Luz verde a NEOSM, el telescopio espacial de la NASA para descubrir asteroides peligrosos

Por Daniel Marín, el 25 septiembre, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • NASA • Sistema Solar ✎ 46

Hace poco hablábamos en el blog de NEOCam, un proyecto de telescopio espacial infrarrojo destinado a descubrir asteroides cercanos a la Tierra (NEOs) potencialmente peligrosos (PHAs). A pesar de que la detección de asteroides peligrosos es una prioridad para la comunidad científica y gobiernos de todo el mundo por motivos más que obvios, NEOCam y otros proyectos similares han despertado poco interés dentro de la NASA. De hecho, NEOCam (Near-Earth Object Camera) no fue elegido en las dos anteriores convocatorias del programa Discovery de misiones de bajo coste de la NASA que tuvieron lugar en 2015 y 2017. Pero la situación ha cambiado. El pasado 23 de septiembre la agencia espacial anunció por sorpresa su decisión de aprobar el desarrollo del telescopio espacial, que pasará a estar a cargo del JPL (Jet Propulsion Laboratory) y el programa de defensa planetaria de la NASA sin necesidad de presentarse a ninguna convocatoria del programa Discovery o cualquier otro. Se trata de una decisión sorprendente en tanto en cuanto nunca antes la NASA había aprobado directamente una misión previamente concebida fuera de la agencia.

El nuevo telescopio infrarrojo NEOSM (NASA).

El cambio de opinión se debe a un reciente informe de las Academias Nacionales de Ciencias de EE UU en el que se señalaba que este telescopio debe ser una prioridad. No obstante, al ser ahora un proyecto directamente controlado por la NASA la nueva misión no se denominará NEOCam, sino NEO Surveillance Mission (NEOSM). Pese al cambio de nombre y de sistema de gestión, las características técnicas del telescopio son, por el momento, casi las mismas y se basan en los resultados de la Fase A de desarrollo de NEOCam. NEOSM será un telescopio infrarrojo con un espejo primario de 50 centímetros de diámetro que estará situado en el punto de Lagrange L1 del sistema Tierra-Sol (ESL-1), a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra (lo ideal es que NEOSM estuviese situado en órbita solar a menor distancia del Sol que la Tierra para observar adecuadamente las cercanías de nuestro planeta, pero esto habría aumentado el coste de la misión considerablemente). NEOSM usará refrigeración pasiva para enfriar los dos detectores de 16 mexapíxeles hasta 40 Kelvin (-233 ºC).

Detalle del montaje del detector (NASA).

Los detectores usarán un diseño avanzado y estarán fabricados en telururo de mercurio y cadmio (HgCdTe). Uno de ellos observará el rango de 4 a 5,2 micras, mientras que el otro hará lo propio en el rango de 6 a 10 micras. Ha sido precisamente la incertidumbre en el desarrollo de las tecnologías de estos detectores lo que ocasionó que NEOCam fuera rechazado en la convocatoria Discovery de 2017. NEO Surveillance Mission tendrá una masa final de 1300 kg (la carga científica será 400 kg), lo que permitirá que pueda ser lanzado por un Atlas V 401 (o un Vulcan) o un Falcon 9. La misión primaria durará doce años y el objetivo es descubrir el 60% de los asteroides cercanos peligrosos con un diámetro superior a 140 metros en cinco años y el 90% de los mismos en diez años. Este objetivo ha sido declarado de interés nacional por el Congreso de EE UU. El coste de la misión sería parecido al de una Discovery, de entre 500 y 600 millones de dólares.

Último diseño de NEOCam (NASA/JPL-Caltech).

Eso sí, el lanzamiento de NEOSM —que en inglés se pronuncia algo así como NEO-awesome— no tendrá lugar hasta 2025. En cualquier caso sin duda son muy buenas noticias. Ya era hora de que se aprobase una misión espacial dedicada exclusivamente a detectar asteroides cercanos, que son, recordemos, el único peligro para nuestra civilización que se puede caracterizar y prever con antelación si tomamos las medidas adecuadas.

Referencias:

  • https://spacepolicyonline.com/wp-content/uploads/2019/09/Thomas-Z-planetary-defense-strategy-Sep-23-2019.pdf


46 Comentarios

  1. Me encanta la arquitectura de este telescopio <3 Y de vuelta me recuerda a Cita con Rama de Arthur Clarke el proyecto de vigilancia espacial que menciona la novela. Es un hermoso telescopio!!

  2. Pues sí es una gran noticia, no solo por la aprobación de esta vital misión sino porque la NASA se compromete a partir de ahora en tener un presupuesto para defensa planetaria…y esto evolucionará en el futuro…

    Ahora contamos con DART que ya irá en el camino de investigar medidas de desvío de asteroides peligrosos y ahora está que además nos puede servir para detectar comentas interestelares con suficiente tiempo de antelación para mandar una misión de estudio de estos esquivos nómadas…

  3. Una acertadísima decisión de la NASA.
    Pienso que la actividad más rentable de la astronáutica a medio plazo es la defensa planetaria, porque un solo desastre, aunque sea local y en un lugar deshabitado, puede ser más costoso que lo poquísimo que se ha gastado hasta ahora en vigilar objetos peligrosos y en técnicas para evitar que lleguen a la Tierra.

    Defender el planeta en las condiciones que nos ha creado, tanto frente a amenazas externas como frente al descontrol de nuestras actividades, debería ser lo más prioritario de los que tienen poder, desde los que sólo tenemos el poder del voto hasta los que reciben millones de votos o de dinero.

  4. Una magnifica decisión. De hecho, la detección de NEOs desde el espacio debería ser una prioridad absoluta para todas las agencias espaciales y ser una misión compartida y permanente. Nos jugamos mucho en ello.

    1. Buenos días,
      Totalmente de acuerdo contigo, Hilario, porque me gustaría saber quién paga este proyecto, ¿sólo la NASA, el contribuyente americano?. Lo comento porque de este proyecto nos beneficiamos todos, supongo. Ah!!!… que para esto sí que es bueno gastarse millones en “cacharros del espacio”, sobre todo si se lo gasta “sólo” el “yankee” (modo irónico: on).
      Pido disculpas anticipadas si alguien se molesta con mis palabras pero hoy me levanté fatal.
      Muchas gracias, Daniel, por esta magnífica entrada, como todas las anteriores. Tu charla en Naukas 2019… intensa, corta, con gran sentido del humor y muy interesante.
      Salud y buen día.

  5. Una pena que Roskosmos (difícil), CSA, JAXA, ESA u otras agencias no participen para poder aumentar un poco el presupuesto y poder ponerlo en la órbita óptima más cerca del sol.

  6. Vamos a offtopiquear un poco…

    Si queréis ver cómo serán los robots que dentro de 10 o 20 años patearán las superficies de los planetas y lunas del Sistema Solar, solo tenéis que echar un ojo a los últimos productos y proyectos de Boston Dynamics:

    youtu.be/wlkCQXHEgjA

    youtu.be/_sBBaNYex3E

    Y ya metidos en off-topics, quisiera compartir con vosotros esta foto lunar:

    drive.google.com/open?id=1RUvDt9agLEsTC-Jh1IKnc6hStme9SBI7

    La hice ayer por la mañana a eso de las 07:00 horas de la mañana desde mi casa con mi cámara Canon SX50 HS. La Luna menguante estaba espléndida en el cielo y no pude resistirme.

    1. Si a estos robots verdaderamente impresionantes, les sumas que cada vez estamos más cerca de las “quantum computer” nos adentramos hacia los caminos de las revoluciones, del Deep Learning, Big Data para procesar cientos de escenarios a la vez…y sobre todo hacia la futura IA…

      //www.wired.com/story/googles-quantum-supremacy-isnt-end-encryption/

      Por cierto si queréis echaros unas risas, sobre este debate, sobre la IA…ver este vídeo de Jack Ma (alibaba) y Elon Musk…

      https://youtu.be/f3lUEnMaiAU

      No sé hasta que punto el bueno de Jack, estaba siendo irónico, sarcástico y muy cínico por momentos, pero esta claro que no tenía mucha química con las ideas de Musk…

      Estamos muy cerca de varias revoluciones, y esta es una de ellas…

      1. Jack Ma es un comerciante (no digo empresario para diferenciarlo de Musk que tambien lo es) y Musk es un tecnologo. Musk sabe mas de lo que se habla. Sabe que la IA tendra como objetivos a cumplir los que le marque su programador, y el programador podria señalar objetivos que satisfagan sus exclusivas necesidades sin pensar en nadie mas, o su ideologia o religion, etc, etc..

  7. 100% de acuerdo con Daniel. Los asteroides son el único peligro apocalíptico previsible. La ONU debería gastarse el dinero en esto y no en inventarse falsos peligros como el del cambio climático antropogénico. Gastarse cada 12 años unos 600 millones de dólares: BIEN. Pretender que el mundo se gaste cada año miles de millones de dólares: MU MALAMENTE. Por cierto que nuestro DOCTOR Pedro Sánchez ya se ha comprometido a gastar 150 millones de tus euros para pagarles la “fiesta” a los calentólogos. Ahora que, como Sánchez es un doctor fake, igual este compromiso también es fake: nunca se sabe qué pasará con este tipo al mando.

    1. Supongo que analizando los datos de los telescopios cuyo propósito principal sea estudiar objetos lejos de nuestro sistema, mediante aplicaciones informáticas diseñadas para detectar asteroides se podrían encontrar muchos.
      Por ejemplo, un descenso en el brillo de una estrella cuando se busca un exoplaneta por ocultación. Si no sigue el patrón esperado, en vez de descartarlo como ruido, se podría mirar si corresponde al paso de un asteroide, o sea si en estrellas que sigan una línea con esta se dieron ocultaciones en un lapso de tiempo compatible con el movimiento de un objeto delante de ellas.

      1. Si, pero aquí precisamente pensaba en lo contrario. Ahora que vamos a tener este telescopio para detectar asteroides, qué mas se puede hacer con él o con los datos que nos envíe a la Tierra.
        Hay que aprovechar hasta el último cent$€ de lo que se envía al espacio.

        1. Me imagino que se aprovecharán al máximo sus datos. No sé si hay algún telescopio espacial de infrarrojos en funcionamiento.
          Quizá encuentre el planeta X antes de que funcione el James Webb, que al paso que va…

          1. Spitzer, aunque es reo de muerte (Free Spitzer!!) Y el Hubble también opera en el infrarrojo cercano.
            Luego el aerotransportado SOFIA, para infrarrojo más largo.
            No sé si el WISE murió o sigue hibernando.
            Creo que es todo.

  8. Gran noticia y gracias por la entrada, Daniel.

    No encuentro motivo más cercano y claro para que todos los países colaborasen en un proyecto de este tipo. Todos ganamos y todos perderiamos con el impacto de un asteroide.

  9. Es extraña esta noticia, desde el punto de vista estadístico el impacto de una de estas rocas en los próximos 1000 años es harto improbable, por que gastarse 600M en ello? por lo tanto esta misión sospecho tiene otros derroteros, no me sorprendería que lo que buscan es un asteroide con un porcentaje ínfimo de impacto, darle bombo y usar el SLS para enviar un interceptor, colgarse la medalla de salvadores del mundo y ya de paso le damos un uso al SLS sin que el pueblo americano diga nada sobre el dineral que se están gastando en una maquina inútil.

    Es mi teoría, aunque he de decir que he visto demasiadas películas.

    1. Como dicen por ahí:

      “es mejor tener un telescopio existente detector de asteroides y que no salve al mundo,
      a no tener un solo telescopio existente detector de asteroides, y haberlo necesitado para salvar el mundo”

      si por casualidades del universo una roca de esas este en trayectoria a la tierra a corto plazo
      ¿usted va a reconocer su error cuando ya la roca aplaste su reducido cerebro?

    2. No sé de donde sacas los 1000 años.
      El de Tunguska fue en 1908.
      El de Cheliábinsk en 2013.
      No sabemos cuando será el próximo, pero si ahora tenemos capacidad para verlo venir y desviarlo, sería una neglicencia criminal no ponerla en práctica.

      1. Tugnusca y chliabinsk eran meteoritos de apenas 20 metros, muchísimo mas numerosos, asteroides de entre 100 y 200 metros son un par de ordenes de magnitud mas escasos, por ende tendrán una frecuencia de impacto de entre mil y diezmil años, resumiendo esta misión tiene entre 0.05% y 0.005% probabilidades de encontrar algo medianamente peligroso.

        1. “la confianza mato al gato”
          Esos asteroides de 100 a 200 metros que en promedio impactan cada 1 mil a 10 mil años,
          exactamente justo antes de impactar tenia una frecuencia de impacto de entre 1 mil a 10 mil años.
          la construcción de telescopios mas potentes y modernos permitirán mejorar esa probabilidad de encontrar algo “medianamente peligroso”.

        2. Si eso fuera verdad, Chelyabisnsk todavia lo estarian reconstruyendo y el mundo estaria todavia en shock, solo ver lo que dejo Tunguska en 1908 y los testimonios recogidos, pues te pone a pensar en la cantidad de energia que se necesita para rellenar el espacio entre: una onda de choque que rompe vidrios y tira gente al suelo justo debajo de la explosion, a uno que tumba e incinera bosques enteros a cientos de km de distancia.

  10. es una verdadera pena que solo la Nasa se este preocupando por este cuando es un problema que le compete a todo el planeta desde china asta Camerún todas las agencias y gobiernos del mundo deberían estar colaborando en poner varios de estos observatorios en el espacio la defensa planetaria es una prioridad.

  11. Fantástica noticia ojalá otras agencias espaciales se unan para aumentar la vigilancia espacial cuanto más ojos mejor pero no sería mejor una red de estos telescopio en tierra desplegados por todo el planeta ??🤔🤔🤔

  12. Yo veo un paso más en la intención de salir de Leo y un apoyo más a Gateway. Si vamos a ir trajinando con módulos, naves tripuladas y suministros con mucha más frecuencia, empieza a ser interesante confirmar que la ruta está despejada

      1. Jajajaja, pues es posible, así podrían hacer llaveros en Gateway y financiar con merchandising.
        Ahora en serio, quería decir que con ese argumento puedes convencer a un político

  13. Hola a todos.
    Muy bien eso de detectar asteroides de más de 140 metros, pero…
    Hay capacidad REAL para hacer algo si encuentran alguno con trayectoria de colisión?

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 25 septiembre, 2019
Categoría(s): Astronáutica • Astronomía • NASA • Sistema Solar