El primer vuelo del Falcon Heavy llevará el coche de Elon Musk hasta la órbita de Marte

Parece una broma, pero no lo es. O mejor dicho, es una broma muy cara. Y es que Elon Musk quiere usar el primer lanzamiento del cohete Falcon Heavy de SpaceX para lanzar un coche Tesla Roadster. Su Tesla Roadster, para ser más exactos. Hasta ahora la carga de la primera misión del Falcon Heavy era un secreto rodeado de todo tipo de rumores, pero si Musk quería llamar la atención una vez más, vive dios que lo ha logrado. SpaceX y el propio Musk reconocen que existen muchas probabilidades de que el Falcon Heavy falle en su primer vuelo, así que lo más sensato es no enviar ningún satélite. En estos casos se suele utilizar lastre, una maqueta dinámica con instrumentos o, si no es posible ninguna de estas opciones, nada de nada, pero a nadie se le había ocurrido lanzar un coche al espacio en el vuelo inaugural de un lanzador espacial. Más que nada porque es algo completamente inútil, aunque ciertamente mola mucho (sí, es una locura egocéntrica con un punto nihilista, pero mola).

sas
Recreación del primer lanzamiento del Falcon Heavy desde la rampa 39A (SpaceX).

El pasado marzo Musk dijo a la prensa que lanzarían «la cosa más tonta que podamos imaginar» en el primer vuelo, así que se ve que ha estado trabajando intensamente en el problema. Por si fuera poco, la intención del magnate no se limita a poner un coche en órbita, sino que quiere situarlo en una trayectoria de escape hiperbólica «hasta la órbita de Marte». Es decir, el Falcon Heavy colocará el coche en una órbita alrededor del Sol cuyo afelio estará a la distancia de la órbita del planeta rojo y su perihelio en la órbita terrestre, o sea, la típica trayectoria de transferencia de Hohmann (vamos, que el Roadster no se acercará realmente al planeta Marte). ¿Pero es esto posible?

Tesla Roadster. El color será rojo marciano, por supuesto (SpaceX).
Tesla Roadster. El color será rojo marciano, por supuesto (SpaceX).

El Tesla Roadster tiene una masa de 1.250 kg, por lo que desde el punto de vista energético por supuesto que es posible. El Falcon Heavy será el cohete más potente en servicio, capaz de situar 63,8 toneladas en órbita baja o 16,8 toneladas en una trayectoria hacia Marte. Así que tiene capacidad de sobra para mandar el Roadster al planeta rojo. Y en términos de volumen, cabe holgadamente en la cofia del lanzador. El anuncio/tomadura de pelo de Musk tiene lugar poco después de que SpaceX anunciase oficialmente el retraso de la primera misión del Falcon Heavy de diciembre de 2017 a principios de 2018. La empresa ha trabajado muy duramente a lo largo de todo este año para lanzar el nuevo vector este año, pero finalmente la dura realidad ha terminado por imponerse.

Primero se habló del verano, luego de finales de año y al final de diciembre. Y no ha podido ser. SpaceX no puede permitirse lanzar el Falcon Heavy antes de que la rampa SLC-40 de Cabo Cañaveral esté activa, ya que si por un casual el cohete explota justo después del despegue dañaría seriamente la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy y la empresa no puede arriesgarse a quedarse sin ninguna rampa operativa desde donde lanzar sus cohetes Falcon 9. Pero la reparación de la SLC-40 tras la explosión catastrófica de septiembre de 2016 —en la que resultó destruido el satélite Amos 6— ha resultado ser más complicada de lo que se preveía. El retraso en el lanzamiento de la misión clasificada Zuma desde la 39A por culpa de un problema con la cofia supuso el tiro de gracia a las aspiraciones de la empresa para poder lanzar el Falcon Heavy este año.

asa
Prestaciones del Falcon Heavy (SpaceX).

El Falcon Heavy fue presentado en 2011 y entonces prometía ser una ‘simple’ versión pesada del Falcon 9 capaz de situar 53 toneladas en órbita baja. Formado por tres primeras etapas de Falcon 9, Musk creía que el cohete estaría listo en un par de años. Pero no fue así y SpaceX se familiarizó por las malas con el viejo dicho de la industria aeroespacial que dice que adaptar para un nuevo objetivo un diseño inicialmente creado para otro distinto es una mala idea… y cara. Dicho y hecho, el Falcon Heavy resultó ser una criatura más compleja que el resultado de pegar tres Falcon 9 sin más, así que ha sido necesario rediseñar el bloque central de tal forma que ya no es idéntico a una primera etapa estándar del Falcon 9. También se ha cambiado la secuencia de ignición y los 27 motores Merlin 1D de los tres bloques no se encenderán de golpe como en el Falcon 9, sino que seguirán un patrón determinado con el fin de evitar vibraciones no deseadas en el vehículo. Lógicamente además se modificará la configuración de la base del transporte TEL que llevará el cohete en horizontal desde el hangar HIF hasta la rampa 39A.

Para el vuelo inaugural (Demo Flight) el Falcon Heavy usará dos bloques laterales que ya han sido usados previamente, las etapas B1023 y B1025 (que lanzaron el año pasado los satélites Thaicomm 8 y Dragon SpX-9, respectivamente), así como el bloque central B1033, que realizará su primer vuelo. El Falcon Heavy será capaz de situar en órbitas de transferencia geoestacionaria (GTO) satélites de hasta 8 toneladas reutilizando los tres bloques de la primera etapa (los bloque laterales aterrizarán en tierra y el bloque central en la barcaza Of Course I Still Love You situada en el océano), una carga que puede aumentar hasta las 26,7 toneladas si no se recuperan las etapas. Gracias al Falcon Heavy SpaceX podrá poner en órbita incluso los satélites geoestacionarios más pesados que existen actualmente y aquellos que se planean construir en el futuro. Y todo con un coste de tan solo 80 millones de dólares por lanzamiento.

asa
Los lanzadores pasados, presentes y futuros de SpaceX: Falcon 1, Falcon 9, Falcon Heavy y BFR (SpaceX).

Aunque el futuro de SpaceX y sus planes para ‘conquistar el sistema solar’ y, más a corto plazo, el mercado comercial pasan por el futuro cohete gigante BFR, el Falcon Heavy está llamado a jugar un papel importante en el plano comercial durante los próximos años. Además, puede que las misiones marcianas con naves Red Dragon se hayan cancelado, pero SpaceX mantiene su intención de usar el Falcon Heavy para lanzar una nave tripulada Dragon 2 con turistas alrededor de la Luna. SpaceX ha invertido tanto en el Falcon Heavy que ahora lanzarlo se ha convertido en una cuestión de credibilidad para la empresa. Volviendo al vuelo inaugural, usar el cohete más potente del mundo para lanzar un coche a Marte parece el capricho de un millonario excéntrico sin mucho sentido. ¿Por qué no usar la capacidad de carga para lanzar algo más provechoso como cubesats o nanosatélites gratis (o pagando, da igual)?

Aquellos que justifican la decisión de Musk aducen que de este modo se evitan más retrasos en la misión, ya que preparar satélites para un lanzamiento lleva su tiempo, por no hablar del papeleo asociado con los seguros y aduanas. También hay que tener en cuenta que la mayor parte de cubesats o nanosatélites no han sido diseñados para funcionar en una trayectoria de escape de la Tierra. No obstante, es de suponer que el coche de Musk también deberá ser preparado para la misión, un proceso que, por absurdo que parezca, no es nada trivial (por ejemplo, a priori no sabemos si se puede desprender alguna pieza durante el despegue que pueda dañar la segunda etapa, entre otras muchas incógnitas). En fin, en unas semanas o meses saldremos de dudas y comprobaremos qué pasa cuando se lanza un coche al espacio.

PD: el Roadster de Musk será el cuarto vehículo con ruedas diseñado para ser conducido por humanos que viaje al espacio tras los tres rovers lunares (LRV) de los Apolo 15, 16 y 17, que actualmente permanecen en la superficie de la Luna. Si SpaceX logra su objetivo el Roadster se convertirá en el primer coche situado en órbita solar y permanecerá ahí durante miles o millones de años antes de que la gravedad de los planetas perturben su órbita hasta que choque con alguno de ellos, alcance una órbita más estable o sea expulsado del sistema solar.

Cohete Falcon Heavy en la rampa 39A (SpaceX).
Cohete Falcon Heavy en la rampa 39A (SpaceX).



161 Comentarios

  1. Un gran artículo, Daniel, con mucha información concreta, buenos detalles y sentido del humor.

    Cuando nuestra civilización no sea más que un recuerdo, un Tesla Roadster seguirá dando fe de que una vez existió la humanidad y de que éramos una raza cachonda.

    Tripulación de políticos:
    Pato Donald Trump de piloto, Kim Jong-Un de copiloto, y Jared Kushner será el cadáver en el maletero (el concepto me ha cautivado, Lucas).

  2. Hace muchos años recuerdo un Seat 1500 abandonado y pintarrajeado, una de cuyas pintadas era “coche importado de fabrica de Marte”.

    Al final la pintada iba a tener razon.

  3. Creo que es otro gesto -y ya van unos cuantos- tendente a desmitificar los lanzamientos espaciales, borrar esa actitud reverencial que la vieja liturgia de la NASA inspiraba a la sociedad. Para EM el acceso al espacio debe llegar a ser tan prosaico y cotidiano como bajar a la calle, encender el coche y dar un paseo por la ciudad.

  4. Yo soy un fan de la iniciativa privada. Si a alguien le gusta algo no está mal que se lo costee de su propio bolsillo.
    En mi vida he conocido espaciotranstornados pero también espacioescepticos, gente totalmente contraria a invertir un sólo euro en el espacio y con sus propios argumentos para defender su postura. Digo si en una democracia ganan son mayoría los que opinan que el espacio no merece nungún gasto de nada sirven los impuestos que pagan los espaciotranstornados. Lo que siempre queda es el bolsillo privado.
    El bolsillo privado no es tan despreciable como parece. En un pais como España la mitad del PIB lo generan organismos públicos, pero la otra mitad está en manos de empresas y particulares. Una correcta asociacion de personas o empresas puede generar una agencia espacial tan grande como una pública. Por eso defiendo un club de espaciotranstornados donde cada uno aporte en cuotas el mismo porcentaje de sus ingresos que EEUU de su presupesto nacional destina a la NASA.
    Lo más parecido a la conquista del espacio lo encuentro en el descubrimiento de América. La empresa de Colón estuvo fuertemente respaldada por la Corona pero participó el banquero valenciano Luis de Santángel y hubo muchos viajes de exploración a menudo llamados menores o andaluces autorizados por la Corona pero totalmente financiados por aventureros y armadores privados de la época.

    1. La suma anual de los presupuestos de las agencias espaciales gubernamentales es de varias decenas de miles de millones de dólares. Si todos los que opinamos en este foro pusiéramos de nuestros bolsillos según nuestras disponibilidades, ¿alcanzaríamos no ya el 1%, sino la millonésima parte de esa cifra? Lo dudo. ¿Elon Musk es un alma caritativa que ha gastado desinteresadamente de su bolsillo miles de millones de dólares con el fin altruista de promover la investigación y conquista espacial? Durante muchísimos años la Nasa fue el único cliente de Space X. Incluso al día de hoy, las distintas agencias espaciales reportan más del 90% de sus ingresos. De la misma forma, Blue Origin tiene en la NASA a su principal fuente de ingresos y tiene la intención de conseguir más agencias espaciales como clientes. Lo mismo vale para ULA y otros contratistas de la NASA. En los últimos años de la Unión Soviética y luego Rusia, quisieron que el turismo espacial solventara su programa espacial, llevando millonarios a la MIR. Incluso se asociaron con una empresa holandesa. ¿Y qué pasó? Fue un fiasco. Luego de varios años, creo que los turistas apenas fueron 7 y la MIR ya no existe más. Me parece bien que la iniciativa privada haga investigación y desarrollo de cohetes y que promueva el turismo espacial. Incluso con ciertas precauciones, que se asocie y sea contratista de agencias espaciales. Pero pretender que pueda reemplazarlas, no tiene asidero

      1. El tema del turismo en la MIR tiene más miga de lo que parece. Primero fue la desintegración de la URSS, que complicó las cosas durante unos años. Luego Roscosmos decidió acabar con la MIR. Finalmente, Rusia intentó promocionar el turismo a su parte de la ISS, pero el gobierno de EE.UU. metió la zarpa, presionando a cualquier millonario estadounidense que quisiera ir, con lo cual perdieron a una buena parte de sus posibles clientes.

        https://es.wikipedia.org/wiki/Dennis_Tito

    2. Para que no se me malinterprete. Ojalá el Falcon Heavy sea exitoso en poco tiempo y que esté disponible para enviar una sonda que estudie a OUMAMA. Pero varias personas mejor informadas que yo en este blog, son escépticos al respecto.

  5. Me parece bastante egoista y un desperdicio. Si no querían mandar algo cientifico bien podria haber puesto en orbita alguna capsula para la posteridad o algo simbolico. Si es por un tema comercial, nadie que necesite/pueda pagar un lanzamiento de SpaceX va a enterarse recien del Falcon Heavy.

  6. Coincido básicamente con la mayoría: genial acción de marketing “generalista” (dos personas ajenas al mundillo ya me han venido con lo del cohete-que-lanzará-coche), pero creo que es una “machada” frívola, que no sé si será bien recibida en el sector aerospacial.

    Una oportunidad perdida para ofrecer un cubesat gratis a centenares de universidades.

    O de hacer un concurso entre ellas para lanzar una carga “gorda” y arriesgada.

    En fin, él puede hacerlo, nosotros en la barrera mirando y criticando…

    1. JA JA JA JAAAA , todo muy divertido.
      Pero hablando en serio….. Elon ya viene anunciando que tiene todas las posibilidades de explotar al lanzamiento, asi que el FH tendría que estar provisto de un buen y seguro parachute sobre la cofia…
      Sería el ensayo de salvataje mas productivo :
      1 Es necesario para futuros FH tripulados.
      2 Rescatado su Tesla, Es el reaseguro de que Musk no quede de a pié, … no ??

  7. y de retruco, cuantos World records se va a ventilar de golpe?
    – Salto (asistido) a más altura, duración, etc. …
    – Vehículo a cuatro ruedas más rápido …
    – Todos los records ‘off-road’ imaginables.
    (* No el de mayor nitro de la historia, porque el Saturno supera al FH )
    En fin, que a partir de entonces, muchos tendrán que pensar en el Tesla De Musk antes de entrar en el Guinness …

  8. Desde los inicios de la era espacial los gobiernos se han gastado una pasta (centenas, miles, decenas de miles de millones de dolares) en lanzamientos de cacharros con el único fin de contarle las costillas al oponente de turno. Algunas decenas de millones en una humorada espacial no creo que cambie la ecuación.

  9. JA JA JA JAAAA , todo muy divertido.
    Pero hablando en serio….. Elon ya viene anunciando que tiene todas las posibilidades de explotar al lanzamiento, asi que el FH tendría que estar provisto de un buen y seguro parachute sobre la cofia…
    Sería el ensayo de salvataje mas productivo :
    1 Es necesario para futuros FH tripulados.
    2 Rescatado su Tesla, Es el reaseguro de que Musk no quede de a pié, … no ??

  10. Creo que muchas de las valoraciones en los comentarios se han dejado llevar por la emoción, al calificar la decisión de fruto de la megalomanía, frívola y cosas del estilo, y no lo han meditado lo suficiente. Creo que la decisión de mandar el coche es una decisión mucho más estudiada de lo que le damos crédito, y que persigue varios objetivos.

    En primer lugar, tras todos los anuncios del BFG tengo la impresión de que la expectación del gran público con el lanzamiento del FH no es muy alta (no así la de los espaciotranstornados que visitamos esta página). Y eso se acaba reflejando en los medios generalistas, que tampoco le habrían dado mucha cobertura al lanzamiento, pero que ahora vuelven a hablar del FH meses antes del lanzamiento, y en primera plana. Así que primer objetivo conseguido.

    Y no olvidemos que la opinión pública es importante, especialmente cuando gran parte de tu presupuesto y contratos depende de congresistas y senadores que son tan impresionables como cualquier otra persona.

    En segundo lugar, creo que la carga útil científica nunca se consideró. Tenemos los problemas asociados ya comentados de burocracia, seguros, aduanas, posibles retrasos, etc. Incluso veo a gente que comenta que porque no llevar una carga útil a Marte con vistas al futuro. Pero ya se ha dicho que la órbita es solar, no marciana, y estoy seguro de que no está escogida al azar. Aunque en su afelio roce la órbita que sigue Marte alrededor del Sol (que no la órbita marciana), me juego lo que sea a que nunca va a pasar ni remotamente cerca del planeta, para evitar cualquier riesgo de chocar con él. Porque si hubiera esa posibilidad, o si quisieran poner una carga en órbita marciana, estoy seguro de que la NASA les obligaría a severos controles de esterilización aunque sólo se tratara de un lastre, puede que incluso a niveles como los de los rovers marcianos, al ser un lanzamiento con grandes probabilidades de que algo falle y que por tanto yerre el tiro y se estrelle en el planeta. Así que lo más lógico cuando estás probando un cohete y la carga es secundaria, es quitarte todos esos marrones desde el minuto 1, para evitar más sobrecostes y retrasos.

    Entonces, entre mandar un lastre y mandar el coche, ¿qué lanzamos? Adaptar el coche al cohete será algo más caro que hacer lo propio con un lastre, pero entiendo que el sobrecoste es mínimo y las ventajas esperadas compensan más que de sobra, y que no hay probabilidad de retrasos.

    Para finalizar, y perdón por el tocho que está quedando, una última reflexión. Los posibles resultados del lanzamiento, a grandes rasgos, pueden ser tres.

    Fallo total, con el cochete explotando en la rampa o al poco de despegar. En este caso el llevar el coche no influye en nada, para Tesla no será ni negativo ni positivo, pero ya tendrán todo el marketing previo.

    Éxito total, el cohete pone la carga en la órbita prevista, Tesla se apunta un puntazo como la única empresa, por mucho tiempo, que tiene un coche en órbita. No faltará gente excéntrica por el planeta que quiera un Tesla sólo por eso, y también está el hecho de que la marca Tesla llegará a muchos oídos nuevos, y nunca se puede subestimar la posibilidad de que esto habrá nuevos mercados y demanda.

    Fallo parcial, o éxito parcial, según el cristal con que se mire. Y aquí está el intríngulis al que quería llegar. Si el cohete tiene un fallo parcial y no consigue alcanzar la órbita prevista con un lastre, la prensa especializada hablaría de “Fallo parcial del FH”, “FH no alcanza la órbita prevista pero es prometedor” y titulares del estilo. La prensa generalista apenas lo mencionaría seguramente. Pero, amigo, con el coche la cosa cambia. No será la órbita correcta pero sigues poniendo un coche en el espacio. Y la noticia del fallo parcial quedará enterrada por la noticia del dichoso cochecito, al menos en la prensa generalista, y trata ahora tú de explicarles la diferencia, cuando en estos mismos comentarios la gente tiene problemas para distinguir entre entrar en órbita de Marte, y rozar la órbita del planeta Marte mientras orbitas el Sol. Confusión por cierto, que me parece premeditada, dicho sea de paso.

    En resumen, me parece un win-win escenario el que acaba de plantear Musk.

    Un saludo

    1. Si te has leído todo el tocho anterior, gracias por el esfuerzo 😀 Uff, intenté resumirlo pero igualmente quedó mucho más largo de lo que esperaba…

      Un saludo

    2. Coincido plenamente. Al final de cuentas el causante es indiscutiblemente el especialista en lanzamientos y recuperaciones , todas las otras iniciativas igualmente interesantes, dependen del éxito de Elon sus muchachos, y todos los competidores que aparezcan.

      Soy ochentón, no se ha visto antes esta aceleración en la solución de problemas tecnológicos, de todo orden…lastima que algunos sean demasiado impacientes… Va a ser útil pisar otro planeta ?? seguro que si, pero, tiempo al tiempo. Hasta creo que lo voy a ver, ….

  11. Esta idea de lanzar un coche al espacio esta directamente sacada de la pelicula “Heavy Metal”, pelicula de dibujos animados Si-Fi para adultos ya con unos añitos a la espalda.

    No es nada nuevo ni ingenioso ni hasta creo que publicitario, mas bien tendra algo que ver con la cultura americana. Asi como nosotros ponemos de nombre “Infanta Cristina” a nuestros barcos u otro tipo de artefactos que nos representan, ellos usan sus iconos culturales incluidos los de la cultura underground para identificar lo propio.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 3 diciembre, 2017
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Comercial • SpaceX