Microlanzadores chinos: una de cal y otra de arena

Por Daniel Marín, el 3 abril, 2019. Categoría(s): Astronáutica • China • Cohetes ✎ 32

En estos momentos hay numerosas empresas chinas desarrollando pequeños lanzadores espaciales. Las principales compañías son Expace, iSpace, OneSpace Linkspace y Landspace. Todas ellas tienen en común —además de una gran falta de originalidad a la hora de elegir nombres— su intención de abaratar el coste del acceso al espacio en el mercado de micro y nanosatélites. No obstante, las últimas novedades tienen que ver con OneSpace (零壹空间) y LinkSpace (翎客航天). Empecemos por las malas noticias. OneSpace lanzó el 27 de marzo de 2019 a las 09:39 UTC su primer cohete OS-M desde la rampa TLE-2 del centro espacial de Jiuquan, en Mongolia Central. Lamentablemente, 45,7 segundos tras el despegue, un fallo de los giróscopos del vehículo después de la separación de la primera etapa provocó la pérdida de control del cohete y el fracaso de la misión.

Primer lanzamiento fallido del cohete OS-M de OneSpace (OneSpace).

En esta primera misión orbital el OS-M iba a poner en órbita el cubesat Lingque 1B de la empresa china ZeroG Lab, pero no pudo ser. El OS-M —también conocido como OS-M1— es un cohete de combustible sólido de tres etapas y 19 metros de longitud. Es capaz de situar 205 kg en una órbita baja de 300 kilómetros de altura o 112 kg en una órbita polar heliosíncrona de 500 kilómetros de altura. Las dos primeras etapas son casi idénticas y se basan en misiles militares antiguos. El control de estas etapas se consigue mediante aletas situadas en la tobera, como en muchos misiles de los años 50 y 60. La tercera etapa, también basada en un misil militar, es idéntica al OS-X u OS-X1, el hermano menor de la familia de lanzadores de OneSpace. Recordemos que el pasado 7 de septiembre de 2018 OneSpace lanzó el primer OS-X desde Jiuquan en un vuelo suborbital con una apogeo de 35 kilómetros de altura.

Lanzador OS-M antes del lanzamiento (OneSpace).
Cohete OS-M1 (OneSpace).

OneSpace quiere desarrollar a partir del OS-M1 el OS-M2 y el OS-M4. El OS-M2 incluye dos aceleradores laterales, de ahí el «2», y tendrá una capacidad para situar entre 390 kg y 505 kg en órbita baja, dependiendo de la versión, mientras que el OS-M4 podrá lanzar entre 552 y 748 kg en órbita baja gracias al uso de cuatro aceleradores laterales. OneSpace planea construir y lanzar treinta (!) cohetes OS-M1 al año para 2020. OneSpace es la segunda empresa privada china que intenta poner en órbita un satélite. El 27 de octubre de 2018 la empresa LandSpace lanzó su cohete Zhuque 1 (ZQ-1 o 朱雀一号), un lanzador de combustible sólido de 19 metros de largo y 27 toneladas basado en el misil DF-26, con capacidad para colocar 300 kg en órbita baja. En este caso el fallo se debió a un mal funcionamiento de la tercera etapa tras 13 segundos de ignición, lo que provocó que el satélite Weilai 1 resultase destruido. El próximo intento de lanzamiento orbital parece ser que correrá a cargo de la empresa iSpace y su cohete Hyperbola 1. Veremos qué compañía privada china logra finalmente situar un satélite en órbita.

Lanzamiento fallido del Zhuque 1 en septiembre de 2018 (LandSpace).
Zhuque 1 (LandSpace).

Ante tanto fracaso, destaca el éxito de las pruebas de aterrizaje vertical LinkSpace. Esta empresa, a diferencia de las anteriores, está desarrollando el lanzador New Line 1 (新干线一号 o Xin Gan Xian 1), capaz de situar entre 150 y 200 kg en órbita baja. El New Line 1 destaca por poseer una primera etapa recuperable que recuerda al Falcon 9 de SpaceX, aunque mucho más pequeña. El 27 de marzo el vehículo de prueba RLV-T5 de la empresa demostró su capacidad de despegar y aterrizar verticalmente en la misma rampa. Hasta ahora, en las pruebas realizadas por LinkSpace el cohete había estado sujeto mediante un cable flexible y esta es la primera vez que vuela libremente. Las imágenes de la prueba son espectaculares y suponen un importante avance para LinkSpace, pero no debemos perder de vista que se trata de un cohete muy pequeño. Tampoco es la primera vez que se ve algo así; no nos olvidemos de prototipos estadounidenses de aterrizaje vertical como los cohetes Morpheus o los Pixel/Texel, aunque bien es cierto que es la primera vez que algo así sucede en China.

El vehículo RLV-T5 vuela libremente (LinkSpace).



32 Comentarios

  1. Notable lo de LinkSpace, un enorme paso. Hay una imparable necesidad comercial de que el acceso al espacio siga abaratándose, y -probablemente- para 2030 los únicos vectores en uso sean los que cuenten con primeras etapas reutilizables.

  2. Pues si impresionante Linkspace…pero la competencia en cuanto a lanzadores pequeños reutilizables será bestial…dentro de las Chinas, el lanzador que más me impresiona, será el de metano de LandSpace, el Zhuque-2 capaz de poner 4 toneladas en LEO…y ya podríamos hablar de un lanzador medio…ojito con esa compañía…

    Y si el camino reutilizable es imparable…

  3. A costa de sonar muy repetitivo me párese que este es el camino que debe seguir un país para ser una potencia espacial no mamotreto de cohetes cómo el Tronador/VLS brasileño lastima que los responsables de dichos proyectos no lo entiendan

    1. Por algo se empieza estimado… Entiendo que cuando se comenzó el Tronador (por 1998 aproximadamente) no estaba de moda el tema de los cohetes re utilizables.

      Tuvo varios re diseños a lo largo de la historia, en 2007 por ejemplo.

      Pero no creo que sea adecuado decir que sea en vano apostar estos desarrollos ni nada por el estilo, a lo sumo debería replantearse algún re diseño nuevo que lo adecue al contexto internacional. Pero no por eso quiere decir que no valga la pena apostar a esto.

      El problema fundamental de todo esto es que esto debería ser prioritario en todos los gobiernos que vengan y lo tengan como prioritario en su agencia.

      También deberíamos replantearnos como sociedad que tipo de modelo económico queremos (agroexportador o industrial), claramente la venimos pifiando feo desde hace rato. Así jamas vamos a progresar en este plano.

  4. Gracias Daniel.Me encanta el programa chino espacial, a pesar de que vaya mucho más retrasado que el estadounidense. Supongo que Europa tiene los conocimientos, pero no la motivación económica para lucirse.

  5. El tuit de LinkSpace agradece la presencia de un tal Robert Zubrin y he ido al tuiter de este tipo que se define como “Science, Space Exploration, & Energy Technology. Freethinker. For human liberty and the Western alliance”. A mí me gustaría que me invitasen a viajar a china con gastos pagados, para hincharme a rollitos de primavera y arroz tres delicias. ¿Álguien sabe cómo uno se puede convertir en un freethinker de estos?.

    1. Esto de trata de ir soltando cada vez una burrada más grande, a ver quien la tiene más larga entre todos.

      Pero sin dinero, nada de lo que digan va a servir.

  6. Off topic
    Ultimas noticias sobre el Stathopper:
    Acaba de hacer su primer (mini)salto de 3 segundos, atafo con tres cables. Todo bien al 99%. Solo que las valvulas de los propelentes han tenido algun problema menor. No se cuantos cm se habra alzado. Parecia una cafetera infernal llameando. Ver teslarati.

    1. Lo que me preocupa es ver que hay tan poca gente allá trabajando. Cierto que hay otros equipos, uno montando el hopper suborbital. Me esperaba más gente. Supongo que los datos de las pruebas los llevarán a otro sitio con más gente.

      1. Y otra cosa que me proocupa es que solo tenga tres patas. Esmuy estetico que una deriva vertical y dos alas se transformen en tres patas, pero es poco estable, ademas de que complejiza el modelo por la inclusion de bisagras que separa las alas de la deriva 90° o 120° segun este aerofrenando o aterrizando/despegandp. Intuyo que cambiaran el modelo, dejando las “alas” fijas y agregando en el vientre una pata desplegable… u otra aleta. El MADV de Lockheed Martin ha rotado 45° las 4 aletas de modo que no hay una deriva vertical sino dos y el escudo termico ventral se extiende entre dos derivas inferiores, todo lo cual hacen cuatro patas mas estables.

        1. Diría que tienes razón, es mi impresión, pero me extrañaría que no lo hubiesen tenido en cuenta. El tiempo dirá si hacen el cambio.

Deja un comentario