Los volcanes de Venus

Por Daniel Marín, el 20 junio, 2015. Categoría(s): Astronomía • ESA • Sistema Solar • Venus ✎ 21

Se suele decir que Venus es el gemelo de la Tierra, pero en realidad es difícil encontrar un mundo más diferente a nuestro planeta. A pesar de que sus dimensiones son muy similares a la Tierra, Venus posee una densa atmósfera de dióxido de carbono con una aplastante presión superficial que ronda las 90 atmósferas y una temperatura de 480º C día y noche, cortesía de un efecto invernadero descontrolado. Sin embargo, a pesar de todo, Venus tiene algo en común con la Tierra, y es que se trata de un planeta activo.

Sigue leyendo en el Cuaderno de Cultura Científica.

Imagen de la Venus Express con las zonas calientes (izquierda) y mapa de radar de la sonda Magallanes (derecha) (ESA/E.V. Shalygin et al.).
Imagen de la Venus Express con las zonas calientes (izquierda) y mapa de radar de la sonda Magallanes (derecha) (ESA/E.V. Shalygin et al.).


21 Comentarios

  1. Supongo que es como la botella medio vacía o medio llena: yo prefiero pensar que Venus es muy similar a la Tierra (y esta noticia parece que lo confirma), solo que su atmósfera/clima evolucionó de manera distinta con las consecuencias que conocemos actualmente. Quizás algún día seamos capaces de revertir el efecto invernadero de Venus mediante aerosoles o bacterias géneticamente modificadas que reaccionen químicamente con el CO2… y lo convirtamos en nuestro segundo hogar.

    1. Marte perderá su atmófera con el tiempo, no importa si la sembramos, en cambio Venus tiene una gravedad similar a la Tierra, y si tuviera una composición atmosferica cercana a la nuestra su temperatura seria manejable, los sere humanos tenemos mas futuro en Venus que en Marte.

  2. Parece más fácil plantear la terraformación de Marte k la de Venus. Como liberamos a Venus de esa presión brutal en superficie? A Marte por lo menos es planteable ir e intentar cambiar las coses desde dentro, pero con Venus no sé yo…

    1. El problema con ambos es el lapso de tiempo… Terraformar algo tiene que ser cosa de miles de años.
      Yo creo que igual que pudo haber sido antiguamente como la Tierra puede serlo en el futuro y arreglarse solito (Si cesa la actividad geológica, tarde o temprano perderá gases)
      Desde luego parece más “factible” con Marte, ya que tirándole cometas, asteroides o incluso nukes(!!!) lo calientas y aumentas la presencia de gases.

    2. Aún que si lo miro por otro lado… Puede que resulte estúpido intentar terraformar planetas sin campo magnético, ¿No? casi toda la vida de la Tierra se freiría… xD

    3. Y como hacemos con marte? Era nuestro sueño, pero hemos aprendido a través de su pasado que es imposible. Tendríamos que inyectar millones de toneladas de gases para hacerlo habitable(de donde?) y encima sabemos ahora que con su casi inexistente campo magnético se perdería al instante.

      Es más factible cambiar la atmósfera de venus que crear una estable en Marte

      1. No somos ni capaces de reducir los gases de la nuestra como para ponernos con Venus…
        A parte, no tiene campo magnético, o no uno destacable… así que estamos en las mismas.

  3. yo me imagine a un venus como un mundo de servas y sabanas primitivas como hara la tierra hase 60 o70 millones de anos con animeles gigantes parecidos a dinosaurios y volcanes activos. lastima, en algun universo paralelo esto es asi.

  4. Ya que hablamos de hipotesis, ¿porque terraformar Venus y no Marte?

    Se me ocurren al menos dos puntos en los que Venus supera a Marte, uno es la masa. Un octavo de la masa terrestre contra un décimo. Eso ya de entrada le permite conservar fácilmente una atmósfera, que en el caso de Marte es mucho mas difícil.
    El otro es el calor recibido, que es considerablemente superior.

    Lo malo es que en ambos casos, se trata de planetas con un campo magnético muy débil, lo que implica que el bombardeo de radiación en su superficie no es cosa de broma. Habría que salir de paseo con una crema solar factor 10.000 lo menos XD

  5. pues… ya puestos a soñar con cosas que no existen primero se controla el efecto invernadero con máquinas que disocien el dioxido de carbono y extraigan el oxigeno oxigeno y para el campo magnético, ya qe vamos a soñar nos inventamos un dispositivo que active la rotacion del núcleo fundido o lo funda y active la rotación para obtener el dichoso campo magnético. de todos modos estamos a siglos de disponer esas tecnologias, y que conste que no es por falta de cerebros dispuestos, sino por falta de vil metal… a ver si los poderosos se sientan y firman 10 años sin desarrollar tecnología de guerra y dedicanto todo su presupuesto militar a hacer algo asi y veras como al final de esa década controlamos el sistema solar completo….
    😀
    me extendí
    un abrazo Daniel

  6. Si 200 años de actividad industrial pueden provocar, sin haberlo pretendido, el calentamiento global de nuestro planeta, una actividad dirigida expresamente a provocar el enfriamiento global de Venus no debería requerir mucho más tiempo… Ahora mismo hay empresas de biotecnología creando cianobaterias y microalgas que solo necesitan luz solar, agua y CO2 para producir biocombustibles. No creo que sea inimaginable crear organismos que soporten las condiciones de la atmósfera alta de Venus, se alimenten de su CO2 y liberen O2. Si su tasa de reproducción fuera alta y aumentaran exponencialmente, no habría que esperar miles de años para apreciar resultados (me refiero a reducción de CO2, descenso de la temperatura superficial y la presión atmosférica).

    Respecto a la ausencia de un campo magnético en Venus, es ciertamente un problema difícil de resolver, empezando porque aún no estamos seguros de qué genera un campo magnético planetario, qué fenómeno lo puede debilitar o anular, y qué podría regenerarlo. En el peor de los casos habría que construir habitats con campos magnéticos artificiales extrapolando las ideas que se pueden leer en: https://danielmarin.naukas.com/2013/01/17/como-proteger-a-los-astronautas-de-la-radiacion-en-misiones-interplanetarias/

    Por supuesto esto es una fantasía, pero menos disparatada -creo- que intentar colonizar planetas fríos, secos y estériles, y no digamos ya planetas extrasolares!!

    1. Yo sigo pensando que en términos de tiempo, sería más factible Marte, tampoco es “tan” frío y si aceptamos que necesitamos habitats para suplir el campo magnético el frío deja de ser un problema.
      Sin campo magnético tampoco podemos pensar en cosechas, excepto que los transgénicos lleguen a conseguir ese nivel de tolerancia radiológica, en cuyo caso la radiación sería menor en Marte…
      Las supuestas bacterias para limpiar la atmósfera de Venus… ¿Cuánto tardarían en alcanzar una población suficiente como para notarse un cambio?
      En términos planetarios parece más “económico” calentar que enfriar, al menos a corto plazo.

  7. Pues creo yo que primero habría que ¨desgirar¨ Venus, porque mientras tenga siempre la misma cara orientada al Sol, todo lo biológico que haya en ese lado va a achicharrase, produciendo CO2 con el consecuente aumento de efecto invernadero que hará subir la temperatura y quemarse lo que esté a la sombra, en un círculo vicioso.
    A lo mejor con unas explosiones nucleares bien dirigidas o tirándole a Ceres con el ángulo adecuado podemos aumentar su velocidad de rotación. Como no se consiga que Venus tenga un día de unas horas como nosotros es totalmente inútil intentar nada, digo yo.

  8. Daniel, ¿tienes alguna entrada sobre terraformacion? En caso contrario, ¿tienes alguna preparada por ahí? Creo que a todo el mundo le vendría bien tener información actualizada y fiable sobre el potencial terraformable de Marte y Venus…

    Un saludo y gracias

  9. Es prácticamente imposible activar el campo magnético de un planeta afectando a su núcleo. Haría falta un choque con un planetesimal para fundirlo, lo cual, aparte de implicar conseguir llevar un objeto así a la trayectoria del planeta, no cuenta con la espera de varios miles de años hasta que se tranquilizasen las cosas en la superficie del mismo.
    Yo apostaría por un ingenio espacial que generase un campo magnético que envolviese al planeta, al estilo de la nave estratocolectora de fusión de algunas películas de ciencia ficción.

  10. El modelo más aceptado del campo magnético terrestre (CMT) es el del ‘dinamo autoinducido’. Según parece el 90% del CMT se debe a las corrientes eléctricas que generan los movimentos convectivos de la capa externa, fundida, del núcleo metálico. Venus posiblemente carece de esa capa fundida y no parece que podamos hacer nada al respecto. Pero el 10% restante del CMT se debe al propio viento solar, y a movimientos convectivos de la atmósfera, de los océanos salados… ¿No sería posible alterar químicamente la atmósfera de Venus -superrotante, con vientos que superan los 400Km/h- para generar corrientes eléctricas que, a su vez, indujeran un campo magnético capaz de proteger la superficie de las partículas cargadas provinientes del Sol?

  11. Me llamo Manel y me gustaría saber si los comentarios pasan algún filtro. Poruqe me parece acientífico lo que dicen en algunos comentarios.
    Eso de botellas medio vacías y llenas, me parece un poco Chopra…

    Saludos

Deja un comentario