Ad Astra: crítica para espaciotrastornados

Por Daniel Marín, el 25 septiembre, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Cine ✎ 269

No hay muchas películas de ciencia ficción modernas que tengan a la exploración del espacio como eje central de su trama. La última producción de este tipo es Ad Astra (James Gray, 2019), una película de gran presupuesto protagonizada por Brad Pitt y Tommy Lee Jones. Ad Astra está ambientada en una especie de futuro alternativo donde el impulso de la exploración que supuso la carrera lunar de los años 60 no desapareció y la humanidad se ha expandido por el sistema solar, aunque en ningún momento se deja claro el punto de ruptura con nuestra realidad. Pero vayamos al grano: Ad Astra tiene elementos narrativos interesantes y el diseño de vehículos y equipos está muy conseguido. Sin embargo, la historia hace aguas por todos lados y, además, el número de errores científicos es apabullante. Sí, ya sé que es solo una película. Y sí, ya sé que en todas las películas de ciencia ficción hay muuuchas licencias científicas. Pero en Ad Astra estas licencias son, para mi gusto, demasiado numerosas y muchas de ellas constituyen errores básicos sobre los vuelos espaciales que pueden confundir a más de un espectador despistado. ¿No me crees? Pues hagamos un resumen de la película. ¡Cuidado, que a partir de aquí hic sunt spoilers!

La película nos cuenta la epopeya freudiana del astronauta Roy McBride (Brad Pitt) para viajar a Neptuno pasando por varios mundos del sistema solar con el objetivo de encontrar, física y espiritualmente, a su padre, Clifford McBride (Tommy Lee Jones), un héroe del Mando Espacial (Space Command, una especie de mezcla entre la NASA y el Space Command actual) que viajó hasta Neptuno hace treinta años a bordo de la nave del «Proyecto Lima» y que, aparentemente, desapareció sin dejar rastro. Varias décadas después de perder el contacto con papá McBride, el sistema solar interior se ve sacudido por una serie de oleadas energéticas de «rayos cósmicos» que provienen de Neptuno. Se ve que el Proyecto Lima usaba antimateria y, de algún modo que no queda claro, la nave de papá McBride es la causante de las anomalías. Evidentemente, esto es un disparate desde el punto científico. Si las anomalías se originasen por la aniquilación de antimateria, la nave y la tripulación del Proyecto Lima habrían quedado fritas por la radiación hace tiempo y, para más inri, los efectos a 4500 millones de kilómetros serían despreciables. Pero aceptemos esta premisa por loca que sea. Al fin y al cabo, es una simple excusa para que la trama se desarrolle.

El caso es que el Mando Espacial decide que ya está bien de tanto corte de electricidad y opta por mandar una nave tripulada hasta Neptuno para destruir lo que quede del Proyecto Lima con un bombazo nuclear. Pero antes quieren intentar una solución menos drástica y hablan con McBride hijo para que intente convencer a su padre de que abandone lo que sea que esté haciendo con la antimateria. Papá McBride se fue a Neptuno cuando su hijo era muy pequeño y este ha crecido sin él. Pero Roy McBride, traumatizado por la figura de su padre, ha dedicado su vida al mismo sueño que su progenitor: explorar el sistema solar. Algo que resulta un poco extraño, porque es obvio que el personaje de Brad Pitt no está bien de la cabeza. Y eso a pesar de que en este futuro alternativo los astronautas son sometidos a frecuentes evaluaciones psicológicas tan aleatorias como inútiles, porque, como luego veremos, el cuerpo de astronautas del Mando Espacial está como una regadera (o abusa de sustancias que en esa realidad puede que no sean ilegales, pero en la nuestra sí).

Astronautas hacen una EVA sin soporte vital pero con paracaídas en una antena gigante para detectar aliens (Fox).

Encontramos a McBride hijo trabajando en una antena para detectar vida extraterrestre (en este futuro todo el mundo está obsesionado con el SETI). En el tráiler de la película parecía que estábamos ante un ascensor espacial, pero no, desgraciadamente se trata de algo muy distinto y con mucho menos sentido: McBride está en una antena internacional de ¿cien? kilómetros de altura en la que hay módulos tripulados (WTF?). A ver, estamos en un futuro alternativo en el que la humanidad tiene bases en la Luna y en Marte y controla la tecnología de antimateria. Pero en vez de montar un radiotelescopio gigante en órbita o en la cara oculta de la Luna deciden construir una antena de telefonía móvil sobredimensionada en la Tierra para escuchar a los alienígenas. Y, claro, mandan a gente a vivir a gran altura para que el asunto sea todavía más absurdo.

Sea como sea, Roy McBride está en la antena haciendo sus cosas cuando una de las descargas de energía mágica del Proyecto Lima se carga la antena y a su superflua tripulación. Por suerte, McBride estaba en esos momentos en el exterior haciendo una OGEVA (One g EVA… sí, me acabo de inventar el término) con una especie de escafandra ACES y sobrevive a la caída haciendo un Felix Baumgartner en una escena que, la verdad, mola mucho. Después de recuperarse, los militares le comentan que papá McBride probablemente siga vivo, pero que está haciendo cosas rarunas con la antimateria en Neptuno. Le ordenan que grabe un mensaje para pedirle que pare, pero, ojo cuidado, hay que enviarlo mediante enlace láser desde Marte porque, bueno, porque sí (parece ser que es el único lugar que no se ve afectado por las descargas de energía, pero luego vemos bases en la Luna que funcionan sin problemas). Total, que Roy McBride tiene que ir físicamente a Marte para grabar el mensaje porque se ve que en ese futuro no pueden enviar un archivo de audio en mp3. Y además tiene que grabar el mensaje en un estudio de grabación en el planeta rojo porque en el caso de que la calidad del audio no sea muy buena papá McBride podría cabrearse todavía más (mejor no preguntamos para qué demonios es necesario un estudio de grabación en Marte).

Los cascos de Ad Astra son una mezcla de diseños de trajes del Gémini y el transbordador (Fox).

Pero para ir a Marte antes hay que pasar por la Luna. Esta parte es más o menos creíble porque el pozo gravitatorio lunar es más débil que el terrestre y es más fácil viajar a Marte desde la Luna desde el punto de vista de la Delta-V. Eso sí, la base de lanzamiento es secreta —aunque en realidad cualquier satelitucho podría verla desde la órbita— y está en la cara oculta de nuestro satélite. Para llegar allí McBride primero coge un vuelo «comercial» hasta una base/ciudad en la cara visible y luego se desplaza en rover hasta la cara oculta. Y digo yo, ¿por qué no viaja directamente hasta la base de la cara oculta? Porque el Mando Espacial quiere que sea una misión secreta. ¿Por qué? Ni idea, pero si el Mando Espacial tiene una nave para ir a Marte también debería tener otra para viajar a la Luna, ¿no? También hubiera sido una buena opción viajar en un transporte suborbital de una base a la otra y no en un rover, porque resulta que en la Luna hay… piratas. Sí, piratas, que también se desplazan en rover por la superficie lunar y que sorprenden a los viajeros como si fueran comanches asaltando diligencias en una vieja película del oeste. La idea de los piratas es original, pero en la vida real un pequeño satélite serviría para descubrir la posición de cualquier enemigo en cientos de kilómetros a la redonda. No es que haya muchos sitios para esconderse en la superficie de la Luna precisamente.

La escena de los rovers en la Luna está muy bien (Fox).

La parte de los rovers lunares está muy lograda y se nota que se han basado en imágenes del Apolo. La ausencia de sonidos en el vacío —un acierto que se mantiene en la mayor parte de la película— y la baja gravedad lunar están bien recreados, aunque hay un error garrafal: en un determinado momento McBride eleva la mano para tocar el polvo en suspensión levantado por los rovers al desplazarse por la superficie. Pero, obviamente, ¡no puede haber regolito en suspensión porque en la Luna no hay aire! (Otro error menor es que se ve a los rovers rodar hacia la Tierra, cuando deberían ir en dirección contraria porque se supone que van a la cara oculta). Tras sortear a los piratas en una escena que realmente no aporta nada a la trama central de la película, McBride se monta en una nave interplanetaria rumbo a Marte junto con el resto de una tripulación que presenta síntomas claros de discapacidad mental. Por lo menos el diseño de la nave es correcto y muy atractivo, especialmente en lo que respecta al interior, con elementos tomados de la ISS y el transbordador espacial (curiosamente, los gorros de comunicaciones de los astronautas parecen inspirados en los que llevaban los cosmonautas soviéticos de los años 70). El viaje solo dura 19 días, pero vamos a suponer que usan un sistema de propulsión exótico a base de antimateria o algo así. De camino a Marte reciben una señal de socorro de una nave noruega y deciden acudir al rescate. Teniendo en cuenta que están en una trayectoria hacia Marte a alta velocidad, eso significa que deberían haber realizado una maniobra propulsiva con una altísima Delta-V para igualar velocidades con la nave noruega, pero bueno, en este punto todo da un poco igual.

Se encuentran con la nave noruega y McBride y otro astronauta prescindible acceden al interior de la misma, que no se sabe si está presurizado o no (esta confusión se da continuamente en muchas escenas de la película y con diferentes trajes espaciales, por lo que he llegado a la conclusión de que los autores del film no tienen muy claro lo que significa que una nave esté presurizada). Los dos hombres se separan, algo muy lógico… siempre y cuando uno quiera morir rápido, claro. Efectivamente, y como era previsible, el otro astronauta muere atacado por… un mono. Porque, ¿quién no ha hecho experimentos genéticos con babuinos a bordo de una nave noruega en el espacio profundo? McBride sortea al simio como puede, lo aisla y despresuriza el módulo en el que se encuentra. El mono revienta violenta e incorrectamente —los cuerpos sometidos al vacío no explotan— como en el clásico Atmósfera Cero de 1981 (gran película, por cierto, a pesar de sus errores técnicos). McBride regresa a la nave marciana después de participar en una odisea que, de nuevo, no aporta absolutamente nada a la trama y no tiene ninguna consecuencia en los acontecimientos posteriores.

El estudio de grabación marciano (Fox).

La nave aterriza verticalmente en Marte como si fuera la Starship de SpaceX, aunque el comandante no puede pilotar el vehículo manualmente por culpa de sus graves taras mentales y McBride se ve obligado a tomar el control. Una vez en el planeta rojo, McBride envía el mensaje a su padre desde el estudio más caro jamás construido y el espectador tiene la impresión de que papá podría responder en cualquier momento justo después de enviar el mensaje, lo que hubiese supuesto que estamos ante una comunicación más rápida que la luz (alabado sea Sagan, no lo hace). Pasan cosas y, de repente, alguien se da cuenta de que McBride está como una chota y que no es apto para el vuelo espacial, así que le mandan a una habitación con imágenes de flores y pajaritos para que se relaje. McBride está muy, pero que muy cabreado —una de las pocas emociones que muestra el personaje en toda la película— y se fuga de la escape room relajante. Recibe la ayuda de la jefa de la base marciana porque… bueno, la verdad es que da igual por qué, pero lo importante es que esta le lleva cerca de la nave para que se cuele antes del lanzamiento.

Marte se ve bonito (Fox).

Se trata de la misma nave con la misma tripulación de tarados con la que ha viajado hasta Marte, que ahora va a ir a Neptuno a cargarse a McBride padre. Vemos un par de escenas de la superficie marciana muy bonitas, aunque con demasiado polvo y viento, y un rover marciano bastante resultón. McBride tiene que pasar por un lago subterráneo marciano (!?) para llegar a la rampa de lanzamiento, obviando en el proceso que los trajes EVAs no sirven como escafandras submarinas. Trepa por la rampa y se cuela en la nave cuando el cohete está despegando. En ese momento la tripulación de disminuidos psíquicos decide levantarse de sus asientos para matar a McBride mientras el cohete está acelerando durante el despegue… pero no caen porque los guionistas no entienden el concepto de aceleración y en cambio vemos una absurda escena de lucha en gravedad cero. McBride golpea lo que parece ser un depósito de cianuro —muy útil en una nave espacial interplanetaria— y toda la tripulación muere ipso facto menos él, que llevaba el traje EVA.

¡Un Saturno V! (Fox).

Ahora McBride, libre de la tripulación de inútiles, se va a Neptuno en búsqueda de su padre. El viaje dura ochenta días, en plan Phileas Fogg. Espera un momento. ¿El viaje de la Tierra a Marte dura diecinueve días y el de Marte a Neptuno solo ochenta días? Mmmm, me huele a que alguien no ha jugado al Kerbal todo lo que debería. Además, se supone que el Proyecto Lima lleva treinta años perdido en Neptuno y ha sido imposible averiguar qué es lo que había pasado porque estaba muy lejos, pero resulta que solo hacen falta ochenta días para llegar allí a bordo de una nave más o menos normal. ¿En todo ese tiempo a nadie se le ocurrió viajar a Neptuno (hubiera bastado una nave no tripulada)? En fin. La nave pasa por Júpiter y Saturno para, suponemos, llevar a cabo sendas maniobras de asistencia gravitatoria y aumentar su velocidad (dejemos a un lado la improbable alineación planetaria que esa trayectoria lleva implícita).

Las escafandras lunares recuerdan al A7L del Apolo. En la imagen, dos personajes prescindibles (Fox).

Al final llega a Neptuno, que está muy débilmente iluminado, aunque eso no impide que la nave use lo que parecen ser paneles solares (¿o son aletas de refrigeración de un reactor?). Más que alrededor del Sol parece como si estuviera a medio camino de Alfa Centauri (sí, la luz solar en las cercanías de Neptuno es débil, pero no tanto). La nave de Proyecto Lima está sobre/bajo el plano de los anillos de Neptuno. Esta configuración orbital no es estable y la nave debería atravesar los anillos dos veces durante cada órbita a no ser que se emplee algún sistema de propulsión, aunque la velocidad relativa con las partículas de los anillos no debería ser demasiado alta (el valor exacto dependerá de la diferencia de inclinación de los planos orbitales). McBride hijo se monta en una especie de Crew Dragon para viajar a la nave de Proyecto Lima y, una vez allí, se encuentra al fin con su padre durante un lento anticlímax. Papá McBride resulta no ser un héroe, sino una persona despreciable que nunca ha querido a su familia, además de ser un asesino psicópata en sus ratos libres.

A pesar de todo, Roy quiere traer a papá-psycho de vuelta a la Tierra, pero durante la EVA de regreso el padre decide que, tras treinta años sobreviviendo en el espacio a duras penas, ese es un buen momento para suicidarse. Y adiós. McBride hijo usa una antena móvil de radar sacada de un barco —que no sé qué pinta en una nave espacial— como trampolín para saltar hasta su nave pese a que dispone de propulsores en su mochila. Después de ignorar la conservación del momento angular y del momento lineal a partes iguales, McBride cruza el anillo de Neptuno a una velocidad inusitadamente elevada y llega a su nave. Pone rumbo a la Tierra y emplea la explosión termonuclear del arma que ha dejado a bordo del Proyecto Lima con el objetivo de acelerar el regreso —en este punto ya no hago preguntas— y poco después reentra en la atmósfera terrestre dentro de otra Crew Dragon modificada. Aterriza de una pieza y decide que, a partir de entonces, se permitirá mostrar alguna emoción que otra en su vida. En ese momento vemos un plano de Liv Tyler y se acabó.

Brad Pitt perdido en el espacio (Fox).

A pesar de el despropósito general, Ad Astra tiene elementos muy positivos, como por ejemplo la estética y el diseño de las naves. Si alguien —especialmente alguien joven— se ha sentido inspirado o atraído hacia el espacio o la ciencia después de verla, bienvenida sea. Desgraciadamente, y en mi humilde opinión, se trata de otra oportunidad desperdiciada de representar la exploración del espacio desde un punto de vista épico y optimista. Una pena.



269 Comentarios

  1. ¡Deseando que salga la versión extendida!
    Menudo leño de película. No quise ver ni el trailer para no saber absolutamente nada y me sorprendiese. Y efectivamente, me ha sorprendido. No descubrí ni la mitad de los errores que se indican en el post y en los comentarios y aún así estaba todo el rato diciendo «eso no es posible»
    El detalle de confiarse a San Pancracio en el despegue supongo que es para aportar un plus de confianza en el pasaje. Les faltó confiarse a San Antonio Bendito en el aterrizaje.
    En fin, una auténtica lástima de película. Presumo que va a ser un fiasco en taquilla de los grandes y me pregunto ¿quién asesora a los actores famosos para embarcarse en estas películas con ese guión?

  2. Estoy seguro que BUZZ ALDRIN SI LA APRECIA Y SI LA A ENTENDIDO COMO LO QUE ES.. UNA PELÍCULA PSICOLÓGICA QUE TRATA LOS ASUNTOS SIN RESOLVER CON SU PADRE.

    Y QUE TRATA DE ESCENIFICAR CON ESCENARIOS EXTERNOS QUE NO TIENEN QUE SER EXACTAMENTE RIGUROSOS CIENTÍFICAMENTE… TRATA DE DESCRIBIR ESCENARIOS INTERIORES E INTRAPSIQUICOS.

    BUZZ ALDRIN PRECISAMENTE CONOCIO BIEN LOS TORTUOSOS ESCENARIOS INTERIORES QUE TODOS TENEMOS.

    ADEMÁS ME DA LA IMPRESIÓN QUE TANTAS RISAS Y ODIOS A LA PELÍCULA MÁS BIEN LO QUE SIGNIFICA QUE A PODIDO REMOVER LOS INTERIORES EMOCIONALES DE MÁS DE UNO.

    BUENA SEÑAL DE QUE LA PELÍCULA A CONSEGUIDO SU OBJETIVO VERDADERO.

    1. ¿Tú lees las respuestas que recibes… o leer es un proceso psicológico demasiado poco artístico para tu espacio interior?

      ¿Se te ha ocurrido la posibilidad de que los que comentamos aquí quizá ya hemos visto algún que otro millón de películas en cine y TV que tratan «los asuntos sin resolver con su padre»… y por eso una película más que va de lo mismo no nos aporta absolutamente nada nuevo… con lo cual el único objetivo que ha conseguido esta película es aburrirnos mortalmente?

      Más fácil: ¿se te ha ocurrido que fuera de tu espacio interior puede existir un mundo exterior lleno de gente con gustos distintos a los tuyos?

  3. He de decir que a mí la película me encantó. No me pareció lenta en absoluto (una crítica que he leído bastante). Es de esas pelis que puedes comprobar lo alejados que están la crítica (que la pone muy bien) y el público (que parece que la odia, aunque no es mi caso).

    Dicho eso, es verdad que no hay por dónde cogerla, científicamente hablando. Me reí en el cine cuando no sólo tiene que grabar el mensaje, sino que encima tiene que grabarlo todos los días (supongo que para aprovechar el estudio más caro jamás construido).

    Y, aunque me haya encantado la peli, casi me ha gustado más tu crítica. Me he reído mucho leyéndola.

  4. Buerno tras ver la pelicula «ad astra» os puedo decir que lo que le ocurre es que yo no la clasificaría como un pelicula de temática del espacio o de ciencia ficción, solo es un escenario, la pelicula se centra en la psicología del personaje, más que en la tecnología que esta en juego, eso es superfulo. La pelicula tiene un ritmo lento para el espectador actual aconstumbrado a las peliculas de acción, con grandes silencios y pocos diálogos. El tema no es nuevo el viaje iniciatico en busca de un padre ausente, y como dice el director, una critica a la sociedad humana como destructor de mundos, que es capaz de colonizar la Luna, y convertrirla en un centro comercial o que haya hasta piratas y guerras territoriales, como si quisieramos que los nuevos mundos que pisamos sean un reflejo del que dejamos atras, la Tierra. En fin aunque no aporta nada nuevo, a mi me gustó, pero creo que no va a ser muy taquillera, es una pelicula del las que los más viejos veiamos en los «cines clubs» y luego pasabamos horas discutiendo cada fotograma.

  5. Fui a verla la semana pasada y, sinceramente, no es lo que me esperaba. Primero porque es bastante lenta y, después, porque me parece un montaje demasiado artificioso para contarte el rollo psicoanalítico de matar al padre con Neptuno de fondo. La soledad de la vida adulta y la soledad del ser humano en el Universo. Ni rastro de los aliens, ni de dios? En fin. Lo mejor, la escena de los rovers lunares y el hecho de que los cascos de los astronautas no tuviesen iluminación interior!!! Por fin!!!!

  6. Tenía tantas ganas de que me gustase que obvié casi todas las incoherencias. Para mi tiene su punto si cambiamos extraterrestres por Dios ( igual que en Matrix hay que cambiar robots sedientos de energía por capitalismo) De ese modo cobra sentido la frase del Padre » al final no he encontrado nada, he fracasado» y la del hijo. «No has fracasado Padre, has demostrado que estamos solos y que solo nos tenemos los unos a los otros».

    1. Mucho ruido y nada de nueces. Si ese es el «mensaje trascendental» de la peli, se me ocurre preguntar:

      ¿Era necesario ir hasta Neptuno y armar todo ese desmadre apocalíptico para llegar a la misma inspiradísima conclusión que cualquiera puede encontrar en el espejo de su cuarto de baño?

      ¿Lo que Papá McBride ha demostrado no será que el Proyecto Lima no vale un duro… o sea, que debemos seguir intentado… pero intentarlo en serio, mediante un Proyecto Lima-Limón con al menos dos dedos de frente?

      Y se me podría ocurrir preguntar muuuchas más cosas, pero da la casualidad que este bodrio de peli no vale mi esfuerzo.

  7. Pues a mí me gusta Liv Tyler. ¿Se puede pagar menos y ver solo las escenas en las que sale ella?.
    Mira que Armageddon fue otro engendro impresentable, pues diría que casi se salva por la presencia de Tyler en su mejor momento.

  8. Ha merecido la pena ver la peli, solo para ver como la pones a caldo. Yo tenía tantas ganas de que me gustase que ignoré tantos sin sentidos. Para mi la pelicula tiene su punto si cambiamos a los extraterrestres por Dios ( igual que en Matrix cambaría los robots por el capitalismo) Asi cuando Brad le dice a Tomy «Papa no has fracasado, has demostrado que estamos solos » entiendes lo que quiere contarnos el director, la ciencia ficción esta para hacerte ver las cosas desde otra perspectiva.

  9. Daniel, desde el punto de vista visual de la película, creo que eres muy acertado, sin embargo, Ad Astra es una película, donde el espacio solo se presenta como un escenario. La película no habla de un viaje espacial, es un viaje de introspección de la conducta y condición humana, es en consecuencia, una película altamente filosófica y muy metafórica que aborda las diferentes corrientes ideológicas sociales, tanto desde un punto de vista ortodoxo (Tommy Lee Jones) como heterodoxo (Brad Pitt) ambos representan la razón humana como sus corrientes. Y así la película está cargada de cientos de simbolismos. El mensaje principal es la epopeya de viaje del ser humano, buscando afuera (aplica para varias doctrinas filosóficas), lo que tiene en la Tierra. Por eso el argumento del final al cierre de la película. Si la vemos cómo una otra película del espacio en efecto carece de mucho sentido y lógica. Pero en mi muy particular opinión e interpretación considero que el mensaje e intención de la película es otro. Saludos!

    1. Sí, dos o tres comentaristas más ya sacaron antes a relucir el intríngulis simbólico, psicológico, alegórico, metafórico, artístico, que el «espacio exterior» no es más que un escenario representativo del «espacio interior», y mi abuela en ruedas.

      No sé si habrás leído esos comentarios previos y en especial las respuestas que recibieron, valen la pena, aunque más no sea por la significativa cantidad y calidad de las películas citadas.

      Te lo resumo:

      Si la campaña publicitara nos hubiera vendido esta película como la remake futurista de por ejemplo Las Aventuras del Barón Munchausen (1988)… tal vez, a lo mejor, en una de esas podría poder existir la potencial posibilidad de que quizás Daniel y la mayoría de comentaristas tendríamos otra opinión.

      Pero como NO fue así… y como este pedazo de bodrio NO le llega a la zuela del zapato a la película que acabo de citar ni a las muchas que ya cité en comentarios previos… y como la particular epopeya humana de mi viaje al cine culminó en que me vendieron gato por liebre… considero que el mensaje e intención de este pedazo de bodrio es estafar a la audiencia.

      Saludos.

  10. La vi en 2 partes : una que duró casi hasta las 3:00 hora de actualización de Starship Musk. Y me dormía. Pero es que era tarde. Y el resto al día siguiente.

    Me gustó mucho. Para nada me fijé en la ciencia. Me recordó a Blade Runner en las imágenes y en la psicología de los personajes. Podría ser algo aburrida, y quizás no quiera reconocerlo, pero no la considero aburrida.

    Me defraudó el final. Fue muy rápido y no explicaba mucho. No encontraron extraterrestres y ya está? Se suicidó tras haber estado tanto tiempo solo? La gente de la base de Neptuno se quería ir? Podrían venir otros a seguir el trabajo … me dejó algo frío esa causa.

    Es una opción que nunca consideramos el que no existan más seres vivos en todo el universo. Es lógico evitar pensar en ello. Es como pensar que 2+2=5.

    Es una oda al planeta tierra. Tras visitar los paisajes muertos de la luna, Marte, Neptuno, volver a la explosión de vida de la tierra, es como aire fresco.

    Es una película intimista. Se aleja de grandes conjuntos de gente y grandilocuencia heroinómana. Los planos sobre la mirada de las personas son abundantes. Las miradas transmiten la esencia de la calidez humana, problemas, emociones. Ver llorar a Brad Pitt, me chocó mucho, al final de la película. No porque fuera un personaje supuestamente alexitímico, sino porque en general en ninguna de sus películas le he visto llorar. No esperaba un personaje tan psicópata como su padre. Uno puede preguntarse, cómo pudo llegar a tener una vida normal antes de viajar hasta Neptuno (huir). Quizás es que la gente cuando se hace mayor, ya no necesita seguir tanto los patrones sociales y puede decir lo que quiera.

    Creo que va a convertirse en otra de mis películas favoritas de (no-ciencia en este caso)ciencia ficción, junto a Solaris, Interstellar y demás. Sí ahora que lo pienso, el hecho de pensar en flashbacks con su mujer, me hace pensar en Solaris.

    Lo mejor para mi : la fotografía.
    Lo peor para mi : cómo se produce el desenlace. Aunque es parte, supongo, de ese intento de conseguir una película íntima. Absurda como la vida misma en algunas ocasiones.

      1. Si te gusta, te gusta. Y punto pelota.

        Eso sí, hay que tener cuidado con el síndrome de Estafinki, a saber: la reacción psicológica en la que la víctima de una estafa desarrolla una relación de complicidad con su estafador, de modo que la víctima, con tal de NO reconocer que ha sido estafada, se autoconvence de que Ad Astra es una maravilla del séptimo arte elevado a la séptima potencia.

  11. ¿Nadie ha dicho aún nada de que en la nave del proyecto Lima tengan los resultados impresos en papel pautado de ese que se emplea(ba) con impresoras matriciales?

  12. Es unas castaña, como comentan antes … «que solo tenía un fallo de física». Ja.

    Empieza la caída de la torre y los giros son cada vez más rápidos, sin mover los brazos, sin atmósfera y sin propulsión Y COMO ESTO TODO.
    Y el no parar la voz en off, que pesadez.

  13. «una tripulación que presenta síntomas claros de discapacidad mental»
    ¡piratas en la Luna! «piratas, que también se desplazan en rover por la superficie lunar y que sorprenden a los viajeros como si fueran comanches asaltando diligencias en una vieja película del oeste»
    «la misma tripulación de tarados »

    Veré la pelicula para ver lo que ha dado lugar a estos comentarios, jajaja !

  14. En la versión de la película que se exhibe en américa latina la escena de los rovers lunares sí tiene sonido. Los disparos suenan como swoosh, bang, y cosas así. ¿Será que ahora cambian eso para cada región?

  15. Ad astra, al igual que Interstellar, es un desperdicio de recursos y talento en una historia que al repasar la película parece cada vez más estúpida. Y hubiera podido funcionar, sin mandriles espaciales, ni antenas giratorias, de esta forma:
    -Space command convoca a Junior (McBride hijo) y le revela que ha recibido una transmisión de la nave de Senior (McBride padre), y le piden que vaya a rescatarlo pero de incógnito porque la transmisión sugiere que encontraron una fuente de antimateria peligrosísima
    -El viaje a la luna se mantiene, es un homenaje a 2001 Una odisea espacial. Y me encantó el detalle de los precios.
    -En la luna la comitiva es atacada (así mantenemos la escena de los buggies, que reconozco es muy emocionante). A Junior le revelan que los atacantes forman parte de una secta apocalíptica infiltrada en el programa espacial que desea obtener la antimateria para acabar con la humanidad. Esto muestra que a Junior le están ocultando algo, como a HAL en 2001 ….
    -En la salida de marte el piloto incompetente resulta ser miembro de la secta en cuestión y trata de matar a Junior, que se defiende pero termina siendo el último sobreviviente tras la despresurización de la nave.
    -Tras varios meses Junior llega a la nave de Senior y encuentra varios cadáveres (gore al estilo de Event Horizon). Un par de sobrevivientes lo llevan ante Senior, que resulta ser el líder de la secta (Apocalypse Now).
    -De paso, en la nave de Senior han transcurrido 4 años, no 16 por un fenómeno de dilatación temporal que encontraron en su viaje. También en su travesía hallaron la antimateria. (de nuevo, Event Horizon)
    -Junior logra engañar a los otros sobrevivientes y los deja atrapados en una bodega de la nave.
    -Senior y Junior resuelven sus diferencias en un combate (a lo Star Wars), a punto de ser vencido Junior desata la reacción materia – antimateria y destruye la nave, y de paso a Neptuno, pero salva a la tierra.
    -Epílogo: a la esposa de Junior le entregan una condecoración próstuma, aparecen escenas de lo feliz que era el matrimonio, etcétera Títulos finales
    También:
    – El personaje de Donald Sutherland es superfluo, de hecho pensé durante la película que era una alucinación de Junior
    – Los papeles de Senior y Junior debieron ser Donald y Keifer Sutherland, que son padre e hijo en la vida real,

    1. Y yo me apuntaría para ver esa peli… o la versión del director… el director de recaderos y/o de camareros de café del estudio.

      Queda demostrado que tanto los estudios cinematográficos como todos nosotros saldríamos ganando si, en vez de darle luz verde al primer flipado que golpea la puerta, los estudios abrieran concursos en internet para obtener buenos guiones.

      Ejemplo:

      iNeptOuno Pictures… Bread Phyton Productions… Ed Woodleg Pirate Movies… Simiochromatic Cinema… HaceRín-HaceRán Antimatter Monoxid Studios… presentan:

      Se nos ocurrió (es una historia graciosa que ahora no viene a cuento) que molaría mazo una peli de tal tipo, con tal y tal y tal características, donde en esencia pasaría esto y esto y esto otro. Dos horas de duración máximo. Considerad esto sólo como una guía básica. ¡Sed creativos! El guión ganador recibe 1 Milloncejo de Washingtons. ¡Suerte!

      Listo.

  16. No se si ya se ha comentado.. creo que en algún momento de la película justifican la misión del padre de Brad como que tenían que salir de la heliopausa para poder recibir transmisiones de los aliens … 1- ¿desde cuando neptuno esta fuera de la heliopausa? .2- ¿No se supone que el medio interestelar es mas denso?, a ver si va a ser peor y 3.- al final los datos que habían recogido eran imágenes de la superficie de exoplanetas, y digo yo ¿no les valía la cara oculta de la luna para evitar la contaminación lumínica o electromagnética?.

    1. No tiene pies ni cabeza, no te gastes. El Proyecto Lima no es más que un símbolo de «nuestra eterna búsqueda» en pos de una respuesta para la eterna pregunta: «¿eso es todo lo que hay, eso es todo lo que soy, no hay nada más?»

      Exactamente la misma preguntita que se hizo V’ger en Star Trek (1979)… sólo que aquí la respuesta a la que llega McBride Junior es apoteósicamente más divertida (estoy siendo irónico, sí).

      A su vez Neptuno no es más que un símbolo de «el destino más lejano» que se les ocurrió a los guionistas, a fin de poder revelarnos la siguiente trascendentalidad: «no importa cuán lejos viajes, no importa hasta dónde llegues, lo único que vas a encontrar es (redoble de tambores) a ti mismo.»

      ¡Impresionante! Me quito el sombrero, el peluquín, y el cuero cabelludo. NADIE antes había pensado en ello… Oh… ¿Sí? ¿Más viejo que la vejez? ¿Tanto?… Bueeenooo… puesss entonces NUNCA antes había sido plasmado en celuloide de manera tan divertida y refrescante. Lo que yo más necesitaba en la vida era pagar una entrada de cine que me confirmara lo que el espejo de mi cuarto de baño me dice gratis todos los días. ¡Gracias, Brad!

      Ojo, el Proyecto Lima-Limón y otros «detallitos» de la peli perfectamente podrían haber sido bastaaante menos absurdos… y así haber matado dos aves de 1 tiro. Pero aparentemente el director-guionista no quiso, no supo, o no lo dejaron «arriesgarse».

      Sea como haya sido, la producción «prefirió» enfocarse sólo en el ave que alguien consideró «más interesante»… exagerando los absurdos hasta extremos caricaturescos… quizá para que ni el más descerebrado post-millenial tenga dudas de que todo esto es «una especie de sueño»… en último término «los desvaríos de toda la cultura humana como especie (¡ejem!) inteligente», si se quiere.

      Así es que en esta peli todo tiene la «lógica surrealista» del reino onírico y/o de la insanía mental… todo hay que leerlo en sentido figurado, alegórico, metafórico… todo es «un reflejo de»… empezando por el protagonista-narrador, cuyo harto dudoso estado psicológico y emocional es para presuntamente hacernos reflexionar acerca de la cuestionable salud mental de toda la especie humana.

      La escena en que Junior va caminando por un corredor de la base marciana y de pronto la oscuridad lo engulle… es un obvio «si hasta aquí pensabas que algo de esto era literal, piénsalo dos veces».

      Otro claro «punto de ruptura» es cuando Junior va tras su respuesta a como dé lugar, rompiendo con su pasado, la cadena de mando, y de paso cualquier rastro de cordura que le quedara… teniendo que atravesar un ¿lago? subterráneo… que cualquier freudito diría es una representación simbólica del más iniciático de los viajes, el nacimiento, el conducto vaginal… y/o del río Estigia, pues también es bastante húmedo y oscuro según dicen… metáfora de «la muerte y el renacimiento» que está experimentando el personaje en ese momento.

      Tooodo muy lindo. Pechocho. Ahora bien…

      …como desde la alegoría del Paraíso Terrenal recopilada en La Biblia no se ha escrito ni filmado NADA acerca de que… en algún momento prehistórico el ser humano fue consciente de sí mismo y de su propia inteligencia… epifanía cuyo resultado fue condenarlo a saberse diferente al resto de los animales… y en consecuencia quedar automáticamente excluido del Paraíso Terrenal, símbolo de la vida en armonía con la naturaleza, la felicidad de la ignorancia, la complacencia del rumiante que no ve más allá del pasto que tiene delante…

      …necesitábamos OTRA peli más que nos recordara la insoportable levedad del ser de la manera más anti-depresiva imaginable, empezando y terminando por el cansado y cansino McBride Junior, que se mueve por simple inercia y «sentido del deber», el «sentido de la responsabilidad» consecuencia de saberse el único con dos dedos de frente, el único capaz de salvar el día…

      …porque los pilotos interplanetarios ya no saben ni pilotar… los guardaespaldas de élite ya no saben dónde queda la espalda… los piratas lunares se mueren de hambre cuando no escacharrados de lo hábiles que son… los bioinvestigadores noruegos no saben ni cerrar una jaula… las naves son trampas mortales que al menor meteorito o bala perdida liberan gas venenoso… ¡Gloria a la Santísima Antimateria que por suerte todavía quedan buenos ingenieros de sonido allá en Marte!… que si no…

      Todo está mal. Todo cuesta horrores. Me levanto de la cama pensando «otro día de mierda». ¿Para qué seguir? Nada tiene sentido. Somos devoradores de mundos. Servimos sólo para generar basura, nada más. ¡El propósito de La Vida revelado, damas y caballos!

      Mira lo que pasa cuando salimos de nuestra cuna paradisíaca. Vamos a la Luna y aparecen piratas, porque somos piratas. Vamos al espacio y lo dejamos regado de cadáveres para que la nave que venga detrás se dé de jeta contra ellos, porque somos asesinos… y estúpidos. ¡Hum! ¿Lo segundo no será que los cineastas todavía no se enteran de que en el espacio los funerales NO funcionan como en el mar?

      No importa. Vamos al espacio y nos comportamos como dioses malvados con los animales que llevamos, porque somos malvados. Bueno, aquí en casita también les hacemos perradas, pero en el espacio es peor. Y sí, ya en su ambiente natural esos simpáticos monitos son bolas peludas de furia que te arrancan los ojos a la menor oportunidad, pero créeme que en el espacio es peor. Porque el espacio es frío, oscuro, árido, hostil. ¡Brrr! ¿Qué más? Ah, sí. Brad Pitt va al espacio y se deja la barba. ¡Locura! ¡Se terminó! ¡El Fin Del Mundo!

      A donde sea que vayamos, llevamos lo que tenemos dentro. ¡No me digas! ¿En serio, Brad? ¿Te diste cuenta tú solito o te lo contó tu papi?

      No, papi me dice que es un fracasado. Yo le digo que no fracasó. Y que lo quiero mucho. Él me dice que eso no importa una mierda, que nada tiene sentido, que la fiesta se terminó y él se baja del autobús de la vida aquí y ahora.

      Me dice: «déjame ir». Y por como lo dice, significa «déjame ir o te arrastraré conmigo… déjame ir y empieza tu vida… empieza a vivir de una condenada vez».

      Y a lo mejor lo que voy a contaros suena a locura (¡naaah!)… en especial después del sermón de mi papi y todo lo que os he mostrado antes (nada, nada, hombre, cuéntanos)… pero me quedó la impresión de que mi papi estaba más loco que una cabra (tu última evaluación psicológica falló, pero estás sonando más cuerdo que nunca, muchacho, adelante)… creo que mi papi tenía razón y estaba equivocado a partes iguales (atentos, aquí viene)… así que, aunque la vida parezca una locura sin sentido ni propósito… voy a intentar vivirla.

      ¡ ¡ ¡ ALELUYA ! ! !

      O sea que, tras fumarse un bodrio de 2 horas, lo que uno más o menos rescata es la misma exacta filosofada trascendental que en cualquier otra película no insume más 30 segundos. ¿Un ejemplo? Tron (1982)…

      Tron: If you are a User, then everything you’ve done so far has been according to a plan, right?

      Flynn: [laughs] Hah, you wish. Ah, you guys know what it’s like, you just keep doing what it looks like you’re supposed to be doing, no matter how crazy it seems.

      Tron: That’s the way it is for Programs, yes.

      Flynn: I hate to disappoint you, pal, but most of the time, that’s the way it is for us Users, too.

      Tron: Stranger and stranger.

      Mira por dónde una peli de Disney del año de la guitarra a gas… contenía una de las Revelaciones Más Trascendentales de la Historia del Séptimo Arte.

      Mira por dónde una aventura ligera cuya única pretensión es entretener y con ello ganar dinero honradamente sin engañar a nadie… le da mil patadas en el culto a este Des Astroso pedazo de bodrio.

      Saludos.

  17. Yo tambien pensé que Donald Sutherland era una alucinación, me pasé todo el rato pendiente de que un tercero le dirigiese la palabra para salir de dudas. También pensaba «¿otro club de la lucha Brad?»

Deja un comentario