VERITAS: caída y resurrección de una misión de la NASA a Venus

Por Daniel Marín, el 3 abril, 2024. Categoría(s): Astronáutica • NASA • Sistema Solar • Venus ✎ 67

Después de décadas de olvido del planeta Venus, en junio de 2021 la comunidad científica recibió una buena noticia con la aprobación de no una, sino dos sondas al planeta vecino: VERITAS y DAVINCI. Las sondas fueron aprobadas dentro del marco del programa Discovery de misiones de bajo coste, siendo las misiones número 15 y número 16 del programa, respectivamente. Las dos misiones son complementarias, pues VERITAS (Venus Emissivity, Radio Science, InSAR, Topography, and Spectroscopy) es un orbitador que se dedicará principalmente a cartografiar la superficie de Venus mediante radar (la cubierta nubosa permanente del planeta impide ver la superficie en el visible), mientras que DAVINCI es una sonda que descenderá en paracaídas analizando directamente la composición de la atmósfera. Las dos misiones debían despegar en 2028. Sin embargo, las cosas empezaron a torcerse para VERITAS.

VERITAS en Venus (NASA).

En noviembre de 2022 la NASA aplazó el lanzamiento tres años sin explicación aparente. El año pasado la NASA congeló de facto el proyecto al asignarle solo 1,5 millones de dólares en su presupuesto, una práctica común cuando la agencia quiere mantener al equipo humano relacionado con el programa, pero no piensa aportar ni un centavo más para su desarrollo. Normalmente esto es señal de que, o bien la misión se va a cancelar y se financia a su equipo hasta que busquen otro proyecto estable, o bien se paraliza debido a dificultades presupuestarias o de gestión a la espera de implementar cambios. De hecho, la NASA comenzó a preguntar en la comunidad científica por la posibilidad de aprobar una nueva misión Discovery que sustituyese a VERITAS. La superficie de Venus es uno de los lugares peores conocidos del Sistema Solar pese a su interés y solo contamos con los mapas generados por las misiones Magallanes de la NASA y Venera 15 y 16 de la URSS en los años 80. ¿Cómo es posible que la NASA decidiese cancelar una misión con tanta expectación?

Sonda VERITAS (NASA).
Órbita de VERITAS (NASA).

La culpa no era de VERITAS, sino de otras misiones científicas, que habían visto cómo su presupuesto se disparaba. Por un lado, la misión Discovery Psyche sufrió toda una serie de problemas de gestión y retrasos por la pandemia de covid que se tradujeron en un incremento del 20% de su presupuesto (del 1000 a 1200 millones de dólares) y un aplazamiento en el lanzamiento de agosto de 2022 a octubre de 2023. Psyche está a cargo del JPL, como VERITAS, y un comité de la agencia espacial detectó serias deficiencias en los recursos asignados a esta misión, un problema que quizá se había extendido a VERITAS. La misión Dragonfly a Titán también había incrementado su coste, obligando a retrasar su lanzamiento de 2027 a 2028. Además, la NASA quería priorizar otras dos misiones que deben despegar este año: el satélite de observación de la Tierra mediante radar NISAR, en colaboración con la agencia india ISRO, y la sonda Europa Clipper, uno de los proyectos más importantes de la NASA de las últimas décadas. Pero el motivo principal fue el incremento en el coste de la misión MSR para traer muestras de Marte, un incremento que llevó a la paralización del proyecto hace unos meses (de los cinco mil millones de dólares previstos, el proyecto había disparado las previsiones de coste hasta los ocho u once mil millones).

Simulación del incremento en la resolución de VERITAS con respecto a Magallanes (Sue Smrekar).

Otro factor a tener en cuenta es que la Agencia Espacial Europea (ESA) también aprobó en 2021 la misión EnVision para el estudio de Venus. Aunque EnVision es otro orbitador destinado a cartografiar Venus mediante radar, las misiones son bastante diferentes, ya que emplean distintos tipos de radar y, además, EnVision estudiará el planeta vecino en varias longitudes de onda con instrumentos adicionales. No obstante, y aunque no figure por escrito en ninguna parte, a nadie se le escapa que el hecho de tener dos misiones muy similares que deben despegar más o menos al mismo tiempo constituye una desventaja política, una desventaja agravada por las dificultades existentes dentro del JPL, donde VERITAS no parecía ser una de las prioridades. Pero, contra todo pronóstico, VERITAS ha resucitado. El presupuesto de la NASA propuesto por la Casa Blanca para 2025, que se publicó el 11 de marzo, vuelve a poner a VERITAS en el mapa (de paso, cancela la misión Geospace Dynamics Constellation para el estudio de la magnetosfera terrestre), otorgándole unos 36 millones de dólares con el objetivo de que reciba 105 millones en 2026 y pueda despegar en 2031, el mismo año que DAVINCI, que al final también ha sufrido retrasos.

Presupuesto de la NASA para el año fiscal 2025 propuesto por la Casa Blanca (NASA).

Ahora, si todo sale bien, EnVision y VERITAS, además de DAVINCI, despegarán en 2031 rumbo a Venus. VERITAS estudiará el planeta con el radar VISAR en banda X (desarrollado conjuntamente entre el JPL y la Agencia Espacial Italiana) y la cámara infrarroja VEM y EnVision hará lo propio con el radar VenSAR en banda S y otros cuatro instrumentos. VERITAS tiene como Investigadora Principal a Sue Smrekar y el contratista principal es Lockheed Martin. Levantará un mapa de Venus en radar con una resolución de 30 metros de resolución (hasta 15 metros en el 27% del planeta). Tras su despegue en 2031, tardará 6 meses en llegar a Venus y estará 16 meses en la fase de aerofrenado hasta alcanzar la órbita de trabajo. La misión científica durará un mínimo de tres años. Estas misiones, más otras adicionales, como la Shukrayaan de ISRO, prometen revolucionar nuestro conocimiento de Venus en la próxima década.



67 Comentarios

  1. Menudo ritmo llevas de entradas Daniel, así da gusto. Gracias!

    Sobre VENUS pues es una lástima que teniéndolo tan «cerca» no haya habido más misiones que las de los 80. ¿No había propuesta una misión para lanzar un globo que pudiera estar en suspensión en la atmósfera de venus?

    1. Ya se hizo con las sondas soviética vega en el 86 pero no sería mala idea un dirigible que pueda descender y subir para estudiar la superficie

  2. Y yo que me emocioné en su momento por la aprobación de esta misión me párese lamentable como se maneja la NASA en estos tiempos ojalá que la sonda de la india y la europea sean exitosas por qué no estoy seguro de que a la NASA le interesa una misión de estudio de Venus creo que prefieren misiones más mediáticas como el jwst o la europa clipper ojalá que este equivocado

  3. Pues aunque personalmente Venus no me apasiona, considero una buena noticia su investigación más a fondo.
    Será curioso «ver» los secretos de la superficie de este infierno.

  4. Esta misión esta como Sam Gamyi en el final de la Película «El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo. Sam estaba hundiéndose en el fondo de un río cuando de pronto una mano de la superficie lo rescata de ahogarse.

    Bien por Veritas. Por cierto, casualmente Veritas en latín significa «Verdad». En verdad espero que vaya viento en popa y pueda ser una realidad.

    Una de las cosa que lamento que nadie se quiera aventurar para hacer un descenso suave en la superficie venusina y desplegar un rover para que por unas semanas pueda estudiar en mayor detenimiento la superficie, pero representara u reto tecnológico. Creo que para NASA esto representaría un reto a tal grado que sería una misión del tipo Flagship(costosa) y ahora la agencia está más enfocada en la MSR.

    Tal como dicen en un comentario anterior, sería bueno desplegar un dirigible no tripulado. Podríamos tener más detalles de la superficie. Recuerdo que a principios de los años 80 se especulaba que los rusos iban a enviar una Soyuz tripulada a orbitar Venus y desde ahí despegar un dirigible para explorar Venus.

    1. Hola Francisco. Hoy por hoy, desplegar en Venus un rover que se desplace unas semanas en su superficie es poco menos que imposible. La temperatura en la superficie de Venus es de ¡¡¡462°C!!! y prácticamente nunca baja de los 400°C. Y la presión atmosférica es de ¡¡¡90 bares!!! ¿Qué electrónica resiste eso? Y por si fuera poco, nubes de ácido sulfúrico, volcanes por doquier.
      Un verdadero infierno. Que el rover durase algunos minutos ya sería una hazaña.
      Saludos

      1. Por la presión, aunque enorme, no es tan grave el problema. Hoy en día, hay docenas de ROV’s acuáticos que soportan esas y mucho mayores presiones (93 bares es el equivalente a 930 metros bajo el agua, y hay ROV’s que soportan sin grandes problemas 200 y 300 bares, incluso más).

        El ácido, con un recubrimiento externo resistente a éste (vidrio, por poner un ejemplo rápido, pero seguro que hay decenas de materiales resistentes a los ácidos), tampoco reviste mayor importancia.

        Pero la temperatura infernal, sí. Ese sí que es un escollo de difícil solución. Además, la temperatura Y la presión Y el ácido en conjunto sí que complican más el asunto, porque puede pasar que un material que aguante la presión no aguante el ácido o viceversa (¿lo recuerdo mal, o el Titanio es un metal al que los ácidos no afectan apenas? También está el oro…)

        1. Noel, ¿no habías bosquejado, en una entrada anterior sobre Venus, un rover «steampunk» (impulsado por el viento, con un computador analógico y grabando en cilindros que se enviaban «arriba», cada tanto, no recuerdo el modo)?

          No sé si factible, pero sí muy molón, jaja. Vale recordar que había unos diseños soviéticos impulsados con «molinos de viento».

          Saludos

    2. Francisco, esas especulaciones que mencionas de los 80… ¿no tienen pinta de un bulo echado a correr por la inteligencia occidental, quizá «inflando» lo soviético para justificar cosas como el programa «Star Wars» de Reagan?

      Porque, habiéndoles fracasado el N-1, ¿con qué iban a lanzar una Soyuz a Venus, si no podían lanzarla a la Luna? Las únicas que se enviaron a la Luna –las Zond- no tenían el módulo orbital, para aligerarla y reforzarle el material ablativo; y se las lanzó con un Protón (no certificado para cosmonautas) en una órbita circunlunar.

      Acaso sí hubieran tenido un lanzador interplanetario capaz con el Energya… pero estuvo dedicado a otros objetivos, y sólo voló un par de veces, si no recuerdo mal, antes de la disolución de la URSS. Una pena, porque ese cohete parecía poder haber llevado a cabo misiones interesantes.

  5. Sobre venus me gustaría que se pudiera ya empezar a hablar de cómo «terraformar» este planeta tan cerca y tan horrible, a alguien se le ocurre una idea?

      1. Pues le consultará a sus poco afectos expertos en cambio climático y volverá con la conclusión acerca de cómo enfriar Venus y que se desploman las nubes, luego los sulfuros a pasarlos por un catalizador del tamaño de su conocimiento superlativo y agua limpia y más fosfanos para hacer la vida acytota pues se le complican las células monera bacteriana.
        Te recuerdo que no te metas con sus hilos solo suyos porque te premia si lo adulas, te analiza psicológicamente de una manera infalible sino y te premia por putearle a los ancestros si te provoca. Tiene mucha necesidad de premiar, de dar cátedra y de ser reconocido al mérito y ex profeso y magna cum laude y en todas las cosas que pueda él creer, pero del gradiente térmico en el origen de la vida no porque todavía no montó el laboratorio que nos salvará del dengue y los flaviviridae pero sí del Alzheimer y el cáncer a la brevedad, sí, es Dios y luego nos explica porque siendo un ser superior el votaría siempre por la democracia anglo.

    1. Hola Jorge.

      Hay varias ideas, por ejemplo:

      1 – Se bombardea Venus con cometas para que tenga agua. Una vez logrado, se enfría un poco el planeta mediante parasoles en el espacio para que el agua licúe. En esas condiciones el agua se saturará de CO2 y este empezará a precipitar/reaccionar con las rocas (el proceso se puede acelerar echando calcio).

      2 – Se echa hidrógeno al planeta y este reacciona H2 + CO2 –> H2O + C + calor. Luego tendrás que deshacerte del C, claro.

      3 – Se echa calcio al planeta y este reacciona formando CaCO3. Con eso te libras del CO2 pero aún no tienes agua.

      4 – Congelas el planeta con un inmenso parasol y mediante catapulta magnética envías todo el CO2 congelado al espacio. El agua ya si acaso la envías luego.

      A destacar que la lenta rotación de Venus probablemente juegue a favor de su habitabilidad. Supuestamente Venus está fuera de la zona habitable pero si consideras su rotación parece que estaría dentro.

      Saludos

      4

        1. Hola iomismo, aquí tienes un enlace del Maestro:

          https://danielmarin.naukas.com/2016/08/04/y-si-venus-hubiera-sido-el-primer-planeta-habitable-del-sistema-solar/

          En resumen: en un planeta con océanos y lenta rotación se forman enormes zonas nubosas justo donde más pega el Sol. Esto hace que precisamente la zona de mayor incidencia solar sea altamente reflectante y, por tanto, se absorba poco calor.

          Un efecto similar se puede observar en la Tierra (en las zonas ecuatoriales hay elevada precipitación y en las tropicales llueve más precisamente en verano).

          Saludos

      1. Hay un problema más que nadie toca, y es que pasaría con la actividad geológica de Venus que es muy distinta a la de aquí. Puede que fuera a traer problemas.

      2. Cada punto es un disparate, querido Pedro.
        1.Con la masa que tiene un cometa necesitarías millones y dado que no pasan muchos cerca de nosotros, tendrías que ir a buscarlos a la nube de Oort.
        2.Esta reacción química te la acabas de inventar.
        3. El calcio no reacciona con el CO2, en todo caso el óxido o el hidróxido.
        4.El parasol para Venus sería un poco más grande que el de Skylab.
        La catapulta magnética para un gas diamagnetico es un poco raro; quizás en trillones de depósitos de hierro implantado i con alguns máquina de tu invención se podría.

        1. Hola Roger.

          No he dicho que sea factible con la tecnología actual, mínimo a 100 años vista y posiblemente nunca sea factible. De ahí a llamar «disparate», pues no sé, usted verá.

          1.Con la masa que tiene un cometa necesitarías millones y dado que no pasan muchos cerca de nosotros, tendrías que ir a buscarlos a la nube de Oort.

          Obvio. De hecho esa es la idea

          2.Esta reacción química te la acabas de inventar.

          La química no está de acuerdo
          https://es.wikipedia.org/wiki/Reacci%C3%B3n_de_Bosch

          La reacción general es la siguiente:
          CO2 (g) + 2 H2(g) → C(s) + 2 H2O(g)
          La reacción general produce 2.3×103 julios por cada gramo de dióxido de carbono a 650 °C. Las temperaturas de reacción están en el rango de 450 a 600 °C.

          3. El calcio no reacciona con el CO2, en todo caso el óxido o el hidróxido.

          En realidad sí lo hace… https://en.wikipedia.org/wiki/Terraforming_of_Venus

          Many approaches to terraforming therefore focus on getting rid of carbon dioxide by chemical reactions trapping and stabilising it in the form of carbonate minerals […] equilibrium between the current 92-bar atmosphere and existing surface minerals, particularly calcium and magnesium oxides, is quite unstable, and that the latter could serve as a sink of carbon dioxide and sulfur dioxide through conversion to carbonates […] Bombardment of Venus with refined magnesium and calcium from off-world could also sequester carbon dioxide in the form of calcium and magnesium carbonates

          4.El parasol para Venus sería un poco más grande que el de Skylab.
          Bastante más grande, diría yo.
          La catapulta magnética para un gas diamagnetico es un poco raro
          Y tan raro, como que el CO2 sería la carga útil, no el medio con el que se lanza. Del mismo modo que los trenes de levitación magnética no son todos magnéticos, solo los mecanismos encargados de moverlos.

          Saludos

      3. Pedro, gracias por tu resumen.

        A mí me gusta la opción 1: que convertiría a Venus en un planeta cubierto ¡de soda!

        Tal vez, entonces, Mr.Musk vaya con su tanquera interestelar y traiga y reparta soda venusina (puede ser muy reclamada en la Gateway y, sobre todo, en la Luna, para mezclar con el whisky).

        Siempre que no se venga arriba y pretenda «bombardear» a nuestro gemelo con saborizante caramelo ¡y convertirlo en una fuente de Coca-Cola alienígena! (Entonces seguirían los «cruceros» de SpaceX, en un mar burbujeante de Coke). No hay límite para la iniciativa privada…

    2. Yo esperaba alguna opción más «realista» en plan edición genética de algún mcrobio, bacteria o lo que sea para que pueda procesar la atmósfera y esperar un par de milenios.

      1. Hola ufe666.
        De hecho es una de las opciones, pero primero hay que añadir agua (o hidrógeno), de lo contrario los microbios no van a sobrevivir 😉
        Saludos

  6. Son increíbles las nuevas capacidades de la instrumentación de las sondas. Ojalá se abran un mundo de nuevas preguntas con algunas respuestas.

    Muchas gracias por recordarnos lo que está por venir Daniel.

  7. El gran Carl Sagan ya propuso varias ideas para terraformar Venus en lugar del archiestudiado proceso en Marte. decía que era más facil.
    Propuso algas o algo así para oscurecer la atmósfera y absorber el CO2, luego cometas helados a mansalva, para terminar de enfriar y añadir agua a la receta.

    Me llama la atención que venus conserve una atmósfera más gruesa que la Tierra estando más cerca del Sol. Debe tener un campo magnético de los potentes para poder protegerla.
    .

    1. No tiene, esa es una de la principales razones por la que se cree que perdió el agua, ya que el viento solar le «sopló» el hidrógeno…

      1. Parece ser que venus no tiene un campo magnético por la ausencia de rotación en su núcleo, de hecho el planeta gira lentamente hacia atrás, y el planeta gira así por el la acción de rozamiento de la inmensa atmósfera de co2. Por tanto si se hace desaparecer la atmósfera a lo mejor el planeta conserva algo de inercia y es como quitarle el pie del freno, el núcleo vuelve a girar y se genera una magnetosfera poco a poco más potente, en teoría, parece ser…

    2. Cuestión de densidades:
      VENUS CO2. masa molecular = 44.
      TIERRA N2 masa molecular =28. O2 m. mol =32. H2O m. mol=18. (la media es unos 29, un 50% más densa en Venus, una jartá que diría un andaluz,y un poquitiño mayor que diría un gallego y en la mancha decimos es como si comparas agua con gachas)

      Ya el resto te lo estudias tu………

      https://www.sfu.ca/~boal/390lecs/390lec9.pdf

      https://cseligman.com/text/planets/atmosphere.htm

      https://www.astronomynotes.com/solarsys/s3c.htm

  8. El problema que veo es la necesidad de mantener a flote la misión de recogida de muestras marcianas. Lamentablemente, no creo que la NASA tenga dinero para todo y dejar en tierra (en Marte) las muestras, no me parece una opción a futuro.
    Esto de los presupuestos en USA es un follón, así que yo no cantaría victoria por esta misión. En mi opinión, la MSR debería tener prioridad.

    1. No será porque desde este mismo blog no les advertimos a la NASA que la misión de los tubitos marcianos y su recogida era un delirio, pero como siempre no nos hicieron caso… 😅🤣😂

      A ver lo que tarda Musk en decir que su Starship podría aterrizar en Venus sin problemas y montar una ciudad venusina para 500.000 humanos «Multiplan etarios» 🤪😉

      1. No es un delirio, es lo que debe hacerse y costará lo que tenga que costar.
        Pues como el Webb.
        Si para eso hay que retrasar o sacrificar alguna otra sonda de menor interés, pues se hace.
        No sé, ya veremos cómo evoluciona pero yo lo tendría clarísimo.

  9. Se ve que hay un renovado interés en “desnudar a Venus” por parte de varias agencias espaciales y por numerosos observadores espaciotranstornados.

    JAXA está allí. Y quizás envíe algo más en la próxima década.

    EnVision,(ESA) VERITAS, DAVINCI, (NASA) Y Shukrayaan (ISRO) ….2030-2033?

    ¿China? (Me extrañaría que no se uniera a la fiesta aunque fuera solo por imitación que no por “copia” (no seáis malpensados)

    Y la AEE con la versión Miura V (de Venus ) .. bueno (estoy de broma) . Quizás podríamos enviar una estación meteorológica en alguna colaboración.

  10. yo lo veo como un malgasto de dinero cuando varias agencias hacen misiones a los mismos planetas. Ya que tanto Europa como india haran sus misiones venusianas la NASA tendria que cancelar veritas y seguir dando prioridad a misiones como dragonfly. Ir a venus es relativamente accesible para otras agencias. la NASA tiene que dedicarse lo que el resto de paises no pueden

  11. Me sorprendió leer que para terraformar Venus se sugiere bombardearlo con cometas. Supongo que pasarán muchos siglos antes de que se disponga de tecnología para desviar los cometas de sus órbitas. Otra duda que tengo es si bombardear planetas con cometas, con misiles nucleares o convencionales y con otros objetos de masa grande pone en peligro la estabilidad gravitatoria de los planetas y satélites bombardeados. Es como si se confundiese a los planetas y satélites con polígonos de tiro sin pararse a calcular las consecuencias dañinas de esos impactos.

    Al parecer, el choque del cometa Halley contra la Tierra equivaldría al impacto de tres millones de bombas de hidrógeno y la extinción irreversible de cualquier forma de vida a excepción de pocos virus y bacterias. Un incidente peligroso para la estabilidad gravitacional de Júpiter fue el paso del cometa Shoemaker-Levy 9 alrededor de este planeta en 1992. Este cometa se fracturó en varios fragmentos que en 1994 impactaron contra el planeta liberando una energía de millones de megatones de TNT. Los fragmentos del cometa impactaron en el hemisferio sur de Júpiter entre el 16 y el 22 de julio de 1994 a la velocidad de 60 km/s. Cada choque dejó una mancha oscura más brillante que la gran mancha roja y fueron visibles durante varios meses.

    ¿Hay correlaciones que vinculen los terremotos terrestres con las alteraciones gravitacionales en los planetas del sistema solar?

    Shoemaker-Levy 9 empezó a alterar la estabilidad gravitacional de Júpiter en 1992. Ese año se registraron terremotos fuertes en El Cairo (Egipto), en la isla de Flores en Indonesia y en Nicaragua. En 1993 se registró un sismo en Béjar en el sur de España y otro en Latur en India (Bharat). En 1994 otro fuerte terremoto ocurrió en Northridge cerca de Los Ángeles y el mismo año otro sismo sacudió el sur-oeste de Colombia dejando 800 víctimas.

    Tengamos en cuenta que Júpiter sirve de escudo protector para que cometas y meteoritos no choquen contra la Tierra. Su posición relativa y su masa evitan que objetos cósmicos potencialmente destructivos colisionen con nuestro planeta. Pero lo que Júpiter no puede evitar es la generación de ondas gravitacionales producidas por el paso de meteoritos y cometas y por el impacto de estos objetos en su superficie. Si estas ondas gravitacionales afectan a la estabilidad geológica de la Tierra es algo que se desconoce y que, en cualquier caso, obliga a ser prudentes con modificar la estructura de los planetas cercanos a la Tierra.

    1. Las ondas gravitacionales generadas
      por Júpiter por el paso de un cometa son una miseria, ni podrían mover ni una pluma en equilibrio.
      Trenchtown no sigas por ese camino porque no lleva s ningún sitio.

    2. Terraformar otro planeta es una barbaridad fantástica fuera de nuestro alcance, cuando ni siquiera somos capaces de revertir el desastre climático que nosotros mismos hacemos en la Tierra.

      Lo del efecto gravitatorio sobre la Tierra de un cometa que cae sobre Júpiter es insignificante. Solo el pequeño efecto que tiene Júpiter cuando la Tierra se le acerca en su órbita es inmensamente mayor.

      1. En Venus no hay vida que proteger. La luna, Venus, Marte, son lugares donde no hay vida. No podemos hacerlo peor allá. No toda terraformación me parece adecuada. Pero la de Venus, sí.

        En la tierra, existe vida y no estamos seguros de cómo conservarla. Igual para garantizar la vida en el futuro, en vez de no transformar el planeta, quizás estemos obligados a interferir en lo natural, y en el transcurso natural. De la misma manera que quizás si hoy fuera a caer un meteorito capaz de erradicar la vida, lo natural sería dejarlo caer, como si fuera un designio del Dios Natura y ver como la naturaleza se adapta (o no) a las nuevas circunstancias. Aquí podemos repetir eso de que lo que no nos mata, nos hizo más fuertes.

        Puede sonar a barbaridad lo que digo, pero son consecuencias de dos filosofías : respetar el medio ambiente o interferir consciente o inconscientemente.

        En fin … en el caso de Marte, yo no intentaría la terraformación, por riesgo de pérdida de recursos naturales (agua, oxígeno, hidrógeno) y porque lo que conseguiríamos sería mejoraría levemente de nuestra calidad de vida allá en el mejor de los casos. En la luna, ni de broma. Pero Venus, quizás por su situación particular, lo vería como una oportunidad.

        1. Terraformar planetas muertos y nocivos es totalmente erroneo…

          Hay que apostar, por vivir en el espacio, libres de ataduras gravitocionales…

          En colonias de O’neill…

    3. Aún con su velocidad, el Halley comparado con la Tierra es INSIGNIFICANTE (en masa, volumen…). Claro que habría daños catastróficos, pero a nivel planeta, o sea, a nivel mundo en sí… ¿qué podría significar? ¿Apenas unos centímetros por minuto más/menos de velocidad orbital o rotacional? ¿Una desviación del eje de rotación de centésimas de grado? A nivel biológico, catástrofe total. Y a nivel atmosférico, oceánico y continental, catástrofe total… Pero a nivel cuerpo planetario… insignificante.

      Y si ya hablamos de Júpiter, 1.300 y pico veces más voluminoso que la Tierra y 318 veces más masivo, y, además, «blando» (prácticamente gas y líquido en su totalidad), ni cayéndole encima la Luna se «coscaría» lo más mínimo.

      Además: terremotos hay TODOS los años. Es irrelevante decir que en X año hubo X terremotos, porque los hay CONTINUAMENTE. Hay una App para el móvil llamada «Volcanes y Terremotos» que es canela fina para ver el «meneo» continuo al que está sujeta la superficie de este planeta… y que ni nos enteramos apenas.

      1. El limo fertilizante de los terremotos para la vida es algo poco difundido, bastaría con una potente computadora cuántica de transmones superconductores como ya tienen hoy pero de muchos giga qbits y poder predecir siempre cuándo ocurrirán para sacar con antelación a sus víctimas humanas.
        Del poder del uranio en el núcleo o el manto terrestre para constante renovación de la vida tampoco nada dicen porque la radioactividad mata, pero lo que no da vida es cada laboratorio de biología molecular e ingeniería biotecnológica dónde decidan desencadenarla con fósforo ignitor sobre una célula mínima disfuncional, nadie puede ni con abiogénesis ni con especiación por mutación con plásmidos, lo que me incluye y es un hecho.

    4. Hombre un poco excesivo. Si Júpiter es el guardameta de la Tierra y planetas de interior su portería no solo debe de ser inmensa sino a ambos lados del campo y apurándonos en todo su perímetro.

      Supongo.

      SL/9 un Micro suspiro para este gigante.

      Pero estoy muy de acuerdo en tu primer párrafo. Total.

      1. ! Coño! Tres comentarios casi al unísono !
        (no estaban al empezar a escribir. Soy lento y se me olvida revisar las comas y acentos)

        Eran para Trenchtown. (4:20-21 pm). Poli, Noel, LuiGal.

        S2

  12. Parece ilógico que ahora que se ha abaratado tanto el acceso al espacio se recorte el gasto en misiones de exploración como está, y que se tarde tanto en lanzarlas. En cambio para lanzar miles de satélites de comunicaciones que dan dinero a corto plazo, pero que llenan de chatarra nuestra órbita, no hay pereza ni racanería.

    La atmósfera de Venus a unos 50 km de la superficie, con condiciones de presión y temperatura similares a las de la superficie de la Tierra, y protección frente a la radiación cósmica, me parece el lugar más habitable fuera de nuestro planeta, en una estación flotante claro. Tiene los «problemillas» de las nubes de ácido sulfúrico, la falta de agua y de oxígeno, pero «si la vida te da limones, haz limonada». Se puede sacar agua y oxígeno descomponiendo el ácido sulfúrico.

      1. No sé porqué te extrañas.
        El ácido sulfúrico contiene hidrógeno y oxígeno. Si aplicas energía lo puedes descomponer, usas el hidrógeno y oxígeno y dejas caer el azufre al suelo.

        La estación flotaría como cualquier aeróstato, con un gas más ligero que la atmósfera a esa altura.

        ¿Cómo haces preguntas como esas?

      2. Sacar agua del ácido sulfúrico es tan simple como añadirle una base. Cualquier reacción ácido+base da como resultado agua+(una sal). Así de simple.

        Y, como dice fisivi, flotar a esa altitud es tan «simple» como alojar la estación en un dirigible voluminoso lleno de gas de menor densidad que el circundante (helio, por ejemplo, o hidrógeno extraído del agua obtenida del ácido, o directamente de éste).

        Que, para entendernos, por «estación» no estamos hablando de colgar el Earth Space Dock de «Star Trek» de un globo, sino dos o cuatro módulos colgados de un dirigible. Algo tipo Gateway un poco más espacioso.

          1. Pero sigue saliendo agua (y sales) al mezclar ácido y base. Yo no dije de sacarlo directamente DE la molécula de ácido sulfúrico, sino cómo conseguir agua CON ácido sulfúrico (mezclándolo con una base)… Ahora, la cantidad de sustancia básica necesaria para mantener el asunto, pueeees…

    1. Aún no se ha abaratado. Tú espera a Starship. Para proyectos pequeños, como nanosatélites, quizás no se note tanto, pero en lanzar cosas más grandes al espacio y más rápido, sí que espero que sea un antes y un después.

      El departamento de riesgos laborales, está por aceptar la idea a largo plazo de supervivencia de grandes bases en la atmósfera venusiana. O pequeñas bases, da igual. Como experimento, sería factible y alucinante. Pero no lo veo a gran escala y por largo tiempo. No sé cómo se podrían crear sistemas de seguridad anti-caidas de la base. Aparte de la redundancia de globos, y maquinaria de sustentación. El reto estaría en poder obtener recursos de la superficie. Aunque la filosofía actual es traerlo todo de la tierra o sea : caro de mantener.

      En cualquier caso, Venus es una oportunidad para desarrollar tecnología novedosa. Sólo falta encontrar algún país que tenga un gobierno con dinero y deseoso de mejorar su imagen en la tierra gastando miles de millones en el espacio. Porque comercialmente hacerlo no lo veo.

      1. Policarpo, es muy probable que la Starship no salga nunca de LEO…y si aún lo hace, que lanze nada a Venus…

        La única revolución ideal para estas grandes cosas es el Rail Gun Lunar…

    2. «Parece ilógico que ahora que se ha abaratado tanto el acceso al espacio se recorte el gasto en misiones de exploración como está, y que se tarde tanto en lanzarlas. En cambio para lanzar miles de satélites de comunicaciones que dan dinero a corto plazo, pero que llenan de chatarra nuestra órbita, no hay pereza ni racanería.»

      La diferencia entre el sector publico y el sector privado

  13. Que un compuesto químico tenga oxígeno e hidrógeno no significa que puedas sacar agua.
    Poco sabes de Química si opinas eso.
    Las reacciones químicas no ocurren como dices » dando energía y separando lo que tu quieras » se rigen , dependiendo del tipo de reacción por entropía y entalpía ( energía libre de Gibbs) , potenciales electroquímicos, afinidades y algún término más.
    En lo referente a la estación flotante es como vacaciones en el mar pero en Venus.

    1. No es que sea fácil, pero se puede sacar agua del ácido sulfúrico. En la Tierra sería un esfuerzo innecesario, pero en Venus, sin otro suministro abundante de hidrógeno, quizá valdría la pena.

      De acuerdo en que una estación flotante sería como vacaciones en el mar, o como la ISS. Los humanos fuera de la Tierra no hacemos nada que merezca el esfuerzo de mantenernos vivos.

  14. Genial entrada como siempre.

    Una pena la cancelación de la constelación para analizar la magnetosfera terrestre, aunque también es cierto que se lanzaría en una época de transición entre máximo y mínimo solar, así que no habría sido tan importante como si se hubiese lanzado en 2025 (año de máximo solar).

Deja un comentario