La sonda israelí Beresheet se estrella conta la Luna

Por Daniel Marín, el 12 abril, 2019. Categoría(s): Astronáutica • Luna • Sistema Solar ✎ 59

Al final no pudo ser. El 11 de abril de 2019 a las 19:23 UTC la sonda israelí Beresheet se estrelló contra el Mare Serenitatis de la Luna por culpa de un fallo durante la maniobra de descenso. La nave de la empresa SpaceIL pretendía convertirse en la primera sonda privada en alcanzar la Luna. Beresheet fue lanzada el pasado 22 de febrero mediante un Falcon 9 v1.2 Block 5 como carga secundaria y siguió una trayectoria dividida en etapas para alcanzar la Luna. La órbita inicial de Beresheet alrededor de la Tierra fue de 242 x 68 850 kilómetros y 27,6º de inclinación. El 24 de febrero aumentó la altura de su perigeo y quedó en una órbita de 670 x 69 000 kilómetros. El 25 de febrero el ordenador se reseteó inesperadamente y se canceló una maniobra propulsiva. El 28 de febrero y el 7 de marzo realizó dos encendidos adicionales hasta quedar en una órbita de 470 x 27 1500 kilómetros. El 19 de marzo logró situar su apogeo más allá de la Luna —hasta los 405 000 kilómetros de distancia— tras un encendido de un minuto de duración. Por fin, el 4 de abril alcanzó la órbita lunar después de un encendido de frenado de casi seis minutos que tuvo lugar sobre la cara oculta. Israel pasaba así a ser el séptimo país en poner un artefacto artificial alrededor de la Luna.

La última imagen de Beresheet (SpaceIL).

La órbita lunar inicial era de 500 x 10 400 kilómetros, con un periodo de 14 horas. El 6 de abril se redujo el apolunio hasta los 750 kilómetros y dos maniobras realizadas el 8 y el 10 de abril situaron a Beresheet en una órbita casi circular de 200 x 450 kilómetros de altura con un periodo de dos horas. Un día más tarde, otra ignición redujo el perilunio hasta los 16 kilómetros. La sonda comenzó la maniobra de descenso final usando el motor principal y los ocho motores auxiliares el jueves 11 de abril a las 19:19 UTC mientras viajaba a 1,7 km/s. Todo parecía ir bien hasta las 19:21, cuando los controladores de la misión en Yehud (Israel) detectaron un fallo en una de las unidades de guiado inercial del vehículo que se tradujo en un corte de la telemetría (recibida por una antena de la red DNS de la NASA en España). La telemetría volvió, pero luego se detectó un problema con el motor principal Leros de frabricación británica, que se apagó. A continuación se perdió la telemetría por completo. En esos momentos la sonda estaba a unos 14 kilómetros sobre la superficie y la velocidad era mucho más alta de la esperada, por lo que sabemos que la sonda se estrelló a lasa las 19:23 UTC, dos minutos antes del momento planeado del aterrizaje, con un ángulo de unos 8º. La última imagen se tomó a menos de veinte kilómetros de altura.

La penúltima imagen de Beresheet a 22 km de altura durante la maniobra de descenso (SpaceIL).
Lugar de alunizaje previsto en el Mare Serenitatis (SpaceIL).
Zona del alunizaje previsto (SpaceIL).

Beresheet o Bereshit (בְּרֵאשִׁית, «génesis» o «en el principio» en hebreo) era una sonda de bajo coste que había salido por solo cien millones de dólares. Inicialmente el proyecto nació para hacerse con los 20 millones de dólares del Google Lunar X-Prize, pero tras la cancelación de este premio, logró salir adelante contra todo pronóstico. Aunque se ha publicitado como una iniciativa totalmente privada, Beresheet ha contado con un amplio apoyo del gobierno de Israel en su última fase, lo que se ha traducido en la inclusión de numerosos elementos «patrióticos» en la misión, incluyendo banderas de Israel y libros sagrados judíos. Beresheet tenía una altura de 1,535 metros y un diámetro de 2,288 metros, con una masa de 585 kg (de los cuales 435 kg eran combustible).

Lanzamiento de Beresheet (SpaceX).
La Tierra vista desde Beresheet el 30 de marzo a 16 000 km de distancia (SpaceIL).
La Tierra vista el 3 de marzo a 37 600 km de distancia (SpaceIL).
Trayectoria de Beresheet (SpaceIL).
Partes de Beresheet (SpaceIL).
Beresheet antes del lanzamiento (SpaceIL).

La sonda debía haber usado sus sensores LIDAR detectar el suelo y ajustar el encendido de sus ocho motores auxiliares y el motor principal Leros 2b (fabricado por la empresa británica Nammo) para regular el descenso. Esta parte de la trayectoria era especialmente crítica porque el motor Leros 2b, de 500 newton de empuje, no había sido diseñado para regular su potencia, así que tenía que encenderse y apagarse en ráfagas. Por eso la nave requería además del funcionamiento de los otros ocho motores auxiliares para completar el descenso. A cinco metros de altura estaba previsto que se apagasen todos los motores y la nave cayese libremente hasta la superficie (una técnica pensada para evitar que la nave rebotase contra la superficie).

La cara oculta de la Luna vista por Beresheet (SpaceIL).
Imagen de la cara oculta tomada por Beresheet el 7 de abril (SpaceIL).
La cara oculta y la Tierra vistas el 5 de abril (SpaceIL).

Beresheet incorporaba varias cámaras (que nos han dejado unas imágenes especialmente bellas de la Tierra y la Luna desde la órbita), un magnetómetro y un retrorreflector láser suministrado por la NASA. Al depender de paneles solares y baterías, la vida útil de la nave sobre la superficie lunar se estimaba en unos pocos días. La sonda incorporaba una cápsula del tiempo y la espectacular Librería Lunar, que incluía varios libros en miniatura grabados con láser con el fin de que puedan sobrevivir a nuestra civilización. A pesar del fracaso final, Beresheet ha demostrado que es posible alcanzar la órbita lunar con un presupuesto muy reducido. Al mismo tiempo se ha convertido en un ejemplo de que aterrizar en la superficie lunar no es tan sencillo como parece. Esperemos que Israel y SpaceIL no se rindan y lo vuelvan a intentar.



59 Comentarios

  1. Ufff!!! Los Allatolas en Irán deben estar saltando de una pierna. No quiero imaginarme el sermón de mañana en las mezquitas.

    Sería bueno que el LRO de la NASA diera un vistazo para localizar la sonda y determinar la magnitud de los daños.

    Espero que vuelvan a intentarlo pronto. No les habrá quedado otra sonda gemela en stock o por ahorrar costos solo construyeron esta?

    1. Irán será el siguiente en hacer algo parecido (ya solo por rivalizar con Israel en Oriente Medio), y lo sabemos bien. O, por el contrario, otras potencias espaciales pequeñas como Corea del Norte (que coopera en programas espaciales con Irán), Corea del Sur, Japón, Francia, R.U., Italia, España, Ucrania, Sudáfrica (la cual comparte mucha tecnologia con Israel desde el Shavit), Singapur, Taiwan, Malasia, Turquía o Indonesia.

      1. Irán tiene con sus satélites tecnología de sobra para lograr un lander en la Luna…lo que les falta es un lanzador más fiable…y en eso están…no dudo que en unos años lancen algo parecido…

        Corea del Sur, ya tiene una sonda para el año que viene…aunque solo como orbitador en esta primera misión…y Taiwan, creo que tiene en estudio una…

        En cuanto Sudáfrica, ahora ya se ha creado la agencia espacial Africana, y seguro que pronto veremos sus primeros proyectos…y el principal mecenas de esta sonda de Israel, es un judío de Sudafrica, quizás en otro apoye a su país…

        Sin duda la luna será el destino de todas las naciones medias para intentar ganar experiencia, y para entrar en la carrera de las primeras colonias lunares…

  2. disculpen mi ignorancia pero el motor de la nave no es el mismo que el de la sonda juno por que sino estamos ante una pifiada muy grande de parte de esa empresa británica
    PD : ya despego exitosamente el falcon heavy con el satélite arabsat 6 😉

  3. Una verdadera lastima 🙁
    A falta de 150 metros y en gravedad lunar, ¿habrá cráter? Quizás este “entera”..en parte espero.

    Daniel te agradecemos por el trabajo que haces al informar y divulgar de forma clara. Pocos sitios hay como el tuyo. Gracias

    1. Estuve viendo la telemetría en tiempo real, y 150m/s contra una superficie rocosa… sólo la velocidad vertical ya la habría espachurrado a base de bien, eso son más de 500 km/h contra una pared de hormigón, en un trasto hecho de pichiglás. Pero es que aún tenía más de 900m/s de velocidad horizontal. Vamos, que los futuros exploradores lunares lo tendrán jodido para encontrar los pedacitos.

        1. Jejeje, esa es una descripción la mar de gráfica, y bastante acertada, si.

          El caso es que el cráter será un tanto curioso, y eso igual sí que nos los puede enseñar la LRO la próxima vez que pase por allí. Si su cámara tiene suficiente resolución para encontrar las Chang’e, deberían ser capaces de encontrar el jovencísimo cráter rasante que marca el lugar de ‘alunizaje’ de Beresheet.

  4. Pues si superaron expectativas, y son un ejemplo…

    La siguiente misión privada que pueda aterrizar en la Luna, es la compañía Alemana, PTScientists…que mandará la misión el año que viene con dos rovers Audi-Quattro…esperemos que estos tengan más suerte…y sigan haciendo crecer el camino privado de bajo coste…

    Y por la parte gubernamental, la sonda Garatea-L de Brasil, que pretende orbitar la Luna, para mí tienen más esperanzas después de esta misión…

  5. Pues ya me alegro que esta misión haya fracasado, por llevar basura al espacio.

    Y no soy antisemita ni esas chorradas, soy antireligioso en general, que no son tan especiales los judios esos.

    1. Ahh y como eres antireligioso los próximos astronautas que vayan a la luna, si rezan que se estampen contra la superficie, y ya si alguno es Judío que ni le hagan un homenaje que se van a creer muy especiales los judíos esos

      Anda que… lo tuyo es de hacérselo mirar 👎

  6. Bueno parece que Xprize Foundation, pone la semilla para una segunda sonda Beresheet 😉

    https://twitter.com/PeterDiamandis/status/1116429177778049024?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1116429177778049024&ref_url=https%3A%2F%2Fforum.nasaspaceflight.com%2Findex.php%3Ftopic%3D47217.380

    La mujer que sale si no me equivoco es Anousheh Ansari, de origen Iraní, y que apoya el espacio venga la propuesta de quien sea…como debe ser…

    Sin duda creo que esto es solo comienzo para Israel en el espacio, pero ni mucho menos el último…

  7. Lástima, pero era esperable en una misión de tan bajo coste. Ad astra per áspera, que se dice, no son los primeros en aterrizar más rápido de lo esperado, ni serán los últimos. Como nota divertida y para levantar los ánimos, Diamandis se vino arriba en twitter y les prometió el premio de un milloncejo para volver a intentarlo con Beresheet 2. Y el flamante nuevo-presi-que-es-el-mismo-de-antes de Israel también empezó el discursito con ‘if at first you don’t succed, you try again’ (lo que dijo en hebreo ya se me escapó ^_^’). ¡Espero que junten los fondos para volver a intentarlo!

    1. …y como no lo he visto comentado mucho por ahí, decir que Peter Diamandis es el que usó la cuenta de twitter, pero la fundación a la que representa y que pone el dinero se llama Ansari… por Anousheh Ansari, la primera iraní que fué al espacio, pagado de su propio bolsillo, y que también andaba por allí durante el intento de aterrizaje. Esa señora se merece un reconocimiento por parte de toda la comunidad de espaciotrastornados, o dos si son pequeños. ¡Un ejemplo estupendo de cómo la exploración espacial une a la humanidad por encima de cualquier frontera religiosa o política!

  8. Bueno, pues para un primer intento no ha ido mal. Es un claro ejemplo de lo que puede conseguir la iniciativa privada en el espacio cuando está dispuesta a tirar de talonario (en esta misión la aportación pública de la Agencia Espacial de Israel ha sido mínima, apenas 1,8 millones de dólares). Si hubiera conseguido alunizar habría sido la leche, pero con la lección bien aprendida seguro que en el siguiente intento lo logran.

    Me quedo con las estupendas fotos que ha enviado la misión.

    OFF TOPIC: Exitazo del Falcon Heavy con las tres etapas recuperadas.

      1. Aprovecharán los lanzamientos de Starlink para reutilizarlas. Así no comprometen la carga de un cliente externo. Era previsible. Muy bien pensado.

        Incluso si sale mal, los clientes de SpX no tienen porqué preocuparse: sus cargas se lanzarán con cofias nuevas.

        Si sale bien, SpX reducirá más sus costes internos [insertar gemidos de desesperación de ULA y Ariane].

        PD: SpX lanzará la misión DART(h Sidious) de la NASA ¡por 69 millones!

        https://spacenews.com/nasa-awards-dart-launch-contract-to-spacex/

        ¡Ja! Chúpate esa, Charmeau (decía que SpX utiliza el dinero de los lanzamientos de la NASA para vender más barato los lanzamientos comerciales).
        ¿Cuánto costaría si lo lanzaráis vosotros?

  9. Bueno…. Hay que verlo de la siguiente forma:

    Los rusos fallaron varias veces antes de conseguir hacer alunizar una sonda.

    Que analicen lo que ha pasado y que ha fallado y sigan intentandolo.

  10. A ver… es muy duro para la iniciativa privada CUTRE, porque la verdad, 100 millones de dólares contando lanzador, para Alunizar, es MUY poco. Esas grandes fortunas judias del mundo, se ve que no estaban muy colaborativas…

    1. La idea es que la iniciativa privada es mucho más barata que la gubernamental.
      Ya vemos que para asegurarse el éxito hay que incluir pruebas costosas y elementos redundantes, o tus misiones se estrellan fijo.

      1. Sí, si eso está claro, pero una cosa es que la iniciativa privada sea más barata y otra muy distinta que más o menos por la mitad de lo que le costó a India su primer orbitador lunar (que ya era barato), pensasen posarse en la superficie… igual es pasarse.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 12 abril, 2019
Categoría(s): Astronáutica • Luna • Sistema Solar