Rocket Lab se sube al carro de la reutilización

Rocket Lab es una empresa estadounidense con base en Nueva Zelanda famosa por su cohete Electron. El Electron debutó en mayo de 2017 como el primer microlanzador comercial desarrollado por una compañía privada. Aunque el vuelo inaugural fue un fracaso, desde entonces ha realizado seis misiones exitosas. En lo que llevamos de 2019 ya lleva tres lanzamientos y hay planeados varios más antes de fin de año. No contento con todo ello, Rocket Lab acaba de anunciar que planea recuperar y reutilizar las primeras etapas de los Electron para efectuar más lanzamientos. Al parecer, el número de misiones planeadas es tan elevado que Rocket Lab simplemente no puede mantener este ritmo con las instalaciones que tiene actualmente.

Recreación de la recuperación de una primera etapa del Electron (Rocket Lab).

De entrada, por tanto, la reutilización no servirá para reducir los precios de lanzamiento, sino para que Rocket Lab pueda llevar a cabo las misiones previstas. Peter Beck, el CEO de Rocket Lab, no ha dado muchos detalles de cómo será el proceso de recuperación de las primeras etapas, aunque en un vídeo publicado por la empresa se aprecia que la primera etapa usará un paracaídas para frenar su descenso y será capturada en vuelo por un helicóptero, que la llevará hasta un buque localizado en altamar frente a las costas de Nueva Zelanda.

Un cohete Electron en la rampa RLLC 1 de la península de Mahia (Nueva Zelanda) (Rocket Lab).

Eso sí, no estamos ante un Falcon 9 en miniatura. En principio, la etapa no efectuará ningún encendido de frenado importante con sus motores con el fin de que la capacidad de reutilización no tenga un impacto significativo en la carga útil, que es de solamente 225 kg en órbita baja. Sin embargo, la recuperación mediante paracaídas presenta varios problemas, empezando por la necesidad de reforzar la estructura para soportar el despliegue del paracaídas. La etapa y los motores también deberán ser modificados para aguantar las temperaturas de la reentrada suborbital. El método de captura mediante helicóptero tiene como objetivo evitar el contacto de la etapa con el agua salada y facilitar así su reutilización. El sistema recuerda, salvando las obvias distancias, al empleado por el ejército estadounidense para recuperar las cápsulas de los satélites espías Corona, Gambit y Hexagon. La captura de etapas en el aire se ha propuesto en el pasado para varios cohetes —incluyendo la enorme etapa S-IC del Saturno V—, pero nunca se ha llevado a cabo.

aa
Recreación de la reentrada de la primera etapa (Rocket Lab).
Recreación del barco y el helicóptero con el que Rocket Lab quiere recuperar sus etapas (Rocket Lab).

Rocket Lab intentará recuperar una etapa antes de 2020. Ya en el próximo lanzamiento, previsto para el 16 de agosto, la primera etapa llevará sensores especiales para grabar los datos durante la reentrada y el descenso. Con el fin de que estas mejoras no afecten de forma negativa a la capacidad de carga del lanzador, la empresa está desarrollando un nuevo modelo de etapa mejorado —o block, usando la misma terminología de SpaceX—. Rocket Lab no es la única empresa de microlanzadores que está estudiando la reutilización: la empresa española PLD Space también quiere reutilizar sus lanzadores Miura 1 y Miura 5. Y varias empresas chinas, como LinkSpace o OneSpace, también quieren recuperar las primeras etapas de sus microlanzadores (LinkSpace quiere recuperarlas mediante el descenso propulsado, como SpaceX). Pero lo que es evidente es que Rocket Lab mantiene hoy en día una enorme ventaja con respecto a sus competidores, una ventaja que sin duda se hará aún más grande si logra reutilizar las primeras etapas del Electron.

Ensayo de la recuperación de la primera etapa del cohete Miura 1 (PLD Space).

Datos del cohete Electron:

Electron es un pequeño lanzador de dos etapas de 17 metros de longitud y 1,2 metros de diámetro capaz de situar 225 kg en una órbita baja de 300 kilómetros de altura y 45º de inclinación o 100 kg en una órbita heliosíncrona de 500 kilómetros de altura. Usa queroseno (RP-1) y oxígeno líquido en sus dos etapas y su masa al lanzamiento es de 12,5 toneladas. La primera etapa posee nueve motores Rutherford con un empuje total de 162 kN y un impulso específico (Isp) de 303 segundos. La segunda etapa usa un solo motor Rutherford Vacuum adaptado al vacío con un empuje de 22 kN y 330 segundos de Isp. Los Rutherford emplean motores eléctricos y baterías de ion litio para su funcionamiento.

Primer lanzamiento del Electron en 2017 (Rocket Lab).

La primera etapa tiene 12,1 metros de longitud y una masa en seco de 950 kg y lleva 9.250 kg de combustible. Funciona durante 2,5 minutos. La segunda etapa tiene una longitud de 2,1 metros y una masa en seco de 250 kg y lleva 2.150 kg de combustible. Rocket Lab ha empleado materiales compuestos y técnicas de impresión 3D para abaratar el coste de la construcción del vector. El motor Rutherford es el único en servicio que tiene todas sus partes principales fabricadas mediante impresión 3D (Rocket Lab afirma que la impresión de un motor tarda unas 24 horas).

Un cohete Electron (Rocket Lab).



45 Comentarios

  1. Lo mas notable es su tecnica de construccion. A partir de aca es esperable que diseñen motores mayores y que fabriquen otras partes mediante impresion 3d. En diez años imprimiran las naves de cabo a rabo!

    1. El problema es que el sistema de propulsión no es escalable.

      El usar baterías y motores eléctricos limita la velocidad de giro de la turbina porque los motores eléctricos dan lo que dan.

      El sistema no sirve para hacer algo del tamaño y prestaciones del Falcon 9.

    1. Supongo que en caso de que haya problemas para transportar el cohete el helicóptero lo soltará para no poner en peligro a los tripulantes (del helicóptero).

    2. No veo esta maniobra tan peligrosa, de hecho ya hay maniobras similares con aviones de carga militares para recoger cargas sin necesidad de aterrizar.

  2. La familia bien no? Porque con el ritmo de publicaciones que llevas explícame cómo lo haces 😋. ¿Lo de la tripulación será falta de comprensión lectora por parte del tal Roberto o que se está cachondeando de todos nosotros? Yo optó por la c.
    Saludos!

  3. Entiendo que se refiere a los tripulantes del helicóptero, no? Y ciértamente, sin conocer bien el asunto, parece una maniobra arriesgada…

    1. Solo he oído de un helicóptero que era 100% dron y su tamaño era minúsculo en comparación a lo necesario para pescar la 1a etapa de este cohete además de ser un proyecto secreto de la DARPA así que no.

  4. Tras ver la presentación en directo me quedé intrigado por lo de sus propios satélites, alguien tiene algo más de información, es acaso un bus de fabricación del tipo starlink sobre lo cual tú montas tus propios sistemas de vuelo y recolección de datos y por último un minuto de silencio en recuerdo de la etapa block 5 desechada en su 3er vuelo unicamente, por necesidad operativa.

  5. Cómo se nota que Rocket Lab es una empresa con los pies en la tierra respecto a la tecnología y economía de la empresa y el mercado, este método de recuperación sin modificar ni suponer altos costes de I+D sobre el diseño original desechable; ya testado, sólido en su arquitectura y con una viabilidad tecnológica y económica probada. En Rocket Lab han creado el mercado y la cartera de clientes antes que complicarse la vida con otras facetas de su desarrollo más indirectas y peligrosas (como también hizo SpaceX con el F1 y F9 no reutilizable antes del F9 reutilizable, el FH y el BFR-BFS).

    Haciendo unos vehículos óptimos en facetas que no puedan entrar en conflicto de forma negativa para su negocio, personal, seguridad (recordad SpaceX y su Dragon V2) o capacidades (método anti corrosión vs. peso y reutilización de componentes, o reuilización vs. óptimización de la carga útil). Reduciendo progresivamente (según se vayan reutilizando más componentes) la presión y aumentando la capacidad de su cadena de montaje. Así como, llevado a consolidar su tecnología con empresas como PLD Space y su experiencia con su proveedor estadounidense Airborne Systems North America (fabricante de los paracaídas de las naves Apolo). El cual, casi con toda seguridad, venderá paracaídas desarrollados para el Miura 5 español para el Electron americano-neozelandés (hasta puede que por la vertiente inglesa-neozelandesa Rocket Lab reciba datos del FLPP (Future Launchers Preparatory Programme) de la Agencia Espacial Europea (ESA), que utiliza el Miura 5 como vehículo de pruebas).

    Yo si fuera PLD Space me volcaría en dar asesoramiento y apoyo técnico a Rockets Lab (siendo su consultora y una forma de externalizar los trabajos de preparación del Electron para ser y operar como reutilizable) en este proyecto (en base a las pruebas en Huelva en abril de 2019 y futuras experiencias con el Miura 1 y Miura 5), como proceso de refinado del Miura 5 a costa del prespuesto de la exitosa empresa americana-neozelandesa; y como modo de diversificar sus productos y servicios de cara a inestabilidades futuras, ante el fin del FLPP y el aumento de competencia en los mercados de Europa y el mundo.

    Incluso, puede que empresas británicas como Orbex, con la difusión del FLPP entre los países miembros de la ESA, y Airborne Systems North America lo hagan antes y se lleven consigo las posibilidades de PLD Space de crearse un nicho de mercado internacional con Rocket Lab.

    Pudiendo incluso plantearse Mahia (Nueva Zelanda) como un puerto conjunto desde donde lanzar el Miura 5 en colaboración o delegación de servicio de una saturada Rocket Lab. Para lo cual, el Miura 5 deberá adaptarse a las instalaciones de Rocket Lab. Lo que lleva a la cuestión de que el futuro puerto de PLD Space en Santa María (Azores, Portugal), San Marco (Italia/Kenia) o Kourou (Guayana Francesa) podría replicar el diseño probado en Mahia (ahorrando el problema de los retrasos y testeo del sitio de lanzamiento), contratando a su constructor en Nueva Zelanda. Abriendo, a su vez, el mercado europeo y africano a Rocket Lab y su Electron, lanzado desde alguno de estos tres puertos europeosmencionados u otros factibles, gestionado por PLD Space como operador o contratador.

    Dos PYMEs aliadas para luchar globalmente contra gigantes como Ariane (Vega Light) y Northrop Grumman (Minotaur).

    1. La única pega que le veo al diseño actual de Rocket Lab es que yo utilizaría un CASA C-235 o C-295 español, un An-132, An-24, An-26 o An-32 ucraniano; un Alenia G.222 o C-27J italiano o un Il-112 ruso con la técnica Skyhook (https://miro.medium.com/max/1200/1*erKobBLBQuoaJyQvmGhelg.jpeg) con recepción de la etapa en la bodega de carga del avión de transporte y descarga en terminal de carga de un aeropuerto o aeródromo cercano al espaciopuerto. Este sistema supone ahorrar dinero, reducir el consumo de combustible deaviación, aumentar el radio de recogida y facilitar el uso infrestructuras preexistentes y próximas entre sí (Rocket Lab Launch Complex 1 en Mahia está unido por carretera el aeropuerto de Wairoa a 83,1 km).

    2. Sus argumentos me parecieron irrefutables.

      Que mal ha hecho SpaceX!

      Debieron hacerse un nicho sin complicarse la vida.

      Un nicho o una tumbita llana.

  6. Podría ser más eficaz para Space-X capturar las cofias con un helicóptero?
    Rocket Labs parece, de alguna manera una empresa que preocupa a Space-X, para que recientemente haya apostado por los Rideshare, que si no me equivoco son los vuelos compartidos. Lo cierto es que hay un mercado de microlanzadores y Space-X se orienta a los ‘macro-lanzadores’.
    Es una buena noticia que Rocket Labs no de abasto del trabajo que tiene. Los próximos años, hasta haber completado la flota de Starlink y el resto de constelaciones satelitales va a haber muchos lanzamientos. Luego no sé qué pasará …

    1. Lo que dice Erick.

      Pongo el ejemplo de Starlink. Los satélites tienen una vida de poco más de 6 años, y se tarda unos 6 años en desplegar la constelación.

      Eso significa que, una vez completada la superconstelación, hay que empezar a reponer los primeros lotes de satélites lanzados 6 años antes.

      Si el tema funciona supone un flujo continuo de lanzamientos a lo largo de los años.

      Plan Diabólico™.

  7. Por que helicóptero!! Que le instalen un sistema de palas desplegables contrarotativas impulsadas por motor eléctrico. El fenómeno de autogiro pude frenar la etapa tan bien como un paracaídas. Y después dejarla suspendida en el aire con el motor. O mejor!! en las punteras de las palas se pueden instalar pequeños cohetes evitando el motor….

  8. Recuerdo que habían declarado una capacidad de construir un cohete en tiempo récord, algo así como 1 por semana, si esto era así no veo cómo lo de la recuperación no sea sólo para reducir costos.

    O a menos que no hayan logrado esa cadencia en la construcción…

  9. En definitiva la recuperación de estampas es el futuro de la industria espacial y mientras spacex pierde una etapa del Falcon 9 block 5 con solo dos vuelo algo me dice que el Falcon 9 no es tan reutilizables como nos tratan de vender murk , alguien sabe si estás etapas a volado más de tres veces ??🤔

    1. La recuperación de estampas es definitivamente el futuro. También la de sellos. Y si no los recuperas, se estampan contra el mar.

      SpaceX ha accedido a quemar el F9 (que han lanzado gratis) para darle más empuje al satélite y aumentar su vida útil, en parte como compensación, porque este satélite es el sustituto del que se reventó en la explosión de un F9 en una prueba estática hace ¿3 años?. Algo así.

      estampas
      solo dos vuelo
      no es tan reutilizables
      nos tratan de vender murk
      a volado

      Nos encanta ver que sigues desarrollando el español hasta nuevas cuotas, la no concordancia singular-plural, anulando la mayúscula de los nombre propios (e inventados) y apostando por la eliminación de letras muertas como la h. No cambie nuncas, aga el fabor.

    2. El año pasado Space-X lanzó 8 veces el Falcon 9 : 6 reusados y 2 nuevos. Tampoco hay una cadencia que permita reutilizar 10 veces al año cada uno de los cohetes que tienen.

      1. Los números son correctos, pero creo que no los estás operando bien, Rafa:

        8 x 9 ÷ 2 – 6 – 10 = 20 lanzamientos del F9 el año pasado (más un FH).

  10. Mi enhorabuena a la gente de Rocket Lab por subirse al carro de la reutilización. Les deseo lo mejor. A ver como les penaliza en masa útil los cambios y los paracaídas. Esperemos que los avances en baterías les permita compensar una cosa con la otra. Si consiguen agarrar la primera etapa con el helicóptero, va a ser un espectáculo.

    Por cierto, lo vi en directo en el streaming de Everyday Astronaut en youtube, y el tío acertó. Lo predijo como posibilidad antes de la emisión.

    off topic, ¿habéis visto el video de la captura de la cofia del F9?
    https://twitter.com/elonmusk/status/1158968745227780096

  11. RocketLab se está convirtiendo en un modelo para las empresas de microlanzadores.
    Su dinamismo me recuerda a SpX. Su progreso está siendo meteórico y sólido a la vez. Mr. Beck y su jovencísimo equipo parecen excelentes ingenieros.
    No se han conformado con el cohete inicial; enseguida desarrollaron una kick-stage y luego un bus propio para microsatélites. Tienen juventud, talento y ambición.

    Están construyendo una rampa de lanzamiento en los USA. Mientras el resto de mini-lanzadores está en el limbo RocketLab se está posicionando sólidamente, adquiriendo experiencia y ventaja operativa.

    Una diferencia esencial con PLD Space es que RocketLab recaudó, al principio, más de $100 millones en rondas de financiación. PLD está trabajando con una fracción de esa cantidad.

    – Sin un entry-burn para frenarlo y protegerlo ¿resistirá el choque con la atmósfera?
    – La fibra de carbono ¿resistirá las temperaturas de la reentrada sin sufrir daños?
    – En el vídeo la captura por el helicóptero parece fácil. Ya veremos en la realidad.
    – Me parece muy positivo que todo el mundo empiece a ensayar ideas para reutilizar cohetes. Al final prevalecerán los mejores conceptos y el conjunto de la cohetería saldrá ganando.

    Cambiando de tema, segunda cofia recuperada consecutiva! No me lo esperaba. Entonces… ¿han automatizado el proceso? Quiero decir ¿el barco está dirigido por un software que lo controla, o es un humano quien dirige el timón?
    ¿Podemos esperar un alto porcentaje de aciertos (con buen clima, al menos)?

    1. No recuerdo donde pero Musk contó en algún sitio que la cofia y el barco establecen comunicación entre ellos y el sistema es automático, trazan juntos un rumbo para coincidir al final. Es un proceso colaborativo entre ambos.

    2. «Una diferencia esencial con PLD Space es que RocketLab recaudó, al principio, más de $100 millones en rondas de financiación. PLD está trabajando con una fracción de esa cantidad.»

      Esa es la auténtica pena de la industria europea, la falta de capital que se atreva a innovar y plantear cosas radicales. Esto va a hacer quenos quedemos rezagados con respecto al resto de países punteros, en casi todos los sectores.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 7 agosto, 2019
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial