo fuera un astronauta americano, casi que preferiría subir a la ISS en una fiable y robusta Soyuz antes que “jugármela” con este juguetito que todavía tiene todo por demostrar.

    1. Siempre es posible, pero es lo de siempre, luego harán cuentas de lo que cuesta fabricar la nave, tras el primer prototipo y quedaran 2 agujeritos como los de la soyuz…

      1. Si es reutilizable, conque funcione el primer prototipo basta para que con esa unidad cumpla su misión hasta el fin de la ISS… Columbia era lo mismo pero en transbordador y voló 20 años 🙂

  3. No es maaas facil poner paracaídas que ese sistema de retrocohetes para el aterrizaje? no es mas barato? digo… creo que es bastante peligroso este sistema, aunque estaría mejor unos paracaídas, y si así lo desean, unos retrocohetes, para cuando esté a 3m del suelo, como tiene la cápsula de la soyuz.

    Bueno, eso ví en Gravity 😉

    Abrazo!

      1. Que contraintuitivo esto…
        Desde la ignorancia el sistema de paracaidas de la soyuz me parecía lo más “barato”, ahora resulta que es mejor los cohetes…
        Bueno veremos que pasa en los siguientes años.

        Saludos y felicitaciones por tu excelente blog.

        1. Es más barato montar los retro-cohetes. Ya que la nave aterriza en el lugar que el piloto desee, y aterrizará en una zona ya habilitada para ello. De esta manera no hace falta toda la infraestructura que se necesita para ir a buscar la nave en el océano o en medio de Siberia. La nave puede caer en un radio muy amplio.

          1. Un factor de ahorro fundamental es la doble (y compleja) función de motores de aterrizaje / torre de escape. Estas quitando mucha masa “inutil” que es uno de los factores más importantes a la hora de lanzar un cohete.

    1. En la presentación dijeron que si va a traer paracaídas, pero solo sería un sistema de emergencia en caso de fallo total del sistema de retrocohetes (esa es la razón por la que ese curioso “conito” que cubre el sistema de acoplamiento no va a ser desprendible, todo indica que va a ser solo una cofia vacía sino el compartimiento de paracaídas). Lo malo es que no mostraron una animación que indicara su funcionamiento (normal, si estás tratando de vender algo no vas a mostrar lo que pasa cuando algo sale mal).

      1. Sí, efectivamente, llevará paracaídas. Se me pasó al ver la presentación. Lo he añadido al post. Por otro lado, los paracaídas no creo que estén en el cono, ya que no cabrían. Estarán situados en la parte inferior, como en la versión de carga.

    2. Los retrocohetes permiten una precisión de aterrizaje con un margen de error de unos cuantos metros mientras que con los paracaídas hablamos de decenas de kilómetros. Así puedes aterrizar la nave en el lugar adecuado para reabastecirla y tenerla lista para un nuevo lanzamiento en cuestión de días. Por el contrario para recuperarla del mar tienes un gasto enorme: has de desplegar toda una flota de buques de apoyo y rescate; además imagínate lo que la corrosión del agua de mar afectará a distintos elementos de la nave (los propulsores y los impulsores de maniobra sin ir más lejos).

      Si tu objetivo es reutilizar la nave resulta preferible, con mucho, la opción de los retropropulsores.

      Además siguen utilizándose los paracaídas (y amerizaje) en caso de malfunción de los retropropulsores (que son monitorizados en tiempo real por un sofisticado sistema informático).

      1. Para mí los retrocohetes están puestos porque esta nave es un paso previo para una nave marciana. El objetivo principal de Musk es Marte. Todo lo demás, incluida la creación de SpaceX, es un medio para ese fin.

  4. Hola Daniel,

    A juzgar por sus propias animaciones, parece que el maletero no estará rodeado todo él de células fotovoltaicas, sino que sólo las tendría en la mitad que da a la parte de la Dragon V2 donde no hay ventanas.

    Respecto a las aletas, leí especulaciones por Twitter diciendo que podrían otorgar estabilidad si como dices el tronco queda unido a la cápsula durante un escape de emergencia, o que podrían servir de radiadores una vez en el espacio.

    Un saludo.

    1. También otorgan rigidez estructural a un cilindro de paredes tan delgadas sin mermar lo diáfano del interior. No olvidemos que durante el despegue esta bahía debe soportar unas cargas de compresión elevadas.

  5. Una pregunta si esta capsula puede aterrizar en la tierra con cohetes podría hacerlo en la luna también si quisieran? y por otra parte el asunto de los retrocohetes para el aterrizaje es buscando maniobrabilidad y precisión en el aterrizaje ya que con los paracaídas esto no es posible.

    1. Aún no sabemos cuanto combustible puede llevar la Dragon v2 pero las cifras que se han estado barajando en los foros apuntan a que le va a faltar bastante delta-V para poder alunizar de una pieza.

      De todas formas se me ocurren posibilidades, por ejemplo diseñar una versión del maletero con tanques suplementarios (los super-drako disparan en ángulo así que, en principio, no sería imprescindible poner motores en dicho maletero), o quizás sustituirlo por una etapa de deceleración desechable.

      En fin, que de momento no, pero si se ponen ….

    2. Para aterrizar en marte, lógicamente, si que sirven, y en la luna no hay ningún problema: Gracias a que no tiene atmósfera, puedes tener órbitas que pasen a escasos km de altura. De esta forma un retrocohete desechable puede bastar para reducir al delta V necesario.

  6. Anoche me puse a ver el streaming en vivo de la presentación (la ventaja de vivir en el continente americano : )) y la expectación que se creo alrededor de este lanzamiento fue tremenda: anunciaron que empezaba a una hora y empezó 20 minutos después,, si tienes a SpaceX en tus redes sociales empezaban a mostrar “cachitos” del interior en imágenes que revelaban mucho y poco a la vez (esos asientos más propios de un coche superdeportivo que de una nave espacial por ejemplo) y luego una pequeña pero muy entusiasta concurrencia (aplaudían y gritaban como si estuvieran en un concierto de rock)… me recordó mucho, muchísimo a las legendarias “keynotes” de Steve Jobs cuando presentaba un nuevo modelo de iPhone y Elon Musk bien podría ser el “Jobs del espacio” (toda proporción guardada, aún necesita pulir sus atributos como orador pero la verdad eso le daba un toque de “cercanía” con el auditorio), bastante diferente a lo que por años nos han acostumbrado las agencias espaciales del mundo con una serie de burócratas e ingenieros con cara de pocos amigos detrás de un escritorio presentando una maqueta a escala o de plano un power point y lanzando una serie interminable de datos técnicos que a los espaciotrastornados nos encantan pero al público en general le parecen francamente aburridos. Fue breve -demasiado para mi gusto, poco más de 20 minutos-.
    Si hicieramos una encuesta de opinión sobre las naves finalistas (Dragon V2, Dream Chaser y Boeing CST 100) al público en general y como las valora, ganaría de calle esta Dragon y seguro la seguiría el Dream Chaser y si esto fuera un concurso de populardidad (que en cierta media lo es), estaríamos frente al nuevo vehículo espacial de los EEUU. Admitámoslo, esta presentación estuvo bastante “seca” en cuanto a información técnica, pero hay que ver como que es una presentación diseñada enteramente para “entrar por los ojos”: haciendo la analogía en el mundo de las naves espaciales esta parece un Ferrari, elegante y moderno, y la Soyuz es un Toyota Corolla: feo pero confiable; y en un símil con el mundo de la tecnología, al igual que Apple, no inventa nada nuevo (ya vimos que eso de aterrizar con cohetes es algo originalmente soviético) pero lo implementa de una forma “cool” a los ojos del mundo. Eso de “esta es una nave espacial del siglo XXI” es un buen puntillazo a sus competidores: la Boeing podrá tener toda la experiencia del universo pero su diseño es “tan de los años 60, tan ‘Apolo’ “… y la Dream Chaser es un diseño soviético de avión espacial de los 70’s.
    Por cierto, algo que si quedo bien claro en la presentación (aunque hizo falta una animación) fue que esta nave SI traerá paracaídas: según dijo Musk, a cierta altitud el procedimiento marcará verificar el estatus de los super draco y en caso de cualquier posible eventualidad o duda ante el buen funcionamiento, se activaría el paracaídas y descendería como la Dragon actual, o sea, el “parachute” será la opción C para un descenso seguro (la B es que los cohetes vienen en pares y si falla uno la pareja tomará su lugar).

  7. Elon Musk es el Steve Jobs del espacio y no tengo ninguna duda que va obtener todas las prebendas del gobierno americano, mas aun desde la “ruptura” con Rusia, Boeing y Sierra Nevada estan jodidos por los RD-180 del Atlas V, no se garantiza el acceso independiente. Lo unico que puede retrasarlo todo es la manifiesta ignorancia de la administracion Obama por la tecnologia espacial,

  8. La verdad es que me ha sorprendido un poco la presentación. No esperaba yo que la nueva versión de la Dragón fuera tan ambiciosa … más que nada porque hasta ahora SpaceX había apuntado más por la fiabilidad de lo ya probado que por la innovación radical.

    Esta nave se aparta ampliamente de esa política, la v2 apenas se parece a su antecesora, y no sólo por su forma de aterrizar.

    Y sí, es cierto que eso supone menos seguridad, pero esa seguridad se puede reconseguir a base de pruebas y más pruebas, lo que es bastante claro que es la idea de Musk. Por sus declaraciones no vamos a tardar mucho en ver el primer vuelo de la Dragon v2 (evidentemente no tripulado), con suerte en el 2015, así que el tiempo que falta parece que habrá que medirlo en meses, no en años.

    A diferencia de algún comentador anterior yo no pienso que este sea un prototipo de los tantos que nunca llegan a la etapa de producción, aunque sí parece evidente que de no conseguir el contrato con la NASA para transportar astronautas a la ISS su desarrollo se ralentizaría, pero vistos los objetivos declarados de SpaceX no creo que ni siquiera eso impidiera su puesta en producción.

    Si se me permite pedir un deseo, yo pediría que la NASA encontrara una forma de dotar fondos para contratar tanto a la Dream Chaser como a la Dragon v2.

    Ya se que parece casi imposible, pero se trata de un deseo así que … 😉

    La CST-100 de Boeing también me gusta, pero es una nave mucho más tradicional, y es que ya va siendo hora de que, tras 50 años de quasi estasis, volvamos al camino de la innovación (en ese sentido, que envidia los años 60).

    A ver si se anima también Sierra Nevada y presenta su nave en sociedad.

    1. No creo que sea tan ambiciosa, la “pressure vessel” es la misma, la nave es básicamente la V1 mas: super draco, los tanques cerca de el nuevo puerto de atraque, unas patas en el tren de aterrizaje y un poco de glamour automovilístico y voilá, tienes una “nave del futuro”. Pero todo esto son requisitos técnicos del concurso como lo son los 7 asientos.
      Es cierto que certificar un LAS hipergólico al lado de los pasajeros puede resultar complicado, aunque certificar una torre de escape de combustible sólido tampoco debe ser juego de niños.

  9. Lo que yo no termino de entender es cómo es posible que el desarrollo de algo tan complejo y estratégico como una nave espacial tripulada pueda caer en manos de una empresa sin ninguna experiencia previa, en lugar de encargarse directamente la NASA, o al menos una empresa con experiencia en vuelos tripulados (por ejemplo Boeing con su CST-100).
    No sé quien toma esas decisiones, pero por ejemplo en Rusia están haciendo lo obvio: confiar el diseño y fabricación de la cápsula (PTK-NP) a una empresa que tiene décadas de amplia experiencia en naves tripuladas: RKK Energia… y que puede aplicar todo lo aprendido con las Soyuz y los módulos de las estaciones espaciales.

    Si yo tuviera que elegir, iría a lo seguro.

    1. Estoy convencido de que la experiencia también suma puntos a la hora de decidir proveedores en la administración norteamericana,. Ahora bien, si resulta que en el resto de parámetros destacas sobremanera sobre tus adversarios de siempre, pues no es de extrañar que se lleven el contrato los “novatos”.

      En esta vida hay que dar oportunidades a los que se esfuerzan y arriesgan. Si no se hiciera así, nuestra sociedad se vería enquilosada y atrasada. Precisamente ese “ir a lo seguro” es lo que evitó que fuera la tecnología soviética la primera en tener cápsulas autopropulsadas… Una verdadera pena.

    2. Hombre, no es es que el desarrollo de la Dragón v2 haya “caído en manos” de SpaceX, porque, que yo sepa, nadie les encargó que desarrollaran nada parecido. La iniciativa salió de ellos mismos.

      Otra cosa es que sean capaces de vender su idea/nave a la Nasa, o a cualquier otro cliente potencial, que ya se verá.

  10. Quizas lo que diga ahora ya lo habran dicho los demás, pero con otras palabras: la nave tripulada de Elon Musk es un diseño muy bonito y ambicioso, pero de lo dicho al hecho hay mucho trecho. Es posible que el diseño final no sea tan espectacular como Musk lo presento ayer debido a los retos tecnologicos y de seguridad que debera saltear.

    Me hace recordar al Space Shuttle americano, que cuando estaba en desarrollo en los años 70 se prometieron muchas cosas de él: vuelos al espacio una vez por semana, construcción de gigantescas estructuras en el Espacio, capturar satélites enemigos en el Espacio y traerlos de vuelta, etc. Pero la realidad fue mucho menos glamorosa cuando este entro en operación. Mas recientemente, el SpaceShipTwo de Virgin Galactic había prometido llegar a donde comienza el Espacio, y probo ahora que solo podría hasta mas abajo, ya que, vieron grietas que le imposibilitarian al avión espacial llegar mas arriba.

    Creo que tanto Musk como los que años antes habían prometido vuelos turisticos al Espacio tienen algo en común: prometen muchas cosas que quizás a la final no las cumplan. Algo así como los políticos en campaña electoral. Como decimos en Venezuela: “Amanecera y Veremos” para ver si el Sr Musk cumple.

    Estoy de acuerdo con un post anterior que NASA tendría presupuesto tanto para tener una Dragon V2 operativa como al Dream Chaser. Para mi que las tres(Dream Chaser, Dragon, y CST-100), además de la Orion de NASA.

    1. Bueno, hasta ahora SpaceX está cumpliendo todos sus planes, con retrasos muy pequeños y lógicos… no veo por qué empezar a dudar ahora. De hecho este mismo año empiezan las pruebas de la DragonFly…

  11. Está claro que Musk apuesta por el modelo “Ryanair” pero aplicado a las naves espaciales en lugar de a aviones: meter mucha gente apretada en el mismo aparato para maximizar el beneficio y abaratar costes. Porque vamos, esa nave es cualquier cosa menos amplia y ahí dentro van a volar siete personas.

    Espero que se lleven ambientadores como los de los coches, porque como tengan algún problema en una misión y deban estar dos o tres días dando vueltas hasta volver a Tierra o acoplarse en la ISS, el aroma a leonera salvaje que va a desprender el interior de la nave va a ser apoteósico…

    ¿Llevará minibar?

      1. No te pongas agresivo, que parece que te fuera la vida en esto. Evidentemente, estoy en modo guasa y conozco perfectamente cómo son las Soyuz por dentro entre otras cosas porque llevo viendolas salir al espacio desde siempre y tengo cuarenta y muchos años, de ellos cerca de treinta ocupándome de las cosas del espacio, así que lecciones las justas y un poco más de buen rollo, ¿Ok?
        Y sí, es evidente que la Soyuz es angosta, como la Shenzou… Pero estamos hablando de 7 personas, no de tres.

        1. Cuando uno hace un chiste, tiene que barajar la posibilidad de que alguien no lo pille. Es que gracias a Ryanair y sus bajos precios he podido viajar mucho y me parece injusto que se utilice de manera peyorativa, usándolo como comparador de cosas digamos que “cutres”. Pero vamos, que lejos de mi ánimo haber parecido agresivo (sinceramente creo que no lo he sido).

          Siento que te haya molestado haberte corregido respecto al espacio disponible en la cápsula dando por sentado que desconoces el volumen interior del resto de cápsulas y que eso te haya molestado. Y mas siendo tu de mi misma quinta y espacio trastornado como yo y se nota que también usuario nivel experto. De tu respuesta se nota que eso te ha molestado mucho y eso no me gusta.

          Saludos.

          1. Claro que no has sido agresivo.
            Me parecio esclarecedor tu comentario y los links. Pues realmente el interior de la nave es enorme en comparacion con las Soyuz, decir otra cosa demuestra desconocimiento o mal rollo en el mejor de los casos. Si le quitas los paneles a la Soyuz casi cabe dentro de la Dragon!!!
            Y sigo pensando que Space X nos hace la vida mas divertida a los aficionados al espacio.
            ¡Gracias por eso!

      2. Ponerse a comparar espacios cuando no han desarrollado la aviónica es cuanto menos temerario, esperemos a ver, primero, que traje llevan los astronautas y segundo, el espacio interior que hay que comerse, que nadie piense que se va a quedar así de amplia.

        Nota: la soyuz fue diseñada para acomodar 2 cosmonautas… ya veremos los que acaban subiendo aquí 😉

          1. Si pretende pasar las certificaciones de la NASA, lo dudo muchísimo, hay que tener sistemas redundantes con tecnologías diferentes etc etc…

      3. A ver si nos relajamos un poco, Enrique, que mi comentario estaba escrito en tono sarcástico (por eso ponía lo de la leonera y el minibar).

        No necesito que nadie me de lecciones de cómo son las Soyuz o las Shenzhou por dentro, no sólo por tener escrito un libro de astronáutica, sino porque llevo más de treinta años interesándome por estos temas.

        Pero ya que nos ponemos en este plan, te recomiendo que la próxima vez que quieras discutir con alguien o replicarle, en lugar de enseñar un video de Youtube busques datos técnicos, que son los que valen.

        No sé si lo sabes, pero el volumen habitable del módulo de mando (vamos, el que vuelve a Tierra) de una Soyuz TMA es de 5 metros cúbicos; el de la Shenzhou es de 6 metros cúbicos y el total de la Dragon V2 es de 10 metros cúbicos.

        No hace falta ser un genio de las matemáticas para saber que cada uno de los tres cosmonáutas de una Soyuz TMA dispone de 1,6 metros cúbicos de espacio (sin contar el módulo orbital); que cada uno de los 3 takionautas de la Shenzhou dispone de 2 metros cúbicos; y que cada uno de los 7 pasajeros de la Dragon V2 puede disfrutar de 1,4 metros cúbicos para rascarse el sobaco (si es que el traje de presión le deja, claro).

        Ahí tienes la “amplitud” de la Dragon V2. yo soy un gran defensor del proyecto de SpaceX, pero eso no quita que la considere, en su actual configuración y para siete personas, una lata de sardinas: sin contar las necesidades de avionica a las que se ha referido Txemary y el espacio ocupado por los “bultos” que lleve la tripulación, es EVIDENTE que los astronáutas que viajen en la Dragon V2 van a disponer de menos “espacio vital” que los que lo hagan a bordo de una Soyuz TMA o de una Shenzhou. De hecho, si se redujeran los asientos a cinco, podrían disfrutar del espacio de sus colegas chinos.

        Pero eso no va a pasar, aunque la nave termine oliendo como un dormitorio colectivo del ejército, porque cuantos más pasajeros puedas transportar en una cápsula, más se reducen los costes unitarios de lanzamiento y más margen de beneficio le queda a la compañía.

        Capisci?

        1. Pero… ¿Lo de meter siete personas ahí dentro va en serio?¿ A donde las van a llevar? ¿a la estación de Bigelow? ¿ que estación? . La tripulación de la Dragon dudo que pase de cuatro astronautas y suponiendo que finalmente la ISS sea ocupada por siete.
          Cambiando de tercio y no siendo yo precisamente intimo de Musk :-/ he de reconocer que la Dragon es el mejor diseño presentado superando en reutilización a la CST 100 y en versatilidad a Dream Chaser.
          Enhorabuena a la Nasa, primero, y a SpaceX , después.

          1. 7 Pasajeros en un cuasi-requerimiento del contrato CCDev de la NASA. Es bastante posible que nunca se utilicen en esa configuración o sólo para usarla como cápsula de escape (salvavidas) de la ISS.

        2. Ah, que luego seguías. Si lo hubiera sabido no habría puesto el comentario de antes y me habría pasado a este directamente. Ha debido de molestarte bastante más de lo que yo pensaba mi comentario. Bueno, a todos los efectos, puedes mirar mi anterior respuesta.

          En cualquier caso y teniendo en cuenta lo que comentas, hay una cosa que se llama ergonomía que permite el óptimo aprovechamiento desde un punto de vista de la seguridad y salud de los tripulantes y pasajeros, en función del tiempo y circunstancias de la misión.

          En un viaje corto (de unas horas) a la ISS pueden meterse perfectamente 7 personas y por el contrario en un viaje más largo (de unos días) no puedes meter a 7. Quizás tan pocos como 2.

          Amigo Hilario, enhorabuena por haber escrito un libro. Veo que estás orgulloso de ello, pero el uso de argumentos de autoridad de este tipo en respuestas a comentarios de un blog queda francamente mal. Por favor no te enfades por hacértelo ver.

          Yo ahora podría empezar a listar mis títulos universitarios o mi experiencia en ingeniería (ojo, no aeroespacial, de esta última sólo soy un enamorado y no me gano la vida con ello), peo creo que quedaría pedante y altivo por mi parte hacerlo. Vamos a dejarlo así si te parece y de nuevo pido disculpas por haberte molestado. Si hay algo en esta vida que no me gusta es andar molestando a la gente y mucho menos parecer a ojos de alguien agresivo sin querer.

          Saludos.

          1. Antonio, no es cuestión de hacer gala de “argumentos de autoridad”, ni de libros, pero tengo la impresión de que cuando leíste mi primer comentario te lo tomaste demasiado en serio o pensaste que estaba escrito por alguno de los muchos cenutrios que pululan por la red y consideraste que había que “ilustrarlo” con un video.

            Es una pena que el sistema de comentarios de este foro no sea todo lo buen que se merece este blog, porque mi primera respuesta “desapareció” durante un rato, lo que me llevó a escribir la “versión extendida”. Y luego aparecieron las dos. Realmente, hecho de menos el antiguo Eureka.

            Pero dejando esto a unlado, que no deja de ser un tonto malentendido típico de los foros, creo que hay cosas que son evidentes: la Dragon V2 es, comparada con otras cápsulas, una nave amplia… para dos o tres personas. Son 10 m3 de espacio y eso una tripulación de reemplazo típica de la ISS lo agradecería, al igual que sus suministros. Pero para SIETE pasajeros, por mucha ergonomía que se le meta y dado que los metros cúbicos son los que son, el espacio es muy limitado, menos por persona que en la sección de mando de una Soyuz.

            Y encima hay que tener en cuenta que los asientos finales tendrán que ser más amplios, que la electrónica va a ocupar más espacio, que los sistemas de soporte vital también necesitarán su hueco y que los trajes espaciales no son precisamente ligeros. Por otro lado, aunque es de suponer que el vuelo no durará más de unas pocas horas, hay que tener prevista cualquier contingencia, y mientras los tripulantes de una Soyuz o una Shenzou tienen el espacio extra del módulo orbital, aquí no hay esa opción.

            Resumiendo, ese “mock-up” que nos han presentado los de SpaceX es muy majo, y sería un vehículo ideal para, por ejemplo, cuatro astronáutas pero, ¿para siete?. Espero que sólo sea para casos excepcionales, aunque por meter también podrían meter a diez. Ya sabemos que en ingeniería casi todo es posible, aunque a veces poco aconsejable.

            Ya veremos cómo evoluciona el proyecto, pero si llega a buen puerto, no me extrañaría que al final la nave sólo transportase, como mucho, a cinco personas.

            Nos vemos.

    1. El requisito del programa comercial señala que la nave debe llevar 7 pasajeros; Dream Chaser y CST 100 deben cumplir el mismo requisito. Si me preguntas, se ve más cómoda y amplia que una Soyuz actualmente en servicio. En micro gravedad el espacio se maximiza, además esta pensada para trayectos cortos de no más de 48 horas de vuelo… Los astronautas del Géminis esos su iban hacinados y aguantaron bien más de 7 dias en su momento…

      1. Me acabo de hacer un lio con el orden de respuestas… :-S
        En principio la ISS fue diseñada para soportar un máximo de siete tripulantes, pero por lo que veo, todo indica que la Nasa tiene en mente meter a mas gente ahí arriba.

      2. José, en las Gemini (que eran vehículos “experimentales” con los que aprender lo básico antes de embarcarse en el programa Apolo) volaban dos astronáutas que habían sido entrenados para cada una de las misiones de forma; no llevaban equipaje y, además, eran pilotos militares y de pruebas acostumbrados a volar solos o en pareja y que habían tenido que apañárselas en cabinas de cazas incluso más angostas. Sabían que se la jugaban en cada misión.

        Pero se supone que una Dragon no es un vehículo experimental, sino un medio de transporte de personas. Y que en ellos tienen que volar civiles, militares, científicos, técnicos o incluso turistas adinerados. ¿Realmente nos imaginamos lo que podría pasar en caso de un problema que mantuviese bien sentaditos y apretados a siete personas en sus asientos durante no 12 ó 24 horas sino durante cuatro días?

        Para que todo el mundo lo entienda y lo vea claro, imaginémonos un ascensor de dos metros de largo, dos de ancho y dos y medio de alto (una caja de exactamente 10 metros cúbicos) y metamos ahí a siete personas con un traje espacial (que aumenta sustancialmente el volumen de espacio requerido por cada uno de ellos), sus pertenencias personales o de trabajo y todos los elementos de superviviencia (alimentos incluidos), de control y unos asientos y déjémoslos ahí metidos un fin de semana. ¿Hacemos la prueba en cualquier ascensor de un centro comercial?

        Una cosa es que SpaceX haya dicho (para cumplir con las especificaciones de la NASA) que ahí entran siete personas (podría también haber dicho ocho, nueve o diez, total por meter…) y otra muy distinta es que se lo crean de verdad. Esto de los siete pasajeros del Dragon me recuerda mucho a las especificaciones de pasajeros de los vagones del Metro de Madrid, en los que ves siluetas que parecen humanas pero que son todas iguales y no tienen ni brazos.

        Cuando la nave esté realmente equipada y no sea sólo una maqueta para periodistas, seguro que sólo contamos cuatro o cinco asientos… A no ser que sigan el “modelo Orión” y empiecen a incrementar la masa del vehículo…

        Saludos

    1. La impresión 3D es… bueno, la palabra “revolucionaria” se queda corta. Cuando alcance la “resolución” y “versatilidad” necesarias, podría ser capaz de duplicar o materializar casi cualquier cosa, un motor cohete, un riñón humano, etc.

      El futuro podría ser así: llenas la cubeta de materia prima con tierra y agua, en el menú de impresión seleccionas “chuletas y patatas fritas”… y ¡bon appetit! Todo ello alimentado con un reactor hogareño Mr. Fusión.

      ¿Ciencia ficción? Tiempo al tiempo 🙂

    2. Solo para piezas no comprometidas con los esfuerzos en la estructura principal.
      EADS ya lo está haciendo con la aviación militar ( Tornado ) en piezas secundarias muy básicas ,este mismo año.

  12. Joder!!!
    Espero que sea fumata blanca!!! y podamos decir “habemus Nave!!!!”
    Estas noticias alegran el dia
    Coincido que Elon Musk puede ser el Steve Jobs del espacio

  13. Me resulta interesante, Musk sabe venderse.
    De todas formas, y sin mucha importancia , no me ha gustado nada el comentario :
    “This is how a 21st century capsule should land” .
    Lo siento mucho, pero creo que el comentario iba dedicado de forma despectiva hacia las Soyuz, las cuales han demostrado y siguen demostrando su gran fiabilidad.
    Gran trabajo SpaceX

      1. Bueno, la dragón v2 lo tiene todo por demostrar. Poco se puede alardear de un prototipo a medio desarrollar que todavía no ha volado… Y lo que le queda.
        La soyuz será veterana, “anticuada” para algunos, pero si algo ha demostrado es una fiabilidad fantástica a lo largo de todos estos años de evolución. Es una nave fiable, y eso es lo más importante en un vuelo tripulado.

    1. Yo lo entiendo más como “vacileo” a la Orion y CST-100 también en desarrollo y del SXXI. Al fin y al cabo es probable que en los primeros vuelos tripulados todavía aterricen en modo Soyuz.
      ¿La pressure vessel es la misma que en la Dragon cierto? Un buen upgrade, a ver si sacan especificaciones en cuanto a DeltaV, soporte vital, autonomía en órbita…

  14. Respecto a la alta toxicidad del combustible de los propulsores a base de hidrazina, yo no descartaría la futura utilización de la ‘hidrazina ecológica’ o GIMP, dentro del programa del cual forma parte Space X – Green Propellant Infusion Mission (GIPM) – y cuyo primer prototipo operativo será lanzado a bordo de un Falcon Heavy a finales de 2015.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 30 mayo, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Comercial • Sondasespaciales