Fallo en el lanzamiento de la Soyuz MS-10 y regreso de emergencia de la tripulación

La dos cosmonautas de la nave Soyuz MS-10 han sobrevivido a un fallo de su lanzador y han podido aterrizar sanos y salvos en la estepa de Kazajistán pocos minutos después del despegue. Es el primer accidente de un vuelo tripulado en la historia de la Estación Espacial Internacional (ISS). El cohete Soyuz-FG despegó con la nave Soyuz MS-10 (Nº 740 o 56S para la NASA) el 11 de octubre de 2018 a las 08:40 UTC desde la Rampa Número 5 (PU-5, también conocida como Gagarinski Start o ‘Rampa de Gagarin’) del Área 1 del Cosmódromo de Baikonur. A bordo viajaban Alexéi Ovchinin (Roscosmos) y Tyler ‘Nick’ Hague (NASA), una tripulación de tan solo dos cosmonautas en vez de los tres habituales, que debían haberse sumado a la Expedición 57 de la estación espacial internacional (ISS). El lanzador se elevó correctamente hasta la separación de los cuatro bloques que forman la primera etapa del cohete Soyuz-FG unos 118 segundos tras el despegue. Todavía no está claro qué ocurrió exactamente, pero las imágenes revelan algún problema en la separación de los mismos, probablemente por culpa del sistema pirotécnico. Además de la «cruz de Koroliov» formada por los cuatro bloques de la primera etapa se pueden apreciar claramente más objetos. Posteriormente los cosmonautas informaron que estaban en ingravidez a pesar de que debían estar bajo aceleración. Unos seis segundos después de la separación de la primera etapa, y después de que se hubiese separado la «torre de escape», el sistema de emergencia SAS se activó y ordenó la separación de la Soyuz del lanzador a unos 50 kilómetros de altura y una velocidad de 1,8 km/s.

La cápsula Soyuz MS-10 tras el aterrizaje de emergencia en Kazajistán. Llama la atención ver la cápsula sin las quemaduras características de una reentrada atmosférica (TASS).

El sistema SAS no solo está formado por los dos conjuntos principales de cohetes de combustible sólido que forman la torre de escape, sino que también incluye propulsores sólidos en la cofia. Cuando el sistema se activó la cofia no se había separado aún y los cuatro propulsores RDG del SAS se encargaron de alejar el conjunto formado por la nave y la cofia. Los cosmonautas vieron como se encendió la señal de “авария” (fallo) en la consola de mando. Luego la cápsula pasó a alimentación interna —se desconectó de las baterías del módulo de servicio (PAO)— y se separó del módulo del PAO mediante mecanismos pirotécnicos. Una décima de segundo después se encendieron dos de los cuatro motores RDG y a los 0,32 segundos le tocó el turno a los otros dos para alejar la cofia con la nave dentro del lanzador Soyuz-FG. Unos 13 segundos más tarde el periscopio (VSK) fue eyectado y la cápsula (SA) se separó del módulo orbital (BO), que quedó dentro de la cofia, y cayó libremente. Los dos cosmonautas realizaron un descenso balístico y sufrieron una deceleración de unos 7 g, una cifra relativamente aceptable.

Momento de la anomalía (NASA).

Media hora tras el despegue aterrizaron a unos 380 kilómetros de Baikonur y 20 kilómetros de la ciudad de Zhezkazgan, paradójicamente la misma localidad a la que se dirigen las tripulaciones de las Soyuz después de regresar de una misión en órbita. Allí tuvieron que esperar más de una hora para que llegasen los equipos de rescate. Hasta que se pudo comprobar que la tripulación estaba en buen estado de salud se vivieron algunos minutos de incertidumbre. Varios paracaidistas se lanzaron desde aviones Antonov An-12 llegaron a la cápsula antes que el resto del equipo de rescate, formado por cuatro helicópteros y el personal de tierra. Uno de los vehículos anfibios se usó para voltear la cápsula y permitir la salida de los dos cosmonautas. Posteriormente fueron trasladados hasta Baikonur, donde pasarán una noche en el hospital.

La tripulación de la Soyuz MS-10 abraza a sus familias tras regresar a Baikonur (NASA).
Ovchinin (izquierda) y Hague con su nave antes del lanzamiento (RKK Energía).

Ahora la cuestión es cómo va a afectar este fallo a las operaciones de la ISS. Los tres cosmonautas a bordo de la ISS deben regresar a la Tierra antes de principios de enero de 2019, ya que para entonces expirará la vida útil de la Soyuz MS-09 en órbita (por cierto, esta es la nave donde se descubrió un pequeño agujero el mes pasado). Si no se identifica y se soluciona la causa del problema los tripulantes podrían verse obligados a regresar dejando la ISS sin tripulación. No olvidemos que la Soyuz sigue siendo el único vehículo capaz de transportar personas hasta la ISS, ya que la puesta en servicio de la Dragon 2 y la Starliner no se espera hasta bien entrado 2019. La siguiente Soyuz, la Soyuz MS-11, debía despegar el próximo 20 de diciembre mediante un Soyuz-FG. Estaba previsto que la MS-11 fuese de las últimas Soyuz tripuladas en usar un cohete Soyuz-FG, ya que a partir de la Soyuz MS-14 se usará el Soyuz-2.1a, más moderno. Ahora habrá que averiguar si el problema es específico de la variante Soyuz-FG o es común a toda la familia de lanzadores Soyuz. Si el fallo se limita al Soyuz-FG se podría adelantar la introducción del Soyuz-2.1a, pero de no ser así el retraso podría ser mayor.

Partes del sistema SAS (RKK Energía).
Otra vista del SAS (NASA).
En esta imagen de la cofia de la Soyuz MS-05 se aprecian los cuatro motores de combustible sólido RDG del sistema SAS que salvaron la vida de la tripulación de la Soyuz MS-10 (los cilindros del fondo)(RKK Energía).
Distintas fases de activación del SAS en función de la altura y velocidad (RKK Energía).

Es la primera vez desde el incidente de la Soyuz T-10-1 en septiembre de 1983 que se produce un fallo en el lanzamiento de una nave Soyuz tripulada y la segunda vez que el SAS salva una tripulación. En aquella ocasión, también con solo dos cosmonautas, el SAS fue activado remotamente en la rampa debido a un incendio en el lanzador. El SAS no puede ser activado por los cosmonautas y solo funciona automáticamente, salvo en las primeras fases del vuelo y en la rampa, que se puede accionar de forma remota por el control de tierra. También es la segunda vez que una Soyuz realiza un descenso balístico de emergencia tras el lanzamiento fallido desde la misión Soyuz 18-1 de 1975 (en aquella ocasión el fallo se produjo por una separación incorrecta de la segunda etapa cuando la cofia ya se había separado a una altura y velocidad mucho mayor, motivo por el que los cosmonautas llegaron a sufrir 26 g). Por lo tanto es el segundo vuelo suborbital de una Soyuz —y de cualquier nave tripulada rusa o soviética—, a pesar de que la Soyuz no superó los 80 kilómetros de altura en su apogeo. Además este ha sido el 55º lanzamiento de un Soyuz-FG desde su debut en 2001 y su primer fallo. Este vuelo era también el 139º de una nave Soyuz y el 56º de una Soyuz con destino a la ISS.

La Soyuz MS-10 en Baikonur. Se aprecian las agarraderas metálicas que sujetan la cápsula dentro de la cofia (RKK Energía).
Introducción de la Soyuz MS-10 en la cofia..
El cohete Soyuz-FG de la Soyuz MS-10 camino a la rampa (RKK Energía).
Lanzamiento de la Soyuz MS-10 (NASA).

Originalmente el cosmonauta Nikolái Tijonov debía volar en la Soyuz MS-10, pero fue retirado de la tripulación después del retraso en el lanzamiento del módulo Nauka, para el que se había entrenado. Roscosmos no pudo —o no quiso— encontrar un turista que ocupase el lugar de Tijonov y finalmente se decidió llevar 62 kg de víveres y equipamiento en vez de un tercer cosmonauta.

El lanzamiento visto desde la ISS (NASA).
Comparativa de la separación de la primera etapa de un vuelo normal de un Soyuz (arriba) con el de la MS-10 (https://twitter.com/DutraWeather).
Img 2010-12-15 a las 18.32.57
Fases del lanzamiento de un Soyuz-FG (Roscomos).
5b65bd7a8452
Zonas de caída de las fases del Soyuz (Roscosmos).

Este fallo se suma a una lista de problemas con los lanzadores Soyuz cada vez más frecuentes en los últimos años. En 2011 y 2016 se produjeron dos fallos del cohete Soyuz-U que se saldaron con la pérdida de las naves de carga Progress M-12M y Progress MS-04, mientras que en 2015 una avería en un Soyuz-2.1a provocó que la Progress M-27M no alcanzase la ISS. Pero esta es la primera vez que falla un vector Soyuz-FG con una Soyuz tripulada. Recordemos que, a pesar de llevar el mismo nombre, los cohetes Soyuz y las naves Soyuz están a cargo de empresas distintas. El cohete es obra de la empresa RKTs Progress de Samara, mientras que las naves son fabricadas por RKK Energía de Moscú (ambas empresas nacieron como parte de la oficina de diseño OKB-1 de Serguéi Koroliov).

La tripulación en Zhezkazgan (Roscosmos).
La tripulación de la MS-10 en el hospital de Baikonur (Roscosmos).

A partir de ahora nos movemos en terra incognita. Este accidente tendrá implicaciones políticas y técnicas muy graves, pero lo importante hoy es que la Soyuz ha demostrado una vez más su fiabilidad. Un accidente que fácilmente podía haberse saldado con dos víctimas mortales se ha quedado en un susto. La estampa de los tripulantes abrazando a sus familiares tras su regreso a Baikonur es el mejor resumen de esta corta y dramática misión.

Emblema de la misión (NASA).
El emblema original con el nombre de Tijonov (Roscosmos).
IM 2011-11-14 a las 00.56.37
Nave Soyuz TMA (ESA).

Vistas de la cápsula tras el aterrizaje:

234 comentarios

Participa Suscríbete

Martínez el Facha Martínez el Facha

Un detalle.

Creo que la especial configuración del SAS de la Crew Dragon la hace especialmente segura para situaciones como la que nos ocupa.

A diferencia de la Soyuz, Orion, etc, la Dragon2 no se separa de su SAS, ni depende de los sistemas de la cofia (como buena cápsula moderna, no necesita cofia. Va por tí, Orion).

El SAS de la Dragon2 está siempre disponible, en cualquier momento de la misión (en que sea lógico usarlo). Incluso después de separarse de la ISS conserva el SAS.

Y no es necesario desecharlo en cada misión, tirando dinero y contaminando el mar o la estepa.

Hay que felicitar a los diseñadores del SAS de la Soyuz, que ha conseguido convertir este grave incidente en una anécdota.

Pero este asunto me ha hecho pensar en el SAS de la Crew Dragon: creo que, sobre el papel, es la mejor solución posible.
Típico de SpaceX: todo es mejorable, aunque lleve 50 años funcionando bien.

Daniel Marín Daniel Marín

Aquí permíteme disentir, Martínez. El LAS de la Crew Dragon tiene un punto débil, y es que la tripulación debe estar rodeada de combustibles hipergólicos en la cápsula. Y hay algunos escenarios (poco probables, eso sí) en los que una fuga de combustible en un aborto no es impensable. No sé, a mí me pone un poco nervioso.

Martínez el Facha Martínez el Facha

Yo también estaría más tranquilo sin propelentes tóxicos, pero es que, con la caña que la NASA ha dado con la seguridad, he supuesto que este tema en concreto ha debido de quedar resuelto de forma satisfactoria.
No tendría sentido que la NASA lo dejara pasar si no tuviera ciertas garantías.

Pero sí, es el punto débil de un sistema bastante óptimo sobre el papel. Eso sí, he leído que algunas empresas están experimentando con hipergólicos “ecológicos”. Si estuvieran a punto y disponibles, cosa con la que no cuento, sería una solución muy elegante al problema.

GM GM

Esperemos que los propergoles hipergólicos hayan dado un avance brutal por parte de Space X en cuanto a su composición y diseño para ser tan prometedores como dices.

Porque lo único que tenía el UR-700 (https://iaaa.org/CygnusX1/wp-content/uploads/2017/03/2017-03-10_58c2a047a40cf_ur-700-1200×831.jpg) frente al N-1 (http://a1.att.hudong.com/87/78/01300...1765633.jpg) eran sus mayores motores hipergólicos de ciclo cerrado o combustión escalonada RD-270 (https://i.pinimg.com/236x/4e/95/bf/4e95bf05c7de58e545bd958769a23205–machine-design-spaceships.jpg), más simples, y por tanto, más grandes; frente a los criogénicos de ciclo cerrado NK-33 (http://www.russianspaceweb.com/image...hibit_1.jpg) del N-1. Los F-1 (https://c1.staticflickr.com/6/5603/1...94bba_b.jpg) del Saturno V (https://history.nasa.gov/afj/launchw...urn%20V.jpg) fueron criogénicos de ciclo abierto, aun más simples (respecto al NK-33) y eficientes (respecto al RD-270), y por tanto, más enormes; dado que EE.UU. consideraba imposible esta tecnología y optó por hacerlo a lo “bruto” y con más presupuesto (unos $114.500.000.000 actuales).

A mi parecer, mezclar combustibles, a la larga encarecerá y complicará el lanzador, no me creo que la “todopoderosa” y “omnisciente” Space X no haya trabajado en tecnologías como la de la Block D para desarrollar unos propulsores orbitales Superdraco y Draco criogénicos, asequibles y reutilizables, basados en los avances en los motores Merlín del Falcon 9 y su reutilización. Una gran decepción sin duda.

Daniel E. Daniel E.

en ese caso la CST-100 Starliner es mejor…porque no se separa de su SAS, ni rodea a la tripulación. y tiene las ventajas del Dragon. típico del buen Boeing.
Dani tiene razón, es mejor un sistema probado y fiable, que uno por testear y validar (cst-100 y Dragon), aunque a la larga se vera si es mejor.
😉

Guillermo Rodolfo Klein Guillermo Rodolfo Klein

Estimado Daniel: me parece que su enfoque es, digamos, conservador. No parece ser ese el camino del progreso y la mejora técnica…
No sé, el tiempo dirá si lo que viene es mejor que lo que hay…
Saludos! Willy K.

FJVA FJVA

Un inconveniente del LAS de la Starliner es que use cohetes de combustible sólido, una vez encendidos no hay forma de pararlos. Imagínate que se encienden solo 3 en vez de los cuatro, empezaría a dar vueltas como una loca. (Lo siento pero odio los cohetes de combustible sólido).

Martínez el Facha Martínez el Facha

Yo no los odio, pero no me gustan. Los considero primitivos y bastos. (Los SRBs del SLS sí que me gustan, pero sólo por su absurda potencia).

Hay una frase maliciosa al respecto en el mundillo aeroespacial:

“Los sólidos no son cohetería, sino pirotecnia”.

De hecho, me enorgullece que SpX no utilice sólidos, y me decepciona la dependencia de Arianespace de ellos.

Jimmy Murdok Jimmy Murdok

Los cohetes del LAS de la Starliner son de combustible sólido? Seguro?
En cualquier caso, por lo que tengo entiendido el encendido en este tipo de motores es muy seguro

FJVA FJVA

He buscado información sobre la monometilhidrazina que usan los Super Draco y si que es para ponerse nervioso.

De todas formas la NASA tiene experiencia con ella en naves tripuladas, ya que los Transbordadores la usaban para las maniobras. Esperemos que el riesgo sea asumible.

Angel24Marin Angel24Marin

También es verdad que entea tripulación y el combustible tenías vacío y la mayor distancia posible.

FJVA FJVA

Llevaba un montón de impulsores en las partes laterales y delanteras de la cabina.

U-95 U-95

Esperemos que los trajes que llevan esten a prueba de fugas y la seguridad este pensada a fondo. Las descripciones que hay alrededor de los efectos en los pilotos de los combustibles del avion cohete nazi Me-163 cuando habia fugas no son nada recomendables de leer si se tiene una imaginacion vivida, aunque tuvieran cierta dosis de exageracion.

Foxbat Foxbat

Mientras subamos al espacio montados en explosiones controladas cualquier cosa puede salir mal y los índices de seguridad no podrán subir más allá del apenas aceptable.

Guillermo Rodolfo Klein Guillermo Rodolfo Klein

Los yanquis llamaron a la fallida Apollo XIII un “successful failure” (exitoso fracaso). Esto que paso con el sistema Soyuz se parece un poco a algo así. Siempre me apena que ocurran estas cosas en la industria espacial mundial: suelen atrasar los progresos que no suelen ser muy super veloces que digamos porque suelen ser del tipo incremental.

Siempre es un placer sin embargo leer el trabajo de Daniel y los comentarios de uds. los participantes del foro. Muchas gracias a tutti!

Saludos desde la Patagonia argentina. Willy K.

Leopoldo Leopoldo

Gracias Daniel por la velocidad y por la calidad de la información.
Spacex tiene algo similar al sistema de rescate que que ha salvado a esta tripulación?. Me temo que no.
Por otra parte no quisiera estar en el pellejo del que tenga que entrar en el despacho de Putin a dar explicaciones.

FJVA FJVA

Leopoldo escribe: Spacex tiene algo similar al sistema de rescate que que ha salvado a esta tripulación?. Me temo que no.

Precisamente en los comentarios anteriores estamos refiriéndonos al sistema de SpaceX para salvar a la tripulación (que funciona por el mismo principio que el de la Soyuz) comparándolo con el de la Starliner.

Saludos, Gillermo.
Francisco Javier Vicente Alzuaz

Rafa 2 Rafa 2

Pues lo del cohete super-pesado CZ-9 para 2028-30, también es impresionante. Aunque 10 años son muchos para ser precisos. No es lo mismo decir que el BFR pegará saltitos en 2019, el año siguiente y que en el 2023 pudiera ser que pudiesen enviar gente a la luna de turistas. Los márgenes son mucho menores en el caso de Space-X y la ambición mucho mayor. El CZ-9 no será reutilizable, que me acuerde. Y por ello, si los fuéramos a comparar China estaría a más de 10 años de Space-X en 2030. Si comparamos el CZ-5 actual con el BFR, su cantidad de vuelos es mínima. No sé cómo van a competir con EEUU con su cadencia actual (ganan en número de vuelos pero con vectores de capacidad de carga de risa, EEUU está a otro nivel).

Cabe destacar que la nave tripulada china, será reutilizable y les ayudará a reducir costes.

mortadelo y filemón mortadelo y filemón

He estado mirando las estadisticas oficiales de siniestralidad de trafico en España. En 2017 hubo 1200 muertos y 4800 heridos que requirieron hospitalización. En España hay 33 millones de vehículos matriculados y 47 millones de personas. La siniestralidad anual es inferior al 0’02%.
Hombre, aconsejo extremar la precaución al volante aunque tu coche sea muchísimo más seguro que una Soyuz.
Lo que quiero decir es que en 60 años de historia espacial, la siniestrabilidad/fiabilidad de las naves está muy lejos de los sistemas de transporte habituales, aviones, trenes, autobuses…
Que la Soyuz sea más fiable que el transbordador sólo puede consolar a un forero pro-ruso un tanto sectario. Yo no me monto en un avión si me dicen que la probabilidad de matarme es del 1% y la probabilidad de darme un castañazo no mortal es del 2%. No me consuela nada el que me digan que el avión de la competecia mata al 2% de sus pasajeros.
La astronáutica tiene mucho que mejorar. Si no abarata el acceso al espacio que es el otro fracaso . Por lo menos que lo garantice con un 99,9% de fiabilidad.

FJVA FJVA

Todo es relativo. Si me ofrecen viajar a la estación espacial con un riesgo del 1% de morir o un 2% de sufrir un accidente, allá voy. Y no digamos a la Luna o Marte, ¿donde hay que firmar?.

No obstante si que es cierto que queda mucho por mejorar, todo llegará.

Txemary Txemary

Sacristía, que dirían tus tocayos Mortadelo… Si me estás comparando la complejidad de una nave espacial con un coche o la dificultad técnica de llegar orbitar la tierra con desplazarte sobre ruedas en un terreno especialmente preparado… no hay nada más que decir, apaga y vámonos, ya hemos tocado fondo.

mortadelo y filemón mortadelo y filemón

Pero es que son 6 décadas desde el Sputnik a la Soyuz MS. Si compararamos el avión de los hermanos Wright de principios del siglo XX con los aviones de reacción para pasajeros que se fabricaban en la década de los 60 hay un abismo de fiabilidad. En los años 60 los aviones se siniestraban menos de 1 de cada 1000 vuelos.

FJVA FJVA

Hay unas cosas mas difíciles de conseguir que otras, y diferentes niveles de necesidad para conseguirlas.

La aviación tenía una utilidad enorme para la movilidad de toda la población entre las diferentes partes del planeta. Tubo una demanda gigantesca.

Pero hombre demanda gigantesca de viajar al espacio…, va a ser que no.

Eudoxo Eudoxo

Claro, todo son probabilidades… Pero, con respecto al tema de la “necesidad” del viaje al espacio, el asunto es que hasta que no tengamos los medios de salir de la tierra, estamos en peligro. Es un riesgo pequeño – y seguro que alguien lo habrá calculado – , pero es evidente que hay un cierto riesgo de que un evento cósmico acabe con todo lo humano, concentrado en éste Punto Azul. Como individuo dudo que me afecte, pero mi conciencia de especie me hace desear que dispongamos de un “cinturón de seguridad”, aunque no lo usemos nunca.

La búsqueda de la seguridad total es infantil. Todas las personas que leen éste texto tienen una probabilidad – ¡ espero que pequeña ! – de morir en los siguientes 5 minutos. Y un 100% de palmarla en menos de 200 años. Por supuesto que hay que aumentar la seguridad en lo posible, pero sin que ello demore las cosas demasiado, o las haga irrealizables. Con los estándares de seguridad actuales (que además, tienen una métrica MUY cuestionable), no habríamos ido jamás a la Luna, y desde luego no habríamos llegado a América, ni dado la vuelta al mundo.

A menudo se plantea, entre espaciotranstornados, la cuestión de si no deberíamos priorizar la exploración robótica, cada vez más barata y con mayor rendimiento, sobre la presencia humana en el espacio. Es una opción personal. En mi caso, incluso aunque me chirríe el término “colonización”, votaré por que se gasten mis dineros, al menos en parte, en desarrollar tecnología que nos permita salir de aquí.

Aunque sólo sea para dar una vuelta 🙂

U-95 U-95

Si los lanzamientos al espacio fueran algo tan comun como eso las medidas de seguridad serian mayores de las que hay hoy y mas sabiendo lo EXTREMADAMENTE peligroso que es lo que rodea a ir alli (combustibles, y sobre todo la fisica pura y dura que lo rodea), por no hablar de que como han dicho la, digamos, lanzadera espacial, es algo mucho mas complicado que un Airbus A320 que es similar en tamaño, y por tanto con mas posibilidades de que algo no funcione.

Los accidentes de avion son mucho mas raros que eso. Ahi estan los 10 años y contando (y esperemos que contando mas aun) de un accidente serio en Barajas, y eso que problemas como tener que darse la vuelta y volver a aterrizar por problemas en un motor o frenada como se pueda por aterrizar a demasiada velocidad pasan de vez en cuando.

Rafa 2 Rafa 2

Cuando hay un accidente de avión, cuales son las probabilidades de sobrevivir? Muy bajas. Lo que lo hace seguro es que saben lo que tienen que mirar para evitar que suceda el error catastrófico. Lo mismo ocurrirá con los viajes espaciales. Con el tiempo y a partir de los accidentes, se introducirán medidas que incrementarán la seguridad enormemente. Cabe recordar que en la época en que se quería ir a la luna (no me acuerdo del nombre del programa), los cohetes tenían un 50% de accidente/error/fracaso. Parece que los aviones son mucho más sencillos que los cohetes. Pero tengo fe en que el tiempo hará que sea tan seguro como coger el coche (un avión es más seguro que un coche, por lo que no quiero ir tan lejos aún).
Cuando un coche tiene un accidente, supongo que el mayor riesgo es la inercia. Cuando un cohete tiene un accidente, su mayor riesgo es estar encima de toneladas de combustible. Como se ha visto, la Soyuz, ha gestionado correctamente esa situación. Es como si hubiera saltado correctamente el Airbag y evitado el daño irreparable.
Quizás nos fijemos en el accidente en sí, más que en valorar lo bien que se ha gestionado la situación de incidencia. Por fortuna no hay muchos fallos, pero si hubiera más en el futuro y la nave sigue salvando vidas, se acabaría planteando que realmente los vuelos espaciales son seguros.
Yo creo que los años del Challenger han quedado atrás y actualmente se han puesto medios para evitar situaciones similares. Queda por probar qué tal gestiona los incidentes el BFR. Pero con la impresión que ofrece Elon Musk y Space-X, me parece que será igual o más seguro que una Soyuz. Sólo que hay que ir lanzando y arreglando los fallos antes de enviar vuelos tripulados.

Roberto Vengut Tro Roberto Vengut Tro

He hablado con un amigo ruso y dice que los entusiastas allí han llamado a la separación de la primera etapa la “cruz de Rogozin”, parodiando la famosísima “cruz de Koroliov”. Un nombre gracioso pero que echa sal en la herida de que muchos aficionados no sienten a Rogozin como un buen líder del programa, al ser un político que no tendría por qué pintar nada en un programa espacial, a su ver.

Foxbat Foxbat

Recuerdo haber visto alguna vez un video tomado por una cámara que habían montado en la parte externa del cohete Soyuz apuntando hacia abajo que mostraba perfectamente la separación de los 4 boosters del Soyuz. No se si esa cámara fue en ese vuelo sólo o si ya era un standard de cada lanzamiento Soyuz. Si esa grabacion está la de este vuelo fallido permitiría saber exactamente y de primera mano que pasó ahi. Porque todo parece indicar que hubo un fallo en los tornillos pirotécnicos y algun booster no se desprendió en el exacto y milimétrico momento en que debió hacerlo y parece que golpeó al core central y eso produjo algún daño que afectó el impulso

Luciano Luciano

Si hay algo que me indignó es lo que se ve en el segundo video. Con toda la tecnología que hay en este siglo (y agradezco vivir en él) me dejó con un mal sabor de boca enterarme que las animaciones emitidas por los rusos durante los despegues no estén guiadas o basadas en la telemetría real del suceso (no me entra en la cabeza que en 2018 pueda aducirse “imposibilidad”). Mientras una voz decía “failure” a cada rato el dibujo animado del cohete seguía tranquilo su curso. No me afectó enterarme de que Papá Noel no existía (creo que hay una vocecita dentro de muchos de nosotros que nos dice que algo no cuadra con el barrigón aquel, y cuando nos cuentan la verdad como que esa vocecita halla tranquilidad) pero ver que transmiten datos precocinados (muy buenos para el “todo va bien”) me hizo sentir traicionado.

DR. ALVARO SEQUERA DUARTE DR. ALVARO SEQUERA DUARTE

Indudablemente, en el lanzamiento de la soyuz,se presento un fallo total y habrá que realizar las correspondientes investigaciones científicas y operacionales; pero lo mas importante es el rescate de los tres astronautas en la ISS, pues si en enero del 2019 no estan re abastecidos deberían regresar a la tierra y la ISS no puede quedar a la deriva, por lo tanto le corresponde a las 16 naciones iniciar el plan de rescate y de nuevos lanzadores espaciales para abastecer a la ISS.

Ver más comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *