Ad Astra: crítica para espaciotrastornados

Por Daniel Marín, el 25 septiembre, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Cine ✎ 254

No hay muchas películas de ciencia ficción modernas que tengan a la exploración del espacio como eje central de su trama. La última producción de este tipo es Ad Astra (James Gray, 2019), una película de gran presupuesto protagonizada por Brad Pitt y Tommy Lee Jones. Ad Astra está ambientada en una especie de futuro alternativo donde el impulso de la exploración que supuso la carrera lunar de los años 60 no desapareció y la humanidad se ha expandido por el sistema solar, aunque en ningún momento se deja claro el punto de ruptura con nuestra realidad. Pero vayamos al grano: Ad Astra tiene elementos narrativos interesantes y el diseño de vehículos y equipos está muy conseguido. Sin embargo, la historia hace aguas por todos lados y, además, el número de errores científicos es apabullante. Sí, ya sé que es solo una película. Y sí, ya sé que en todas las películas de ciencia ficción hay muuuchas licencias científicas. Pero en Ad Astra estas licencias son, para mi gusto, demasiado numerosas y muchas de ellas constituyen errores básicos sobre los vuelos espaciales que pueden confundir a más de un espectador despistado. ¿No me crees? Pues hagamos un resumen de la película. ¡Cuidado, que a partir de aquí hic sunt spoilers!

La película nos cuenta la epopeya freudiana del astronauta Roy McBride (Brad Pitt) para viajar a Neptuno pasando por varios mundos del sistema solar con el objetivo de encontrar, física y espiritualmente, a su padre, Clifford McBride (Tommy Lee Jones), un héroe del Mando Espacial (Space Command, una especie de mezcla entre la NASA y el Space Command actual) que viajó hasta Neptuno hace treinta años a bordo de la nave del «Proyecto Lima» y que, aparentemente, desapareció sin dejar rastro. Varias décadas después de perder el contacto con papá McBride, el sistema solar interior se ve sacudido por una serie de oleadas energéticas de «rayos cósmicos» que provienen de Neptuno. Se ve que el Proyecto Lima usaba antimateria y, de algún modo que no queda claro, la nave de papá McBride es la causante de las anomalías. Evidentemente, esto es un disparate desde el punto científico. Si las anomalías se originasen por la aniquilación de antimateria, la nave y la tripulación del Proyecto Lima habrían quedado fritas por la radiación hace tiempo y, para más inri, los efectos a 4500 millones de kilómetros serían despreciables. Pero aceptemos esta premisa por loca que sea. Al fin y al cabo, es una simple excusa para que la trama se desarrolle.

El caso es que el Mando Espacial decide que ya está bien de tanto corte de electricidad y opta por mandar una nave tripulada hasta Neptuno para destruir lo que quede del Proyecto Lima con un bombazo nuclear. Pero antes quieren intentar una solución menos drástica y hablan con McBride hijo para que intente convencer a su padre de que abandone lo que sea que esté haciendo con la antimateria. Papá McBride se fue a Neptuno cuando su hijo era muy pequeño y este ha crecido sin él. Pero Roy McBride, traumatizado por la figura de su padre, ha dedicado su vida al mismo sueño que su progenitor: explorar el sistema solar. Algo que resulta un poco extraño, porque es obvio que el personaje de Brad Pitt no está bien de la cabeza. Y eso a pesar de que en este futuro alternativo los astronautas son sometidos a frecuentes evaluaciones psicológicas tan aleatorias como inútiles, porque, como luego veremos, el cuerpo de astronautas del Mando Espacial está como una regadera (o abusa de sustancias que en esa realidad puede que no sean ilegales, pero en la nuestra sí).

Astronautas hacen una EVA sin soporte vital pero con paracaídas en una antena gigante para detectar aliens (Fox).

Encontramos a McBride hijo trabajando en una antena para detectar vida extraterrestre (en este futuro todo el mundo está obsesionado con el SETI). En el tráiler de la película parecía que estábamos ante un ascensor espacial, pero no, desgraciadamente se trata de algo muy distinto y con mucho menos sentido: McBride está en una antena internacional de ¿cien? kilómetros de altura en la que hay módulos tripulados (WTF?). A ver, estamos en un futuro alternativo en el que la humanidad tiene bases en la Luna y en Marte y controla la tecnología de antimateria. Pero en vez de montar un radiotelescopio gigante en órbita o en la cara oculta de la Luna deciden construir una antena de telefonía móvil sobredimensionada en la Tierra para escuchar a los alienígenas. Y, claro, mandan a gente a vivir a gran altura para que el asunto sea todavía más absurdo.

Sea como sea, Roy McBride está en la antena haciendo sus cosas cuando una de las descargas de energía mágica del Proyecto Lima se carga la antena y a su superflua tripulación. Por suerte, McBride estaba en esos momentos en el exterior haciendo una OGEVA (One g EVA… sí, me acabo de inventar el término) con una especie de escafandra ACES y sobrevive a la caída haciendo un Felix Baumgartner en una escena que, la verdad, mola mucho. Después de recuperarse, los militares le comentan que papá McBride probablemente siga vivo, pero que está haciendo cosas rarunas con la antimateria en Neptuno. Le ordenan que grabe un mensaje para pedirle que pare, pero, ojo cuidado, hay que enviarlo mediante enlace láser desde Marte porque, bueno, porque sí (parece ser que es el único lugar que no se ve afectado por las descargas de energía, pero luego vemos bases en la Luna que funcionan sin problemas). Total, que Roy McBride tiene que ir físicamente a Marte para grabar el mensaje porque se ve que en ese futuro no pueden enviar un archivo de audio en mp3. Y además tiene que grabar el mensaje en un estudio de grabación en el planeta rojo porque en el caso de que la calidad del audio no sea muy buena papá McBride podría cabrearse todavía más (mejor no preguntamos para qué demonios es necesario un estudio de grabación en Marte).

Los cascos de Ad Astra son una mezcla de diseños de trajes del Gémini y el transbordador (Fox).

Pero para ir a Marte antes hay que pasar por la Luna. Esta parte es más o menos creíble porque el pozo gravitatorio lunar es más débil que el terrestre y es más fácil viajar a Marte desde la Luna desde el punto de vista de la Delta-V. Eso sí, la base de lanzamiento es secreta —aunque en realidad cualquier satelitucho podría verla desde la órbita— y está en la cara oculta de nuestro satélite. Para llegar allí McBride primero coge un vuelo «comercial» hasta una base/ciudad en la cara visible y luego se desplaza en rover hasta la cara oculta. Y digo yo, ¿por qué no viaja directamente hasta la base de la cara oculta? Porque el Mando Espacial quiere que sea una misión secreta. ¿Por qué? Ni idea, pero si el Mando Espacial tiene una nave para ir a Marte también debería tener otra para viajar a la Luna, ¿no? También hubiera sido una buena opción viajar en un transporte suborbital de una base a la otra y no en un rover, porque resulta que en la Luna hay… piratas. Sí, piratas, que también se desplazan en rover por la superficie lunar y que sorprenden a los viajeros como si fueran comanches asaltando diligencias en una vieja película del oeste. La idea de los piratas es original, pero en la vida real un pequeño satélite serviría para descubrir la posición de cualquier enemigo en cientos de kilómetros a la redonda. No es que haya muchos sitios para esconderse en la superficie de la Luna precisamente.

La escena de los rovers en la Luna está muy bien (Fox).

La parte de los rovers lunares está muy lograda y se nota que se han basado en imágenes del Apolo. La ausencia de sonidos en el vacío —un acierto que se mantiene en la mayor parte de la película— y la baja gravedad lunar están bien recreados, aunque hay un error garrafal: en un determinado momento McBride eleva la mano para tocar el polvo en suspensión levantado por los rovers al desplazarse por la superficie. Pero, obviamente, ¡no puede haber regolito en suspensión porque en la Luna no hay aire! (Otro error menor es que se ve a los rovers rodar hacia la Tierra, cuando deberían ir en dirección contraria porque se supone que van a la cara oculta). Tras sortear a los piratas en una escena que realmente no aporta nada a la trama central de la película, McBride se monta en una nave interplanetaria rumbo a Marte junto con el resto de una tripulación que presenta síntomas claros de discapacidad mental. Por lo menos el diseño de la nave es correcto y muy atractivo, especialmente en lo que respecta al interior, con elementos tomados de la ISS y el transbordador espacial (curiosamente, los gorros de comunicaciones de los astronautas parecen inspirados en los que llevaban los cosmonautas soviéticos de los años 70). El viaje solo dura 19 días, pero vamos a suponer que usan un sistema de propulsión exótico a base de antimateria o algo así. De camino a Marte reciben una señal de socorro de una nave noruega y deciden acudir al rescate. Teniendo en cuenta que están en una trayectoria hacia Marte a alta velocidad, eso significa que deberían haber realizado una maniobra propulsiva con una altísima Delta-V para igualar velocidades con la nave noruega, pero bueno, en este punto todo da un poco igual.

Se encuentran con la nave noruega y McBride y otro astronauta prescindible acceden al interior de la misma, que no se sabe si está presurizado o no (esta confusión se da continuamente en muchas escenas de la película y con diferentes trajes espaciales, por lo que he llegado a la conclusión de que los autores del film no tienen muy claro lo que significa que una nave esté presurizada). Los dos hombres se separan, algo muy lógico… siempre y cuando uno quiera morir rápido, claro. Efectivamente, y como era previsible, el otro astronauta muere atacado por… un mono. Porque, ¿quién no ha hecho experimentos genéticos con babuinos a bordo de una nave noruega en el espacio profundo? McBride sortea al simio como puede, lo aisla y despresuriza el módulo en el que se encuentra. El mono revienta violenta e incorrectamente —los cuerpos sometidos al vacío no explotan— como en el clásico Atmósfera Cero de 1981 (gran película, por cierto, a pesar de sus errores técnicos). McBride regresa a la nave marciana después de participar en una odisea que, de nuevo, no aporta absolutamente nada a la trama y no tiene ninguna consecuencia en los acontecimientos posteriores.

El estudio de grabación marciano (Fox).

La nave aterriza verticalmente en Marte como si fuera la Starship de SpaceX, aunque el comandante no puede pilotar el vehículo manualmente por culpa de sus graves taras mentales y McBride se ve obligado a tomar el control. Una vez en el planeta rojo, McBride envía el mensaje a su padre desde el estudio más caro jamás construido y el espectador tiene la impresión de que papá podría responder en cualquier momento justo después de enviar el mensaje, lo que hubiese supuesto que estamos ante una comunicación más rápida que la luz (alabado sea Sagan, no lo hace). Pasan cosas y, de repente, alguien se da cuenta de que McBride está como una chota y que no es apto para el vuelo espacial, así que le mandan a una habitación con imágenes de flores y pajaritos para que se relaje. McBride está muy, pero que muy cabreado —una de las pocas emociones que muestra el personaje en toda la película— y se fuga de la escape room relajante. Recibe la ayuda de la jefa de la base marciana porque… bueno, la verdad es que da igual por qué, pero lo importante es que esta le lleva cerca de la nave para que se cuele antes del lanzamiento.

Marte se ve bonito (Fox).

Se trata de la misma nave con la misma tripulación de tarados con la que ha viajado hasta Marte, que ahora va a ir a Neptuno a cargarse a McBride padre. Vemos un par de escenas de la superficie marciana muy bonitas, aunque con demasiado polvo y viento, y un rover marciano bastante resultón. McBride tiene que pasar por un lago subterráneo marciano (!?) para llegar a la rampa de lanzamiento, obviando en el proceso que los trajes EVAs no sirven como escafandras submarinas. Trepa por la rampa y se cuela en la nave cuando el cohete está despegando. En ese momento la tripulación de disminuidos psíquicos decide levantarse de sus asientos para matar a McBride mientras el cohete está acelerando durante el despegue… pero no caen porque los guionistas no entienden el concepto de aceleración y en cambio vemos una absurda escena de lucha en gravedad cero. McBride golpea lo que parece ser un depósito de cianuro —muy útil en una nave espacial interplanetaria— y toda la tripulación muere ipso facto menos él, que llevaba el traje EVA.

¡Un Saturno V! (Fox).

Ahora McBride, libre de la tripulación de inútiles, se va a Neptuno en búsqueda de su padre. El viaje dura ochenta días, en plan Phileas Fogg. Espera un momento. ¿El viaje de la Tierra a Marte dura diecinueve días y el de Marte a Neptuno solo ochenta días? Mmmm, me huele a que alguien no ha jugado al Kerbal todo lo que debería. Además, se supone que el Proyecto Lima lleva treinta años perdido en Neptuno y ha sido imposible averiguar qué es lo que había pasado porque estaba muy lejos, pero resulta que solo hacen falta ochenta días para llegar allí a bordo de una nave más o menos normal. ¿En todo ese tiempo a nadie se le ocurrió viajar a Neptuno (hubiera bastado una nave no tripulada)? En fin. La nave pasa por Júpiter y Saturno para, suponemos, llevar a cabo sendas maniobras de asistencia gravitatoria y aumentar su velocidad (dejemos a un lado la improbable alineación planetaria que esa trayectoria lleva implícita).

Las escafandras lunares recuerdan al A7L del Apolo. En la imagen, dos personajes prescindibles (Fox).

Al final llega a Neptuno, que está muy débilmente iluminado, aunque eso no impide que la nave use lo que parecen ser paneles solares (¿o son aletas de refrigeración de un reactor?). Más que alrededor del Sol parece como si estuviera a medio camino de Alfa Centauri (sí, la luz solar en las cercanías de Neptuno es débil, pero no tanto). La nave de Proyecto Lima está sobre/bajo el plano de los anillos de Neptuno. Esta configuración orbital no es estable y la nave debería atravesar los anillos dos veces durante cada órbita a no ser que se emplee algún sistema de propulsión, aunque la velocidad relativa con las partículas de los anillos no debería ser demasiado alta (el valor exacto dependerá de la diferencia de inclinación de los planos orbitales). McBride hijo se monta en una especie de Crew Dragon para viajar a la nave de Proyecto Lima y, una vez allí, se encuentra al fin con su padre durante un lento anticlímax. Papá McBride resulta no ser un héroe, sino una persona despreciable que nunca ha querido a su familia, además de ser un asesino psicópata en sus ratos libres.

A pesar de todo, Roy quiere traer a papá-psycho de vuelta a la Tierra, pero durante la EVA de regreso el padre decide que, tras treinta años sobreviviendo en el espacio a duras penas, ese es un buen momento para suicidarse. Y adiós. McBride hijo usa una antena móvil de radar sacada de un barco —que no sé qué pinta en una nave espacial— como trampolín para saltar hasta su nave pese a que dispone de propulsores en su mochila. Después de ignorar la conservación del momento angular y del momento lineal a partes iguales, McBride cruza el anillo de Neptuno a una velocidad inusitadamente elevada y llega a su nave. Pone rumbo a la Tierra y emplea la explosión termonuclear del arma que ha dejado a bordo del Proyecto Lima con el objetivo de acelerar el regreso —en este punto ya no hago preguntas— y poco después reentra en la atmósfera terrestre dentro de otra Crew Dragon modificada. Aterriza de una pieza y decide que, a partir de entonces, se permitirá mostrar alguna emoción que otra en su vida. En ese momento vemos un plano de Liv Tyler y se acabó.

Brad Pitt perdido en el espacio (Fox).

A pesar de el despropósito general, Ad Astra tiene elementos muy positivos, como por ejemplo la estética y el diseño de las naves. Si alguien —especialmente alguien joven— se ha sentido inspirado o atraído hacia el espacio o la ciencia después de verla, bienvenida sea. Desgraciadamente, y en mi humilde opinión, se trata de otra oportunidad desperdiciada de representar la exploración del espacio desde un punto de vista épico y optimista. Una pena.



254 Comentarios

  1. Hola, mi primera vez que escribo por aquí, pero tengo una pregunta., Daniel también hiciste una crítica tan completa para Interstellar ?, porque para mí tiene un montón de cosas parecidas a esta Película de B. Pitt (muy a pesar de la “asesoría” de Kip S. Thorne), saludos!

    1. Aquí la tienes:
      https://danielmarin.naukas.com/2014/11/09/los-aciertos-y-errores-de-insterstellar/

      Concuerdo con Daniel en que Interstellar es una obra de arte, una joya audiovisual. Pero opino que, en TODO lo demás, Interstellar es un desastre mayúsculo con nefastas consecuencias para la ciencia ficción cinematográfica venidera, pues mucho me temo que “su fórmula” para logar un éxito de taquilla ha sentado precedente y así seguiremos teniendo “odiseas espaciales” absolutamente ABSURDAS hasta que el Infierno se congele.

      Por cierto, Kip Thorne no sólo fue asesor científico y productor ejecutivo de Interstellar, de hecho el manifiesto propósito del proyecto desde su génesis era divulgar ciencia, en particular aquellos aspectos de la Física teórica en los que Kip Thorne es una eminencia.

      Divulgar ciencia no en formato documental sino en formato ficción… ficción que debía ajustarse como un guante a ese propósito… entonces cayeron los hermanos Nolan y literalmente hicieron lo que se les vino en gana. Cómo será de severa la nolanada que el libro The Science of Interstellar de Kip Thorne viene siendo el anti-manual de la peli.

      Y si en una peli presuntamente pro-ciencia como Interstellar, una peli que nació por y para eso… resulta que no rescatas ni una sola situación medianamente lógica y ni un solo personaje científico o no con siquiera media neurona funcional… ¿qué podemos esperar de Ad Ostia o Des Astra o cualquier otra superproducción con desdoblamiento de personalidad?

      Y digo bien: desdoblamiento de personalidad. ¿Qué es si no eso de tener que dejar el cerebro en la entrada del cine para poder “disfrutar” de una obra de arte audiovisual? ¿De qué sirve el buen hacer de un Kip Thorne cuando luego viene un Nolan y nos obliga a ajustar la suspensión voluntaria de la incredulidad al mismo nivel que requiere Armageddon o Star Trek o Star Wars o El ataque de los tomates asesinos?

      1. A ver, ES LA TERCERA VEZ que tengo que colgar este comentario. A ver si ahora sale bien:

        “Ni “Interstellar” ni “Gravity” valen un pimiento. Mucho efecto especial y mucha escena impresionante, pero las patadas a la física más elemental son permanentes. Eso sí, las campañas de marketing, brutales.

        De la heroica “caída” de Clooney en “Gravity” a las nubes de hielo y tsunamis con palmo y medio de agua de “Interstellar” (lo del milagroso motor del vehículo de descenso ya ni hablamos) a los delirios que cuenta Daniel de “Ad Astra” (me quedo con lo de la explosión termonuclear para conseguir DeltaV adicional) hay todo un universo de despropósitos.

        Por si os queréis echar unas risas con mis vitriólicas críticas a las pelis en cuestión:

        filmaffinity.com/es/user/rating/172598/883807.html

        filmaffinity.com/es/user/rating/172598/704416.html

        Pongo los enlaces sin las 3W ni el HT…P a ver si así sale bien.

        QUÉ HARTAZGO DE NAUKAS

        1. 😉 Como complemento, aquí dejo mi “starwaresca” crítica de Interstellar… hay que hacer un poco de scrolling hacia abajo para ver mi comentario pues es una de esas entradas cuyos enlaces a redes sociales y/o vídeos de YouTube demoran un pelín en dibujarse con lo cual todo el texto refluye hacia abajo cuando el rendering finaliza…
          https://danielmarin.naukas.com/2019/07/28/el-cohete-chino-disfrazado-de-un-falcon-9-de-spacex/#comment-469905

          Y se podrían decir muuuchas más cosas, la sarta de disparates de Interstellar es literalmente astronómica. Por ejemplo…

          ¿Con cuántos vodkas me tengo que tragar que la NASA… no ya “nuestra” NASA sino la de esa Tierra apocalíptica en pleno colapso ecológico, económico, social, político… tiene los recursos para construir una base secreta al mejor estilo James Bond… por si las moscas… por si acaso se da la inverosímil casualidad que el increíble presentimiento de 1 científico resulta correcto?

          Una base secreta que es una estación espacial lista para despegar… pero que PUEDE despegar si y sólo si:

          1) Alguien, de alguna manera, logra resolver la ecuación de la gravitación cuántica. El Monolanito sabrá cómo diantres. No le pregunten al profesor Brand, todo esto fue idea suya, pero no tiene ni la más pijotera idea. ¡Totalmente lógico!

          2) No tiene por qué ser así, y lo más probables es que NO sea así… pero una vez resuelta, la ecuación de la gravitación cuántica corrobora felizmente el presentimiento inicial: la gravedad puede ser modificada a voluntad. ¡Santas felices casualidades, Batman!

          3) Ahora mismo NO hay acelerador de partículas capaz de confirmar o refutar las teorías más vanguardistas. Pero no pasa nada, la ecuación de la gravitación cuántica está resuelta. ¿Pruebas experimentales? ¿Para qué? Los números cierran y todos contentos. ¡Totalmente científico!

          Y antes de que me digan que la presencia de la boca saturnina del agujero de gusano y otras perturbaciones gravitacionales ocasionadas por los seres pentadimensionales son prueba suficiente de los puntos 2 y 3… ¿seguro? ¿Seguro que ellos NO están aplicando otros efectos además de nuestra descripción de la gravitación cuántica? ¿Seguro que la gravitación cuántica y nuestra descripción de la gravitación cuántica son la misma cosa?

          4) Del dicho al hecho hay un buen trecho. Pero casualmente las aplicaciones prácticas de la ecuación de la gravitación cuántica requieren bastante menos de 1 siglo de desarrollo tecnológico… y es más, casualmente no hay ni que modificar la base secreta, pese a toda la incertidumbre y el escepticismo en contra, resulta que efectivamente ES una estación espacial lista para despegar, así de bueno fue el presentimiento inicial. ¡Totalmente creíble!

          En fin…

          1. Suscribo al 100%… Y es solo uno de los aspectos disparatados del guión, que se suceden uno tras otro durante dos horas.

            Yo lo tengo muy claro: las pelis de Nolan son para seguidores de Nolan, para nolanistas. No hay más.

            Pero vamos, actualmente no hay películas que merezcan la pena. Ni directores. Solo hay superhéroes enfundados en leotardos que van haciendo el bobo por ahí y realizadores pedantes apoyados en un departamento de marketing que se las sabe todas.

            Mejor ver series.

          2. Venga, voy a echarle un capote a Nolan… Me va la marcha, así que ahí vamos en respuesta al comentario de Pelau (lo matizo por si hay un salto náukico;

            1) El profesor Brand sabe que la gravedad cuántica puede ser aprehendida en una teoría con aplicaciones prácticas; no sabe como llegar a ella, pero todo lo que ha estudiado (junto con sus colaboradores, a buen seguro otros físicos de gran nivel, a los que tiene engañados -al igual que al gobierno federal, dicho sea de paso-).
            2) Me remito al punto 1; el profesor Brand sabe que la gravedad tiene resolución a nivel cuántico de tal modo que puede modificarse su efecto con el desarrollo tecnológico adecuado.
            3) Demasiados ¿Y si? Es así, y punto, que leñe. 😆Los seres pentadimensionales descendientes de la humanidad (no cabe otra posibilidad, ninguna raza racional evolucionada a metadeidad podría tener tan buenos deseos hacia la humanidad, a poco que se informasen sobre ella 😆) elaboraron un plan sutilmente retorcido -para los humanos actuales, no para ellos, claro- del que Cooper & co. no pueden escapar (libre albedrío, al wc).
            4) Los seres “petadimensionales” decidieron colaborar con el bueno del profesor Brand, y gracias a su influencia el gobierno federal le facilitó los medios financieros y materiales necesarios (esto sí es de logíca; no van a dejar todos los huevos en el mismo cesto, algún plan B (o C) tenían que pergueñar)…

            En fin, que si haces el suficiente esfuerzo de imaginación, al final llegas a aceptar todos los giros argumentales que se le ocurra a cualquier guionista de Hollywood… Por lisérgicos que sean.
            😉

          1. Totalmente de acuerdo, ED.
            Al margen de esto, quisiera ampliar el punto uno de mi diatriba anterior (cosas de escribir a correr en un móvil); me comí “…pero todo lo que ha estudiado… …le ha llevado sin género de dudas a esa conclusión”.
            Lógica, no logíca, por amor de dos…
            Disculpad el tostón (sobre todo Pelau, espero que no me acribilles).
            Saludos.

          2. A ver, Interstellar tiene fallos graves, como bien apuntan Pelau e Hilario.
            Pero es que los de Ad Astra, tanto técnicos como de guión, son burdos, son ofensivos. En interstellar al menos lo intentaron, aquí es que esto parece Aterriza como puedas.

    2. IMO, lo unico que tiene de bueno Interestelar es la colaboracion estelar de Kip Thorne y los efectos especiales. Aparte de eso es un bodrio caro. Prefiero Star Wars.

      1. Hey, sin desmerecer a John Williams, la música de Has Zimmer en la peli es brutal.
        Todavía hay ratos en que me pongo a tope en la (nueva) tele el momento del despegue del cohete.

  2. Menudas risas con tu crítica jajaja, pero muy acertada en todo. Vi la peli hace unos días esperanzado y directamente me pareció la mayor mierda que he visto en mucho tiempo. Y te has dejado algunos detalles de poca coherencia como el supuesto papel que pinta el viejo que acompaña al prota durante el principio de la peli hasta el despegue desde la luna (se supone que tiene que ayudarlo pero acaba siendo operado de urgencia en la Luna xD ), la transición de luz solar entre la cara visible y oscura de la luna es completamente abrupta (corrígeme si me equivoco y si este detalle de la peli es acertado o no) o como el prota atraviesa los anillos de Neptuno en pocos segundos con una plancha de metal como escudo en plan Goku (¿qué grosor deben de tener en la realidad si es que se sabe este dato?)…
    Muchas gracias por tu crítica y un abrazo de un fan espaciotrastornado.

  3. jajaj, no pare de reirme con el buen uso del sarcasmo, no vi la peli pero con esta critica ya me alcanza como para no ir con demasiadas pretenciones. Muy buen articulo.

  4. No me gustó nada y estaba esperando con ansia la rigurosa crítica de Daniel, que gran alivio al saber que tampoco le ha gustado. Es un despropósito de película desde el punto de vista de la ciencia y también del punto de vista cinematográfico por su absurdo y ridiculo guión.

    Además tiene un mensaje anti-exploración espacial que apesta bastante, no se si lo habéis notado. Yo de este director ya no pienso ver nada más.

    1. Es la tónica más habitual de los últimos años… Quitando “La Llegada”, casi todas las demás que se han hecho de temática espacial (obvio, quitando también las Space Operas… me refiero a las películas con supuesto mensaje espacial, como “Life”, por ejemplo), muestran siempre el lado malo, tenebroso, prohibido… “Uuuuu, el espacio es chungo, no vayáis, todo os quiere comer/invadir/matar…”.

      1. Normal que las historias de cualquier género tiendan hacia el lado tenebroso, porque si “todo va bien” es aburridísimo, no hay drama 🙂

        Particularmente normal para la ciencia ficción, cuyo ámbito natural es la “terra incógnita” donde los cartógrafos siempre han dibujado monstruos 😉

        La ciencia ficción desde sus orígenes siempre se ha hibridado muy naturalmente con el género terror. Cuando eso se hace bien, nos da por ejemplo las inmortales obras de Lovecraft, o estupendas películas como Alien, The Thing, Aliens…

        Y cuando eso se hace mal, de manera chapucera, de idiotas para idiotas… nos da estupendas obras del humor universal como Prometheus, Alien Covenant, The Cloverfield Paradox, Life…

  5. 😀 😀 😀
    Cielos Constelados !!!!! Hay que inventar un premio a la burrada espacial del año. Es una tomada de pelo o realmente los que hacen este tipo de películas creen que están haciendo algo serio??

  6. Le has dado muy duro a la película, claro, hay que entender que es un análisis para espaciotrastornados y cualquier error técnico es susceptible de ser revelado y denunciado con ferocidad. Me veré una vez más la película y expondré una respuesta más completa a tu critica. Por ultimo, soy de suramérica, y me pregunto qué significa el juego de palabras « Me Mola… » .Ustedes los españoles lo usan mucho.

    1. https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/tag/me-mola-mucho/

      En cuanto a los errores “técnicos” de la película… “1 + 1 = 43” es un error para cualquiera, no sólo para matemáticos. Es decir, cuando la historia es una sucesión de situaciones absurdas no ya desde el punto de vista técnico sino por ser atentados contra la más elemental lógica… y cuando detrás de ello no está el explícito propósito de hacer reír… podemos afirmar sin temor a equivocarnos que toda la película es un error técnico 🙂

    2. Cuando decimos en España que algo “mola” es que nos gusta. Es el equivalente a la expresión “está chévere” en algunos países o al “it’s cool” anglosajón.

  7. Me dí cuenta, del error de: sin soporte vital, pensé q era un ascensor, la gravedad = 1 en la base lunar. el regolito lunar flotando, la cabina del cohete que aterriza en Marte está orientada horizontalmente, Los mandriles en una nave fueron el colmo, más los subnormales de la tripulación.
    No pude seguir mirando ya me habían fallecido un montón de neuronas, quise preservar las pocas que me quedan.

  8. A propósito de los monos asesinos esos de la estacion o nave espacial noruega… Daniel, ¿crees que es un “homenaje” al clásico de Arthur C. Clarke “CITA CON RAMA”, novela en la que también aparecían chimpancés modificados genéticamente para servir a los humanos en las naves espaciales, o simplemente una fumada del guionista?

    Por cierto, ¿una nave noruega? ¿En serio? Ni alemana, ni francesa, ni británica, ni española? ¿Noruega?

      1. Bueno, comparado con AD ASTRA, los delirios de FRINGE parecen un monumento a la física de vanguardia… En especial la vaca lechera de Walter Bishop, cuyos pezones ubriles son una metáfora audiovisual del multiverso…

        Ademas de Ethan Gross, el otro autor del guión de de AD ASTRA es el propio director, James Gray, quien perpetrase ese despropósito de cine de aventuras que es “Z, la ciudad perdida”.

  9. Esas “licencias” tecnológicas cinematográficas se hacen insoportables en películas de este tipo.

    Da la sensación que productores y director no saben “medir” estas licencias y caen en imposibles que les hacen perder toda credibilidad. En mi caso, cuando sobrepaso cierto límite, se me enciende una alarma y dejo de verlas.

    Si yo fuera responsable de filmar una película de ciencia ficción, recurriría a expertos como Daniel Marín para que me asesoraran, me ayudaran a decidir que si o que no y, en definitiva, construir un relato sólido y bien armado dentro del género.

    Para todo lo demás ya está “La Guerra de las Galaxias”…..

    1. SB, si no la has visto, te recomiendo “EUROPA ONE” (también puede encontrarse con el título que fue lanzada, “EUROPA REPORT”) de 2013, una película de bajo presupuesto pero mucho talento sobre una expedición tripulada a la luna Europa. De la mejor ciencia ficción “hard” o dura de los últimos años.

      1. Grazas Hilario! Tomo buena nota.

        Hace unos días vi “Passanger” y no me disgustó demasiado. Unas cuantas licencias, si, como la hibernación de 100 años en un viaje interestelar, pero fue entretenida y no me pareció un sinsentido infumable desde el punto de vista tecnológico futurible. Sin actores de relumbrón, pero entretenida.

        Me atrevo a recomendártela, sino la has visto y no tienes mejor qué hacer, como era mi caso, jejejeje.

        Un saludo!

        1. En efecto, “Passanger” la vi en el cine al poco de su estreno y creo que también anda por Netflix o por Amazon. Y me ocurrió lo mismo: si omites algunas cosillas sin importancia sobre la hibernación o (sobre todo) lo de que el prota sobreviva a un chorro de plasma en plan “Capitán América”, es una peli entretenida… sobre todo por la aparición estelar de ese monumento a la evolución humana que es Jennifer Lawrence. A buen seguro que todos estaríamos dispuestos a aceptar el “sacrificio” de una vida encerrados en una astronave montada en plan resort de lujo con la única compañía de la Jennifer y un montón de gallinas.

          1. Hilario :
            Chris “Starlord” Pratt es capaz de sostener una Infinity Stone sin chamuscarse la mano… ¿qué le puede hacer un chorrito de plasma, además de darle un saludable bronceado? 🙂

            SB :
            Michael “Lucian” Sheen, además de vasta experiencia como licántropo (Underworld) y vampiro gerifalte (The Twilight Saga), ya tenía experiencia como cyber-barman 😉

        2. El problema de Passengers es que va sobre un tipo que se vuelve loco y se convierte en un psicópata acosador que le destroza la vida a una chica al azar, pero sin embargo te la venden como si fuera una película romántica.

          1. Si, es cierto. Es imperdonable lo que le hizo a la chica. Ella se encarga de espetárselo de forma decidida cuando se entera, sin embargo acaba siendo una historia entre ambos que destila afecto que desemboca en un sentimiento de amor mútuo…

            Me parece muy conseguido el personaje del camarero que de cintura para abajo no tenía nada…. 🙁

          2. No se yo si el género de los personajes fuera a la inversa y fuera ella la que despertase a un hombre para no estar sola toda la vida… no se yo si nos atreveríamos a juzgarla de loca y a catalogarla como psicópata acosadora…

            Me quedo más con el mensaje de empatia entre dos seres humanos que desemboca en amor como comenta SB, y que les salva a los dos de vivir una vida de rencor por un moralismo convencionalista que poco sentido tiene realmente en ciertas circunstancias

  10. Como diría Seldon: “os lo dije”
    Pero a mi la película no me recordó tanto a 2001 como a Apocalipsis Now. En este caso el coronel Krutz es Tommy Lee Jones. También se vuelve loco y la peli es la crónica del viaje para matarlo. Es un Apocalipsis Now en el espacio.
    Pero la peli de Coppola, es mucho mejor, aunque también se hace lenta y tiene algunas licencias cinematográficas evidentes.

    1. Lenta sí que es, pero ese ataque de helos a una aldea vietnamita con “La cabalgata de las Valkirias” sonando a todo trapo es ya una escena clásica del cine.

      1. Las películas sobre Vietnam son tremendas en general. Tienen pegada y no dejan a uno indiferente, ya me pasó con la película de Sam Peckinpah “La Cruz de Hierro” que es de la II Guerra Mundial.

        Tengo grabada a fuego la escena de una de esas pelis de Vietnam, no recuerdo cuál, en la que hay una emboscada vietnamita y empiezan a caer uno tras otro los que parecían estaban llamados a ser los “protas” de la peli. Todo a cámara lenta mientras suena una de las composiciones más gloriosas de todos los tiempos, a mi juicio, que es “Adagio for strings” de Samuel Barber…

        Otra impactante de Vietnam es “The killing fields” con BSO de Mike Oldfield.

        1. La película en cuestión, con “Adagio for strings” en la BSO es “PLATOON” (“Pelotón”) de 1986.

          http://www.youtube.com/watch?v=ECQeLQURNuw

          Por cierto, grandísima peli “La cruz de Hierro” (1977), junto con “Enemigo a las puertas” (2001), de las que más me gustan de la II Guerra Mundial sobre el frente del Este rodadas en Occidente. Crudas como pocas. Pero tengo pendiente echarle un ojo a producciones soviéticas y rusas como “La fortaleza de Brest” (2010), “Oficiales” (1971) o “Lucharon por su patria” (1975). No sé si estarán dobladas al español.

          Ya puestos a ver rarezas y frikadas, me he bajado de Yotube la película alemana ´”Kolberg” (1945) subtitulada. Se trata de un film propagandístico nazi sobre una ciudad alemana sitiada por las tropas de Napoleón en 1806 con la que Joseph Goebbels trataba de insuflar ánimos y espíritu de resistencia al pueblo alemán ante el imparable avance soviético. En uno de los actos de estupidez que caracterizaban al régimen nazi, Goebbels no dudó en sacar del campo de batalla a 20.000 soldados para que hicieran de extras en la película, rodada en color por cierto. Si alguien quiere verla, la tiene en:

          youtube.com/watch?v=FofKDHe4MZE

          Por cierto, y siguiendo con mis frikadas audiovisuales, brujuleando por la red me he encontrado con una pequeña joya de la ciencia ficción: la película checa de 1963 “IKARIE XB 1”, de Jindrich Polák, y que dicen las malas lenguas que sirvió de inspiración a “2001”:

          hawkmenblues.blogspot.com/2012/08/ikarie-xb-1-jindrich-polak-1963.html

          Argumento: En la segunda mitad del siglo XXII, a bordo de la nave espacial Ikarie XB 1, una tripulación se dirige hacia Alfa Centauri para buscar en ella un planeta habitable. Aunque el viaje no dura más que 28 meses, cuando la misión llegue a su destino, en la Tierra ya habrán pasado quince años. Durante el viaje, cuarenta científicos de todos los países aprenden a vivir juntos y afrontan varias peripecias, entre ellas el encuentro con un aparato espacial del siglo XX, la inestabilidad mental de uno de los pasajeros y la aparición de síntomas ligados a una “estrella negra” radioactiva…

          1. Pues si, esa es, “Platoon”, gracias Hilario!

            “Enemigo a las puertas” es una gran película aunque tiene sesgos antisoviéticos, como mostrar a los comisarios políticos como seres inhumanos, cuando, como en todo colectivo, los habría mejores y peores…. Por razones que seguro no se te escapan, me gustan las pelis en que aparece el Ejército Rojo triunfante en su cruzada antinzi, aunque desgraciadamente son pocas, predominando las que dan protagonismo a los aliados occidentales, que para eso las pagaron.

            Me gusta también, aparte de las que nombraste, “Un puente lejano” o “El Puente de Remagen” y más antiguas “Los cañones de Navarone” o “Ya aterrizó el águila” (ésta la vi doblada al galego y va de un comando alemán que pretende acabar con Churchill) y muy destacable la alemana “Das boot” (“El Submarino”). Y alguna jocosa como “Los violentos de Kelly” con un actor que a mi me encanta, Teddy Savalas, y con Clint Eastwood en el papel de Kelly. En fin, todo un género de películas que nada tiene n que ver con la temática de este hilo pero que pienso nos gustan a ambos.

            Saludos.

          2. Creo recordar que en “Enemigo a las puertas” salía el más tarde “premier” soviético Nikita Jrushchov haciendo de comisario político o de superior de estos.

            “Das Boot” (la película de 1981, no la serie de 2017) es un peliculón con todas las letras, quizás la mejor película de la historia del cine alemán.

            En cuanto a la del intento de asesinato de Churchill, el título exacto en español es “Ha llegado el Águila”, y cierto, es una peli de lo más entretenida. También habría que decir que sobre Churchill todavía no se ha hecho la película o serie definitiva en la que quede retratada su auténtica (y racista) personalidad: para los británicos, y como consecuencia de la guerra, Churchill es una vaca sagrada, un símbolo cuasi religioso intocable. Pero los indios, por ejemplo, no opinan lo mismo y recuerdan todavía la hambruna que se extendió por el subcontinente durante la guerra mundial cuando Winston Churchill decidió arramplar con casi todas las cosechas para llevárselas al Reino Unido…

            Uuuf…El cine da para tanto…

          3. Y pensar que Das Boot estuvo a punto de perderse para siempre, la copia en film mejor conservada fue digitalizada justo a tiempo.

            Para mí la mejor película de la historia del cine alemán es Metrópolis, pero sólo por la impresionante potencia de las imágenes de Fritz Lang (la novela/guión de ‎Thea von Harbou‎ es otro cantar MUY distinto) que siguen luciendo insultantemente futuristas a día de hoy 😉

  11. Después de esta crítica tan divertida, si alguna vez veo la película será pensando que es una comedia, una parodia de la navegación espacial tripulada.
    Me parece muy viejuna esa imagen del astronauta en su escafandra, como los buzos. No veo muy probable que en el futuro los astronautas tengan necesidad de hacer paseos espaciales. Si alguien lo hace será por deporte.

    Echo en falta ciencia ficción que anticipe entornos extraterrestres artificiales habitables en las condiciones que tenía la Tierra hace un siglo, quizá para escapar de nuestro planeta cuando el calentamiento provocase, en la ficción, una catástrofe de tipo vulcanismo extremo.

    1. Desde hace años anda circulando por Jolivuud la idea de llevar al cine la novela de Clarke “Cita con Rama”, pero no hay manera, se ve que es una obra demasiado “difícil” (desde el punto de vista del nivel intelectual del estadounidense medio) para adaptarla a la gran pantalla. Hay algunos trailers y propuestas hechos por entusiastas en Youtube:

      youtube.com/watch?v=LquAS0IBo5k

      youtube.com/watch?v=ogWaSbRckXI

      De las ideas de esta novela han bebido algunas producciones, como por ejemplo “BABYLON 5”, que se supone será reemitida en algún momento por Amazon Prime.

      1. Gracias. Son muy sugerentes los videos.
        La verdad es que es una novela tan genial e imaginativa que debe de ser muy difícil llevarla a imágenes realistas. Quizá ahora se pueda gracias a la informática.

          1. Supongo que se da a la vez la falta de dinero, la dificultad de adaptar la novela a un guion que atraiga suficiente gente como para compensar la inversión, y la falta de afición del público en general por temas como el de Cita con Rama.

      2. Una serie (o película/s) basada en “cita con Rama” estaría bien, pero la serie definitiva (para mi gusto) sería la basada en la serie “fundación” de I.A. (que casualidad 🤔).
        Si la pesca HBO, haría olvidar GoT, fijo.

      3. Hace poco leí Cita con Rama y la verdad me decepcionó…. la nave y las descripciones de donde están espectaculares pero la historia es infumable. No hay trama solo hay una nave.
        Saludos 😉

        1. ¿Cómo que no hay trama? Hay una fascinante aventura de exploración tanto física como intelectual. Hay abundantes peligros inherentes a lo desconocido. Incluso hay algunos “monstruos”, sólo que no son exactamente ávidos por la carne humana 😉

  12. Me he partido el ojete leyendo la crítica, si tengo que elegir, lo del mandril asesino es de lo mejor, da a entender claramente que los guionistas eran un una panda de fumetas.

    A mi la película me gustó desde el punto de vista emocional, da a entender que para conocernos tenemos que conocer nuestros orígenes y somos capaces de hacer cualquier cosa para averiguarlos, debe ser un conflicto muy marcado en la vida del director.

    Me queda otra duda … ¿cual sería el efecto en el cuerpo de una persona estar 30 años en un ambiente de gravedad 0? ¿Deberíamos convertirnos en unas putas babosas?

  13. Fui a verla el dia del estreno y sabes que una peli es un asco cuando a la hora de empezar miras el reloj y sólo han pasado 20 minutos… Ya no sabía como sentarme para no sentir verguenza ajena por semejante atentado contra la lógica a la que pomposamente llamaron guión.
    Que oportunidad perdida para acer una película sin tanto fallo ni giro de guión absurdo que no conduce a nada más que a alargar innecesariamente el metraje (piratas en la Luna? donde viven ? que comen? como han llegado allí?). Ya con lo de los monos no pude por menos que reirme.
    Que pena…

  14. Esta película es producida por Brad Pitt para su autobombo ( el 70% de las escenas aparece el), al estilo de Tom Cruise en Misión Imposible.

    Los absurdos en la película se repiten sin fin, con escenas prestadas de todas partes, ni es ciencia ficción ni es futurista.

    Yo recomiendo que no os gastéis la pasta en ir al cine, en un par de meses está en Netflix.

    1. Lo mejor es que estas pruebas se han hecho en órbita, superando problemas como la congelación.

      Aprovechando que es una entrada sobre ciencia ficción: Me imagino que dentro de unos años no se lanzará nada directamente desde la superficie terrestre hasta el destino final, sino que se pondrán las cargas en órbita baja para que unos remolcadores de plasma de agua, recargados con agua extraterrestre, transporten la carga a su destino, se recarguen con agua en el depósito más cercano y vuelvan a la órbita baja de nuevo.

      1. De hecho, la onda de choque de un dispositivo nuclear es la base del sistema de propulsión de fisión pulsante que se propuso en los años 60 bajo el nombre ORION.

Deja un comentario