La SN15 lo consigue: primer aterrizaje totalmente exitoso de un prototipo Starship

Por Daniel Marín, el 6 mayo, 2021. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Comercial • SpaceX • Starship ✎ 520

SpaceX lo ha conseguido. Al quinto intento, pero lo ha conseguido. Por fin un prototipo Starship ha logrado realizar un salto de diez kilómetros de altura, aterrizar de una pieza y sobrevivir para contarlo. La SN15, el primer ejemplar de la tercera generación de prototipos del programa Starship, ha tenido éxito allí donde sus predecesoras fallaron. La Starship SN15 despegó el 5 de mayo de 2021 a las 22:24 UTC desde la rampa suborbital A de las instalaciones de SpaceX en Boca Chica (Texas). Los tres motores Raptor SN54, SN61 y SN66 funcionaron perfectamente y elevaron el vehículo rodeado de las nubes y la niebla que dominaban el cielo texano. La SN15 apagó sus motores uno a uno como estaba previsto y, al alcanzar los diez kilómetros aproximadamente, llevó a cabo correctamente la transición a vuelo horizontal —belly flop— y comenzó la caída libre hacia el suelo. A poca altura con respecto a la superficie, los Raptor cobraron vida alimentados por los «pequeños» depósitos frontales de metano y oxígeno líquido y el vehículo efectuó la maniobra para colocarse en posición vertical —back flip—. Luego se encendieron tres motores Raptor, como en el salto de la SN10, aunque el vehículo continuó descendiendo con solo dos motores —en el salto de la SN10 solo se usó uno— y aterrizó suavemente sobre sus seis pequeñas patas retráctiles, prácticamente sin experimentar ninguna desviación con respecto a la vertical (si bien es cierto que aterrizó en el borde de la plataforma).

Despegue de la SN15 (SpaceX).

Un fuego apareció poco después en la parte baja del vehículo y todo el mundo contuvo la respiración esperando un desenlace explosivo como el de la SN10. Pero, afortunadamente, el fuego se extinguió, aunque no está claro hasta qué punto fue de ayuda el sistema de supresión de incendios automático de la rampa. El salto de la SN15 es el quinto salto de gran altitud de un prototipo SpaceX tras los vuelos de las SN8, SN9, SN10 y SN11. Todos ellos realizados en apenas seis meses. Recordemos que la SN8 logró realizar la maniobra back flip el 9 de diciembre, pero tocó el suelo a demasiada velocidad y explotó. La SN9 se estrelló el 2 de febrero sin completar con éxito la maniobra back flip y la SN10 se convirtió el 3 de marzo en el primer prototipo en aterrizar de una pieza, pero explotó minutos después sobre la rampa. Por último, la SN11 explotó en medio de la niebla el 30 de marzo por culpa de una fuga de metano. Como vemos, una de cal y otra de arena.

Los motores Raptor SN54, SN61 y SN66 en vuelo (SpaceX).

Los cuatro «fraquéxitos» anteriores habían tenido su origen en diversos elementos del sistema de propulsión. En el vuelo de la SN15 no se vieron llamaradas en los Raptor en vuelo, ni problemas de ignición o presurización. ¿Es un indicio de la madurez del sistema? Sin duda es una señal en la dirección correcta, aunque no olvidemos que el sistema actual que han empleado los prototipos Starship hasta ahoraes un apaño que pasa por la presurización forzada de los tanques frontales a base de tanques de helio, mientras que los vehículos de serie deberán disponer de presurización autógena (no está claro cuál es el sistema empleado por la SN15, aunque parece que también ha usado helio). Sea como sea, el vuelo de la SN15 es un éxito rotundo que le hacía mucha falta a SpaceX y que se produce después de que la NASA haya elegido la Starship como módulo lunar del programa Artemisa (una decisión que está por el momento en suspenso debido a ciertas triquiñuelas legales de las empresas rivales). La SN15 incorpora un gran número de mejoras internas y externas con respecto a sus predecesoras SN8-SN11 y, aunque no eran revolucionarias, se ve que han funcionado como la seda.

Despegue de la SN15 (SpaceX).

La SN15 fue trasladada la rampa el 8 de abril y al día siguiente se realizó una prueba de presurización a temperatura ambiente. El 12 de de abril se llevó a cabo una prueba de presurización criogénica con nitrógeno líquido y, un día más tarde, se realizó la prueba de presurización criogénica con el tanque frontal de oxígeno del morro. El 26 de abril tuvo lugar la primera prueba de encendido estática y el 27 de abril, la segunda, esta vez usando los tanques frontales (recordemos que el tanque frontal de metano se halla en realidad en la parte baja del vehículo, entre los tanques de metano y oxígeno líquido). A diferencia de los prototipos anteriores, los tres Raptor no necesitaron ser sustituidos para ser inspeccionados y funcionaron correctamente.

SN15 durante el descenso (SpaceX).

¿Y ahora qué? Antes del salto SpaceX ya tenía casi lista la SN16 en la zona de montaje de Boca Chica y la SN17 prácticamente finalizada. Con la SN15 de una pieza, lo lógico es que SpaceX intente repetir el salto con este vehículo al menos una vez más. No en vano, la empresa planea realizar múltiples misiones con las mismas naves en el espacio de semanas o días, así que urge demostrar esta capacidad, aunque se trate de un prototipo no orbital. También sería interesante «forzar la máquina» en saltos más altos en los que los prototipos adquieran mayor velocidad. Recordemos que Elon Musk declaró hace poco su intención de lanzar la SN20 a la órbita en julio con el Super Heavy BN3. Sin embargo, los progresos con el Super Heavy parecen haberse estancado —siempre dentro del ritmo infernal que lleva el proyecto Starship en Boca Chica— tras la construcción y posterior desmantelamiento del prototipo BN1. Hasta que se complete la construcción de la torre de servicio de 152 metros de altura de la plataforma de lanzamiento orbital —torre que, recordemos, deberá ser la encargada de recoger al Super Heavy en vuelo cuando regrese a la rampa—, SpaceX tiene tiempo para «jugar» con la SN15 y el resto de prototipos. Es muy probable que la SN16 salga «a calentar» a la rampa en unas semanas.

Starship SN15 tras el aterrizaje. El personal de SpaceX pensando, «¿Y ahora qué hacemos con este cacharro?» (SpaceX).

Con el salto de la SN15, SpaceX se ha quitado un peso de encima enorme. Ahora debe centrarse en el desarrollo del Super Heavy y los lanzamientos orbitales, dos desafíos técnicos de primera magnitud, pero que ahora parecen mucho más fáciles de superar.

La SN15 antes del lanzamiento junto al estand de pruebas para los conos frontales (con el cono de la difunta SN12) (SpaceX).

Lista de prototipos Starship y Super Heavy:

  • Starhopper (Starship Hopper): prototipo de pequeño tamaño con un solo motor Raptor. Realizó un salto de 20 metros el 25 de julio de 2019 y otro de 150 metros (con el motor Raptor SN6) el 27 de agosto de 2019.
  • Starship Mark 1 (Mk 1): prototipo que fue presentado en sociedad con superficies aerodinámicas, el cono frontal y tres motores Raptor. Tras retirar estos «adornos», la parte superior reventó durante una prueba de presurización con nitrógeno líquido el 20 de noviembre de 2019.
  • Starship Mk 2: prototipo que se comenzó a construir en las instalaciones de SpaceX en Cocoa Beach, Florida. Se paró su construcción tras el fallo de la Mk 1.
  • Bopper (Baby StarPopper): prototipo de tanque que el 10 de enero de 2020 fue sometido a una prueba de presurización destructiva (7,1 atmósferas).
  • Tanque frontal de oxígeno: header tank de oxígeno líquido que superó con éxito una prueba de presurización el 25 de enero.
  • Bopper 2: prototipo de tanque que el 29 de enero fue sometido a una prueba de presurización destructiva a 8,5 atmósferas.
  • Starship SN1 (Serial Number 1, antes Starship Mk 3): la parte inferior del tanque de oxígeno líquido reventó durante una prueba de presurización con nitrógeno el 28 de febrero de 2020 por culpa de un diseño incorrecto de la montura de los motores Raptor.
  • Starship SN2: prototipo de tanque destinado a pruebas de presurización. Básicamente era un prototipo de los tanques de metano y oxígeno líquido sin equipos adicionales. Superó una prueba de llenado de agua y, el 8 de marzo de 2020, la prueba de presurización criogénica con nitrógeno líquido.
  • Starship SN3: el prototipo colapsó durante una prueba de presurización con nitrógeno líquido el 2 de abril de 2020 debido a un error de configuración del nuevo sistema de válvulas.
  • Starship SN4: el 27 de abril de 2020 se convirtió en el primer prototipo que superó la prueba de presurización con nitrógeno líquido (a 4,9 atmósferas). El 6 de mayo efectuó el primer encendido estático de un prototipo Starship con el motor Raptor SN18. El 10 de mayo superó una prueba de presurización con nitrógeno líquido a alta presión (7,5 atmósferas). Realizó un total de cuatro encendidos con éxito, dos con el motor Raptor SN18 y dos con el SN20, los días 6, 7, 19 y 28 de mayo. El 17 de mayo efectuó una prueba de un motor de maniobra RCS. Estaba previsto que realizase un primer salto de 150 metros de altura, pero el 29 de mayo resultó destruida junto con el motor SN20 un minuto y medio después de finalizar el quinto encendido por un fallo del sistema de desconexión rápida de los umbilicales.
  • Starship SN7: prototipo de tanque construido con acero inoxidable 304L principalmente, aunque con partes de aleación 301. El 15 de junio pasó una prueba presurización destructiva mediante nitrógeno líquido en la que alcanzó 7,6 atmósferas antes de ceder. Tras ser reparado, el 23 de junio efectuó otra última prueba de presurización destructiva.
  • Starship SN5: prototipo fabricado en aleación 301. El 30 de junio superó una prueba de presurización criogénica. Tras instalarle el motor Raptor SN27, el 30 de julio efectuó un encendido estático. El 4 de agosto de 2020 a las 23:57 UTC efectuó un salto exitoso de 150 metros de altura, convirtiéndose en el primer prototipo de Starship en volar. Permanece almacenado en Boca Chica.
  • Starship SN6: prototipo fabricado en aleación 301 similar a la SN5. El 16 de agosto superó una prueba de presurización criogénica. El 23 de agosto realizó un encendido de prueba con el Raptor SN29. El 3 de septiembre de 2020 realizó el segundo salto de un prototipo Starship, alcanzando los 150 m como la SN5, con el Raptor SN29. Permanece almacenado en Boca Chica.
  • Starship SN7.1: prototipo de tanque para pruebas destructivas, como la SN7. Fabricado en aleación 304L con elementos de 301. El 23 de septiembre de 2020 se destruyó a propósito tras alcanzar una presión de 8 atmósferas.
  • Starship SN8: prototipo fabricado con mezcla aleación 304L con partes de 301. Entre el 6 y el 9 de octubre realizó cuatro pruebas criogénicas (la primera fue un éxito parcial y la segunda con una ligera fuga; el resto fueron exitosas). El 14 de octubre se terminaron de instalar los Raptors SN30, SN32 y SN39. El 19 y el 20 de octubre se llevaron a cabo dos encendidos de los generadores de gas de los Raptor. El 20 de octubre tuvo lugar su primer encendido estático, la primera vez que una Starship encendía tres motores al mismo tiempo (los SN30, SN32 y SN39). El 22 de octubre se instaló el cono frontal y el 10 de noviembre se realizó un segundo encendido con un Raptor, el primero alimentado por el tanque de oxígeno del cono. El 12 de noviembre se realizó otro encendido que presentó problemas con un motor debido a la ingestión de trozos de cemento. El 25 de noviembre tuvo lugar un cuarto encendido estático con éxito. Las superficies aerodinámicas fueron instaladas en la rampa. La SN8 llevaba 9 losetas térmicas en el exterior. El 9 de diciembre a las 22:45 UTC la SN8 despegó con los motores SN30, SN36 y SN42 para alcanzar los 12,5 km de altura (originalmente debían ser 15 kilómetros). Aunque logró realizar con éxito las maniobras de belly flop y back flip, se estrelló 6 minutos y 42 segundos al aterrizar con una velocidad excesiva. En la maniobra back flip final se encendieron dos motores, que funcionaron hasta el contacto con el suelo, pero con un empuje inferior al previsto por una caída de presión en los tanques frontales. Fue el primer prototipo en efectuar un salto de gran altura.
  • Starship SN9: prototipo fabricado totalmente en aleación 304L, de diseño similar a la SN8. El 11 de diciembre la SN9 se cayó dentro del edificio High Bay, por . El 22 de diciembre de 2020 fue trasladada a la segunda rampa (Pad B). Tras el fallo de la SN8, fue equipada con tanques de helio para asegurar la presurización de los tanques frontales. La SN9 llevaba 73 losetas térmicas en el exterior. El 28 de diciembre la SN9 fue sometida a una prueba de presurización a temperatura ambiente con nitrógeno gaseoso y un día después a otra prueba de presurización criogénica con nitrógeno líquido. El 6 de enero de 2021 se llevó a cabo el primer encendido de prueba de los tres motores Raptor (SN44, SN46 y SN49), que no superó los dos segundos de duración. El 13 de enero se realizaron tres encendidos de la SN9, pero en el segundo y tercer encendidos solo se encendieron dos motores. Los SN44 y 46 sufrieron desperfectos y serían sustituidos por otras unidades (SN45, SN48 y SN49). La instalación de los nuevos motores se completó el 16 de enero. El 21 de enero se produjo una ignición de los tres Raptor, aunque de corta duración, seguida al día siguiente por otra prueba de encendido de varios segundos. La SN9 se convirtió en la primera Starship en realizar seis encendidos estáticos. Los intentos de lanzamiento del 25, 28 y 29 de enero fueron aplazados. El 2 de febrero a las 20:25 UTC realizó un salto de unos diez kilómetros, pero uno de los dos motores Raptor no se encendió durante la maniobra final y la SN9 se estrelló a gran velocidad y sin lograr colocarse en posición vertical. El vuelo duró 6 minutos y 26 segundos. La plataforma de aterrizaje tuvo que ser reforzada tras el impacto de la SN9.
  • Starship SN7.2: prototipo de tanque de acero con un espesor de 3 mm en vez de 4 mm. El 23 de enero fue trasladado a la zona de lanzamiento de Boca Chica. El 26 de enero pasó una prueba de presurización con nitrógeno líquido.
  • Starship SN10: prototipo similar a la SN9. El 29 de enero de 2021 fue trasladada a la rampa A (Pad A) de la zona de lanzamiento sin motores instalados mientras la SN9 estaba en la rampa vecina Pad B. La SN10 llevaba 246 losetas térmicas en el exterior. El 8 de febrero la SN10 llevó a cabo su primera prueba criogénica y el primer encendido estático se produjo el 23 de febrero. Tras sustituir un motor, el segundo encendido estático tuvo lugar el 25 de febrero (con los motores SN39, SN50 y SN51). El 3 de marzo de 2021 a las 23:14 UTC realizó un salto de 10 kilómetros y aterrizó con éxito con un solo motor activo, convirtiéndose en la primera Starship en aterrizar con éxito. A diferencia de las anteriores, encendió tres motores en el aterrizaje y luego descendió con solo uno. Pero, debido a la ingestión de helio procedente del tanque central, el motor no desarrolló todo el empuje requerido y el aterrizaje fue más duro de lo esperado, por lo que algunas de las patas del tren de aterrizaje se deformaron (otras no se desplegaron correctamente) y se produjo una fuga de metano. El vuelo duró 6 minutos y 24 segundos. Resultó destruida 8 minutos después en la plataforma de aterrizaje por culpa del incendio originado por la fuga de metano.
  • Starship SN11: prototipo similar a la SN10. Se trasladó a la Rampa B de Boca Chica el 8 de marzo de 2021. La SN11 llevaba 384 losetas térmicas en el exterior. El 12 de marzo llevó a cabo una prueba de presurización criogénica y el 15 de marzo efectuó su primer encendido estático, pero fue abortado poco después de comenzar. El segundo encendido estático tuvo lugar el 22 de marzo, esta vez con éxito, aunque se retiraron los tres motores Raptor para inspeccionarlos (se sustituyó el SN53). El 26 de marzo se llevó a cabo el tercer encendido, esta vez con el motor SN47, que se instaló tras los dos primeros encendidos (otro motor era el SN52). El 30 de marzo a las 13:00 UTC fue lanzada y alcanzó los 10 kilómetros de altura. Lamentablemente, explotó 5 minutos y 49 segundos tras el lanzamiento al inicio de la secuencia de ignición de los tres motores Raptor por culpa de una fuga de metano. Sus trozos cayeron sobre la zona de lanzamiento de Boca Chica.
  • Starships SN12-SN14: prototipos desmantelados.
  • Starship SN15: primer prototipo de la tercera generación Starship, con numerosas mejoras (entre ellas, el uso otra vez de presurización autógena). La SN15 llevaba 853 losetas térmicas en el exterior. Trasladado a la Rampa A el 8 de abril. Prueba de presurización criogénica el 12 de abril. El 13 de abril se efectuó la prueba de presurización criogénica con el tanque frontal de oxígeno. Encendidos estáticos el 26 de abril y 27 de abril (el último con tanques frontales). Motores Raptor SN54, SN61 y  SN66. El 5 de mayo a las 22:24 UTC realizó con éxito el quinto salto de 10 km de altura. Aterrizó con éxito usando dos motores 6 minutos tras el despegue. Segundo prototipo Starship en aterrizar con éxito tras un salto de 10 km y el primero en sobrevivir a un salto de gran altura.
  • SN16: prototipo casi finalizado.
  • SN17: prototipo casi finalizado a la espera de montaje.
  • Starships SN18 y SN19: prototipos descartados.
  • SN20: primer prototipo de la cuarta generación. Hay algunas piezas. Previsto para el primer vuelo orbital.
  • Super Heavy BN1: primer prototipo del Super Heavy (primera etapa del sistema Starship) cancelado. Construido en la High Bay y desmontado poco después.
  • Super Heavy BN2.1: ya hay algunas piezas.
  • Super Heavy BN3: primer prototipo Super Heavy entero. Previsto para el primer vuelo orbital.
Estado de los prototipos Starship y Super Heavy (https://twitter.com/_brendan_lewis).


520 Comentarios

  1. GRAVEDAD ARTIFICIAL: NautilusX en Gateway

    Volviendo a la discusión de más arriba sobre la necesidad de resolver el efecto sobre el cuerpo humano (a veces menospreciado) de la FALTA DE GRAVEDAD en colonias humanas PERMANENTES y SOSTENIBLES fuera de la Tierra (no de pocos meses como la ISS), ej en nuestra Luna o Marte…
    para ser aplicados en 4 ó 5 años cuando esté funcional el sistema Starship (+SLS/Orion) de vuelos a la Luna y Marte…

    Soluciones como mínimo para 1) la menciinada falta de GRAVEDAD, además de 2) protección de RADIACIONES y 3) producción de ALIMENTOS (en viajes espaciales de 1 año, mas estadías en el destino de varios años)…

    las que ya podríamos probar en la inminente (ej en 6 años) Estación Lunar Gateway… agregándole módulos para esos 3 temas; como los q la NASA propuso en 2011 para el proyecto: «NAUTILUS-X», que incluía un primer módulo de prueba con Anillo Centrífugo para la ISS; el que muy bién le cabría a la Gateway…

    Comparto links para reflotar esta propuesta:

    NAUTILUS-X: Estacion/Vehiculo con Gravedad Artificial y otros dispositivos para Espacio Profundo, técnica y económicamente factible (NASA 2011):
    https://es.wikipedia.org/wiki/Nautilus-X

    Módulo con Centrífuga de prueba para ISS:
    https://fr.m.wikipedia.org/wiki/Fichier:Nautilus-X_Demo-cropped_image.jpg

    Video:
    https://www.youtube.com/watch?v=hObbL4DCesI

    Paper Explicativo:
    http://spirit.as.utexas.edu/~fiso/telecon/Holderman-Henderson_1-26-11/Holderman_1-26-11.ppt

    Nota de Daniel Marin del 2011:
    https://danielmarin.naukas.com/2011/02/21/nautilus-x-viajando-por-el-sistema-solar/

  2. Daniel, hace 10 años en 2011 lo menospreciaste diciendo que la NASA no tenía un destino específico para colocarlo, y en los comentarios aunque muchos lo aplaudieron, otros mencionaban que tampoco tenían lanzadores pesados para algo así…

    Ahora la NASA tiene dos objetivos explícitos: primero Luna (incluída Gateway) y luego Marte…
    y 2 lanzadores bién pesados disponibles aprox en 2024: SLS y SH/Starship…

    Daniel (u otros):
    ¿Todavía opinás en contra de que se ponga en práctica al menos alguna parte del proyecto NAUTILUS-X (como la centrífuga), para probar ej en la Gateway Lunar, con miras a Marte?
    ¿O actualmente te parece que valdría la pena que algo de esto se pruebe?

    Gracias por ocuparte de hacer excelentes artículos, desde hace tanto tiempo.

    1. Bueno, a mí me convence más la gravedad centrífuga lograda mediante grandes estructuras tensiles, básicamente dos masas unidas por un largo cable, como por ejemplo la nave de la peli Stowaway (Polizón, 2021)…

      youtu.be/afHDFdJMknY?t=4724

      Ese tipo de estructura, una vez puesta en marcha, continúa girando por inercia, sin consumo energético. Además, gracias a su enorme diámetro, requiere de muy pocas revoluciones por minuto para generar 1 g en los extremos.

      En cambio, por ejemplo, la estación orbital de la peli 2001 (1968), la centrífuga de la nave Leonov de la peli 2010 (1984), la sección rotatoria de la nave de la peli Mission to Mars (2000)… todas ellas giran a una velocidad ridículamente baja, deberían rotar muuucho más rápido para generar 1 g.

      Y eso mismo es lo que muestra el vídeo de NAUTILUS-X que enlazaste, el anillo centrífugo gira a paso de tortuga. Es cierto que la propuesta pretendía generar g parcial, ni por asomo 1 g, pero ¿a cuánta g parcial se referían exactamente?

      https://www.slideshare.net/Stellvia/nautilusx-future-in-space-operations-fiso-group-presentation

      Supongo que esa es la misma presentación (.ppt) que enlazaste arriba (Paper Explicativo) con la diferencia de que esta me funciona y la de arriba se ha resistido a todos mis intentos («no se puede acceder a este sitio», «spirit.as.utexas.edu ha tardado demasiado tiempo en responder», etc.).

      Pues bien, ni ahí, ni en sitio alguno que yo haya podido encontrar, se menciona el valor de la fracción de g que se aspiraba alcanzar. Uno no quiere ser malpensado, pero me da que la fracción de g era tan ridículamente baja que este detallito por sí solo se bastó para enviar la propuesta a la papelera.

      En la slide 18 pone «Test & Evaluation Centrifuge designed with capability to become Sleep Module for Crew». Dicho así, sin ofrecer un solo detalle partido por la mitad, parece tener sentido estudiar el efecto de esa «g parcial» durante las 8 horas de sueño de la tripulación.

      Pero el DeMoño está en los detalles. Si de entrada la «g parcial» es tan minúscula como yo me temo, pues entonces de entrada todo esto es absurdo. Y por otra parte, está el detallito no menor de la «posición acostada» versus la «posición de pie» respecto al vector de la aceleración centrífuga…

      La «posición acostada» es absolutamente inútil, tanto así que de hecho eso es lo que se hace aquí en tierra para estudiar los efectos de la microgravedad en el cuerpo humano: se somete a los voluntarios a largos periodos de cama…

      frontiersin.org/articles/10.3389/fphys.2021.643854/full

      Dicho sea de paso, el resultado de ese estudio fue que… 30 minutos al día de 1 g «en posición de pie» son buenos para nada, cero efecto positivo. Extrapolemos esa nada a 8 horas (480 min) al día de «g parcial»… seamos generosos con NAUTILUS-X y pongamos «1/16 g»… y el resultado sigue siendo nada (30 min × 1 g = 480 min × 1/16 g).

      Por otra parte, e incluso suponiendo 1 g… la «posición de pie» tiene un pequeeeño problema cuando se la implementa en una centrifugadora de diámetro tan reducido como la de NAUTILUS-X… y es que la gravedad centrífuga es mayor (tanto como el doble) en los pies que en la cabeza. Quién podría conciliar el sueño en esas condiciones es lo de menos, el asuntito es que eso genera trastornos fisiológicos similares o peores que la ingravidez.

      Mismo problemita por este lado, la longitud forzosamente reducida de los rieles malogra el concepto…

      nasa.gov/directorates/spacetech/niac/2017_Phase_I_Phase_II/Turbolift/

      Ni cristo bendito podría conciliar el sueño con todos esos flips de 180º por minuto… y que encima el tinglado esté fuera de la nave, ya nada. Papeler… digooo, carpetazo.

      1. Si Pelau, que decepción.

        Pensé que para la Nautilus-X alguno de la NASA había diseñado una centrífuga relativamente chica, asequible y útil… y POR FIN podríamos tener un sistema de GRAVEDAD ARTIFICIAL funcionando en la REALIDAD (ej en la Gateway), y no sólo en las películas…

        Pero como indicas, es demasiado chica.

        Quizás podría servir al menos como prototipo para realizar algunas pruebas de campo en «la realidad espacial», de las varias tecnologías necesarias para implementarla, diferentes velocidades de giro, etc, y sus efectos sobre los humanos… adosándola a la ISS o la Gateway… antes de hacer algo más grande para llevar a Marte, etc.

        Porque parece que para alcanzar 1G, a menos de 3 RPM y sin tantos problemas consecuentes para los humanos (como la diferencia de gravedad e/cabeza y pies, los mareos x altas revoluciones, etc), necesitas más de 50m de radio!

        Pero entonces, con el tamaño aumentan los problemas técnicos y económicos… y se aleja la posibilidad de materializarlo como parte del programa Artemisa… antes que mi admirado Elon mande una Starship a Marte (sin gravedad artificial) y comience una base en la superficie… sin la gravedad artificial qué podría tener una gran estación orbital en Marte… u otros destinos…

        Porque quizás sería mas fácil «TERRAFORMAR UNA ESTACIÓN ESPACIAL» que un planeta entero… Es decir, agregarle alguno de los sistemas de giro para gravedad artificial, protección para radiación, e invernaderos de cultivo… Y hasta sería más fácil y agradable para los Colonos, que «MARTIFICAR» (o martirizar) sus cuerpos Made in Earth, deformándolos para una dudosa adaptación a la gravedad, temperatura, etc de Marte…

        Estación orbital, con la cual sería más fácil intercambiar carga y pasajeros desde la tierra, que a la superficie marciana… superficie inóspita a la cual solo se bajaría cada varios meses, en aterrizadores Starship tipo Moonship, para unas semanas de revisar experimentos científicos, y cosechar el agua, oxígeno, metano, etc producidos in situ por bases robóticas, cargar el tanque y subirlos a la estación orbital…

        Estaciones y modelo de exploración/ colonización replicable tanto para nuestra Luna, Marte, como otros cuerpos celestes del sistema solar, en vez de querer adaptarse a vivir en cada superficie mas tremenda, que esta red de Estaciones Orbitales…

        Algo parecido a lo que ocurre con las bases Antárticas «permanentes» de Argentina y otros países… que están principalmente sobre la costa y en la península antártica, de más fácil acceso por barco y avión… Pero las que están en el interior, hacia el polo, de dificil acceso y condiciones más extremas; son normalmente temporarias y se visitan sólo en verano…

        ¿Que les parece?

        1. A mi me encantaría ver una estación espacial con gravedad centrifuga. Y no es necesario 1g, idealmente podríamos tener una estación con un aro interior a 1/6 de g, para probar los efectos de la gravedad lunar en los humanos de forma prolongada, y un aro exterior de 0,38 g para probar los efectos de la gravedad marciana.

          Como curiosidad, si acoplaras dos SS por la base y las haces rotar a 1,92 revoluciones por minuto, los astronautas en la parte superior de cada SS (a 40m de la base) experimentarían la gravedad lunar en los pies (0,165g) y un 5% menos aproximadamente en la cabeza (0,157g), para un astronauta de 1,80. ¿Se marearían o sería tolerable? Con 2,9 revoluciones por minuto, gravedad marciana en los pies. Es un experimento que me gustaría ver realizar algún día.

          https://space.geometrian.com/calcs/artificial-gravity.php

          1. El sentido ‘correcto’ de la gravedad es puramente arbitrario. Puedes diseñar tu SS para que tu suelo en el espacio sea tu techo en la Tierra o Marte, y de esta forma no tienes que usar nada extra para unirlas en el espacio, ya que vienen de serie pensadas para acoplarse por la base para los repostajes.

            Y si las unieras directamente por el morro sin accesorios aparatosos, las distancias radiales serían muy pequeñas, la rotación muy alta y las diferencias de gravedad entre cabeza y pies probablemente más incómodas.

          2. Yo no descarto que la StarShip «de serie» pueda terminar incorporando un puerto de acoplamiento frontal «a la MoonShip».

            Si tal puerto existe, y según cómo sea diseñado, en principio permitiría el acoplamiento con diferentes cosas… una Orion, otra StarShip, el extremo de un aparatoso cable… 😉

            Un tal puerto frontal no vendría nada mal, y encima así te ahorras contratar a M. C. Escher como decorador de interiores 😀

        2. NAUTILUS-X tiene sus buenas cosas 🙂 La estructura inflable, el sistema de rodamientos casi sin fricción, la hermeticidad de las juntas lograda mediante metal líquido… Tecnología derivada de esa, y escalada a lo grande, podría quizá en un futuro terminar aplicada en algo como esto…

          http://ssi.org/programs/ssi-g-lab-project/artificial-gravity-peter-diamandis-1987/

          Figure 14 shows a rotating Lunar “Crater-Base” designed by Todd Hawley. This particular base uses a natural lunar feature — a 150 meter radius crater — as the guide for a magnetically driven torus rotating at 2.42 rpm.

          Y como especular es gratis 🙂 si en la ecuación metemos el santo grial de la superconducción «a temperatura ambiente» pues quizá el coste energético para mantener girando a ese carrusel tamaño familiar podría ser asumible.

          De ser eso viable, podríamos tener lo mejor de los dos mundos… habitáculos con 1 g en la superficie de la Luna, de Marte, etc… ahorrándonos el coste de tener que sacar de un pozo gravitatorio todos los consumibles, que es el problemita de las estaciones orbitales (salvo que la minería de asteroides llegue al rescate).

          Y quien dice «en la superficie» también dice «justo por debajo de la superficie» a fin de contar con una gruesa capa de suelo que oficie como blindaje anti-radiación solar y cósmica. Imaginad un toro magnético subterráneo «similar» al CERN que en lugar de acelerar partículas hace girar al propio toro-habitáculo 🙂

Deja un comentario