Marte es un lugar duro… para el «topo» de InSight

Por Daniel Marín, el 28 octubre, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Marte • NASA • Sistema Solar ✎ 118

La misión InSight de la NASA está siendo un éxito… salvo por un pequeño problema: el taladro del instrumento HP3 se niega a introducirse en el suelo del planeta rojo. El instrumento HP3 (Heat Flow and Physical Properties Probe), liderado por la agencia espacial alemana DLR, fue colocado en la superficie de Marte el 12 de febrero de 2019, durante el sol 79 —día marciano 79— de la misión tras un aterrizaje prefecto que tuvo lugar el 26 de noviembre de 2018. El objetivo de HP3 es cavar un agujero de tres metros de profundidad para medir el gradiente de temperaturas de Marte y, para lograrlo, el HP3 cuenta con un taladro percutor denominado, muy apropiadamente, «Topo» que debe introducirse en el suelo arrastrando tras de sí una cinta con sensores de temperatura que forman el instrumento propiamente dicho.

El taladro del instrumento HP3 de InSight se salió del agujero. Imagen del 27 de octubre (NASA/JPL-Caletch).

El Topo tiene poco más de 40 centímetros de longitud, mientras que el cable con los sensores se extiende hasta los cinco metros (aunque los investigadores consideran que tres metros es una profundidad adecuada para completar los objetivos del instrumento). El 24 de febrero el Topo se liberó del soporte en el que viajó hasta Marte y el 28 de febrero comenzó la primera sesión de excavación. El objetivo era alcanzar los 70 centímetros de profundidad para asegurarse de que el Topo estaba totalmente bajo tierra. Sin embargo, tras cuatro horas se comprobó que se había atascado a una profundidad de unos 35 centímetros. Es decir, no logró introducirse del todo.

InSight con el instrumento HP3 (NASA/JPL-Caltech).
HO3 (NASA).
Instrumento HP3 (NASA).

En un principio se pensó que el Topo había tenido la mala fortuna de chocar con una roca de gran tamaño, aunque había sido diseñado para romper piedras de consistencia normal con un tamaño de hasta diez centímetros. Análisis posteriores indicaron que lo más probable era que las propiedades mecánicas del suelo estuviesen interfiriendo en la maniobra de excavación. Para salir de dudas se tomó la decisión de levantar el instrumento con el brazo robot con el fin de inspeccionar directamente el Topo y el agujero. La decisión no estaba exenta de riesgos, porque cabía la posibilidad de que el cable estuviese enganchado y se rompiese al elevar el soporte. El soporte —denominado SSA (Support Structure Assembly)— se levantó cuidadosamente en el transcurso de tres días y el 28 de junio ya se pudo contemplar el agujero, que tenía un diámetro de 7 centímetros. Como temían los investigadores, el Topo había estado moviéndose lateralmente, aumentando el tamaño del agujero ante la imposibilidad de seguir hacia abajo.

Así estaba el Topo del taladro el pasado junio (NASA/JPL-Caletch).
ass
Elementos del Topo del HP3 (DLR).

Los investigadores concluyeron que las propiedades mecánicas del suelo —en concreto, una menor fricción de lo esperado— hacían que este se compactase durante la percusión, impidiendo que el Topo continuase su trayecto descendente. A lo largo del pasado verano los encargados de la misión analizaron el problema y decidieron reanudar la excavación usando la pala del brazo robot para sujetar el topo en su lugar. Antes de eso, durante el mes de agosto el equipo de la misión usó la pala en siete ocasiones para compactar el suelo alrededor del agujero y aumentar la fricción alrededor del Topo. Sin mucho éxito, ya que la fuerza que ejerció la pala contra el suelo era insuficiente (solo de unos 50 newtons) y apenas se desprendió regolito hacia el interior del agujero. El instrumento HP3 está situado lo más lejos posible de InSight para evitar que la sombra de la nave interfiera con las medidas de temperatura. Como resultado, la geometría del brazo y de la pala no son las más adecuadas para hacer fuerza contra el suelo.

Mecanismo de percusión de HP3 (DLR).
Mecanismo de percusión de HP3 (DLR).

Sin lograr el colapso del suelo alrededor del agujero, el control de la misión se dio un descanso obligatorio hasta el 10 de septiembre por culpa de la conjunción solar (cuando la cercanía del Sol y la Tierra en el cielo marciano impiden las comunicaciones con la sonda). Desgraciadamente, una vez que las comunicaciones se restablecieron la maniobra tuvo que ser pospuesta porque el instrumento entró en modo seguro por culpa de un fallo en el compartimento BEE donde se guarda su electrónica. El problema, seguramente causado por algún rayo cósmico, se solucionó simplemente reseteando la unidad, pero no sin antes dar un buen susto a los encargados de la misión.

Intentos infructuosos de rellenar el agujero usando la pala del brazo robot durante el pasado agosto (DLR/NASA/JPL-Caltech).

Por fin, la pala fue situada sobre el Topo y el 8 de octubre este comenzó a excavar de nuevo. Todo parecía ir bien y, tras varios días de operaciones cuidadosas, el Topo se introdujo unos cinco centímetros en el regolito, aunque se observó un movimiento de rotación alrededor del eje principal que no gustó nada a los controladores. Se retiró la pala para evitar dañar el cable con los sensores y, para gran alivio de los investigadores, el 23 y 24 de octubre el Topo continuó excavando sin la presión de la pala. Aunque lo hizo más lentamente y solo se introdujo cerca de un centímetro adicional. En total, el Topo se había metido cerca de seis centímetros en el suelo entre los soles 308 y 318 de la misión. Confiados, los encargados del DLR ordenaron al Topo realizar dos sesiones adicionales de excavación, cada una con 150 golpes del martillo percutor del extremo del mecanismo.

Partes del Topo (DLR).
Partes de HP3 (DLR).
Detalle de los sensores de temperatura de la cinta del HP3 (DLR).

Pero cuando las imágenes de la cámara llegaron a la Tierra el 27 de octubre el resultado no pudo ser más desolador. ¡El Topo había rebotado hasta casi salirse del agujero! En estos momentos la situación del Topo es peor que durante el pasado junio, cuando ya era mala. Los investigadores han echado la culpa, una vez más, a las inusitadas propiedades mecánicas del terreno, que es otra forma de decir que no tienen ni idea de lo que está pasando. Puede ser que el material de los bordes del agujero haya caído dentro del mismo durante la excavación, haciendo que el Topo rebote. Sea como sea, se trata de un problema no previsto en las simulaciones numéricas y físicas realizadas en tierra y es un duro varapalo para el instrumento HP3.

Usando la pala del brazo robot para sujetar el Topo (NASA/JPL-Caltech).

Es cierto que HP3 no es el instrumento principal de la misión InSight, un papel que le corresponde al sismómetro francés SEIS (Seismic Experiment for Interior Structure), que está funcionando perfectamente por ahora. El objetivo de SEIS es determinar la estructura interna de Marte, pero con un único instrumento situado en una única zona del planeta rojo esta tarea es compleja y hay muchos modelos teóricos que se pueden ajustar a los datos. Precisamente, los datos de HP3 debían servir para discriminar entre diferentes modelos del interior del planeta rojo. Sin este instrumento la misión puede ser todavía un éxito, pero no lo será de forma rotunda. El Topo de HP3 se basa en un diseño original del instituto VINitTransmash de Rusia que fue modificado por el DLR alemán para su uso en la malograda sonda Beagle 2 británica. Posteriormente, este taladro sería mejorado para el instrumento MUPUS de la sonda Philae (que aterrizó en el cometa 67P) mediante la incorporación de un mecanismo percutor electromagnético. Visto el historial de estas misiones, si uno fuera supersticioso podría pensar que este taladro está gafado.

La sonda InSight vista por la cámara HiRISE de la sonda MRO el pasado 23 de septiembre de 2019 en Elysium Planitia. Se aprecia el efecto de los motores de aterrizaje en el terreno (NASA/JPL-Caltech).

Este problema con el instrumento HP3 es el segundo contratiempo grave al que se enfrenta la misión InSight después de que se tuviese que retrasar su lanzamiento dos años por culpa de un fallo de diseño —mejor dicho, metida de pata grave— que provocó la pérdida de estanqueidad de la esfera de titanio al vacío del instrumento francés SEIS. Este retraso disparó el coste de la misión hasta los 814 millones de dólares, casi el doble de lo previsto, y provocó que la NASA introdujese una serie de nuevas normas para limitar la presencia de instrumentos extranjeros en sus misiones (ninguno de los instrumentos científicos importantes de InSight son estadounidenses, incluyendo la estación meterológica española TWINS, que, por el momento, funciona perfectamente). Sin duda, los encargados de la NASA y el DLR propondrán en los próximos días alguna solución para lograr que el taladro se introduzca de una vez por todas en el suelo marciano. Esperemos que tengan éxito.

Referencias:

  • https://mars.nasa.gov/news/8529/mars-insights-mole-has-partially-backed-out-of-its-hole/
  • https://www.dlr.de/blogs/en/all-blog-posts/The-InSight-mission-logbook.aspx


118 Comentarios

    1. No me queda claro si eres partidario de enviar humanos a Marte o si tu frase tiene un sentido irónico y en realidad eres partidario de no enviarlos porque carecemos de una tecnología suficientemente fiable.

      1. Creo que Antonio se refiere a lo primero. Si algo falla, un astronauta es capaz de utilizar su ingenio e improvisar sobre la marcha. Un taladro que se atasca se puede desenroscar a mano haciéndolo girar, se puede regular la fuerza que se aplica con los brazos. Si el suelo se pone rebelde se puede martillar o lo que sea.
        Si se parte el vástago, puede tenerse repuestos y cambiarlos rápido. Si no hay repuestos, puede llegar a improvisarse con cosas que están en la nave (no olvidemos la adaptación de los filtros en el Apolo XIII).
        En fin, el retorno científico de una misión con humanos será de al menos un orden de magnitud más grande.

        1. La improvisación puede salvarte la vida en un viaje corto, como el del Apolo XIII, pero Marte está tan lejísimos que me inclino por lo que dice Ur700: “ya la cagamos con robots como para mandar humanos”.

          1. 😀 😀 😀 ¿Pero qué mierda de argumento es ése? ¿Desde cuándo el fallo de un sistema millones de veces más lento, millones de veces menos versátil y millones de veces menos eficaz que otro hace no recomendable usar el segundo? 😀 😀 😀

        1. Coincido por completo.

          E, incluso sin mandar humanos, hay por ahí en diseño una serie de robots cuadrúpedos que te hacen ese mismo agujero hasta escarbando con las patas si hace falta.

          Es decir, que entre el “Juan” de la Insight (que no deja de ser una pasada de misión) y el “Juanillo” de enviar humanos, hay un montón de términos medios.

          Lo que está claro es que hay que empezar a pensar en enviar algo más versátil, robusto y capaz que las sondas estáticas o los rovers de exasperante lentitud (por EXCELENTES que hayan sido sus resultados).

    2. En realidad es una prueba de lo contrario. De que una vez en viaje a Marte o en la superficie marciana estás tan aislado y falto de recursos que pocas de las cosas que puedan salir mal van a tener solución alguna… y tendrán consecuencias fatales para la tripulación.

        1. A ver, el argumento no es no mandar gente a Marte bajo ningún concepto.
          Se trata de no argumentar a la ligera que los humanos pueden improvisar y que por tanto su capacidad de supervivencia es mayor.
          Opino que ese argumento no es cierto o está mal traído, puesto que es evidente en una misión tripulada hay más elementos que pueden fallar y los robots (humanos, vaya) son más sensibles a cualquier fallo.

          1. Para mí es tan obvio que los humanos pueden improvisar y por lo tanto el retorno científico de la misión puede ser incomparablemente mayor, que me cuesta argumentarlo.

            ¿De verdad no somos capaces de imaginar de lo que sería capaz el equipo de técnicos de InSight si en lugar de actuar a distancia desde la tierra estuviera de pie al lado de la sonda, por poner un ejemplo?

            Por supuesto que es peligroso. Por supuesto que es caro. Por supuesto que es difícil. Pero tal vez sea imprescindible si queremos conocer de verdad a Marte.

      1. Por eso Musk, en vez de enviar humanos directamente a Marte, enviará 2 Starships con recursos en 2022, y en 2024 enviaría 4, si no recuerdo mal. Estamos hablando de 6 naves con el volumen de la ISS. Aunque creo que ya se huele que no será en 2022, y puede que sea en 2024 que empezarán los planes. Aunque tengo dudas de que incluso en 2024 haya dinero y un buen plan de misión. Si la NASA no dice nada, ni EEUU, no oiremos nada por parte de Space-X.

        1. El dinero no va ser ningún problema. A partir de mediados de 2020 comienza la explotación comercial de Starlink. Musk va a ser el hombre más rico del mundo en menos de 5 años. Puede que en menos de 3.

          1. Podemos apostar, por favor, hablo en serio, defiende semejante afirmación con dinero, te apuesto 2 a 1, para que estés más tranquilo.

          2. Txemary, me uno contigo y te subo la apuesta, 2,5 a 1, para que sea más tentadora…

            Es más si pasa lo que dice Enrique Moreno, y además SpaceX manda su misión tripulada en 2024 a Marte, me cambio el nombre a “Slave-Muskiano”

            Ponemos el dinero en un cuenta de Paypal de alguien neutral (Hilario ¿? ), y quien gane se la lleva 😉

          3. Apuesto 1,000,000 a 1 que NINGUN humano estará en Marte antes del 2050, y regresará para contarlo 🙂

            Pero vamos, que el internet es gratis 😛

    3. -Envian humanos a Marte
      -Llevan un taladro mas grande y mas poderoso
      -Todo bien hasta que..
      -Se enferman o mueren por que los sistemas de proteccion y apoyo vital se dañan por “fallas y efectos imprevistos de los sistemas causados por el ambiente marciano”.

  1. Lo peor es que InSight no puede moverse de donde está y va a tener que seguir probando hasta encontrar una zona donde con suerte el terreno sea adecuado.

      1. Supongo que se puede mover de manera limitada al menos. Esperemos que pueda ser así aunque si sólo lo es así no hay muchas razones para ser optimista.

  2. Después de lo visto, da la impresión de que no probaron el taladro en un terreno similar antes de mandarlo a Marte.
    Supongo que para el próximo taladro no será liso, para que no se deslice hacia fuera. Se me ocurre que si estuviera cubierto de espinas flexibles apuntando hacia atrás no pasaría esto.

      1. Supongo que probarían en varios tipos de terreno pero no acertaron con uno lo bastante parecido.
        De todas formas, como parece que no estaba previsto sacarlo, podrían haber usado un diseño que impidiera el retroceso.

      2. Hola Pochimax.
        No soy de ciencias y no sé nada… pero me pregunto, salvando las distancias, la profundidad y los materiales usados… ¿qué ha hecho Curiosity en todo este tiempo?, lo comento porque creo que Curi ha hecho algunos “agujeros” en Gale, no sé si lo que ha hecho es taladrar o “escarbar”, creo que hasta uno de sus “taladros” tuvo problemas y tuvieron que usar otra cosa… disculpad si estoy diciendo barbaridades… no quiero ser más ignorante de lo que ya soy.
        Dani, un gran artículo… todo lo relacionado con Marte es realmente increíble.
        Saludos.

        1. Los taladros de Cury van muy bien, pero solo sirve para unos pocos centímetros. El tipo de InSight se esperaba pudiera avanzar entre tres y cinco metros.
          Dudo que con un taladro tradicional se hubiera conseguido esa profundidad, el brazo robot tiene poco más de dos metros.
          Claro que con esta técnica de momento no hemos avanzado apenas.

      3. Es que, por mucho que se pruebe el taladro EN LA TIERRA, hay un par o tres de “cosillas” que no se van a poder simular ni de guasa:

        1) La mezcla y forma de los granos de polvo y tierra de Marte… uses el que uses aquí, la tierra de la Tierra nunca se ha parecido a la de Marte (erosión, humedad, inmersión tectónica, etc…).

        2) Ninguna muestra de tierra de la Tierra (si lo han probado en el ambiente y no solo en tanques de laboratorio) está carente de humedad, y eso cambia notablemente la fricción del suelo.

        3) Y algo que se les parece olvidar y que, para algo que penetra por peso a base de martillazos, a mí humildemente me parece crucial: una gravedad 3 VECES INFERIOR.

        Aunque se consiga simular adecuadamente los dos primeros puntos… ¿qué haces con el tercero? Porque está claro que, en la Tierra, el topo no habría rebotado y tendría mucha más fuerza de penetración, por su simple peso.

        1. Las simulaciones en la Tierra se deberían hacer con suelos artificiales, cuyas partículas tengan una densidad del 38 % de la densidad de los suelos naturales de Marte. La gravedad en Marte es del 38 % de la gravedad de la Tierra. No de deben emplear suelos naturales para hacer la simulación en la Tierra.

          1. Es que no me parece correcto eso de bajar la densidad del suelo. Nada hace pensar que el suelo de Marte, a la temperatura que está y tras muchos millones de años, no sea tanto o más denso que cualquiera de los de la Tierra.

            Creo (humildemente) que con bajar la densidad del suelo, no basta: el topo seguirá pesando LO MISMO, y su inercia en función de la gravedad terrestre no variará. No sé si me explico…. el topo de 5 kilos (por ejemplo) en la Tierra, hagas lo que hagas con la densidad del suelo, seguirá pesando 5 kilos. Sus fuerzas de acción-reacción, la aceleración gravitatoria de los rebotes y demás, seguirán siendo los de la Tierra.

            Cuando vayas a Marte, ese chisme pesará sólo 1.9 kilos. Y en cada impulso, dada la aceleración gravitatoria del planeta, bajará dos veces más despacio y rebotará en cualquier caso dos veces más alto si encuentra cualquier obstáculo. Con la misma fuerza de percusión, no es lo mismo “empujar” con una masa de 5 kilos EFECTIVOS que con una masa de 5 kilos que hace una fuerza de apenas 2.

            No sé si logro explicarme. A mí me parece claro en mi mente… pero pasarlo a palabras, jajajaja.

      4. El articulo trata de minimizar/sub-valorar la importancia del instrumento HP3.
        Después del SEIS el HP3 es el instrumento mas importante de la misión InSight;
        HP3 es el encargado de estudiar las propiedades térmicas al interior del planeta Marte.
        Y si no funciona el HP3 no es cierto que la misión InSight sea un 100% éxito.

        Por otro lado tratan de decir que toda la culpa es del terreno en Marte;
        no estoy de acuerdo con esa afirmación:
        claro, las propiedad de la tierra son diferentes y pueden ser la principal causa,
        pero me parece que el “topo” tiene problemas de diseño,
        y si vemos su exterior es completamente liso, lo cual no ayuda.

  3. Sí, hombre, ya la cagamos con robots como para mandar humanos. Marchando una de cadáveres. Como dice un amigo mío, hay dos clases de exploradores: Amundsen y Scott. El primero es circunspecto, serio (las dos opciones) y estupideces, las justas no, ninguna. El segundo es más dicharachero, romántico, chapucero y a ver qué pasa. Pues que pasó lo que pasó.

    También se podría argumentar que no le han hecho caso al Iluminado X, que seguro que tiene alguna brillante idea entre la bomba termonuclear y mandar un contenedor con deposiciones humanas a Marte (básicamente para sacarles la pasta a los autores de las mismas, es todo un honor). No, no es contaminar Marte. Es seguir la estela de los primeros astronautas en otro mundo, pero sacando tajada.

    Ahora en serio: va y resulta que nadie se molestó en calcular propiedades geoquímicas. El presupuesto no dio para tanto y no hubo por ahí ningún subnormal que lo hiciera gratis (porque ya ir mandando cositas en sondas previas con vistas a futuras eso ya suelta la risa floja en el pesebre de los contratistas). Si la culpa es de Marte, joder.

    De todas maneras no pasa nada, el récord del mundo sigue siendo estampar sondas. No hay agencia que no lo haya hecho alguna vez. De hecho Marte es un destino favorito para ello.

      1. Puedes estar a favor o en contra de sus palabras pero dejemos los insultos y las descalificaciones a un lado este es un blog con gran rigor y para difamar ya están otros lugares de la red de redes, así que si quieres insultar vete a forocoches que allí se te apreciara más.

      2. Como Amundsen. Llegó el primero y vivió para contarlo. No sé si le llamaron detestable, pero cobarde y megacrítico (aparte de noruego de mierda, en sus equivalencias locales), aparte de comeperros (y sí, se los comía). Uno a veces no sabe qué pensar, si hay que morir pues se muere, si al final va en el pack, pero digo yo que para ná… Hay tanta gente que tiene un concepto tan desechable de la vida humana que en ese caso, sin dudarlo mejor con la etiqueta de cobarde.

        El otro, por cierto, el optimista, volvió a casa en plan Capitán Pescanova. Ultracongelado. Gloria y loor al Imperio. Toma funeral. Algunos del equipo aún siguen por allí… Los militares por definición son pesimistas. Siempre intentan establecer los peores escenarios. No sabes lo mejor: siempre se han quedado cortos.

        La verdad, no hablamos de gentes sencillas que trabajan por amor al arte. Hablamos de tinglados que cobran mucho dinero. Si yo te parezco detestable, entonces una Comisión del Congreso de EEUU fiscalizando este tipo de cosas deben merecer la cámara de gas. Pero bueno, cierto es que mucha gente también los considera detestables.

        Total, dentro de cien años todos calvos. Lo que es una pena es que el taladro no chute, ¿verdad? No sé qué decirte, lo de columpiarse tiene que estar muy bien justificado porque 10 de cada 10 veces sale mal.

        Y nada más , caballero, gracias por sus amables palabras. No soy merecedor de tanta devoción, sobre todo en un mundo como este tan chachi que tenemos, me da por pensar a mí, gracias a gente como usted, que ponen su granito de arena para que cada día sea mejor que el anterior.

          1. ¿pseudo ecologista? O_O

            Te voy a denunciar a Greta, vendrá, y te montará un pollo. Joder, tío, qué mal. Vete tú a Marte a hacer el puto agujero y no me llores si vuelves como el capitán Pescanova.

            Y no te olvides de reclamarle al DLR la comisión. Joder, después de colocarle a la NASA un taladro que no pita, y tomárselo con calma, lo que necesitan es un Elon Musk de FEVE diciendo que esto no hubiera pasado si hubiera ido un enanito embotellado.

            Hale, nos vemos en el Polo Shur.

    1. “El primero es circunspecto, serio (las dos opciones) y estupideces, las justas no, ninguna. El segundo es más dicharachero, romántico, chapucero y a ver qué pasa.”

      Te recomiendo que leas sobre ambas expediciones, porque estás diciendo tonterías (sin ánimo de ofender), el retorno científico del viaje de Scott, aún palmándola, fue tremendo, brutal, no así el de Amudsen, que siendo efectivamente un tío serio, tenía en mente un viaje más destinado a no matarse, lo cual es perfectamente válido, faltaría más. Ese retorno científico de la expedición de Scott, se debió a su constancia y seriedad, así como su capacidad organizativa. No le salió bien, es cierto, pero llamarle chapucero es por completo injusto y nada veraz.

      Por otro lado, esto no quiere decir que tu argumentación no sea correcta, la primera vez que se va a un lugar difícil, es mejor ir, solo para volver, las siguientes, ya si eso, nos recreamos. Pero en todo caso, no estoy de acuerdo con que digas que “ya la cagamos con robots como para mandar humanos”, se le supone que no se les va a mandar alegremente a matarse. Para eso ya ya cagó Scott…

      1. Pues mira, es que leer he leído un buen rato. Curiosamente, no por la expedición(es) en sí, sino la repercusión que tuvo en la sociedad británica a lo largo del siglo XX. Scott pasó de ser un héroe con muy mala suerte, derrotado por poco menos que un mercenario (Noruega, esa desagradecida), a ser un puto inútil y cuasi borracho en menos de dos generaciones. Cuando el péndulo hizo la elongación completa empezaron a llegar análisis algo más distantes. El tiempo, ya se sabe.

        La posición que he comentado viene siendo el cliché actual, por consenso como siempre, de la sociedad británica, digo yo que ellos tienen un punto de vista distinto al nuestro (o no). Ya sabes, no mejor ni peor, simplemente otro. A tener en cuenta.

        Ahora, no entiendo qué me puntualizas. Para empezar, si los restos de la expedición no hubieran sido localizados, el retorno científico hubiera sido obviamente cero. Y aquí además hay un punto de principio en el que no puedo concordar. Una expedición científica, jamás, jamás, jamás, se puede abordar como una competición. Como tú bien dices, si quiere ir el otro primero que vaya, luego voy yo de segundo y el tiempo ya pondrá a todos en su sitio.

      2. Es más, como sabes Vaughan Williams le dedicó una de sus sinfonías (la Antártica, naturalmente), tal era el carácter mítico heroico con el que se le llegó a investir. Son temas muy interesantes y además se correlacionan con la posición geopolítica del país, algo que evidentemente estaba más allá de cualquier control del propio Scott, no digamos ya muerto. Pues la susodicha no es que se toque mucho, y no es mala en absoluto. El arte tropieza con la política. Y es que la política tropieza con todo.

        Otra cosa: la definición de chapucero en España está muy asociada a Pepe Gotera y Otilio. Chapuza es un trabajo mal hecho, etimológicamente viene del francés chapuis, un trozo de madera mal trabajado. Toma un carácter grave cuando la chapuza la hace, aquí el punto, quien se supone que no debería hacerla. No tiene nada que ver con “chapuzón”. Tampoco tiene nada que ver con el trabajo invertido, ni los recursos consumidos. El carácter que ha ido adquiriendo la palabra más bien correspondería a estafa que a chapuza.

  4. Iñaki Mazaetxea, un amigo mío de Bilbao, se ofrece para ir a Marte sin nave ni traje ni mariconadas de esas y hacer el puto agujero de un hostión de su martillo. 😄😄😄

    Bueno, coñas a parte, estas cosas pasan. No puede preverse todo. Es un punto a favor de la exploración tripulada del espacio. Un astronauta habría resuelto el problema en 5 minutos.

    1. Y estoy seguro que te hace la misión de retorno de muestras el también de paso, con lo baja que es la gravedad allí te envía un par de kilos por lanzamiento😂😂

    2. O no. La gravedad en Marte es el doble que la Luna. En realidad ignoramos cómo es el suelo, hacemos unas extrapolaciones pensando que con este tipo de materiales y en esas condiciones ambientales el suelo debería ser así y asado. Yo diría que la extrapolación no fue bien. Si fuera una peli de Hollywood el astronauta ya estaba muerto (una peli con muerto en el minuto 6 tiene un 34,45% más de taquilla).

      Digo yo… Siempre tenemos el problema de la carga útil. Pero supongamos que antes de mandar las Viking hubiéramos sabido algo más de la química del suelo. Los experimentos que fueron, no hubieran ido seguro. Obviamente, hubieran ido otros. Pero claro, no lo sabíamos. ¿Entonces es tan mala idea, teniendo en cuenta que Marte es un sitio con visitas relativamente frecuentes, ir preveyendo ciertas cosas con unos plazos y unas etapas más amplias? ¿Es mejor jugárselo a todo o nada? Si fuera mi pasta, yo apostaría por la primera opción.

      Que por cierto, es exactamente lo que hacen los chinos.

  5. cooperación internacional:

    Despegamos en un cohete atlas v propulsados por motores de fabricación rusa, los RD-180.

    Una vez en marte inSight se limitó a estudiar la actividad tectónica del planeta, sin desplazarse, ya que la Sonda NO TIENE LA CAPACIDAD DE MOVERSE sobre la superficie del planeta.

    En un… ¡hora buena! para el Topo HP3 (Heat Flow and Physical Properties Package) por haber logrado perforar la superficie marciana, superando a todos los instrumentos que alguna vez se han instalado en las misiones anteriores.
    https://youtu.be/G9sJl3lacpQ

    En el proyecto han intervenido VARIAS INSTITUCIONES entre ellas: el centro nacional de estudios espaciales de francia, el instituto de geofisica de parís, el instituto tecnológico federal Suizo, la Sociedad max Planck, el Imperial college de londres y el Laboratorio de propulsión a chorro de la nasa.

    En fin, solo podemos desearle mas exitos, a la Sonda estacionaria InSight “de la Nasa”.

    Paz y bien.

    1. No es ese el problema. No saben cómo es el suelo. Aunque estuviesen allí, por teletransporte express, no podrían hacer más de lo que están haciendo. Veamos, el objetivo del experimento es, precisamente, saber cómo es el interior de Marte, porque *no* lo saben. Ese taladro, p.ej., me temo que tendría probabilidades nulas de perforar determinados suelos terrestres, y el suelo no puedes alterarlo (calefactándolo, descompactándolo, alterando su composición, etc.) porque entonces los resultados están adulterados y no sirven.

      Es posible que el instrumento sea inútil para Marte en cualquier circunstancia. Los planificadores de la misión tenían que escoger entre mandar eso o no mandar nada, porque no había dinero para mandar instrumental alternativo. Los creadores del instrumento evaluaron unos riesgos, y ahora de cara al futuro pues cada cual queda retratado. Se le dice historial.

  6. Sigo con particular interés las nuevas de este experimento debido a mi intención de vivir mi vida en un futuro como uno de los primeros sino el primero como minero espacial y este experimento nos demuestra lo poco que conocemos de los suelos de los planetas nos solemos centrar en las atmósferas y en la superficie y esto ha sido una mala dosis de descubrimientos por fallos, aunque por suerte como cualquier fallo puede ser revertido y no como dicen por arriba que lo siento pero son sandeces lo de enviar un rover a si de gratis con la única misión de recolocar el “topo” pero para la próxima misión quizá se les ocurran mejores ideas sobre como perforar, yo por mi parte apuesto por una perforadora “normal” de cilindro helicoidal y preferiblemente lo más grande posible ya que podemos usar el fresco marciano como refrigerador haciendo breves tandas de perforación y mediante la forma helicoidal introducir en algún espectrómetro de masas o cualquier otro experimento que se desee hacer relativo al suelo marciano.
    Quién sabe, quizá para traer las muestras a la tierra

      1. No sabría qué deciros, ¿no habéis visto Moon? (Una película)
        Yo creo que la minería espacial se parece más a esa peli que a cualquier otra cosa.

        1. He leído la sinopsis y te la puedo comprar pero en varios años. Si aún no metemos robots dinamiteros ni percutores en una mina terrestre se me antoja harto complicado empezar en el espacio profundo ya sea marte fobos o cualquier asteroide de clase M que pille a mano.

          1. En el espacio el humano es muy caro.
            Todo lo que puedan hacer robots, lo harán robots.
            La presencia humana será siempre mínima e insignificante. Un humano no tiene casi ninguna forma de competir con un robot. Lo único que nos da ventaja es nuestro cerebro.

    1. Lo fundamental (para mí) era conocer la temperatura del subsuelo para saber (o extrapolar) a qué distancia de la superficie puede haber agua líquida, en según qué latitudes y lugares.

      1. Guiándonos por lo datos que nos han dado los radares orbitales para hallar agua líquida hecha a correr y no pares.
        Que si que en realidad podemos estar completamente errados por culpa de desconocer la composición del suelo marciano y por eso también hacía falta esta misión y más específicamente este experimento. Dime cuántas veces y en cuántos planetas a parte de la tierra hemos perforado más allá de 50cm y si se que las Apolo lo hicieron pero no es comparable un cometa o un planeta a la luna.

  7. Mira que mandar un penetrometro a Marte… Las arcillas a veces hacen éstas cosas en la Tierra posteriormente le ponemos una Zapata y el edificio encima. No me explico cómo mandaron esa m…. en vez de una perforadora rotopercutiva de verdad, una chapuza en toda regla, no tengo muy claro que consultarán a un profesional de la mecánica de suelos antes de mandar esa cosa a hacer el ridículo.

      1. De la misma manera que un penetrometro se puede compactar cómo lo han hecho, la podrían diseñar, pero hazte la la idea que un martillo perforador de mano pesa desde tres kg hasta 25 kg, el problema sería cargar las barras para suplementario en ese ambiente no terrestre, en la tierra hace varias decenas que está resuelto. Una solución que han propuesto por ahí es la helicoidal, tb bastante interesante. Han aplicado una solución ridícula para el para el presupuesto que tenian.

        1. No es solo cargar las barras suplementarias, es que tienes que ir uniéndolas con un robot y sin poder ver la operación en tiempo real por el retraso en las comunicaciones.
          Eso posiblemente hubiera significado no llevar ningún taladro para no romper el presupuesto de la misión.

      2. Me he ido muy lejos en mi anterior correo, mirate un catálogo de Hilton y verás martillos de mano rotopercutivos. No pesan mucho y tiene tres posiciones, rotación, rotopercusion o percusión.

    1. ¿Funciona tu taladro con los apenas 600 W de potencia que proporcionan los paneles de la sonda? ¿Cuánto pesa tu taladro? ¿Qué otro instrumento quitarías para acomodar ese sobrepeso con respecto al topo?
      Y así podemos seguir bastante rato…

      1. Los problemas en la exploración espacial son infinitos, no hace falta que nos lo recuerdes pochimax, sin embargo el ha propuesto una solución a un problema concreto que por desgracia pues genera otros nuevos pero nunca se puede tener todo.

        1. A lo que voy es a que probablemente no se podría mandar un taladro “normal” sin cambiar la misión. La decisión a tomar sería el topo o nada. (U otro instrumento que no tuviera nada que ver)

          1. Han tenido un problema clásico de los penetrometros en arcillas duras o incluso contra un bloque de unas decenas de cm, a priori difícil de prever pero es que la solución adoptada es muy poco flexible, ese sistema solo vale para suelos y con rocas menores de un puño.

  8. Vamos a dejar unos datitos de interés para tener cierta perspectiva:

    https://mars.nasa.gov/insight/weather/

    La temperatura que registra InSight oscila (+/-) entre 25 y 100 centígrados bajo cero. Es la temperatura del aire, no la del suelo, pero nos hacemos una idea. No, tu sobrino no rasca ni un cm de profundidad en esa megatundra. Se destroza los dedos. Ya cuesta picar el hielo de nevera 90 grados más caliente…

    Una de las pruebas que hizo la sonda fue precisamente calentar el bujero hasta -8°C para medir la conductividad térmica (midiendo lo rápido que se enfriaba hasta recuperar el equilibrio térmico con el entorno). Desde luego hay pocos lugares en la Tierra para simular este entorno, aunque lo cierto es que tienen alguno a hora y media de avión de Alemania.

    Y sí, Marte es un sitio desagradable y chungo. Cualquier parte de la Tierra, cualquiera, es muchísimo más hospitalaria. Y Marte es la superficie menos chunga que conocemos en este Sistema, aparte este planeta que estamos destrozando porque somos asín.

    Y el otro quiere plantar patatas. Con perclorato. Es que se caga la perra.

        1. InSight está prácticamente en el Ecuador marciano. Está a 4,5° N. Para hacerse una idea, Guayaquil, la primera ciudad de Ecuador, está a 2° S. Precisamente por estar InSight donde está a eso de poco después de mediodía se llega a los -25° C, y de noche pues a los -100° C. El rango de temperaturas es el que es para un fantasma de atmósfera, pero es que Marte también está donde está.

          El 8 de octubre pasado Marte tuvo su solsticio de verano (hemisferio boreal, es invierno en el austral, evidentemente), el equinoccio de otoño (boreal) tendrá lugar el 8 de abril de 2020. Estando en el ecuador esto ni fu ni fa, esas temperaturas de 20° C son picos estadísticos de meteorología puntual, igual que en la Tierra (con sus correspondientes -80° C nocturnos).

          Esto también se debe a que la actual excentricidad de la órbita es muy considerable: el perihelio está a 1,38 AU y el afelio a 1,67 AU, la diferencia en radiación solar es muy significativa. Es una diferencia de 0,29 AU, unos 43 y pico millones de km (la Tierra oscila sólo 5 millones, estando el perihelio en el invierno boreal), algo sabido con las periódicas “aproximaciones históricas” de Marte en el cielo nocturno.

          Insisto: es un planeta muy chungo. La Antártida es Acapulco en comparación (y es lo que más se parece a Marte aquí en la Tierra).

  9. Los topillos marcianos le han dado una patada y han sacado el vibrador que les está jodiendo la siesta.

    En serio, que no avance, vale. Pero que se salga…

  10. Ya que el articulo va de Marte:

    Déjenme compartirles la pelicula: El cielo está llamado (Небо зовёт) que se estreno: 1959 dos años después del satélite Sputnik.

    En una carrera por llegar primero a Marte, los estadounidenses se adelantan; pero en una órbita errónea, por lo que son salvados por los soviéticos, que han tenido que gastar todo su combustible, y se ven obligados a aterrizar en el asteroide ICARO. …
    https://youtu.be/TJgP8nAvLUo

    Paz y bien.

  11. Estaba esperando a que se hablara de Marte para enviar este comentario. El lugar más bajo de Marte es Hellas Planitia y he visto en wikipedia en inglés que la presión atmosférica en su fondo supera a la del punto triple del agua, vamos que podría haber alguna masa superficial de agua líquida, al menos de forma temporal y más o menos salada. En http://www.esa.int he leído que el fondo suele estar cubierto de nubes de polvo ¿Y si debajo nos está esperando una laguna hipersalina con microorganismos extremófilos marcianos? ¿ Se ha considerado ese lugar para enviar una sonda, incluso el rover de 2020? ¿Alguien puede explicar algo más sobre el particular?

    1. Nop, porque como bien dices, son condiciones temporales. Luego de esas condiciones el agua líquida desaparecería y hasta los hielos sublimarían. ¿De dónde podrías volver a sacar agua? De ninguna parte, en Marte no llueve. Se acabó.
      Desde luego, un día que vayamos allí y en esas condiciones podemos llevar un cubo de agua y hacer un charquito y ver cuánto dura, será interesante.

  12. Que discusión agresiva y sin sentido !!!
    No hemos enviado un astronauta a perforar pues, sencillamente, aún no hemos podido hacerlo.
    La primera misión tripulada se quedará un buen tiempo en la superficie, así que habrá EVAs para todos los gustos, incluyendo perforaciones aún más audaces, de resultar necesarias o convenientes.
    Interín, nos conformamos con (el gran salto que significa) contar con sondas que logran posarse sobre la superficie.
    Comparto que es muy frustrante descubrir que un mecanismo, supuestamente muy estudiado, no logra cumplir la función para la que fué concebido. No debería ocurrir, pero sucede ¿No ocurrió algo similar con los arpones-anclajes de Philae?. Por ello, independientemente de los esfuerzos para intentar solucionar este inesperado escollo, debemos aprender de lo sucedido para lograr un diseño más efectivo con vistas a las futuras misiones que, tarde o temprano, seguiremos lanzando para estudiar y tomar muestras de todo nuestro sistema solar.

  13. Me parece muy frustrante esta misión. Me hacía muchas ganas conocer el gradiente de temperatura de Marte. No sé si con los pocos centímetros que han perforado podrán haber medido algo.

    Además me parece muy triste que a raíz de esta misión y los problemas en el desarrollo EEUU haya decidido limitar el hardware de otros países. Esto último me parece un paso atrás muy preocupante. Aunque quizás sea una decisión razonable, es triste que el aislamiento tecnológico se pronuncie 🙁

    Personalmente me doy por vencido con el topo. Lo mejor es pasar página. Ya habrá otra misión futura donde se pueda conocer estos interesantes datos. Al menos, podemos saber qué tiempo hace en Marte, gracias al sistema español de meteorología.

  14. Quienes han diseñado el instrumento ni han intentado clavar una sombrilla en la playa de Benidorm. Aplicando el peso de una persona de 75 kg, no la hundes ni 30 cm.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 28 octubre, 2019
Categoría(s): Astronáutica • Marte • NASA • Sistema Solar