Más detalles del plan de la NASA para poner un astronauta sobre la Luna en 2024

Hace tres semanas el vicepresidente estadounidense Mike Pence anunció que su gobierno iba a poner un astronauta sobre la Luna en 2024. La noticia era en realidad una evolución de un plan anterior que pretendía hacer lo mismo en 2028, pero cuatro años son una diferencia significativa cuando no tienes listo el lanzador principal de tu programa lunar —el SLS—, ni la nave —Orión—, y ni siquiera cuentas con un módulo lunar para alcanzar la superficie de nuestro satélite. No obstante, el administrador de la NASA Jim Bridenstine se ha tomado muy en serio la orden de su vicepresidente y está estudiando exhaustivamente todas las opciones para hacer realidad este plan, incluyendo las ideas más locas, siempre y cuando el presupuesto lo permita (spoiler: por ahora, no).

Dos astronautas de la NASA pisan el polo lunar en 2024 usando la nueva propuesta de módulo lunar de LM (Lockheed Martin).

El plan preliminar de Bridenstine es conservador y, por lo tanto, contradictorio. El Congreso ya le ha dicho a la Casa Blanca y a la NASA que se olviden de cancelar el SLS. Por lo tanto, Bridenstine y su «ingeniero jefe» Bill Gerstenmaier quieren acelerar los plazos, pero usando prácticamente el mismo esquema que seleccionaron para el plan de 2028. Eso significa que la única opción, además de inyectar un dinero por ahora inexistente, es saltarse pruebas y controles del sistema SLS-Orión. Suena bien, ¿no?, porque, al fin y al cabo, ¿qué podría salir mal?

Versión reducida de la estación lunar Gateway con el módulo propulsivo PPE y un nodo, además de la nave Orión y la etapa de ascenso del módulo lunar acoplados (Lockheed Martin).

Pero veamos los detalles. Según este plan a medio hornear, la primera misión no tripulada de la nave Orión alrededor de la Luna, la EM-1, tendría lugar el año que viene usando el SLS tal y como está previsto. En 2022 veríamos la primera misión tripulada de la Orión, la EM-2, que también viajaría alrededor de la Luna mediante un SLS. Por fin, en 2024 la misión EM-3 enviaría dos astronautas a la superficie lunar. Para ello, Bridenstine insiste en construir la estación Gateway, que era el elemento central del plan de 2028. Eso sí, deberá ser a la fuerza una versión reducida y ensamblada mediante cohetes comerciales. Por eso en un primer momento se lanzará en 2022 el módulo PPE —hasta aquí nada nuevo—, seguido de, como mínimo, un pequeño módulo nodo. En 2024 se lanzarían los elementos del módulo lunar.

Módulo lunar propuesto por LM tomando como base la nave Orión (Lockheed Martin).

Ah, el módulo lunar. Ese es el gran quebradero de cabeza del plan, porque por ahora no hay nada —NADA— planeado. Pero, como no podía ser de otra forma, las grandes empresas aeroespaciales se han apresurado a proponer sus ideas sobre el nuevo proyecto. Lockheed Martin, contratista principal de la cápsula euro-estadounidense Orión, y una de las empresas que aspiran a jugar un papel crucial en Gateway, ha presentado una versión de la estación Gateway con el módulo PPE y un módulo nodo con elementos básicos para la tripulación. Al mismo tiempo ha puesto sobre la mesa un módulo lunar de dos etapas que usaría muchos elementos de la cápsula Orión y su módulo de servicio —este último construido en Europa— con el fin de acelerar su desarrollo. La etapa de ascenso usaría los motores del módulo de servicio de la Orión y los sistemas de soporte vital derivados de los empleados en esta nave.

La etapa de ascenso del módulo lunar de LM estaría basada directamente en la cápsula Orión (Lockheed Martin).
Vista trasera del módulo lunar de LM (Lockheed Martin).

La propuesta de módulo lunar de dos etapas choca con el mandato de la NASA de desarrollar un módulo de tres etapas, pero evidentemente las reglas del juego han cambiado. Este módulo lunar basado en la Orión también toma elementos del vehículo que pudimos ver hace apenas unos meses, pero es una nave distinta. Pese a todo, el gigante aeroespacial mantiene su intención de construir este módulo de gran tamaño (62 toneladas) en una fase posterior que permita una exploración más concienzuda de la Luna. No han transcendido detalles técnicos más elaborados del módulo lunar basado en la Orión, a excepción de que esta primera misión lunar duraría pocos días en la superficie, quizá incluso menos que el Apolo 17, y que el objetivo sería el polo sur lunar.

El módulo lunar de LM acoplado a una estación Gateway en una fase posterior (Lockheed Martin).

Como vemos, la NASA y su ecosistema se están tomando muy en serio el desafío de Pence, pero, una vez más, todo depende del dinero. En unos meses veremos si hay dólares que apoyen la retórica lunar de la administración Trump. En caso contrario, este plan se desvanecerá rápidamente como un sueño.

Algunos detalles de Gateway según Lockheed Martin.


108 Comentarios

  1. Todo muy improvisado, pero el módulo lunar de LM esta muy bueno. Lamentablemente es parte de una campaña política para adelantarse a los chinos, si existiera alguna manera de medir cuáles de las dos potencias está más cerca de alcanzar la Luna en este momento diría que van a la par en la publicación de PowerPoint y en concreto se construye la cápsula Orión por un lado y por el otro China gana experiencia con sus sondas lunares. No hay que olvidar la experiencia que tiene USA con sus misiones Apolo, o es tiene que aprender todo de vuelta??? 😊

      1. De ahora en adelante, cada vez que hablemos de China o cualquier nación deberemos recordar que los gloriosos americanos fueron los primeros en llegar a la Luna (suena el himno americano de fondo).

  2. la diferencia entre China y USA, es que China tiene un plan a largo plazo bien estructurado y adecuado a su capacidad económica, USA en cambio tiene planes partidistas que no se conciben mas allá de 4 años, (lo que dura un mandato), por eso no hace mas que dar bandazos, derrochar recursos, y no ir a ninguna parte. Mas les valía cancelar el SLS y la Orion, ahorrarse varios miles de millones, y dárselos directamente a SpaceX, que esta desarrollando una nave mejor, un cohete mejor y encima con un sistema de negocio sostenible a largo plazo, por lo que encima recuperarían su inversión, pudiéndose gastar en sondas.

  3. la diferencia entre China y USA, es que China tiene un plan a largo plazo bien estructurado y adecuado a su capacidad económica, USA en cambio tiene planes partidistas que no se conciben mas allá de 4 años, (lo que dura un mandato), por eso no hace mas que dar bandazos, derrochar recursos, y no ir a ninguna parte. Mas les valía cancelar el SLS y la Orion, ahorrarse varios miles de millones, y dárselos directamente a SpaceX, que esta desarrollando una nave mejor, un cohete mejor y encima con un sistema de negocio sostenible a largo plazo, por lo que encima recuperarían su inversión, pudiéndose gastar en sondas.

  4. ¡¡¡El modulo lunar padreeee!!! ¡¡¡Que tengo que hacer un trabajo pa la Nasaaaa!!!!!
    Le dice , la hija, al padre….
    ¡¡¡ Dejame !!! ¡¡¡Que yo ya no macuerdo de nadaaaa!!!!
    Le dice, el padre, a la hija…
    (Lo que se cuece en los cuarteles generales de la NASA )

  5. Sin dinero, no hay mayor avance. Es cierto que primero han de calcular cuanto necesitan y por ello Bridenstine está evaluando las diferentes posibilidades, pero Trump no es famoso por ir regalando el dinero. Es más bien rácano.

  6. Después de repetir durante años que esta vez no irían a la Luna hasta que pudieran hacerlo bien (o sea, establecer una base, etc), ahora lo dilapidan todo en una misión de Huella y Bandera, comprometiendo los recursos del futuro en un plan sin futuro.

    Sólo para complacer el ego y las ansias de transcendencia histórica de Trump.

    He leído que serían necesarios entre 3 y 5 millardos anuales más (aparte de lo ya presupuestado para el SLS/Orion) hasta 2024 para implementar estos planes. O sea, 15 millardos la opción barata si empezamos en 2020.

    Donald: Tu ego extiende cheques que tu Agencia Espacial no puede pagar.

    1. Estrictamente hablando, no es problema de la NASA sino del presupuesto que se le asigna. Trump sólo tendría que destinar más recursos, si el Congreso se lo aprueba.
      Aún así, esto no va a ningún sitio.

  7. Según un informe independiente:
    – La NASA no puede mandar una nave tripulada a Marte en 2033.
    (Y ni siquiera es una misión de aterrizaje, sólo un flyby)

    – Podría hacerse en 2037 si se desarrolla todo lo necesario. Coste: 120 millardos hasta 2037. De éstos, 33 ya se han gastado en el SLS/Orion y su equipamiento relacionado.

    – Misiones lunares:
    Cada aterrizaje costaría 2,44 millardos en costes de lanzamiento y hardware, más unos millardos en costes de desarrollo.

    https://spacenews.com/independent-report-concludes-2033-human-mars-mission-is-not-feasible/

    Mandar astronautas en una misión tipo flyby a Marte (sin aterrizaje) es un crimen: van a pasar dos años en ingravidez o microgravedad encerrados en una lata que viaja por el espacio profundo, sólo para ver Marte de cerca durante unas horas. Ridículo.

    Y por 120 millardos… SpX puede hacerlo por menos de 10… ¡Y con aterrizaje y un montón de carga!
    Eso sí, en el plan de SpX también hay que pagar y construir, como mínimo, ciertas infraestructuras en Marte para permitir el regreso.
    Pero sigue siendo 10 veces más barato y factible que el resto de propuestas.
    Además, esas infraestructuras una vez construidas sirven para futuras misiones marcianas.

    – Para aterrizar en la Luna en 2024 la mejor opción -y la más barata con diferencia- es (¡cómo no!) Starship.

      1. P-pero… ¿Por qué alguien querría «ir para no volver»?

        Si es por algo relacionado con una supuesta colonización, eso sólo es una posibilidad para cuando exista una infraestructura suficiente en Marte (o donde sea).
        Falta mucho para eso.

        1. No exactamente, ir para quedarse hasta que se agoten los consumibles (oxígeno, agua, etc). Es la única manera que veo, ahorrarse desarrollar la parte de volver de la Luna, para que fuera posible que llegaran allí en 2024.

          1. Yo también opino lo mismo el BFR, si llega a volar, algo que a mí me sigue costando ver a corto plazo,llegaría a la luna o Marte y se quedaría allí.
            En el fondo es lo que más sentido tiene, se habla de un volumen equivalente a la ISS, con lo que con 4 o 5 tripulantes sería un hábitat bastante adecuado para una estancia larga con la ventaja de que va montado desde tierra. Y la vuelta, sería suficiente con utilizar un LM que te suba a Gateway (que podría ir en BFR o ser lanzado a posteriori) y una Orión de vuelta a casa. De esta forma hasta estarían todos contentos.
            Hacer volver esa masa desde allí es un gasto energético enorme que no sé si van a rentabilizar por mucho que se reutilice

          2. ¡P-pero para volver de la Luna sólo necesitan llevar el propelente de regreso en los depósitos!

            ¿Y tienen que morir por tan poca cosa?

            Lo de «ahorrarse desarrollar la parte de volver de la Luna» no tiene ningún sentido a la luz de esta información.

            El BFR no necesita construir nada en la Luna, ni ISRU ni nada. Puede regresar por sus propios medios.

            (Uh, lo dijo Musk y se ha comentado aquí varias veces… No os habéis tomado muchas molestias en documentaros)

            Maravillas: el gasto energético no tiene mayor importancia si lo único que se requiere es quemar metano, el fuel más barato.

            ¡No es el Gasto Energético lo que importa, es el Coste Económico!

            Tu idea es mucho, mucho más cara.

          3. «Hacer volver esa masa desde allí es un gasto energético enorme que no sé si van a rentabilizar por mucho que se reutilice/i>»

            El «gasto energético enorme» que supone hacer despegar un Starship de Marte hacia la Tierra, es igual o inferior a la energía contenida en los depósitos de un Starship.

            Es decir, basta con repostar el cohete en Marte.

            El coste del propelente de un Starship es de menos de 1 millón de $ (en la Tierra).

            Todo tu supuesto «gasto energético enorme» tiene un coste operativo insignificante.

            En cambio, la solución que propones, que implica un LM, Orion y Gateway tiene un coste absurdo, es menos eficiente y además es súper lenta.

            Por lo que parece una broma que hables de «rentabilizar». Tu plan es lo contrario de rentabilizar.

            Y no es lo mismo viajar en una minicápsula que viajar en un Starship con 1000 m3 de volumen.

            Luego está el tema crucial de la duración del viaje, mucho menor con Starship.

          4. Mi idea era enviarles con lo puesto a la Luna y que una vez alli construyeran todo con recursos enviados desde nuestro planeta, pero tambien sugeria con cierto sarcasmo enviarles solo con lo puesto y dejarles alli en la estacada hasta que mueran.

            Sarcasticamente es la unica manera de conseguir cumplir en 2024 con el presupuesto disponible.

          5. Si quieres hacer volver la Starship de la luna eso te obliga a reducir la carga útil. O bien te impide ampliarla, llámale como quieras. Pero está claro que si llevas metano para la vuelta es una masa que no puedes emplear para llevar suministros

          6. Maravillas: simplemente te lo inventas.
            Por favor, infórmate antes de hablar.

            Starship puede llevar más de 100 t de carga a la Luna aparte del propelente de vuelta.
            Sin ISRU, sin necesidad de desarrollar nada en la Luna.

            «Si quieres hacer volver la Starship de la luna eso te obliga a reducir la carga útil.«: eso es falso.

  8. A estas alturas de la partida es evidente que todo es cuestión de dinero. Y en este caso tendrán que convencer al Congreso. Un congreso que es alérgico al riesgo intrínseco a una misión de este tipo, por lo que exigirán miles de alternativas. No sería descabellado pensar que obligasen a que la Gateway dispusiese de un segundo módulo lunar para una misión de rescate e incluso de una segunda Orión acoplada o dispuesta en tierra para el despegue. Y si ya tienen problemas para poner una Orión en la luna en 2024, no hablemos de poner 2.
    Estas misiones requieren de una audacia y una tolerancia al riesgo de las que no dispone la opinión pública a día de hoy. Solo hay que ver la reacción a los accidentes del Shuttle y compararlas con los del programa Apolo.

  9. Hare una apuesta contra toda la comunidad de Eureka: si, contra todo pronostico, la NASA llegara a la Luna para el 2024, y a precios menores de los estimados. Y porque? Porque el Honor Nacional (y de la Agencia y de las Grandes Compañias) esta en peligro (Musk, chinos y posibles alianzas sinorusas). No es una cuestion de razonabilidad, la razonabilidad ya no importa. Veo que los legisladores insisten, entones es que captan la aprobacion del publico. Y los legisladores sobreviven mas que los gobiernos. Bien, esta vez se hara.

    1. Totalmente de acuerdo contigo, Daniel lo ha dicho muchas veces, pisar la luna o Marte, están a dinero de distancia, no ha tiempo. Hace falta encontrar la escusa para que se libere el presupuesto y los plazos se acortarán lo que sea necesario

      1. Ademas, USA esta a menos distancia hoy de alunizar en 2024 (5 años) que en 1962, cuando Kennedy pronuncio su famoso discurso, a 7 años del primer alunizaje. No tenian casi nada construido entonce, la primera mision Gemini recien seria en 1964. Tenian menos experiencia y menos tecnologia.

        1. Totalmente, en 1962 lanzaron a Glenn en una Mercury que era microscópica. En la película Figuras Ocultas te haces una idea del nivel de improvisación e implicación de la gente.
          Porque además del elevado presupuesto tenían la ambición de ganar la carrera a los soviéticos. Y eso significa, por ejemplos, no mirar el reloj a la hora de salir.

    2. Es cierto, pero te olvidas de un pequeño detalle; por mucho que reduzcan el coste de la misión, seguirá siendo una enorme cantidad de dinero, el cual tendrá que pagar el gobierno, que a su vez tendrá que ser financiado por la gente (spoiler: impuestos)

      Por mucho que se trate del orgullo, por así decirlo, de la NASA, la opinión pública no lo comparte.

    3. «…la NASA llegará a la Luna para el 2024, y a precios menores de los estimados»

      Puedo aceptar el primer supuesto, pero no el segundo.

      [Modo profecía: on]
      Si la NASA llega a la Luna en 2024 lo hará gastando más dinero de lo estimado.
      [Modo profecía: off]

      – Aparte de eso, parece imposible que entidades independientes relacionadas con la seguridad como ASAP den su visto bueno. En el caso del Comercial Crew (Starliner, Dragon 2, los COPV del F9) han sido implacables.
      No tienen poder de veto, pero sería una locura no hacerles caso:
      si después hay algún problema durante la misión tripulada, los medios de comunicación crucificarían a los responsables (y con razón) por haber lanzado la misión a pesar de las advertencias de los organismos asesores.

      Veo muy difícil que tengan todo el hardware cualificado para 2024 con el actual nivel de incompetencia de los contratistas principales.

      – Las Grandes Compañías no tienen honor. Ha quedado demostrado estos últimos años. Sólo se deben al dinero.
      Lo único que todo esto significa para ellas es otra ocasión de esquilmar a la NASA y al contribuyente.

      – No creo que el Honor Nacional esté en peligro. Los planes chinos de aterrizaje tripulado van para 2034. El plan anterior USA de ir a la Luna en 2028 era suficiente para eso.

      Todo es un caprichito de Trump, que quiere hacer algo «grande» para pasar a la Historia. Si finalmente resulta que la Luna no puede ser, siempre le queda la opción clásica: montar una guerra.

      1. Aplaudo tu análisis hasta con las orejas.
        También es aplicable a la idea de ir a la Luna, o a Marte, con una Starship.

        Mientras no seamos capaces de fabricar propelente, y quizás alimento, rápidamente en el lugar de destino, no podremos volver en una nave grande antes de morir de hambre.

        1. Queda la opción de mandar Muchas Starship de recarga de propelente por cada una tripulada. Lo que quede de propelente en las no tripuladas después de llegar, se usaría para hacer volver la nave tripulada. No requeriría desarrollar más tipos de nave, pero dudo mucho que se consiguiera financiación para tanta nave gigante.

      2. Te has olvidado algo: la mayoria de la gente no hace ese analisis. La mayoria no piensa, «siente», y esa es toda su opinion y es todo lo que necesitan para actuar o apoyar una iniciativa.

        La mayoria de los norteamericanos se ha vuelto paranoica respecto de los chinos, como lo estuviero. de los japoneses en los 80/90. Asi que si, el honor nacional peligra.

        El «honor» de las empresas es su «imagen», que es fundamental para ellas. Y las dos «grandes proveedoras» saben que su imagen se ha dañado mucho.

        Lockheed, con su pseudo affair del F35. Digo pseudo affair porque el avion resulto excelente y su costo promedio hoy esta por debajo de un 4++G. Es como si estuviera en falta.

        Boeing, con sus retrasos del SLS y las caidas de su 737.

        Ambas. por su larga dependencia de motores rusos.

        Y Musk, humillando diariamente a las dos, actuara como un latigo hacia la consecusion de su objetivo «Luna 2024». Musk es sin duda el estimulo de mas peso en el proximo «buen hacer» de estas dos empresas.

        1. Concedes demasiados méritos a las Grandes Empresas:

          Si su imagen se ha dañado y quieren restaurarla, tienen dos opciones:

          1- Reaccionar y realizar un sincero esfuerzo financiero y tecnológico para estar a la altura de SpX.

          2- Seguir igual, pero pagando anuncios en los medios que convenzan a la gente de que YA están a la altura de SpX.
          Esta opción es mucho más barata que la primera.

          Dado que no tienen honor, elegirán la segunda opción.

  10. Yo preferiría un esquema de 2 Vulcan (con un módulo de aterrizaje XEUs y una etapa ACES-IVF), cuyo primer vuelo sería en 2023, para preparar el aterrizador en la órbita lunar; y dos Delta IV Heavy (con una nave Orión y una etapa ICPS-IVF por separado) para el transporte de la tripulación.

    La ISS y su brazo robótico Canadarm 2 servirían para unir el ICPS-IVF y la nave Orión. Mientras, la LOP Gateway funcionaría para aumentar la habitabilidad de la nave Orión «aligerada» para funcionar con el lanzador Delta IV Heavy, y permitir acoplar mediante los brazos Canadarm 3 y Стрела 5 el aterrizador XEUs y la etapa ACES-IVF (para repostar el XEUs). Acoplando posteriormente la nave Orión con el aterrizador XEUs (acoplado al Canadarm 3 o Стрела 5 para facilitar la operación), con el fin de transferir la tripulación hacia la Luna.

    De esta forma, no hace falta proyectar un aterrizador completo (aunque incluir a Europa (incluso a Rusia) en el proyecto sería interesante, como en la propuesta de Lockheed Martin), aprovechando las etapas ACES y ICPS como módulos de propulsión y Orión como base del módulo habitable (pudiendo incluso crear un sistema similar al planteado para Fobos, lo que excluye la construcción de un módulo habitable). Utilizando la tecnología IVF.
    Además, de utilizar el Vulcan y el Delta IV Heavy, favoritos de la NASA y únicos viables dentro de los lanzadores planteados No-SpaceX y pro-NASA.
    Por último, no haría falta desarrollar un sistema de acoplamiento fuera del ya usado en la estación ISS (con los brazos robóticos operativos), instalado en el Hubble y proyectado para la Orión y la Gateway (incluyendo sus brazos robóticos).

    1. El ICPS habría que modificarlo para que sobreviva en el espacio y dotarlo de aviónica y acoplamiento. Mínimo mil millones o dos.
      No necesitas el Canadarm, ya se acopla la Orión, no?

      1. – El ICPS de la ULA está basado en la etapa DCSS de la ULA que utiliza el Delta IV. Y la ACES de la ULA, originalmente era el remplazo de la DCSS; todos queman hidrógeno y oxígeno. Por lo que su desarrollo conjunto con dispositivos IVF supondría una reducción de plazos factible.
        Siendo incluso posible modificar directamente la actual etapa Centaur (de hidrazina, lo cual soluciona parte de los problemas; incluida la entrada en servicio del Vulcan, al poder optar en caso de necesidad por el actual Atlas V Heavy) para sustituir la ICPS, motorizar el XEUS y trasladar combustible para este a la Gateway.

        – Por último, es cierto lo que dices; pero la Orión arrastra muchos retrasos, por lo que sería factible ahorrar tiempo en la implementación y testeo de su sistema de acoplamiento, en favor del actual a base de captura y acoplamiento manual (siendo esta una tecnologia muy probada); aunque el acoplamiento manual siempre está ahí. Lo cual permitiría utilizar la Gateway e ISS sin necesidad de mayores pruebas o modificaciones, aún con parte de los sistemas sin instalar a tiempo en nave y estación.
        La transferencia de carga y tripulación regular, total (si la Orión tampoco está a tiempo en su mayoría) o parcial, a la ISS y la Gateway se haría con la CTS-100-Atlas V/Delta IV Heavy, Crew Dragon-Falcon 9/Falcon Heavy, Cygnus-Antares/OmegA y Cargo Dragon-Falcon 9/Falcon Heavy. Y sería antes de la misión de la primera Orión a la estación orbital lunar.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 18 abril, 2019
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Luna • NASA