El Falcon Heavy surca los cielos

Hoy 6 de febrero de 2018 es un día histórico. Hemos tardado seis años en llegar hasta aquí, pero la espera ha valido la pena. SpaceX ha lanzado al fin el Falcon Heavy, el cohete más potente en servicio. Y, lo más increíble, lo ha lanzado con éxito. Con casi 64 toneladas de capacidad de carga en órbita baja se trata además del mayor lanzador que surca los cielos desde el último despegue del cohete soviético Energía en 1988, un vehículo que podía llevar hasta cien toneladas. Para que nos hagamos una idea del potencial del Falcon Heavy, el siguiente vector en servicio más potente es el Delta IV Heavy de la empresa ULA, que puede lanzar unas 29 toneladas a la orbita baja. O sea, menos de la mitad. De golpe hoy la humanidad ha visto doblada su capacidad de lanzar carga al espacio.

El Falcon Heavy surca los cielos (John Kraus).
El Falcon Heavy surca los cielos (John Kraus).

El logro ha sido todavía más espectacular porque se intentaron recuperar los tres bloques de la primera etapa. Tras el despegue desde la mítica rampa 39A del Centro Espacial Kennedy —la misma usada por las misiones Apolo y el transbordador espacial— a las 20:45 UTC las dos etapas laterales se separaron y regresaron a tierra, aterrizando al unísono en las dos plataformas LZ-1 y LZ-2 de la contigua Base Aérea de Cabo Cañaveral y dejando de paso una estampa propia de película de ciencia ficción (en realidad las dos etapas aterrizaron con una ligera diferencia para evitar que los radares se interfirieran mutuamente).

Las dos etapas laterales aterrizando al mismo tiempo en la zona LZ-1 y LZ-2 de Cabo Cañaveral (SpaceX).
Las dos etapas laterales aterrizando al mismo tiempo en la zona LZ-1 y LZ-2 de Cabo Cañaveral (SpaceX).
Inspeccionando las etapas después del aterrizaje (SpaceX).
Inspeccionando las etapas después del aterrizaje (SpaceX).

La etapa central intentó aterrizar en la barcaza autónoma Of Course I Still Love You situada frente a las costas de Florida solo 21 segundos más tarde, pero no logró encender dos de los tres motores y se estrelló contra la superficie del océano a casi 500 km/h y tan cerca de la barcaza que dejó fuera de servicio dos de los motores de la misma. Ocho minutos después, y tras un funcionamiento impecable de la segunda etapa, la no menos espectacular carga útil de esta misión de prueba ya estaba en órbita acoplada a la segunda etapa. La carga era nada más y nada menos que el coche Tesla Roadster del propio Elon Musk, eso sí, modificado para que no le afecte la exposición al vacío del espacio. Pilotando el Roadster estaba un maniquí bautizado como Starman que iba equipado con el traje de presión que la empresa planea usar en la nave tripulada Dragon 2. A bordo del Tesla viajan varios objetos emblemáticos, incluyendo un disco con la colección de las obras de Isaac Asimov.

El Tesla Roadster con Starman antes del lanzamiento (SpaceX).
El Tesla Roadster con Starman antes del lanzamiento (SpaceX).

Si las imágenes de las dos etapas aterrizando al mismo tiempo son alucinantes, las de Starman en órbita con la Tierra al fondo son simplemente increíbles, en el sentido literal. Porque si alguien me hubiera dicho hace seis años que veríamos algo así no me lo hubiese creído. El Roadster acoplado a la segunda etapa fue situado originalmente en una órbita elíptica de 180 x 6.951 kilómetros de altura. Cinco horas y media después la segunda etapa se encendió por tercera vez para situar la carga en una trayectoria de escape.

Increíble (SpaceX).
Increíble (SpaceX).
Starman contempla la Tierra (SpaceX).
Starman contempla la Tierra (SpaceX).
Starman en el Roadster (SpaceX).
Starman en el Roadster (SpaceX).

Originalmente estaba previsto que el coche quedase en una órbita solar con afelio en la órbita de Marte (aunque en ningún momento pasaría cerca del planeta rojo), pero finalmente el punto más lejano de la órbita estará en el cinturón de asteroides. Es la primera vez que SpaceX intenta mandar un objeto en una trayectoria interplanetaria. De paso, SpaceX ha ensayado la inserción directa en órbita geoestacionaria usando tres encendidos de la tercera etapa, con un tiempo de espera entre la segunda y la tercera ignición de casi seis horas, y que la etapa es capaz de sobrevivir bastante tiempo a los cinturones de radiación Van Allen. El Roadster es, obviamente, un objeto inerte sin capacidad de cambiar su órbita o comunicarse con la Tierra, pero continuará dando vueltas alrededor del Sol durante millones de años.

Secuencia de la misión del Falcon Heavy (SpaceX).
Secuencia de la misión del Falcon Heavy (SpaceX).
Órbita solar del Roadster (SpaceX).
Órbita solar del Roadster (SpaceX).

Las etapas laterales B1023 y B1025, de tipo Block 2,  habían volado previamente para poner en órbita los satélites Thaicomm 8 y Dragon SpX-9, respectivamente, así que esta era su segunda misión. La etapa central B1033, Block 3, es completamente nueva como no podía ser de otra forma, ya que ha sido preciso modificar el diseño de esta etapa para soportar las tensiones adicionales de tener dos etapas a cada lado. Las etapas laterales llevaban rejillas aerodinámicas de control de titanio similares a las que se usarán en la versión Block 5, mientras que la central tenía rejillas de aluminio convencionales. Durante el lanzamiento hemos contemplado la ignición de nada más y nada menos que 27 motores Merlin 1D al mismo tiempo, un número que rivaliza con los 30 motores NK-15 del malogrado cohete lunar N1 que efectuó cuatro vuelos fallidos entre 1969 y 1972. En capacidad de carga el Falcon Heavy es el cuarto cohete más potente que jamás se haya construido detrás del Saturno V, el N1 y el Energía.

Los 27 motores Merlin 1D del Falcon Heavy (SpaceX).
Los 27 motores Merlin 1D del Falcon Heavy (SpaceX).
El Falcon Heavy en el hangar de la rampa 39A (SpaceX).
El Falcon Heavy en el hangar de la rampa 39A (SpaceX).
Despegue del Falcon Heavy (John Kraus).
Despegue del Falcon Heavy (John Kraus).
Despegue (SpaceX).
Despegue (SpaceX).
<z<
La potencia de 2.130 toneladas de empuje gracias a 27 motores Merlin 1D (Brady Kenniston).

Ahora muchos se preguntan qué papel está destinado a jugar esta impresionante máquina, cuyo desarrollo ha salido por menos de 500 millones de dólares. Y es una buena pregunta, porque paradójicamente el Falcon Heavy tiene los días contados. Efectivamente, SpaceX planea sustituir a lo largo de la próxima década el Falcon 9 y el Falcon Heavy por su lanzador superpesado reutilizable BFR, con capacidad para colocar 150 toneladas en órbita baja. Por otro lado, las misiones más llamativas que iban a usar el Falcon Heavy se han cancelado. Me refiero a la cápsula no tripulada Red Dragon y a los vuelos turísticos alrededor de la Luna usando una Dragon 2 modificada. La Red Dragon fue cancelada tras eliminar la opción de llevar a cabo aterrizajes retropropulsados mediante la cápsula Dragon 2 por instancias de la NASA. Y recientemente SpaceX anunciaba por sorpresa que renuncia a efectuar misiones tripuladas alrededor de la Luna usando la Dragon 2 y el Falcon Heavy, ya que prefiere esperar a la introducción del BFR.

Cohetes de SpaceX (SpaceX).
Cohetes de SpaceX (SpaceX).
Emblema de la misión (SpaceX).
Emblema de la misión (SpaceX).
Don't Panic (SpaceX).
Don’t Panic (SpaceX).
Un detalle del Roadster (SpaceX).
Un detalle del Roadster (SpaceX).
Secuencia de eventos de la misión (SpaceX).
Secuencia de eventos de la misión (SpaceX).

Pero aunque las opciones de futuro de este lanzador sean limitadas, para SpaceX su introducción supone un paso fundamental en su estrategia comercial. El Falcon Heavy le permitirá a SpaceX poner en órbita incluso los satélites geoestacionarios más pesados que existen actualmente sin tener que desechar las primeras etapas. Y con un coste de tan solo 90 millones de dólares por lanzamiento. Mañana ya veremos qué pasa. Hoy es tiempo de felicitar a SpaceX por un éxito apabullante… y de soñar despiertos.

Detalle del adaptador del Roadster (SpaceX).
Detalle del adaptador del Roadster (SpaceX).
Cuanta cofia desaprovechada (SpaceX).
Cuanta cofia desaprovechada (SpaceX).
Otra vista de la "carga inútil" (SpaceX).
Otra vista de la “carga inútil” (SpaceX).
El cohete en la rampa (SpaceX),
El cohete en la rampa (TeslaRati).
Esperando el día (SpaceX).
Esperando el día (SpaceX).
Poco antes del lanzamiento (SpaceX).
Poco antes del lanzamiento (SpaceX).
Comparando el tamaño con seres humanos al lado (
Comparando el tamaño con seres humanos al lado (TeslaRati).
Todo listo (SpaceX).
Todo listo (SpaceX).
Zonas de aterrizaje LZ-1 y LZ-2 (SpaceX).
Zonas de aterrizaje LZ-1 y LZ-2 (SpaceX).
Lanzamiento (SpaceX).
Lanzamiento (SpaceX).
Despegue (SpaceX).
Despegue (SpaceX).



247 Comentarios

  1. Y ahora que hacemos con el SLS???
    Si el BFR sale bien será mucho más barato y con mejor capacidad de carga útil y más posibilidad de desarrollo futuro. Space X está demostrando mejor tecnología que la NASA.

  2. Fascinante, he estado viendo el directo de la cámara de Starman, y ver el coche en órbita con la Tierra de fondo en el que se ven los rayos de tormentas por todo el planeta es alucinante.

  3. Increible!
    Cuando mencionan lo de la falta de cargas útiles… se me ocuren rápido 3 de las que se venía hablando: Las sondas a Urano y Neptuno, una sonda orbitador-aterrizador a Europa… y cuantas más se podrán diseñar específicamente para este lanzador… claro que a costa del SLS.
    El video de las primeras etapas aterrizando sincronizadas como en un desfile militar… no parece de nuestro presente tan limitado en lo que respecta al espacio, quedé con la boca abierta porque creía que habría treinta segundos o así de diferencia entre los aterrizajes… pero no. Esa foto rivaliza con la de plutón tomada de costado dónde se ve la atmósfera….Increible!

  4. Simple mente épico esperemos que se puedan lanzar varias sondas espaciales con este juguetito ahora si podemos decir hola falcón hevy y adiós y hasta nunca SLS 😉

  5. uff, el doble aterrizaje, me dejo bien jodido, pero la estampa de Starman a lo Heavy Metal por el espacio, me dio escalofríos. Este lanzador mola, pero para ciencia, con este podríamos poner un par de toneladas de ciencia en Titan.

  6. Se confirmó que la etapa central se perdió, solo logró encender uno de los tres motores que eran necesarios para el aterrizaje sobre la barcaza. Se estrelló contra el agua a 300 mph. No me queda claro si la barcaza sufrió daños.

  7. Totalmente fascinante, es impactante ver como descienden las dos etapas aceleradoras casi simultáneamente y tocar el suelo con prolijidad. Esta súper-maquina el Falcón Heavy debe haber reavivado varias pasiones dormidas desde los épicos vuelos a la Luna. Saludos

  8. Mi familia debe preguntarse a qué se debe ese rictus estúpido en mi cara, pero es que estoy alucinado. Voy de aquí para allá excitado, para pillar luego la tablet y seguir leyendo. No se si podré dormir esta noche, el lanzamiento me ha activado al 110%, física y mentalmente.

    Me miro en el espejo y me pregunto:

    “¿Es así como se ve el Mundo a través de la mirada de un fanático?”

    Y me contesto:

    “¡Pues lo que me estaba perdiendo!”

  9. Además de su potencia, el Falcón Heavy tiene otra ventaja importante: su precio. Según datos oficiales (según SpaceX), un lanzamiento en pleno 2018 cuesta 90 millones de dólares. La competencia de SpaceX tiene precios muy superiores: por ejemplo, cada lanzamiento del Delta 4 Heavy, de la empresa United Launch Alliance, asciende a 350 millones de dólares aunque la Fuerza Aérea de Estados Unidos estima que todavía vaya a ser más caro, llegando a 422 millones de dólares. Y un futuro lanzamiento con un SLS costaría mas de 1000 millones de dolares. Lo que muestra que SpaceX le puso fuerte competencia a sus competidores.
    El cohete americano mas potente desde el Saturno V, y mas que dobla la capacidad del cohete mas potente en servicio hasta ahora, el delta IV Heavy.
    Con esto SpaceX ya podrá:
    – Colocar en órbita satélites mucho más grandes, pero mucho mas grandes que cualquiera hasta ahora para uso militar o de inteligencia u otro tipo, y colocarlos en órbita geoestacionaria por ejemplo.
    – Puede lanzar al espacio toda una constelación de satélites de ‘un solo viajado’ por ejemplo para conectar a Internet.
    – Permitirá enviar robots y sondas de gran envergadura a la superficie de Marte, o visitar planetas lejanos del Sistema Solar como Júpiter y Saturno y sus lunas, o mas allá.
    – Será capaz también de colocar en órbita grandes telescopios como lo es el sucesor del Hubble, el telescopio James Webb, que debido a las restricciones actuales será plegado como una hoja de origami para su lanzamiento en 2019.

    Y : el ‘mostruo’ del BFR, pero eso sera por allá para el 2030. Spacex ha sacrificado ir a la Luna y Marte para concentrarse en la construccion del BFR desde ya el futuro sucesor del Falcon Heavy.

    Claro que desde ya Jeff Bezos, (el hombre mas rico del mundo) quiere montarle competencia al BFR de SpaceX con su New Gleen a traves de su empresa Blue Origin.

  10. Me pare solo frente al televisor viendo cómo todo iba saliendo bien.
    Cuando terminó todo estaba sudado completo.
    Será un recuerdo inolvidable para mi vida.
    Había perdido la esperanza de ver a la humanidad avanzando nuevamente.

  11. …mirad, mirad! Tengo los pelos como escarpias! ;-/
    Estoy taquicárdico; todavía me cuesta creer que no haya reventado la plataforma de despegue. Las fotos de starman en el roadster son lo mas; deberían abrir todas las cabeceras de periódicos del mundo con alguna de esas fotografías.
    Me inclino ante el logro de spacex, aunque nunca han sido de mi devoción.
    P.d.: Daniel, eres un fenómeno.

  12. Aunque el Tesla Roadster es el primer vehículo construido para su uso en la Tierra que se envía a mas allá de la órbita terrestre , no es el primer vehículo en el espacio exterior, sino el cuarto. Hay otros tres vehículos todo-terreno LRV (Lunar Roving Vehicle tambien llamados ‘molabs’ ) estacionados y en perfecto estado en La Luna y que fueron conducidos por los astronautas de las misiones Apolo 15, 16 y 17.

  13. Que buena noticia! En SpaceX se vuelven a superar a si mismos. Ojalá surjan docenas de misiones que expriman al máximo este cohete para aplicacione científicas y de exploración.

    Lo del booster central es un problema muy complicado de solucionar. Tengo que aprovechar a apuntar que en la “porra” aposté por éxito con recuperación de los laterales y pérdida del central. Fallé en pensar que tardarían un mes mas en lanzarlo. Pero después del espectacular éxito estoy convencido de que incluso la recuperación del booster central será posible.

    1. Por cierto. Soy ingeniería céntrico, pero para mi 3 grandes éxitos de Musk que deberían remover los cimientos de las ingenierías aeroespaciales de todo el mundo:

      1. La simulación no sustituye a los ensayos. La simulación es muy superior a los ensayos.
      2. Empieza a “cortar metal” tan pronto como sea posible.
      3. Por muy complicado que sea, si consigues hacerlo una sola vez, puedes repetirlo 50. A la décima, por muy complicado que fuera ya parecerá sencillo.

      En un día como hoy, hasta yo creo que podremos ver un día despegar el BFR. Aunque sea en 2028.

  14. Empieza la era espacial moderna, ahora se abre un abanico de posibilidades inimaginables…

    SpaceX, ha reventado el modelo de negocio actual, y muchas agencias y compañías tendrán que cambiar totalmente su modelo de negocio…los únicos actualmente que pueden seguir su estela son otros recién llegados, Blue Origin y su New Glenn…

  15. Q: FH, what did it teach you?

    Musk: That dreams can come true.

    *****

    ” Exceeded Mars orbit and kept going to the Asteroid Belt.”

    Perihelio: 0.98 UA
    Apohelio: 2.61 UA

    ¡Misión cumplida! ¡Apocalipsis Now!

  16. Es un triunfo apabullante.
    Creo que la inmensa mayoría no esperaba un éxito tan completo para el primer lanzamiento de un vector pesado como éste..no cabe más que felicitarles por su tremendo éxito en todos los aspectos: éxito técnico, económico (usar 2 etapas reutilizadas y fulminar los precios del mercado) y éxito publicitario.. quien más, quien menos, pensaba que era una locura más de Musk el colocar su coche en órbita, pero la verdad es que ha creado 2 imágenes iconónicas de la nueva carrera espacial que ellos mismo protagonizan.

    Hubiese sida hasta excesivo el conseguir recuperar la etapa central a la primera.. pero del fallo al regresar se aprenderá.

    Felicidades, señor Musk. Es usted un visionario que posee la tozudez necesaria para triunfar en todo lo que se propone.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 6 febrero, 2018
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial • Lanzamientos • Marte • SpaceX