Bienvenido, 2005 YU55

El próximo día 8 de noviembre a las 23:28 UTC, un asteroide de 400 metros pasará muy cerca de la Tierra, a tan sólo 324600 kilómetros. O lo que es lo mismo, un 85% de la distancia entre nuestro planeta y la Luna. La criatura se llama 2005 YU55 y fue descubierto hace seis años por Robert McMillan, del Steward Observatory (Arizona, EEUU). Obviamente está clasificado como un asteroide cercano (NEO, Near Earth Object) y peligroso (PHA, Potentially Hazardous Asteroid) de la familia Apolo, aunque no hay ninguna posibilidad de que colisione con la Tierra en los próximos 100 años (su nivel de peligrosidad es de 1 en la Escala Torino). En abril de 2010 ya se acercó a la Tierra lo suficiente para que se pudiesen obtener imágenes de radar mediante el radiotelescopio de Arecibo.

Se trata de una magnífica oportunidad para estudiar un NEO de tamaño considerable usando telescopios y radares localizados en tierra. Al fin y al cabo, no olvidemos que muchas propuestas de misiones espaciales tripuladas a asteroides tienen como objetivo cuerpos mucho más pequeños que 2005 YU55. En este sentido, es importante recordar que realizar una visita tripulada durante el sobrevuelo sería imposible debido a la elevada velocidad relativa del asteroide con la Tierra. 2005 YU55 alcanzará una magnitud de 11,2 la noche del encuentro, por lo que no será visible a simple vista. El siguiente encuentro cercano de este asteroide con la Tierra tendrá lugar en 2041.

No es la primera vez que un asteroide de este tamaño pasa tan cerca de nuestro planeta, pero en esta ocasión nos hemos enterado del sobrevuelo antes de que éste tenga lugar, algo poco frecuente. Por ejemplo, el asteroide 2010 XC15 pasó en 1976 a una distancia similar, aunque tuvieron que pasar 34 años para que el objeto fuese descubierto por los astrónomos. La próxima visita de un asteroide tan grande será en 2028, cuando 2001 WN5 se acerque a 248000 km de la Tierra. Aunque muy probablemente algún otro asteroide aún por descubrir nos sorprenda antes de esa fecha.

2005 YU55 “visto” por el radar de Arecibo (NASA).
Geometría del encuentro (NASA).
Trayectoria del visitante en el cielo nocturno (Wikipedia).

5 comentarios

Participa Suscríbete

Manu Arregi Biziola Manu Arregi Biziola

Si, desde Tele5, jajaja
Perdón por la broma, pero es que creo que ayer lo dijeron.
Si no eres un observador experimentado, muy, muy difícil de ver. Con prismáticos diría que imposible. Brilla poco y, sobre todo, presenta paralaje. Es decir, te tienes que calcular tus circunstancias locales para encontrarlo y seguirlo

Anonymous Anonymous

Hay alguna web que haga el seguimiento ese día. Se sabe por donde va a pasar y a que hora para decirle a los amiguetes que en ese momento esta pasando una roca de 400 metros encima de sus cabezas 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *