El primer despegue de Stratolaunch: ¿un vuelo a ninguna parte?

Por Daniel Marín, el 17 abril, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Aviación • Comercial ✎ 41

El 13 de abril de 2019 el avión gigante de Stratolaunch voló por primera vez. El avión, también conocido como Scaled Composites 351 y apodado «Roc», surcó los cielos del desierto de Mojave durante dos horas y media aproximadamente, alcanzando una altura máxima de 5,2 kilómetros y una velocidad de 304 km/h. A los mandos del aparato estaban los pilotos Evan Thomas y Chris Guarente. Lamentablemente, nada apunta a que la empresa esté más cerca de situar satélites en órbita que hace unos meses. Stratolaunch surgió en 2011 de la mano del multimillonario Paul Allen con el fin de lanzar satélites desde una enorme aeronave. Pero la muerte de Allen el 15 de octubre del año pasado paralizó el proyecto. Aunque la empresa ha seguido con las pruebas del avión, se han suspendido todos los programas de desarrollos de lanzadores propios y hoy en día Stratolaunch carece de un sistema de lanzamiento espacial en firme.

El primer vuelo de Stratolaunch el 14 de abril (Stratolaunch).

La única posibilidad es usar este gran avión para lanzar cohetes Pegasus XL de tres en tres, un plan tan exótico como poco rentable (el Pegasus XL es un lanzador relativamente caro). Todo indica que, paradójicamente, el primer vuelo de Roc ha sido el canto del cisne de esta empresa, al menos en su versión como plataforma de lanzadores orbitales. Usar el mayor avión del mundo para lanzar tres pequeños cohetes Pegasus no parece ser una estrategia muy acertada, especialmente cuando se enfrenta a una situación económica complicada y tiene enfrente la competencia de la empresa Virgin Orbit, que este mismo año lanzará su cohete LauncherOne desde el Boeing 747 Cosmic Girl. El LauncherOne es capaz de situar 500 kg en órbita frente a los 370 kg del Pegasus XL, pero, evidentemente, el avión de Virgin Orbit es mucho más barato y flexible que Roc (ambos, eso sí, comparten la misma base de operaciones: el espaciopuerto de Mojave).

Stratolaunch aterriza (Stratolaunch).
Configuración actual de Stratolaunch con tres lanzadores Pegasus (Stratolaunch Systems).
Configuración de Stratolaunch con tres lanzadores Pegasus (Stratolaunch).
Roc volando (Stratolaunch).

Roc es un enorme avión construido a partir de dos Boeing 747 comerciales. Su principal característica es su fuselaje en tándem, que le permite llevar hasta 249 toneladas de carga entre las alas. Aunque parezca que dispone de dos cabinas gemelas, el avión se controla desde la cabina derecha, mientras que la izquierda solo sirve para almacenar equipos electrónicos. Tanto los motores como el tren de aterrizaje, así como otros elementos, han sido tomados directamente de aviones Boeing 747. Roc tiene una envergadura de 117,3 metros, lo que lo convierte en el avión más ancho jamás construido, superando incluso al mítico Hughes H-4 Spruce Goose (de 97,5 metros). Eso sí, aunque se le publicita como «el avión más grande del mundo», lo cierto es que el Antonov An-225 Mriya sigue ostentando el récord de avión más largo: 84 metros frente a los 73 metros de Stratolaunch. Además, el An-225 es más pesado (640 toneladas de peso máximo frente a 589 del Roc). Paradojas del destino, el An-225 también nació como un avión con aplicaciones relacionadas con el espacio.

Roc durante las pruebas de rodaje de enero (Stratolaunch).
El vicepresidente Pence en la cabina de Roc (Stratolaunch).
El Roc en vuelo (Stratolaunch).

El objetivo original del An-225 era llevar los elementos del sistema de lanzamiento Energía-Burán —los orbitadores y la etapa central del cohete Energía— desde Moscú hasta el cosmódromo de Baikonur. Sin el An-225 hubiese sido imposible cargar estos elementos de una pieza hasta Baikonur, ya que el transporte por ferrocarril no permitía llevar cargas tan voluminosas y el avión Myasischev V-MT Atlant, empleado antes de la puesta en servicio del An-225, solo era capaz de llevar estos elementos incompletos.

Esta combinación fue el mayor avión del mundo a finales de los 80 (buran.ru).

Pero, independientemente de si Roc es o no el avión más grande del mundo, sí que es el primero de doble fuselaje construido para proyectos espaciales. Y eso que la idea no es en absoluto nueva. En los años 80 la Unión Soviética estudió varios proyectos de aviones gigantes de fuselaje en tándem dedicados al lanzamiento de lanzaderas espaciales. Uno de ellos fue el llamado Sistema 49M, que debía haber sido usado para lanzar el transbordador Bizan-T de 28 toneladas. Poco después de la caída de la URSS también se consideró el gigantesco avión doble Gerakl («Hércules»), un enorme triplano de 900 toneladas que tenía que servir como plataforma para lanzar los sistemas orbitales MAKS-OS, MAKS-T y MAKS-M, con una capacidad máxima de 28 toneladas.

Proyecto soviético de lanzamiento aéreo Sistema 49M con la lanzadera Bizan-T (buran.ru).
Avión Gerakl de transporte y lanzamiento de cohetes (buran.ru).
Sistema de lanzamiento espacial OOS (una locura de Túpolev) (buran.ru).

En los 80 la URSS también se sopesó muy brevemente la idea de construir un avión gigante formado por dos Antonov An-225 para lanzar la lanzadera OOS —un sistema de una sola etapa a la órbita (SSTO)— de mil toneladas. Semejante quimera hubiera empleado entre veinte y cuarenta reactores, pero nunca pasó la fase de propuesta alocada. De forma similar, en los años 70 Estados Unidos también estuvo cerca de construir un avión gigante de doble fuselaje para transportar los orbitadores del programa transbordador espacial a lo largo del país, un papel que finalmente llevarían a cabo los dos Boeing 747 SCA de la NASA. Uno de estos proyectos era el Conroy Virtus, un avión fabricado a partir del bombardero B-52 que también hubiera sido usado para el transporte del tanque externo (ET) y los cohetes de combustible sólido (SRB) del shuttle, así como para las pruebas atmosféricas del Enterprise. También se estudiaron conceptos más exóticos, como un avión formado por dos fuselajes de aviones de carga C-5 Galaxy unidos entre sí.

Conroy Virtus (NASA).
Sistemas de lanzamiento y transporte del shuttle usando tecnología del C-5 Galaxy (capcomspace.net).

Viendo estos proyectos fallidos, al menos Stratolaunch ha llegado mucho más lejos que todos ellos. Ahora habrá que ver si, efectivamente, Roc se emplea como sistema de lanzamiento espacial o si, como muchos nos tememos, su futuro esté más enfocado al transporte de mercancías o alguna otra misión más prosaica. Por supuesto, también cabe la posibilidad de que alguna empresa aeroespacial compre este avión único en el mundo para lanzar sus propios cohetes.

Cosmic Girl con Launcher One, la competencia de Stratolaunch (Virgin Orbit).



41 Comentarios

  1. Que decir…
    Le has logrado sacar brillo a un asunto más que opaco. Esto habla de lo muy bueno que eres.
    Este proyecto gótico en el siglo XXI no pasa de ser una excentricidad más como la de los portaviones de acerrin congelado.
    Pero me lo leí todo!
    El merito es todo tuyo.
    Un abrazo

      1. Los récords siempre son bienvenidos. Y ahora mismo quizás no tenga una utilidad vital, pero quizás en unos años se eche en falta un stratolaunch 2.0

  2. Espectacular, un gigante aéreo que hace soñar. Cuantos prototipos podrían elevarse bajo ese ala y probar sus actitudes de planeó. 👏👏👏 muy bello.

  3. Y a final, ¿es mas barato lanzar cohetes desde tierra, como siempre se hace? ¿O es mas barato elevar el cohete en uno de estos aviones unos cuantos kilómetros, y recién encender el cohete allí?

    1. Hace una década parecía una buena idea. Pero los proyectos se han estancado o marchan a duras penas. Ya no está tan claro, pero quién sabe…

    2. Lo de lanzar desde un avión no parece una gran idea, si fuera así el Pegasus XL hubiera sido un exitazo. Como ventajas, logras un pequeño incremento en altura (8-10 km), de velocidad (ponle 800 km/h más), una mejora en el impulso específico del motor (por la menor presión atmosférica) y la ventaja de evitar una compleja rampa de lanzamiento. La contra es la necesidad de disponer de un avión de gran tamaño, adaptarlo para lanzamientos y que el cohete no puede ser muy grande.
      Saludos

    3. Tras la demostración de que se puede recuperar las primeras etapas “fácilmente”, yo no lo tengo tan claro.
      Lo bueno de este sistema es la versatilidad porque puedes lanzar desde donde quieras a la órbita que quieras.

      Pero no se si eso compensa el mantenimiento de un bicho como éste.

      1. Seamos realistas en el momento en que Space X consiguió los motores reutilizables y abaratar los lanzamientos, este concepto ha quedado desfasado

    4. Llegar a órbita es principalmente una cuestión de velocidad, no de altura.
      Hay que acelerar hasta 27000 km/h (aprox) para poder orbitar la Tierra.
      Por supuesto, también hay que ascender unos 200 km (aprox) para evitar el rozamiento atmosférico.

      Partir con 800 km/h de velocidad no es gran cosa si tienes que llegar a 27.000.
      Lo suyo sería un avión que lanzara el cohete a 5.000 km/h o más.

      Para pequeñas cargas el sistema de Virgin puede funcionar: ahorra las caras instalaciones de lanzamiento y permite una gran flexibilidad para lanzar a distintas órbitas.

      Creo que Branson le ha ganado la partida a Allen: su sistema parece mejor pensado y operativo, más adaptado a las necesidades reales del mercado.
      En cuanto a Stratolaunch, sin Paul Allen respaldándolo no parece tener mucho futuro.

  4. Y lo peor de todo es que podrá operar en poquísimos aeropuertos, dada su envergadura. Lo que lo incapacita para el transporte de cargas voluminosas en general.

  5. Gracias Daniel. Dentro de la ortodoxia que se ha instalado en el diseño aeronáutico civil, y como bien ha dicho Zener, estos proyectos hacen volar la imaginación… aunque sean elefantes blancos….

  6. Una posibilidad es que Bezos (otro multimillonario ocioso) aproveche la oportunidad y modifique un New Shepard con motor vacío y un par de alas. Así podría alcanzar el “espacio de verdad” con un sistema 100% reutilizable.

    Como propaganda no tendria precio. Tiene que ser espectacular ese lanzamiento.

  7. Articulazo de primera división de Daniel para empezar las vacaciones de Semana Santa 👏👏👏.

    Sinceramente, no le veo la ventaja a la idea para lanzar cargas pequeñas. Demasiado armatoste para orbitar unos pocos cientos de kilos. Creo que un sistema tradicional como el del Épsilon japonés es mas eficiente y para menos de 300 kg cohetes como el Miura 5 o similares dan mejor resultado (con o sin reutilización).

    Eso sí, como carguero para llevar contenedores comerciales o equipos militares, ideal. Puede llevar una carga equivalente a 4 carros de combate Leopard 2. Aunque supongo que debe haber pocos sitios en los que semejante bicho pueda aterrizar.

    1. Hasta donde sé solo puede aterrizar en el espaciopuerto de Mojave no estoy seguro pero ten en cuenta que los A-380 con muchisima menos envergadura que este mounstruo ya tienen problemas para aterrizar en mas de un aeropuerto imaginate este armatoste. Quiza para pistas deserticas o no asfaltadas pudiera funcionar pero viendo la carga que levanta lo mas probable es que acabase en algun tipo de bola de fuego horrible.

  8. Si no es por esta fantástica entrada, nunca se me hubiera ocurrido que la idea de aviones dobles se hubiera tomado en serio desde hace mucho tiempo.

    Esto del Roc me parece una mala idea, fruto del capricho de alguien al que le sobraba el dinero.

    Para elevar grandes cargas, incluidos cohetes medianos, creo que lo ideal serían dirigibles muy aerodinámicos que utilicen los últimos avances en materiales e ingeniería, diseñados para usos múltiples, no dedicados sólo a lanzamientos orbitales. No necesitarían pistas enormes como pasa con los aviones. Además, aprovechando que tendrían una superficie enorme, buena parte de la energía la podrían tomar del sol con una cubierta fotovoltaica fina y deformable.

      1. 🙂 Claro que hubo más…

        en.wikipedia.org/wiki/Blohm_%26_Voss_BV_141
        en.wikipedia.org/wiki/Focke-Wulf_Fw_189
        en.wikipedia.org/wiki/Hughes_XF-11

        …y este mini de 1930 les ganó a todos 😉

    1. Un dirigible con placas solares existe como proyecto. Al final usaremos naves antigravedad 😁 pero hasta que no se haga más fusión fría no es factible fabricarse un mini agujero negro para esta odisea 😉

  9. La única que le veo, es que hagan lo que originalmente se proponían: lanzar un cohete que pueda poner 6 toneladas en órbita baja. Eso los de Virgin no pueden hacerlo. Si eso termina siendo más económico que otros métodos de lanzamiento, podría tener futuro. Pero SpaceX se negó en su momento de fabricar ese cohete.

  10. Menudos dragones (así de claro) esos que nunca llegaron a construirse.

    Sería una pena que el Stratolaunch no volviera a despegar. ¿No podría tener otra utilidad un avión así, aunque no tuviera que ver con el espacio y se puedan contar con los dedos de la mano dónde puede aterrizar?

  11. Yo veo la noticia del despegue con un poco mas de optimismo ya que ahora disponemos de otro elemento que puede colaborar a lanzar cosas al espacio. No sería raro que Northrop decida hacer un Pegasus XXL con una etapa extra y tengamos un cohete con capacidad de casi 1 tn a LEO.

  12. No comprendo por que Allen no dejo su fortuna o parte de ella con instrucciones para acabar el sistema de lanzamiento, gastarse una porrada de millones para nada, el avión terminara sus días en algún museo o en el peor de los casos en un desguace.

  13. Bastante impresionante. Pero lo que me hizo poner el comentario es simple. ¿Como controlan el momento de torsión entre los dos fuselajes? Entiendo que en una atmósfera tranquila los elevadores de cola hacen ese trabajo, ¿pero en una turbulencia fuerte? ¿Y si hay un fallo en los actuadores de los estabilizadores? No hay unión física en la cola y si una sube y otra baja… el avion se partirá como se parten los palillos chinos desechables para separarlos.

  14. Energéticamente no tiene ventaja alguna a lanzar desde suelo. El objetivo de esta manera de lanzar es hacerlo sobre el oceano para eludir las normas de seguridad y otra se ahorran llevar el cohete desde la fabrica al lugar de lanzamiento.

  15. Buen artículo.Impresiona ver que el diseño de aeronaves está vivo. Pero me descoloca lo que parece dejar ver acerca de cómo se invierten unos milloncejos en la materialización de un ingenio tan complejo sin tener milimetrados sus usos, sus contratos de explotación,sus ventas… Hacen que se tambaleen las tan cacareadas productividad, rentabilidad, explotabilidad, competitividad y otras cosas que en casos como este suenan a milonga.

  16. Es técnicamente factible lanzar tres cohetes al mismo tiempo ?? ,porque a mi me parece una locura ósea se podría hacer si fueran misiles balísticos pero lanzadores de satélites no lo veo muy claro

    1. Si lanzar un solo cohete ya es difícil por los pequeños problemas relacionados (sensores estropeados, válvulas, telemetría…) que pueden retrasar un lanzamiento, imagínate lanzar tres simultáneamente!

      Supongo que los cohetes de propelente sólido necesitan menos atención que los líquidos criogénicos, pero puede ser una pesadilla (o una pesadilla x 3).

Deja un comentario