Lanzamiento y acoplamiento a la ISS de la misión Crew-8

Por Daniel Marín, el 6 marzo, 2024. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • ISS • Lanzamientos • NASA • SpaceX ✎ 159

La segunda misión tripulada de SpaceX en 2024 ya está en marcha. A las 03:54 UTC del 4 de marzo despegó la misión Crew-8 a bordo de la nave C206 Endeavouquintomediante un Falcon 9 Block 5 desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy (KSC). El lanzamiento, el 20º de SpaceX en lo que va de año, también era el 5º de la cápsula Endeavour y el primero de la etapa B1083, que aterrizó poco después del despegue en la plataforma LZ-1 de Cabo Cañaveral. Este fue el 279º aterrizaje de una primera etapa con éxito y el 205º con éxito de forma consecutiva. Los cuatro tripulantes de la Crew-8 son Matthew Dominick (comandante), Michael Barratt (piloto), Jeanette Epps (especialista de misión) y Alexander Grebionkin (Roscosmos, especialista de misión). Con estas cuatro personas, ya son 50 los seres humanos que SpaceX ha lanzado al espacio en un total de 13 misiones tripuladas (12 de ellas a la ISS).

Lanzamiento de la Crew-8 (SpaceX).

El único veterano de la misión es el piloto Michael Reed Barratt (64 años), que efectúa su tercera misión espacial tras participar en la Soyuz TMA-14 (2009) y en la STS-133 Discovery (2011). Como vemos, Barratt vuelve al espacio tras 13 años desde su última misión. Barratt, médico de profesión, trabajó en el Centro Espacial Johnson como médico de la NASA a cargo de la salud de los astronautas. En 2000 fue seleccionado astronauta de la NASA como parte del 18º Grupo de la agencia espacial. El comandante Matthew Stuart Dominick (42 años) fue piloto de F/A-18 de la armada de EE.UU. y ostenta el rango de comandante de la US Navy. Fue elegido por la NASA en 2017 para ser parte del 22º Grupo de astronautas. Alexánder Serguéievich Grebionkin (Александр Сергеевич Гребёнкин, 41 años), es el cuarto cosmonauta ruso que vuela a bordo de una nave Crew Dragon estadounidense. Trabajó como ingeniero del grupo acrobático Strizhí de la fuerza aérea rusa, en la que llegó a alcanzar el rango de mayor. Fue seleccionado candidato a cosmonauta de Roscosmos en 2018 y culminó su entrenamiento en el TsPK Yuri Gagarin dos años después.

Grebionkin, Barratt, Dominick y Epps (NASA).
Emblema de la Crew-8 (NASA).
Camino al espacio (SpaceX).

Jeanette Jo Epps (53 años) fue seleccionada astronauta de la NASA en 2009 como parte del 20º Grupo, pero no había podido volar al espacio hasta ahora. Ingeniera aeroespacial de formación, fue un activo de la CIA durante siete años y llegó a servir en Irak. En 2017 fue elegida para viajar a la ISS a bordo de la Soyuz MS-09. En enero de 2018 fue retirada de la misión sin explicaciones públicas y su lugar lo ocupó Serena Auñón-Chancellor (paradójicamente, Serena sería luego acusada por Roscosmos de agujerear la Soyuz en órbita tras una ruptura sentimental con un compañero de tripulación, unas acusaciones que nunca han sido demostradas adecuadamente). En 2020 Epps fue asignada a la primera misión operativa de la nave Starliner, pero sería también retirada de este vuelo, esta vez por culpa de los retrasos de la nave de Boeing. En agosto de 2023 se anunció que Epps sería parte de la misión Crew-8.

Traslado a la rampa (SpaceX).
Las firmas de astronautas que han volado en la Crew Dragon en la habitación de acceso a la cápsula (NASA).
La tripulación visita su cohete y la nave en la rampa (NASA).

La Crew-8 se acopló con la ISS 28 horas después del lanzamiento al puerto frontal del módulo Harmony, a las 08:00 UTC del 5 de marzo. 50 minutos más tardes se abrieron las escotillas y los cuatro astronautas de la Crew-8 accedieron al interior de la ISS para pasar a ser miembros de la Expedición 70 junto con Jasmin Moghbeli, Loral O’Hara, Andreas Mogensen (ESA), Satoshi Furukawa (JAXA), Konstantín Borísov, Oleg Kononenko y Nikolái Chub. Los cuatro primeros regresarán a la Tierra el 11 de marzo a bordo de la cápsula Crew-7 Endurance, acoplada al puerto zenit del Harmony. El  21 de marzo despegará la Soyuz MS-25 con Oleg Novitskiy, Tracy Dyson y Marina Vsiliévskaia, la primera cosmonauta bielorrusa, y el 22 de abril le tocará el turno a la Starliner Calypso, que llevará a cabo su primera misión tripulada con Sunita Williams y Barry Wilmore.

Epps, Barrett, Dominck y Grebionkin en el brazo de acceso a la nave a finales de febrero (SpaceX).
El cohete en la rampa (SpaceX).
Encendido estático de la primera etapa (SpaceX).
Aterrizaje de la primera etapa (SpaceX)-
Endeavour acoplada a la ISS (NASA).
Configuración actual de la ISS (NASA).
La tripulación de la Crew-8 junto al resto de miembros de la Expedición 70 (NASA).


159 Comentarios

  1. Curioso que vuele la Endeavour, que voló hace poco con la Crew-6 y siga en tierra la de la Inspiration4. Imagino que a esta la tienen para el vuelo con la EVA umbilical.

    1. miralo de esta forma asi entrenan la rehabilitacion entre misiones garantizando que la tienen disponible cada dos misiones.

      dejando la endeavor para otras cosas.

      eso mas que nada deja claro que spacex puede mantener la cadencia sin problemas.

      1. Sip. Sólo me pareció curioso. Además de que era la de la cúpula, también puede que le hayan hecho modificaciones específicas para la misión Polaris Dawn.

  2. Bueno ya que Carlos, nos deleito, con su gran comentario de Euler, y que creo que a todos los que nos gusta las mates, y la cienca, nos gusta el Ajedrez, os invito a Lichess.org…donde hacemos partidas los Rankianos inversores…

    https://lichess.org/

    Si os apuntáis me decis…

    s2

  3. Da gusto que el lanzamiento de un cohete espacial tripulado sea un evento aburrido. El espacio es cada vez más democrático. Hace años el espacio era un duopolio de dos grandes superpotencias y los astronautas eran superhéroes. Hoy en día hay turistas espaciales. EspacioX va al espacio como Iberia va a la atmósfera. India aspira a ser la cuarto país con un sistema de lanzamiento diseñado para tripulantes. Admiro mucho a Gagarin y a Armstrong pero con todo el respeto me quedo con los astronautas anónimos actuales.

    1. Bueno, hemos pasado de 2 potencias capaces del vuelo tripulado a 3. De momento es lo que hay, aunque sí, es un avance.
      Existe el turismo espacial desde hace tiempo, y si no pregúntaselo a los astronautas europeos y de otros países que viajaban en el Shuttle o los del programa Interkosmos. No veo mucha diferencia.
      Hay mucha, mucha gente detrás de cada vuelo «rutinario» exitoso, no deberíamos simplificar las cosas.

  4. Para el vuelo IFT-3 espero que Starship lo haga todo perfecto y aterrice en el agua ambas secciones. Pienso que se caerán losetas, pero que no las necesitará porque la fricción no será excesiva.

    1. por supuesto se espera que todo salga a la perfección, el mejor de los éxitos.

      hay que tener en cuenta que son prototipos y se esta probando de todo,
      que en esta etapa a veces se requiere que fallen cosas
      para aprender, mejorar, y poner a punto;
      pero hay un mínimo de margen de aceptación o umbral de éxito,
      obviamente no se puede estropear mucho porque hay mucha plata/recursos de por medio;
      como con el camino que tuvo que recorrer el Falcón 9 para ser plenamente operativo.
      hay que tener en cuenta que nunca se había hecho un sistema de tan grandes proporciones.

      estamos cerca del IFT-3, es emocionante eso

      1. Lo que me deja un poco preocupado a falta de información, es cómo habrán hecho para mantener la presión en el booster a la hora de hacer la separación en caliente de las etapas. Lo que se me ocurre es que hayan puesto COPV de Helio para presurizar. Pero ni idea, porque el objetivo era que fuera autopresurizado sin usar Helio.

        Y el tema de las losetas, que parece que están en un plano secundario en la lista de problemas. Y prefieren resolverlo más tarde (por los pocos cambios que se han visto al respecto). Puede tener sentido.

        De todas maneras, es increíble la cantidad de cosas nuevas que intentarán probar en este vuelo (trasvase de propelente, sistema de apertura de compuerta para dispensador tipo pez, y no sé qué cuantas cosas nuevas).

        1. bueno hoy por hoy con lo barato que es el sistema, que no se reutilice hasta que este fino no es importante. por tanto las losetas no son importante porque solo valen para la reentrada y la reutilizacion, si descartas eso por ahora incluso te puedes ahorrar peso y dinero en desarrollo, por ahora.

          pero aunque no se aprecia las losetan ha evolucionado mucho el sistema de fijacion y el control de calidad, no se montan igual que el primer vuelo

        1. Bueno, el tercero fue operativo. Pero las proporciones, tal como dice Jx. Son diferentes.
          Otra diferencia es que se intenta hacer de entrada la Starship reutilizable. Un Falcon 9 no desata el infierno que se produjo en el primer vuelo.

          Con este cohete intentan conseguir una revolución espacial. No es un paso más. Y los detalles son importantes, como el hot staging que proporciona un 10% más de capacidad de carga, o la falta de patas para aterrizar, para incrementar aún más la carga, y los motores raptor que son mucho más complejos que los Merlín, para conseguir la reutilización más eficiente posible.

          Si el objetivo fuera lanzar un cohete capaz de lanzar 150T al espacio, ya lo habrían conseguido.

          1. Policarpo, el Falcon-1 fue el que falló 3 veces y a la cuarta si cumplió…´

            El Falcon 9, voló con exito desde el principio…

            Y NO la SS actual es desechable y NO la pueden hacer llegar a órbita…

          2. Erick.

            En serio te agarras a la idea de que el Starship actual está diseñado para ser desechable y que no la pueden hacer llegar a órbita? Starship ha estado en el espacio (altura alcanzada de 149Km), y si no ha llegado a la velocidad orbital de 28000km/s y se ha quedado en los 24000, ha sido por un error humano fácilmente subsanable.

          3. Erick. En cualquier caso, estoy seguro que el vuelo IFT-3 lo disfrutarás como el resto de espaciotrastornados y te alegrarás de sus avances.

          4. El Falcon 1 era un cohete de prueba de tecnologías.
            Lo hicieron así porque si hubieran tenido que iteracionar con modelos de Falcon 9 habrían ido a la quiebra. Además, llevaba carga útil para intentar amortizar las pruebas.
            La diferencia es que hoy SpaceX cuenta con mucho más dinero, tiempo y recursos que entonces. Hoy día muchas empresas imitan este sistema para poder ir creciendo sin arriesgar en intentar abarcar demasiado, aunque sus planes a medio plazo sean muy ambiciosos (Relativity, PLD, etc..)

  5. Se dejó de lanzar cohetes Saturno V, porque eran casi tan caros como un SLS (inflación aplicada). Starship va en dirección contraria con el precio. En el peor de los casos, que sea el mismo precio que un Falcon 9. Con ello, se permitirá que tenga una larga vida, y que no haya que llenarla hasta los topes para que merezca la pena lanzarla.

    Starship, tengo la esperanza de que sea la distribución eléctrica del siglo pasado. El inicio de toda una economía privada basada en el espacio. Y si no es así, no pasa nada. Las cosas habrán mejorado en cuanto a capacidad tecnológica. Lo que no sé si funcionará, será el intento de sustituir a los aviones para vuelos de largo alcance. Depende del precio del billete, supongo. De nuevo, si no fructifica, al menos se habrá intentado.

  6. Un O.T. más:

    ¿Alguien tiene noticias de la Voyager 1?

    ¿Siguen intentando recuperar las comunicaciones –y recuperar la transmisión de datos-? ¿O la han dado ya por «muerta»?

Deja un comentario