Último lanzamiento del cohete Rokot

Por Daniel Marín, el 28 diciembre, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Rusia ✎ 28

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia (VKS) lanzaron el 26 de diciembre de 2019 a las 23:12 UTC el último cohete Rokot (Rokot-KM). El lanzamiento se produjo desde la rampa PU-3 del Área 133 del cosmódromo de Plesetsk. A bordo viajaban tres satélites de comunicaciones Gonets-M (números 24 a 26), así como la esfera retrorreflectora Blits-M para experimentos geodésicos. El Rokot-KM era el último lanzador ruso en servicio basado en un misil intercontinental. Tras este lanzamiento, Rusia ha sustituido los ICBM orbitales por los cohetes ligeros Angará 1.2 y Soyuz-2.1v, aunque no se puede descartar que en el futuro se lleve a cabo algún lanzamiento orbital puntual usando misiles (EEUU mantiene algunos lanzadores basados en misiles intercontinentales, como es el caso de la familia Minotaur). Con este lanzamiento Roscosmos cierra 2019 sin haber sufrido ni un solo fallo.

Último lanzamiento de un cohete Rokot (Roscosmos).

El Rokot-KM —también conocido como Rokot/Briz-KM, o simplemente Rockot— es un cohete de tres etapas de 107,5 toneladas y 29,15 metros de longitud que puede poner hasta 1950 kg en una órbita de 200 km y 63º, o bien 1100 kg en una órbita de 400 km y 97º. El cohete Rokot —en ruso Рокот, «estruendo»—nació como una de las dos versiones del misil intercontinental UR-100N/UR-100NU para vuelos orbitales. Una de estas versiones recibió el nombre de Strelá —«flecha»— y consiste en una mínima modificación del misil en el que prácticamente las ojivas nucleares se sustituyen por la carga útil. La otra fue el proyecto 14A01 de interceptor espacial Naryad-V (14F11), desarrollado entre 1987 y 1990. Para este proyecto el misil UR-100N fue dotado de una etapa superior Briz-K (14S12) que permitiese interceptar satélites enemigos. Esta etapa serviría para posteriormente desarrollar la etapa Briz-M (14S43) del cohete Protón y, a partir, de ella, la Briz-KM (14S45) del Rokot-KM.

Cohete Rokot (Khrunichev).

La etapa Briz-KM fue creada originalmente para llevar a cabo veinte lanzamientos de Rokot-KM con satélites Iridium de Motorola, pero finalmente se canceló este acuerdo. El misil UR-100NU, también denominado UR-100N UTTKh (УР-100Н УТТХ), 15A35 ó RS-18B, conocido en occidente como SS-19 (o SS-19 Mod 2 Stiletto), fue desarrollado entre 1975 y 1977 por la filial nº 1 de NPO Mashinostroenia. Posteriormente conocida como oficina KB Salyut, actualmente es parte de la empresa estatal GKNPTs Khrúnichev, la antigua oficina de diseño de Vladímir Cheloméi. El UR-100NU podía llevar hasta seis cabezas nucleares y es una versión avanzada del exitoso misil UR-100N, a su vez una mejora del UR-100 (15A30 ó SS-11). En total se fabricaron 180 misiles UR-100N y 360 misiles UR-100NU. Rokot empleaba propergoles hipergólicos (tetróxido de dinitrógeno y UDMH) en todas sus etapas.

Lanzamiento de un misil UR-100NU.

En 1995 la empresa Khrúnichev fundó la empresa Eurorocket (Eurockot) para comercializar el cohete Rokot (14A05) junto con la compañía alemana DASA. Gracias a los tratados de desarme firmados con EEUU, Rusia debía deshacerse de una gran cantidad de misiles UR-100NU que quedaron disponibles para su uso como lanzadores espaciales. Algo parecido sucedió con el ICBM pesado Voevoda R-36M (SS-18), que pasó a ser comercializado como lanzador espacial bajo el nombre de Dnepr. Debido a su origen militar, el Dnepr y el Rokot fueron durante muchos años los lanzadores más baratos del mercado, motivo por el cual el Rokot se ha usado en multitud de lanzamientos de satélites científicos de la ESA (Swarm, CryoSat, Sentinel, etc.). El gobierno ruso ha usado este lanzador principalmente para poner en órbita satélites de comunicaciones Gonets-M —civiles— y Strelá-3 —militares—, así como los misteriosos satélites interceptores 14F153 (Kosmos 2491, 2499 y 2504).

Partes del Rokot.

El conflicto con Ucrania que estalló en 2014 precipitó la retirada del servicio del Zenit y el Dnepr —fabricados y mantenidos por expertos de ese país—, pero también afectó al Rokot, que usa electrónica ucraniana en el control de vuelo (de la empresa Jartron). El Kremlin decidió cortar cualquier lazo que atase a Rusia con Ucrania en materia espacial y ordenó la retirada del Rokot una vez cumplidos los compromisos con los clientes internacionales y con el gobierno ruso. Todos los lanzamientos del Rokot se han llevado a cabo desde el Área 133 del cosmódromo de Plesetsk. El cohete se trasladaba de forma similar al misil UR-100NU, es decir, dentro de un contenedor denominado TPK (Transportno-Puskovoi Konteiner/Транспортно-Пусковой Контейнер, ТПК), «contenedor de transporte y lanzamiento». Pero, a diferencia del misil, el contenedor TPK no se situaba dentro de un silo, sino en el exterior de la rampa 3 del Área 133.

Contenedor TPK del Rokot.
El Rokot en la rampa (Eurockot).

El TPK llegaba a la rampa en posición horizontal y luego se colocaba en vertical para la integración con la carga útil. El contenedor TPK permite almacenar el misil cargado de combustibles hipergólicos durante décadas, aunque era necesario cargar la etapa superior Briz-KM. Entre 2000 y 2019 se han realizado un total de 31 lanzamientos orbitales del Rokot-KM, de los cuales uno fue un fallo total y otros dos fracasos parciales. A estos lanzamientos hay que añadir dos misiones orbitales del Rokot-K que tuvieron lugar en 1994 y 1999 dentro del marco del programa Naryad. El Rokot sólo podía despegar en seis direcciones (azimut) diferentes, correspondientes a seis órbitas distintas, aunque luego era capaz de cambiar su plano orbital gracias a la etapa Briz-KM.

Rampa 3 del Área 133 de Plesetsk (Eurockot).
Órbitas y azimuts de lanzamiento del Rokot (Eurokot).

La primera etapa mide 17,2 metros de largo y 2,5 metros de diámetro. Utiliza tres motores RD-0233/15D95 (470-520 kilonewton de empuje cada uno y 285-315,5 segundos de impulso específico) de ciclo cerrado y una cámara de combustión, así como un RD-0234/15D96, diseñados por la KB Khimavtomatiki (antigua oficina de Semyon Kosberg) de Voronezh. El RD-0234 es un RD-0233 con las conducciones necesarias para presurizar los tanques de propergoles. Incluye además cuatro pequeños cohetes de combustible sólido en la parte inferior para garantizar la separación con la segunda fase. El control de actitud se realiza mediante el movimiento completo de los motores.

Primera etapa de un UR-100NU.
Motores de la primera etapa.

La segunda etapa tiene 3,9 m de longitud y 2,5 m de diámetro. Incluye un motor principal RD-0235/15D113 (240 kN y 320 s) y un vernier RD-0236/15D114 (15,76 kN y 293 s) de cuatro cámaras. También incorpora cuatro cohetes sólidos para asegurar la separación con la carga útil. La separación de la segunda etapa es del tipo «semicaliente», al igual que la mayoría de misiles con propergoles hipergólicos. Es decir, primero se encienden los vernier, cuyos gases escapan por unos orificios situados en la sección de la primera etapa que conecta la segunda fase, y después se separa la primera etapa. Es entonces cuando se enciende el motor principal RD-0235. El sistema de control es similar al empleado en el ICBM R-36M (SS-18 Satán), diseñado por Vladímir Sergeyev de la NII-692.

Etapa Briz-KM (Khrúnichev).

La etapa Briz-KM tiene una longitud de 2,654 metros y un diámetro de 2,49 metros. Posee una masa en seco de 1600 kg, a los cuales hay que sumar 3300 kg de tetraóxido de dinitrógeno y 1665 kg de UMDH. Emplea un motor principal S5.98 M (14D30) de 20 kN de empuje y 325,5 s de impulso específico, así como cuatro pequeños impulsores vernier 11D458 (de 40 kgf e Isp de 252 segundos) y doce 17D58E (de 1,36 kgf e un Isp de 247 s) para maniobras. Estos impulsores fueron diseñados por la empresa KBKhM A. M. Isayev, actualmente integrada en Khrúnichev y son similares a los empleados en los motores de maniobra de la nave TKS y sus variantes (incluyendo los módulos 77K de la Mir o el Zaryá de la ISS). El motor 14D30 es un derivado del S5.92 empleado en la etapa superior Fregat y puede encenderse hasta en 8 ocasiones durante cada misión.

Cofia y etapa Briz-KM del Rokot (Eurockot).

La Briz-KM tiene tres baterías de plata-zinc que duran unas 7 horas y puede cambiar el plano orbital de su carga útil hasta 10º, ofreciendo un rango de órbitas mayor que el permitido por el azimut del cosmódromo. El primer lanzamiento de un Rokot con la etapa Briz-KM se produjo el 16 de mayo de 2000. La cofia (GO según sus siglas en ruso), también fabricada por Khrúnichev, tiene un espacio útil interno de 1,8 m de altura y 8,8 m3. Su armazón es de aluminio, recubierto por una estructura de fibra de carbono. Sus dimensiones son de 6,7×2,5 m y emplea motores sólidos para su separación.

Último lanzamiento del Rokot (Roscosmos).



28 Comentarios

    1. Cierto, otra entrada estupenda. Daniel está que se sale estas Navidades. Parece infectado por el virus “Blogerium Nadalis Tremens” 😂😂😂.

      Pero oye, mejor para nosotros… ¡A seguir!

  1. Consulta fuera de tema, pero que me ha surgido al hilar las últimas excelentes entradas de Daniel: hay alguna razón especial para que la gran mayoría de los lanzadores estén pintados de blanco?

  2. Fantastica entrada Daniel siempre me e preguntado por qué Rusia nunca a desarrollo lanzadores de combustible sólido como hicieron los EEUU y ahora los chinos me imagino que sería por problema de tecnología o de filosofía de diseño
    PD : esperando con ansias el artículo de el retorno del cz 5 Chino 😉

    1. Me alegra que Rusia haya destinado estos obsoletos misiles intercontinentales soviéticos, para un uso civil. Ha sido una buenísima idea. Supongo que podrá hacer lo mismo con los Topol y Topol-M, cuando sean reemplazados por versiones más modernas y eficaces.

  3. OFF TOPIC DEFENSIVO

    La noticia ha pasado desapercibida para la mayoría de los medios no especializados (excepto para TVE 2), pero en el Consejo de Ministros de ayer día 27 de diciembre se autorizó, además de la construcción de dos nuevas fragatas F-110, que elevan el total de la serie a 7 unidades, y dos nuevos submarinos dela serie F-80, con lo que la Armada dispondrá de 6 unidades en el horizonte de 2030, un acuerdo con la empresa PLD Space para, en el marco de la recientemente anunciada Política Nacional de Defensa Espacial, desarrollar un Misil Interceptor de Largo Alcance – LEO (MILA/LEO) en colaboración con el CNES de Francia. Aquí tenéis la parte de la reseña del Consejo de Ministros relativa a este acuerdo, cuya dotación económica inicial asciende a 28,12 millones de euros en la fase de definición:

    ” ACUERDO por el que se destinan 28,12 millones de euros a las fases de definición y viabilidad del programa MILA/LEO (Misil Interceptor de Largo Alcance – Órbita Baja) bajo la dirección de la sociedad española PLDSpace SA en colaboración con las empresas INDRA, GMV y el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia. Este acuerdo está sometido a las excepciones presupuestarias destinadas a actividades relacionadas con la defensa nacional.”

    Aquí tenéis el enlace a la referencia del Consejo de Ministros:

    https://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/referencias/Paginas/2019/refc20191227.aspx

    Y aquí el enlace al vídeo de “La 2, Noticias” en la que se ha recogido la noticia sobre las dos nuevas fragatas, los dos nuevos submarinos y el proyecto MILA/LEO:

    https://youtu.be/67C4-X206nw

    Saludos

  4. OFF TOPIC DEFENSIVO

    La noticia ha pasado desapercibida para la mayoría de los medios no especializados (excepto para TVE 2), pero en el Consejo de Ministros de ayer día 27 de diciembre se autorizó, además de la construcción de dos nuevas fragatas F-110, que elevan el total de la serie a 7 unidades, y dos nuevos submarinos dela serie F-80, con lo que la Armada dispondrá de 6 unidades en el horizonte de 2030, un acuerdo con la empresa PLD Space para, en el marco de la recientemente anunciada Política Nacional de Defensa Espacial, desarrollar un Misil Interceptor de Largo Alcance – LEO (MILA/LEO) en colaboración con el CNES de Francia. Aquí tenéis la parte de la reseña del Consejo de Ministros relativa a este acuerdo, cuya dotación económica inicial asciende a 28,12 millones de euros en la fase de definición:

    ” ACUERDO por el que se destinan 28,12 millones de euros a las fases de definición y viabilidad del programa MILA/LEO (Misil Interceptor de Largo Alcance – Órbita Baja) bajo la dirección de la sociedad española PLDSpace SA en colaboración con las empresas INDRA, GMV y el Centro Nacional de Estudios Espaciales (CNES) de Francia. Este acuerdo está sometido a las excepciones presupuestarias destinadas a actividades relacionadas con la defensa nacional.”

    Aquí tenéis el enlace a la referencia del Consejo de Ministros:

    lamoncloa.gob.es/consejodeministros/referencias/Paginas/2019/refc20191227.aspx

    Y aquí el enlace al vídeo de “La 2, Noticias” en la que se ha recogido la noticia sobre las dos nuevas fragatas, los dos nuevos submarinos y el proyecto MILA/LEO:

    youtu.be/67C4-X206nw

    Saludos

    1. Anda, mensaje duplicado.

      Nunca terminaré de entender la política de Naukas con los enlaces ¿Por qué unos pasan sin problemas y otros quedan detenidos?

        1. Exacto, si el comentario tiene 2 o más enlaces funcionales (que luego se ven en rojo) queda pendiente de moderación.

          Si tiene sólo 1 enlace funcional (en rojo) se publica en el acto.

          Si tiene tropecientos “enlaces recortados” (en negro, pues el sistema los interpreta como simple texto) y sólo 1 o ninguno funcional (en rojo) se publica en el acto.

          1. Gracias por confirmar mis sospechas. Es del todo absurdo el procedimiento, pero…

            Bueno, por lo menos donde iba una inocentada han entrado dos… Aunque sea la misma.

  5. Daniel, ¿qué ventaja tiene el uso del “contenedor de transporte y lanzamiento”?
    Además de no tener que diseñar y constituir una rampa específica…
    Gracias

  6. Rusia va cerrando etapas. Los Rockot y Dnepr han sido grandes caballos de batalla. Espero que el Angará consiga ser competitivo. A ver si consiguen sacar adelante algún proyecto reutilizable y consiguen mantener la posición.
    Europa ha ido perdiendo un mercado moderado con el ArianeV, pero el batacazo de Rusia es espectacular. No hace tanto eran líderes de lanzamiento año tras año sumado a un casi monopolio tripulado que se va a desvanecer en breve. La sombra de haberse metido en Ucrania es bien larga, tanto aislamiento está pasando factura.

  7. Concuerdo. Agrego que la última década del siglo pasado fue nefasta para la astronáutica rusa (como para casi todos sus sectores científicos y tecnológicos), más allá de su parte en la construcción de la Estación Espacial Internacional. Y una década es demasiado tiempo. A eso hay que agregar la racha inusitadamente larga de años con fallos en sus lanzamientos. Tanto que este año que no los tuvieron sea un real motivo para que festejen

    1. Un tanto exagerado tu comentario. La cosmonáutica rusa realmente está estancada, pero yo no diría que la última década fue “nefasta para casi todos los sectores científicos y tecnológicos” de Rusia, al contrario, lograron mucho. Con la reciente reducción del presupuesto militar ruso (que no es por una crisis económica, sino porque completaron, en la última década, un enorme programa de modernización de sus fuerzas armadas) y el correspondiente aumento de las inversiones en educación y ciencia pura, quizás las cosas empiecen a mejorar. Los medios occidentales no hablan de eso porque no les interesa ninguna noticia mínimamente positiva sobre Rusia, y es que la reducción de los gastos militares va acompañada de un muy gran aumento de los presupuestos en infraestructura, salud, educación e investigación científica.

  8. Daniel, que decir… otra entrada espectacular. Otro año a toda máquina. Nuevamente mi agradecimiento por tu tarea de divulgación.
    Una duda, el lanzador tiene en la primera etapa tres RD0233 y un RD0234…. pero en la foto se ve una distribución simétrica. ¿El RD0234 tiene un empuje exactamente igual a los otros? En ese caso ¿Que ventaja tiene poner un motor distinto al resto?

  9. Me alegra que Rusia haya destinado estos obsoletos misiles intercontinentales soviéticos, a un uso civil. Ha sido una buenísima y fructífera idea. Supongo que podrá hacer lo mismo con los Topol y Topol-M, cuando sean reemplazados por versiones más modernas y eficaces.

  10. La década que fue nefasta para casi todos sus sectores fue la última del siglo pasado, es decir mientras gobernó Boris Yeltsin. No la última, que sería 2011-2020.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 28 diciembre, 2019
Categoría(s): Astronáutica • Cohetes • Rusia