El módulo lunar del Apolo 11 visto por la sonda india Chandrayaan 2

Por Daniel Marín, el 10 septiembre, 2021. Categoría(s): Apolo • Astronáutica • India • Luna • Sistema Solar ✎ 108

El fallo de la sonda de aterrizaje Vikram, que se estrelló contra la Luna en septiembre de 2019, hizo olvidar a muchos que el otro elemento de la misión, el orbitador Chandrayaan 2, sigue en órbita lunar y funciona maravillosamente. No obstante, y al igual que ocurre con la sonda marciana Mangalyaan, la agencia espacial de India, ISRO, no suele hacer públicas muchas imágenes de estas sondas. Pero hora, gracias a la publicación de los primeros resultados científicos de la misión, hemos podido contemplar más imágenes de Chandrayaan 2. Curiosamente, la imagen que más ha acaparado la atención no tiene prácticamente ningún valor científico. Hablamos de esta captura de la zona de aterrizaje del Apolo 11 en la que se aprecia la etapa de descenso del módulo lunar Eagle:

El módulo de descenso del Apolo 11 visto por la cámara OHRC de Chandrayaan 2 el 2 de abril de 2021 (ISRO).

La imagen fue obtenida el pasado 2 de abril de 2021 por la cámara de alta resolución de la sonda, la OHRC (Orbiter High Resolution Camera), capaz de alcanzar una resolución media de unos 32 centímetros. Estas prestaciones hacen de la OHRC la cámara más potente jamás lanzada a la órbita Lunar, superando a la famosa cámara LROC de la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la NASA, una cámara que ya nos mostró en el pasado imágenes de las seis zonas de alunizaje del Apolo. Esta ventaja de la OHRC sobre la LROC se ha logrado gracias a que la cámara india dispone de un espejo primario de 30 centímetros de diámetro, mientras que la cámara estadounidense tiene un espejo de 19 centímetros. Ahora bien, la LRO está situada en una órbita elíptica de 50 x 100 kilómetros, mientras que la Chandrayaan 2 tiene una órbita circular de unos 100 kilómetros. Por este motivo la LRO puede conseguir imágenes con una resolución de hasta 35 centímetros por píxel (cuando está en la parte más elevada de su órbita su resolución es de unos 50 centímetros). En definitiva, por el momento ambas sondas tienen una resolución máxima similar, aunque cuando Chandrayaan 2 reduzca su periastro hasta los 25 kilómetros podrá aventajar a la LRO y conseguir resoluciones de hasta 25 centímetros por píxel.

Orbitador Chandrayaan 2 (ISRO).
Cámara OHRC (Orbiter High Resolution Camera) de Chandrayaan 2 (ISRO).
Otra imagen de la superficie lunar captada con la cámara OHRC (ISRO).

Curiosamente, la imagen del Apolo 11 no aparece en los documentos de los resultados de la misión que se publicaron el 6 de septiembre, sino que se pudo ver en una conferencia telemática que dio Nilesh M. Desai, el director del SAC (Space Application Centre) el día 3. El objetivo de fotografiar el lugar del alunizaje del Apolo 11 no es tanto para verificar la presencia del módulo lunar —no hay conspiranoicos en la ISRO— sino como para calibrar las prestaciones de la cámara OHRC al tomar imágenes de un objeto artificial de sobras conocido situado en la superficie de un mar lunar. No obstante, está bien recordar que esta es la primera imagen de muy alta resolución de la zona de alunizaje de una misión Apolo tomada por una sonda no estadounidense. Es de suponer que los conspiranoicos que renegaban de las imágenes de la LRO por tratarse de una sonda de EEUU ahora cambiarán de opinión y reconocerán que el Apolo 11 alunizó de verdad (spoiler: no lo van a hacer). La sonda japonesa Kaguya tomó en su momento imágenes de algunas de las zonas de alunizaje del Apolo en la que se podían ver las huellas dejadas por los módulos lunares, pero la cámara no tenía la suficiente resolución como para distinguir los detalles de la etapa de descenso de los LM. Lo mismo pasó con la cámara TMC-1 de la Chandrayaan 1, que fotografió tres zonas de alunizaje del Apolo entre 2008 y 2009.

El módulo lunar del Apolo 11 visto por la cámara LROC de la LRO (NASA).
Detalle de la zona de alunizaje del Apolo 11, con las huellas de Armstrong y Aldrin, vista por la LRO (NASA).
Etapa de descenso del LM (NASA).
Aldrin junto al Eagle (NASA).
Recreación de cómo se vería en la actualidad la etapa de descenso del módulo lunar del Apolo 16 (Wikipedia).

En todo caso, y como decíamos, esta imagen prácticamente carece de interés científico, aunque no cabe duda de que es muy llamativa desde el punto de vista de las relaciones públicas. La prioridad de ISRO es, por el momento, cartografiar toda la superficie lunar con una resolución de 5 metros gracias la cámara cartográfica TMC-2 (Terrain Mapping Camera 2), una tarea que la Chandrayaan 1 no pudo completar. Solo entonces es de suponer que la ISRO bajará el periastro de la misión. Por otro lado, además de las imágenes en el visible, la Chandrayaan 2 lleva el potente radar de apertura sintética DFSAR (Dual Frequency Synthetic Aperture Radar) capaz de alcanzar resoluciones entre 2 y 75 metros por píxel. Este radar es muy útil para identificar rocas que no se pueden ver claramente en las imágenes en visible y, por supuesto, para investigar las propiedades de las reservas de hielo lunar que se encuentran en las regiones polares. El orbitador Chandrayaan 2 es una nave muy capaz con instrumentos muy potentes. Esperemos que el próximo vehículo que logre fotografiar en la superficie lunar sea la sonda Chandrayaan 3.

El polo norte de la Luna visto por el radar de la Chandrayaan 2. En azul las zonas con más contenido en hielo (ISRO).
El cráter Biot visto por el radar de Chandrayaan 2 (ISRO).
Comparativa entre el radar de la Chandrayaan 2 (izquierda), el de la LRO (centro) y el visible (ISRO).

Referencias:

  • https://www.isro.gov.in/chandrayaan-2-science-and-data-product-documents


108 Comentarios

  1. Sería mejor comentar los avances del programa espacial indio en lugar de continuar con debates estériles sobre teorías de conspiración.
    De mi parte van felicitaciones a la India por sus éxitos en la exploración espacial.

  2. ISRO que camarita!
    y gracias a esto podemos ver que Neil era realmente impresionante….la estaban por embocar de pleno, y el señor pudo sacarla en medio de las alarmas y errores….
    jamas me voy a olvidar de un video donde lo vi: probando el simulador de alunizaje se tiene que ejectar en el ultimo segundo que explota, cayendo el a unos metros de las llamas….lo que me impresiono es la cara que tenia en la oficina!! que se ve esta llenando papelo del informe, minutos después del incidente en que casi muere!

    Gracias Daniel…hermoso articulo…

  3. Una buena foto, sin duda. Pero me gustaría más ver otros objetos más desconocidos y menos documentados como las sondas Luna de los soviéticos, tanto las que funcionaron como las que no. Sería un trabajo de arqueología espacial interesante áveriguar qué pasó con las sondas que fallaron aunque eso ya no aporte nada a la tecnología actual.

  4. El papa de Roma conspiró con Carlos I de España y V del Sacro Imperio.Juntos decidieron contratar a unos actores de teatro llamados Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Estos actores siguiendo instrucciones prepararon un paseo en barca por el Guadalquivir y luego mintieron a toda Europa con que la Tierra es esférica y con que ellos habían dado la vuelta al mundo yendo al oeste y regresando por el este. El hereje Lutero y el sultán otomano Solimán a escondidas eran socios y hasta amigos del papa y del emperador y también formaron parte del complot y por eso no negaron el viaje de Magallanes y Elcano.
    De la misma manera el viaje a la Luna fue una conspiración entre Kennedy y Nixon. Además Kennedy y Nixon eran descendientes ideológicos del emperador Carlos V a través de la sociedad secreta de los Iluminati que lleva siglos funcionando en las sombras. El montaje de cine lo preparó Kubrick y los actores fueron Neil Armstron y Buzz Aldrin. Los líderes de la Unión Soviética y de China a escondidas eran socios y puede que amantes de Kennedy y Nixon y también se unieron al complot. Kennedy tuvo dudas sobre el plan de engañar al Mundo con lo de los viajes a la Luna y por eso sus socios decidieron asesinarlo.
    Supongo que la gente está su derecho de creerse estas historias.

Deja un comentario