Adiós a la Starship SN4, larga vida a las Starship SN5, SN6 y SN7

Por Daniel Marín, el 2 junio, 2020. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial • SpaceX • Starship ✎ 340

Mientras SpaceX lograba lanzar la Crew Dragon DM-2 con dos astronautas a la ISS, la entretenida saga de los prototipos Starship sigue su curso. La última vez que visitamos su guarida de Boca Chica fue el 27 de abril, cuando la Starship SN4 superó la prueba de presurización con metano y oxígeno líquido a unas 4,9 atmósferas. Era el segundo prototipo que llegaba tan lejos después de la SN2, aunque aquel no era un ejemplar completo. Los prototipos Mark 1, SN1 y SN3 habían todos explotado durante pruebas similares. Todo iba viento en popa para la SN4 (Serial Number 4) y parecía que podría ser la primera Starship en volar tras las aventuras del Starhopper el año pasado. Pero antes de dar el salto de 150 metros de altura, había que instalar el motor Raptor y efectuar pruebas de encendido. Dicho y hecho. A comienzos de mayo el motor Raptor SN18 se instaló en la Starship SN4 (sí, con tantos SN la nomenclatura se está volviendo un pelín confusa).

Así terminó la SN4 (SPadre: https://twitter.com/SpacePadreIsle).

Tras una prueba exitosa el día anterior (pre-burner test) en la que se encendieron los generadores de gas de las turbinas del motor, el 6 de mayo a las 01:57 UTC se llevó a cabo el primer encendido estático de un prototipo Starship. El encendido del motor SN18 apenas duró tres segundos, pero fue percibido por la comunidad de fans de SpaceX como un enorme éxito después de tantos contratiempos y explosiones. Por si fuera poco, unas treinta horas después se realizó un segundo encendido exitoso, está vez usando el tanque frontal de metano (header tank) en vez del principal. Hay que recordar que la Starship incorpora dos pequeños tanques de metano y oxígeno líquido además de los tanques principales para el aterrizaje propulsado. El tanque frontal de oxígeno líquido estará situado en la parte, bueno, frontal de la nave, como indica su nombre (es decir, en el cono aerodinámico), pero el tanque «frontal» de metano se haya dentro del tanque de metano, al menos en los prototipos Starship.

Tanque ‘frontal’ de metano de la SN4 (Elon Musk / SpaceX).
El tanque de oxígeno frontal de la SN1 y la punta del cono (la SN4 no llevaba este tanque) (SpaceX).
Posible distribución de los tanques de propelentes en la Starship (Rafael Adamy /https://twitter.com/fael097).

Debido a su menor tamaño, estos tanques son más sencillos de presurizar y manejar, por lo que se emplearán para ayudar a mantener regulada la temperatura de los tanques criogénicos principales y otras partes de la nave durante un vuelo espacial, así como para encender de forma segura los motores Raptor de la nave durante el descenso propulsado. Sorprendentemente, solo doce horas después del segundo encendido, el motor raptor SN18 fue retirado de la SN4. Los numerosos aficionados y expertos de todo el mundo interpretaron esta maniobra como el preludio de una serie de pruebas para presurizar la SN4 hasta unas 8 atmósferas, un poco más de la presión requerida para un vuelo orbital, que se supone que son unas 6 atmósferas, más un margen de seguridad (no olvidemos que en la prueba criogénica de abril solo se alcanzaron 4,9 atmósferas). O quizás se trataba de un parón para poder instalar el sistema de control de maniobra RCS de cara a un primer salto.

A la derecha vemos el motor Raptor SN18 que realizó dos encendidos estáticos en la SN4 (Elon Musk / SpaceX).
El motor Raptor SN18 en la base de la SN4. Se aprecian las patas plegables del tren de aterrizaje (Elon Musk / SpceX).

Y, efectivamente, el 9 de mayo comenzaron las pruebas. Primero se sometió la SN4 a la acción de unos arietes hidráulicos para simular el empuje de los motores Raptor y, al día siguiente, se realizó una prueba de presurización criogénica a 7,5 atmósferas mientras los arietes simulaban la presión de los motores. Por primera vez, un prototipo Starship aguantaba la presión necesaria para un vuelo orbital. La SN4 había llegado mucho más lejos —no físicamente, claro— que sus antecesoras. Los rumores de un posible salto llenaron las redes, sobre todo después de la instalación de un nuevo motor Raptor en la SN4, el SN20 (también se instalaría lo que parece ser un prototipo de propulsor RCS en la parte inferior del fuselaje, junto con dos conjuntos de losetas térmicas hexagonales para comprobar su correcta fijación al acero a pesar de las vibraciones y temperaturas criogénicas). Pero el nuevo motor no se usaría inmediatamente para un salto, sino para nuevas pruebas de encendido. Y esta vez comenzaron a surgir problemas. Fueron necesarios hasta cuatro intentos abortados de encendido antes de que, finalmente, el 19 de mayo a las 18:01 UTC el Raptor SN20 cobrase vida en el que fue el tercer encendido estático de la SN4. No obstante, un pequeño incendio hizo acto de presencia en la base del vehículo tras el test, aparentemente por culpa de la ruptura de alguna conducción de propelente.

Primer encendido de la SN4 (nasaspaceflight.com).
Instalaciones de Boca Chica (Alex Rex / https://youtu.be/bsLIn9U447w).
Instalaciones de Boca Chica (Alex Rex / https://youtu.be/bsLIn9U447w).

Aunque SpaceX o Elon Musk no suelen dar información detallada de los planes de futuro en Boca Chica, la falta de actividad alrededor de la SN4 tras el tercer encendido y el hecho de que las carreteras de acceso a la zona permaneciesen cortadas indicaban que, además de las pequeñas llamas, algo no iba bien con el vehículo. O mejor dicho, parecía que SpaceX daba por amortizada la SN4 y no realizaría el salto con este ejemplar. Las sospechas cobraron fuerza cuando se comprobó que todas las piezas de la SN5 ya estaban listas, incluyendo un cono aerodinámico con dos conjuntos de 8 propulsores RCS que la SN4 nunca tuvo (para el salto de 150 metros no hacen falta superficies aerodinámicas, pero sí para saltos de mayor altura). En ese momento los rumores en las redes sugerían que la SN4 podría ser abandonada. O, por contra, quizás estaba a punto de efectuar un «salto kamikaze» o una prueba destructiva para terminar así su vida útil a lo grande. Destruir un prototipo tan enorme —es un gran cilindro de unos 30 metros de longitud y 9 metros de diámetro— puede parecer un despropósito, pero la forma de trabajar de SpaceX en Boca Chica pasa por construir modelos de forma iterativa, por lo que el SN5 es un vehículo con diseño diferente y, teóricamente, mejor que el SN4. De todas formas, para entonces, las primeras piezas de la SN7 ya habían hecho acto de aparición en Boca Chica, al mismo tiempo que el ensamblado de la SN6 seguía su curso.

El motor Raptor SN20 (https://twitter.com/SpacePadreIsle/).
La Starship SN4 en el stand de pruebas en Boca Chica, Texas (Elon Musk / SpaceX).
Así quedó la parte inferior de la SN4 tras el pequeño incendio que surgió después del tercer encendido (BocaChicaGal / nasaspaceflight.com / https://twitter.com/BocaChicaGal).

Mientras la atención de todo el mundo abandonaba Boca Chica para centrarse en el intento de lanzamiento de la Crew Dragon DM-2 con Behnken y Hurley el 27 de mayo —un lanzamiento que sería retrasado al día 30—, SpaceX instaló un enorme lastre sobre la parte superior de la SN4 formado por dos bobinas de acero con una masa de unas veinte toneladas. La función de este lastre era ayudar a controlar el vehículo de cara a un posible salto, sobre todo teniendo en cuenta que el único Raptor SN20 estaba colocado en una posición asimétrica con respecto al eje del vehículo, y, especialmente, evitar la necesidad de cargar hasta los topes la SN4 para el salto. Después de volver a instalar el motor Raptor SN20, el 28 de mayo se produjo el cuarto encendido de prueba de la SN4 —el segundo del SN20— y en esta ocasión no hubo ningún incendio imprevisto y todo transcurrió perfectamente. Quizás a la SN4 todavía le quedaba vida por delante después de todo.

La SN4 con el lastre en la parte superior (https://twitter.com/SpacePadreIsle).

Justo al mismo tiempo que tenía lugar el cuarto encendido, la FAA (Federal Aviation Administration) le hizo un enorme regalo a SpaceX al otorgarle una licencia prácticamente ilimitada para llevar a cabo saltos suborbitales con la Starship hasta 2022. Hasta ese momento, la FAA había sido una especie de «hombre del saco» para SpaceX y sus numerosos fans, una lenta y torpe organización gubernamental que parecía querer poner freno a los ambiciosos y ágiles planes de la empresa de Musk. Ya no. Con esta licencia, SpaceX puede ahora hacer prácticamente lo que quiera con sus prototipos Starship en Boca Chica. El viernes 29 de mayo a las 18:49 UTC SpaceX realizó un quinto encendido estático, a pesar de que el lanzamiento inaugural de la Crew Dragon estaba previsto para el día siguiente. Sin embargo, un minuto y medio tras el encendido, la SN4 explotó de forma espectacularmente violenta, destruyendo el vehículo y parte de las instalaciones de su entorno. Aunque los otros prototipos de la Starship habían resultado destruidos, ninguno de ellos había reventado al mezclarse metano y oxígeno líquido. La causa del fallo sigue sin estar muy clara, pero lo que es evidente es que la SN4 ha pasado a mejor vida. O, usando la simpática jerga del mundillo aeroespacial, la SN4 sufrió una RUD (Rapid Unscheduled Disassembly).

Adiós a la SN4 (nasaspaceflight.com).

Ahora le toca el turno a los siguientes prototipos. Además del salto inicial de 150 metros, SpaceX quiere realizar un salto de 3 kilómetros como un paso previo al salto de 20 kilómetros en el que probablemente se simulará la crítica maniobra de back flip en la que la Starship cambia su posición de horizontal a vertical a poca altura del suelo para encender sus motores Raptor antes de aterrizar. El nuevo salto de 3 kilómetros podría servir para certificar la Starship de cara a su uso como módulo lunar en el programa Artemisa en la versión ‘Lunaship’. Paralelamente, Musk ha anunciado a través de su canal oficial —o sea, su cuenta de Twitter— que van a emplear acero de tipo 304L en algunas partes de los prototipos Starship, en vez de la aleación de tipo 301 que venía usando hasta ahora, lo que ha provocado como efecto colateral que gran parte de la comunidad de seguidores de SpaceX devoren con pasión oscuros libros de texto de ingeniería dedicados al acero inoxidable. En cualquier caso, el objetivo a corto plazo es usar una aleación propia desarrollada por SpaceX. A todas estas, las instalaciones de lanzamiento de la Starship en la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy (Florida) y su plataforma de aterrizaje ya están tomando forma, como hemos podido ver a raíz de la misión DM-2. Y, en Boca Chica, el montaje de las SN5 y SN6 sigue imparable y la primera está casi terminada, incluyendo su cono aerodinámico, aunque la falda de acero de este último ha resultado deformada por culpa de los fuertes vientos que azotaron la zona hace unos días. Por tanto, ya podemos decir aquello de adiós a la Starship SN4 y larga vida a las Starship SN5, SN6 y SN7. O mejor dicho, corta vida, porque al ritmo que se suceden las pruebas en Boca Chica no creo que duren mucho.

La SN5 y la SN6 en proceso de montaje (BocaChicaGal / nasaspaceflight.com / https://twitter.com/BocaChicaGal).
Elementos de la SN5 en Boca Chica (Rafael Adamy / https://twitter.com/fael097).
La rampa 39A en Florida con el Falcon 9 y la Crew Dragon DM-2. Abajo a la izquierda se ven las instalaciones de la Starship en construcción y la rampa de aterrizaje (Maxar).
Detalle de la imagen anterior (Maxar).
Desde otro ángulo (Maxar).
Detalle de las instalaciones de la Starship en la rampa 39A vistas durante el acceso de la tripulación de la DM-2 a la rampa (SpaceX).

Actualización 3 de junio: Elon Musk ha confirmado que la pérdida de la SN4 fue debida a una prueba fallida de los umbilicales de la nave con el equipo de tierra. Los umbilicales de un lanzador con las conducciones eléctricas y las de propelentes y gases deben desconectarse rápidamente —quick disconnect— de los equipos de tierra o GSE (Ground Service Equipment) para el despegue. En la prueba del 29 de mayo el sistema no funcionó como estaba previsto, causando una explosión.

Lista de prototipos Starship:

  • Starhopper (Starship Hopper): prototipo de pequeño tamaño con un solo motor Raptor. Realizó un salto de 20 metros el 25 de julio de 2019 y otro de 150 metros (con el motor Raptor SN6) el 27 de agosto de 2019.
  • Starship Mark 1 (Mk 1): prototipo que fue presentado en sociedad con superficies aerodinámicas, el cono frontal y tres motores Raptor. Tras retirar estos «adornos», la parte superior reventó durante una prueba de presurización con nitrógeno líquido el 20 de noviembre de 2019.
  • Starship Mk 2: prototipo que se comenzó a construir en las instalaciones de SpaceX en Cocoa Beach, Florida. Se paró su construcción tras el fallo de la Mk 1.
  • Bopper (Baby StarPopper): prototipo de tanque que el 10 de enero de 2020 fue sometido a una prueba de presuruzación destructiva (7,1 atmósferas).
  • Tanque frontal de oxígeno: header tank de oxígeno líquido que superó con éxito una prueba de presurización el 25 de enero.
  • Bopper 2: prototipo de tanque que el 29 de enero fue sometido a una prueba de presurización destructiva a 8,5 atmósferas.
  • Starship SN1 (antes Starship Mk 3): la parte inferior del tanque de oxígeno líquido reventó durante una prueba de presurización con nitrógeno el 28 de febrero de 2020 por culpa de un diseño incorrecto de la montura de los motores Raptor.
  • Starship SN2: prototipo no finalizado destinado a pruebas de presurización. Básicamente era un prototipo de los tanques de metano y oxígeno líquido sin equipos adicionales. Superó una prueba de llenado de agua y, el 8 de marzo de 2020, la prueba de presurización criogénica con nitrógeno líquido.
  • Starship SN3: el prototipo colapsó durante una prueba de presurización con nitrógeno líquido el 2 de abril de 2020 debido a un error de configuración del nuevo sistema de válvulas.
  • Starship SN4: el 27 de abril de 2020 se convirtió en el primer prototipo que superó la prueba de presurización con nitrógeno líquido (a 4,9 atmósferas). El 6 de mayo efectuó el primer encendido estático de un prototipo Starship con el motor Raptor SN18. El 10 de mayo superó una prueba de presurización con nitrógeno líquido a alta presión (7,5 atmósferas). Realizó un total de cuatro encendidos con éxito, dos con el motor Raptor SN18 y dos con el SN20, los días 6, 7, 19 y 28 de mayo. El 17 de mayo efectuó una prueba de un motor de maniobra RCS. Estaba previsto que realizase un primer salto de 150 metros de altura, pero el 29 de mayo resultó destruida junto con el motor SN20 un minuto y medio después de finalizar el quinto encendido por un fallo del sistema de desconexión rápida de los umbilicales.
  • Starship SN5: montaje casi finalizado.
  • Starship SN6: en proceso de montaje.
  • Starship SN7: en fases iniciales de montaje.
Este es el objetivo final. Un Super Heavy con 31 motores Raptor y una Starship con 6 motores (SpaceX).



340 Comentarios

  1. Supongo que, como aficionados a temas espaciales, todos hemos soñado en algún momento con poder seguir, desde dentro y paso a paso, los entresijos del diseño, construcción y evolución de un cohete.

    Resulta irónico que, ahora que una empresa espacial nos ofrece exactamente eso, algunos espaciotranstornados no lo sepan reconocer como tal.

    *****

    Buenas noticias. El domo superior del SN7 muestra soldaduras verticales (en la corona inferior) mucho más finas y de mejor calidad que las del SN6.

    Recordemos que las soldaduras verticales del domo del SN6 eran mucho más gruesas y bastas, excepto una única soldadura mucho más perfeccionada que llevaba la inscripción «welded by robot», (soldado por robot).

    Las soldaduras del SN7 parecen del mismo tipo que la soldadura robótica del SN6, mucho más finas y ligeras que las manuales.
    Prototipo a prototipo, la evolución sigue.

    SN7:
    https://forum.nasaspaceflight.com/index.php?topic=48895.msg2090936#msg2090936

    SN6:
    i.redd.it/ic4di35klwx41.jpg

    1. Yo no creo que hayan dado todavía con la soldadura definitiva, pero hasta que no veamos pruebas de vuelo de los prototipos no lo vamos a saber.
      Yo lo que echo más en falta (no sé si es que no lo muestran) es maquinaria que sirva para unir todas y cada una de las piezas en su forma perfecta (paneles, anillos, etc), para mantenerlas perfectas durante el proceso de soldadura. Sigo viendo abolladuras, algo muy raro de ver en cohetería, la verdad. No sé, sobre todo los anillos parece que los ponen ahí a ojo uno de encima de otro y los sueldan a mano, y me resulta inverosímil.

      Dicen que el acero es mucho más fácil de soldar, pero ¿tanto?

      Para mí la combinación de ambas cosas (carencia de tooling de manejo de piezas con precisión y de soldadura de alta calidad) es lo que me lleva a pensar que lo que estamos viendo ahora es una forma low cost de hacer hoppers, pero no la forma definitiva de construir ni el SH ni la SS. Que al final los cohetes los veremos llegar en barco desde California.

      1. para mi es lo mas bruto posible a proposito cuando encuentren todos los datos que necesitan hacen la fabrica con montacargas y dispositivos correctos para darle la terminacion que necesitan y la calidad… haber soportado la prueba criogenica a 7.5 bar con ese espesor ya es algo bastante sorprendente, yo pense q se les iba a complicar mucho mas la verdad

  2. 7º lanzamiento Starlink v1.0.

    Alucinante: un booster ha volado y aterrizado, sin el menor problema, por 5ª vez. Los 10 lanzamientos de una misma primera etapa están más cerca. Lo que está haciendo SpX es increíble, parece fácil.

    Eso son 420 satélites Starlink v1.0 más los 60 de pruebas, que parece que van a ser desorbitados.

    Curiosidad: en el momento del despliegue de los satélites puede verse el mecanismo de sujeción siendo expulsado. Nunca lo había visto.

    Falta saber si ha habido suerte con las cofias.

      1. Por favor.
        Eso es un timo de los estafadores de los bitcoins, con una cuenta falsa que pretende ser Elon.

        En Twitter no paran de tocar las narices, haciéndose pasar por Elon para tomar a la gente.

        Cualquier cuenta de Elon que ofrezca bitcoins es falsa.

          1. 👍
            Yo también lo hice, y ya lo han borrado.

            Cualquier supuesta cuenta de Elon, SpX, Tesla, etc que ofrezca bitcoins es una falsificación, para utilizar la credibilidad empresarial de Elon para timar a la gente.

            Incluso han falsificado cuentas para que imiten a los contertulios habituales de Elon en Twitter. Son una auténtica pesadilla. Internet puede ser un nido de víboras.

    1. Esto es un poco a lo que me refiero, Martínez. SpaceX va a ir empujando al límite la reutilización y reducción de costes de Falcon y Dragon. Así que la Starship tiene el problema añadido de la competencia interna, con una meta a alcanzar que se va a mover durante el desarrollo, debido a las mejoras progresivas en la arquitectura actual.
      Por ejemplo, puede que las técnicas constructivas que permitan abaratar la fabricación del Raptor probablemente pueda aplicarse también a la fabricación del Merlin.

      1. No, Starship está concebida para llevar la reducción de costes al siguiente nivel.
        La familia Falcon ofrece una reducción de los costes de lanzamiento. El objetivo de Starship es una reducción radical de los costes de lanzamiento.

        Da igual cuánto se abaraten los Merlin, ya son muy baratos. No supondrían una diferencia suficiente, porque el límite de reducción de costes de la familia Falcon viene determinado principalmente por la segunda etapa desechable.

        Otro factor importante en el coste de lanzamiento es el coste de las operaciones de tierra. Dado que la infraestructura de Starship parte de cero (necesita sus propias instalaciones), SpX la ha diseñado de raíz para reducir al mínimo la complejidad, las operaciones necesarias y los costes. Para ello, ha utilizado la experiencia que ha adquirido a lo largo de los años con la familia Falcon.

        Otros factores en el coste de un cohete recuperable y reutilizable es el coste de la recuperación y el coste del reacondicionamiento:

        – El coste de recuperación de Starship parece insuperable: tanto el booster SuperHeavy como la Starship aterrizan en las mismas instalaciones de lanzamiento.
        El tiempo de recuperación es mínimo; no hay que esperar que una barcaza llegue a puerto, etc.

        En cambio, los Falcon necesitan una pequeña flota de barcazas y barcos para la recuperación de boosters y cofias.
        Y un booster puede tardar una semana en regresar a las instalaciones de SpX después de un lanzamiento con recuperación en el mar.
        Todo esto le sale a cuenta a SpX gracias a los beneficios de la reutilización, pero con Starship podrá ahorrárselo.

        – El coste del reacondicionamiento debería ser menor para Starship, ya que incorpora las lecciones aprendidas con los Falcon y está siendo diseñada para la reutilización rápida (supuestamente) sin mantenimiento tras cada vuelo.
        Un booster F9 necesita uno o dos meses para ser reacondicionado.

        En resumen, por mucho que los Falcon consigan reduzcir sus costes, nunca llegarán al nivel de lo que ofrece Starship.

  3. Llego un poco tarde a la fiesta, cortesía de la vuelta a la pseudo-normalidad de los sitios donde el coronavirus se trató como la amenaza que es y no conspiranoicamente – y del exitazo finalmente conseguido por el programa realmente valioso de SpaceX. Pero divago.

    Los comentarios y análisis, aquí y en otros lares, de incluso los más acérrimos seguidores de Starship ya reflejan lo que era obvio desde el principio para muchos, modestamente incluyéndome, como comenté en su día ya hace casi año y medio (cómo pasa el tiempo 🙂 ): esto es un programa de investigación y desarrollo -muy preliminar y exploratorio- de técnicas de manufactura, de extensión de las pruebas del aún verde pero prometedor Raptor, y fundamentalmente de publicidad. Véase declaraciones de Könnigsman al Spiegel, incluida la reiteración de desmarcar en lo posible al resto de SpaceX de este programa, más allá de tener que seguir el discurso «inspirador» en cuanto a fechas y promesas alocadas impuesto por el Sr Musgo. Nadie se espera ya un vehículo espacial construido con los medios vistos hasta ahora, e incluso parece obvio que un *vehículo*, a secas, con una mínima capacidad de maniobra atmosférica que permita probar algo más que el Raptor, necesitará cambios muy sustanciales y *caros* – aunque hay quien se aferra a vuelos orbitales en cuestión de meses, por supuesto espoleados por nuevas andanadas de márketing sin pudor.

    Si llegan alguna vez en bastantes años, los vehículos basados en este concepto de arquitectura serán muy diferentes a los tanques construidos por ahora – y el programa necesitará cantidades ingentes de financiación para cualquier operatividad cercana a la prometida, como era obvio, seguramente cercanas a USD10^10, o superiores (~10% del coste de TODA la ISS incluyendo lanzamientos y operaciones, para entendernos). Recordemos que se estima que los éxitos fulgurantes conseguidos hasta ahora, tirando de stock F9/Tesla para la mayoría de componentes complejos, sea de bastantes decenas de millones, si no cientos (hay 900 personas trabajando en Boca Chica según Shotwell, no creo que nadie le cueste a la compañía menos de 50-70k al año, tirando muy por lo bajo, así que sólo en costes de personal se van >USD50-80M/annum, sin contar a los mucho mejor pagados ingenieros en Hawthorne dedicados a este tema – obviamente los costes de hardware serán incluso mayores).

    Los fallos cada vez son más onerosos para ganancias cada vez menores:
    – Starhopper rompió su motor en la segunda prueba y era un prototipo conceptual sin ningún valor real para un vehículo espacial, pero consiguió un retorno fantástico en cuanto a visibilidad, imagen pública y márketing, así como probar Raptors verticalmente en encendidos largos. Ahora hasta lo pueden usar para montar altavoces y radares.
    – «Mk-1/2» fue una verbena publicitaria, más grande, más bonito y más futurista, con adornos y componentes superfluos, aunque en última instancia menos útil que Starhopper – y su explosión ya comportó algún daño material que hubo que reparar, así como la reestructuración de toda la estrategia de construcción, incluyendo el abandono de una planta de producción entera.
    – «SN1» similar, aunque con menor ganancia de márketing al ser más parecido visualmente a los Marks, pero sin toda la parafernalia de aletas y morros, y la necesidad de hacer pruebas a subescala con los «Boppers» y el «SN2».
    – «SN3» no comments: márketing tremebundo al presentar otro artículo de prueba idéntico que falla inmediatamente por un problema «tonto» después del pequeño éxito del «SN2», ganancias pequeñas tirando a nulas más allá de usar técnicas mínimamente serias para soldar.
    – «SN4» pudo dar alas durante un tiempo al márketing, aguantando presurizaciones y encendidos del Raptor, por cuanto siempre tuvieran alguna «cosita rara»/item of interest. Finalmente, destrucción total del vehículo y su infraestructura de pruebas, incluyendo daños de consideración a los sistemas de soporte del complejo.
    – Futuras pruebas, que previsiblemente llegarán algún día más allá de los modestísimos «logros» hasta ahora, necesitarán mayores cargas de combustible y mayores destrucciones potenciales (escalados como r^3, para ser exactos). Esta estrategia de «fallar rápido y moverse velozmente»/»iteración rápida»/»agilidad» o como la defina el lingo corporativo de turno, implicará pérdidas sustanciales rápidamente insostenibles publicitaria y materialmente, por lo que o cambiará radicalmente (transformándose en un programa serio pero muy caro de mantener y sin el componente de emoción redneck) o acabará estrangulado entre «fallos tontos a escala real» cada vez más espectaculares.

    Veremos cómo invierte el Mesías las enésimas subvenciones NASA/USAF que ya lo salvaron más de una vez, aunque en aquellas ocasiones eran cantidades adecuadas para proseguir programas mucho más serios y bien llevados, dentro de la novedad organizativa que supusieron – no las migajas relativas de ahora.

    1. Un agorero nunca llega tarde, llega cuando tiene que llegar, si llegases tarde tendrías que ahorrarte tu comentario, y Starship estaría en órbita. No nos engañemos, vuestro momento es ahora, así que disfrutadlo, no habrá otro en el futuro cercano, desde que el primer prototipo supere la línea de kármán tus argumentos quedarán en lo que son, un estupendo uso de la retórica para intentar ganar un debate salpicados de fino humor y una muestra de la nula percepción de la revolución que se avecina gracias a la iniciativa de boca chica, además de un alarde de negatividad mal intencionada, tu nula percepción de que esos fuegos de boca chica son la chispa de algo muy grande, de que los logros futuros del programa tendrán mucho que ver con lo que ya se está haciendo allí ahora. Mientras tanto los demás nos tomamos tranquilamente nuestro whiskito (un Baileys en mi caso) disfrutamos del telecursillo 《como construir un prototipo de acero en tu jardín 》 y pasamos página al leer como tu retórica «gana debates» es utilizada para retorcer la realidad y sustentar afirmaciones así de interesadas, interesadas para los fines que persigue el haterismo;

      «Los fallos cada vez son más onerosos para ganancias cada vez menores»

      Porque David, lo tuyo es simple arbitrarismo de barra de bar, el negativismo típico de todo aquel que ve el vaso medio vacío en vez de medio lleno, en tu caso sin dudas, con la intención de convertirte en la voz de los hater de por aquí. Lo que aprende spacex o los soldadores de baja cualificación espacial de boca chica en cada iteración no estamos en disposición de valorarlo ninguno, tendríamos que trabajar allí y ver lo que no se ve desde fuera para saberlo pero desde luego de lo que se ve se ha avanzado bastante a un bajo precio, cuando intentas retorcer eso para afirmar lo contrario, que se gasta mucho y se avanza poco, yo creo que por mucha «buena» retórica que uses por mucho humor que le pongas, el lector no es tonto y te ve… el plumero.

    2. «…reflejan lo que era obvio desde el principio para muchos, modestamente incluyéndome, como comenté en su día ya hace casi año y medio (cómo pasa el tiempo 🙂 ): esto es un programa de investigación y desarrollo…»

      «modestamente incluyéndome» 🤣

      Madre mía, no tienes abuela.
      La realidad: SpX acababa de despedir al 10% de la plantilla y lo que tú decías es que todo el tinglado de Boca Chica era un montaje para distraer la atención, porque la empresa tenía problemas. Esa es la verdad.

      Pues bien, para que veas lo acertado de tus análisis, SpX, (que caba de lanzar una misión tripulada, ha ganado el contrato para la Dragon XL, está desplegando Starlink y sigue a toda máquina con Starship), está mejor que nunca.

      Te has enrocado tanto en tu oposición irracional a Elon que ya no tienes credibilidad.

      1. Y sigues quedando mal tras haberte rebatido rápidamente todos tus argumentos en conversaciones anteriores… no debería sorprenderme visto que es el modus operandi ya maduro de ciertos sectores, que además parecen haberse alineado a favor del «libertarismo» de Musk, pero aún así sigue siendo tan amargo…

        Mi primer comentario y segundo comentarios del 13 de enero de 2019 (12:23, 15:01), para nada mencionan problemas en la empresa (aunque, vistos los resultados en el último año y medio, bien podría haber sido concebido así), sino la obviedad de que aquéllo sería una maniobra fundamentalmente publicitaria, como lo fue, y mi escepticismo hacia las promesas grandiosas, en calendario y capacidades, que muchos os tomábais como la verdad revelada. En el 3er comentario mencioné lo del 10% de la plantilla… para a renglón seguido decir que podría ser todo «business as usual». Y un poco más adelante señalé que la idea de llamarlo «cartel anunciador» era porque no ofrecería apoyos sólidos hacia la consecución de la idea que promocionaba (más allá de conseguir dinero por la publicidad, claro). También apunté un poco más adelante que lo razonable era esperar que SpaceX no lanzase ni 2/3 de los vuelos que tenían planeados en 2019, como normalmente (14 vs 22, clavado).

        Increíble que luego sea yo el que tiene poca credibilidad jajaja eso sí que es prestidigitación. Por cierto, la idea de referirme a esto no es para echarme flores: mucha gente razonable coincidía conmigo y mi opinión no era, ni es, más que un resumen crítico de las evidencias que hay públicamente disponibles – pero obviamente es de justicia señalar de qué parte se escoraron los hechos. La idea es mostrar los vicios de caer en mesianismos y negarse no ya a admitirlo, sino incluso a verlos. Menos mal que este proyecto está mejor que nunca, si llega a estar peor…

  4. En este blog la Starship, aun con su explosiones de prototipos (o a consecuencia de sus explosiones, no lo sé), mueve más el amperímetro de comentarios que la Crew Dragon y la ISS

  5. No me voy a detener en los detalles técnicos del informe porque sobrarían las palabras.
    Sólo quisiera destacar el estilo de la descripción técnica: en el relato de arriba hay una tensión dramática propia de la forma de escribir ficción en novelas. Excelente! 👏👏👏
    Excepcional es el gusto que se tiene al leer el informe por cómo van sucediendo los hechos, aún contando con el hecho de que la mayoría ya sabíamos el final de la historia.
    La próxima novela de exploración espacial exitosa al estilo «The Martian» ya podemos imaginar quien la podría escribir!!!…
    Qué todos estén bien de salud!

  6. Noticia relevante: Habemus SuperHeavy.

    El Twitter de Elon está arrojando una gran cantidad de información importante:

    Las instalaciones de Boca Chica no han parado de crecer desde finales de 2019. El próximo edificio será la bahía gigante (81 metros) de montaje del booster SuperHeavy:
    «Giant high bay coming soon.
    Yeah, for Super Heavy stacking.
    »

    Para construir los SuperHeavys, supongo que basta con un par de carpas más, una para fabricar aros de acero y otra para apilar y soldar unos cuantos aros.
    De hecho, creo que podrían usar las mismas instalaciones que usan para la Starship pero, para acelerar la construcción, es mejor fabricar los boosters y las espacionaves en paralelo.

    Starship y SuperHeavy se transportan por separado hasta la rampa de lanzamiento.
    El apilamiento de la Starship sobre el SuperHeavy se realiza en la propia rampa:
    «Yeah. Even stacking on the pad will be quite an adventure!»

    Está claro que a Elon le estimulan estos desafíos. El pad de lanzamiento se eleva 20 ó 30 metros sobre el suelo. El cohete mide 120 metros de alto. La grúa necesaria para la maniobra de montaje final deberá tener unos 160+ metros de altura…

    Esto ya lo ha dicho media docena de veces:
    «Creating the production system is >1000% harder than building one rocket. This is the truly hard thing.»

    El SuperHeavy llevará 3.600 toneladas de propelente.

    Troleo genial de Elon: publica una foto del complejo de construcción de Starships en Boca Chica con el texto:

    «Gateway to Mars»

    Y ha dejado perlas como esta sobre la transcendencia de Starship:

    «Starship is the key to making life multiplanetary & protecting the light of consciousness»

    Pregunta:
    «Is 2022 still the target for the first cargo mission to Mars with 2024 being the first crewed mission?»
    Elon:
    «Yes»

    Pregunta:
    «What’s the estimated timeframe for a self-sustaining civilization on Mars? 20 years?»
    Elon:
    «About a dozen transfer windows, so ~25 years»

    Eric Berger:
    «There would be no Starship without the Falcon 9. It proved SpaceX could build world-class rockets. It served as a laboratory to push performance and study reuse. Now, as the world runs to catch up to the Falcon 9, SpaceX can afford to look to the future.»

    Elon:
    «So many war stories over 18 eventful years! But Starship can make life multiplanetary, which is what really matters for safeguarding the light of consciousness & life as we know it. 100X improvement over Falcon/Dragon.»

    *****

    Última hora. E-mail de Elon a los empleados de SpX:
    Starship se convierte en la máxima prioridad para SpX. Elon conmina a los empleados a acelerar el progreso de la Starship de forma «drástica e inmediata»:

    «Musk urged SpaceX employees to accelerate progress on its next-generation Starship rocket “dramatically and immediately

    https://www.cnbc.com/2020/06/07/elon-musk-email-to-spacex-employees-starship-is-the-top-priority.html

    Es el momento que llevábamos esperando desde el inicio del proyecto:

    Con el desarrollo de la familia Falcon finalizado (y la reutilización del Block 5 viento en popa), con la Crew Dragon casi finalizada y con el contrato por la Moonship -que debe impresionar en febrero en la selección de proyectos del programa Artemis-, es el momento de concentrar el máximo de recursos en el proyecto Starship.

    Es decir, el ritmo de progreso va a incrementarse. ¿Hace falta mencionar que me siento optimista al respecto?

  7. Va bien. Cuántos motores F1 se destruyeron antes del Saturno V? Vasily Mishin reconoció que preveían destruir unos doce (12) N1, completos, antes de lograr que uno despegara y realizara el circuito completo de una misión (debido a que carecían de la posibilidad de probar en tierra los componentes. Así que van bien, mientras sea su dinero, claro, y no el de los contribuyentes. No sea que alguien tenga que hacer todo el día la cola para comprar pan por un cohete fallido…

    1. La riqueza sale siempre del trabajo, ya sea el dinero público o privado. Siempre es «de los contribuyentes». Cosa distinta es quién la maneja en función de la propiedad.

      Si un proyecto es absurdamente caro, lo es para la sociedad, hágase como se haga. Esperemos que la StarShip tenga unos costos de desarrollo, a ese sentido, razonables (en principio me parece que será algo sensato).

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 2 junio, 2020
Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial • SpaceX • Starship