¿Qué nos depara 2020 en el espacio?

Por Daniel Marín, el 5 enero, 2020. Categoría(s): Astronáutica • China • ESA • India • Japón • NASA • Rusia ✎ 161

Marte va a ser sin duda el protagonista de 2020. Este año se va a hablar mucho del planeta rojo porque nada más y nada menos que hay planeados cuatro lanzamientos de misiones espaciales al planeta vecino. La fiebre marciana comenzará el 17 de julio. Ese día se abre la ventana de lanzamiento de la misión Mars 2020 de la NASA. El rover Mars 2020, que dentro de poco recibirá un nombre más adecuado, es un gemelo de Curiosity y, por tanto, es el segundo vehículo más avanzado y costoso que explorará el planeta rojo. Pero, mientras que Curiosity es un laboratorio móvil capaz de analizar con mucho detalle la composición del suelo y atmósfera marcianos, Mars 2020 buscará indicios de biomarcadores pasados y presentes en el planeta rojo. Mars 2020 aterrizará usando el espectacular sistema sky crane y es además la primera misión del programa MSR (Mars Sample Return) con el que la NASA y la ESA quieren traer muestras de Marte en 2031. Mars 2020 dejará muestras del terreno marciano dentro de tubos que serán recogidas dentro unos años para ser enviadas a la Tierra mediante dos sondas adicionales.

El rover Mars 2020 de la NASA será uno de los protagonistas del año (NASA).

Mars 2020, de 1050 kg de masa, lleva además el primer helicóptero que volará en otro planeta, el MHS (Mars Helicopter Scout). El rover despegará mediante un Atlas V 541 desde la rampa SLC-41 de Cabo Cañaveral y llevará varios cubesats y un pequeño orbitador marciano denominado MMO (Mars Micro Orbiter). Si todo va según lo previsto, Mars 2020 debe aterrizar en el cráter Jezero el 18 de febrero de 2021. El 23 de julio le toca el turno a la sonda china Huoxing 1 (火星一号, ‘Marte 1’ en mandarín), que debe despegar mediante un Larga Marcha CZ-5 desde el centro espacial de Wenchang. Huoxing 1 es una compleja misión que incluye tanto un orbitador como una sonda de descenso con un rover de 200 kg. Huoxing no es tan avanzada como Mars 2020, pero, teniendo en cuenta que se trata de la primera misión china a Marte —no tenemos en cuenta la malograda Yinghuo 1—, es sumamente ambiciosa. China también quiere traer muestras de Marte para 2031, y, aunque en principio esta misión no está relacionada directamente con las dos sondas que se lanzarán para recoger dichas muestras, sin duda es un paso fundamental para lograrlo.

La sonda china Huoxing 1 (CASC).
Rover marciano de la misión Huoxing 1 (no ha sido bautizado todavía).

La siguiente misión marciana es ExoMars 2020. Originalmente denominada ExoMars 2018, esta misión ruso-europea tuvo que ser retrasada dos años por culpa de varios problemas. Y, de hecho, todavía no está claro que no termine llamándose ExoMars 2022. En los próximos meses sabremos si los fallos que han surgido con los paracaídas se pueden resolver a tiempo para el lanzamiento o no. ExoMars 2020 despegará el 26 de julio mediante un cohete ruso Protón-M/Briz-M desde el cosmódromo de Baikonur (es el mismo cohete que lanzó la sonda ExoMars 2016, actualmente en órbita de Marte). El módulo de descenso ruso de ExoMars 2020 deberá poner en la superficie marciana el rover europeo Rosalind Franklin. Con una masa de 345 kg, este rover es más pequeño que Curiosity o Mars 2020, pero va equipado con un taladro que le permitirá excavar hasta los dos metros de profundidad, lo que servirá para estudiar posibles sustancias orgánicas a salvo de la radiación solar y los rayos cósmicos. Suponiendo que no se retrase, ExoMars 2020 aterrizará en la región de Oxia Planum en marzo de 2021.

El rover Rosalind Franklin aterrizará mediante el módulo de descenso ruso (ESA).
Rosalind Franklin (la sobrina de la Rosalind Franklin famosa) junto al rover europeo Rosalind Franklin de la misión ExoMars 2020 (ESA).

Por último tenemos la sonda marciana de Emiratos Árabes Unidos, Al Amal (الأمل) o Hope (‘Esperanza’). Esta sonda de 1500 kg se limitará a orbitar Marte, pero es un paso significativo dentro del programa espacial de los EAU. Al Amal partirá hacia Marte a partir de julio a bordo de un cohete japonés H-IIA (H-2A202), recordándonos de paso que los cohetes japoneses también están disponibles en el mercado internacional (nadie recurre a ellos por su alto coste). El siguiente hito de 2020 serán los primeros vuelos tripulados de las naves estadounidenses Crew Dragon y Starliner. Sí, ya sabemos que llevamos diciendo esto desde hace tres años, pero esta vez parece que es la definitiva. Después de los vuelos de prueba que ambas naves realizaron en 2019 sin tripulación, tanto SpaceX como Boeing tienen que resolver varios problemas antes de llevar a cabo una misión tripulada. La cápsula DM-1 de SpaceX reventó durante una prueba rutinaria en tierra y la empresa todavía debe efectuar una prueba del sistema de escape en vuelo. Por otro lado, Boeing no logró acoplar la Starliner a la ISS durante su primer vuelo y ha experimentado problemas de desarrollo con varios sistemas críticos del vehículo, incluyendo los paracaídas. Por estos motivos, todavía es pronto para dar fechas, pero está claro que la misión DM-2 de la Crew Dragon de SpaceX con Doug Hurley y Bob Behnken a bordo no tendrá lugar antes de marzo. La DM-2 despegará mediante un Falcon 9 Block 5 desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy.

Sonda Al Amal en Marte (https://www.uaeusaunited.com/).

Alrededor de junio debería despegar la misión CFT (Crew Flight Test) de la CST-100 Starliner, con Chris Ferguson, Mike Fencke y Nicoles Mann, desde la rampa SLC-41 de Cabo Cañaveral mediante un Atlas V N22. Si estas misiones salen bien y no se retrasan demasiado, que es mucho suponer, la NASA espera llevar a cabo los primeros vuelos rutinarios de estas naves a la ISS: la misión USCV-1 de la Crew Dragon (con Mike Hopkins, Victor Glover y Soichi Noguchi) y la USCV-2 de la Starliner (con Sunita WIlliams, Josh Cassada, Thomas Pesquet y Andréi Borísenko). No obstante, es altamente probable que la USCV-2 se nos vaya a 2021 y, visto lo visto, tampoco apostaría muy fuerte a que la USCV-1 tenga lugar este año. Mientras, las naves Soyuz serán, otro año más, las encargadas de llevar astronautas a la ISS.

¿Veremos al fin un vuelo tripulado de la Starliner y la Crew Dragon en 2020? (NASA).
Andrew Morgan durante una EVA (NASA).

2020 será el último año en el que la ISS sea la única estación espacial permanentemente habitada, ya que en 2021 China planea lanzar el módulo central de su estación espacial, Tianhe. Un año más, el tráfico hacia y desde la ISS va a ser denso. El 6 de febrero regresará la Soyuz MS-13 con Alexandr Skvortsov, Luca Parmitano y Christina Koch. Koch, que despegó en la Soyuz MS-12, ya ha batido el récord femenino de permanencia en el espacio, pero cuando regrese llevará casi un año en la estación. El 9 de abril despegará la Soyuz MS-16 con Nikolái Tijonov, Andréi Babkin y Chris Cassidy, que se acoplará al módulo Poisk. El 17 de abril regresará a la Tierra la Soyuz MS-15 con Oleg Skrípochka, Jessica Meir y Andrew Morgan y el 14 de octubre despegará la Soyuz MS-17 con Anatoli Ivanishin , Iván Vagner y Nikolai Chub. La MS-17 será la primera Soyuz en muchos años con tres cosmonautas rusos a bordo, pero solo si la Crew Dragon o la Starliner vuelan sin problemas con tripulación. En caso contrario, la MS-17 llevará un astronauta de la NASA.

Christina Koch dentro de una Dragon de carga (NASA).
La Tierra vista desde la ISS (NASA).

Además, se lanzarán ocho naves de carga a la ISS: Dragon SpX-20 (1 de marzo), Progress MS-14 (25 de abril), HTV-9 Kounotori-9 (mayo), Dragon SpX-21 (5 de agosto), Progress MS-15 (20 de agosto), Dragon SpX-22 (octubre-diciembre), Cygnus NG-14 (octubre) y Progress MS-16 (11 de diciembre). Como novedad, a partir de la misión SpX-21 (CRS-21), SpaceX usará naves Crew Dragon no tripuladas para las misiones de carga a la ISS.  Precisamente, la SpX-21 llevará el pequeño módulo esclusa Bishop de la empresa Nanoracks. Además, este año se lanzará el último carguero japonés HTV, que será sustituido a partir de 2021 por el HTV-X. En 2020 también debe despegar al fin el módulo ruso Nauka (MLM), una nave que lleva una década de retraso. Si todo sale bien, el MLM despegará el 30 de noviembre mediante un cohete Protón-M. No obstante, este módulo ha sido retrasado tantas veces que no sería una sorpresa especialmente llamativa si tampoco logra alcanzar el espacio este año. En caso de que finalmente despegue, la Progress MS-15 se usará previamente para separar el módulo Pirs del segmento ruso, ya que Nauka se acoplará al módulo Zvezdá en el puerto nadir que actualmente ocupa el Pirs.

Nave Dragon de carga (NASA).
Es posible que el módulo Nauka al final despegue a la ISS (Roscosmos).

Más allá de Marte y la ISS, China promete volver a batir su récord y planea más de cuarenta lanzamientos orbitales en 2020. Recordemos que China lleva dos años siendo la nación del planeta con más lanzamientos espaciales (34 en 2019 y 39 en 2018), un aumento espectacular considerando que hasta 2017 el número de misiones orbitales oscilaba entre 15 y 19. Este año veremos el debut sin astronautas de la nueva nave tripulada china, destinada a reemplazar a las Shenzhou, y que despegará en octubre mediante un Larga Marcha CZ-5B desde Wenchang. Será el primer vuelo del CZ-5B, la versión del CZ-5 con dos etapas para misiones a la órbita baja. Esta versión se usará el año que viene para el lanzamiento del módulo Tianhe, así que es normal que se pruebe antes con una carga menos crítica. El CZ-5, en su versión de tres etapas, se usará a finales de 2020 para lanzar la sonda lunar Chang’e 5 con el fin de traer muestras de la Luna. La Chang’e 5 será la tercera sonda china que alunice sobre la Luna y la primera en casi medio siglo que recogerá trozos del suelo lunar.

La nueva nave tripulada china (CMSA).
Sonda Chang'e 5 (CNSA).
Elementos de la sonda Chang’e 5 (CNSA).
Fases de la misión Chang’e 5 (CNSA).

Este año se volverá a hablar mucho de las megaconstelaciones. SpaceX quiere llevar a cabo unos 25 lanzamientos para poner en órbita satélites Starlink. Si este frenético calendario se cumple, acabaremos el año con más de 1500 satélites de esta constelación (no sería de extrañar que algún organismo astronómico internacional como la UAI se hagan los sorprendidos). Pero Starlink no es el único actor en esta película. La constelación OneWeb ha planeado más de 13 lanzamientos este año, la inmensa mayoría con 34 satélites cada uno, usando lanzadores Ariane 6, Soyuz-2.1b y LauncherOne. Por otro lado, este año continuaremos pegados a las pantallas para ver el culebrón del desarrollo del proyecto Starship de SpaceX. Elon Musk ha anunciado que, después de que el prototipo Spaceship Mark 1 reventase, el siguiente objetivo es lanzar el Starship SN1 —antes conocido como Mark 3—, que debe despegar este año para realizar vuelos de prueba de hasta 20 kilómetros de altura. Musk ha declarado que el Superheavy también deberá hacer su vuelo inaugural en 2020 y que, si todo sale bien, intentará alcanzar la órbita por primera vez con el conjunto Starship/Superheavy.

¿Veremos algo así este año? (reddit.com/spaceX).
Starlink a tutiplén (SpaceX).

En cuanto a nuevos lanzadores, el Starship no es el único cohete de 2020. Sin ir más lejos, el Ariane 6 europeo debe realizar su primera misión a finales de año. Tras varios años de desarrollo, el sustituto del Ariane 5 despegará en la configuración Ariane 62 —con dos cohetes de combustible sólido— desde la rampa ELA-4 de Kourou. Bien es cierto que, una vez más, es posible que esta misión se retrase a 2021. Pero si no es el Ariane 6, tendremos al Vega C, que es el otro nuevo lanzador europeo que llevará a cabo su vuelo inaugural a mediados de este año. Por su parte, China estrenará dos lanzadores de gran tamaño: el Larga Marcha CZ-8 y el CZ-7A. Juntos a los CZ-5, CZ-6 y CZ-7 ya existentes, estos dos nuevos lanzadores sustituirán a largo plazo a la mayoría de cohetes Larga Marcha CZ-2, CZ-3 y CZ-4 hipergólicos de primera generación. El CZ-8 es un lanzador ligero capaz de poner 2,8 toneladas en órbita de transferencia geoestacionaria (GTO), pero lo interesante del caso es que China quiere recuperar la primera etapa de este cohete de la misma forma que el Falcon 9 de SpaceX, con rejillas aerodinámicas y barcazas en medio del océano.

Ariane 64 en vuelo (ESA).
Los CZ-7A y CZ-8 deberán debutar en 2020 (spaceflightfans.cn).
Larga Marcha CZ-7A (CASC).

El CZ-7A está basado en el CZ-7, lógicamente, pero su diseño es diferente. Básicamente, es una versión del CZ-7 para misiones a la órbita geoestacionaria, ya que podrá colocar 7 toneladas en GTO (la mitad de lo que es capaz el CZ-5). Aunque no sea nuevo precisamente, el Angará A5 ruso realizará su segundo vuelo casi seis años después del primero. En cuanto a microlanzadores orbitales, en 2020 veremos el LauncherOne de Virgin Orbit, que debe despegar a principios de año desde el Boeing 747 Cosmic Girl. Firefly Alpha, de la empresa Firefly, también será lanzado por primera vez en marzo, en este caso desde la base de Vandenberg. Asímismo, también debutará el SSLV (Small Satellite Launch Vehicle) indio, capaz de colocar hasta 500 kg en órbita baja. A estos vehículos hay que sumar una pléyade de misiones a cargo de los nuevos microlanzadores chinos.

El LauncherOne durante una de las pruebas de caída desde Cosmic Girl (Virgin Orbit).

En el frente científico hay que destacar, además de las sondas marcianas, el lanzamiento de la ambiciosa misión Solar Orbiter (SolO) de la ESA. El lanzamiento tendrá lugar el 6 de febrero desde la rampa SLC-41 de Cabo Cañaveral mediante un Atlas V 411. Por otro lado, India planea regresar este año a la Luna después de que la sonda Vikram se estrellase en 2019, aunque todavía no está clara la arquitectura final de la misión y es probable que esta Chandrayaan 3 se posponga a 2021. En definitiva, 2020 va a ser un año espacial bastante emocionante.

Misión Solar Orbiter de la ESA (ESA).


161 Comentarios

  1. Este año promete… :-)__

    Espero con mucha impaciencia la Chang’e 5, Mars 2020 y ExoMars 2020. Y, por supuesto, noticias de las sondas y telescopios que están trabajando ahora.

  2. Simplemente expetacular sin duda esté será el año de las sondas a Marte esperémos que todas adelante y EEUU pueda regresar al espacio o que el SLS despege finalmente con exito
    Por cierto también se cumplen 10 años desde que descubrí este hermoso blog justamente cuando buscaba información de el lanzamiento de el X37 B y me introdujo a esté fantástico mundillo gracias Daniel 😁

    1. Fernando, otra década más comentando aquí y creo que llegarás a dominar los signos de puntuación. Eres (del blog) el que peor nivel tiene, por mucho, al escribir. Hay veces que no se entiende lo que dices. No te lo digo para enfadarte, ni para llamarte burro; tan sólo siento curiosidad por saber si allá en sudamérica no tuviste oportunidad de recibir una educación básica en español. Pero eso no es nada extraordinario; ya que mis abuelos tampoco la recibieron (a los 12 años ya estaban los dos labrando los campos) y, durante el resto de sus vidas, tuvieron que aprenderlo todo por su cuenta. Ánimos Fernando.
      En este sentido, yo soy como mis abuelos. A los 23 años yo tenía una formación muy superior a la de muchos de vosotros, pero durante el resto de mi vida: sigo aprendiendo (sigo mejorando), en parte, gracias a Daniel y su magnífico blog.

      1. Antonio, y no te parece estupendo que la gente sin formación se interese por estos temas en vez de estar en páginas de magufadas? Leyendo el horóscopo o hablando de bigfoot la tierra plana el creacionismo y cosas así? A mi sí, prefiero alguien que escriba como Fernando pero tenga un mínimo de interés por saber la verdad de las cosas que alguien que escriba como un catedrático y luego crea en burradas como una catedral

        1. Tiberius Generale, hay quien cree en el terraplanismo o en el creacionismo, pero también en: el newtonianismo, el darwinismo, el cambio climático antropogénico e incluso los hay quienes creen que, (con los cohetes de propulsión química de Elon Musk), el hombre irá y volverá de Marte antes del 2080. ¿Quien soy yo para decir que todas esas creencias son una burrada?: lo son, pero no me apetece iluminar a nadie con LA verdad; que se apañe la gente con SU verdad.
          A Fernando Generale, le veo como a mis abuelos: gente que debe esforzarse cada día por ir incrementando su paupérrimo nivel cultural. No le leo casi nunca; pero esto que ha escrito sobre que le gustó una entrada aquí en Eureka del X-37-B, es una afición tan «buena» como al que le gustan los cuadros de Dalí, o viajar a las Canarias, o hacer escalada, o cocinar para los amigos, o rezar el rosario o poner a parir al ‘cum fraude’ del ‘Dr.’ Sánchez en forocoches (que, por cierto, ¿en qué nos hemos equivocado todos si el representante de menos de 20000 votantes en Teruel tiene la clave para investir o no al presidente de un país de +46000000 de personas?).

      2. Antonio, acá o allá hay cosas que sobran. La formación académica es muy distinta a la educación, respeto o saber estar. Te falta mucho de lo último y siento vergüenza ajena cuando leo tus salidas de tono.
        Fernando, paciencia. Has mejorado mucho, pero aun puedes hacerlo mejor en este 2020. Un abrazo!

        1. Joder, Yavi, no me hagas ahora explicarlo todo como si fueseis críos de parvulario. Yo: (1) nunca le he hecho bulling a Fernando (al contrario le doy ánimos en su esfuerzo), (2) nunca me he metido con los sistemas educativos de uno u otro país; ni de una u otra época, (3) sí que critico a los listillos como Tiberius que hablan de LA verdad, (4) en mi serie de comentarios, de esta entrada, mi única salida de tono es llamar «cum fraude» al Dr. Sánchez (porque plagió su tesis y porque su proyecto político es estafar a unos y a otros), (5) mi más reciente salida de tono en este blog fue hace unas entradas con «Martínez el facha». Yo insulto en este blog sólo a los que, bajo mi juicio, se lo merecen. Y contra aquél que, para ¡¿defender a SpaceX?!, se mete con Jesucristo y da vivas a Satanás; hice muy bien cagándome en su puta madre.
          A los guardianes de las formas, no os hago ni puto caso. Antes dejarás de leerme tú, Yavi, que yo contestaré con buenas formas a los hijos de puta del blog.
          He hablado.

          1. Antonio ha hablado.

            Y ha hablado con gran falsedad:

            – Mi comentario acerca del Anticristo no tenía nada que ver con SpX.
            Ni se les menciona. Tu afirmación es falsa.

            Simplemente, te lo inventas para intentar autojustificarte y hacerme quedar mal a mí (que parezca como si fuera capaz de cualquier cosa para defender a SpX).

            Qué bajo que has caído, Antonio.
            ¡Y qué obsesión con Elon y SpX!

            «(2) nunca me he metido con los sistemas educativos de uno u otro país; ni de una u otra época»

            Otra falsedad evidente. Y menuda desfachatez. Llevas años metiéndote con el sistema educativo de Catalunya y diciendo que hay que cerrar TV3.

            Podrías cambiarte el nick por Antonio (AKA «Un falso»).

            – Y, con ese lenguaje, quizás deberías dedicarte a escribir felicitaciones navideñas.

          2. Antonio, tú, como físico ¿crees en magufadas? Crees en Dios y en el diablo? Jesucristo y satán? Te lo pregunto en serio. Porque te lo digo, si no es así no entiendo porque te escandalizas por esos vivas lanzados de cachondeo, si te ofende eso te digo que yo no veo ninguna diferencia entre esas supersticiones que encarnan esos personajes que defiendes y cualquier otra superstición pagana ¿de verdad crees que dar vivas a satanás tiene algún efecto? O rezar el rosario? Creer en esas cosas es tan magufo como el horóscopo las cartas del tarot o creer en el chamán de la tribu de turno, no pongas magufadas al nivel de otras aficiones más nobles, aficiones que tratan sobre la búsqueda de la verdad o hasta las que tratan del simple disfrute, no puedes equiparar a quien por afición se interesa por descubrimientos científicos con aquellos que van a misa los domingos o se inclinan 5 veces al día o que esperan llegar a su reencarnación «buena» en una vida futura, las supersticiones supersticiones son, no me merecen la misma consideración que una verdad científica aún por muy incompleta que esta sea.

            La creencia en una mentira no será jamás equiparable a la creencia en una verdad a aunque sea una verdad a medías

            Gracias a la ciencia un X38 B es algo real, o la puesta en órbita de un telescopio espacial o la detección de metano en marte… no equipares a las personas que se interesan por eso con las que rezan el rosario, por favor! Ni punto de comparación.

            Me dirás (o me dirán) que se puede ser religioso supersticioso y magufo a la vez que interesado por la ciencia, pero vamos las personas que lo son simplemente no entienden de que va la ciencia, tienen un batiburrillo en sus cabezas en que lo mezclan todo, supersticiones y conceptos científicos como si fueran equiparables ambas, y no, son cosas con un grado de verdad completamente distinto ¿de verdad tú eres una de esas personas?

          3. Si martinez, yo también pido respeto para el sistema educativo de ese gran pequeño país no reconocido que es La República Independiente de GENERALIA, durante milenios nuestras particularidades ortográficas nos otorgan el derecho soberano de escribir como nos salga del nabo

  3. Sorprendente el salto cualitativo y cuantitativo de los chinos. Lejos todavía de los logros de la Nasa, pero tiempo al tiempo. Gracias por la información Daniel, te sigo en radio Skylab

      1. El James Webb esta anunciado para mayo de 2021 si no lo han cambiado en los ultimos 2 meses.
        Por cierto Daniel.Primero felicitarte por otra magnifica entrada y segundo preguntarte si sabes algo de la mision de la Isro Adytia-L1 al sol.Muchas gracias!

    1. “lo mas probable es que quien sabe”,
      lo mas probable es que el telescopio espacial James Webb
      se retrase aun mas y siga absorbiendo montones de recursos.

  4. ¿Quién es la Rosalind Franklin de la foto?

    Mi pronóstico particular es que el año 2020 debería contagiarse del caos en expansión aquí abajo, algunos eventos podrían posponerse, otros adelantarse, otros no previstos suceder, y así sucesivamente. Cosas así siempre han pasado, no tendría nada de extraño ni novedoso, y eso que los calendarios de la industria espacial tienen unas inercias poco corrientes en otras actividades humanas. Pero, me da que, si sucede, tendrá toque especial, y no necesariamente por causas endógenas al propio evento.

    Además, aparte del geocaos, es año electoral en EEUU. Habitualmente, el espacio pinta poco o muy poco en esa contienda, pero podría venirse a primera plana, para bien y para mal.

    Y, con independencia del parágrafo anterior, creo que en 2020 organismos de gestión del espacio, y en general, la política espacial que se ha seguido hasta ahora experimentarán, no sé como decirlo, una «expansión inflacionaria». De repente, el espacio va a estar ahí y se va a ir configurando como otro caballo de batalla más. Ya lo venía siendo, de forma contenida y larvada. Pero me da que vamos a tener pollos (políticos, evidentemente) de muy serio calado. Que se acaba el período de incubación y veremos los síntomas la mar de bien floridos.

      1. Si EEUU se mete en irán acaban peor que en Iraq solo hace falta ver un mapa y ver el tamaño de irán.
        La guerra convencional durara poco más o menos un fin de semana y a partir de ahí años y años de guerra asimétrica en al que EEUU podrá ganar pero no convencerá.
        Pero yo casi prefiero que al final no pase nada porque todos sabemos quién va detrás de EEUU en las guerras y está para mí no tiene ningún sentido, más allá de que una guerra nunca tiene demasiado.

        1. Pensaba en el espacio ya que lo habías sacado. Irán no tiene ahí ninguna posibilidad, si Estados Unidos va ahí cómo fue con Iraq lo va a pasar desde luego mal.

          Hay además gente que teme una Tercera Guerra Mundial estallando por esa muerte. Lo dudo mucho y no solamente porque Sulemaini no fuera un pez gordo ruso o chino.

      2. No, no, no lo digo por ningún acto concreto, ni de hoy ni del futuro. Hablo de tendencias. Han Solo se mete en el campo de asteroides, cada uno que esquiva es un problema superado, pero globalmente tiene que pilotar de una determinada manera. Me refiero a esto último.

        Ya que hablas de ese problema concreto, como todo el mundo sabe los misiles utilizan el GPS (o el GLONASS, el que toque) para alcanzar sus blancos. Irán puede perfectamente spoofear la señal, ya lo ha hecho varias veces, sucede que el ataque ha sido inesperado, el tipo ni siquiera se estaba ocultando (yo no entro ni salgo en el asunto, me limito a enfocarlo en la parte que nos interesa). Para evitar esto en un futuro hay varias opciones, y todas son conflictivas, pero está claro que todo el mundo, no sólo Irán, sacarán las respectivas conclusiones, y cuando digo todo el mundo, digo todo el mundo. De hecho el DoD está obsesionado precisamente con que le tumben la red GPS de una forma u otra.

        Y no, Irán lleva las de ganar. No porque sea Irán, sino porque EEUU está haciendo el imbécil sin frenos. Por decir cualquier cosa, la parte del león en Iraq se la han llevado las petroleras chinas, sin soltar un puto euro, y EEUU que se ha fundido tres billones (cuenta larga) de sus contribuyentes ha obtenido cero patatero aparte de ser odiados a muerte. Pero esto no afecta a las políticas espaciales. O sí. No sé.

        1. Nunca me explico bien. Si a Estados Unidos le da por atacar Irán, si ya tiene como bien dices pocos amigos, va a tener todavía menos. Por no hablar de que el ejército iraní parece en mejor estado que el que tenía Saddam incluso cuando invadió Kuwait así que las bajas van a ser mayores. Por no hablar de lo que pasaría en la ocupación, que seguramente iría más allá aún de lo que ha pasado en Iraq por lo mencionado al principio.

          1. Sí que te explicas bien, pero es que curiosamente una guerra, con la catástrofe que sería, no tendría por qué afectar a políticas espaciales. Me temo que sí lo haría, pero no es algo que venga determinado.

            Por no enrollarse cual persiana (de Persia), todas las políticas que estaban vigentes en este planeta eran en general las que se firmaron en Yalta (o Potsdam, como prefieras). La política que rige en el espacio aún, surgió y se estabilizó dentro de ese modelo. Al irse al guano la URSS, que era una de las patas de ese equilibrio, EEUU decidió no salvar lo salvable y optó por (intentar) ser hegemónico en solitario, con resultados desastrosos para todos ellos incluidos. Con todo, muchos de esos equilibrios de casi 75 años atrás se mantenían, pero ahora se van derrumbando todos, uno a uno, en no pocos casos porque EEUU cree que le estorban.

            La política espacial, el consenso internacional, aún sigue si no vigente, en pie. El problema vendrá cuando se carguen también ese consenso.

      1. ¡Gracias! No tenía ni idea. En general, no me gusta la idea de poner nombres de personas, es lo que hay evidentemente, pero en el caso de Franklin (tía-parentesco) cuenta con toda mi aprobación.

    1. Que no se nos vaya la olla. Puede que Trump busque una guerra para su reelección pero de invadir Irán no habla nadie porque es imposible.
      Irán buscará alguna represalia asimétrica. Por eso Trump ha amenazado ilegalmente con otra represalia asimétrica, lo nunca visto en un país supuestamente defensor del derecho internacional: pretende destruir 50 objetivos culturales y emocionales para los persas, algo a todas luces contrario al derecho internacional. Sin embargo se lo ha puesto difícil a los Ayatoláh, con el chantaje.

      ¿Aceptarán el reto, sabiendo lo que dañaría a la imagen de USA hacer algo así?

      1. Como le digo arriba a U-95, no hablo de un caso concreto. Pero visto lo sucia que se ha vuelto la política en casi todo Occidente, sí que va a ser una campaña electoral tremenda y como no creo que se haya visto nunca. Mucho me temo que va a valer todo, literalmente, eso puede o puede que no afecte a las políticas espaciales, me refiero a bandazos abruptos y electoralistas. A mayores, la tendencia va a ser la que es.

        Va a haber más problemas como el de Irán, muchos más, y con muchas más partes (implicadas). Irán se tomará su tiempo para devolverle la pelota (precisamente, durante el período electoral será mucho más «rentable»). Y este tipo de meteoritos habrá que irlos sorteando, porque al primer impacto agur.

        P.ej. igual que le meten un embargo al NS-2, nada impide al Congreso meterle un ban total a Roscosmos (como el que ya tiene China). ¿Es una subnormalidad total? Total, pero es exactamente lo único que hacen. Pues a cualquier disparate de estos me refiero, y por este camino vamos a donde algunos bastantes quieren ir y mueven hilos para llegar.

  5. El año pinta bien y además está lo que puede salir cómo descubrimientos o las sorpresas que pueda dar el espacio sin avisar -no, Betelgeuse, no va a estallar cómo supernova pese a que haya pegado ése bajón de brillo-

  6. 2020 va a ser genial, pero a veces lo mejor de cada año lo aportan las misiones de años anteriores, cuando empiezan a llegar sus fotos e información.

  7. Copio y pego mis predicciones para este año del post del final del 2019.
    Se agradecen los aportes para mantener un debate🙂.

    China dice sin rodeos que aumentan el presupuesto y que van a la luna a ganar a los USA.
    La India consigue avances en su programa tripulado.

    Europa sigue dormida (ups que esto de predicción tiene poco)

    SpaceX: lanza la crew dragón casi a la par que Boeing la starliner alrededor de julio agosto pero no aventuró quién ganará.

    SpaceX gana el contrato del módulo de aterrizaje lunar y de reabastecimiento a la Gateway por la manga al realizar el hop de 20 km en marzo y la órbita yo digo que a la par que el discurso sobre el estado del espacio a eso de septiembre/octubre.

    Aunque esto ya lo he dicho varias veces el SLS falla en el Green run hacia finales del tercer trimestre al tener que salvar la cara frente a spacex que va a alcanzar la órbita con el Star ship, las consecuencias de esto se discutirán en el parlamento y dejó para la predicción de 2021 las conclusiones.

    Blue origin al perder con su caballo ganador el Lander lunar manda todo a tomar por saco y se va a por el new amstrong que afirman verá la luz a finales de la década y así será, el BE-4 se confirma como un gran motor a la par pero un peldaño por debajo que el raptor, y empiezan los rumores sobre un BE-5 con metano para un cohete aún más grande que el new amstrong (lo del cohete lo sacamos nosotros a partir de las posibles especificaciones del motor). Siguen realizando vuelos privados con el new shepard.

    Boeing niega cualquier rumor sobre el vulcan que parece que rediseñan moderadamente.

    Rocket lab anuncia a finales de año que preparan subir un peldaño pero que van a ir con calma que les va bien con lo que tienen de momento.

    PLDspace avanza pero el lanzamiento del miura 1 no se producirá este año

    El James web se retrasa (ups otra cosa que no es predicción)

    Rusia pues seguirá teniendo dinero para armas o los posee points de las mismas pero para el espacio ni flores

    Corea del Norte y poco después Irán llegan a órbita marcando un hito para países pobres y a lo largo de la década (un poco sueño pero que sinceramente espero) la Unión africana anuncia su propia agencia espacial inspirados por Irán y Corea del Norte, china se apura en realizar un traspase de tecnología y Europa se apunta el tanto de colaborar a finales de la década en la primera misión a la luna de esa agencia africana.

    Como se ve hay un poco de todo en mi predicción hay algunas cosas que me saltó pero ya me ha quedado sobradamente extenso el comentario, disfrutemos de esta década que se plantea apasionante y rezemos porque todas las sondas y misiones de este año cumplan al 100% sus objetivos

      1. ¿No parece hasta un poco pequeño?
        Tengo que buscar los datos de la altura pero debe de ser en torno a 80-90 metros lo cual me parece pequeño para intentar competir contra el Starship.
        Habrá que ver en qué queda que desde el ITS hasta el Starship ha adelgazado un montón y podríamos ver el inverso en blue origin con el New Amstrong

      2. Ese concepto no es más que un Starship con otro nombre. Alguna gente cree que Blue copiará a SpX.
        Personalmente, lo dudo.

        No creo que el New Armstrong sea tipo Starship; más bien creo que será tipo Saturno V, un cohete de tres etapas y una nave espacial independiente, pero con etapas reutilizables.

        La tripulación irá en una cápsula tradicional o en un vehículo tipo DreamChaser que será independiente de la etapa superior del cohete (a diferencia de Starship).

        Creo que la arquitectura de Blue no contará con una nave espacial integrada con la etapa superior capaz de aterrizar y despegar de la Luna, reentrar en la Tierra y aterrizar propulsivamente, etc.

        Debido a eso, no creo que veamos el desdoblamiento en nave de carga/nave tripulada/tanker como en la Starship.

        Para que otras empresas intenten copiar el concepto Starship, primero éste debe demostrar su viabilidad y superioridad, y aún no lo ha hecho.

        *****

        Blue ha registrado el nombre «New Lindbergh». Por el nombre, supongo debe ser algún tipo de transporte intercontinental.

        1. Los transportes intercontinentales con motores coheticos están condenados al fracaso más absoluto. No veo a BO transitando ese camino.

        2. (Contesto aquí, Pochimax)

          De momento no, claro.
          Por ejemplo, Gwynne dijo que SpX se dedicaría a eso pasados 10 años (o sea, a partir de 2029).

          Pero creo que durante la década de los 20 aumentará el interés general en el transporte intercontinental hipersónico, a medida que evolucionan las tecnologías necesarias.

          Virgin Galactic tiene interés en el tema (aunque su SpaceShipTwo es una vía muerta tecnológicamente). Branson tiene una compañía de transporte aéreo y quiere ser pionero en transporte hipersónico.

          Parece que Blue también, a juzgar por el nombre New Lindbergh.
          SpX incluso ha anunciado planes concretos utilizando su Starship.

          Y luego están todas las grandes compañías de transporte aéreo y fabricantes tradicionales que no querrán quedarse atrás: Boeing, Airbus…
          Y, por último, China.

          Cuando exista este tipo de transporte, será complementario al transporte aéreo tradicional: pagando más puedes llegar más deprisa, como con el Concorde.

          1. Me temo que la StarShip servirá únicamente para los militares. StarShip, por diseño, enfrenta condiciones de vuelo más extremas y es preferible algo como el Concorde. Precisamente este diciembre la NASA ha dado luz verde a la construcción del X-59. El próximo año (o 2022 si hay retrasos), habrán preparado la tecnología. Lástima que no vayan a desarrollar un avión, sino que habrá que esperar (miopía política) a que una empresa privada desarrolle un nuevo avión, si es que al final lo hacen. Solamente hay que ver lo que sucedió con el Concorde.

          2. Bueno, tampoco es que yo tenga la verdad absoluta, pero insisto en lo de los motores coheticos (jeje) dentro de 10, 100 o mil años la tecnología y la física serán las mismas. Dudo que nadie quiera montarse en eso, corriendo el riesgo.

            Otra cosa es la montaña rusa de Virgin o BO. Pero eso no es transporte sino deporte extremo.

        3. Starship va a tardar máximo 2 años, desde hoy en demostrar su viabilidad (no creo ser demasiado optimista). De aquí a que empiecen en serio con el New Armstrong va a pasar más tiempo. Ya tendría que estar el New Glenn y … seguimos sin noticias. No creo que Starship pase inadvertido para Bezos. En realidad, ni China, ni los competidores estadounidenses, ni Europa. Lo que pasa es que hay que ir paso a paso. No todo el mundo es capaz de motivarse adecuadamente sin competencia. Este año como mínimo estará el CZ-8, pero hay otros que siguen la estela del F9. Hacer directamente el Starship sería aprender a correr sin haber aprendido a gatear.
          Empiezo a preguntarme si Blue Origin es en realidad una tapadera para ahorrarse impuestos, o una lavadora de blanquear capitales.

          1. Honestamente no creo que el fundador de Amazon valla en serio con sus proyectos espaciales más bien párese que es una artimañas para inflar el precio de sus apciones por qué no creo que vallan más allá del new sherpar (o como se escriba ) y el turismo espacial no me parece un buen negocio que dijamo .

        4. Sigo con mis predicciones acerca de Blue:

          – Quizás están trabajando en algún tipo de nave espacial. En 2012 presentaron un proyecto de cápsula tripulada.

          Si las Orion, Starliner y Dragon no eran suficientes…

          https://amp.reddit.com/r/BlueOrigin/comments/8tkppr/what_happened_to_blue_origins_biconic_spacecraft/

          O quizás Blue utilice, al principio, una cápsula de otra empresa, como la Starliner.

          – No creo que desarrollen un motor tipo «Full Flow» para primeras etapas de futuros cohetes. Seguirán progresando en lo que ya conocen, la arquitectura «Oxidiser Rich».

          SpX pretende hacerlo todo con un sólo motor de metano y su elección de arquitectura viene dada por esa necesidad.
          Blue, con etapas superiores de hidrógeno, tiene otras necesidades. Por eso no creo que desarrolle un FFSC.

          – Suposición: El New Armstrong estará dimensionado de forma que permita misiones lunares tripuladas con ascenso directo.

          – Desde hace unos meses se aprecia un progreso visible en la construcción de las nuevas instalaciones. Con un poco de suerte, veremos al New Glenn en 2021.

          1. Con mi visión conservadora del espacio… no creo que veamos volar antes o al mismo tiempo al New Glenn que al Vulcan. Supongo que BO querrá datos reales de sus motores antes de lanzar lo suyo.

      3. Creo que tanto «New Anstrong» cómo la Star Ship son como las hermanas con esteroides del Hermes🤔
        El transbordador estaba en un lateral del tanque de combustible y parece que la solución es poner el pepino arriba.Ese concepto es el que hay que explotar.Las cápsulas son lo que son como primer paso.

    1. El enfrentamiento entre China y EEUU alcanzará una «tregua» por las elecciones. Es decir, continuarán dándose de hostias pero sólo a matar, no a descuartizar. Eso significa evidentemente que al tubo de pasta que termina en el horno de la CNSA le van a meter otro Nord Stream de CNYs. Pero nada de publicidades, ni golpes de efecto, ni nada de eso. Todo por detrás y si nadie se entera, mejor.

      La India continuará de diarrea mental. Rusia se irá de ejercicios espirituales, a no ser que Putin ponga a Kadírov al frente de Roscosmos. En serio, Rusia tendrá que irse decidiendo aunque sea porque otros le faciliten la elección. Y la ESA debería irse moviendo aún más, pequeños pasos pero marcando el futuro. Es difícil el futuro ver, que decía el que hablaba en hipérbaton, pero la ESA también se va a mover aunque sea por las mismas causas que Roscosmos.

      De Japón te puedes esperar todo. Literalmente.

      De SpaceX en particular y el cisco atlantista en general no sé qué decir. Los fenómenos paranormales como su nombre indica no obedecen a las leyes de la física. O eso venden sus comerciales.

      El JWST… es otro fenómeno paranormal.

      Irán, Corea del Norte y del Sur, y Taiwán deberían alcanzar capacidad orbital plena. Según cómo se vaya descomponiendo Ucrania, y los bandazos del RU, podrían empezar a hacer sus pinitos Turquía, Pakistán e Indonesia. Turquía tiene un acuerdo de cooperación con la ESA desde 2004 y es llamativo que no hay ido a más.

      Y no te olvides de Israel.

      Para finalizar, en cualquier momento una megaestupidez de los másters del Universo puede trastocar todo de una forma que sólo pasa cuando el caos gobierna todo, en vez de efecto mariposa, efecto burrada.

      1. Yo creo que Rusia hará un curso de aceleración de producción de powerpoints, pero en LibreOffice para reducir gastos.

        La ESA en su ambición de conquista del espacio, diseñará los tornillos y tuercas de categoría aeroespacial para el módulo principal de la estación Gateway, por un par de miles de millones de euros y una década de desarrollo. Aunque es posible que el último año pida asesoramiento a la NASA (que a su vez preguntará a Space-X) sobre el ámbito.

        La India será el primer fabricante de módulos tripulados capaz de meter 24 astronautas en 8m3. A su vez ofrecerá el primer servicio de comida a domicilio ofreciendo pollo tandoori y tikka masala a los astronautas de la superficie lunar.

        El JWST se ‘adelanta’ un año y se lanzará en 2022, pero habrá que gastar 1.000 milloncejos más.

        Un cambio en el diseño del SLS, que pasará a estar recubierto de oro, dando trabajo a los joyeros de Alabama que eran los únicos que no chupaban del bote del contribuyente.

  8. Por desgracia y como bien apunta Daniel, hay tantas cosas que pueden retrasarse al 2021 que seguro algunas lo harán.
    Desde luego Artemisa-1 se retrasa hasta 2021, pero antes hay que probar el cohete en Stennis, el denominado Green Run. Veremos qué tal.

    Por otro lado también apuesto por el primer turista suborbital, a cargo de Virgin Galactic, y primeros pilotos de prueba a bordo de la New Shepard, de BO.

    Ah, y los malditos contratos de la NASA para la Gateway y del módulo lunar, que Jim no se atrevió a adjudicar en 2019.

  9. Es interesante ver como los humanos lanzamos artefactos a Marte cada dos años (2020, 2022, 2025, 2027,…). Sería interesante ver el tiempo rápido y como cada vez enviamos más cosas al planeta vecino, como la intro de Expanse.

    Este año nada más ni nada menos que cuatro misiones. ¿Cuantas se lanzarán en 2022 o 2025?

      1. Sí. Pienso que veremos la cúspide de misiones a Marte para luego reenfocarnos en la Luna.
        Muchas de estas misiones van a durar más de una década, si hay suerte y las fabricaron bien. Y a eso se suma lo ya existente. Son muchas sondas para un objetivo que no es estratégico a corto ni medio ni largo plazo.
        La Luna y sus alrededores sí lo son.

        1. No me gusta esa estrategia : Marte es el lugar. Y si bien dicen que hay que pasar por la luna para prepararnos para poder llegar a Marte (entre otros la NASA) opino que no es necesario. Las prisas ya sabes y el mal hacer que me caracteriza. Dentro de 20 años no apostaría un centavo a que yo siga vivo para ver el hombre, simplemente pisar Marte (colonizarlo es ya otro tema).

          1. Marte está muy lejos y como bien dice Ur700, el dominio espacial ya es un nuevo frente de combate.
            Es irrelevante el que para ir a Marte haya que pasar o no por la Luna. La Luna y su entorno tienen valor estratégico y Marte no.

  10. Veremos si este año nos acercamos al récord de lanzamientos orbitales en un año, que creo que ronda los 170… Me huele que vamos a estar muy cerca de esos números. Y lo más importante, creo que no es flor de un año… Esto va para largo!

    1. Sí, pero el incremento no es para explorar el cielo o transportar astronautas, hacer experimentos, lanzar un módulo de estación espacial … será lanzar satélites de telecomunicaciones y con un tiempo de vida tan corto, que cuando pasen 5-7 años, y terminen de enviar el último, habrá que reponer el primero. No es el tipo de evolución que piense que sea fiable. Me temo que podrían poner restricciones a dichos satélites y podría mermar el negocio y finalmente, volver a los tiempos ‘pre-telecomunicaciones satelital’. Ni idea. Ojalá esté equivocado. O bien podría ser cierto y realmente existir un negocio boyante hacia el espacio en general. Si hubiera más paz en la tierra, no tendría miedo tampoco que el gasto en I+D pasara a reducirse en detrimento del gasto militar.

    1. Te refieres al James Webb, ¿No? Síiiii. Dudo que se vaya a retrasar más, pero me siento algo decepcionado. Por culpa de ello, se ha retrasado el WFirst y además se han mermado sus capacidades. Tengo ganas de ver de lo que es capaz de hacer. Saber si la espera ha merecido la pena. Creo que así será. En el fondo sólo se trata de que me gustaría que las cosas se hicieran más rápidamente y que fueran cada vez más baratas. Un ejemplo serían los satélites de telecomunicaciones que ha hecho Space-X. Han conseguido fabricar satélites por una miseria. 1 millón de $ o menos, no me acuerdo de lo que cuestan. Si en vez de hacerlo ellos, lo hubieran contratado, les costaría 10 veces más y el doble o el triple para lanzarlos (si lo lanzara otra empresa).

      1. Sí, me refería al James Webb, es evidente que no quieren cometer el mínimo error con este telescopio, no puede volver a suceder lo que pasó con el Hubble, al Webb no se lo va a poder arreglar en órbita, estará muy alejado de la Tierra, en el punto L2 del sistema Tierra-Sol, si esto sale mal va a ser un desastre mayúsculo para la NASA

          1. 1) Sun-Earth L2: 151.100.000 km
            en.wikipedia.org/wiki/Lagrangian_point#Solar_System_values

            2) Distancia media Tierra-Luna: 385.000 km

            3) Apogeo de la Gateway
            relativo a Luna: 70.000 km
            relativo a Tierra: 385.000 km + 70.000 km = 455.000 km

            4) Resumiendo: 151.100.000 km versus 455.000 km

            ¿En verdad tiene sentido hacer escala en la Gateway de viaje a L2? ¿Con ello se gana o se ahorra algo que una etapa propulsiva en LEO y/o un módulo de reabastecimiento lanzado en paralelo con la Orion no puedan proporcionar de igual o mejor manera? Pregunto.

          2. Hay que pensar en términos de energía, no de distancia.
            De todas formas no me expresé bien ni desarrollé la idea: se trataría de usar un remolcador iónico para traer el telescopio desde L2 (este u otros) a algún tipo de órbita lunar de aparcamiento, que pueda en el futuro ser visitable con la Orión, probablemente necesitando de una miniGateway-2 como extensor de autonomía de la Orión, sobre todo si terminamos dejando la Gateway «fija» en su órbita y no la movemos.

            No quería dar a entender que podía ser algo fácil de hacer, ni mucho menos. Pero sí que hay posibilidades de ello, una vez tengan experiencia en moverse por el entorno cis-lunar.

          3. La delta V entre L2 y la Gateway es de coña, muy pequeña. Lo comentamos en algún otro artículo, pero no soy capaz de encontrar el dato…

          4. Hermosa escapada por la tangente, pochimax 🙂

            Claro… si es la montaña la que va a Mahoma… ¡pues así da gusto! 🙂 Le acoplamos un remolcador iónico al telescopio y asunto solucionado. Y ya que estamos, que aterrice en Florida, así las reparaciones son más cómodas 🙂

            ¿Qué? ¡Estoy pensado en términos de energía! Al remolcador le sobraría energía para ello, ¿o no? Y la comodidad implica pensar estrictamente en términos de energía, ¿o no? 🙂

            Ahora en serio, vayamos por partes…

            1) Nada que objetar a lo que dices, pues entiendo que se trata de una propuesta hipotética y genérica, una posibilidad perfectamente aplicable si el telescopio en cuestión la admite.

            He ahí el pequeño detalle. Nestur se refiere al JWST, mi comentario va en ese contexto, y yo de momento asumo que el docking ring del JWST no existe.

            Al dichoso docking ring se lo menciona por ejemplo aquí, y es la info más actual (julio 2018) que pude encontrar al respecto…

            reachingspacescience.com/single-post/2018/07/02/Hubble-Vs-James-Webb
            Although the JWST is not planned to be serviced, it has been equipped with a docking ring in case servicing is someday needed

            Y aquí se lo puede ver renderizado en glorioso Celeste Skywalker…

            jwst.nasa.gov/content/about/index.html

            PERO, ahí mismo, en el «interactive 3d spacecraft model» (requiere Adobe Flash Player y/o habilitar el plugin del navegador) que detalla todas las partes del telescopio… ni una palabra acerca del docking ring… y donde debería estar (en el Spacecraft Bus) hay una enigmática X… como diciendo ¿y aquí qué ponemos, va o no va el docking ring?

            Si el sitio oficial del JWST no lo sabe, yo menos. La «accidentada» historia de este telescopio me induce a pensar lo peor, así pues hasta no verlo yo asumo que el docking ring NO va.

            Y si el docking ring del JWST no existe, acoplarle un hipotético remolcador iónico sería imposible, de ahí que yo me planteo que es Mahoma el que tendría que mover su perezoso culo y no al revés 🙂

            2) Como te podrás imaginar, esa entrada estaba leída:
            danielmarin.naukas.com/2012/10/10/rusos-y-americanos-sobre-la-cara-oculta-de-la-luna/

            No recordaba las cifras exactas de delta-V, pero sí el concepto, graficado en la 4ta imagen de dicha entrada, cuyo pie es: Coste en Delta V de algunas maniobras en el espacio cislunar. Viajar entre EML-2 y EML-1 hasta SEL-1 y SEL-2 es muy fácil (NASA).

            El concepto se puede leer así: viajar desde el espacio cislunar hacia SE L2 tiene un coste energético muy reducido, casi despreciable.

            Y también se puede leer así: viajar desde LEO hacia el espacio cislunar tiene casi el mismo coste energético que viajar desde LEO hacia SE L2.

            En otras palabras: viajar directamente desde LEO hacia SE L2 tiene el mismo coste energético que viajar desde LEO a la Gateway y de ahí a SE L2.

            De hecho el viaje directo en principio luce más eficiente pues te ahorras el tiempo y el coste energético del acople con la Gateway.

            ¿De qué sirve hacer escala en la Gateway, pues? Así podría resumirse mi pregunta original ahora que ha quedado claro que yo asumo un viaje tripulado de la Orion a SE L2.

            Quizá la Gateway ofrezca alguna ventaja que compense con creces la aparente mayor eficiencia del viaje directo, por ejemplo, que la órbita NRHO de la Gateway provea una slingshot maneuver que ahorre tiempo de viaje, lo cual, dicho sea de paso, sería una importante diferencia entre el viaje de ida y el de vuelta a SE L2.

            Pero entonces, pregunto: ¿el viaje directo no admite la posibilidad de una asistencia gravitatoria con la Tierra y/o la Luna igual de eficiente o más que la hipotética NRHO slingshot maneuver?

            Como ves, desde un principio estoy pensando en términos de energía y de distancia… distancia que se traduce en tiempo de viaje, factor crítico para una misión tripulada. Claro que si es la montaña la que va a Mahoma, pues nada 😉

            Saludos.

          5. (respondiendo a Pelau)
            Pues, … después de mucho darle vueltas a todo lo que comentaste del docking ring, llegué a la conclusión (personal) de que la pieza en cuestión es un añadido sencillo y relativamente insignificante para el telescopio que quizá por eso no aparece en los renders y esas cosas… Obviamente puede que tengas razón, pero…

            En todo caso, no estoy de acuerdo con que sin docking ring no nos podamos llevar y traer el James Webb u otros pájaros situados en L2, hacia la órbita lunar. Hay varias propuestas de remolcadores y recuperadores de satélites, … seguro que se les ocurriría alguna forma de capturarlo y tirar de él sin dañarlo, especialmente si hablamos de usar propulsión iónica (de baja aceleración) y una delta v de 20-50 m/s.

            Por otro lado, insisto en que mi comentario sobre la Gateway estaba (muy) poco desarrollado y ha inducido a error. Para empezar porque se obvia que la Gateway no es un punto fijo en el espacio sino que tiene capacidad de movimiento en todo el entorno lunar, dado que el coste energético de moverse por ahí es bastante bajo.

            Así que, por un lado tenemos un remolcador, que hace los transportes entre L2 Tierra-Sol y L2 ó L1 Tierra-Luna, aunque también hay otras opciones como una órbita distante retrógrada (DRO). El caso es mover el Webb desde L2 hasta un punto de aparcamiento donde se requiera poca energía para estacionarlo en esa zona (también nos lo podríamos traer a la órbita terrestre, pero la verdad, aparte de que es mucho más costoso energéticamente, la operación mola mucho menos)

            Una vez está aparcado, entonces enviamos la Orión, directamente a encontrarse con el Webb y repararlo. Sin necesidad de pasar por la Gateway ni por una órbita NRHO, que como muy bien dices, no tiene ningún sentido.

            El problema no es ese, ni ese era el sentido que proponía para decir que hay que usar la Gateway. En mi opinión, la Orión está muy escasita para moverte por todo ese entorno. Para empezar, hablamos de que la propia nave no tiene esclusa así que hay que hacer el vacío en toda la cabina para que pueda salir un par de astronautas, … como que no.

            Mi propuesta es mover la Gateway hacia el punto de aparcamiento del Webb, de manera que los astronautas ya dispongan de soporte energético, de alimentos de reserva, esclusa de aire, etc, para poder hacer esa (u otras tareas) de reparación.

            Desde luego, uno puede torcer el morro y pensar, menudo movidón, mejor dejar la Gateway donde está, para eso lanzas la Orión con un módulo suplementario una vez tengamos un SLS más potente y ya está.

            Pero claro, es que es mucha energía la que se utiliza para lanzar cosas hasta allí, hay que reuitilizar al máximo todo lo que se pueda. Por eso hablo de la miniGateway-2. ¿queremos dejar la Gateway como una estación espacial «fija» y no moverla por el espacio cis-lunar? ¿queremos sólo probar el concepto? Ok, puedo estar de acuerdo, pero entonces utilicemos segunda miniGateway, que al final no es más que un propulsor iónico y con energía, y un módulo con puertos de atraque (al que habría que añadir una esclusa o usar el módulo) para facilitar la tarea de los astronautas. ¿Cuál es la ventaja? Pues que se trata de un módulo no desechable, se queda ahí y se puede seguir usando durante 10-15 años en futuras misiones.

          6. (más a Pelau)
            Con respecto a por qué no mandar la Orión hacia SE L2, aunque al principio hablas de enviar la Orión directamente hacia ese lugar, tú mismo das la respuesta, dado que el inconveniente no es energético sino de duración del viaje, y la Orión no da para ello (quizá ni siquiera con un extensor tipo miniGateway, aunque esos cálculos se lo dejamos mejor a la NASA, jeje).
            Por eso mi idea siempre era la de llevar la montaña a Mahoma, como bien dices, y no a la inversa.

          7. Pues sí, concuerdo, aunque con matices.

            Por ejemplo, lo que tú llamas «miniGateway» y lo que yo llamé «un módulo de reabastecimiento lanzado en paralelo con la Orion» vienen siendo equivalentes, si no son exactamente lo mismo es por la simple razón de que estamos considerando misiones totalmente distintas.

            Tendría que haberlo llamado «módulo auxiliar», porque vaya si la Orion no está «muy escasita» para la faena. Preferí llamarlo «módulo de reabastecimiento» para enfatizar la duración del viajecito, porque sigo sin poder descartar del todo la necesidad de tal viajecito.

            Es decir, la idea del remolcador iónico no me termina de cerrar del todo, especialmente para el caso del JWST. Vale, acoplar un remolcador a un JWST sin docking ring puede que no sea del todo imposible. Como especular es gratis cabe imaginar un sistema de acoplamiento «a la fuerza» que se adhiera magnéticamente o mediante «tenazas» al spacecraft bus.

            Es que aparte del spacecraft bus no se me ocurre otro posible punto de anclaje, la estructura del telescopio en sí es complicadísima y super delicada. Criminal lo de Narnia Agrumann si al final no le implementa un piojoso docking ring, sería un «quemar las naves» de antología, miopía a futuro total.

            Pero incluso con un docking ring el remolcador lo tendría crudo. La condensación de los gases eyectados por propulsores químicos puede empañar quizá irremediablemente el espejo y/o las superficies disipadoras del JWST. Para evitar ese riesgo el remolcador debería maniobrar y acoplarse… ¿usando exclusivamente propulsión iónica?… ¿es eso posible?… ¿y qué tan «saludable» sería ese chorro ionizado para el telescopio?

            Por eso, para evitar «bañar» al telescopio con eyección alguna, yo imagino al remolcador empujando al telescopio, no tirando de él mediante un cable o similar. Y para eso el remolcador tiene que estar sólidamente anclado al spacecraft bus, que yo sepa es el único punto «no delicado» de todo el telescopio.

            Saludos.

          8. (A Pelau)
            «Es que aparte del spacecraft bus no se me ocurre otro posible punto de anclaje, la estructura del telescopio en sí es complicadísima y super delicada.»
            Sí, totalmente de acuerdo en lo que va de aquí en adelante en tu texto. Lo lógico es que le pongan el anillo de atraque, ya veremos.

            Con respecto a un módulo de suministros, precisamente eso forma parte del concepto miniGateway. Es decir, una vez que tienes la miniGateway rondando por ahí le puedes lanzar un módulo de suministro (como una Cygnus lunar) y luego la Orión se acopla a todo. Podemos pensar ¡eso es una estación espacial! Vale, pero una realmente muy pequeña y que se mueve. Hoy está en L1 lunar, mañana en L2 lunar, pasado en una órbita terreste muy alta… Es lo bueno de tener un sistema de propulsión iónica que puede repostarse (en teoría) y con 15.000 horas de funcionamiento (en teoría) y que puede estar por ahí rondando durante 15 años en lugar de ser desechable (en teoría todo, por eso hay que probarlo todo primero en la Gateway). Bueno, la Cygnus se desecha o recicla o lo que sea que se pueda hacer con ella en ese entorno una vez ha cumplido su cometido.

          9. O sea, es que precisamente la NASA considera la miniGateway como un «módulo auxiliar» de la Orión, pero «reutilizable» y con capacidad de atracar no sólo la Orión sino también otras naves complementarias lanzadas en paralelo, con la ventaja de que no tienen que lanzarse «exactamente en paralelo» por el tema del soporte que presta la propia miniGateway.
            Por eso ellos insisten muchas veces en que la Gateway es una «nave espacial» y no una estación.
            Yo al menos le veo potencial, luego en la práctica veremos.

  11. Excelente artículo. Para completar, también van a haber lanzamientos de: satélites de comunicaciones grandes (aparte de los pequeños de las constelaciones), de satélites espías y de imágenes terrestres, por muchos países (incluida la fuerza espacial de los US, China, Rusia, UE, EAU, Argentina/SAOCOM …). Quiero destacar el sentinel 6A (lanzado con el F9 en Nov.) que servirá para que los «científicos» calentólogos sigan dándonos el coñazo con el cambio climático también en esta década de los veinte.
    Sobre las Crew Dragon vs. Starliner, todo apunta a que SpaceX serán los primeros en poner a un astronauta en la ISS, pero … habrá que verlo. Yo sigo teniendo más dudas con la Crew Dragon, que con la Starliner. Ya comentaremos más con la futura entrada sobre el test del sistema de aborto de la Crew Dragon.
    Y sobre el «culebrón del desarrollo del proyecto Starship» (yo más bien lo nombraría el ‘eterno sainete de la Starship’), los plazos de Musk son absurdos: ya os avanzo yo que el conjunto Starship/Superheavy no hará su vuelo inaugural en este 2020.

    1. Hombre… no es por criticar, pero ¿qué tal si metes la palabra nauka en el buscador del blog?

      Verás varias entradas sobre el módulo, en los resultados. El buscador deja un poco que desear, pero a ese nivel funciona razonablemente bien.

  12. Lo único que lamento de nuestra agenda espacial de este año es que no está claro si el Dragón V2 o el Starliner despegarán finalmente al Espacio. Ojalá que eso sea y le de un poco de emoción a esto.

    Que NASA ya haya comprado unos asientos en los Soyuz. No hay problema. Lanzan tanto sus astronautas en las Soyuz como en los vehículos privados. Así amplían las oportunidades a los novatos del cuerpo que tienen años esperando vuelvo

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 5 enero, 2020
Categoría(s): Astronáutica • China • ESA • India • Japón • NASA • Rusia