La NASA planea una misión tripulada a la Luna en 2019

¿Veremos un hombre alrededor de la Luna en 2019? Si los planes de la NASA se cumplen, todo parece indicar que sí. El pasado 14 de septiembre la NASA presentaba oficialmente el que debe ser el sustituto del transbordador espacial, el nuevo cohete pesado SLS (Space Launch System), al mismo tiempo que confirmaba el calendario provisional de vuelos para este lanzador. Debido a las restricciones presupuestarias, el objetivo del SLS no está nada claro todavía, pero la NASA espera usarlo para misiones tripuladas en órbita lunar o para visitar asteroides cercanos.

Las dos versiones del nuevo cohete SLS de la NASA. SLS Block 1, con capacidad para 70 toneladas en órbita baja (a la izquierda) y el Block 2, con capacidad para 130 toneladas (derecha). La versión Block 1 se emplearía en las primeras misiones lunares (NASA). 


¿Veremos finalmente una Orión en órbita lunar en 2019? (NASA).

Según el plan de la NASA, el primer lanzamiento del SLS (SLS-1), sin tripulación, tendría lugar en 2017 y serviría para colocar una nave Orión/MPCV alrededor de la Luna. Pero habría que esperar hasta 2021 para ver la primera misión tripulada, durante la cual cuatro astronautas alcanzarían la órbita lunar a bordo de otra Orión. De todas formas, no sería hasta 2032 cuando hiciera aparición la versión pesada del SLS con capacidad para colocar 130 toneladas en órbita baja.

Este plan pronto fue criticado por todos los flancos. A la falta de un objetivo claro y el elevado coste del programa, se sumaba el enorme tiempo que debía transcurrir entre lanzamiento y lanzamiento. Consciente de este problema, la NASA está sopesando la opción de lanzar la primera misión lunar tripulada del SLS (SLS-2) en 2019. Por supuesto, no se pisaría la superficie de la Luna, ya que para eso hace falta un cohete más potente y un módulo lunar, algo que no estará disponible antes de muchos, muchos años. Es decir, la misión sería una repetición de la gesta que realizó el Apolo 8 hace casi 43 años. Por supuesto, esta misión lunar depende a su vez del desarrollo de la Orión, que debe volar por primera vez sin tripulación (OFT-1) a bordo de un cohete Delta IV Heavy en diciembre de 2013.

Y hablando del MPCV/Orión, no olvidemos que siguen las conversaciones entre la NASA y la ESA para construir esta nave de forma conjunta. La ESA se encargaría de diseñar el módulo de servicio de la Orión usando la tecnología del ATV europeo, lo que permitiría a la NASA ahorrar una cantidad importante de tiempo y dinero en el proyecto. Personalmente, creo que hay muy pocas probabilidades de que esta “euro-Orión” salga adelante, pero de hacerlo sería un aliciente significativo para mantener las misiones lunares.

La “euro-Orión”: una nave Orión con el módulo de servicio europeo (BBC).

Por otro lado, vamos conociendo más detalles del SLS. Ahora sabemos que la versión inicial con capacidad para 70 toneladas se denominará SLS Block I y contará con cuatro motores principales del shuttle (SSME o RS-25D) en su primera etapa (uno más del número inicialmente previsto). Aunque no dispondrá de segunda etapa, estará dotado de una fase criogénica iCPS (interim Cryogenic Propulsion Stage) para mandar a la nave Orión en una trayectoria lunar. La iCPS será a su vez una modificación de la segunda etapa del Delta-IV. Los cohetes de combustible sólido (SRB) tendrán cinco segmentos (en vez de los cuatro de los SRB del transbordador) y no serán reutilizables (se hundirán en el Atlántico). En 2023 hará su aparición la versión Block 1A, con una capacidad de 100 toneladas. Tendrá motores principales no reutilizables (RS-25E) y los SRB serán de un diseño avanzado con más potencia, aunque no se descarta sustituirlos por aceleradores de combustible líquido (kerolox). El Block 1A tendrá una etapa criogénica más avanzada denominada CPS (Cryogenic Propulsion Stage). Finalmente, en 2032 despegaría la versión pesada del SLS, el SLS Block 2, con cinco RS-25E y una segunda etapa dotada de tres motores J-2X.

Versiones del SLS.
Un SLS Block 1 parte hacia la Luna (NASA).
Motores del SLS (NASA).

Hay que enfatizar que el SLS es la última esperanza que tiene la NASA para crear un programa tripulado más allá de la órbita baja (BEO, Beyond Earth Orbit). Bajo el programa CCDev se están desarrollando actualmente varias naves tripuladas (Dragon, Dream Chaser, CST-100, etc.), pero ninguna de ellas será propiedad de la NASA. Si la MPCV/Orión sale adelante, la agencia dispondrá de un vehículo propio, pero sin el SLS no tendrá capacidad para misiones BEO.

¿Podrá la NASA encontrar el dinero para desarrollar el SLS y la Orión al mismo tiempo que financia las operaciones de la ISS en un panorama de crisis económica mundial? Una tarea difícil, sí, pero no imposible. Lo que resulta más complicado es evitar que alguna de las próximas administraciones cancele un programa cuyo objetivo principal parece limitarse a repetir los éxitos de las primeras misiones Apolo. En cualquier caso, me encantaría ver un ser humano en órbita lunar dentro de ocho años. Esperemos que la NASA no nos defraude esta vez.

Calendario provisional de misiones del SLS:

  • SLS-1 (2017): Block 1. Colocará una Orión/MPCV no tripulada en órbita lunar.
  • SLS-2 (2019 o 2021): Block 1. Misión lunar tripulada con una Orión en órbita lunar.
  • SLS-3 (2022): Block 1. Misión por decidir (¿misión lunar tripulada con una Orión?).
  • SLS-4 (2023): Block 1. Misión por decidir (¿misión lunar tripulada con una Orión?).
  • SLS-5 (2024): Block 1A. Misión de carga.
  • SLS-6 (2025): Block 1A. ¿Misión tripulada a un asteroide?
  • SLS-7 (2026): Block 1A. Misión de carga con los primeros motores desechables RS-25E.
  • SLS-8 (2027): Block 1A. Misión por determinar.
  • SLS-9 (2028): Block 1A. Misión por determinar.
  • SLS-10 (2029): Block 1A. Misión por determinar.
  • SLS-11 (2030): Block 1A con cinco RS-25E. Misión de carga.
  • SLS-12 (2031): Block 1A con cinco RS-25E. Misión de carga.
  • SLS-13 (2032): Block 2. Misión de carga.

En diciembre de 1968 Frank Borman, James Lovell y William Anders se convirtieron en los primeros seres humanos que viajaban alrededor de la Luna a bordo del Apolo 8. ¿Volveremos a ver una misión así en 2019?

Si te ha gustado esta entrada, puedes votar por Eureka en los Premios Bitácoras 2011:



45 Comentarios

  1. que tristeza el rumbo que ha tomado la nasa. Yo la verdad no estoy muy emocionado con esta noticia que se ha dado, me parece que son noticias llenas de humo para lograr movimiento en los medios y en los circulos politicos para mantener la supremacia espacial (si es que ya no la ha perdido).. Todos sabemos que estos proyectos dependen exclusivamente del legislativo y no sabemos a ciencia cierta que puede pasar dentro de 8 años.. mucha tela por cortar.

  2. El hecho de que no esté previsto para el año 2050 (como casi todos los proyectos de la misma índole) le da un punto, a mi ver, de confianza.

    Y si no llegan pues mira, aún están los chinos.

  3. a dia de hoy me fio mas de que spaceX llegue antes a la orbita lunar que la nasa (opinion personal), que ya se a convertido en la organizacion de los 1001 sueños y poquisimos resultados debido a la politica, a la burocracia y a la crisis

    insisto, que la nasa se dedique a mandar al JPL a construir sondas, a encargarse del estudio y a terminar de una vez el JWST y a los astronautas y deje todo lo relacionado al transporte a compañias privadas

  4. Pienso que las posibilidades de este programa, son tan remotas, que deberían darlo ya por cancelado y usar el dinero en cosas más prácticas. Mejor esto que seguir creando falsas expectativas.

    ¿Se imaginan a Kennedy, diciendo…. En solo 25 años más, pondremos un hombre en la luna…. de nuevo… como hicieron hace 50….?

  5. Dudo que se lleve adelante este proyecto…Que dejen de gastar el poco dinero que tienen en proyectos imposibles y se dediquen a acabar los que tienen a medias que son varios. Por favor que terminen de construir el JWST…

  6. Lei en la web que hasta la podrian adelantar al ’18 si consiguieran los fondos, pero habria que ver que es lo que hacen las dos siguientes administraciones.

    Me encantaria saber que tipo de carga de 70+ toneladas podrian llevar.

  7. Pero bueno..Habiendo pisado la superficie de la luna con las apolo , las misiones de sobrevuelo sin planes para futuros alunizajes son un gasto inutil.

    Todo lo que no sea poner pie alli y una base lunar son repetir lo ya realizado.

    que lo hagan los chinos o rusos tiene algo de sentido pero no para quien ya ha estado alli

    1. nunca llegaron a la luna amigo… apenas están desarrollando con “morpheo” el módulo lunar que nunca fue desarrollado y por ende nunca alunizaron ni fueron propulsados fuera de la luna… todo lo que haga la la NASA respecto a la luna en adelante será por primera vez…

  8. Parece que a ESA le gusta proyectar módulos de servicio para naves espaciales en conjunto. Primero fue con Rusia y ahora con la NASA. De aquí sólo falta que proyecten un módulo de servicio para una Shenzhou. Yo no sé cómo es que los europeos nunca han podido tener un programa espacial más ambicioso.

  9. Quizás (Y digo quizás) si en la NASA se dan cuenta de que los grandes presupuestos son cosa del pasado (desgracidamente) y que le exploración espacial tripulada pasa, inevitablemente, por la cooperación internacional, quizás veamos esa euro-Orión, lo cual sería mucho más beneficioso para ambas agencias. A la ESA porque así no tiene que desarrollar un vehículo propio tripulado, y para la NASA porque se ahorrarían auténticas millonadas en vehículos de servicio, que además, ya han demostrado sobradamente su capacidad.

    ¿La euro-Orión una locura? Pues sí. Una locura muy sensata y una opción de sentido común…Que suele ser el menos común de los sentidos.

    Un saludo!

  10. Parece que se concretan lso detalles, eso me parece buena señal. Y si además se ocncreta el objetivo a un vuelo circunlunar, aunque sea “modesto” , y una repetición del Apollo-8, es una meta sensata y tangible.

    Y si además se introduce el módulo de servicio europeo, se crean sinergias entre NASA y ESA y se ahorran costes, francamente sería motivo de orgullo para nosotros que nuestro dispositivo sirviese a la MPCV.

  11. Lo de siempre: humo, humo y más humo.
    Y aunque esta misión se llevase a cabo, ¿Dónde está el mérito? ¿De verdad podemos considerar un mérito repetir una misión de hace 50 años (en 2018-19) con una tecnología medio siglo más avanzada? Bueno, seguro que algún experto en marketing se las apañaría para convencernos de que sí lo es, aunque no sea cierto.

    Nada, no tiene sentido. Es una pérdida de tiempo. En la NASA se pasan el día haciendo infografías y animaciones muy bonitas de lo que NO van a hacer.

    El único que puede hacer que las intenciones de la NASA se cumplan, es el dinero; el que maneja el dinero es el ejecutivo; y si el ejecutivo no tiene ningún interés en la exploración espacial tripulada, pues se acabó, no hay más que hablar ni nada que rascar. En esto se pone siempre el ejemplo de Kennedy porque es el único precedente que tenemos:
    “Tenemos que ir a la Luna”.
    Punto. No se discute, no se especula. El comandante supremo, el presidente de los Estados Unidos ha dicho que hay que ir a la Luna en tal fecha y a la Luna nos vamos en tal fecha. Eso es liderazgo político.
    Sin liderazgo político, no hay espacio. Y sin que el líder político tenga un motivo para ir al espacio (en el caso de Kennedy, la pugna con la URSS), tampoco se consigue nada. Así que, para tomarse en serio cualquier anuncio de una exploración tripulada del espacio, tiene que existir el siguiente contexto:

    1.-Una justificación para ir.
    Una competición, una rivalidad es, probablemente, la única justificación válida. Competir contra uno mismo quizás sea enriquecedor para esa persona pero a los demás les importa muy poco y por eso no van a implicarse en algo que sienten que no les atañe.

    2.-Dinero.
    El más obvio, pero no el más importante. Puedes tener todo el dinero del mundo que sin un motivo para salir el espacio, no vas a lograr nada. De dónde se saque el dinero, eso es algo que queda en manos de quienes lo administran y ellos sabrán mejor cuál es la fuente idónea, si es que la hay. Obviamente, en un panorama de crisis económica mundial, este punto flaquea y mucho.

    3.-Liderazgo político.
    Alguien tiene que poner fechas, alguien tiene que decir lo que se ha de hacer y cuándo y, sobretodo, alguien tiene que haber para rendirle cuentas y para vigilar que los encargados del proyecto no empiecen a divagar, retrasando el programa.

    4.-Energía.
    Un montón de energía fácilmente accesible y aprovechable. Lo que hicieron hace 50 años estuvo muy bien y con lo que tenían se apañaron muy dignamente. Ahora bien, si queremos ir un pequeño paso más allá, entonces es fundamental que en este campo demos un verdadero paso de gigante.

    5.-Interés en la gente para ir al espacio.
    Porque, básicamente, es la que paga. No hace falta que sea una civilización de astrónomos, ni siquiera una sociedad científica -me remito, de nuevo, a hace 50 años-, basta con que la gente se conciencie de lo imperioso que es que su nación tenga supremacía espacial para que no la tengan sus enemigos. Lo que nos lleva al último punto.

    6.-Sociedad competitiva.
    Algo como la exploración espacial, sólo puede tener justificación en un marco de competición contra alguien. El Universo es muy grande y muy inhóspito y explorarlo como una unidad -la humanidad en conjunto- sólo crea un gran individuo muy solo en mitad de la nada. En cambio, en una competición, en una rivalidad, el deseo de vencer al otro puede ponerte en el espacio sin que te des mucha cuenta. Ya no eres tú contra el Universo, sino tú contra otro como tú, y eso ya lo puedes manejar mejor. En una sociedad llena de amigos forzados y enemigos reprimidos, la exploración espacial se torna una hipócrita y falsa serie de fotos con sonrisas forzadas que por dentro desean apuñalar al que tienen al lado. Eso lo vemos en el hecho de que sólo tiene sentido recurrir a la cooperación internacional cuando no llega el dinero.

  12. Lo que no entiendo es porque se tiene que esperar a tener la versión de 130 Tn. Se puede lanzar el LEM aparte, dejarlo orbitando en la luna, luego enviar la nave tripulada y engancharse en la órbita lunar.

    Hace unas semanas escribí en Zemiroka la famosa frase del diseñador de aviones Sidney Camm cuando cancelaron el avión TSR-2: «Todas las aeronaves modernas tienen cuatro dimensiones: envergadura, longitud, altura y política. El TSR-2 simplemente tenía las tres primeras.» Lo mismo aplica para el SLS

  13. @Starfish: las misiones en órbita lunar serían con el Block 1 de 70 toneladas. En cuanto al módulo lunar, la NASA no tiene dinero para desarrollarlo, así que no habrá misiones a la superficie en 15 años como mínimo, si es que alguna vez deciden ir a por ellas.

    Saludos.

  14. un lindo relato de ciencia ficcion para una nave que dudo que llegue a buen puerto. la NASA al parecer necesita presupuestos infinitos y tiempos extralargos para hacer de nuevo lo que un Saturno V hacia de maravillas. ir a la luna…….. y ahora necesita ayuda de europa con un modulo de servicio…….. no salgo de mi asombro. tal vez la ESA deba ponerse una fabrica de modulos de servicio que nunca llegan a la realidad como decia un comentario anterior.

  15. Buen Post y excelente aporte por parte del anónimo.

    Algunas misiones lunares anunciadas: (Pendiente de completar la lista)

    – Mapeo de la luna Misión GRAIL (Hace poco, un post aquí).
    – 2013: Vehículo lunar chino
    – Luna-Resurs/Chandrayaan-2 en 2013 y Luna-Glob en 2014
    – India anuncia misión tripulada a la luna en 2015
    – 2017: Segunda misión china (Recoger muestras con un robot y enviarlas a la tierra)
    – Misión lunar tripulada en 2019 (El post de hoy)
    – Base lunar NASA 2020 (Probable ubicación en los polos lunares).
    – Japón: Viaje a la luna para 2020 y base lunar en 2030
    – Los chinos a la luna en el 2025

    ¿Existe un iinterés real en volver a la luna o solo lo dicen porque otros también planean hacerlo en las mismas fechas?. Veremos lo que finalmente ocurre.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 1 octubre, 2011
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Luna • NASA • sondasesp