El cohete Miura 5 de PLD Space sigue adelante

Por Daniel Marín, el 28 mayo, 2021. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial ✎ 112

El mismo día que se hemos conocido la creación de la Agencia Espacial Española, la empresa PLD Space también ha anunciado novedades. La Agencia Espacial Europea (ESA) ha otorgado a la empresa de Elche un contrato de un millón de euros para el estudio de la recuperación de la primera etapa del lanzador orbital Miura 5. Según el nuevo contrato, que se enmarca dentro de la iniciativa LPSR2 (Liquid Propulsion Stage Recovery 2) de la ESA, PLD Space estudiará la fase hipersónica y supersónica de la reentrada atmosférica del Miura 5. En una segunda fase, se lanzará al menos un Miura 5 desde el centro espacial de la Guayana Francesa para demostrar las tecnologías y estrategias de reentrada en un escenario real. No obstante, casi con toda seguridad la primera misión de este lanzador, prevista para el tercer trimestre de 2024, incluirá una primera etapa desechable.

Recreación del lanzamiento del Miura 5 (PLD Space).

Gracias al apoyo de la ESA, PLD Space estudiará varias trayectorias adecuadas de cara a la recuperación de la primera etapa del Miura 5. Según el nuevo contrato, la etapa debe regresar a la zona de lanzamiento y reducir la distancia horizontal al menos a la mitad de la que recorrería en una misión desechable, que es de unos 700 kilómetros. O sea, la etapa podría aterrizar en la misma rampa de lanzamiento o amerizar a unos 350 kilómetros de la misma. Dentro del marco del contrato con la ESA, PLD Space estudiará tres escenarios de reentrada. Por un lado, se probará un frenado propulsivo con el fin de reducir la distancia horizontal recorrida por la etapa (lo mismo que hace SpaceX para hacer aterrizar sus etapas sobre barcazas en medio del océano). Por otro, un frenado propulsivo seguido de un cambio de trayectoria para regresar al lugar de lanzamiento, una técnica similar a la que recorren las primeras etapas de los Falcon 9 al regresar a la costa de Florida. Por último, también se estudiará una técnica menos conocida, que consiste en realizar un ascenso más vertical  tras el despegue para que, al separarse la primera etapa, esta recorra una distancia horizontal menor de la esperada (este tipo de ascenso es común en algunos misiles balísticos).

Perfil de frenado de reentrada para reducir la distancia horizontal de la primera etapa (PLD Space).
Perfil de frenado y cambio de trayectoria para regresar al lugar de lanzamiento (PLD Space).
Perfil de ascenso más vertical para reducir la distancia horizontal recorrida (PLD Space).

Reducir la distancia de impacto en el mar a la mitad no parece ser algo espectacular, pero resulta crucial si tenemos en cuenta que un barco puede tardar cerca de una semana en llegar a la zona de impacto de la primera etapa para recogerla si no se implementa ninguna técnica de frenado propulsivo o cambio de trayectoria. La primera etapa del Miura 5 usará un paracaídas para reducir la velocidad de descenso en la etapa final, desde los 782 km/h hasta unos 46 km/h. Pero antes debe emplearse frenado propulsivo para frenar la velocidad de la etapa de 3,5 km/s a esos 782 km/h. Si no es así, el despliegue de los paracaídas puede dañar gravemente la estructura de la primera etapa. Recordemos que en 2019 PLD Space realizó una prueba de suelta —drop test— de una primera etapa del Miura 5 dotada de un paracaídas desde un Chinook CH-47 del ejército de tierra en el Centro de Experimentación El Arenosillo (CEDEA). Una vez que se optimicen estas tecnologías, PLD Space planea desarrollar para el Miura 5 una primera etapa mejorada —«Block 2»— capaz de ser recuperada y reutilizada.

Partes del Miura 5 (PLD Space).
Motor Teprel (PLD Space).

El Miura 5 es un microlanzador orbital capaz de situar unos 300 kg en órbita baja. PLD Space también está desarrollando el cohete suborbital Miura 1, capaz de lanzar 100 kg de carga útil, que le permitirá validar muchas de las tecnologías y procedimientos que empleará en el Miura 5. El Miura 5 usará en su primera etapa cinco motores Teprel-C de kerolox de unos 90 kilonewton de empuje cada uno. El motor central será el encargado de realizar los encendidos de frenado, como en el Falcon 9. El Teprel-C está basado en el Teprel-B que ya ha probado PLD Space en sus instalaciones de Teruel. Para octubre de este año PLD Space quiere realizar una prueba de ignición de la etapa del Miura 1 en Teruel con el motor SN8. En el primer vuelo del Miura 1, planeado para el año que viene, se usará el SN9.

Miura 1 y Miura 5 (PLD Space).
Prueba de descenso de la primera etapa del Miura 5 con paracaídas en 2019 (PLD Space).
Stand de pruebas en Teruel para el Miura 1 (PLD Space).

Como era de esperar, PLD Space ha sufrido retrasos en sus planes por culpa de la pandemia y otros problemas internos. Pero lo importante es que sigue adelante con sus planes de desarrollar los Miura 1 y 5. Estos próximos meses y años prometen ser decisivos para la empresa.

Referencias:

  • https://www.pldspace.com/en/news/corporate/pld-space-receives-1m-contract-from-esa-to-study-the-reuse-of-the-miura-5-booster


112 Comentarios

  1. Habéis sobrevivido al covid, tenéis una base madura y mucho conocimiento acumulado. Seguro habéis cometido errores (como buenos innovadores). Os deseo lo mejor y espero que en unos años haya satélites Europeos que suban a órbita en vuestros vectores.
    Que las críticas no os quiten el ánimo, seguid haciendo, que es lo que importa y hace falta. De los errores os levantais, aprendeis y a seguir caminando.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 28 mayo, 2021
Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial