El asteroide 2015 BZ509: ¿un posible infiltrado de otro sistema solar?

En 2017 el descubrimiento del primer asteroide interestelar 1I/ ʻOumuamua nos enseñó que, de tanto en cuanto, nuestro sistema solar recibe la visita de objetos procedentes de otras estrellas. ʻOumuamua se fue para no volver, pero quizás dentro de muy poco volvamos a contemplar un asteroide similar procedente del medio interestelar. ʻOumuamua demostró que, por asombroso que parezca, no hace falta viajar años luz para estudiar cuerpos que se formaron alrededor de otros soles. Pero, ¿y si ya hubiese asteroides del espacio interestelar muy cerca de nosotros desde que se formó el sistema solar? Parece el argumento de una novela de ciencia ficción, pero eso es precisamente lo que proponen los astrónomos Fathi Namouni y Helena Morais, que creen haber descubierto un asteroide con estas características. El protagonista ha recibido el bonito nombre de 2015 BZ509 y es un asteroide situado a 770 millones de kilómetros del Sol —con una órbita inclinada 163º con respecto a la eclíptica y una excentricidad de 0,38— que fue descubierto en noviembre de 2014 desde el observatorio Haleakalā en Hawái.

2015 BZ509: ¿un asteroide interestelar? ( C. Veillet / Large Binocular Telescope Observatory).
2015 BZ509: ¿un asteroide interestelar? ( C. Veillet / Large Binocular Telescope Observatory).

Pero, ¿cómo sabemos que se trata de un asteroide procedente de otro sistema estelar? Al fin y al cabo, afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias. La primera característica es que 2015 BZ509 es un asteroide que orbita de forma retrógrada alrededor del Sol. Es decir, gira en sentido contrario al resto de la mayoría de cuerpos del sistema solar. Pero cuidado, porque este dato en sí no es nada especialmente extraño. Ciertamente hay bastantes menos asteroides retrógrados que cometas, pero no son pocos. Hasta ahora hay descubiertos cerca de 95, y eso no significa que los astrónomos piensen que en nuestro sistema solar hay 95 ‘intrusos’ interestelares.

La primera pista de que 2015 BZ509 es un caso especial es que se trata un asteroide retrógrado que está en una órbita sincronizada con la de Júpiter en una resonancia 1:1. ¿Qué quiere decir esto? Pues que por cada vuelta de Júpiter alrededor del Sol 2015 BZ509 también describe casi una órbita completa (366,3º en dirección contraria). El periodo de BZ509 es de 11,65 años, mientras que el de Júpiter es de 11,86 años. Y esto sí que es llamativo. Tanto que BZ509 es de hecho el único asteroide retrógrado cuya órbita está ligada a la de un planeta del sistema solar. Conviene aclarar en este punto que los asteroides con órbitas solares retrógradas no tienen nada que ver con los satélites retrógrados que se encuentran alrededor de los planetas gigantes, incluido Júpiter. Estas lunas son asteroides capturados que originalmente daban vueltas alrededor del Sol en sentido ‘normal’. BZ509 tiene una órbita retrógrada alrededor del Sol en resonancia con Júpiter, pero no gira alrededor del planeta gigante (un matiz que algunos medios han pasado por alto).

órbita de 2015 BZ509 (Wikipedia).
órbita de 2015 BZ509 comparada con la de Júpiter (Wikipedia).

Vale, esto es interesante, ¿pero solo por esta característica podemos asegurar que se trata de un asteroide interestelar? Evidentemente, no. La siguiente clave es que Namouni y Morais han demostrado mediante análisis numéricos que la órbita de BZ509 es muy estable pese a que la mayor parte de las órbitas de asteroides en resonancia con otros planetas son inestables (dejando a un lado los asteroides troyanos, que son un caso aparte). Y cuando decimos estable es que es altamente probable que lleve en ella desde la formación del sistema solar.

La mecánica orbital es implacable: la órbita retrógrada de BZ509 delata que vino de muy lejos y fue capturado por la gravedad de Júpiter en la órbita resonante que actualmente tiene alrededor del Sol. Pero ‘lejos’ puede significar simplemente que estamos ante un objeto procedente de la nube de Oort o del disco disperso (una región exterior al cinturón de Kuiper donde se encuentran numerosos cometas y objetos transneptunianos). ¿Cómo podemos saber que BZ509 no viene de la nube de Oort y sí del espacio interestelar? Pues no podemos. Y, efectivamente, este es el punto más débil de la hipótesis de Morais y Namouni. Su razonamiento es que si fuera un objeto procedente de la nube de Oort o el disco disperso lo más probable es que hubiese sido capturado recientemente —en términos geológicos, se entiende— y, por lo tanto, su órbita debería ser muy inestable. Como ocurre todo lo contrario y su órbita se puede remontar al origen del sistema solar entonces no puede proceder de la nube de Oort porque por aquella época… ¡todavía no se había formado la nube de Oort! Así que si vino de muy lejos cuando se formó el sistema solar solo pudo proceder del espacio interestelar. Quod erat demonstrandum.

Si te parece un razonamiento un poco traído por los pelos es porque lo es. El hecho de que la órbita de BZ509 sea tan estable que pueda remontarse al origen del sistema solar no quiere decir que necesariamente ese sea el caso. Recordemos, afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias. Los análisis numéricos de Morais y Namouni, aunque sugerentes, distan de ser concluyentes (y, sinceramente, el paper tampoco es que haga un gran esfuerzo por convencerte). Además, primero habría que demostrar la probabilidad de que un asteroide interestelar quede situado en una órbita como la de BZ509 a través de interacciones gravitatorias con Júpiter, algo que Morais y Namouni todavía no han hecho. Y sin más datos con los que jugar la navaja de Occam no nos deja muchas opciones.

Las buenas noticias es que para salir de dudas solo tenemos que enviar una sonda —si puede ser de retorno de muestras— y asunto arreglado. De hecho, según las simulaciones de Morais y Namouni el sistema solar debe estar repleto de otros asteroides interestelares capturados por Júpiter similares a 2015 BZ509. Ya estamos tardando en aclarar este misterio.

Referencias:

67 comentarios

Participa Suscríbete

Antonio Antonio

¿Cómo puede haber sido capturado en los orígenes del Sistema Solar si, como se sospecha, Júpiter y los otros planetas gigantes estaban en órbitas bastante distintas en el pasado?

Daniel Marín Daniel Marín

Se supone que fue después de los movimientos de los planetas según el modelo de Niza y el Grand Tack. Estos movimientos duraron poco en la historia del sistema solar.

Antonio (AKA "Un físico") Antonio (AKA "Un físico")

Para mi, lo más lógico es que exista un porcentaje ínfimo de asteroides que no llegan a chocar contra un planeta pero que pasan tan cerca rozándolo que el planeta les proporciona suficiente asistencia gravitatoria para cambiar su momento: cambiando su eclíptica de unos 10 º a estos 163 º. El BZ509 bien podría haber pasado así de cerca de Júpiter hace 10 millones de años y nosotros aquí elucubrando si vino de otra estrella hace más de 4000 millones de años. Para calcular sobre esta idea que se me ha ocurrido, se podrían combinar las ecuaciones de la entrada en un planeta objetivo con las de sobrevuelos planetarios (en Schaub’s “Analytical mechanics …” están en las secciones 13.6.4 y 13.6.5).

Gabriel. Gabriel.

Siempre hay margen de incertidumbre en estos calculos. Me asombra que puedan ser tan precisos sabiendo que un pequeño cambio hace miles de millones de años termina alterando el resultado enormemente

Antonio (AKA "Un físico") Antonio (AKA "Un físico")

Los cálculos de Namouni (y otros) son, según lo que entendí, un millón de simulaciones tipo MonteCarlo. Ahí no hay cálculos de precisión Gabriel.
Igual se podría hacer con mi idea: simular un millón de asteroides con la masa y tamaño de BZ509 que vayan rozando Júpiter a ver si en algún caso mediante pura asistencia gravitatoria se consigue una órbita retrógrada como la del BZ509.

amago amago

Tras un encuentro “rozando” Júpiter lo normal es que un asteroide se rompa en cachos. Si tras un encuentro cercano entra en resonancia 1:1 entonces volverá a tener un encuentro cercano en la siguiente órbita, no? Eso creo que lo haría inestable.

Antonio (AKA "Un físico") Antonio (AKA "Un físico")

Si se hacen ese millón de simulaciones tipo MonteCarlo, seguro que muchos de esos asteroides acabarán destrozados; muchos otros no se verán apenas afectados (ni se alterará su masa ni apenas su trayectoria); pero basta con que hayan unos pocos que cambien a una órbita retrógrada como para hacer plausible mi idea.
Lo mejor del concepto de MonteCarlo, no es mirar hacia la mayoría gaussiana (como por ejemplo, los más de cien mil inscritos en Podemos que apoyarán la mansión de sus líderes frente a los poquísimos que votarán en contra); sino explorar las minorías: aquello situado en las colas infinitesimales de las distribuciones estadísticas.

Zanstel Zanstel

Teniendo una órbita retrógrada, la delta-v para alcanzarlo debe ser monstruosa, ¿verdad? ¿Quizás más grande incluso que para salir del sistema solar?

¿Qué asistencias gravitatorias serían las adecuadas para alcanzarlo?

Pedro Pedro

Puesto a pedir asistencia gravitatoria, el mejor destino es Júpiter (recuerda Ulises, pe). Tienen, además, una órbita similar. De todas formas imagino que ni siquiera con esa asistencia te vas a evitar tener que lidiar con un enorme Delta-V. Saludos

Noel Noel

Como pregunta, sólo por posibilidades:

¿Podría, dadas las circunstancias adecuadas, cambiarse una órbita “normal” por una retrógrada, describiendo una especie de “8”, sin necesitar así de Delta-V titánicas?

Me explico: ¿sería factible y mecánicamente creíble que un asteroide entrase en el Sistema Solar, rozase Júpiter por un costado (pongamos por la “derecha” según la dirección de traslación), de forma que lo lanzase hacia el Sol por su “izquierda”, y regresase a Júpiter (en la posición en la que estuviese entonces) en un ángulo adecuado para estabilizar la órbita y describir así la que se ve actualmente (que también se podría haber ido estabilizando paulatinamente)?

A ver, ya sé que es una carambola extraordinaria, y que seguramente el mecanismo haya sido mucho más sencillo… ¿pero entra dentro de lo posible lo que planteo? Sólo por mera curiosidad.

Pedrp Pedrp

Hum… Según lo entiendo yo, si BZ509 es un asteroide interestelar capturado, habrá alcanzado esa órbita después de múltiples interacciones con Júpiter. No hace falta que todos los encuentros sean muy cercanos (el primero sí, desde luego) pero basta una sutil interacción ejercida durante millones de años para modificar significativamente una órbita. Pero no soy experto en el tema. Saludos

fisivi fisivi

Interesantísimo tema. Gracias por exponerlo tan bien, con detalle y de forma accesible.

Sería estupendo que se pudiera explorar el exterior de nuestro sistema mediante objetos capturados y accesibles.

De momento, se ha estudiado el movimiento de este asteroide con órbita retrógrada y excéntrica, inclinada, de un periodo algo más corto que Júpiter, ¿en resonancia con él?.
Se ha sacado la conclusión de que procede de fuera del sistema solar y que fue capturado poco después de la creación del sistema.

Me pregunto qué tiene de extraordinario que su procedencia fuera extrasolar, aunque tampoco me parece que lo extraño de la órbita sea suficiente para determinar que es extrasolar.
No sé lo que define que un objeto sea solar. No creo que haya una marca química que lo indique, teniendo en cuenta lo variados que son los cometas y asteroides. Además el sistema no está cerrado y se mueve a gran velocidad en un espacio compartido con materia que se mueve en muchas direcciones y velocidades. Lo raro sería que no entrasen en nuestro sistema muchos objetos pequeños contínuamente. Supongo que lo difícil será verlos, por las limitaciones de los telescopios actuales.

fisivi fisivi

P.d.: No sé si 2015 BZ509 será extrasolar, pero el que tenga una órbita tan rara me parece un buen motivo para darle preferencia si hay que elegir un asteroide para enviar una sonda.

Alejandro Gabriel Alejandro Gabriel

Si, pero es bastante complicado, pues va en una órbita de dirección opuesta a la que va la tierra lo que significa que es mucho mas sencillo mandar una sonda a que escape del sistema solar (que creó que se necesita unos 18 km/s + asistencias gravitatorias de al menos jupiter), también es más fácil mandar algo a que se choque con el sol, (debe rondar los 25 a 30 km/s + asistencias gravitatorias de venus y mercurio) y eso no se a logrado

Mandar algo a ese asteroide requeriría más delta-v que en cualquier otra sonda creada en la actualidad, incluso si se hiciera una sonda de 2 etapas (para aprovechar una etapa de combustible ionico que son los motores más eficientes en la actualidad), talvez se podría llegar pero no volver, y me parece que no existe ningún cohete en la actualidad capaz de mandar una sonda tan compleja a una órbita de escape terrestre lo suficientemente rápida (o mejor dicho lenta) como para que sea segura dicha misión, (que la sonda termine chocando con el sol en su intento de invertir su órbita) aunque claro, no soy experto en eso

Alejandro Gabriel Alejandro Gabriel

Daniel deberías intentar hacer un blog sobre la viabilidad de una misión de ese tipo

Alejandro Gabriel Alejandro Gabriel

Daniel deberías intentar hacer un blog sobre la viabilidad de una misión de ese tipo

fisivi fisivi

Por lo menos este asteroide no se escapa como Omuamua. Hay tiempo de buscar la manera de llegar a él.
Quizá se pueda usar una vela solar, como creo haber visto propuesto en alguna entrada de este blog. Según de qué lado refleje la luz podría aumentar o disminuir la órbita. Con mucha suerte, con lo que tardaría en caer al Sol daría tiempo de alcanzar antes la órbita en sentido inverso. E incluso se podría usar su aproximación al sol para usar su gravedad con una habil y arriesgada maniobra.
Pero no me lo tomes muy en serio, que yo tampoco soy experto. Si acaso en leer buena divulgación como la de este blog.

Pedro Pedro

A priori, la única prueba a mi juicio irrefutable de una procedencia extrasolar sería que la materia que lo forma (no el objeto en sí sino la materia que lo forma) se hubiera originado antes, cosa detectable por la proporción entre isótopos del mismo elemento, siendo al menos uno de ellos radiactivo.

Así, la proporción entre K-39 & K-40 o entre U-235 & U-238 es siempre la misma en todo el sistema solar y te dice cuándo se formó. Si encuentras algo que tiene una proporción diferente (y que no hayas metido en un reactor nuclear) es que no se formó en el sistema solar. Saludos.

fisivi fisivi

Pues sí que estaría bien que se trajeran muestras para medir sus isótopos.
A ver si se animan los que puedan decidirlo.

U-95 U-95

¿”Solo” enviar una sonda de retorno de muestras?. Como si fuera tan facil sabiendo como funcionan las cosas en las agencias espaciales 😛

JorgeS JorgeS

Cuando Daniel dice “solo” me imagino que se refiere a que si finalmente el asteroide es de otro sistema estelar, hacer un retorno de muestras es infinitamente más sencillo/económico/viable, que si te tienes que ir a otra estrella a traerlas.
Esto de los asteroides extra solares es un puntazo, podríamos aprender muchísimo, aclarar muchas dudas, y realmente lo tenemos al alcance. Espero que sea objetivo de futuras misiones, este o los que vayan descubriendo.

Trantor Trantor

Gran serie, desgraciadamente la tercera sera su ultima temporada si no cambia la situación.
Saludos.

Hilario Gómez Hilario Gómez

Mejor tres temporadas buenas que cinco malas. Y no es una serie barata.

La primera temporada no te engancha hasta la destrucción de la”Donnager”, pero la segunda temporada es genial desde el principio. Me he leído las tres novelas (en una primera visión de la 1 temporada Nome convenció pero me enganché en la segunda ocasión) y me ha sorprendido la fidelidad de la serie al texto (bueno, en la primera no tanto… La subsecretaria de la ONU en realidad no aparece hasta la segunda novela).

Jordi G. Jordi G.

No exactamente. En la serie (y las novelas en las que se basa) se trata de Phoebe, una de las lunas de Saturno, que es identificada como un objeto extrasolar capturado hace millones de años. En la que se encuentra “algo” que…

(hasta aquí puedo leer)

https://en.wikipedia.org/wiki/Phoebe_(moon)

Martínez el Facha Martínez el Facha

No la he visto, pero me han regalado el libro de la segunda temporada, “La guerra de Calibán”, y estoy leyéndolo.
Si me motiva, descargaré la serie.

Martínez el Facha Martínez el Facha

Finito!
No está mal contra el aburrimiento. Voy a leerme los libros restantes y luego veré la serie.

SB SB

En efecto, muy interesante. Parece que los avances actuales nos están acercando la posibilidad real de que estemos teniendo visitantes gestados en otros sistemas solares, algo que está por confirmar pero que debería ser objeto de estudio detenido. Primero dilucidar si, en efecto, son visitantes foráneos. Caso de serlo, se impone una misión robótica, si, con recogida de muestras…

Una vez más, hay que destacar la importancia e influencia de los gigantes gaseosos en la mecánica de nuestro Sistema Solar.

Aulig Aulig

Afirman que deben entrar en nuestro sistema solar multitud de objetos exteriores para disculparnos de no haber acudido a nuestra “cita con Rama” y contemplamos resignadamente como Oumuamua se pierde en la inmensidad del espacio….como lágrimas en la lluvia.

Hay que enviar sondas !!!!

Carlos Regajo. Carlos Regajo.

Hablando de asteroides. Acabo de ver la noticia en varios medios del descubrimiento de 2015 bp 519, que se supone otra prueba mas del planeta 9. Y yo me pregunto… Somos capaces de ver pedruscos a distancias increibles….y no somos capaces de ver algo con 10 masas terrestres en las afueras del sistema solar?

Antonio Antonio

Es que el planeta 9 está muchísimo más lejos, la luminosidad disminuye con el cuadrado de la distancia, se mueve muchísimo más lentamente y además probablemente está en el plano de la Vía Láctea y por tanto es difícil de ver entre tantas estrellas.

Pedro Pedro

Al cuadrado si el objeto emite (p.e. una estrella).

Pero un planeta no emite luz per se, sino que refleja la que le llega del sol. Así la luz que recibe el planeta disminuye con el cuadrado de la distancia al sol. A eso hay que sumarle que la luz que recibimos en la tierra disminuye también con el cuadrado de la distancia.
En resumen, para objetos muy lejanos (donde la distancia al sol y a la tierra son similares), la luz que recibimos disminuye con la potencia a la cuarta de la distancia.

Saludos

Antonio Antonio

En el caso del planeta 9, probablemente emite más luz por su calor interno que la que recibe del Sol. Pero sí que es cierto para el asteroide.

JulioSpx JulioSpx

Mejor sigo pensando que disminuye con el cuadrado de la distancia, y a la distancia del planeta al Sol le agrego la distancia actual del planeta al observador, teniendo en cuenta ademas el porcentaje de luz reflejada por el planeta.

Angel24Marin Angel24Marin

Muchos asteroides suelen encontrarse por pura suerte, estás viendo algo y se te cruza algo por en medio. Y tienes que verlo el suficiente tiempo como para obtener una aproximación de la órbita.

Creo que el que comentas es uno descubierto mirando a una zona oscura del cielo para algo con motivo del estudio de la materia/energía oscura. Y les sorprendió encontrar un objeto tan inclinado respecto al plano del sistema solar.

Para el planeta nueve tienes que encontraremos también de pasada, o intentar predecir su órbita por las perturbaciones causadas en estos asteroides.

fisikoloko fisikoloko

… eso mismo me estaba planteando… El Delta-V para alcanzar un asteroide retrógrado tiene que ser brutal, y para traer muestras de vuelta ni te cuento. Se me antoja altamente improbable con la tecnología actual.

FERNANDO GENERALE FERNANDO GENERALE

lamentablemente las agencias espaciales no tienen presupuesto para mandar sondas a cuerpos
como estos espero que en un futuro no muy légano se pueda estudiar mas detallada mente este tipo de cuerpos seguro que nos llevamos una gran sorpresa

Pelau Pelau

– A todas las unidades, infiltrado interceptado, 10-15.
– 10-4. Aquí protomolécula contenida, 10-31.
– 10-2.

Martínez el Facha Martínez el Facha

El juez Llarena podría exigir la extradición de un asteroide a Alpha Centauri.
Puede acusarlo de rebelión contra las leyes de la física, o alguna bufonada de las suyas.

Aulig Aulig

Ojo cuidao, que esos que citas son una raza superior mientras que otros somos bestias de forma humana con taras genéticas.

Martínez el Facha Martínez el Facha

¡Qué fácil resulta manipular a la gente cuando ésta desea fervientemente ser manipulada para no tener que aceptar la realidad!

SB SB

Mejor los “valientes” que “triunfan” ante ancianos, mujeres y niños, pero que cuando se enfrentan a potencias como UK en el contencioso de Gibraltar, meten el rabo entre las piernas y tocan retirada. Y así lleváis más de trescientos años.

U-95 U-95

Preferiria meter a los Gurtelianos (y la m… que queda por salir aun, que no va a ser poca y no solo en ahi) en un cohete a ‘Oumuamua, que se fueran con ese fuera del Sistema Solar.

Martínez el Facha Martínez el Facha

¿No os lo tomáis demasiado en serio?
Ay, lamento haber hecho la broma,

Ahora repetid conmigo:

Unidad de Destino en lo Universal

Martínez el Facha Martínez el Facha

La justicia de 4 países:
Escocia
Bélgica
Suiza
Alemania
han puesto de relieve las mentiras que el gobierno os cuenta.
Habláis de criminales fugados porque es lo que os repiten cada día en la tele…
…¡pero no estáis manipulados, ojo! ¡El Gobierno dice la verdad!
¡son los malvados europeos, que os tienen tirria,
¿no?
Yo creo que es una conspiración judeo-masónica.

Martínez el Facha Martínez el Facha

Y la actuación de la justicia europea demuestra que en España hay presos políticos.
Los europeos no usarán esa expresión, pero saben que si entregan a alguien se convertirá en un preso político.
¿Porqué lo saben?
Porque ya hay varios que están enchironados.

La justicia y el gobierno hacen lo que les da la gana en España, pero en Europa los ciudadanos todavía tienen derechos, independientemente de la ideología.

Martínez el Facha Martínez el Facha

Me ha hecho gracia lo de “infiltrado”.

Si el asteroide se ha “infiltrado” en nuestro sistema solar, probablemente tenga una agenda oculta, y responda ante algún poder extrasolar desconocido.

Bromas aparte, gracias por tenernos al día, Daniel.

Gadiel Jellinok Guzmán Sandoval Gadiel Jellinok Guzmán Sandoval

¡Abajo con el imperialismo extrasolar!
#MakeSolarSystemGreatAgain
#MSSGA

Hilario Gómez Hilario Gómez

Está claro que ese asteroide es una quinta columna de Trisolaris. Véase “El problema de los tres cuerpos”, de Cixin Liu.

fisivi fisivi

La salpicadura central de los impactos de asteroides, similar a una gota que salpica en el agua, es muy veloz y muy coherente.
¿Podría una salpicadura así, quizá la de un impacto sobre un objeto de poca gravedad, alcanzar suficiente velocidad como para alcanzar una órbita retrógrada en torno a Sol?

Jorge Rodriguez Jorge Rodriguez

Interesante, de confirmarse tales datos, estaría dando robustos soportes a la teoría de la panspermia universal, o por lo menos confirmar que existe un medio natural para que esta se de. Existe un sistema continuo de correspondencia interestelar del que apenas empezamos a dilucidar, pero estaría ejecutandose 4500 millones de años para nosotros, que nos habrá traído a nuestro sistema solar en ese tiempo…. Las realidad supera la imaginación

Pelau Pelau

Apropiadamente “destilada” (con todos los filtros de riguroso escepticismo en su justo lugar) la panspermia es una hipótesis interesante.

Pero degustada “al natural”… la “patada” de su “fermento” es de cuidado, uno corre el riesgo de terminar aceptando pulpo como animal de compañía…
http://francis.naukas.com/2018/05/01...-autoridad/

Wickramasinghe y sus colegas demuestran que la realidad supera a la imaginación… en más de una manera 🙂

Saludos.

eduardo eduardo

Y que me dicen ustedes del 2015 AY109 eh? Yo lo veo mas interesante que este 2015 BZ509. La orbita hace un guiño muy extraño hacia la tierra cuando pasa justo en la linea recta que une a esta con el asteroide 2014B806. No será un Rama? Dijo yo, no? De este universo se pude esperar cualquier cosa. No confío mucho en él. Un día aparece esto y mañana aquello otro. Nunca se pude prever muy bien lo que sucederá. Buscamos extraterrestres allá lejos pero si a mi me dijeran que Daniel lo es no me sorprendería. Si miran sus fotos en Rusia verán que tiene una oreja (la izquierda) un poco, demasiado, aguzada. Hum.

eduardo eduardo

“Así que si vino de muy lejos cuando se formó el sistema solar solo pudo proceder del espacio interestelar. Quod erat demonstrandum.”
Así es. Si solo hay una explicación para un fenómeno esta debe ser cierta. Aunque no lo parezca. Lo dijo Holmes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *