El programa espacial ruso después de la ISS: estación orbital ROSS y nave tripulada PTK-ROS

Por Daniel Marín, el 27 julio, 2022. Categoría(s): Astronáutica • ISS • Rusia ✎ 175

El flamante jefe de la corporación estatal Roscosmos, Yuri Borísov, se reunió el martes 26 de julio con el presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, y le comunicó que ya se había tomado la decisión de abandonar la Estación Espacial Internacional (ISS). La noticia ha conmocionado a la comunidad espacial y no espacial. Pero la clave es el cuándo. Porque en realidad el comunicado es muy vago y se habla de dejar la ISS «después de 2024». Es decir, podría ser en 2025… o en 2030. Por tanto, por ahora no hay nada definitivo. En cualquier caso, no es la primera vez que Roscosmos anuncia que está sopesando dejar la estación a partir de 2024, que es la fecha en la que finaliza el actual acuerdo para mantener operativa la estación. Desde la anexión de Crimea en 2014 han sido numerosas las declaraciones en Rusia a favor de terminar la participación en la ISS separando algunos módulos del segmento ruso para crear una estación totalmente rusa (denominada ROS). En 2020 estos planes fueron más allá con la introducción del proyecto de estación orbital ROSS —con una ‘S’ más—, una nueva estación que, en algunas de sus variantes, estaría formada por módulos totalmente nuevos.

La estación ROSS en su configuración final a partir de 2030.

A pesar de todas estas declaraciones y planes, la postura oficial de Rusia ha sido en la práctica más moderada y se ha inclinado por continuar en la ISS hasta 2030 —o, al menos, hasta 2028—, como el resto de socios del proyecto. No obstante, en febrero de 2022 Rusia invadió Ucrania y las cosas nunca volverían a ser iguales. Desde ese momento, el jefe de Roscosmos, por entonces el ‘exhuberante’ Dmitri Rogozin, insistió en repetidas ocasiones en el deseo ruso de abandonar la ISS e incluso amenazó de forma más o menos velada a los Estados Unidos con abandonar la estación de forma casi inmediata, lo que significaría condenar a la estación a una muerte segura en cuestión de un año, aproximadamente. Si alguien pensaba que con la marcha de Rogozin las cosas iban a cambiar en este punto, estaba muy equivocado. Borísov es partidario de continuar con el proyecto ROSS, que, como ya vimos el pasado enero, ahora es una estación situada en una órbita muy inclinada que estará formada en una primera fase por dos módulos de gran tamaño de 20 toneladas cada uno y, más adelante, por cuatro módulos principales. De todas formas, insistimos en que, por el momento, no hay evidencias firmes de que Rusia se retire de la ISS antes de 2030.

Yuri Borísov sustituye a Dmitri Rogozin al frente de Roscosmos (Roscosmos).

Lo que sí está claro es que Roscosmos apuesta por ROSS como sucesora de la ISS, lo que en sí mismo es una sorpresa dada la complejidad del proyecto. Al mismo tiempo que Borísov informaba a Putin de estos planes, Roscosmos publicaba una entrevista a Vladímir Solovyov, el antiguo cosmonauta y ‘constructor general’ de la empresa RKK Energía, contratista principal del proyecto ROSS. La entrevista confirma los puntos principales que ya conocíamos desde el año pasado: ROSS (Rossískaia Orbitálnaia Sluzhébnaia Stantsia, ‘estación orbital rusa de servicio’ – РОСС, Российская Орбитальная Служебная Станция) será una estación totalmente rusa situada en una órbita muy inclinada, probablemente polar (96,8º) y a 334 kilómetros de altura con el objetivo de cubrir la mayor parte de la superficie terrestre (la ISS está situada en una órbita de 51,6º). El primer módulo de la estación será el NEM (Nauchni-Energuetícheski Modul, ‘Módulo científico-energético’), inicialmente construido para la ISS. A continuación se lanzará un módulo nodo con seis puertos de atraque, similar al módulo Prichal que se acopló el año pasado a la ISS, junto con un módulo esclusa. Ambas misiones se llevarán a cabo mediante dos cohetes Angará A5M lanzados desde Vostochni. Luego, también en 2028, despegará la primera tripulación de ROSS a bordo de una Soyuz, y también se lanzarán las naves de carga Progress que hagan falta. Eso sí, para alcanzar la órbita de ROSS será necesario usar el cohete Soyuz-2.1b, ya que el actual Soyuz-2.1a iría muy justo en cuanto a margen de carga útil para alcanzar una órbita tan inclinada. Estas tripulaciones estarán formadas por dos cosmonautas en vez de tres.

Configuración inicial de ROSS con los módulos NEM, BM, el nodo y la esclusa (Roscosmos).
Detalle del módulo NEM (Roscosmos).
Posibles órbitas estudiadas para ROSS y sus pros y contras (Roscosmos).

Posteriormente se acoplará el Módulo Base (Bazovi Modul, BM), un clon del NEM, también de 20 toneladas. Tanto el módulo NEM como el BM dispondrán de dos camarotes y un baño cada uno. Con el BM ROSS habrá alcanzado su configuración inicial, con una masa de 55 toneladas y un volumen de 217 metros cúbicos. Como ya se sabía, una de las principales diferencias de ROSS con la ISS o la Mir es que no estará permanentemente habitada, sino que se enviarán una media de dos o tres tripulaciones al año que permanecerán unos pocos meses en órbita cada una. Esto permitirá ahorrar costes, aunque la razón oficial es que, de esta forma, se podrán realizar mejores experimentos en microgravedad y observaciones de la Tierra y el cosmos más prolongadas. En 2030 comenzará la segunda fase de ROSS, con el acoplamiento de otros dos módulos de 20 toneladas. Estos módulos son los mismos que ya habíamos visto el año pasado: el Módulo de Misión (Tselevoi Modul, TsM) y el Módulo de Producción o Fabricación (Proizvodstvenni Modul, PM). Estos módulos, aunque parecidos al NEM y al BM, tienen un diseño ligeramente diferente e incluirán dos puertos de atraque, una sección de propulsión de mayores dimensiones y paneles solares más pequeños. También se añadirá un módulo pequeño con un brazo robot que se usará para dar servicio y lanzar satélites. Con estos módulos, la estación tendrá una masa de 122 toneladas y un volumen de 505 metros cúbicos. Roscosmos quiere utilizar ROSS como plataforma de observación de la Tierra para misiones tanto civiles como militares, además de como nodo para el despliegue de constelaciones de satélites de pequeñas dimensiones, entre otras aplicaciones.

Los módulos de ROSS a partir de 2030. Se aprecian antenas de radar y otros instrumentos para observación de la Tierra (Roscosmos).
Detalle del módulo de misión TsM (Roscosmos).
Nave tripulada PTK-ROS, versión de la Oryol para LEO (Roscosmos).

A partir de 2033 se utilizará la nueva nave tripulada para enviar tripulaciones a la estación ROSS. En este punto sí hay novedades, pues parece que Roscosmos ha recobrado algo de cordura. Recordemos que los planes de finales de 2021 hablaban de cancelar la nueva nave tripulada PTK Oryol —«águila»—, de unas 20 toneladas y concebida para misiones lunares, en favor de una versión reducida apodada Orlyonok —«aguilucho»—. La razón era emplear los cohetes Soyuz-2 o Soyuz-5 para lanzar una versión reducida de 7,7 o 12 toneladas, respectivamente, lo que permitiría prescindir del gran Angará A5M que requiere la Oryol tradicional. Se llegaron a proponer más de cuatro versiones de la Orlyonok para estos lanzadores en sus variantes tripuladas y de carga (PTK-MS, PTKS, GVK, GTK, etc.), una auténtica locura logística. Pues bien, ahora RKK Energía y Roscosmos favorecen mantener una Oryol de 20 toneladas para vuelos a ROSS, aunque deberá ser modificada para este cometido (no olvidemos que fue creada para misiones lunares). La nueva nave Oryol de órbita baja se llama PTK-ROS o TTO-ROSS. Dos Oryol PTK-ROS al año podrán llevar la misma carga que dos Soyuz y tres Progress (cada Oryol puede llevar 4 cosmonautas y 500 kg de carga). Junto a la versión tripulada «normal» se desarrollará una versión de carga con un segmento trasero presurizado y otra variante de carga para transportar elementos no presurizados en el exterior, necesarias para la construcción de ROSS. En principio estaba previsto que la Oryol volase sin tripulación en 2027 y se acoplase con la ISS en 2028, aunque habrá que ver si estos planes se mantienen en vista del volátil ambiente geopolítico actual.

Las variantes de la PTK-ROS para la estación ROSS (Roscosmos).
La estación ROSS en su configuración final a partir de 2030 (Roscosmos).

Por tanto, todavía no está nada claro que Rusia se haya decidido a abandonar la ISS en 2025. Aún queda mucho para que ROSS esté lista en 2028 —la construcción del NEM no ha finalizado y la del BM ni ha comenzado—, así que, si dejan la ISS, el país se quedaría al menos cuatro años sin programa espacial tripulado. Por otro lado, Roscosmos lo va a tener muy complicado, por decirlo de alguna menra, para encontrar la financiación que le permita desarrollar ROSS, sobre todo en un clima de amplias sanciones occidentales (y, por si alguien se lo pregunta, Rusia no puede lanzar nada a la Estación Espacial China debido a la órbita en la que se encuentra esta última). En cualquier caso, está claro que los socios de Rusia en la ISS (EE.UU., ESA, Japón y Canadá) no pueden arriesgarse a que esta posibilidad se haga realidad y deberían empezar desde ya a desarrollar las tecnologías que permitan mantener la ISS operativa sin Rusia, pues sin la contribución de Roscosmos la estación no podría permanecer en órbita*.

 

*: La NASA ha experimentado recientemente con usar la nave de carga Cygnus para elevar la órbita de la estación, pero conviene recordar que esta capacidad se halla todavía en una fase de pruebas. A día de hoy ni la Cygnus, ni la Crew Dragon ni el HTV pueden mantener la ISS en órbita. Sin duda, con inversión y tiempo suficientes, nadie duda de que la NASA logrará su independencia de Rusia en este aspecto, pero, por el momento, no la tiene.

Referencias:

  • Russki Kosmos nº 42 (Roscosmos).
  • https://iz.ru/1371150/2022-07-27/v-ran-rasskazali-o-planakh-rossii-plavno-vyiti-iz-proekta-mks


175 Comentarios

  1. La verdad es que no entiendo porque nuestro querido Daniel pierde tiempo en estos proyectos Powerpoint de Rusia es decir que es más probable que hagamos contacto con una civilización extraterrestre que salgan adelante la única forma de que se haga realidad sería que le peguen una patada en el culo a Putin y company y que Rusia normalice sus relaciones con occidente que ya Sería mucho

  2. La ISS es el artilugio espacial más complejo construido. Y nació de la cooperación… no de una competencia. Que Rusia quiera abandonar la ISS y construir una estación propia… son malas noticias y un mal presagio…

  3. A EEUU creo que poco le importara que RUSIA deje de colaborar en la ISS, ya resolverá ese problema y para eso tiene de dos a tres años.

  4. Que más da sí Rusia se queda o se va de la ISS, la cual ya ha cumplido su vida util, lo que habrá que pensar es que partes de esta se pueden aprovechar para una nueva y mejorada ISS 2.0, proyectar plazos y presupuestos necesarios para llevarlo a cabo.

    También habría que pensar si la ISS 2.0 se usa como hub de partida para el regreso del hombre a la Luna y a nuevos Planetas, y que capacidades debería tener para este fin.

    Tal vez se debería dejar que otras empresas formaran parte de esta nueva estación, para llevar a cabo investigaciones científicas, e industriales.

    Pienso sí sería factible iniciar una posible estación con algún tipo de sistema gravitatorio y usarlo para su autofinanciación como hotel espacial.

    ¿Que opinais?

  5. He leido por aquí como algunos ven esa desconexion anunciada por parte de Rusia como una amenaza a la parte no rusa de la ISS. «los rusos amenazan con desconectar y no tenemos propulsión!»

    Otros han apuntado, muy correctamente en mi opinión, que occidente puede estar tranquilo ya que le daría tiempo a prepartar las medidas necesarias (nuevo modulo propulsor) antes de que Rusia puediera desconectarse

    Yo tambien creo que NASA/ESA/JAXA, tienen capacidad para diseñar, fabricar y enviar a la ISS un modulo que permita mantenerla en orbita y maniobrarla antes de que Rusia sea capaz de desconectar sus modulos y acoplarlos a una nueva Ross o de tener una Ross independiente que le permita prescindir de sus modulos de la ISS.

    Por ello, ¿no creeis que puede ser un escenario plausible que se invirtieran las tornas y que fueran los socios occidentales quienes pudieran en realidad amenazar con dejar a Rusia sin estación espacial al menos hasta que no tuvieran ROSS?: «Mira primo no te vas, te dejo yo y lo vas a pasar peor de lo que creias cuando me amenazaste con dejarme»

    1. Con todo mi respeto, pero, ni os dais cuenta de lo que está pasando???
      Había que perdonar a Hitler toda la matanza, para que siga con el programa de W Braun????
      Rusia está parazitando en el capital de la URSS totalmente en fines propagandísticos, y no por ninguna «bien de la humanidad ‘!!! Son hechos evidentes! Prefiere apoyar a esto???
      De verdad, con toda la información que hay… No lo entiendo estas leyendas urbanas!

      1. Me encantaría que señalases en que parte de su post el compañero Pablo sugiere algo de lo que dices, que no se entere de lo que está pasando, que «perdone a Putin» o que «apoye ésto».

  6. Interesante post, en Rusia se vive mucho de powerpointismo, pero se mueven en funcion de intereses politicos, posiblemente se de la construcción de esta estación espacial. soy de Venezuela y recientemente se firmaron acuerdos para la construcción de estaciones de seguimiento para el Glonass, cuestion que dudo sea solo para ese fin tales estaciones en tierra.

  7. Con todo mi respeto, pero, ni os dais cuenta de lo que está pasando???
    Había que perdonar a Hitler toda la matanza, para que siga con el programa de W Braun????
    Rusia está parazitando en el capital de la URSS totalmente en fines propagandísticos, y no por ninguna «bien de la humanidad ‘!!! Son hechos evidentes! Prefiere apoyar a esto???
    De verdad, con toda la información que hay… No lo entiendo estas leyendas urbanas!

  8. La EII nació en el marco de la era cooperación. A partir de 1990 la URSS dejó de existir como tal. La guerra fría había terminado y EEUU y Rusia eran amigos. Rusia necesitaba urgentemente abrirse al mundo para mejorar su economía.
    Han pasado 3 décadas. La economía rusa ya ha mejorado y el actual líder ruso sueña con reconstruir el imperio soviético. Esta reconstrucción es imposible sin chocar con EEUU y Europa. Algunas de las antiguas repúblicas soviéticas como Bielorrusia o Kazajistán aceptan de buen grado esta especie de de nuevo imperio soviético no comunista más o menos dirigido por Rusia. Sin embargo otras repúblicas como Ucrania, Georgia o Lituania prefieren el acercamiento a Occidente.
    En este nuevo contexto de dejamos de ser amigos otra vez y regresamos a la guerra fría un proyecto como la EEI deja de ser posible.
    La conquista del espacio no es un proyecto de toda la Humanidad porque hay millones de espacioescépticos, pero a parte de eso los espaciotranstornados del Mundo tienen posturas políticas irreconciliables. La conquista del espacio tenderá a ser doble. Por una parte EEUU y sus aliados tratatán de conquistar el espacio a su manera y Rusia y China a la suya.

  9. La guerra de Ucrania es el inicio del fin de la hegemonia de EEUU y sus paises chupamedias europeos, las ex-potencias colonialistas. La OTAN, asesina de niños, en Siria, Libia, Afganistan, la ex-yugoslavia y etc, perderá esta guerra y traera la debacle economica de los paises que la constituyen, para gran alegria de todos los pueblos que los odian en America, en Africa, y en Asia. Porque EEUU y Europa siguiendo la tradición que arrastran desde sus origenes solo han traido barbarie, destrucción y muerte al resto del mundo. En Europa pensaba Hegel cuando escribió: «la historia es una carniceria». Las catedrales goticas y los museos son el fruto indirecto del saqueo que sufrio el mundo en manos de la brutalidad racista y xenofoba de EEUU y Europa. Ya EEUU y Europa no son más las fabricas del mundo, solo son paisuchos turisticos habitados por racistas neoliberales e ignorantes. La Federación Rusa, otra vez, le hará morder el polvo al fascismo.

Deja un comentario