Evacuado el segmento norteamericano de la ISS

El segmento norteamericano (USOS) de la estación espacial internacional (ISS) ha sido evacuado hoy por culpa de una falsa alarma que indicaba una fuga de amoniaco. Como resultado, los tres astronautas de la Expedición 42 que viven en este segmento -Barry Wilmore (NASA), Terry Virts (NASA) y Samantha Cristoforetti (ESA/Italia)- se trasladaron al segmento ruso de la estación, donde se unieron a Aleksandr Samokutyayev, Yelena Serova y Antón Shkaplerov. La tripulación se encuentra en buen estado y ya ha vuelto a acceder al segmento norteamericano.

Captura de pantalla 2015-01-14 a las 19.00.31
La tripulación de la ISS en una imagen de archivo con las máscaras de gas que usaron hoy (NASA).

Alrededor de las 09:00 UTC de hoy día 14 de enero el control de tierra de Houston detectó cuatro medidas anómalas que hacían pensar en una fuga de amoniaco en el interior de la atmósfera del segmento norteamericano. Los sensores midieron un cambio en el nivel del depósito de agua del circuito de refrigeración del segmento norteamericano al mismo tiempo que se detectó un aumento de presión. La ISS se refrigera mediante un circuito externo a base de amoniaco y un circuito interno a base de agua que recorre el interior de los módulos del segmento norteamericano. El circuito de agua transfiere el calor excedente al circuito de amoniaco a través de diez intercambiadores de calor (IFHX) (el segmento ruso tiene un sistema de refrigeración independiente). Es en estos puntos donde el amoniaco del circuito exterior puede filtrarse al circuito interior y de ahí a la atmósfera de la estación.

Captura de pantalla 2015-01-14 a las 19.50.25
Configuración actual de la ISS (TsUP).
USOS
Segmento norteamericano de la ISS (Wikipedia).
Captura de pantalla 2015-01-14 a las 20.46.05
Esquema de un intercambiador de calor de la ISS (NASA).
Russian_Orbital_Segment
El segmento ruso de la ISS (Wikipedia).

Debido a la toxicidad del amoniaco, Houston tomó la decisión de evacuar a los tres tripulantes al segmento ruso. Wilmore, Virts y Cristoforetti se pusieron las máscaras de gas y cerraron la escotilla que separa los dos segmentos de la estación, situada entre los módulos Unity (Nodo 1) y Zaryá (FGB). Al mismo tiempo, el control de la misión cerró el bucle B del sistema de refrigeración de amoniaco (uno de los dos que tiene la estación) para detener una posible fuga, lo que obligó a apagar varios equipos del segmento norteamericano. Una vez en el segmento ruso los astronautas comprobaron que no existiese amoniaco en la atmósfera, se quitaron las máscaras y esperaron instrucciones. Para agravar las cosas, el exceso de tripulación no previsto en el segmento ruso ocasionó que saltasen varias alarmas de incendios (las señales de alarma espúreas son muy comunes en la estación).

Puesto que las dos naves Soyuz para traslado de los astronautas se encuentran acopladas al segmento ruso (la Soyuz TMA-15M al módulo Rassvet y la Soyuz TMA-14M al módulo Poisk), la tripulación podría haber abandonado la estación sin problemas en caso de necesidad. Obviamente, si la fuga hubiese tenido lugar en el segmento ruso la tripulación debería haberse refugiado en las naves Soyuz directamente y hubiésemos estado ante una situación potencialmente más compleja de cara a la seguridad de los astronautas.

En vista de que todo parecía ser una falsa alarma, la tripulación regresó brevemente al segmento norteamericano, pero justo entonces la presión atmosférica volvió a subir -una posible indicación de fuga- y Houston decidió que los astronautas regresasen otra vez al segmento ruso. En estos momentos los técnicos de la NASA creen que todo ha sido un fallo electrónico de una de los ordenadores que controlan los sensores de la ISS. Después de que Barry Wilmore y Terry Virts comprobaran por la tarde de hoy la idoneidad del estado del segmento ruso, Houston decidió abrir las escotillas entre los dos segmentos y permitir el regreso de la tripulación.

Una vez más, la arquitectura redundante de la ISS, derivada de tener dos estaciones casi independientes acopladas la una a la otra, ha demostrado su utilidad.



69 Comentarios

  1. “Una vez más, la arquitectura redundante de la ISS, derivada de tener dos estaciones casi independientes acopladas la una a la otra, ha demostrado su utilidad.”

    Aaaaay Dani, cómo se nota que te mola lo ruso jeje.

  2. Daniel, ya sé que las naves rusas tienen un espacio exiguo y asientos ‘individualizados’, pero en un hipotético caso emergencia, ¿podrían aterrizar con algún astronauta más a bordo? ¿el sobrepeso sería catastrófico?

      1. Yo también me lo había preguntado Gabriel… Ahora me asalta otra duda, ¿sería peligroso (o cómo de peligroso sería) volver a la tierra en el asiento de otro cosmonauta? Es decir, si se da una emergenia “de verdad” y tienes que meterte en la soyuz que tengas más cerca, ¿podrías aterrizar sin problemas o el tema no serái tan sencillo?

          1. Bueno, una cápsula está pensada para el número de pasajeros que está pensada… Y aunque pudieras sustituir una masa de carga o equipo equivalente a la de un astronauta, ¿de dónde sacarías el asiento? Porque no podrías dejarlo por ahí, en cualquier rincón.

          2. No me has entendido, me refiero a cambiar un astronauta de una soyuz por otro, imagínate que hay una despresurización muy seria y hay tres astronautas cerca de una soyuz que no son los asignados a “esa” soyuz y se ven obligados por esa o cualquier otra eventualidad, a cerrarse en esa cápsula, ¿podrían volver a la tierra sin problemas?

          3. En ese caso yo creo que el problema sería que la cápsula no podrá realizar un descenso controlado, ya que no “conoce” el baricentro de la misma, con lo cual no podrá realizar las correcciones aerodinámicas. Pero pienso que aún estaría capacitada para realizar una reentrada balística…

          4. ¿Y no hay margen? está claro que sabes el peso con el que lanzas la soyuz pero nunca puedes predecir exactamente con cuanto vas a bajar, los astronautas pueden variar su peso (poco pero algo) y la carga que bajen, ¿también puede variar no?

        1. Ah, es verdad, no había leído bien el mensaje. Ahora te entiendo.

          Supongo que aunque el asiento de una Soyuz no esté exactamente adaptado al cuerpo de un astronauta, hay unos márgenes para tal cosa. Seguro que Daniel nos aclara la cuestión.

          1. Todo depende de la diferencia en tamaño de los cosmonautas. Si la diferencia no es muy grande es posible usar otro asiento (si es más pequeño te arriesgas a lesionarte la espalda de forma grave). En cuanto al baricentro, efectivamente esto no afecta a una reentrada balística, aunque debido a la mayor deceleración yo me arriesgaría con una entrada normal (es mejor desviarse un poco del punto de aterrizaje que romperse la columna).

  3. La pregunta inevitable que me hago es ¿por qué utilizan amoniaco en lugar de freón? En las antiguas neveras también se utilizaba amoniaco como fluido para la bomba de calor, pero se sustituyó precisamente por su toxicidad. ¿O es que el amoniaco en la ISS se utiliza por alguna otra cualidad, y no por su temperatura de cambio de fase?

    1. Respuesta rápida: los freones son mezclas azeotrópicas de haloalcanos (compuestos organoclorados), su masa molecular es muchísimo mayor que el amoníaco, y de ahí su densidad (y su peso por volumen, evidentemente), tienen en consecuencia peores capacidades térmicas y necesitan por ello compresores mucho más potentes para evacuar la misma cantidad de calor (consumiendo naturalmente más energía). Es decir, más peso, más chupeteo eléctrico, y peor rendimiento. Desventaja: que son moderamente tóxicos, porque tóxicos son (menos que el amoníaco), y supongo que en un entorno cerrado como la ISS, esta toxicidad no puede obviarse y entonces ya no queda ninguna ventaja respecto al amoníaco (incluyendo que están patontados, o al menos la marca comercial, no sé si expiraría ya). Son químicamente más seguros también que el amoníaco (no tienen riesgo de incendio), pero de nuevo en un entorno cerrado como la ISS todo esto se relativiza.

      Es más, a título meramente académico si escapasen al espacio dada su masa molecular creo que acabarían cayendo a la atmósfera, contribuyendo (detalle académico, insisto) al bujero de la capa de ozono.

      Ya no se usan, además, se usan o bien hidrocarburos sin más (butano, por ejemplo), CO2, otros compuestos bajo lupa parecidos (organofluorados), u otros diferentes (DME, etc.), todos con problemas similares para el caso. Es que de hecho el amoníaco para refrigeración se sigue usando ampliamente por sus propiedades (hasta donde sé, es la mejor opción con diferencia, en todos los aspectos, costo incluido), sólo que esto es en entornos industriales y con más control que los domésticos, se usa incluso en plantas geotérmicas en mezcla con agua. Se entiende que en un entorno de ingeniería espacial se pueden correr más riesgos que en una nevera doméstica (aparato de ingeniería de escala que si falla lo tiras y compras otro), más que nada porque todo son riesgos, y escoger un gas que no sea tóxico no disminuye significativamente los riesgos más que nada porque las alternativas aumentan otros.

      Lamento el tocho, resumir no es lo mío.

      Contesto a Benjamín también… no sé si estaré equivocado, pero entiendo el comentario de que juntos siempre hay más respaldo que por separado. De haber dos estaciones (rusa y americana), en caso de accidente similar ambos estarían en mucha peor situación que en el caso presente.

  4. Una duda que me surge ahora al ver la foto con el shuttle acoplado….
    Podrian haber dejado con el abandono del programa de la lanzadera, un ultimo shuttle acoplado en la ISS “por si hiciera falta”, no digo para bajar a la tierra que era lo mas peligroso al parecer, sino para moverse por la orbita baja a recoger o reparar satelites y esas cosas… Rollo teniendo de base la ISS, incluso repostando alli.
    Seria esto posible o es una barbaridad?
    De primeras supongo que por mantenimiento una maquina tan compleja volverla a poner en marcha seis meses o un año o mas despues no debe ser lo aconsejable…. Y a lo mejor que de esto ya no se nada, lo de ir de un lado a otro en la orbita baja a placer no sea tan sencillo y ya se tenga que lanzar con e objetivo fijado para coincidir con el satelite oportuno,y no sea una vez alli arriba pues como girar a la derecha un rato y subir un poco hasta que encuentas el satelite que quieres, no?

    1. Idea de post para Dani… xD

      Durante los finales del proyecto Apollo, y cuando se desarrollaba la SS (que mal queda la sigla, Space Shuttle, putos nazis), se propuso (no sé si llegó a salir del tablero de ideas, dada la pinta me da que no) un reentrador individual particular: un astronauta en su traje espacial utilizaría una especie de bote salvavidas, una especie de esferoide hinchable que se rellenaba de espumas y con un pequeño motor de frenado, este cachivache permitiría al astronauta reentrar él solo en ese artefacto y eventualmente abrir un paracaídas para descender tal cual.

      Obviamente el problema principal es reentrar adecuadamente, y luego que el tipo puede caer literalmente en cualquier sitio, eso suponiendo que el cacharro en sí sea viable (no tengo la más p-idea de cómo se puede estabilizar la reentrada con una cosa así o parecida). Pero es una idea interesante. Tampoco tengo idea de cuánto peso supondría esto. Si no lo han hecho, es porque o es directamente un disparate o está totalmente fuera de las posibilidades técnicas, que viene a ser disparate talmente.

        1. No tan nuevo, pero los posts antiguos no, no los conozco. El problema de buscar algo así (aquí, en Google DuckDuckGo Yandex o donde sea) es que si no sabes cómo se llama, lo tienes claro (ni se te ocurre qué palabras clave se podrían asociar a esto que no estén asociadas a 2.000 cosas más). No sé cómo se puede “bucear” en el blog por fechas, imagino que es consecuencia (provisional) del cambio de alojamiento.

          Efectivamente, la idea era un completo disparate xD. Y así y todo, a ~250 kg por astronauta, 12 botes salvavidas son 3 toneladas, aparte el mantenimiento. Seguramente una cápsula de emergencia dedicada sólo a esto no pesaría mucho más, si es que no menos.

          ¡Gracias!

          1. En el Blog antiguo estaban todos los post por años… pero ya se hizo inmanejable. También estaban por etiquetas, y eso estaba mucho mejor, porque con un poco de memoria encontrabas casi toso. El buscador del blog la verdad es que no va muy bien… qué le vamos a hacer.

    2. Los satélites en la tierra están colocados en órbitas totalmente variopintas, a distintas altitudes, excentricidades, y sobretodo con distinta inclinación y raan. Mientras todas las maniobras orbitales son costosas, estas dos últimas (que conllevan cambios de plano orbital) son carísimas a nivel de delta-V. Además, la lanzadera tendría que realizar siempre el doble de maniobras para poder ir al satélite desde la ISS y vuelta. En conclusión, moverse por la órbita baja puede seguir siendo muy caro.
      Sin embargo, y aunque desconozco estudios serios sobre el tema, a mi me parece que quizá podrían salir las cuentas si tuvieses una estación privada. Es decir, la ISS es pública en internacional, con lo cual no puedes dedicar la tripulación a tareas de mantenimiento de satélites militares (públicos pero propios de cada nación) ni de comunicaciones privados, con lo cual casi te quedas sin contratistas (Uno de los motivos por los que el shuttle ha salido caro es porque no tenía suficientes misiones).
      Lo que pasa es que si te paras a pensarlo, no te sale tan rentable tener una estación permanente con una nave de órbita baja si igualmente tienes que estar mandandole naves con tripulación. Pero como solución mezclada con otro aprovechamiento comercial de la estación y la tripulación podría salir rentable en un futuro no tan lejano. Quizá en los próximos 20 años veamos algo así.

    3. Los sistemas del transbordador no estaban adaptados para operar de forma prolongada, como sus pilas de hidrógeno no recargables que no durarían mas de un mes sin mantenimiento. Otra opción, dejar uno acoplado de forma permanente para tener espacio adicional, exclusa y retrete extra, tampoco resultaba ser algo bueno, que con sus alas, bodega de carga y toneladas de losetas térmicas, era demasiado peso muerto el que tendría que arrastrar la ISS.

    1. Imagínate que esto, en lugar de pasar en una estación espacial a 400 kilómetros de la Tierra, ocurre en una nave tripulada a 80 millones de kilómetros de distancia, camino de Marte.

      En fin… Creo que todavía nos falta mucho por aprender y mejorar ahí arriba. Y este tipo de problemas son los que me llevan a considerar que enviar misiones tripuladas más allá de la Luna basadas en sistemas de propulsión química con tiempos de vuelo de seis o más meses es un puro disparate. En tanto en cuanto no se disponga de sistemas de propulsión potentes que permitan hacer esos viajes en menos tiempo, no debemos arriesgarnos. Un fallo catastrófico de ese tipo acabaría con los sueños de exploración tripulada del espacio durante generaciones.

      1. Como ya he dicho muchas veces, los “sistemas de propulsión potentes que permitan hacer esos viajes en menos tiempo” son precisamente los más arriesgados, no los más seguros. Con un viaje de seis meses tienes una trayectoria de retorno libre a la Tierra (igual que las misiones Apolo), con los viajes más rápidos no.

        1. Por supuesto. Pero los viajes rápidos permiten reducir los riesgos en materia de salud física y psicológica y en logística. Además, un sistema realmente eficiente y potente permitiría abortar una misión y retornar a la Tierra (hablo de sistemas REALMENTE potentes).

          Pero bueno, cada uno lo ve a su manera.

    2. En un famoso accidente aéreo muy politizado (muchos lo son) se hizo público años después que el piloto acústico (la alarma) de la cabina empezó a sonar por vuelo excesivamente bajo, en la caja negra se oye al comandante decir “calla, gringo” (era español) segundos antes del impacto. No sé si la historia es real o espuria igualmente (yo mentalmente la archivo como falsa mientras no lo vea en papel oficial, pero la archivo), pero lo de las alarmas… puede acabar con los nervios de cualquiera. Son también motivo de accidente por sí mismas.

      1. Creo que también he visto un documental al respecto. En todo caso ante fallos en medios aereos es frecuente que si falla un sensor y el piloto tiene información contradictoria, desoiga las alertas para hacer caso al indicador “teoricamente” más fiable, lo que pasa es que hay alertas como “ground” (te estás piñando básicamente…) que no siempre se pueden quitar.

      2. No es precisamente habitual que un español diga gringo. De hecho salvo en el doblaje de películas y series no he oído a nadie decirlo en mi vida. Eso es más de Latinoamérica..

  5. Bueno,otra “batallita” que los astronautas pondrán contar a sus nietos.Yo creo que es un incidente menor pero en el espacio cualquier problema puede convertirse en grave por no existe la posibilidad de pedir ayuda al exterior y los tripulantes deben arreglarselas por si mismos.Es por estos que los requisitos para ser astronautas son tan altos porque cualquier persona normal al oír una alarma podría entrar en situación de pánico cosa que un astronauta no se puede permitir.

  6. La foto de los astronautas con las máscaras me trae a la memoria cierto incidente en un ascensor lleno de gente en el que uno de los usuarios había tenido una digestión algo pesada por culpa de haberse zampado el sólo una lata de fabada Litoral tres horas antes…

  7. Siempre me ha parecido peligroso que las dos Soyuz de emergencia estén situadas en un lado de la ISS.
    En caso de una emergencia grave y real por ejemplo un incendio descontrolado o una fuga de aire en la zona central de la estación podría dejar atrapados a la mitad de la tripulación. EEUU tiene que darse prisa con el programa tripulado para tener lista lo antes posible una Dragon o una CST-1000 y usarla como bote salvavidas.

  8. Oscar, hasta donde sé, el “peso muerto” en órbita no tiene importancia. La tiene a la hora de subirlo, pero una vez que está en órbita no. No hay que “arrastrarlo” ni empujarlo. Lo mueve su propia inercia.

    1. Pero sigue habiendo rozamiento con el límite de la atmósfera y las Progress y los ATV creo recordar se encargan de subir la órbita a menudo desde que ya no hay Shuttle. Si es cierto que la masa de la estación no es un factor de mucha importáncia, el combustible de las Progress es limitado. Creo que se refiere a eso…
      Lo que sí que un Shuttle enganchado no es muy aerodinámico y la ISS suele reorientar los paneles solares en el lado nocturno para disminuir su sección frontal y la resistencia “aerodinámica” (si se puede lamar así).
      http://en.wikipedia.org/wiki/Night_Glider_mode
      Lo de dejar un último Shuttle como “módulo extra” en la ISS no supondría en principio ningún problema aunque no sea la solución idónea (y todos los museos de EEUU querían su Shuttle), pero lo de reentrar en el cadáver de un Shuttle que lleva meses o años en órbita a merced de los micrometeoritos….yo no me arriesgaría a bajar en él

  9. Me preguntó en caso de un insendio incontrolable que no permita a los astronautas que se en contraran en el lado estado unidense de la estación. Pasar al lado Ruso para usara. La soyuz. Como escaparian?. Haciendo una a eva. Asta el lado ruso?. Y si una soyuz podria acoplarse en. El lado norte americano de la estación.

    1. No, porque el sistema de acoplamiento de las Soyuz es de tipo “sonda-cono”, con un lado “masculino” (el de la soyuz) y un lado “femenino” (el de la estación). El shuttle, sin embargo (y la futura Orión) utiliza un sistema “andrógino”, que sí se puede enganchar con otro exactamente igual. Hubo una Soyuz con dicho sistema (que, además, es de diseño soviético), que se utilizó en el Apollo-Soyuz Test Program, pero nada más.

      Como de costumbre, tienes muchísima más información en esta entrada de Eureka https://danielmarin.naukas.com/2012/06/25/como-se-acoplan-las-naves-espaciales/ Y es que creo que no hay tema que Daniel no haya tratado ya 🙂

  10. Y otra pregunta que se me ocurre si sucede esto estando una dragón acoplada y no hay mas remedio que meterse en ella o morir de forma inremediable abría alguna posibilidad mínima de regresar a la tierra vivos apesar de que esta cápsula no esta echa para transportar astronautas.. Ya que no tiene asientos ni sistemas de soporte vital..?

      1. Hombre, si está en la ISS George Clooney seguro que se sacrifica y se queda para manejar el brazo robot. Por un Nesspreso lo que haga falta…

          1. Pues tienes toda la razón. No me acordaba del entrañable Tiburón. Además, sus potentes piños servirían de cizalla en caso de que por alguna razón la Soyuz no se desacoplase (porque es tan duro el tío que no necesitaría ni traje espacial).

  11. Gracias daniel por tu respuesta. Pero en tonses si seria posible si alguno de los astronautas quisiera sacrificarse por sus compañeros al mas heroico estilo holiwoo. 🙂

  12. Afortunadamente hubo un ‘sector ruso’ en el que los astronautas pudieron refugiarse transitoriamente. Por alguna razón la autoproclamada ‘invulnerabilidad y superioridad’ tecnológica estadounidense esta chocando frecuentemente con la realidad.

    1. Supongo que eso será un chiste, ¿no?

      ¿Cuándo han dicho los de la NASA que su tecnología sea ” invulnerable”? Superior sí, pero ¿invulnerable? haz el favor de poner enlaces a esas afirmaciones. Tener una tecnología sofisticada no significa que estés libre de accidentes y fallos. Te permite hacer equipos más compactos, rápidos y que ofrezcan más por menos, pero no te “invulnerabiliza” frente a fallos mecánicos o de diseño. La tecnología es así. La astronáutica es una ciencia práctica, tecnología en estado puro. Si haces mal algo, la puedes cagar, como bien saben los de la NASA, los de la ESA, los de ROSKOSMOS o los de la JAXA. Y eso no entiende de ideologías.

      Por otro lado, que la electrónica occidental es en general superior a la rusa creo que es algo evidente. Siempre ha sido así y no hay que rasgarse las vestiduras por ello. La URSS (y Rusia) saben hacer productos robustos y duraderos (que me lo digan a mí, que todavía tengo funcionando un proyector y una cámara de fotos rusa), pero relativamente poco sofisticados. Su robótica y su electrónica siempre han estado unos pasos por detrás de la occidental. Incluso en materia nuclear, sus cabezas atómicas siempre fueron mucho más pesadas que las occidentales y por eso sus cohetes lanzadores tenían que ser más potentes.

      Sí, por fortuna los astronautas se han podido refugiar en la sección rusa, pero por lo mismo, seguro que a los rusos les habría encantado disponer de la electrónica occidental en alguna de sus fracasadas sondas planetarias, ¿no? ¿Hablamos de los fracasos de rusos y americanos en Marte? ¿Comparamos resultados científicos de rusos y americanos en el Planeta Rojo o en Venus? Sería interesante.

      Yo todavía estoy esperando que algún día una sonda de Roscosmos aterrice en Marte y haga un trabajo parecido al de las Viking o a los rovers del JPL (ya veremos qué pasa con ExoMars), o que otra sonda rusa se ponga a orbitar Júpiter o Saturno y compita en caudal de información con la Cassini, la Galileo o con las Voyager. O con la Magallanes, ya puestos a hablar de Venus.

      Repito, ¿comparamos resultados científicos?

      1. Mi comentario apuntaba en realidad a las proclamas propagandísticas de las cadena de’información’ estadounidenses. No es una crítica a la NASA. Tu reacción inusualmente emocional y airada luce muy poco racional. No te ofendas.

        1. Claaaro… Cuando te ponen en evidencia por poner una simpleza como esa en un comentario tu reacción es la de “sostenella y no enmendalla” , decir a toro pasado que te referías a las “proclamas propagandísticas” yanquis (como si los rusos o los chinos o los franceses no hiciesen la suya) y soltar que el que te critica lo hace de forma “inusualmente emocional y airada [y] luce muy poco racional” y así tu ego queda a salvo porque no te gusta que te lleven la contraria ¿verdad?

          De verdad, es penoso que en un blog tan estupendo y bien documentado como este encontremos comentarios tan poco maduros y tan hiperideologizados como los que sueltan aquí algunos “aficionados” a los que supongo bastante jóvenes y que se creen que el mundo ha nacido con ellos.

          Mira que no siento una simpatía especial por los EEUU (no me caen ni bien ni mal, unas cosas de su sociedad y de su sistema económico me gustan y otras muchas no), pero el antiamericanismo infantiloide que supuran muchos comentarios en este foro (o que cualquier crítica a Rusia y sus cosas suponga que te cuelguen el sambenito de “antirruso”) es de aurora boreal.

          En fin…

          1. ‘ comentarios tan poco maduros y tan hiperideologizados como los que sueltan aquí algunos ‘ Me parece que proyectas tu propia conducta

            http://es.wikipedia.org/wiki/Proyecci%C3%B3n_(psicolog%C3%ADa)

            Mi comentario se refería a proclamas de medios de propaganda como la CNN, por ejemplo. Concuerdo en que no debe arruinarse este foro con este tipo de comentarios, por lo cual este es mi último mensaje al respecto. Y te pido disculpas si he golpeado tu anglofilia herida. No voy a entrar en discusiones ideológicas que estuvieron de moda hace un cuarte de siglo. Son obsoletas y no me interesan.

            Adios

          2. Tranquilo, Adrián.

            Cuando quieras, ponemos los titulares de artículos de cierta prensa argentina sobre el éxito del segundo ensayo de una etapa del futuro (si el programa llega a buen fin) Tronador II. Ni la malévola CNN se atrevería a tanto…

  13. Para se ver que não se pode pensar que a midia ocidental seja a mais pura e fiável fonte da verdade.Há que se ouvir outras vozes.Agora mesmo eu me pergunto:será mesmo a Russia a culpada por tudo que acontece na Ucrânia?Continuará Energia insistindo em lançadores produzidos em sociedade com este país?

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 14 enero, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • ISS • NASA • Rusia