Más datos sobre Blue Origin y CCDev

El pasado abril se hizo pública la segunda ronda de contratos CCDev (Crew and Cargo Development) para desarrollar naves espaciales tripuladas que permitan a la NASA el acceso a la órbita baja una vez retirado el transbordador. Una de las empresas ganadoras fue Blue Origin, con su propuesta de cápsula espacial con una forma de cuerpo sustentador muy similar al malogrado proyecto ruso Kliper.


Blue Origin (NASA).


Fase inicial del Kliper con forma de cuerpo sustentador (RKK Energía).

En un reciente documento hemos podido ver más detalles de esta cápsula, denominada provisionalmente como SV (Space Vehicle). De entrada, la SV tendrá capacidad para siete astronautas, un número que se ha convertido en estándar para casi todos los proyectos privados. Siete astronautas era el número máximo de ocupantes en una misión nominal del transbordador y está claro que todas las propuestas de vehículos privados no quieren ser menos. SV dispondrá de un sistema de aborto situado en la base de la cápsula, al igual que la cápsula Dragon de SpaceX. Es de suponer que los motores de este sistema también servirán de algún modo como motores orbitales o de aterrizaje.

SV podrá permanecer en el espacio acoplado a la ISS hasta 210 días y tendrá una masa de unas 10 toneladas. En una primera fase debería despegar mediante un Atlas V, como la CST-100 de Boeing o la lanzadera Dream Chaser de Sierra Nevada. Sin embargo, Blue Origin planea desarrollar con el tiempo un lanzador propio totalmente reutilizable, lo que resulta bastante asombroso -y ambicioso-. El cohete se denomina por el momento -adivinen- RBS (Reusable Booster System). Por ahora, sólo SpaceX se ha atrevido a proponer tanto naves tripuladas como lanzadores dentro del CCDev (aunque el RBS no ha recibido financiación en esta ocasión).


Distintos lanzadores que empleará Blue Origin para su cápsula SV. El RBS será totalmente reutilizable y de producción propia (NASA).


Diseño de la primera etapa del RBS (NASA).

Por cierto, en la misma presentación podemos ver la primera imagen de la versión tripulada de la cápsula Dragon con el tren de aterrizaje y el sistema de frenado/LAS.


Cápsula tripulada Dragon de SpaceX (NASA).

El programa CCDev ha logrado presentar toda una serie de vehículos capaces de alcanzar la órbita baja, aunque es muy probable que sólo CST-100 y Dragon -las propuestas más realistas que cuentan con mayor financiación- logren salir adelante. Dream Chaser y el SV de Blue Origin tienen menos posibilidades de convertirse en naves operativas, pero teniendo en cuenta que son las únicas propuestas cuyo diseño se aleja de las cápsulas tradicionales, vale la pena estudiar su evolución.



CST-100 de Boeing (arriba) y Dream Chaser de Sierra Nevada, las otras propuestas de CCDev (NASA).


Diversas etapas del programa CCDev que deberán culminar en el CCP (Crew and Cargo Program) (NASA).



12 Comentarios

  1. esto me recuerda a una pelicula «solo puede quedar uno» (los inmortales) JAJAJAJa, al final se llevaran el gato al agua o boeing o spaceX, la forma de desaparecer de los demas contendientes, eso ya se vera.

  2. algo me da, que para la nasa, boegin pondra la capsula, y space X el falcon
    aunque es posible que space x quiera vender plazas a europeos o a turistas para la iss

  3. Aunque la Dragon ya haya volado y la CST-100 sea una creación de Boeing, creo que hay espacio para por lo menos un tercer competidor en el mercado de las naves tripuladas pues es innegable que una nave alada es mucho más cómoda de cara a los vuelos orbitales con personal que no sea astronauta profesional (léase «turistas»). Blue Origin me parece a mi gusto el «chico rezagado de la clase» pues parece que no han pasado de la fase de estudio (no hay ptototipo, no hay maqueta de tamaño real y lo peor: son los que menos dinero público han recibido para financiarse).
    Espero que Dream Chaser llegue lejos, sería genial ver por fin al Spiral soviético alcanzar la órbita y además rompe con el «aburrimiento y monotonía» de las cápsulas.

  4. @Gouki muchas capsulas y pocos clientes, la independencia espacial de EEUU no implica la necesidad de 3 o 4 contratistas vendiendo capsulas a la NASA, ni la NASA lo necesita, ni el perfil de misiones actuales lo necesitan, de hecho, tener 2 modelos de capsula tripulada, solo complicaria las cosas.

  5. tomassino, no hay clientes sencillamente porque el que ha ofrecido el servicio durante decadas lo ha hecho de forma cara y para el mismo.

    Es como si durante 50 años la unica fabrica de galletas del mundo hubiese estado en manos del gobierno, fabricando galletas a 100.000 $ la unidad para las 100 personas mas ricas del mundo y en cuanto saliesen una docena de empresas privadas de galletas vendiendo el paquete a 1$ dijese que no tienen futuro porque la necesidad de los 100 clientes esta colmada. En realidad tienes cientos de millones como clientes potenciales.

    PAsa lo mismo, hay un monton de naciones sin la capacidad economica de tener un programa espacial tripulado, pero que si podrian comprar servicios por una fraccion del coste a estas empresas.
    No solo eso, Bigelow ha mostrado su predisposicion de vender estaciones espaciales a unas cuantas naciones. Alguien tendra que llevar a los astronautas de esas naciones a esas estaciones.
    Despues de abriran las puertas del turismo en orbita.
    Hay mercado, hay clientes, hay sitio para mas de una compañia.

  6. En cuanto al programa CCDEV, seguramente la NASA se va a centrar en dos modelos de cápsula, como mucho. Hacer compatible uno de los puertos de atraque de la ISS para estas tiene un coste, y si tuvieran que adecuarlo a 4 modelos distintos se estarían introduciendo complicaciones técnicas y costes de una forma un poco innecesaria. De todos modos puede que finalmente haya dos naves distintas de empresas privadas subiendo a la estación con el fin de que haya sistemas redundantes para poder evacuar a las tripulaciones.

    Fuera del programa de la NASA no se si van a sobrevivir las iniciativas privadas; las empresas tiene que poner muchos recursos para desarrollar sus naves. Pero el panorama puede cambiar mucho con temas como la estación espacial de Bigelow Aerospace, que ya quedan al margen de la NASA y el dinero federal estadounidense, y que van a demandar sistemas de lanzamiento y transporte de tripulaciones (bueno, Bigelow parece que ya ha elegido el CST-100 de Boeing)

  7. Daniel, me gustaría entender por que motivo a la NASA le cuesta sudor y sangre sacar adelante la Orion, una nave que no puede hacer lo que la Apollo hace 40 años (Ponerse en órbita lunar), para 4 tripulantes, con un peso de más de 20 toneladas, sin lanzador a la vista, mientras que no una sino 4 compañías privadas pueden desarrollar vehículos espaciales con capacidad para 7 tripulantes, con un peso que les permite ser lanzadas por un Atlas 451, algunas con innovaciones interesantes como la copia de Spiral, reutilizables, etc. a una fracción ínfima del dinero que ya se llevan gastado en la Orion. Gabriel Arias

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 4 junio, 2011
Categoría(s): ✓ Astronáutica • sondasesp