Cine: Rogue One

Desde que estrenó El retorno del Jedi en 1983 los fans del universo de Star Wars hemos estado esperando la aparición de la verdadera y auténtica película que supiese plasmar la esencia de la saga representada por los Episodios IV y V. No es de extrañar que El Imperio contraataca (Episodio V) fuese considerada casi por unanimidad como la mejor película de la trilogía original: unos personajes interesantes que sufren todo tipo de desdichas a pesar de su carácter heroico, una historia sólida y unos villanos de primera. El Episodio IV: Una nueva esperanza adolecía de un presupuesto muy limitado, mientras que el Episodio VI: El retorno del Jedi, aunque era muy entretenida, hacía gala de un guión que copiaba en buena parte el Episodio IV y además contaba con un exceso de elementos infantiloides —especialmente los odiosos Ewoks— que ya entonces causaban rechazo entre muchos niños y que se convertirían con el tiempo en uno de los peores lastres del universo Star Wars.

rogue1physics_pic

Mientras los fans seguíamos esperando una continuación de la trilogía original sin mucha esperanza Star Wars se transformó en un fenómeno social. De ser cosa de niños y cuatro frikis de los años 70 y 80, Star Wars pasó a ser un icono de nuestra época. Un icono muy rentable comercialmente, con todo tipo de juegos de mesa y de ordenador, juguetes, maquetas, series de animación y demás complementos que engordaron las arcas de George Lucas. Sin embargo, lo que los seguidores queríamos eran más películas.

Pero no queríamos historietas sobre muñecos de peluche o niños prodigio. No. Lo que realmente molaba de Star Wars era Darth Vader, las tropas imperiales y sus uniformes en plan Tercer Reich cósmico, las batallas espaciales que recreaban los sangrientos dogfights de la Segunda Guerra Mundial y los héroes de la Alianza Rebelde. Lo demás sobraba.

Y entonces en 1999 Lucas bajó del cielo con las precuelas de la saga bajo el brazo, o sea, los esperados Episodios I, II y III. No hubo suerte. Otra vez hicieron acto de presencia los personajes y tramas infantiloides que tanto nos habían molestado en El retorno del Jedi. No obstante, en conjunto no eran malas películas y, de hecho, el síndrome de abstinencia que sufríamos era tan grande que incluso llegamos a autoconvencernos de que La amenaza fantasma estaba muy bien a pesar del abominable Jar Jar y otros engendros salidos de las profundidades de la mente de Lucas y los dioses del merchandising. Pero estaba claro que las nuevas entregas no eran lo que esperábamos. O mejor dicho, no parecían provenir del mismo universo Star Wars que la trilogía original y, para colmo, destrozaron con saña personajes míticos como Darth Vader o Yoda. Es posible que la generación que haya crecido con las precuelas como referente tenga un concepto diferente, pero para los de mi generación nunca pasaron de ser un complemento entretenido con momentos muy buenos mezclados con otros que daban bastante vergüenza ajena.

Cuando ya habíamos dado todo por perdido, en 2015 llegó el Episodio VII: El despertar de la fuerza. Los tráileres hicieron que todos los fans de Star Wars salivasen cual perros de Pavlov. Esta sí era la película que estábamos esperando: nada de bichejos horripilantes y sí muchas batallas épicas y escenas que quitaban el hipo. Y además contaba con la presencia de personajes carismáticos como Han Solo o Leia. Pero el producto final… ay, el producto final. Aunque a mucha gente le gustó el Episodio VII, para mí fue una gran decepción. Unos ingredientes de primera calidad estropeados por una mala receta. Una oportunidad perdida arruinada por un guión sin sentido, unos personajes planos —¿de verdad quisieron hacernos creer que el sucesor de Darth Vader es un niñato adolescente malcriado?¿En serio?— y un montaje caótico obra de ese vendedor de crecepelos de Hollywood que es J. J. Abrams.

That's no moon. Pero sí es un eclipse anular artificial (Walt Disney Studios Motion Pictures).
That’s no moon. Pero sí es un eclipse anular artificial (Walt Disney Studios Motion Pictures).

Hay quienes piensan que habrá que esperar a ver la nueva trilogía completa para juzgar el Episodio VII. Puede ser, pero me resisto a sucumbir a esta moda propia de ‘la era dorada de las series’ en la que debemos esperar una eternidad para poder criticar una obra (ya saben, eso que todos hemos oído o dicho en algún momento: «espera, que en el episodio 234 la cosa se pone interesante»). Personalmente, y he de reconocer que esto es ya buscarle tres pies al gato, el Episodio VII tampoco me gustó por su falta de rigor científico. Sé lo que pensarán, «¿rigor científico en Star Wars?¿Estás de broma?». Vale, de acuerdo, pero una cosa es creer que puede existir una estación de combate del tamaño de una pequeña luna y otra muy distinta es aceptar una estructura artificial con las dimensiones de un planeta capaz de absorber una estrella y que, para más inri, manda rayos mortíferos más rápidos que la luz que pueden ser contemplados en tiempo real por los habitantes de distintos sistemas estelares situados a decenas o cientos de años luz los unos de los otros. Por no hablar de esas salidas del hiperespacio en medio de la atmósfera de un planeta sin incinerarse. En fin, maniatico que es uno.

Y en esas estábamos cuando apareció Rogue One: una historia de Star Wars. Los tráileres pintaban muy bien, pero eso hoy en día no significa nada (el del Episodio VII es mil veces mejor que la propia película). La historia parecía curiosa —cómo consiguió la Alianza Rebelde hacerse con los planos de la primera estrella de la muerte—, pero puesto que ya sabemos el final —el Episodio IV— pues no había mucho margen para la sorpresa que digamos. Y sin embargo, menuda sorpresa.

Porque Rogue One es, al fin, esa película de Star Wars que la mayoría de fans que vimos la trilogía original de niños estábamos esperando. Ha costado mucho tiempo, pero finalmente han desaparecido los Jar Jars y los Ewoks, al igual que personajes pusilánimes a lo Kylo Ren. Los protagonistas son sólidos, la historia está muy, pero que muy bien hilada y está repleta de guiños a los seguidores de la saga y el final es redondo. Ah, ¡y hay batallas espaciales de cazas y sale Darth Vader! Además tampoco hay patadas al rigor científico más allá de las normales en una película de Star Wars. De hecho, el guión es posiblemente el menos fantástico de la franquicia. No aparecen jedis, ni midiclorianos y la fuerza sale lo justo, principalmente de la mano —es un decir— de Darth Vader. Cierto es que la historia —una versión espacial de Los doce del patíbulo— es oscura, pero no olvidemos que la saga se llama Star Wars por algo. Y, por si fuera poco, algunas de las escenas de planetas y lunas son de las más bellas jamás vistas en una película de ciencia ficción.

Un planeta terrestre con anillos a lo Saturno. Por el albedo parecen tener un alto contenido en hielo, pero a esa distancia de su estrella se sublimaría. Un misterio de Star Wars (Walt Disney Studios Motion Pictures).
Un planeta terrestre con anillos a lo Saturno. Por el albedo parecen tener un alto contenido en hielo, pero a esa distancia de su estrella se sublimaría. Un misterio de Star Wars (Walt Disney Studios Motion Pictures).

Por supuesto, Rogue One no es perfecta. La música no está ni de lejos a la altura, el villano protagonista es un tanto flojete, en la versión en castellano el doblaje de Darth Vader es decepcionante —nadie puede superar al mítico Constantino Romero— y el ritmo de la trama es muy irregular, sin duda consecuencia de los cambios de guión de última hora. Pero visto lo visto y sufrido lo sufrido estas últimas décadas, sinceramente me da igual. Lo importante es que Rogue One es realmente fiel a la saga original y, sobre todo, se trata de una película entretenida que me ha devuelto a mi niñez. Esperemos que no sea la última película de la franquicia de este tipo y que se repita el ejemplo. Al fin y al cabo, Star Wars se basa en la esperanza.

PD: fui al estreno de Rogue One con el resto del equipo de Radio Skylab. En el último programa puedes escuchar nuestras opiniones.



119 Comentarios

  1. Digamos que la película me ha gustado, y al final no ha habido un sobreviviente (por lo menos de los que bajaron al planeta) porque de lo contrario tendrían que aparecer en el episodio IV.
    La escena final de Leia me dejó con la boca abierta.

  2. Veamos, en Hdub (véase YouTube) hay alguien, no sé quién, que fusila la voz de CR de forma alucinante. Ignoro si hay truco digital, pero hela ahí:

    http://www.youtube.com/watch?v=gM1PcONr5nk&list=PLzKrhnNKa5xGS6mdnBtYiE2DsbCwNOT6r&index=8
    La chuminada esta le va dedicada, precisamente.

    Aunque son gente muy irregular (por decirlo suavemente), el 1’40» «callaos de una puta vez» es iconicamente vaderiano (y Constantinorromeriano, cfr. Clint Eastwood), nadie puede negarlo. O el 3’48».

    Después el problema genérico de Star Wars es que como todo lo de jólibuz, dan gato por liebre. En realidad es una Soap Opera, y efectivamente la segunda peli es la mejor que para algo es la única que tiene director (Irvin Kershner, se nota), pero hay un fallo grave de guión que lastra todo el resto del culebrón. Al final, la cosa quedó así:

    -¡Me dijo lo suficiente! ¡Tú le mataste!
    -No. Yo soy tu padre.

    Como siempre Lucas y sus pezuñas jodiendo todo lo que toca. Para algo hace mafia con Coppola, el Atila de los estudios, y el manipulador de sentimientos pequeño-burgueses.

    En el guión original de Leigh Brackett la cosa tomaba unos tintes shakespearianos de sacarse el sombrero:

    -Me dijo lo suficiente: ¡tú le mataste!
    -Vamos por partes, Luke, como diría el Jedi Jakdee Reaper. Las cosas son complejas en este mundo, joven Skywalker, y las simplificaciones son huídas de la realidad propias de espíritus débiles y abandonados por la fuerza. Yo me casé con una viuda, la princesa Wana de Alderaan, sí, era necesario un braguetazo para salvar la galaxia. Wana tenía una hija. Mi padre, tu abuelo, Maryano Skywalker, viendo dinero, se casó con la hija de mi mujer. Así que mi mujer, tu madre, era suegra de su suegro, mi hijastra se convirtió en mi madre, tu abuela, y mi padre al mismo tiempo era mi yerno. Al poco tiempo mi madrastra trajo al mundo un varón, llamado Solo, que era mi hermano y nieto de mi mujer, siendo yo el abuelo de mi hermano. Poco después mi mujer te trajo a ti al mundo, o sea eres hermano de mi madre, cuñado de mi padre y tío de tus hijos. No sé si me he liado la picha ya. Mi mujer es suegra de su hija. Como yo soy padre de mi madre, mi padre y su mujer son mis hijos. Tus hermanos. A ver, es que soy mi propio abuelo…

    Venga, Verlinde, soluciona esto. Stanley Kubrick se hubiera pegado un tiro.

      1. Puede ser, porque ya el propio Romero confesó que veía películas y se sorprendía de escucharse a sí mismo (es decir, ni se acordaba ya, esto no es una falta de respeto, todo lo contrario, indica el volumen demencial de su carga de trabajo). Concretamente, le pasó con el replicante Roy, de Blade Runner
        http://www.eldoblaje.com/datos/FichaPelicula.asp?id=47
        Yo no soy defensor del doblaje, concretamente la escena del monólogo donde Roy agoniza fue totalmente improvisada la perorata (por Hauer), las pelis del inepto de Scott son así, a veces le suena la flauta, a veces, no. Si suena siempre es por los actores, claro, no por él.
        El problema de tu idea es que en algunas paridas no parece encajar, dado que suena sospechosamente bien ajustado y las frases tampoco tienen sentido fuera de ese contexto.
        Esto revela otro problema, a mi juicio, muy serio del doblaje: que llega un momento que no recuerdas qué actor o actriz hizo determinada película, sobre todo si son gente «confundible» (porque están encasillados, etc.), dado que los dobla la misma persona. Hay una conocida película donde coinciden de Niro y Pacino, como habitualmente los dobla el mismo actor de doblaje, Ricard Soláns (y a No-siento-las-piernas entre otros muchos), en esa no puede ser (así que a Pacino coyunturalmente lo dobla otro), cuando la vi, me di cuenta de lo que pasaba y como siempre lo primero que se me ocurren son paridas, me dije, «¿y si el tío hubiese doblado a los dos, qué?».

        1. El doblaje de Blade Runner fue muy malo. Se hizo además en un momento en que se solían cargar una de las pistas sonoras para insertar el audio en español en mono. Al final el sonido era malísimo. Cuando se reeditó, se hizo un nuevo doblaje; yo de todos modos, esta película en concreto la veo siempre en versión original.

          Los doblajes de las IV V y VI se hicieron mucho mejor.

          1. Es que ya no es que te cargues la interpretación del actor, porque es un emplasto. Es la propia traducción de los textos y ahí el doblaje español fue muy malo, siempre, algo que además no tiene arreglo: en un subtítulo pones lo que quieres, pero en un movimiento de boca de 2″ no puedes poner más que lo que quepa sin chirriar, que usualmente chirría. La calidad técnica no es más que valor añadido, mucha gente sigue prefiriendo grabaciones del año del pedo con un sonido infame (y monoaurales) a virguerías acústicas. Y esto no tiene nada que ver con el hecho que, encima, muchos doblajes se oyen mal, no por la calidad, sino por el deterioro.

    1. Acá, al sur de Bolivia, estamos siguiendo la involución cultural que Uds. iniciaron hace décadas (¿Otra herencia del franquismo?); cada vez son menos los horarios en que proyectan películas en su idioma original. El punto no es si el doblaje está bien o mal hecho, el punto es que es un atentado a la integralidad de una obra y no debería existir.

      1. Bueno, esa es tu opinión. Servidor si no ve una peli doblada no voy al cine. Esta claro que debe existir la opción de la VOSE, o directamente sin subtitular, pero deja que los demás podamos verla doblada

      2. ¿Otra vez la gilipollez del franquismo? No sé por qué la gente repite eso continuamente. Se doblaban películas antes del franquismo y se han doblado después. Y se doblan también en muchísimos países aparte de España.

        Por otra parte. ¿¿Y el subtitulado no te parece un atentado a la integralidad de la obra?? ¿¿Que aparezcan cartelones tapando la escena?? ¿¿Que la gente tenga que mirar las letras en vez de a los protagonistas??

        1. Antes del franquismo no se doblaban películas extranjeras, creo yo. En Portugal nunca se doblaron y el nivel de inglés del portugués medio es muy superior al español. El doblaje es adulterar la obra original , es como si al Guernica de Picasso , que está pintado en blanco y negro, a alguien se le ocurre pintarlo de colores, pues igual queda chulo pero ya no será el Guernica de Picasso. Pues lo mismo pasa en el cine, yo quiero escuchar la voz de los actores que trabajaron en esa película, no la de unos individuos que no conozco de nada.

      3. Uf, qué pesadez con cosas que acabaron hace 42 años. Si en España no se ha sido capaz de rectificar en 42 años una etapa que duró 38, entonces es que es un país de inútiles. Aunque bueno, los mejicanos son gente extraordinaria y estuvieron votando al PRI durante más de 60 años, así que todo es posible…

      4. Mira WestWorld en VOSE, pasando el 90% del tiempo leyendo en vez de ver las escenas.
        Cuando acabes la temporada lee en foros qué ha pasado realmente.
        Te darás cuenta que no te has enterado de una mierda porque has tenido que andar leyendo lo de abajo y no te has percatado de detalles como que a veces el vestido es el mismo y en otra escena del mismo capítulo no lo es, por ejemplo.

        Lo mejor es ver la versión original y entenderla sin subtítulos. Si tienes que leer, depende de qué veas no te estarás enterando de una mierda.

        Menos gilipolleces.

        1. No te enterarás tú, es tu problema. Yo me he acostumbrado hace años y leo a tiempo todo, y de paso se mejora en el aprendizaje de un idioma, que falta nos hace a los españoles.

  3. «Y, para colmo, algunas de las escenas de planetas y lunas son de las más bellas jamás vistas en una película de ciencia ficción.»

    Tanto esta peli como todo el universo de pelis de Star Wars no puede calificarse de ciencia-ficción, más bien cine fantástico.

      1. Star Wars es una Opera espacial. Osea una cinta de fantasia y aventura ambientada en el espacio y en mundos extraterretres. Pero no postular nada científico.

  4. Me quedo con un detalle, y es lo que ha evolucionado el cine. Ver a un actor fallecido actuar en la peli tan bien recreado me tuvo fascinado cada vez que aparecia. Sin duda le da 3 patadas al episodio 7

  5. kylo ren desea ser el sucesor de su abuelo pero el tiene un conflicto interno grande , no ha sufrido como anakin para ser ese ente maligno el según el mismo snoke el lo ve como un ente poderoso en la fuerza ya sea en lo luminoso y lo oscuro , no por nada esta la escena de el dudando si podrá ser tan despiadado como su abuelo pero sabiendo que no hay marcha atrás al haber matado a la nueva orden jedi por lo cual el no es el sucesor de dark vader , simplemente es un aprendis de sith que tiene un conflicto interno gracias a que el es llamado por el lado oscuro y el lado luminoso aunque el a matar a su padre dejo en claro que el ya decidió a cual bando estar, simplemente episodio 7 sirvió para desarrollar al personaje el cual como personaje esta mas o menos bien hecho y que en episodio 8 lo veremos como un ben que a abandonado cualquier atadura con el lado luminoso convirtiendo ce haci en un sith , eso si completa el entrenamiento con snoke para cuando lo veamos en la pelicula

  6. Muy elaborada el comentario de la pelicula.
    Decir que estoy muy de acuerdo, aunque confieso que yo me inicie con la trilogía moderna esta al menos es coherente con la historia y contexto, y el episodio III para mí está al nivel del episodio V (salvo por el actor de anakin…). Episodio VII confusa, copia, predecible, y de nostalgia fácil. Pero Rogue One, es lo que deberia haber sido esta últiima, es de agradecer el gran numero de planetas nuevos y sus diferentes paisajes, y su conexión con el mundo expandido.

    Ya puede parecerte fantasia, ciencia ficción, pero todos los espacio transtornados ven star wars!

    PD: Que opinais de la pequeña nave «empujando» a un destructor?

  7. La verdad es que esta me ha gustado mucho, sobre todo despues del fiasco que fue para mi el Ep. VII. Rogue ona es el Ep. VII que hubiera querido ver. Historias no contadas en el universo de star wars, en lugar de ver el Ep VI «la nueva generacion».
    A pesar de sentirme en la peli como en casa no pude evitar pensar que en la trilogias original los planos los consiguen los espias bothan, espias que por supuesto Disney se cepilla en esta peli. Y es lo que menos me esta gustando de las nuevas pelis, la sensacion de estar fuera de lugar. Salgo del cine siempre oyendo a Disney decir «largo viejo, esta ya no es tu historia, no es tu saga, no pintas nada aqui». Esto quedo claro con el reboot que para mi fue el Ep VII, hecho contratado ademas con productos disney como el album de cromos donde no hace mencion a lo anterior. Se vuelve a presentar la misma situacion aunque con personajes nuevos para las nuevas generaciones y sacan a han, leia y chewaka para que los padres lleven a los hijos al cine.

    1. No me imagino porque aun no la has visto. Y si no la has visto no veas ninguna reseña. Si te creas mucha expectativa cambiaras tu experiencia en el cine

  8. Rogue one es una excelente película. Lo mejor desde los 80’s.
    Ummm yo vie el Retorno de Jedi (medio copiado el titulo del retorno del Rey de Tolkien) cuando tenia 7 años y a mi si me gusto los Ewoks… Es más es lo que más me gusto de esa película. Y espero que regresen. Por más que vean muy tiernos son personajes rudos y complejos.

  9. Hola, bueno, yo amo este blog, pero creo que deben limitarse a su campo de acción: la astrofísica, porque para críticos de cine…
    Los Episodios I, II y III son estiércol cinematográfico. Pésimas precuelas que desnaturalizan la historia original y que virtualmente lo que aportan es más bien un estorbo. El mayor problema de toda esa «saga» precuela es el desarrollo visual de videojuego que trasnforma todo en una ensoñación infantil de mala calidad, lastrada además por una lucha simplista entre el bien y el mal, en la que solo en el Episodio III alguna altura se alcanza, pese a las pésimas actuaciones de casi todo el elenco.
    El Episidio VII, sin ser una maravilla y aceptando que eso de los rayos absorbidos por un planeta y disparados a más velocidad que la luz y el resto de eso es completamente absurdo, resulta cinematográficamente de bastante solidez merced a buenas actuaciones, un guion renovado y a la mejor escena de la historia de Star Wars, la muerte de Han Solo, cuyo manejo en tanto perspectivas en juego es simplemente una obra maestra.
    Coincido en que Rogue One, pese a que su primera mitad es un tanto errática, es inlcuso un producto más sólido gracias a las buenas actuaciones, la historia contada, la estética naturalista y sobre todo a un manejo sobrio de los efectos especiales. Tiene algunas escenas demás que impiden considerarla una obra maestra. Particularmente la escena final con Leia, llora toda la cinta. Por otro lado, una persona que valora el cine como expresión artística debe obviar las versiones dobladas pues denaturalizan el audio original y lo tornan inverosímil. Es antinatural escuchar a Darth Vader con acento español, es muy muy muy raro y absurdo. Ojalá esa gusto por el doblaje en el cine sea erradicado de España, pues es una tendencia retardataria y censurable.
    Saludos
    Pdta: ¿han visto la miniserie Mars, de National Geographic? ¿Está bien funadamentada a nivel científico? Creo que los trajes son demasiado esbeltos para la poca presión marciana.

    1. Pues el día que dejen de doblar las pelis al castellano de España, yo dejo de ir al cine. No son tan malos los doblajes, aunque claro como el original no hay nada que hacer, pero ir al cine para no enterarme o pasarme la mitad del tiempo leyendo, pues va a ser que no.

    2. César Monterroso: los doblajes no son copia del original, porque la «voz» original está en el guión. El efecto «Traduttore, traditore” se aplica a toda actuación. Y aunque hay muchos «traidores» entre los traductores, lo cierto es que sin ellos la cultura tendría muchísima menos divulgación. No soy cinéfilo, pero me molestaría tener que saber varios idiomas para poder ver películas.

      1. Te puedo decir que he visto pelis chinas, que no entiendo un carajo, nada, nada, nada, y prefiero mil veces verlas originales. Tengo una con una escena grabada en la cabeza donde un padre se sacrifica para salvar a su hijo, lo siento en el alma porque los actores de doblaje españoles son grandísimos locutores con unas voces despampanantes, pero esa escena la hubieran destrozado (de hecho, lo hicieron).
        Lo mejor para que te convenzas es que veas películas españolas dobladas a otras lenguas. Bueno, claro, si la peli es buena, si es un truño igual hasta la mejoran..

        1. Lo he dicho arriba, como el original nada, pero p. ej. me he visto casi toda la serie del NG Mars en original subtitulado, y la verdad los 4 primeros capítulos casi me pierdo la trama por tanto leer…los 2 últimos los he escuchado en castellano y me he enterado mucho mejor.

          Pero para gustos los colores

          1. Ya digo, depende. Si la peli es una mierda, tanto da. Peor no va a quedar. Pero debería ser, en el mejor de los casos, una opción, y no la que venga por defecto. Ahora te la comes sí o sí.

        2. Concuerdo con Stewie (jeje, para variar), mucho mejor siempre el original, aunque hay excepciones porque Vader y la voz de Constantino Romero son una simbiosis perfecta… Gran trabajo tambien de esta gran voz es «El Rey Leon», con él los personajes cobraban fuerza y credibilidad. Otro caso de doblajes muy logrados es Asterix en galego con el que se monda uno de risa, tan bueno como el francés, con las canciones traducidas y todo, por supuesto mucho mejor que el castellano en el cual no se molestaron ni en doblar las canciones. Ejemplo de todo lo contrario es «El Resplandor» con un doblaje nefasto en el que no respetan ni la literalidad del original.

          Como norma, mejor el original subtitulado, caso de dudas, con el que además se practican idiomas y es que recuerdo: «el saber no ocupa lugar».

          1. Una cosa más sobre Darth Vader, se cita siempre como icónica la frase: «yo soy tu padre…» Pero a mi siempre me impresionó aquella en la que le dice a la princesa Leia con la profunda voz de Constantino Romero:»el Emperador no es tan magnánimo como yo» . Un angelito…

      2. Los traducccion es necesaria, yo no estoy en contra de ella, una pelicula subtitulada en otro idioma esta traducida, solo que sin interferir el audio ni la actuacion (que incluye la entonacion) Es falso que se pierda tiempo leyendo, si los subtitulos son fugaces. Lo que pasa es que en España estan acostumbrados al doblaje. Por eso les parece que se demoran. Pero es irreal atribuir un acento español a personajes ambientados en realidades completamente extranjeras a España, Cómo será ver Taxi Driver doblada al español de España? Debe ser espantoso. Además que toda la sonoridad de la cinta se altera.

        1. Es espantoso. Claro que ese es el problema, que están (estamos) acostumbrados. Es más, mucha gente (acá) no le gustan los doblajes latinoamericanos (no por el acento, por el léxico), cuando texto en mano, suelen estar mejor hechos (los traductores tienen una «creatividad» un tanto peculiar, empezando por los títulos). Lo dices por aquí y bueno, piedras no te llueven, pero vamos, que tienes las neuronas desreguladas. Como lo de echar sal a toneladas a la comida, una (puta) costumbre. Y es cierto, mucha gente ya no es capaz de soportar una peli subtitulada.

        2. En efecto, no se pierde tiempo leyendo porque te acostumbras a leer y mirar al resto de la pantalla al mismo tiempo. El problema de las versiones subtituladas es que se omiten palabras (y muchas veces matices importantísimos) para que los subtítulos no cubran mucha pantalla. Pierdes tranquilamente la décima parte de lo que dicen los personajes. Ya no es que esté mejor o peor traducido, sino que directamente se omite el mensaje.

          Y claro que el acento español de alguien extranjero es irreal, pero también lo es en la escritura del subtítulo. El problema ahí es que por el maldito nacionalismo, que hace que solamente tengan acento extranjero «los malos», mientras que «los buenos» hablan en perfecto castellano. Pero no es culpa del doblaje, sino de quienes mandan en España (y no solamente en España).

          1. Yo todas las pelis que he visto, los subtítulos decían exactamente lo que hablaban los tipos (hasta donde puedo cubrir, claro). Date cuenta que se lee mucho más deprisa de lo que se habla (o escucha). Es más, en una especie de cineclub de titularidad pública que tengo aquí, muchas veces los subtítulos van *debajo* de la pantalla en otra pantalla más pequeña (se proyectan sincronizados), es decir, la película la ves íntegra, sin cartelito ninguno. No pocas veces he visto las pelis con dos subtítulos (el que trae la peli, en otro idioma distinto, más el de la pantalla inferior), y he podido comprobar que el servicio de traductores de ese organismo público hace un excelente trabajo.

            Respecto a los acentos de los malos, es que son así en inglés. Efectivamente tienen acento alemán, ruso, chino («engrish» a lo zafio incluso), es más, suele pasar lo contrario: que un actor anglófono se curra un acento para un personaje, y en el doblaje pura y simplemente pasan de todo. Un acento que se identifica muy fácil en inglés es el escocés, si alguna vez lo oyes no tiene pérdida. Yo había visto un ciclo de cine escocés hace tiempo y salía que me cagaba de gusto en cada película, porque les podía entender casi el 80% y sin mirar los subtítulos. Pues bien, cuando vi Braveheart en inglés y escuché a Mel Gibson, simplemente alucinaba por colores. Recuerdo haber chateado con un escocés-escocés por el arcaico Napster y le pregunté precisamente si el acento que ponía Gibson estaba bien hecho, porque claro, yo lo identificaba pero podía ser una caricatura que se me escapaba (como cuando aquí ponen acento aragonés, o andaluz, o gallego, o catalán, que suele ser putipénico, cosa que te corrobora cualquier nativo de esos dominios), me dijo el tío, si se quedó conmigo no lo sé, que lo ponía muy bien.

            En castellano, doblado, ya lo puedes buscar. Peor aún, la mayoría de los actores no saben poner ni siquiera acentos/prosodias de España. Y eso que tendrían actores locales si quisieran. Ya ni te cuento otros, pero bueno, para ser justos tengo que decir que hay honrosas excepciones (Bardem NO es una de ellas).

            Todo esto como siempre es un problema de pasta, en este caso además de escasa, mal invertida, que trae como consecuencia un mercado maleado y un público mal educado. Y eso que los presupuestos que maneja la industria española ya son bastante serios. Lo dejamos aquí, porque si empezamos a hablar de los guiones entonces es hora de sacar la recortada, cargarla bien de sal y levantar la veda, porque ahí el nacionalismo más ramplón, rancio y españolero campa por sus respetos con unas barbaridades que se caga la perra. Todavía tengo que ver una película española donde se cachondeen de este país con inteligencia (y mira que hay por donde rascar), como ya hace décadas que las hacen los británicos de sí mismos y hasta los franceses (y vi una portuguesa con un cura con una cabra que no me cagué de risa por poco).

            Luis Buñuel no vale.

          2. Bueno repito lo dicho, para gusto los colores. A mi no me gustan los doblajes en «español internacional» porque lo que he escuchado hasta ahora es «horroroso». Y no lo es por el acento del doblador, sino por la sintaxis y por verter la estructura gramatical del ingles tal cual pero en español. Tengo varios amigos colombianos, que ya llevan cierto tiempo en España y todos han coincidido en que les gusta el doblaje de aquí, es mas me comentan que ya no les gusta el colombiano-mexicano. (Y esto no tienen nada que ver con nacionalismos rancios.

            Vosotros diréis lo que queráis, pero yo si que pierdo parte de la trama y tiempo leyendo, y muchas veces no se exactamente quien lo ha dicho, perdiendo el hilo…que soy tonto, pues a lo mejor, pero prefiero un dobleje antes que leer: para eso me leo una novela, que imagino las voces, los sonidos y hasta los olores (para todo lo demás Master Card)

          3. ¿Tonto por qué? Nadie es tonto porque le guste el jamón o prefiera la mortadela. Respecto a opiniones, y hablando en general siempre se comete el sesgon de pasar por alto las excepciones a esa generalidad, dependen de muchos factores. La tecnología ahora podría permitir que incluso en una sala de cine cada uno viese la peli como quisiera. Lo que sí te podría demostrar es que el doblaje perjudica a la industria local (aunque Francia es una excepción a esto, claro que ellos tienen un doblaje infame, «a saber por qué»), y que con toda seguridad si te hubieses acostumbrado a los carteles ahora te daría igual. Sin embargo, como ves, esto último es asimétrico.
            En cualquier caso para una peli como esta es efectivamente bastante irrelevante el tema. De hecho otra cosa que puedes hacer si un día te aburres mucho es ver una misma escena doblada a varias lenguas. También es fácil en YouTube y a veces te echas unas risas. A fin de cuentas, sin los subtítulos no existiría el meme de Hitler del Hundimiento.

    3. La muerte de Solo fue por que el episodio VII era muy aburrido. Y nada más amarillista que matar a un personaje principal. Y además de seguro Harrison Ford cobra mucho y Disney no quiere soltar plata. Y bueno el niño Solo ya será un Sith ahora si…….Pero aún no le da miedo a nadie.

    4. Sobre los trajes tan esbeltos:
      https://www.youtube.com/watch?v=ztKGVj8sRyo

      En la parte de los trajes hacía el minuto 20 se habla de los trajes que hace ahora la NASA para Marte etc (Z1, Z2) los antiguos pero también una propuesta de tejido (en realidad combinaciones) que comprima él mismo en lugar de tener aire a presión y que permita movilidad por elasticidad y compresión a la vez.

      El libro de la national geographic que estaba en librerías hace unos meses explicando la ciencia estaba los trajes que están acabándose de poner a punto y el traje este también aparte que para la protección de la radiación propone un tejido hecho con nanotubos de carbonuro de boro hidrogenado… Concluye casi que es la solución definitiva y eficiente a ese problema

      Es interesante que para los micrometeoritos el documental que enlazo proponga la misma solución que tiene el avión bonbardero Sukhoi-34 que usa espuma para frenar balas y metralla pero también este cuenta con blindaje de láminas de titanio que pesan una bestialidad.

  10. Después de ver las dos ultimas de Disney, ver cualquiera de las 3 precuelas de George Lucas, los episodios I, II, y III, es ver una obra maestra.

    Estos días he visto en la TV dos de las precuelas, y me he acordado que me dormí en Rogue One…

    Disney esta para hacer caja todas estas navidades.

    1. Hombre menos mal, alguien me piensa como yo. Sin desmerecer a Rogue One, que ha mejorado bastante respecto al episodio VII, debo decir que tras ver este «reboot» de la saga, ahora veo los episodios I, II y III y me parecen peliculones. Tienen sus fallos, como la actuación de Anakin y los diálogos empalagosos y chorras, pero si ves el guión y la trama en general, tiene mucho sentido y está muy bien hilado. Toda la historia de la caída de los Jedi, del alzamiento de un emperador, de los manejos de un sith en la sombra que consigue manipular toda la galaxia creando un conflicto en el cual él dirige ambos bandos y arrastra a todo el mundo con él, es una historia perfectamente contada, que a pesar de compleja se consigue explicar bien, y que (me van a crucificar) como historia es mejor que la de las películas originales, lo que no quita que como películas prefiera estas últimas.

      1. De acuerdo contigo, De hecho, hasta su estética más granadilocuente, tiene su significado, distinto al de las originales de un aspecto mas rudo y sucio, mas acorde para la «resistencia».

  11. Perdón, ¿entendí bien? ¿Acaso las birras de Navidad han causado estragos a los niveles de midiclorianos en la sangre? ¿Será posible que NADIE diga NADA acerca de Felicity Jones? ¿De tanta CGI se han quedado ciegos o qué? 🙂

  12. Gracias por la reseña, coincido con que es la que estabamos esperando. Creo, sin embargo, que Star Wars nunca ha sido ciencia ficción, sólo fantasia. Por lo que da igual todo eso.
    Y tambien creo que lo mejor de VII es justamente Kylo Ren: igualito que su abuelo. Es el personaje mas redondo y que mas sentido tiene si se observa desde esa perspectiva.

  13. Buenos dias…. Muchas gracias, Daniel y al resto de compañeros, por las aportaciones. Iré a verla el próximo fin de semana… vamos después del 1 de enero de 2017. Sí, lo reconozco, soy «starwariano».
    Pero más, mucho más, del universo ALIEN… y yo he ensalivado más que los perros de Pavlov con el último tráiler de la próxima entrega…. Alien, covenant…..
    Donde el terror, dentro de la ciencia ficción o cine fantástico (me da igual), vuelve por sus fueros, adobado con algunas escenas sublimes de naves imposibles atravesando capas superiores de planetas. Sí, soy «alieniki», etapa superior a friki. Y muy enamorado de Ripley… uf!!… que tiempos aquellos de Ripley preparándose para el hipersueño en aquella nave de rescate minúscula…. ¡¡quien fuera Yonsi!!.

    1. Me gusta mucho la saga Alien, en particular las dos primeras entregas, pero hay un detalle (como haber hay varios) que siempre me rechinó: ¿cómo infiernos un aliencito recién nacido chiquitito y huidizo al poco rato mide más de 2 metros y se lleva todo por delante?

      Eso es especialmente rechinante en la primera entrega. El bichito recién nacido huye y se pierde en los corredores de la nave Nostromo, un ambiente artificial, estéril. No hay nada para comer. ¿De dónde saca la masa el aliencito para crecer hasta ser un alienote, y en poco rato además? No me dirán que el bicho come metal… o que sabe operar los dispensadores de comida para los astronautas. ¡Vamos!

      El colmo fue Prometheus. Noomi Rapace se hace una cesárea, se extirpa un pulpito, y a los 5 minutos es un pulpote que ocupa toda una habitación. Muuuy fuerte. ¿Acaso estos aliens nacen con reservas de masa hiperdensa que simplemente se expande? ¿En serio?

      Por cierto, también a los 5 minutos después de la cesárea, Noomi Rapace anda corriendo como loca y a las bofetadas con Charlize Theron. Me reí sanamente, claro está, pero no creo que esa haya sido la intención. Gracias, Lindelof, pero por favor, deja al universo Alien en paz y dedícate a perpetrar Lost 2, definitivamente es lo tuyo.

  14. Por cierto, Daniel, en su momento se hablará de «Life»… otra película que por el plantel de actores tendrá una publicidad exhausta. Sería conveniente que vieras el tráiler… 2017 será de un no parar de entrar y salir de los cines, salas 3D.

  15. Creo que es la primera vez que me niego a leer hasta el final un post de Daniel Marin.

    Lo siento, pero por muy fan que se sea de la saga, no entiendo que pinta este publireportaje sobre la última película de «Star Wars» en un blog de CIENCIA y astronáutica. Máxime cuando no se trata de una película de ciencia ficción «hard» a la que se la pueda sacar miga en el terreno científico y tecnológico como sí podía hacerse con «Interstellar», con «Europa One», con la serie «Marte» de National Geographic» o con «Passangers». Hay mas «seriedad» científica en cualquier episodio de «Star Trek» que en todas las películas de «Star Wars».

    Lo repito y lo sostengo: para este tipo de artículos hay sitios mas adecuados, como Filmaffinity.

    Claro que esa es mi opinión y Daniel puede hacer lo que le plazca con su blog. Pero hoy no puedo aplaudirle.

    1. Hilario, para traer la gente hasta aquí vale todo. Bueno, igual todo todo no, pero casi. Y mucha gente se ha hecho espaciotrastornada con estas mamarrachadas. Igual vemos una estadística y nos da un pasmo de Verlinde…

      1. Una pena que el gran Paco Martínez Soria no hubiera filmado alguna de ciencia ficción para que el colega quedara contento. O «Torrente, justiciero constitucionalista espacial».

        1. Debe haber una, pero no sé cuál es. Lo digo porque en los vídeos gilis que he puesto arriba, en uno de ellos diría que sale cantando alguno de la españolada una cosa estilo «marciaaaano, eres el más grande» (Jack Nicholson en Mars Attacks pone el vídeo) y es claramente el gentilicio, no el nombre de pila. No he visto tanto a PMS (en realidad, ninguna película, sólo fragmentos), pero si no es su voz, es de ese tipo de acento parodia que les gustaba hacer en ese infracine como sinónimo de garrulo entre una especie de caricatura de acento aragonés o navarro.

        2. Santiago, hay una casi desconocida película de P.M. Soria que solo está al alcance de los iniciados que conocen los secretos más ignotos de la Fuerza cinematográfica y que se titula: «Las tribulaciones de un comunista de opereta que en su vida ha pasado hambre» y que seguro que gustará. Sal de la cueva y búscala en la filmoteca.

          Y lo siento pero insisto: no creo que este blog sea el lugar adecuado para hablar de películas de fantasía y magia. Por mucho tráfico que genere, Stewie.

          PD: Retiro lo de «publireportaje», Daniel.

          1. Sé que muchos no me creerán, pero a mí el tráfico me da igual porque no gano un céntimo con el blog (sí, soy idiota). Lo que quiero es hablar de lo que me gusta e interesa, nada más. Y a mí, como a muchos de mi generación, la saga Star Wars me marco de pequeño y fue clave para despertar mi interés hacia la astronomía. Y recalco, la separación entre ciencia ficción y fantasía es totalmente subjetiva.

          2. Yo no lo decía por ti, Daniel, sino a propósito de una frase de Stewie:

            » (…) Hilario, para traer la gente hasta aquí vale todo (…)»

            Está algo más arriba,en la réplica a mi primer mensaje.

            Lo de que la separación entre ciencia ficción y fantasía sea totalmente subjetiva es como mínimo discutible, porque entonces estamos poniendo en el mismo plano «El Señor de los Anillos» y «Europa One» o «La amenaza de Andrómeda» y «Harry Potter». Hay una diferencia muy clara.

            A mí también me gustó mucho de pequeño «Star Wars» y he visto todas las secuelas por puro entretenimiento. Pero tengo muy claro que esa saga no es ciencia-ficción, sino un «space opera» con elementos de cine de magia y fantasía.

          3. No lo decía por el tráfico, Hilario. Si quieres tráfico pones porno y no hay solución más directa. Hablo de que la gente se interese un poco por lo de arriba, a fin de cuentas, somos una especie capaz de mirar a un abismo y sostener la mirada. Ahora ya ni se pueden ver las estrellas por la noche, y casi nadie sabe qué fase de la Luna hace. En el pasado decían toda clase de cuentos sobre ese espectáculo, gratuito, no eran cuentos muy diferentes de las chorradas de Star Wars.

    2. No vienen mal muy de vez en cuando entradas como esta. Por otro lado, «Star Trek» no es mucho más realista que «Star Wars», y tiene una buena cantidad de gafes científicos.

      1. Cierto, pero no hay el recurso fácil de la magia = Fuerza. Y «Star Trek» ha servido de inspiración para determinados estudios teóricos de física muy avanzados.

          1. La «increíble» buena suerte de Kirk y su círculo allegado, más la sensitividad «extra» de Spock, más la «sobrenatural» habilidad de Scotty con las máquinas, más algún que otro «oportuno» gadget/gizmo que saca las castañas del fuego justo a tiempo… todo eso a nivel argumental viene equivaliendo a La Fuerza.

            Pero hay una muy importante diferencia de actitud: los personajes ponen sus vidas en riesgo confiando en su buen juicio (análisis de situación, táctica, estrategia) y en la ciencia (o la tecnología derivada de ésta), no en una «fuerza mística» (magia) que «rige el destino» de la galaxia.

            Sólo por eso Star Trek es mucho más «ciencia ficción» que Star Wars.

          2. Sera que Star Trek es mucha mas «ciencia con toques de ficción» que SW que solo es fantasía, a la que con mucha imaginación se puede entrever algo de ciencia.
            Pero en lo que gana SW a ST es en la propaganda y el mercadeo, hay muchísima mas cachivaches y obejtos relacionados son SW que con ST, y encima en España, La Paramount trata su franquicia como una «caquita de vaca» cuando debería haberla cuidado y mimado y poco mas.

            Por eso: Larga vida y prosperidad a los exploradores de Star Trek

          3. En eso estoy de acuerdo siendo también fan de «Star Trek» -tengo por algún lado un Enterprise D en miniatura aun, aunque las Micro Machines de «Star Wars» sean lo que mas tengo.

  16. Hola Daniel, me hizo mucha gracia tu comentario sobre el episodio I en radio Skylab, yo también obligué a mi cerebro a pensar que me había gustado, incluso volví al cine para confirmar que efectivamente me había gustado, pensar que era un truño era sacrilegio…pero un día uno de tus amigos se atreve a decir que odia a Jar Jar Binks y la cruda realidad se impone.
    No he visto Rogue, espero poder ir pronto.
    Saludos!!

  17. A mí lo que menos me gustó es el momento «estrellita», pero en inglés no debe de sonar tan mal, claro. Stardust.

    Por lo demás la peli está genial, coincido con Daniel.

  18. Vamos por partes:

    Sobre la base Starkiller (me gusta más el título original), comentar que la novelización explica que absorber estrellas es como fuente de energía. La estación básicamente absorbe energía oscura, la transforma y la lanza contra los blancos produciendo en ellos un «Big Rip» (buscar en la Wiki) y distorsionando el espacio-tiempo de tal manera que se pueden ver los efectos a escala galáctica -mucho peor y más destructivo que la Estrella de la Muerte (y aún mejor como arma psicológica(-. No es realista para nada, pero es «Star Wars» después de todo -si empezamos a atacar los problemas que tiene referidos a realismo no acabamos, empezando por temas termodinámicos para las dos Estrellas de la Muerte.-

    En cuanto a prequelas, etc: el Episodio I, caca. El II mejora y el III aun mejor. El VII es «Una Nueva Esperanza» reciclado, pero se deja ver. Esta tengo ganas de verla, pinta bien.

    1. Vista y vale la pena, hasta mejor que el Episodio VII por contar una historia nueva y no reciclar el IV. El principio es un poco lento, pero se anima una vez que aparecen la Estrella de la Muerte y Moff Tarkin al mando, y sobre todo Darth Vader, aunque sin Constantino Romero no sea lo mismo y hay guiños a otras películas que si se entiende se cazan (por ejemplo, que en los planos de la Estrella esta parezca un ojo como pasaba en el Episodio IV al revisar los planos en la base rebelde en Yavin IV)

      Me quedo con K2-SO -me gusta su sentido del humor- y ese Rebelde (no recuerdo como se llama) que parece rasgos asiáticos y hay cosas que chirrían como esos dos Destructores Estelares que parecen estar de figurines solamente (nada de abrir fuego con todos sus turbolásers y cañones iónicos contra la flota rebelde), lo que se comenta del ciego, y si algo del tamaño de la Estrella de la Muerte (120 kilómetros de diámetro) no estaría demasiado cerca del planeta para aparecer como aparece en su última entrada en escena.

      SPOILER: La escena final ahora que Carrie Fisher se ha ido se ve ahora de manera muy distinta.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 25 diciembre, 2016
Categoría(s): ✓ Cine