2014 UN271: el megacometa de 2031

Por Daniel Marín, el 23 junio, 2021. Categoría(s): Astronomía • Sistema Solar ✎ 174

Más allá del cinturón de Kuiper hay una zona inexplorada del sistema solar rica en objetos helados de todo tipo. Aunque todavía no se ha encontrado el hipotético Planeta 9, pueden existir otros objetos de gran tamaño en las afueras de nuestro sistema. Una muestra de esta riqueza oculta es el reciente descubrimiento de 2014 UN271, un «cometa» que promete batir múltiples récords. El objeto fue visto por primera vez en 2014 gracias a la campaña de observación DES (Dark Energy Survey), un estudio centrado en el análisis de la energía oscura que usa el telescopio Víctor M. Blanco de 4 metros, situado en Chile. El telescopio, dotado de la cámara DECam (Dark Energy Camera), observa grandes áreas del cielo —2,2º— en el visible y en el infrarrojo, lo que le convierte en un magnífico instrumento para descubrir asteroides y cometas. La campaña DES comenzó en agosto de 2013 y finalizó en enero de 2019. Tras finalizar la campaña, los investigadores Pedro Bernardinelli y Gary Bernstein descubrieron 2014 UN271 al comenzar a analizar la ingente cantidad de datos recabados por DES.

Órbita de 2014 UN271 (Wikipedia).

Si nos limitamos a los parámetros orbitales, 2014 UN271 es un cometa más de periodo muy largo que muy probablemente proviene de la nube de Oort (se acerca al Sol en una órbita casi parabólica con una inclinación de 95,45º). Además, su periodo podría alcanzar los dos millones de años (!) y pasará por el perihelio —el punto más cercano al Sol— en enero de 2031 a una distancia de 1642 millones de kilómetros del Sol (ligeramente pr fuera de la órbita de Saturno). Impresionante, pero nada que no se haya visto ya. Sin embargo, la sorpresa saltó al estimar su tamaño. Medir el diámetro de un objeto tan lejano es muy complicado, pero las primeras estimaciones arrojan un tamaño de entre cien y cuatrocientos kilómetros. 2014 UN271 fue descubierto a una distancia del Sol de casi 4400 millones de kilómetros —un poco menos que la distancia de Neptuno al Sol—, mientras que la última observación de DES en 2018 fue a casi 3500 millones de kilómetros.

2014 UN271 (Pedro Bernardinelli / https://twitter.com/phbernardinelli).

Un objeto de estas dimensiones no es un simple cometa. De hecho, no sabemos cómo denominarlo. Por definición, los cometas son «cuerpos menores» cuyos núcleos pueden tener como máximo unas pocas decenas de kilómetros (el cometa más grande conocido se cree que fue C/1729 P1, con un núcleo de unos cien kilómetros, aunque hay un error muy grande en las estimaciones). Evidentemente, no hay nada «menor» en 2014 UN271. Tampoco se puede decir que sea un centauro, que es como se denominan a los objetos con órbitas situadas entre Júpiter y Neptuno, a pesar de que existen centauros de muy gran tamaño (el más grande es Chariklo, con 260 kilómetros). Algunos investigadores lo han puesto en la categoría de objeto transneptuniano (TNO), pero no deja de ser un poco raro que un TNO esté por dentro de la órbita de Neptuno. Mientras creamos una categoría adecuada, podemos llamarlo simplemente «megacometa» (aunque este nombre también es confuso porque evoca la imagen de un cometa «tradicional» con su coma y sus colas, pero a la distancia que pasará del Sol UN271 no desarrollará mucha actividad).

En cualquier caso, estamos de enhorabuena. Los pasos por las cercanías del Sol de objetos tan grandes no deben ser nada habituales (aunque el hecho de que hayamos detectado un cometa de estas dimensiones en el lapso de nuestras cortas vidas significa que tampoco pueden ser muy poco frecuentes). Estudiar un megacometa de estas características es una oportunidad única que nos dará información de primera mano de los procesos de formación del sistema solar. Eso sí, si nos limitamos a observarlo desde la Tierra no podremos sacar muchas conclusiones. Lo ideal sería enviar una sonda a explorarlo. Evidentemente, para una misión de este tipo se requiere un lanzador muy potente y una sonda de pequeñas dimensiones, pero estos requisitos están dentro de nuestras capacidades tecnológicas. Una sonda similar a la New Horizons de la NASA, con una masa de 500 kg, que siga una trayectoria de alta velocidad parecida, podría sobrevolar 2014 UN271 en 2033 dos o tres años después de su lanzamiento (aunque el perihelio es en 2031, UN271 cruzará la eclíptica dos años más tarde y una sonda de este tipo emplearía una órbita de Hohmann clásica situada en el plano de la eclíptica para minimizar el gasto energético). Naturalmente, si lanzamos la sonda antes podremos alcanzar el punto de cruce con la eclíptica viajando a menor velocidad y, por tanto, con un lanzador menos potente.

Una década es tiempo más que suficiente para que alguna agencia espacial se anime —o, ya que estamos, varias— a visitar 2014 UN271, ya que, por el momento, no hay ninguna misión parecida en fase de desarrollo. La ESA lanzará en unos años la sonda Comet Interceptor con el objetivo de interceptar cometas de periodo largo procedentes de la nube de Oort o, con suerte, objetos interestelares como ‘Oumuamua. Pero Comet Interceptor solo podrá interceptar cometas que corten la eclíptica a una distancia del Sol parecida a la de la órbita terrestre, mientras que UN271 pasará a una distancia diez veces mayor. Por otro lado, cabe la posibilidad de que UN271 tenga un tamaño inferior a los cien kilómetros si en el momento de su detección ya poseía alguna actividad cometaria por culpa de la sublimación del hielo de nitrógeno o metano. Sea como sea, seguiría siendo un objeto muy grande, aunque, incluso en el perihelio, no podrá ser visible a simple vista desde la Tierra.

Mientras aprendemos más sobre 2014 UN271 y decidimos en qué categoría lo metemos, podemos imaginar qué pasaría si un objeto de estas dimensiones chocase contra algún planeta del sistema solar interior. Un impacto de un cuerpo del tamaño de un planeta enano con una trayectoria perpendicular a la de la eclíptica implica una velocidad prácticamente similar a la de escape del sistema solar, unos 42 km/s. La energía liberada no solo destruiría nuestra civilización y borraría del mapa a los humanos, sino que probablemente esterilizaría la Tierra sin problemas. Desviar un pequeño asteroide cercano de unos pocos kilómetros entra dentro de las posibilidades tecnológicas de nuestra civilización, aunque necesitaríamos años para desarrollar y construir una nave adecuada. Desviar un cometa de periodo largo procedente de la nube de Oort sería muchísimo más complicado al tener que interceptar el objeto fuera del plano de la eclíptica. Pero desviar un monstruo como 2014 UN271 está, ahora mismo, fuera de nuestro alcance. Aunque las probabilidades de que un objeto así choque contra nuestro planeta son despreciables, es inevitable sentir un pequeño escalofrío solo de pensarlo.

Referencias:

  • https://www.minorplanetcenter.net/mpec/K21/K21M53.html
  • https://www.newscientist.com/article/2281756-an-enormous-mega-comet-is-flying-into-our-solar-system/


174 Comentarios

  1. Un asteroide del tamaño de Texas haha, al final va a resultar que Michael Bay solo se pasó de frenada por poco. Un destructor total entrando a toda velocidad. Cierto, escalofríos.
    Esperemos que con la Starship nuestra capacidad de defendernos o escapar pasen a ser más razonables.
    Si se dirigiese a la Tierra, qué podríamos hacer en 10 años?

    1. Nada, pero en 50 años si se podría hacer algo, es por eso que apuesto que las agencias Mundiales colaboren en Defensa Planetaria…

      Necesitamos grandes naves iónicas con NEP, para llegar muy temprano a estos megacometas y poder cambiar su órbita…

    1. Un objeto tan grande con actividad cometaria, a como la está demostrando este, que para esa distancia tan grande del sol es bastante alta (se estima que incluso podría llegar a la magnitud 9 en perihelio, actual 19, lo que traducimos en una alta sublimación) no necesita golpear directamente la Tierra, con la nube de escombros de un nucleo comentario de 300 Km, definitivamente una posible lluvia de meteoros, en caso de cruzarnos con esta podría traer mucho más que particulas de polvo. Digo, unas cuantas rocas de varios cientos de metros y también décimos adios.

    1. Toda la frescura del Mentol Forte 100 grados…
      +
      Todo el poder extra despejante del Eucalyptus Gibsonensis…

      Apocalypto

      AAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH… ! ! !

      ¡Zas en toda la boca!

      (Consulte disponibilidad, producto de venta prohibida en ciertos países por recomendación de la OMS)

  2. De chocar con un planeta, podría ser con Marte, lo calentaría en extremo y le aportaría gran cantidad de agua. Igual lo hacia habitable de un guantazo 😉
    Vale, dejo de fantasear y me pongo a trabajar. No es culpa mía, es de Daniel por hacer estos artículos tan apasionantes.

    1. Hace unos años hubo un cometa que pasó relativamente cerca de Marte. De hecho, durante un tiempo se pensó que podría chocar. Habría sido un escenario interesante.
      Da que pensar… para los defensores de la posibilidad de que se pueda colonizar Marte, es evidente que el sistema de protección de asteroides y cometas terrestre debe ser lo suficientemente bueno como para también defender Marte… otro coste más a asumir por la Colonia. Imagino que para que cuadren las cuentas se les puede poner impuestos sobre el té. 😆

    2. Supongo que habrá simulaciones de este tipo de colisiones, pero yo así de primeras dudo de si una colisión de este tipo diera ser más perjudicial e beneficiosa para la habitabilidad de Marte.

      ¿Cuanta masa saldría expulsada? ¿diferencia neta con la aportada? ¿como se vería afectada la estructura del planeta? ¿ocasionaría efectos atmosféricos u geológicos adversos durante décadas? etc

      100 km es un «pepino» de consideración. Yo no lo veo, aparte de que si se pudiera hacer vería más lógico y factible llevarlo a na órbita próxima a Marte y digamos desguazarlo allí aprovechando los minerales para lo que fuera necesario y los restos bajarlos a Marte si así se considerara, pero todo de forma mas o menos controlada.

  3. FUERA DEL TEMA:

    Guardemos un minuto de silencio por el telescopio espacial Hubble (1990-2021), porque el fallo de la computadora de control de instrumentos NASA Standard Spacecraft Computer-1 o NSSC-1; por ese supuesto módulo de memoria dañado, no haya sido devastador.

    Otra cosa más de la que nos priva esta nueva década de los años 2020.

    Haz compañía eterna a tu hermano ruso Spektr-R (2011-2019). Del polvo de estrellas al polvo de estrellas.

    Y a ver si el telescopio James Webb despega de una vez…

    http://www.infoespacial.com/latam/2021/06/22/noticia-telescopio-hubble-funcionar.html

    https://www.businessinsider.com/nasa-trying-to-fix-hubble-space-telescope-computer-issue-2021-6?op=1

  4. Como diría «Hezulín»: «En doh palabrah, im prezionante».

    «desviar un monstruo como 2014 UN271 está, ahora mismo, fuera de nuestro alcance»
    Esta frase es muy certera, pero también es un reto para la imaginación y estimula el instinto de supervivencia.
    Ante una amenaza así, seguro que entre los casi 8000 millones de humanos saldrán muchas soluciones imaginativas y alguna viable. Mi primera propuesta, basada en el principio popular de que «un clavo saca a otro clavo»:

    Adosar a un asteroide del cinturón de asteroides, lo bastante pequeño como para poder moverlo a tiempo y mayor de la masa que podemos lanzar desde Tierra, un cohete, con una primera etapa de combustible sólido para que pueda encenderse rápidamente en el espacio aunque estuviera años esperando, capaz de poner el asteroide en la trayectoria del monstruo. El choque sería tan violento, y a tanta distancia de la Tierra, que o bien desviaría lo suficiente el monstruo, o lo destruiría y sus pedazos se dispersarían lo bastante lejos de nosotros.
    Se podrían tener previstos múltiples «asteroides motorizados» en muchas direcciones, para que cuando se dé la ocasión se elija el más cercano a la trayectoria del bicho.

    1. Habría que elegir muy bien los asteroides. Yo lamento ser tan plasta con la teoría del pantano de Camarina de Carl Sagan… pero es que un asteroide con un cohete sólido permanentemente acoplado ahí en el espacio es un arma de destrucción masiva.
      Es el escenario de The Expanse, con a su vez la Tierra protegida por toda una red de misiles espaciales para defenderse de posibles ataques de asteroides por las otras potencias del Sistema Solar (en el caso de esa ficción, para protegerse de Marte pero luego la amenaza llegó de [spoiler] los belters.

      1. Creo que hay motivos para ser más optimista. Si la humanidad ha madurado lo suficiente como para no freirse a bombazos nucleares durante la guerra fría, no creo que se suicide con asteroides.

          1. Cómo os complicáis la vida, joder.

            Es muy fácil: llamas a Chuck Norris para que le meta al planetoide ese una de sus famosas patadas voladoras y resuelto.

            Si es que hay que explicároslo todo. 😉

        1. El problema es que de todas las opciones que habrá en el futuro para barrer a la humanidad del planeta (virus, cometas, guerra nuclear, contamimación de la atmósfera,…) basta con que solo una salga «bien» una vez.

          1. Hombre, Antonio… en una guerra nuclear total, no quedan más bicho (en superficie) que algunos insectos, los tardígrados y algunos extremófilos (plantas y hongos, en general, seguramente sobrevivirían en bastante número, una vez pasado el invierno nuclear y las zonas directas de incineración).

            Pero humanos, no. En el planeta, ni uno. Por mucho búnker y por mucha historia que se imaginen, un mínimo de 10.000 años antes de que la superficie pueda siquiera plantearse en ser pisada, no hay posibilidad alguna. NI una sola porción de nuestra tecnología está siquiera cerca de acercarse a esas cifras de tiempo: ni el hormigón, ni los sistemas de apoyo y soporte vital, ni los depuradores… nada.

            Por tanto, en una guerra nuclear total… bye, bye humanos (y todos los mamíferos, aves, anfibios, la inmensa mayoría de reptiles y muchísimos de los peces).

            Hay una peli (un poco larga, está dividida en dos partes) que trata de eso precisamente: del después de una guerra nuclear total: «En la Playa».

          2. La película ‘Melancholia’ de cierto modo muestra/plantea a un cuerpo tan masivo, ‘Melancholia’, en ruta colisión con la Tierra que que evitar el fin de la civilización humana es un imposible.
            2014 UN271 un cuerpo espacial descubierto en 2014 y con su perihelio cerca a la orbita de Saturno pasara tan pronto como 2031, con un tamaño de entre 100 km y 400 km es algo imposible de detener si por esas casualidades del universo (este u otro objeto aun sin detectar) no pasara cerca de la orbita de saturno sino de la orbita de la tierra.

          3. Leí el enlace de Yuri. Si bien tiene datos interesantes, creo que minimiza los peligros que ocasionaría una guerra termonuclear total. Menciona que la población del planeta se incrementó entre 1940 y 1950 a pesar de la 2° guerra mundial. Pero creo que una hecatombe nuclear podría ser un escenario parecido al de la península itálica luego de la caída del imperio romano. La población allí, al igual que el desarrollo de las fuerzas productivas, tardó siglos en recuperarse. Menciona que países del hemsiferio sur serían menos afectado. Pero vamos, pensar que los sobrevivientes del hemisferio norte mirarían impávidos las grandes recursos agrícolas de Argentina es iluso. Habría cantidad de bandas armadas y unidades de combate con gran capacidad de daño que irían allí sin ningún tipo de prurito.

          4. las orbitas perpendiculares como esta son comunes ? no pudo ser una captura?
            en caso que su trayectoria fuese hacia la tierra , habria que frenarlo detonando todo el arsenal nuclear que esta inutil en nuestro planeta .paradojicamente esas armas nos salvaran de la destruccion

        1. No lo veo… sólo son factibles como parte de la econosfera terrestre (me he aprendido la palabreja jaja)
          Sin la Tierra, están muertos los O’ Neill

    1. Coincido con Pochimax.

      Sólo hay una canasta a nuestro alcance. Si queremos otra, tendremos que tejérnosla. Quizá ya tenemos conocimientos suficientes para tejernos una canasta pequeñita ahí fuera.

      1. Hombre de poca fe, confía en nuestro profeta Elon.

        Aparte, ¿no habría por el 2031 alguna sonda que lo pudiera observar mejor que los telescopios terrestres, como JUICE o Europa Clipper? ¿No habría tiempo para añadirles un telescopio mejor?

      2. Al principio sí, pero hasta que consigan sobrevivir.
        Hay que expandirse de una manera u otra. No sé cuál es mejor, pero si colonizados la Luna, Mar

  5. Necesitamos mejores telescopios…. me hace gracia que estemos hablando del «gran campo» de observación del telescopio Víctor Blanco (2.2 grados cuadrados). El Kepler, claro que sólo con un metro y no los cuatro de este y observando desde el espacio, tenía unos 100 grados cuadrados de campo de visión… sólo por poner en perspectiva.
    La esfera celeste tiene unos 40.000 grados cuadrados, así en número redondo. Necesitamos hacer 20.000 tomas de este telescopio para cubrir todo el cielo.

    Aunque yo soy fan total de la exploración espacial, la verdad es que me da un poco de rabia que por un lado destinemos miles de millones anuales en telescopios espaciales mientras que aquí en la Tierra técnicas importantísima como la óptica adaptativa y las guías láser siguen en pañales. Y el dinero para telescopios terrestres es más bien escaso (en comparación).
    El futuro de la astronomía terrestre pasa por los mapeos del cielo a gran escala y con bastante frecuencia. Para eso necesitamos instalar grandes cantidades de telescopios de gran campo, decenas de ellos. Y que a ser posible estén dotados todos ellos con nuevos sistemas de corrección de la turbulencia atmosférica. Es la única alternativa económicamente viable para intentar protegernos de este tipo de visitantes imprevistos, donde la primera fase de la protección pasa por la detección temprana. Y es aquí donde las constelaciones de satélites en órbita baja veremos qué problema real pueden suponer o no.

    1. ¿Veremos? Las megaconstelaciones son LA PLAGA para la astronomía de campo amplio y en particular la de alta resolución temporal, que oh casualidad es justo justito la más óptima para detectar asteroides y cometas potencialmente peligrosos.

      Pero es que, además, las megaconstelaciones tienen toditas las papeletas para crear una «capa protectora» alrededor de la Tierra que imposibilitaría o dificultaría horrores cualquier «respuesta rápida» por nuestra parte… es decir, una capa protectora para los asteroides, no para la Tierra. ¿Cómo? Pues muy fácil…

      https://www.youtube.com/watch?v=tYv4dk0vGJA

      Sí, Murphy es mi pastor.

      1. La canasta de toda la vida (NUNCA mejor dicho) está sobrevalorada y demodé. ¡Ya va siendo hora de salir del nido! Porque sí… pooorque ye la última mooodaaa…

        Nadie dijo que la Magna Aventura de convertirnos en Especie Multiplanetaria™ estaría exenta de riesgos. La posibilidad de perder el acceso al espacio durante unas pocas décadas o centurias es calderilla al lado de las canastas sin fondo que están en juego.

        Y quien no arriesga, no gana.

        ¡Avante a toda máquina! — Edward Smith, capitán del Titanic.

        Sí, hoy me levanté con el pié lógico, el que aplasta unicornios a cada paso. Mañana será otro día, esperemos que menos nublado (si los asteroides y megacometas lo permiten).

      2. Creo que es cierto : antes de poner en práctica un sistema que puede inhabilitar el acceso al espacio, debemos desarrollar una tecnología que nos permita limpiar el cielo en el caso de un fenómeno Kessler.

        No comparto toda la información del vídeo. En especial sobre el análisis de mercado que hace. Obvia que pueden compartir 1 conexión un pueblo entero en Tanzania. Para ver vídeos como el suyo, realmente no se necesita tanto ancho de banda, y tendría que ser simultáneo el acceso a vídeos de alta resolución. Pero bueno … ¿Qué sabré yo? … Quantum Fracture me parece bastante equilibrado y no me ha sonado a Space-X hater ni nada por el estilo. Tiene toda mi admiración. Pero si ayuda a ir a Marte, me arriesgaría. Lo siento : soy irresponsable.

          1. Estoy de acuerdo con la aseveración sobre la economía. Y es cierto que inicialmente estamos invirtiendo en la luna. Pero no estoy de acuerdo en que vaya a ser una inversión que afecte tanto a la economía como lo vaya a ser Marte. Pero dejemos que el tiempo pase y las cosas caigan por su ‘propio peso’.

        1. Todo esta bien, mientras lo uses de acuerdo a las condiciones de servicio de la compañía, no se te ocurra bajar torrents, igual te cortan la línea. Pero eso no va a ocurrir en Tanzania, para que querrán ver películas gratis 😉

  6. Ojalá se industrializara el modelo de sonda extrasolar New Horizons del JHUAPL / SwRI para explorar el Sistema Solar Exterior en misiones, como la propuesta sonda Persefone* u otras iniciativas de este tipo.

    Ya sólo con estas dos nuevas sondas se justificaría reutilizar el hardware de la sonda a Plutón y el Cinturón de Kuiper de 2006. Teniendo en cuenta que el rover Perseverance de 2020 (dentro del programa MSR de retorno de muestras marcianas) recientemente ha explotado, a un precio razonable y plazo corto de tiempo, el hardware ya desarrollado para el rover Curiosity de 2011.

    Tal como, ya se hiciera con las misiones Pioneer (Pioneer 10 de 1972 y Pioneer 11 de 1973) y Voyager (Voyager 1 y Voyager 2 de 1977); dada su complejidad, su especifidad y su elevado coste potencial. Siendo al contrario, y junto a la misión New Horizon, de las sondas más ajustadas en su retorno/coste de la historia de la NASA. Una excepción con los costes cada vez más inflados de la agencia espacial norteamericana.

    Pudiendo incorporar participación internacional, como algún instrumento ruso para cubrir uno de los siete espacios de la sonda totalmente norteamericana original (pagando a la NASA su incorporación al proyecto con el suministro de plutonio-238 para el RTG de alimentación, lo que aceleraría y abarataría el desarrollo de estas sondas). Cubriendo los otros instrumentos restantes con propuestas de la ESA europea y la JAXA nipona; o incluso, algún elemento financiado y desarrollado por las actualmente entusiastas monarquías del Golfo Arábigo y Pérsico (E.A.U. y Arabia Saudí) e Israel. Pudiendo incluso contar con una Corea del Sur que busca su lugar entre las potencias espaciales.

    * https://danielmarin.naukas.com/2020/07/22/persefone-un-orbitador-para-estudiar-pluton-en-2058/

      1. Pues, fíjate sin esta. Dada la tradición de sobrecostes actual de la NASA estadounidense

        Además, el rover Perseverance ha ido complicándose de su simple función original de tomar muestras marcianas, con el dron marciano Ingenuity (que parte del equipo no quería incluir); y diversos instrumentos que han ocupado las vacantes dejadas en el complejo instrumental aligerado del hardware del rover Curiosity original, como el generador de oxígeno a base de dióxido de carbono.

        Elementos no pensados inicialmente, y que el Curiosity no tenía. Sin olvidar sobrecostes sufridos en el sistema de recolección de muestras. Lo que ha podido disparar los costes totales.

        Más aún, hubiera costado desde cero, y con esta gestión de costes dada.

      2. En la NASA la experiencia no es un plus. Siempre lo tiran todo a la basura, contratan a nueva gente y empiezan de cero. Eso explica los sobrecostes y retrasos.

    1. FUERA DEL TEMA:

      Españoles, el Hubble ha muerto …

      El telescopio orbital Hubble se habría averiado definitivamente en su computadora principal «NASA Standard Spacecraft Computer-1» o NSSC-1 (aparentemente por el fallo de un módulo de memoria de la misma), lleva una semana desconectado; pese a los esfuerzos de recuperación de la NASA. Parece que se acabó este funesto 2021 su larga vida útil desde 1990.

      Así, se une al antiguo Spektr-R (2011-2019) ruso; y hace aún más necesario que el telescopio orbital James Webb o JWST de la NASA y la ESA sea lanzado ya.

      O incluso, hace interesante retomar o acelerar el telescopio Spektr-UV (WSO-UV) ruso-español de la agencia rusa Roscosmos y el INTA (UCM) español, paralizado por las sanciones y vetos entre ambos países. De cara a no perder estas capacidades de observación celeste.

      Igualmente, este suceso abre la puerta a recuperar el telescopio Hubble mediante una nave con puerto de atraque andrógino APAS (que se pueda acoplar al puerto dejado en el telescopio orbital por el desaparecido transbordador Space Shuttle estadounidense) y una esclusa (para las EVAs necesarias de los astronautas que lo reparen). Características que no reúnen las actuales naves norteamericanas Crew Dragon y Starliner (que aún no ha volado tripulada). Así como, la Soyuz rusa, que sí dispone esclusa en su Módulo Orbital; pero, tiene un diferente puerto de atraque macho-hembra SSVP incompatible. En tal caso, debiendo montar un APAS por primera vez desde 1992.

      También, descartamos la adaptación de módulos robotizados de inspección y asistencia, como el Mission Extension Vehicle o MEV (2019, 2020) de Northrop Grumman. El cual es una versión demasiado liviana aún para realizar la tarea que necesita el enorme telescopio. Y adaptarlo sería complejo, tardío y caro.

      Por tanto, sólo queda la nave tripulada Shenzhou china con estas características reunidas, lo que obligaría a la colaboración tipo Apolo-Soyuz entre Estados Unidos y China (lo cual podría venir bien para la distensión entre ambas potencias, como en 1975). Hoy día, siendo difícil tal escenario dentro de la guerra comercial y tecnológica sino-estadounidense desde 2018. Aunque tecnológicamente es viable, utilizando el complejo chino Shenzhou / CZ-2F, trajes Orlán-MK rusos (con los que ambos están familiarizados) y las herramientas de reparación heredadas del Shuttle estadounidense. Además, los estadounidenses se han entrenado en su mayoría para la nave Soyuz rusa, siendo la Shenzhou su réplica china. Lo que facilitaría y abreviaría el entrenamiento de la tripulación conjunta sino-americana para tal misión en simuladores chinos y estadounidenses, e incluso, rusos.

      ¿Veremos un episodio similar al rescate de la estación orbital Salyut-7 por la Soyuz T-13 en 1985 con el Hubble? ¿O habrá que esperar al JWST o WSO-UV para volver a ver tan o más nítido el espacio?

      http://www.infoespacial.com/latam/2021/06/22/noticia-telescopio-hubble-funcionar.html

  7. – Como referencia, el muy conocido planeta enano Farout, a 124 unidades astronómicas, tiene un diámetro aproximado de 500 km.

    – Este cometa, si alcanzara un período de 2 millones de años, durante los 4.500 millones de años del Sistema Solar sólo habría tenido 2.250 disparos para darle de manera perpendicular a algún objeto planetario o Luna…, un cargador con muy pocas balas.

    – El tamaño del meteorito que generó la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años medía apenas entre 10 y 18 kilómetros de diámetro y habría ingresado a la Tierra a una velocidad de 20 km/s (*).

    – ¿Qué nombre le podríamos poner?
    Si tomamos todo lo que no son y a la vez son, tomando los tres nombres tenemos:
    > Transneptuniano (trans).
    > Cometa (come).
    > Centauro (tauro).
    Es fácil deducir que se tiene que llamar
    «transcometauro».
    Entre los tres hacemos uno 😊.

    (*)
    https://www.elagoradiario.com/ciencia-e-innovacion/chicxulub-el-crater-del-meteorito-que-acabo-con-los-dinosaurios/

  8. Como todos, recorde Melancholia.
    Que podria hacerse con diez 10 años de antelacion? Tal vez, liderados por Musk, la humanidad podria salvar un millar de personas, los «mejores de los mejores» y tratar de sobrevivir en Marte. Durante diez años equipos multidisciplinarios investigarian tecnologias ISRU para los colonos y tratarian de dejarlos lo mas equipados posible.
    Tal vez fracasaran, tal vez no, habria que arriesgarse.

    1. YA… ¿Y quién elegiría a «los mejores de los mejores»?

      A ver si iba a resultar que eran todos blancos, occidentales (preferentemente estadounidenses), protestantes y con dinero…

    2. Yo pienso que bastantes más que 1 millar. En un caso así, nos pondríamos de acuerdo la mayoría para salvar el máximo de gente posible.

      Una peli de ciencia ficción podría ser que enviáramos suficientes naves a Venus como para crear una capa reflectiva que enfriara el planeta en unas pocas décadas. O quizás bombardear la superficie de Venus para desatar el caos que enfrió la Tierra durante la época de nuestros queridos dinosaurios.

      1. No tiene sentido «salvar» a la mayor cantidad de gente si no tienes capacidad para mantenerlos con vida fuera de la tierra, cuanta mas gente salves, mas espacio habitable, oxigeno, agua y comida necesitaran, y cuanto mas de eso necesites mas dificil se hace planificar alguna colonia espacial en otro lugar, la realidad es que en un caso asi solo se puede pensar en cual seria la minima cantidad de personas necesarias para perpetuar la especie (ademas de que podriamos llevar embriones o espermatozoides criogenizados) con la idea de que se les puedan dar la mayor cantidad de provisiones y recursos para garantizar su supervivencia el maximo tiempo posible hasta que logren encontrar la forma de generar nuevos recursos alla a donde vayan, y la selección de quienes iran tiene que hacerse por aptitudes de salud, conocimiento y capacidad técnica, todos los que sobrevivan tendrian que trabajar duramente para construir su porvenir y para ello deberan tener muy buenos conocimientos en las diversas ramas correspondientes, un puñado de millonetis o politicos no sabrían hacer la O con un canuto una vez salgan de la tierra y la extinción seria inevitable

        1. La cantidad mínima sería de 250 a 500:

          https://phys.org/news/2018-03-populations-pair.html
          https://www.newscientist.com/article/dn1936-magic-number-for-space-pioneers-calculated/

          Llegado el momento (La probabilidad no acierte), habrá que evaluar la tecnología de la que se dispone. Hacer baremos y sabremos si se salvarán 1000, 100.000, 1 millón o los que sean y durante cuanto tiempo pueden estar cubiertas sus necesidades (días, meses, años o siglos).

          El cribado de personas, la forma que comentas es una forma de hacerla. Quizás vayan surgiendo otras ideas. Pero también depende de la cantidad de gente que estemos hablando. Si se pudieran salvar … 40 millones de personas, es diferente que si se pueden salvar sólo 250.

          Podríamos imaginar, si tuviéramos que ir a Marte, en vez de la luna, cuantas Starship se podrían fabricar por el mundo en un tiempo, de … 10 años?. La tecnología de supervivencia y desarrollo, hace tiempo que la tenemos.

          Habría que tener en cuenta que el dinero pasaría a un segundo plano, y todo el mundo (la inmensa mayoría) se implicaría por el bien de todos. Como en tiempo de guerra. La fabricación de los elementos de supervivencia comenzaría a fabricarse de manera industrial, trabajando todos juntos por ese objetivo. Probablemente los estados buscarían organizar a la gente para la fabricación de los elementos necesarios para la supervivencia en otro lugar. Habría una especie de ley marcial en la que seríamos usados para la fabricación.

          1. La situacion planteada es muy dificil, que el dinero deje de existir y el saber que la mayoria va a morir en unos pocos años no es moco de pavo y bien podria hacer colapsar nuestra sociedad (da igual si puedes salvar a 250 personas o a 20 millones, la realidad es que mas del 95% de la población de la tierra se va a quedar a morir en el planeta y no tendran oportunidad) piensa que mucha gente va a pensar, para que voy a trabajar, si ni yo, ni mi familia, mujer o hijos podrán subir a esa nave? mejor voy a disfrutar el tiempo de vida que me queda con mi familia y que se joda el mundo, muchisimas personas no tendrian incentivo para seguir trabajando para un proyecto del que ellos no seran beneficiados, y si encima no hay dinero, significa que tendrían que trabajar solo por amor altruista, o porque has decidido establecer un gobierno dictatorial que castigue a todo aquel que se niegue a trabajar, si se da ese caso las rebeliones, ataques terroristas y guerras civiles en contra de trabajar en un proyecto para que se salven otros podría conducir al colapso de los gobiernos, hay un documental muy bueno que trata justamente estas cuestiones sobre lo que significaría tener que evacuar la tierra, lo recomiendo https://youtu.be/6EPyHZojqqY

    3. Para los mejores… enviados a Marte… sería como una doble Melancholia.
      Primero el sufrimiento de ver la Tierra destruida, desde su base en Marte.
      Luego ver cómo poco a poco su pequeña colonia marciana de emergencia se va desmoronando poco a poco, por pura entropía, hasta que el último contemple la muerte de la especie humana, preguntándose por la futilidad del esfuerzo realizado.
      Doble tristeza.

      1. Si hubiera un escenario en el cual dentro de 10 años, hubiera un impacto inevitable contra la Tierra, más allá que en casi todos los países del mundo se establecería toque de queda y Estado de Sitio, la anarquía se apoderaría de casi todo el globo. Pero además, habría que soportar una cantidad de infumables predicadores religiosos que difundirían «el día del juicio final», «el castigo por pecadores», etc. por una parte, y «es una conspiración de los gobiernos», por enorme cantidad de negadores por otro. De algo estoy absolutamente seguro. La producción se derrumbaría en todas partes y de ninguna manera se seleccionaría a los «mejores» para ser salvados. Buena parte del mundo marcharía hacia «el estado de naturaleza», que tanto horrorizaba a Hobbs en «El Leviatán». Y habría proliferación de bandas y ejércitos privados que protegerían a los milmillonarios y la tasa de asesinatos subiría a niveles de varios siglos atrás

    4. Por qué a Marte? Mejor a Luna, pensando en volver, ya que pasado un tiempo del impacto, La Tierra seguiría siendo (o volvería a ser) nuestra mejor (única) opción a medio largo-plazo. Una mini-ciudad lunar con una selección de humanos y varios cientos de miles de embriones congelados, no solo humanos, también de todas las especies animales posibles. Y por supuesto, semillas de todas las especies vegetales. Y al mismo tiempo que se desarrollaba este proyecto, habría que realizar otro para sondas autónomas a capturar enormes trozos de hielo por ahí arriba, por si acaso fuese necesario «rehidratar» el planeta

      1. +1 Trismegisto, la Luna sería una opción mucho mejor ante la espera de que la Tierra se calmará un poco…

        La gente no entiende que Marte es un lugar muerto, que no será viable nunca con un tierra al lado sana o semi sana…

          1. David U, la economía manda, y la LUNA es la elegida, por todas las grandes y pequeñas agencias Mundiales, que digo yo algo deben saber de esto…y los militares, donde quierer poner orden y control es aquí también…

            https://foro.sondasespaciales.com/index.php?topic=10408.msg167783;topicseen#msg167783

            Marte será solo una realidad DESPUÉS de la Econosfera CISLUNAR sea rentable y fuerte…

            Y Musk y su legión de soñadores lo verán…de momento es el segundo hombre más rico del mundo y no veo vendiendo acciones de Tesla para financiar el viaje a Marte…sino que está poniendo la colecta para que la NASA le pague viajes a la LUNA…

            La realidad siempre se impone…

          2. Que pesaos con la realidad se impone. La realidad se fabrica.
            Tienes razón en que la cosa va a empezar cislunar, luego si hay empeño puede ser marciana y dependerá en gran medida de lo que se escoja. Musk empieza a acumular mucho poder en el espacio y Marte es un mundo para conquistar y en el que soñar con vivir. La luna es un sitio para tener una base, ir y volver, pero es incómodo y está cerca así que va a servir en gran parte para cortas estancias.
            Se empezará con bases lunares y con suerte Musk va a mandar gente a Marte, pero allí se va a ir con otra mentalidad. Ganas de quedarse y colonizar, la infraestructura que se escoja va a ser en base a la sostenibilidad y el autoconsumo. Sobretodo por el simple hecho de que el «commitment» es para mínimo 2 años.
            En cualquier caso van a ir de la mano y va a ser apasionante.

          3. Estimado Erick, que creas que en un escenario de desastre planetario, la Luna es mejor refugio que Marte mientras esperamos volver a la Tierra, es simplemente para que te lo hagas mirar.

      2. Pero trismegisto… con un impacto de esos brutales hablamos de escalas de tiempo tremendas…. la base lunar no sobreviviría abandonada a su suerte.

        1. Ni la marciana tampoco… simplemente estamos fantaseando con un intento a la desesperada de salvar a la humanidad de una extinción segura. Algo habría que intentar. La escala de tiempo antes de intentar repoblar algún punto del planeta sería difícil de determinar antes de conocer las características del impacto. La base lunar tendría que tener capacidad de enviar con agilidad (y retornar) equipos a la Tierra, tanto para dilucidar la evolución de las condiciones, como para aprovisionarse de materiales necesarios para perpetuar su existencia. Y, en último caso, nos quedan las decenas de miles de embriones congelados, que a su debido tiempo (décadas, siglos…) serían incubados, criados y educados por un grupo de robots programados al respecto.

          1. «Ni la marciana tampoco…»

            Para nada, Marte es casi un gemelo de la Tierra, en muchísimos aspectos. La Luna es un puto desierto, sin atmósfera, sin carbono, con escasísima agua, con un clima totalmente incompatible con cualquier tipo de vegetal, …

          2. Marte es casi un gemelo de la Tierra, en muchísimos aspectos

            Traducción: Marte es en TODO aspecto muchísimo más inhóspito y hostil que la «paradisíaca» cima del Everest.

            La Luna es un puto desierto, sin atmósfera, sin carbono, con escasísima agua, con un clima totalmente incompatible con cualquier tipo de vegetal

            Traducción: con unos muy poquitos cambios y/o matizaciones, esa misma oración es una excelente descripción de Marte.

            Me da la leve impresión de que eso fue escrito bajo el influjo de la tradicional noción romántica de que Marte «es un mundo habitable sólo que más frío que la Tierra, simplemente». Y cuanto antes os quitéis de la cabeza esa noción errónea, mejor.

            Marte es un desierto más frío que la Antártida, seco y muy polvoriento. Su «atmósfera» es casi vacío, la presión atmosférica superficial menor al 1% de la terrestre significa muerte por asfixia y/o descompresión para casi todos los seres vivos conocidos. Su suelo y su agua (el hielo de la capa permafrost) son tóxicos debido a las altas concentraciones de percloratos. La radiación ionizante (solar y cósmica) en su superficie es a largo plazo letal para el ser humano. Su baja gravedad (3/8 de la terrestre) tiene efectos desconocidos sobre la fisiología humana a largo plazo, no hay estudios exhaustivos al respecto.

            Eso es el actual Marte en lo relativo a su «habitabilidad» para nosotros… no es una Tierra más pequeña y fría… es una Luna más grande y con un gradiente térmico menos extremo gracias a su periodo de rotación de 24 hs.

            En ese sentido Marte es MENOS MALO que la Luna. Pero «menos malo» NO es sinónimo de «bueno», ni de coña. Marte se parece más a la Luna que a la Tierra puesto que para nosotros su «habitabilidad» es TAN artificial como la de la Luna. Para nosotros Marte y la Luna son dos rocas peladas.

            En este largo hilo hay un debate pormenorizado acerca de todos esos detallitos y más…
            https://danielmarin.naukas.com/2021/02/05/i-mim-una-sonda-que-estudiara-el-hielo-del-subsuelo-de-marte/#comment-518958

          3. ¡Ese es el Antonio que yo conozco! Así se hace. Años comentando talibanadas en el blog. Nunca defraudas. ¡No cambies nunca!

    5. Por cierto, el argumento me recuerda mucho al del videojuego Horizon Zero Dawn, la tierra enfrentándose a la extinción y las naciones del mundo se tienen que unir para trabajar en un proyecto que garantice la perpetuación de la especie humana despues del desastre

      1. Por una casualidad quimera justo alquilé un compilado de películas de Bruce Willis y ¿qué estaba ahí?: Armageddon.
        Siempre lo tendremos a Bruce Willis, como dice U-95, con el Transbordador Independencia y el Libertad para luego de acoplarse a la ISS y recargar las naves con combustible, luego de dar una vuelta alrrededor de la Luna utilizando su gravedad, llegar al megacometa y partirlo en dos introduciendo un arma nuclear dentro del mismo.

          1. Ya se Jimmy ja, ja…, es que como la Mir ya no existe quise actualizarlo un poco. Como no estoy en el detalle fino de los cohetes no me animé a actualizar la historia también con los cohetes. Asi que como me observaste, ahora yo te desafío a vos 😊 que sabés más de cohetes que yo. Actualicemos la historia juntos.
            ¿Con qué ingeniería o cohetes actuales reemplazarías (o adaptarías) al Atlantis y al Libertad para actualizar la historia?

  9. Acercándose no más cerca de Saturno significa que no debería haber demasiada sublimación de hielos, y menos aún un espectáculo cómo el del Hale-Bopp.

    Esperemos que la NASA o quién sea desarrolle una misión para interceptarle. Sería una pena dejarlo perderse cómo a ‘Oumuamua.

    1. También sería gracioso predecir qué le pasaría a la tierra si un cometa de esta naturaleza impactara con Venus o Marte. No puedo dejar de decir que a esa distancia del sol el «hipercometa» iría perdiendo masa a ojos vista, ¿no?

  10. Un objeto con un radio 5·10^4 m va a tener un volumen de 5·10^14 m^3. Si su densidad es parecida a la del agua su masa va a ser como 5·10^17 kg. Al mismo tiempo su velocidad es de 4·10^4 m/s. Como no es un objeto relativista su energía cinética es (1/2)(m)(c^2) que lleva a un valor 5·10^26 J. La bomba atómica del Zar, más gorda de la historia, liberó 2·10^17 J de energía. Este cometón «lleva a bordo» 2.000 millones de bombas del Zar, como para tirarle una bomba del Zar a cada habitante de la Tierra o al menos a cada unidad familiar.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 23 junio, 2021
Categoría(s): Astronomía • Sistema Solar