Proyecto Argo: una nave tripulada rusa alrededor de Venus y Marte en 2022

El año pasado comentábamos una curiosa iniciativa rusa para enviar una nave tripulada alrededor de Marte y Venus en 2021 aprovechando una inusual y muy favorable ventana de lanzamiento. En los últimos meses el proyecto ha evolucionado y ahora se llama Argo, aunque los cambios no afectan al nombre únicamente.

sasa
Argo, una nave tripulada rusa para sobrevolar Marte y Venus.

El plan inicial pasaba por el empleo de una nave europea ATV fuertemente modificada con una cápsula SA Soyuz en su interior (!) que sería situada en una órbita de escape gracias a cuatro etapas Briz-M acopladas entre sí. Este esquema resultaba muy poco realista, así que el equipo liderado por Aleksandr Khokhlov ha realizado algunas modificaciones. La nave Argo seguirá estando basada en el ATV europeo, pero incorporará equipos rusos en mayor o menor medida dependiendo del grado de colaboración con la ESA. En la parte frontal Argo dispondría de un nodo parecido al futuro módulo ruso Prichal del segmento ruso de la ISS, así como una variante del módulo panorámico Cupola.

El plan actual sería el siguiente: primero se lanzaría la nave Argo sin tripulación mediante un Protón-M en una órbita baja terrestre. La ESA podría aportar un Ariane 5 para este lanzamiento, en cuyo caso no sería necesario desarrollar una nueva cofia de cinco metros de diámetro para el Protón. Un mes después se lanzaría una etapa superior —se barajan varios diseños— con combustible que se acoplaría en órbita a la Argo. En los dos o cuatro meses siguientes despegarían dos cargueros adicionales que llenarían los depósitos de esta etapa superior. Luego despegaría una nave Soyuz modificada para vuelos interplanetarios con dos cosmonautas a bordo. Por último, una etapa criogénica KVTK sería puesta en órbita por un Angará A5 desde Vostochni (desde una rampa que todavía no se ha construido).

Módulos de la nave Argo en órbita terrestre.
Partes de la nave Argo en órbita terrestre.
Dimensiones de Argo.
Dimensiones de Argo.
adad
Detalle de la parte frontal de Argo.

Argo dejaría la órbita terrestre entre el 17 y el 23 noviembre de 2021 y el 4 de abril de 2022 sobrevolaría Venus. La órbita de Argo se modificaría de tal forma tras el sobrevuelo que el 12 de octubre de ese mismo año pasaría también por Marte. La pareja de cosmonautas serían los primeros seres humanos en viajar más allá de la órbita lunar y visitar dos planetas, aunque sea desde la órbita. Las vistas de Venus y Marte desde la Cupola prometen ser alucinantes, aunque el espectáculo duraría unas pocas horas en cada sobrevuelo. La misión podría desplegar una sonda de pequeño tamaño en ambos planetas si el presupuesto lo permite. El regreso de la tripulación a la Tierra tendría lugar el 27 de junio de 2023 tras haber pasado 600 días en el espacio, todo un récord. La nave Soyuz debería tener una cápsula con un escudo térmico reforzado para permitir reentradas atmosféricas a 11 km/s, así como un equipo de comunicaciones mejorado y un sistema de control de temperatura mejorado para soportar las distintas condiciones térmicas que se dan en la órbita de Marte y en la de Venus.

asas
Configuración de lanzamiento de Argo.
sas
Argo sobrevolando Venus.

En los Estados Unidos también surgió hace tres años un proyecto muy parecido llamado Inspiration Mars apadrinado por el millonario y turista espacial Dennis Tito, pero ha caído casi en el olvido en medio de la total indiferencia de la NASA. El proyecto Argo no tiene por ahora ninguna posibilidad de salir adelante, en tanto en cuanto necesita de la colaboración de la ESA para suministrar un ATV modificado —una nave que ya no se fabrica— y otros elementos de la misión. El clima político actual tampoco favorece precisamente una misión espacial ruso-europea, y menos aún una que debe estar lista en cinco años. No obstante, como alimento para la imaginación es ciertamente sugerente.

Un emblema de la misión.
Un emblema de la misión.

Referencias:

  • https://boomstarter.ru/projects/28945/proekt_pilotiruemoy_missii_po_oblyotu_venery_i_marsa/


125 Comentarios

  1. De verdad que las barreras políticas han privado al mundo de las ciencias de tantos descubrimientos fascinantes, si tan sólo trabajarán en colaboración los mejores de las más exeperimentadas agencias espaciales, sin la estupidez de que ciertas cosas serían políticamente correcto o de que si uno u otros tendrán más o menos protagonismo, etc. Por eso pienso que la humanidad podrá, verdaderamente, explorar más allá de nuestro sistema solar cuando haya una Agencia Espacial unificada que no esté atada a ninguna limitación política o ideológica, algo verdaderamente utópico, por decirlo de una manera.

    1. Olvidas que esas barreras políticas fueron las que hicieron posible los vuelos de Gagarin, las misiones Apolo en la Luna y la estación MIR. En cuando la Uníon Soviética se derrumbó, la exploración tripulada del espacio es casi inexistente.

      1. +1. De no haber sido por la II Guerra Mundial y la Guerra Fría la exploración espacial estaría mucho más atrasada. De hecho, creo que la falta de impulso actual viene dada por la falta de competencia entre países.

    1. Estoy de acuerdo contigo. No sé si se ha tenido en cuenta el tema de la radiación pero tanto la ATV como la Soyuz hasta ahora solamente han operado bajo la protección de una órbita baja y con un tiempo de exposición relativamente corto.

      1. Sin riesgo no hay gloria, y si muriesen durante o despues de la mision serían heroes de la humanidad por si eso no fuera suficiente hay gente que vive en chernobyl y aparentemente estan saludables al igual que la fauna de por allí, no digo que la radiacion no sea maligna pero es un riesgo que deberiamos estar dispuestos a correr… si no hay dinero o tecnología para implementar soluciones de seguridad en la nave pues solo nos queda hecharle huevos al asunto y que salga lo mejor que se pueda…

        1. Morir por culpa de un accidente imprevisto sería gloria, mandarlos a una muerte segura sería una estupidez. A no ser que sean mártires por la ciencia y quieran correr el riesgo.

  2. Alucinante para que fuera posible.
    ¿Cuando seria la siguiente alineación planetaria Venus-Marte de este tipo?
    Lo mismo entonces se lleva a cabo.

  3. La idea es razonable y está basada en tecnología perfectamente disponible, no es necesario meter océanos de pasta para crear cosas nuevas. Como experimento mental es realista, y dicho sea de paso, no creo que el costo (ahora tal como está el patio, por supuesto que no) sea ninguna cosa desproporcionada. Estoy seguro que con la pasta que están tirando por el váter simplemente con lo de Musk la NASA podría pagarse esto con la puta gorra, comprando Soyuzes al peso y poniéndoles la bandera americana. Esto para los pros, incluyendo el puntazo de ver volar una Soyuz por Venus y Marte por el mismo precio (para todo lo demás, Máster Caca). Para los contras, pues que esto no se ha hecho nunca, las incógnitas son galácticas, son 600 días de vuelo en condiciones sin el menor precedente (ni siquiera en simulaciones), y por supuesto con margen de error cero patatero. Nadie va a meter su culo en esto. Nadie con cerebro en actividad, claro.

    Eso sí, como muestra de lo que puede dar de sí una colaboración ESA-Roscosmos es de sacarse el sombrero. Porque ahora mismo, incluso en estos plazos si hubiera voluntad, sólo la ESA con Roscomos puede llevar esto adelante (los demás pueden poner pasta, pero no cosas, seguramente ni personas). Es un detalle para no pasar por alto. Y realista es.

    1. O sea que la NASA mejor le quitaría el contrato a Musk y a cambio se gasta el dinero en dárselo a los rusos para hacer una misión que prácticamente no les reportaría ningun retorno científico…
      Si, claro. Tiene mucho sentido…

      1. Oiga, paso de Musk. Aparte, no entiendo eso de “dárselo a los rusos” porque si yo me compro un coche chino para explorar el monte de al lado, el coche lo fabricará quien quiera pero la expedición es mía, y la banderita la planto yo. Vamos, de hecho los EEUU están usando motores rusos, como si usan motores británicos, coches japoneses o microondas chinos. Ya he subrayado arriba que no estamos hablando de tecnología punta.

        Retorno científico sí que da, y un rato: dos cobayas en 580 días de vuelo. Vaya si reporta. Por otro lado se me ocurren un montón de cosas que se podrían hacer en tiempo real, lo que no estoy seguro es de que el sobrevuelo en sí dé tiempo.

        P.S. Lo que yo opino de Musk, qué casualidad, es compartido por el tipo ese, el impresentable por lo visto, que le ha twitteado hoy al otro que mande a la loca y al partido a la mierda y se presente como independiente, no sé si lo sondea para hacer tándem con él o qué. Pero es un tipo que eso de ensuciarse con el dinero, y ensuciar a los demás sabe un montón. Porque esta gente es del mundo de la pasta, no del mundo de la tecnología chachi pirulli guay del Paraguay. Y todas estas historias, siempre, indefectiblemente, vienen al final a ser lo mismo que lo que usted ya sabe: levantar la tapa del váter, tirar el dinero, tirar de la cadena, y luego llorar (o no, total paga John People y seguro que alguno se extravió por el camino hacia bolsillos ejecutores).

        1. Ah, perdón, modifico mi comentario entonces. O sea que la NASA mejor le quitaría el contrato a Musk y a cambio se gasta el dinero en dárselo a los rusos (para comprar soyuzes) para hacer una misión que prácticamente no les reportaría ningún retorno científico (salvo jugar con la salud de los dos astronautas americanos “a ver que pasa”)…
          Si, claro. Tiene mucho sentido…

      2. Por cierto, es que usted no sabe la pasta que está chupando Musk, ¿verdad? Por favor, le ruego que no se lo tome a mal:

        http://www.latimes.com/business/la-fi-hy-musk-subsidies-20150531-story.html

        Datos de hace un año. Estimados. Cortos con toda seguridad. Y esto es el 60% de un JWST (sí, incluyendo los coches létricos y los pailunos solares). A mí el tema no me hace puta gracia, seguro que a otros contratistas tampoco, sobre todo porque cuando van a hablar al Senado les aprietan las tuercas bastante más que a este señor.

        1. Con todos los respetos, eres un tonto que no para de soltar tonterias; no entiendo por que la gente te da tanta bola… desesperas a cualquiera.

          Es agradable leer los comentarios hasta que llego a un fanboy de Rusia como tu, fanboy que niega lo innegable. El primer y el último mensaje que dedico a alguien de tu altura.

          1. A Pablo: no entiendo eso de: “con todos los respetos, eres un tonto…”, es de un cinismo que seguro hace justicia a tu persona en todos los ámbitos… Lo que dice Stewie, como siempre, tiene sentido (esté equivocado o no) y lo comparto, al que le fastidia es por esa antipatía antirusa que, en el fondo, es fácil adivinar de dónde viene y que supura a la mínima.

            Con respecto al proyecto, tengo la opinión de que los robots/sondas hacen mucho mejor según qué trabajos dejando a un lado el tirón mediático de la presencia humana. Al hilo de esto, pienso que el estudio de Venus ha caido en un abandono inexplicable, entre otras cosas porque ahí está el inexorable futuro de nuestro propio planeta…

          2. Pues no me leas. Aquí el único que se declara públicamente subnormal eres tú. Sí que hay que ser muy tonto para decir lo que dices tú: no me leas y en paz. Vives y dejas vivir. Y qué puta manía de esconderse detrás de los multinicks. Tú pasas de mí y yo paso de ti y los dos felices, no necesito insultarte para sentirme bien como haces tú ni eso me hace mejor persona. Hale, por la sombrita.

        2. En el enlace habla de los subsidios recibidos por Tesla y SolarCity. De Spacex menciona que recibe subsidios minoritarios (otra cosa son los contratos).
          Podemos hablar si los subsidios a los coches eléctricos o energía solar son de su agrado o no, pero creo que no viene al caso.

          1. ArCaDio: ojalá no se pudiera intervenir en el blog oculto tras multinicks, sin aportar nada, desde el anonimato y con el cinismo y la cobardía que os es propia a los de vuestra calaña ideológica…

    2. Procura expresarte en un castellano más estándar, cuando ponen mucha jerga española (o de algun lugar concreto) se dificulta entender. Esta página se lee en todo el mundo de habla hispana (y España es solo una parte pequeña de ese mundo) ademas de ser una web seria con un lenguaje técnico y apropiado. Creo que no cabe tanto coloquialismo. Gracias.

  4. Estas especulaciones no son del todo una bobada. Dentro de bastantes años, cuando muchos de los sistemas para el viaje interplanetario se hayan testado en el espacio (probablemente en viajes a la luna), tal vez sería interesante aprovechar estas alineaciones especiales.

  5. Cinco años para preparar una misión de esta envergadura son pocos. Este tipo de cosas necsitan más tiempo. En cuanto a los cosmonautas, el riesgo que asumirían esos dos valientes sería enorme; 600 días confiando en que no haya ninguna tormenta solar y careciendo de ninguna estancia especial de protección, confiando tan solo en la providencia y estando mucho más cerca del astro rey en la parte del trayecto que los acerca a Venus… buf.

    Una pena que la fabricación del módulo ATV esté finiquitada porque novias no paran de aparecerle: que si esta propuesta rusa, que si la useña como módulo de servicio para misiones lunares del SLS…

    1. y la soledad , aunque seria buen experimento ver el primer embarazo en el espacio ya que 600 dias sin hacer nada divertido aparte que estar en 60 metros cuadrados o menos es demasiado extres ,

      1. Con el tema de la soledad y los espacios pequeños creo que estamos un poco equivocados. Mismamente en España hay miles de ancianos que llevan años sin salir de sus casas, presos en aislamiento, enfermos encamados… 600 días no son tantos, y menos si enviaran a un matrimonio xD

        1. Totalmente de acuerdo, y hay muchos más ejemplos, como las expediciones polares del siglo XIX, los viajes exploratorios en barco en la época de la Ilustración, etc. Y, sin ir más lejos, la propia Mir, sobre todo en su última época.

          1. Por favor… Para nada son comparables los viajes interplanetarios tripulados con los viajes marítimos de descubrimiento del siglo XVI, XVIII o XIX.

            En un velero respiras aire, navegas sobre el mar, puedes reavituallarte en una isla o en un puerto e incluso sobrevivir a un naufragio si tienes suerte. Incluso puedes intercambiar fluidos corporales con una indígena.

            Nada de eso es posible en el espacio.

            Y en lo que respecta a la Mir o a cualquier estación espacial, lo mismo: sabes que en caso de emergencia la Tierra está 400 kilómetros más abajo, a unas horas de distancia en una cápsula, puedes mantener un contacto fluido con el control de tierra y tus familiares… Nada que ver.

            Lo más parecido psicológicamente a un viaje interplanetario es formar parte de la tripulación de un submarino nuclear en estado de guerra. Al mínimo fallo, estás muerto.

          2. “Por favor” es lo que debería decirte yo a ti… :facepalm:

            “Miércoles 28 de noviembre, desembocamos por el Estrecho para entrar en el gran mar, al que dimos en seguida el nombre de Pacífico, y en el cual navegamos durante el espacio de tres meses y veinte días, sin probar ni un alimento fresco. El bizcocho que comíamos ya no era pan, sino un polvo mezclado de gusanos que habían devorado toda su sustancia, y que además tenía un hedor insoportable por hallarse impregnado de orines de rata. El agua que nos veíamos obligados a beber estaba igualmente podrida y hedionda.Para no morirnos de hambre, nos vimos aun obligados a comer pedazos de cuero de vaca con que se había forrado la gran verga para evitar que la madera destruyera las cuerdas. Este cuero, siempre expuesto al agua, al sol y a los vientos, estaba tan duro que era necesario sumergirlo durante cuatro o cinco días en el mar para ablandarlo un poco; para comerlo lo poníamos en seguida sobre las brasas. A menudo aun estábamos reducidos a alimentarnos de serrín, y hasta las ratas, tan repelentes para el hombre, habían llegado a ser un alimento tan delicado que se pagaba medio ducado por cada una. Sin embargo, esto no era todo. Nuestra mayor desgracia era vernos atacados de una especie de enfermedad que hacía hincharse las encías hasta el extremo de sobrepasar los dientes en ambas mandíbulas, haciendo que los enfermos no pudiesen tomar ningún alimento. De éstos murieron diecinueve y entre ellos el gigante patagón y un brasilero que conducíamos con nosotros. Además de los muertos, teníamos veinticinco marineros enfermos que sufrían dolores en los brazos, en las piernas y en algunas otras partes del cuerpo, pero que al fin sanaron..”

            Antonio Pigafetta, uno de los 18 supervivientes de la expedición de 265 hombres de Magallanes.

          3. “Prácticamente todos los hombres que emprenden viajes de gran envergadura por el polo deben plantearse la posibilidad de suicidiarse para salvar a sus compañeros; a la dificultad que esto supone no hay que darle demasiada importancia, pues si las cosas se tuercen mucho, en algunos aspectos es más deseable morir que vivir. Durante el viaje de invierno llegamos a ese extremo. Recuerdo que hablé del asunto con Bowers, que planeaba quitarse la vida con una piqueta si se veía en la necesidad, si bien ignoro cómo lo habría hecho. También se podría recurrir a una grieta, me dijo, y en cualquier caso siempre quedaba el recurso del botiquín [morfina].”

            Apsley Cherry Garrard, superviviente de la expedición de Scott al Polo Sur.

          4. Antonio., todo eso está muy bien… Pero no viene a cuento.

            SON EXPEDICIONES LLEVADAS A CABO EN EL PLANETA, no fuera de él.

            Psicológicamente no tienen nada que ver. Te lo he dejado claro más arriba.

          5. Claro, claro, si uno está fuera del planeta, las neuronas funcionan de otra manera, todo el mundo lo sabe.

          6. Pues sí: los estudios en la ISS y las simulaciones han confirmado cambios en los patrones de conducta de los astronautas en entornos reducidos y en largos periodos de encierro…

  6. Por cierto, otra vez la insuficiencia de la Briz-M demuestra una vez más que la carencia de etapas superiores criogénicas avanzadas resulta un obstáculo insalvable para misiones mínimamente ambiciosas más allá de LEO.

  7. Me pregunto, para qué? Que beneficio trae enviar a dos personas por casi dos años a mirar un paisaje por una ventana de 20×20?. Con ese dinero posiblemente se podría enviar una misión automática a alguna luna. Es todo cuestión de prioridades. Saludos.

    1. Respuesta corta: básicamente publicitario, lo que es el proyecto en sí.

      En realidad, el proyecto es relativamente barato, porque viene a costar muy parecido a lo que sale una ISS barata por esa duración (más la Soyuz), los costes son decenas de veces menores a cualquier cosa que suponga entrar en órbita, bajar, subir y volver (quizá más baratos que una sonda si es muy compleja). Como digo arriba, vistos los riesgos es más que dudoso que encuentren siquiera padrinos para llevar esto adelante, en serio. En amago es otra historia.

      Ahora, como experimento mental esta idea sí que da mucho juego. Primero porque resalta las sinergias (incluso publicitarias) de la ESA y Roscosmos. Simplemente, aunque esto no vaya más allá de unos vídeos de internet (que no va a ir), hace una buena publicidad y RRPP. Como también digo arriba, EEUU no puede aportar nada ahora mismo en estos plazos a una misión así, ni China ni nadie más, y no lo digo por denigrar ni hacer de menos, sino para mover a la reflexión. No creo que ni pasta de querer, porque tiene demasiados frentes abiertos. Por supuesto para 2025 China sí estará en condiciones de plantearse ella sola este tipo de historias, y seguramente otros se sumarán al pelotón de los que no. Esto tampoco pasa desapercibido.

      La comunicación tiene muchos caminos… y muchas historias en palimpsesto…

      1. Creo que el principal beneficio de un viaje como este o inspiración Marte es aparte delo mediatico que seria, el comprobar y preparar la tecnología necesaria para una verdadera misión tripulada a Marte y más allá como preludio a pisar el suelo marciano me parase un paso necesario. y por otro lado Stewie que ridículo comentario el tuyo como que la Nasa le de el dinero a tu amado Roscosmos por una Soyuz cuando el SLS y la Orion están casi listos no seas pendejo eres un PELMAZO..

    2. Para convencer a los cenizos que ponen excusas ridículas como la radiación o la soledad para no viajar a otros planetas. Esta misión sería más barata que una de aterrizaje en Marte, por ejemplo, y les quitaría las excusas a los idiotas de las agencias espaciales que nos han mantenido en la órbita baja las últimas cuatro décadas.

      1. “Excusas ridículas como la radiación…”

        Palabras del responsable de salud radiológica de la NASA, Frank Cucinotta:

        science.nasa.gov/science-news/science-at-nasa/2005/07oct_afraid/

        ““Excepto durante los breves viajes a la Luna hace cuarenta años, explica, los astronautas nunca han estado totalmente expuestos a los rayos cósmicos galácticos. Cerca de la Tierra, donde orbita la ISS, la tripulación está protegida no sólo por el casco de la nave, sino también por el campo magnético de la Tierra y el gigantesco cuerpo sólido de la Tierra misma. Un viaje de 6 meses a Marte, lejos de estos escudos naturales, es algo nuevo. ¿Cuáles son los riesgos a largo plazo? ¿Qué cantidad de blindaje se necesita para mantener a los astronautas a salvo? investigadores de la NASA están tratando de resolver estas cuestiones.
        Una cosa está clara. “La reducción de la exposición es una buena cosa”

        Pero claro, este no sabe de lo que habla.

        Oleg Valeriévich Kotov, médico y astronauta:

        Otro:

        danielmarin.naukas.com/2011/03/23/la-radiacion-en-el-espacio/

        Pero claro, Daniel Marín tampoco sabe de lo que habla.

        Menos mal que estás tú, reconocido experto mundial en la materia y especialista en políticas presupuestarias.

        ¡¡Tiembla, NASA, que llega Antonio!!

    1. Si lo dice CiaNN así debe estar todo en el mundo, pero si todo esto no avanza es porque en realidad los mongólicos con Down americanos viven amenazando a Rusia y a China a que se doblegen a sus juegos de casino en las bolsas de Londresd y Nueva York, cosa que no lograran ni con un holocausto nuclear co lo no lo tuvieron los judíos londinenses, solo lo lograran con la benevolente ONUj del Gobierno Mundial en la cooperación de todos los libremundialistas randianos.

  8. Tb hay que pensar en la repercusión social que esto tendría, sería algo tremendo. Si es algo viable con la tecnología actual, sólo por eso merece la pena.

  9. Esto me hace recordar un articulo de la revista mecanica popular de 1983 en donde aparecia un articulo llamado “que esta haciendo rusia en el espacio?” Por James Obberg. En dicho articulo se planteaba que Rusia estaba desarrollando cohetes mas potentes que el Saturno 5. Que se especulaba que los rusos iban a enviar una soyuz a venus y desplegar un dirigible tele dirigido para explorar sobre las nubes venusinas. La ilustración mostraban la Soyuz sola sin ninguna clase de módulo adicional.

  10. Cada vez tengo una sensacion mas intesa sobre que la “exploracion espacial” se esta limitando a producir pogüer poin.
    Aparte que no veo la utilidad real de hacer este viaje tripulado. Podria hacerse con sondas mucho mas eficientemente y mas barato.
    Sere tonto yo tambien, pero no le veo la utilidad salvo lograr un recor gines.
    Ir a otros planetas es urgente, pero ir para mirar por una ventanilla y si hay presupuesto, dejar una sonda, pues…

  11. …. y estoy con J.Diaz, darse el palizón de ir hasta allí, sólo para mirar por la ventanilla, es muy frustrante.

    Prefiero una misión en en la que los humanos bajen a un nuevo mundo de una pajolera vez a darse un garveo y contarnos que se cuece por allí.
    Quizá montarse un vivac y ser los primeros colonos permanentes.

    Lo dicho… soñar es gratis.

  12. El problema de esta propuesta es el habitual:

    ¿Qué sentido práctico tiene enviar a dos personas a un viaje de 600 días por el espacio con el único fin de sobrevolar unas pocas horas Marte y Venus? En los años 60 tenía su “lógica”, pero ahora… ¿para qué? ¡Si hasta la India envía sondas a Marte! Su retorno científico (en lo que a esos dos mundos se refiere) sería casi cero (y lo de la posible sonda que enviarían en el planeta rojo es ridículo, para eso mandas una nave automática que entre en órbita y la suelte). Para eso había otra propuesta más “seria” que contemplaba el envío de una nave tripulada a Marte que entraría en órbita para desde allí controlar por realidad virtual robots de superficie.

    ¿Experimentar el comportamiento y reacciones del cuerpo humano en viajes interplanetarios de larga duración? Pues para eso tienes la ISS o propuestas más útiles como la de la estación GateWay. ¿Publicidad? Bueno, si quieres publicitar el derroche de recursos, adelante.

    Esta propuesta tendría sentido si se tratase de probar en el espacio un nuevo sistema de propulsión, ya eléctrico, ya nuclear, que redujese la duración del viaje de 600 a (pongamos por caso) 180 días. Eso sí sería una “prueba de campo” que justificaría el gasto y los riesgos.

    Y hablando de riesgos, el tema de la radiación: hace unos días, en una entrevista en el diario EL PAÍS, el cosmonauta y médico espacial ruso Oleg Valeriévich Kotov era claro:

    “EL PAÍS: ¿Hay algún impedimento para viajar a Marte o instalar una colonia allí desde el punto de vista médico?

    KOTOV: No tenemos la protección suficiente para protegernos de la radiación (…) Y esto no depende de la edad de los astronautas, porque el nivel de radiación es tan alto que no podrán siquiera llegar allí. Los viajes humanos a Marte son imposibles por esto. No es un problema de que los tripulantes desarrollen cáncer, sino de que la dosis de radiación de solo ir es incompatible con la vida. Es imposible, llegar, aterrizar y mucho menos vivir allí (…)”.

    http://elpais.com/elpais/2016/04/14/ciencia/1460653717_524286.html

    Kotov apuesta por desarrollar tecnologías de propulsión que reduzcan el viaje a Marte a un mes o mes y medio, lo que permitiría reducir los riesgos radiológicos y los requerimientos logísticos.

    Así pues, otro bonito powerpoint.

          1. Más que la opinión de alguien que dice que la ISS “no está dentro del campo magnético de la Tierra”, desde luego.

          2. Hay que joderse Antonio.

            ¡¡Pero si lo has escrito tú más abajo!!

            Te cito:

            ” La ISS no está protegida por el campo magnético de la Tierra. La única protección es el efecto pantalla del propio planeta al tapar el Sol, nada más.”

            Ah, que no has sido tú, ¿verdad?

    1. Radiación en la ISS:

      http://www.nasa.gov/mission_pages/station/research/experiments/1043.html

      Ionizing radiation dose measurements, made within the habitable volume with thermoluminescent dosimeters and crew personal dosimeters, range from 5 to 12 μ Gy (0.5 to 1.2 milli rads) per hour, depending on location in the habitable volume, corresponding to an annual dose range of 44 to 105 milli Gy (4.4 to 10.5 rads).

      1 gray (Gy) equivale a entre 1 y 5 sieverts, dependiendo del tipo de radiación.

  13. Ya estamos otra vez con el mito de la radiación… ¿Por qué no se informa la gente antes de decir tonterías?

    La radiación en el espacio interplanetario es justo el doble que en la ISS. La ISS no está protegida por el campo magnético de la Tierra. La única protección es el efecto pantalla del propio planeta al tapar el Sol, nada más.

    Por tanto, no, viajar fuera de LEO no es exageradamente más peligroso que estar en la ISS, al menos desde el punto de vista de la radiación. Y las medidas de protección en caso de tormenta solar serían las mismas que en la ISS, encerrarse en la despensa, rodeado de comida y agua, que harían de pantalla.

    1. “La ISS no está protegida por el campo magnético de la Tierra”

      Con dos cojones.

      Felicidades, Antonio. Acabas de cargarte 60 años de investigación científica.

      En fin, para informaciones mas contrastadas al respecto:

      http://space.stackexchange.com/questions/1034/how-are-the-astronauts-in-the-iss-protected-from-solar-flares

      O mejor todavía:

      http://science.nasa.gov/science-news/science-at-nasa/2005/07oct_afraid/

      Donde podemos leer estas palabras de Frank Cucinotta, Jefe de Salud Radiológica de la NASA en el Johnson Space Center:

      “Except during brief trips to the Moon forty years ago, he explains, astronauts have never been fully exposed to galactic cosmic rays. Close to Earth where the ISS orbits, crews are protected not only by their ship’s hull, but also by Earth’s magnetic field and the gigantic solid body of Earth itself. A 6-month trip to Mars, far from these natural shields, is something new. What are the long-term risks? How much shielding is needed to keep astronauts safe? NASA researchers are grappling with these questions.
      One thing is clear. “Reducing exposure is a good thing,” he says.”

      Traducido:

      “Excepto durante los breves viajes a la Luna hace cuarenta años, explica, los astronautas nunca han estado totalmente expuestos a los rayos cósmicos galácticos. Cerca de la Tierra, donde orbita la ISS, la tripulación está protegida no sólo por el casco de la nave, sino también por el campo magnético de la Tierra y el gigantesco cuerpo sólido de la Tierra misma. Un viaje de 6 meses a Marte, lejos de estos escudos naturales, es algo nuevo. ¿Cuáles son los riesgos a largo plazo? ¿Qué cantidad de blindaje se necesita para mantener a los astronautas a salvo? investigadores de la NASA están tratando de resolver estas cuestiones.

      Una cosa está clara. “La reducción de la exposición es una buena cosa”, dice.”

      Pero claro, ni Frank Cucinotta ni el doctor Kolov tienen ni idea de lo que dicen, ¿verdad? Porque claro, la ISS no está protegida por el campo magnético terrestre…

      Ponte una medalla, Antonio.

      1. Puede que Antonio no tuviese razón en eso de que la ISS no está protegida por un campo magnético pero usted no ha sido nada elegante corrigiéndole.

        1. ¿¿Cómo que “puede”?? Esto no es metafísica ni el análisis de los datos del LHC, sólo hay que verse 2 minutos 15 segundos de vídeo y leerse un párrafo de texto, en cada uno de los cuales se da un número. Basta dividir uno por otro para ver si digo la verdad o no.

          Me esperaba algo más de nivel en los comentaristas de Eureka. Menos mal que hay honrosas excepciones.

        2. Antonio tiene comportamientos de trol.

          Ahora niega que él dijera (y está ahí arriba, bien claro) que:

          ” La ISS no está protegida por el campo magnético de la Tierra. La única protección es el efecto pantalla del propio planeta al tapar el Sol, nada más.”

          Dicho por él, no por otra persona.

    2. “Encerrarte en la despensa” con comida y agua solo te protegería parcialmente de las tormentas de viento solar, no de la radiación cósmica.

      La ISS SÍ que orbita dentro del campo magnético.

      Y para la peligrosidad de la radiación en viajes espaciales me fío más de la opinión contrastada de Kotov y de Frank Cucinotta (responsable de salud radiológica de la NASA) que de ti:

      http://science.nasa.gov/science-news/science-at-nasa/2005/07oct_afraid/

      ““Excepto durante los breves viajes a la Luna hace cuarenta años, explica, los astronautas nunca han estado totalmente expuestos a los rayos cósmicos galácticos. Cerca de la Tierra, donde orbita la ISS, la tripulación está protegida no sólo por el casco de la nave, sino también por el campo magnético de la Tierra y el gigantesco cuerpo sólido de la Tierra misma.”

      Pero bueno, tú mismo.

        1. Para opinión la tuya:

          “La ISS no está dentro del campo magnético de la Tierra”.

          Sueltas esta parida y te quedas tan ancho, campeón.

          1. Yo no me invento citas.

            Te he dado las fuentes: entrevistas con especialistas, astronautas, médicos y hasta Daniel.

            Tú sostienes lo insostenible: que la ISS está fuera del campo magnético y que la radiación de alta energía cósmica no es un problema.

            Aquí el único que habla sin dar datos eres tú, que le wnmiendas la plana a la comunidad científica y a la física conocida.

            Pero tranquilo, nunca te faltarán palmeros.

          1. No insistas.

            No te replicará con datos. Antonio es muy español:

            “Sostenella y no enmendalla”.

            Los españoles somos así…

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 26 abril, 2016
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Marte • Rusia • Sistema Solar • Venus