La NASA elige las próximas naves tripuladas de los Estados Unidos

La NASA ha anunciado hoy los ganadores del contrato final de 6800 millones de dólares para crear la próxima nave tripulada que transporte astronautas norteamericanos hasta la estación espacial internacional (ISS). Y, como se esperaba, los agraciados han sido la nave CST-100 de Boeing y la cápsula Dragon V2 de SpaceX. La pequeña lanzadera Dream Chaser de Sierra Nevada se queda atrás y dejará de recibir por tanto financiación de la NASA.

1

En 2010 el presidente Obama canceló el Programa Constelación y con él el desarrollo de la nave Orión de la NASA, destinada a sustituir al transbordador espacial. Como compensación, la Casa Blanca inició un programa de subvenciones para que la iniciativa privada crease una nave tripulada de forma rápida que pudiese llevar astronautas hasta la ISS, eliminando así la dependencia de las naves rusas Soyuz.

El programa, conocido inicialmente como CCDev, luego como CCiCap y ahora como CCtCAP, ha ayudado a desarrollar varios vehículos espaciales. En un principio los candidatos a ser la próxima nave tripulada estadounidense eran el cuerpo sustentador SV de Blue Origin, la cápsula CST-100 de Boeing, el Dream Chaser de Sierra Nevada, la versión tripulada de la nave Dragon de SpaceX y una especie de mini-Orión propuesta por el consorcio europeo-norteamericano Liberty. En agosto de 2012 la NASA anunció que los ganadores del concurso CCiCap (Commercial Crew Integrated Capability) eran las naves Dragon, Dream Chaser y CST-100. La inclusión de la lanzadera Dream Chaser en la lista de finalistas causó cierta sorpresa por lo osado de su configuración, pero nadie se sorprendió por la elección de los otros candidatos.

tumblr_ms5oguB7nR1qifec8o1_1280
La lanzadera Dream Chaser se queda atrás (Sierra Nevada).

Desde entonces la NASA ha subvencionado estos tres programas de forma regular con la condición de que cada participante superase una serie de hitos (milestones) de diseño. Pero, naturalmente, la NASA no puede financiar indefinidamente nada más y nada menos que tres sistemas de lanzamiento espacial independientes, así que era simple cuestión de tiempo de que la agencia se decantase por uno o dos ganadores definitivos, unos ganadores que se repartirán la jugosa cifra de casi siete mil millones de dólares, de los cuales Boeing recibirá 4200 millones y SpaceX 2600 millones. Hasta la fecha, la NASA ha invertido cerca de dos mil millones de dólares en el desarrollo de una nave espacial privada.

La cápsula CST-100 de Boeing siempre ha sido la más conservadora de las tres opciones. Mientras que la Dream Chaser tiene el mérito de ser un pequeño transbordador alado en una era en la que nadie apuesta por las naves espaciales con alas y la Dragon V2 de SpaceX emplea un novedoso sistema de aterrizaje mediante cohetes -que puede servir al mismo tiempo de sistema de escape en caso de emergencias-, la CST-100 es una cápsula tradicional donde la única ‘innovación’ consiste en el empleo de airbags para amortiguar el aterrizaje.

2013-3099-m
Maqueta de la cápsula CST-100 de Boeing (Boeing).

Pero no nos vamos a engañar. La favorita indiscutible todo este tiempo ha sido la cápsula Dragon V2 de SpaceX. Al fin y al cabo, esta empresa ya ha demostrado la viabilidad de su diseño con la versión no tripulada que actualmente vuela de forma regular hasta la ISS. No obstante, la Dragon V2 tiene muchas diferencias con respecto a la versión no tripulada y, lo más importante, fue presentada en sociedad en una fecha tan reciente como el pasado mes de mayo. De hecho, durante la presentación fuimos muchos los que nos quedamos sorprendidos por lo poco maduro que estaba el desarrollo de determinadas partes de la nave como el interior o los sistemas de soporte vital. Curiosamente, Dream Chaser, el patito feo de la competición, había logrado en los últimos meses adelantar a la Dragon de SpaceX en cuanto el número de hitos superados. Por su parte, la CST-100 -quizás debido precisamente a lo poco ambicioso de su diseño- es la única de los tres finalistas que ha cumplido todos y cada uno de los hitos impuestos por la NASA, un éxito que algo habrá influido en la decisión tomada hoy.

Tanto la nave CST-100 -como la Dream Chaser- debe ser lanzada por el cohete Atlas V 412 de la empresa ULA, un lanzador altamente exitoso. Pero el Atlas V emplea el motor ruso RD-180 en su primera etapa, una característica que puede convertirse en un serio inconveniente en estos tiempos de Guerra Fría 2.0 que corren. Por contra, la Dragon V2 será lanzada mediante un cohete Falcon 9, un lanzador también fabricado por SpaceX íntegramente en los EEUU.

Captura-de-pantalla-2014-05-30-a-las-10.48.06
La Dragon V2 usará retrocohetes para aterrizar (en los primeros vuelos usará también un paracaídas)(SpaceX).

Por supuesto, no debemos olvidar que además de la CST-100 y la Dragon V2, la NASA está desarrollando la nave Orión (MPCV), que debe despegar por primera vez sin tripulación este mismo año, aunque su primera misión tripulada -con un cohete SLS- no tendrá lugar hasta casi mediados de la próxima década. No sabemos si ambos vehículos lograrán hacerse realidad, pero lo cierto es que con la inyección de dinero que van a recibir sería poco probable que no lo hicieran. La NASA ha fijado el año 2017 como la fecha en la que tiene que tener lugar el primer vuelo de ambas naves (aunque SpaceX ya ha anunciado que podría tener lista la Dragon V2 en 2016). Cada nave realizará al menos un vuelo de prueba a la ISS con un astronauta de la NASA antes de comenzar las misiones rutinarias con una tripulación de cuatro astronautas (el contrato cubre seis misiones a la ISS como mínimo por cada nave).

En definitiva, hoy los Estados Unidos -que no la NASA- están un paso más cerca de poseer una nave espacial tripulada.

BxrIaF9IcAAbByV (1)
Interior de la nave CST-100 de Boeing (Boeing).


65 Comentarios

      1. Por orion esa diseñado con el fin de llegar alla de la órbita terrestre, esta capsula esta diseñada para ello mientras que las cst-100 no. como dice estas propuestas son taxis a la iss.

      2. Pues el interes de la Orion es para volver a hacer misiones mas aya de la orbita baja, que es lo que todos nos morimos por ver.
        Y bueno seguimos esperando algun milagro para que le den misiones de verdad a esta nave.

    1. No se sabe aún. Dudo mucho que siga adelante, aunque seguramente sacarán un comunicado que dirá algo así como «en Sierra Nevada estamos comprometidos con el desarrollo del Dream Chaser y por eso buscamos inversores que formen parte de esta nueva etapa y bla, bla, bla» 😉

      1. De verdad, qué pena me da la Dream Chaser. Al final la decisión de la Nasa de puro manual: me decanto por algo probado y por algo conservador. Si veo que falla una de las soluciones bonifico a la otra y Santas Pascuas.

        ¿Que fu de aquel proyecto de la Dream Chaser y del Arianne V?

  1. Una pena que no salga adelante la Dream Chaser. 25 años después de los primeros vuelos del Shuttle y seguimos sin dominar esa tecnología, el tiempo no deja de engrandecer el enorme trabajo del Shuttle.

  2. Tengo la misma pregunta que Jose Manuel. ¿Que pasara con la Dreamchaser? ¿Acaso Sierra Nevada despedira a todo su cuerpo de ingenieros involucrados en el proyecto y enviara los prototipos sin terminar a los museos, o acaso buscaran venderlo a alguna empresa como SpaceAdventures como «caballo de batalla» para enviar turistas al Espacio, o mantener una estación espacial privada en el orbita terrestre?

    1. Tanto el DLR Alemán como la JAXA estaban interesados en la DC, y parece que la nasa les permite terminar el contrato actual. Ojalá consigan mantenerse en pie aunque y seguir madurando el proyecto a ver si en un futuro tienen alguna oportunidad, aunque es tremendamente complicado. La jodieron con el motor híbrido en su momento.

      1. El DLR no tiene capacidad para tener una nave, no tienen programa tripulado propio, JAXA sí pero muy pequeño, creo que la inversión necesaria les supera… igual me equivoco.

  3. Nooooooo…
    Yo quiero la Dream Chaser, porque no se arriesgan en algo MASA ( Como dice Juan Manuel )…
    Te odio Elon Musk, pareces Jobs pero sin polera…
    Adiós DREAMCATCHER te fuiste con mi sueño.

  4. Me hubiese gustado que en vez de dos cápsulas, pues se hubiese elegido una cápsula y el Dream Chaser.

    No obstante, se veía venir cuales serían los seleccionados.

    Y se entiende especialmente por el hecho de que el objetivo de la NASA con este programa no es innovar, sino acabar con su dependencia de las Soyuz. Y hacerlo con un sistema sencillo y barato.

    1. También hay que tener en cuenta que Boeing parte de cero, mientras que SpaceX tiene ya en marcha la producción y operación de Dragon’s de carga financiadas por la NASA .

  5. Yo ya me venía preparando psicológicamente para recibir esta noticia, aunque no me deja de apenar por la DreamChaser…. y como dice el refrán, la esperanza es lo último que se pierde:
    Acaso alguien piensa que la ESA o JAXA podrían estar interesados en ese hermoso aparato??? me resigno a pensar que todo quedará en unas mockups y planos de diseño.
    Saludos!

  6. Todo parecía indicar que SpaceX era elegida fijo: como dice Daniel la versión no tripulada ha mostrado su viabilidad.
    Pero para la segunda, la gran mayoría de espacio-trastornados queríamos a la DreamChaser: tenia todo lo bueno del Space Shuttle y carecía de sus defectos. Además era diferente a la otra opción que se eligiera.
    Pero la NASA se ha decantado por Boeing y su anodina cápsula. ¿Favores debidos? ¿Experiencia? ¿Puertas giratorias?
    Así ahora tendremos dos «latas» más, tres si contamos a la Orión.
    Y respecto al futuro de DreamChaser, pues pienso como Daniel. No creo que JAXA ni DLR vayan a poner pasta para sacarla adelante. Además carece de un sitio donde ir, algo que se solucionaría con la aparición de una estacion espacial privada… Negro, muy negro le veo el futuro. Y nada me gustaría más que equivocarme.

  7. Me sumo a la pregunta, por qué el reparto desigual entre Boeing y SpaceX?
    Ahora, según lo que he leído, cada lanzamiento de un Atlas V cuesta más de USD 300M. Con estas cifras, veo muy difícil que sin el enorme lobby de Boeing, la dupla CST-100/Atlas V pueda vencer a la Dragon V2/Falcon 9.
    Una pena lo de la Dream Chaser, de todas formas mi proyecto de mini transbordador favorito sigue siendo el Kliper.

    Saludos!

    1. De acuerdo con la NASA, el reparto obedece a los presupuestos ofrecidos por las propias empresas. Vamos, que SpaceX ha recibido menos porque dijeron que cada vuelo suyo sería más barato (a lo mejor se están arrepintiendo ahora 😉

  8. Tantos buenos diseños que se ideados en las decadas de 1960 y 1970 que hoy pudieron realizarse con mejores materiales y tecnologias, solo para continuar con el esquema de capsula desechable (por mucho que se diga que las capsulas se reutilizan) Cuando recuerdo diseños como el Lockheed Star Clipper recuerdo algo del libro Voyage de Stephen Baxter: «el glorioso futuro que nunca tuvimos»…

  9. @Dani (o quien sepa contestar).
    En los milestones de SpaceX se incluye el launchpad abort test y el inflight abort test, en cambio en la nave de Being no.
    Tengo entendido que finalmente la CST no va a utilizar torre de escape sino propulsores en el módulo de servicio y hará sus respectivas pruebas en 2016. Entiendo que SpaceX no ha llegado a los objetivos, pero también que estas dos pruebas son complejas y exigen un desarrollo de hardware más avanzado.
    ¿Hay mucha disparidad en los milestones demandados por la NASA teniendo en cuenta que las dos son relativamente parecidas?
    Quizás es por el alto riesgo de meter propulsores hipergólicos cerca de la tripulación (SpaceX), respecto a un sistema en el módulo de servicio desechable y menos peligroso especialmente en el aterrizaje (CST-100).

  10. 1)Pregunta ¿Porqué debemos esperar los vuelos tripulados de la capsula Orión (y el cohete SLS) hasta la próxima década (osea después de que el CST-100 y el Dragon V2 ya hayan iniciado sus respectivos vuelos tripulados en esta década)? A) Sí la NASA es la que dispone del mayor presupuesto, B) Es la que cuenta con la mayor tecnología y toda experiencia previa a su alcance,… (y no me vale la excusa de la complejidad de las misiones – sea orbita baja/alta para la CST-100 y la Dragón V2 …(por ello se entiende la eliminación de la Dream Chaser que solo aspiraba a lo más a orbitas bajas)……versus misiones de espacio profundo para la Orión, por que esperar tanto sí hasta ahora no se tiene determinado sus primeras misiones o sea un asteroide, o la luna o marte y no dependen de que se de la terminación del cohete SLS).
    2)Pregunta: ¿Una próxima administración norteamericana en el 2017 (llámese Republicana) podría adelantar la puesta en marcha del programa espacial tripulado? (sea con el CST-100, la Dragón V2 y sobretodo la Orión-SLS) teniendo en cuenta: la creciente encrispación Rusa, la actual disponibilidad de lanzadores iguales o mejores al postergado SLS, y la creciente recuperación económica para estas fechas, frente a la deficiente administración Obama, a fin de volver a asegurar cuanto antes la iniciativa en la exploración espacial.

  11. Se veia venir, Dream Chaser era muy bonito pero seguramente empezarian sus problemas de peso a partir de ahora, cuando deje de ser una maqueta, bastantes patatas calientes tienen ya en la NASA como para sumar una mas. si cancelaran ya de una vez el SLS y la nave orion que todos sabemos que no van a ir a ninguna parte…

    1. Interesante noticia: Blue Origin se asocia a Boeing para el desarrollo de su CST-100 y con ULA para el desarrollo de un motor americano para su ATLAS V. No sé si SPACEX se saldrá con la suya pero desde luego es un gran revulsivo en el ámbito espacial estadounidense e, indirectamente y en cierta medida, también en el ruso. A competir se ha dicho!!!

  12. Mierda… se acabó lo que se daba, al fin un transbordador que tnia sentido y corrigiese todos los errores del Shuttle. QUE CENIZO SOY JODER! Mi preferido con diferencia era en un principio era el SV de Blue Origin, nada a la mierda, luego el Dream Chaser, ale otra vez… Ahora mi favorita es la Dragon, porque la de Boing es algo así como un paso atrás, no por no incluir nada original, que también, si no porque encima… va a ser más cara.

    Y una pregunta, cuando acaben las 6 misiones de cada nave… ¿van a quedarse solo en una? ¿o no se sabe nada?

      1. Yo me veo la salomónica decisión de dar a SpaceX las naves de carga y al lobby de Boeing, la de transporte de personas. Como las Dragon compartes muchos componentes permitirían a SpaceX meterse en el mundo del turismo espacial compitiendo con Boeing y con quien salga, mientras las subvencionan con las de carga.

        Es un escenario al que le faltan muchas cosas a tener en cuenta pero… me huele a esto. Ya veremos.

    1. Hay que recordar que Rusia le dijo a Europa que si le daba «pasta» para seguir con el desarrollo del Kliper…. y la respuesta fue no. Y en el contexto de crisis al que nos han llevado…
      Pero el problema de SierraNevada ahora mismo es más de desarrollo que de lanzador.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 16 septiembre, 2014
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Comercial • ISS • NASA • Sondasespaciales