2019: el año del retorno de las naves tripuladas estadounidenses

En julio de 2011 el transbordador Atlantis realizó la última misión del programa shuttle, la STS-135. Desde entonces ninguna nave espacial tripulada estadounidense ha vuelto al espacio. Este ha sido el parón más largo en la actividad espacial tripulada de EEUU en su historia, superando los seis años de sequía de vuelos que hubo durante la transición entre el programa Apolo/Skylab y el debut del transbordador (1975-1981). Naturalmente, esta falta de actividad se ha notado menos que en la anterior ocasión gracias a que los astronautas de la NASA no han dejado de viajar al espacio, aunque para ello han tenido que pagar sus asientos en las naves Soyuz rusas a un precio muy elevado. Las naves tripuladas Dragon 2 de SpaceX y CST-100 Starliner de Boeing debían haber realizado sus primeros vuelos no tripulados en 2017, pero, como era de esperar, el desarrollo de ambos proyectos ha sufrido fuertes retrasos. Sin embargo, 2019 promete ser el año en el que, si no ocurre ninguna desgracia, ambas naves deben volar al espacio al fin.

La nave Dragon 2 de la misión DM-1 en el hangar de la rampa 39A del KSC (SpaceX).

La primera en volar será la Dragon 2 —también conocida como Dragon V2 o Crew Dragon— en la misión de prueba sin tripulación DM-1 (Demo Mission 1 o SpX-DM1). La nave (Crew Dragon 201) despegará a finales de este mes de enero desde la rampa 39A del Centro Espacial Kennedy a bordo de un Falcon 9 v1.2 Block 5 (primera etapa B1051). Recientemente SpaceX ha iniciado las pruebas de transporte del cohete hasta la rampa, lo que ha permitido que podamos contemplar por primera vez en siete años una nave tripulada estadounidense lista para ser lanzada. Durante esta misión la Dragon 2 permanecerá acoplada al segmento norteamericano (USOS) de la Estación Espacial Internacional (ISS) cerca de un mes (más concretamente, se unirá al sistema de atraque IDA-2 del módulo PMA-2 acoplado al módulo Harmony).

La Dragon 2 de la misión DM1 en la rampa 39A (SpaceX).
El Falcon 9 con la Dragon 2 en la rampa (SpaceX).
Traslado de la cápsula DM1 a la rampa (SpaceX).
La cápsula DM-1 (SpaceX).
Recreación del lanzamiento de una Dragon 2 (NASA).
Recreación de la Dragon 2 acoplándose a la ISS (NASA).
La nave Dragon 2 de la DM1. Se aprecian los paneles solares del «maletero». Las aletas sirven para estabilizar el vehículo en caso de un aborto de emergencia (SpaceX).

La siguiente misión, DM-2, será la primera tripulada, tanto de una nave Dragon como de un vehículo espacial de EEUU desde 2011. A bordo viajarán los astronautas Douglas Hurley y Bob Behnken y tendrá lugar el próximo 18 de junio. Los dos astronautas permanecerán en la ISS hasta el 30 de junio (huelga decir que estas fechas son todas muy provisionales). La nave CST-100 (Crew Space Transportation 100) Starliner de Boeing va con mucho retraso con respecto a su hermana del programa CCP (Commercial Crew Program), principalmente por varios problemas que han surgido con las conducciones de combustible del sistema de propulsión. Pero, si los planes de Boeing se cumplen, cosa muy difícil, la misión de prueba sin tripulación OFT (Orbital Flight Test o Boe-OFT) despegará a finales de marzo mediante un cohete Atlas V N22 desde la rampa SLC-41 de la base de Cabo Cañaveral (misión AV-080 del Atlas V).

La cápsula CST-100 Starliner CFT (Boeing).
Emblema de la misión OFT (Boeing).
Recreación de la CST-100 Starliner acoplada a la ISS (NASA).

La primera misión tripulada, CFT (Crewed Flight Test o Boe-CFT, a su vez la misión AV-082 del Atlas V) de la Starliner tendrá lugar en agosto y a bordo viajarán los astronautas Christopher Ferguson, Eric Boe y Nicole Aunapu Mann. Boe y Aunapu Mann volarán como astronautas de la NASA, mientras que Ferguson, astronauta de Boeing, será el primer astronauta comercial en viajar a la ISS (aunque Ferguson fue astronauta de la NASA y visitó la ISS en tres ocasiones). Después de estas misiones de prueba comenzarán los vuelos «rutinarios» a la ISS. SpaceX tiene intención de lanzar la misión USCV-1 o Crew 1 en agosto de 2019 con cuatro astronautas, entre los que estarán Michael Hopkins y Victor Glover. La primera misión rutinaria de Boeing, la CST-1 o USCV-2, volará a principios de 2020 —probablemente más tarde— con otras cuatro personas, incluyendo a Sunita Williams y Josh Cassada.

Pasarela de la rampa 39A para la Dragon 2 (SpaceX).
Pasarela y habitación blanca de la rampa SLC-41 (Boeing).
Secuencia de preparación de la DM1 (NASA).
Fuselaje presurizado de la cápsula Dragon 2 de la DM2 (NASA).

SpaceX ya realizó en 2015 un ensayo del sistema de escape de la Dragon en la rampa, pero antes de la primera misión tripulada llevará a cabo otra prueba del sistema de escape durante el lanzamiento (en esta prueba el Falcon 9 no llevará una segunda etapa activa). Sin embargo, Boeing ha decidido no realizar una prueba de este tipo y la NASA ha consentido que solo se efectúe una prueba del sistema de aborto en la rampa antes del primer vuelo tripulado. Las dos naves despegarán desde Florida, pero la Dragon 2 amerizará en el océano Atlántico frente a las costas de Florida (curiosamente, la Dragon de carga ameriza en el Pacífico), mientras que la Starliner se posará en tierra firme mediante la ayuda de airbags, un sistema que requiere que el escudo térmico se desprenda de la cápsula antes del contacto con el suelo (al igual que en la Soyuz, aunque en este caso la nave rusa emplea retrocohetes en vez de airbags). Será la primera vez que una cápsula estadounidense —no el transbordador— caerá sobre tierra firme, en White Sands (New Mexico).

Cápsula Starliner con los airbags desplegados (Boeing).
Pruebas de rescate de la tripulación de la Starliner (Boeing).
Otra vista de la Starliner CFT (Boeing).
Vista de la cápsula Starliner (Boeing).
Secuencia de aterrizaje de la Starliner (Boeing).
Zonas de aterrizaje posibles de la Starliner (Boeing).

Curiosamente, ambas naves son las primeras en usar un sistema de aborto de lanzamiento en caso de emergencia que no se basa en una torre de escape o asientos eyectables, aunque en el caso de la Dragon 2 el sistema, formado por los propulsores SuperDraco, está integrado en la cápsula, mientras que en la Starliner está localizado en la base del módulo de servicio. En ambos casos los dos sistemas de aborto también se usarán como retrocohetes para regresar a la Tierra desde la órbita. La Starliner tiene un diámetro ligeramente superior al módulo de mando del Apolo (4,56 metros frente a 3,9 metros), mientras que la Dragon 2 es más estrecha (3,7 metros). La Starliner también es más masiva (14,1 toneladas), que la Dragon 2 (13,2 toneladas). La Dragon 2 usa un material de ablación PICA-X para su escudo térmico, pero la Starliner usa una combinación más compleja que recuerda a la cápsula Orión de la NASA. En el escudo térmico principal emplea material de ablación BLA (Boeing Lightweight Ablator) dispuesto en losetas, mientras que en el resto de la cápsula usa una combinación de losetas y mantas de protección térmica. Estas últimas, denominadas AFRSI (Advanced Felt Reusable Surface Insulation) tienen un color gris o blanco.

La astronauta Sunita Williams con el traje de presión de SpaceX dentro del entrenador de la Dragon 2 (SpaceX).
Prueba en la cámara de vacío de la DM-1 (NASA).
Prueba de los SuperDraco (NASA).
Prueba del sistema de paracaídas de la Dragon 2 (SpaceX).

La entrada en servicio de las dos naves estadounidenses implicará la reducción de lanzamientos de naves Soyuz, de cuatro a dos anualmente, aunque este año se lanzarán tres Soyuz por el retraso en la introducción de la Dragon 2 y la Starliner. Pero esto no quiere decir que los astronautas de la NASA dejarán de volar en las naves Soyuz. La NASA ha decido que sus astronautas seguirán viajando en las naves rusas durante un periodo de tiempo no especificado, hasta que tanto la Starliner como la Dragon 2 hayan pasado todas la pruebas y se consideren vehículos seguros. Eso sí, la NASA no pagará el mismo dinero que ahora le está dando a Roscosmos por los asientos en las Soyuz. Roscosmos y la NASA han llegado a un acuerdo de intercambio por el que cosmonautas rusos viajarán a bordo de las nuevas naves comerciales. A priori puede parecer que Roscosmos sale perdiendo con este intercambio, pero no hay que olvidar que de esta forma la agencia espacial rusa conseguirá acceso de primera mano a las tecnologías de la Dragon 2 y la Starliner, una información que sin duda le será muy útil para el desarrollo de la nave Federatsia. También es posible que se llegue a otros acuerdos, como el que llevaron a cabo las empresas Boeing y RKK Energía para saldar sus respectivas deudas con la empresa Sea Launch, mediante el cual este año volarán astronautas de la NASA en las naves Soyuz MS-12 y MS-13.

Interior de la Starliner (Boeing).
Modelo de entrenamiento de la Starliner (Boeing).
Etapa Centaur con dos motores RL10 para los vuelos de la Starliner (ULA).
asasa
Traje de presión AES de Boeing para la nave Starliner (Boeing).

Si todo sale según lo previsto, terminaremos el año con cinco naves tripuladas en servicio: Soyuz, Shenzhou, Dragon 2 y Starliner, a la que habría que sumar la nave china de nueva generación, que también realizará un vuelo no tripulado en 2019. No está nada mal. Ahora solo queda la Orión de la NASA.

Referencias:

  • https://www.nasa.gov/sites/default/files/atoms/files/nac_ccp_status_dec_6_2018_non-sbu.pdf


159 Comentarios

  1. Luego de leer el post y todos los comentarios.
    Pregunto si con este tipo de tecnologia para viaje, los diferentes tipos de naves(capsulas); el entrenamiento para los tripulantes seguira siendo el mismo¿?.
    Vemos que si habra un espacio para un tripulante más, tipo turista. Este tendra que recibir un entrenamiento igual a los demas, tendra que no ser solo un simple turista y tenga algun titulo y razón justificada para ir. No creo que los cientificos que esten en la iss se sienta agusto al tener a alguien viendo sobre sus hombros o en dado caso, girando como chica de ballet en toda la iss. Durmiendose sobre la ventana de observación por pasar horas y horas viendo la tierra.
    O gritando «vi algo ahi afuera».

  2. Yo me fiaría más de lo que dice la NASA sobre la seguridad en vuelos tripulados que lo que pueda pretender Space X con sus super drago y opiniones sobre como debe hacerse un vuelo espacial. Es más una cuestión de experiencia y la NASA la tiene a raudales. Por otra parte me causó extrañeza que la NASA anunciara la investigación sobre uso de drogas en Sapace X y Boeing. Claro que después la NASA lo explica claramente y no les falta razón. Y estoy seguro que más de uno ya se habrá dado cuenta del motivo de dicho anuncio. Para los que no, ¡vamos que es para hoy!. Esto sí que es seguridad.

  3. La NASA y otros organismos han insistido mucho en la seguridad, por lo que creo que las dos cápsulas serán las más seguras jamás construidas (en teoría, al menos).

    Recientemente hemos visto a la Soyuz poner muy alto el listón de la seguridad en vuelos tripulados. ¿Podrán superarla estas nuevas naves?

    Integrar el LAS en la cápsula (concretamente el sistema de SpX) me parece un avance importante:
    – No se desecha un LAS en cada lanzamiento (+barato, +limpio).
    – El sistema está disponible en todo el régimen de vuelo (o en la mayoría).
    – La masa es mucho menor (un LAS clásico puede tener una masa de 5 ton).

    En cuanto a las dos cápsulas, la Starliner tiene un diseño clásico, limpio y compacto. El interior es funcional, lo que uno espera encontrar en una cápsula espacial. Una nave eficaz, sin veleidades artísticas o futuristas.

    La Dragon es futurista y sexy. Deja claras las intenciones de SpX de ir más allá de lo preestablecido y marcar tendencia, innovando tanto en el exterior como en el interior, el tablero de mandos y el traje espacial.

    Algunos pensaban que Boeing, supergigante espacial con décadas de experiencia en estas lides, daría una lección a ‘esos hippies’.
    La realidad: las dos cápsulas parecen buenas, pero dejan entrever la filosofía subyacente en sus empresas-madre. Y la Dragon 2 destila ilusión por el vuelo espacial y un sincero entusiasmo por el trabajo bien hecho. Creo que SpX gana claramente la partida.

    Además, Boeing recibió 4200 millones por 2600 millones SpX. Uno de los motivos por los que recibió más dinero fue para que terminara antes su cápsula. Parece que ni siquiera podrá cumplir eso.

    Me gustaría decir algo dramático para terminar, algo como:
    – La Starliner es la última cápsula del Siglo XX, y la Dragon 2 la primera del S.XXI.

  4. Continuó aquí Martinez, pues el sistema de comentarios sigue sin haber mejorado mucho con esta actualización jeje…

    Martínez dixit:

    «No está tan claro que el New Glenn pueda competir ventajosamente con los Falcon.
    Para 2021, el precio del Falcon puede haberse reducido bastante.»

    Hasta ahora la realidad es que SpaceX apenas ha bajado el precio del F9…en parte porque no le hace falta, ya son los más baratos, ¿porque bajarlos?…en parte porque tienen que amortizar los gastos de su desarrollo…

    Dudo que en 2021 a SX le interese entrar en una guerra comercial con BO, porque precisamente ambos ganan manteniendo unos precios inferiores a los de la competencia, pues ambas pueden ganar dinero con esos niveles, gracias a la reutilización y dejar fuera de juego al resto del sector…y porque si algo no le hace falta es dinero a BO…y SpaceX si perdería margen con una guerra así…

    «El New Glenn necesita una segunda etapa gigantesca. Y la cofia de 7 m de diámetro debe resultar muy cara. Los gastos de recuperación del booster gigante también son mayores.»

    No esta claro todavía si el NG puede recuperar su segunda etapa…cosa que el F9 no puede…la cofia es mayor en m3 que la del F9…donde si pierde de momento con dos etapas es en GTO con el FH (si no hacen una versión con 3 etapas)…bueno los gastos de recuperación son mayores, pero también llevan más carga que el F9…ergo puede ganar más dinero…los gastos del BFR, también serán mayores, pero sus beneficios también…economía de escala pura…

    «Lo peor de todo es que la versión orbital completa del BFR debuta en… 2021, igual que el New Glenn. Es decir, no sólo tendrá que competir con los Falcon, también con el BFR.»

    Es casi imposible que el BFR debute en 2021…más que nada porque Elon, quiere tener la versión tripulada antes…y si la Starship, está haciendo pruebas de salto ahora…en casi imposible que este lista en menos de 5 años…yo apuesto que el BFR no estará antes del 2025 quizás más…aún así esta claro que serán los primeros con una nave gigante, «clase siglo XXI»…

    «De todas formas, estoy de acuerdo en lo de ULA y el turismo, y en que, para Jeff, la partida es a largo plazo, por lo que una vez debute el NG tendremos guerra para rato.»

    Yo creo que a partir de 2021, empieza la guerra…pero me parece que por 10 años o más habrá un «mutuo acuerdo» de no atacarse…y si destruir y ampliar la brecha con cualquier otro competencia presente y futura…dejando en un duopolio de facto futuro para el turismo espacial y de grandes proyectos de expansión de la Humanidad…

    Y si, lo que viene será maravilloso, y dejará pequeño cualquier cosa que imaginemos…

    1. Los últimos tweets de Musk dan un 60% -y subiendo- de probabilidades de que el BFR completo llegue a órbita en 2020 (gracias a que los últimos cambios permiten acelerar el programa).

      Por tanto, en 2021 es muy posible que la versión de Carga (no la versión tripulada) llegue a órbita.

      La versión tripulada tardará más en estar completada, por lo que en primer lugar volará la versión de carga: la necesitan para el despliegue de Starlink.

      No tiene sentido esperar a la versión tripulada para empezar a volar. Lo más lógico es que la desarrollen en paralelo con la versión de carga, pero es evidente que la versión de carga será la primera en estar a punto: es mucho más sencilla, y permite poner satélites en órbita y empezar a pagar su propio desarrollo y evolución (hacia la versión tripulada, por ejemplo), como hicieron con el F9.

      Cuando la versión tripulada debute, el cohete ya tendrá todo un historial de lanzamientos y seguridad operativa.
      El BFS no lleva LAS, por lo que debe ser probado exhaustivamente antes de lanzar la versión tripulada.
      Lo mejor es que la versión de carga vaya creando ese historial de vuelo y sirva como banco de pruebas.

      Además, Musk está demostrando que no está para bromas: quiere el BFR y lo quiere ya. Los últimos cambios evidencian que no está dispuesto a esperar años.

      Por otro lado, a una compañía como Blue, que nunca ha realizado un lanzamiento orbital de un gran cohete, puede costarle uno o dos años ‘entrar en calor’: que los trabajadores cojan el ritmo, automatizar procesos, la eficacia operacional…

      Ah, los gastos del BFR son menores, independientemente del tamaño del cohete (precisamente ese es su punto fuerte, un coste de pocos millones por lanzamiento):
      – No necesita barcaza dron ni proceso de recuperación. El BFB vuelve a la base y el BFS también.
      Se recuperan ellos solos.

      1. Los tweet de Elon, decían también que el FH, estaría para 2013 y mira cuando estuvo…y los tweet de Elon hablan de enviar para 2022 o así el BFR con carga a Marte y creo que ambos sabemos que eso no pasará…

        Yo también veo lógico desarrollar primero la versión de carga primero…pero repito, hasta ahora lo comentado por Elon es que la versión tripulada tiene prioridad…no olvidemos que tienen el reto de «DearMoon» con un cliente millonario que ha puesto mucha pasta esperando, para volar…otras fuentes más «suspicaces» encontradas en NSF, hablan de que no hace la versión de carga primero…porque no tienen «ni idea» de cuanto terminará pesando la «starship» tripulada y hasta que no lo tengo bien resuelto…no se pondrán a cortar chapa, para el Super Heavy…yo no creo ni dejo de creer en esta versión…pero la realidad es que acaban de hacer un «cambio contra-intuitivo» y todo, eso, cambiando materiales de composites de carbono por acero inoxidable…eliminando el Pica-x como escudo y ahora hablando de enfriamiento mediante combustible líquido…estas cosas son nuevas, estas son para una nave de 55 metros…un salto considerable en comparación a una Dragon V2…

        Se supone que los F9 y FH, pueden desplegar la Starlink…¿Puede además costear el coste de ambos proyectos a la vez? no olvidemos que el BFR, dijo que entre 5-10 billones su coste…y hasta Oneweb, ya ha hablado de «reducir» su constelación por «ciertas mejoras y tal» vamos que se están quedando sin dinero…esta claro que la de SpaceX promete ser por unidad más barata…pero es que hablamos de una constelación de entre 4.000 y 9.000 satélites…una bestialidad inhumana…me parece que ambos proyectos a la vez no se harán…o se harán con retrasos…o el F9, FH irán sacando poco a poco Starlink beta, mientras pone toda la carne en el asador por el BFR…

        Y recordemos sobre este último que hace pocos meses dijo en la presentación del vuelo lunar…que menos del 5% de la plantilla de SX, está trabajando en el BFR…no, no me creo que este en 2021, ni aunque priorice la versión de carga, cosa no clara…y no me creo que haya al menos 4-5 años de retraso a cada «timeline»…

        Una compañía como Blue, esta casi en modo «stealth»…y ojito en su primer proyecto serio, en su primer cohete que llegará a órbita, será más potente que el mayor desarrollado en su historia por Rusia (no era Soviética), que el mayor desarrollado en toda su historia por Europa, que el mayor de China e India, idem en su Historia…esto es para pensarlo un momento…estos chicos no son unos novatos, son la cream de la cream, y vienen a arrasar…

        ¿Y repito, si este es el «primero» como será evolución que es un NA, como respuesta al BFR?

        Sobre los gastos del BFR, en todas las presentaciones se ve despegando de una barcaza…y para que la Starship vuelva por si sola, tiene que tener una base preparada para recargarle los combustibles, etc…incluso Elon en sus últimos tweet, habla de que quizás no puedan lanzar desde Boca Chica el BFR, y tengan que hacerlo desde el mar…no creo que los gastos de mantenimiento sean menores…pero si que los beneficios sean mucho mayores…

        Veremos, ambas nos sorprenderán y de que manera en la próxima década…

        1. No tengo ni idea de cómo será el New Armstrong, pero creo que será un New Glenn con esteroides, capaz de llevar astronautas a la Luna.

          Para que el New Armstrong pudiera compararse al BFR necesitaría un nuevo motor tan eficiente como el Raptor, y eso puede llevar una década (quizá menos si parten del BE-4, pero más de 5 años fijo).

          El Raptor propulsa al BFR durante el despegue, durante la Inyección Trans-Marciana/Lunar, durante el aterrizaje en Marte/Luna, durante el despegue de Marte/Luna, durante la Inyección Trans-Terrana y durante el aterrizaje en la Tierra.

          Todo eso con un solo tipo de motor.
          Para competir con la ultra-sencillez conceptual del sistema BFR hay que tener algo equivalente al Raptor. Si no, los costes, la complejidad y la masa se disparan.

          Como dijo Tom Mueller: «el BFR dejará obsoletos a todos los cohetes existentes».
          Incluido el NGlenn.

          – Sobre los costes del BFR:
          «para que la Starship vuelva por si sola, tiene que tener una base preparada para recargarle los combustibles, etc…»
          No, tú estás hablando del sistema de transporte terrestre suborbital punto-a-punto, que es sólo una hipotética aplicación secundaria del sistema BFR.

          En el tema que nos ocupa, las misiones orbitales (lanzamiento de satélites, etc), los costes del BFR son mínimos: el booster realiza siempre (es un detalle importante) un RTLS y regresa al punto de lanzamiento (ningún gasto de recuperación).
          El BFStarship también regresa a la base desde la órbita (ningún gasto de recuperación).

          Ha sido pensado desde el principio para reducir todos los costes al mínimo (instalaciones, mantenimiento, personal, transporte, operativos).

          – Respecto a Starlink, puede empezar a funcionar y generar dinero con unos 1000 satélites. Estos se lanzarán con el F9, supongo.

          El objetivo de Musk es un coste de medio millón de dólares por satélite (aunque podrían costar un millón). La primera ronda (1000 satélites) costaría 500 millones y el total (4500 satélites) saldría por 2250 millones.
          (De momento ignoramos los 7500 satélites de la segunda remesa).

          Estimo el coste de desarrollo de un BFR de carga en unos 2000 millones (dado que el motor -la parte más costosa en tiempo y dinero- parece estar a punto).

          No es necesario pagar de golpe los dos mega-proyectos enteros, BFR y Starlink.
          Habría que pagar los 1000 primeros sats de Starlink y el BFR de carga para desplegar el resto de la súper-constelación de forma económica.

          Una vez Starlink esté en marcha, puede pagarse sus propios satélites restantes. SpX puede concentrarse en seguir desarrollando el BFS tripulado.

          Si más adelante Starlink empieza a dar beneficios en serio, puede financiar la base marciana.

          – Me gustaría que el New Armstrong se hiciera realidad con rapidez (un nuevo miembro del club de cohetes reutilizables), pero todo parece indicar que va para largo. Jeff no tiene prisa.

    2. No creo que «Elon quiere tener la versión tripulada antes«.

      Musk dijo que empezarían por la segunda etapa (el BFS) porque era más difícil que el booster.

      Creo que eso no significa que vaya a volar primero la versión tripulada del BFS. La versión de carga del BFS se acabará y volará antes, y podrá probar las tecnologías de reentrada mucho antes de que la versión tripulada esté a punto.
      Además de generar dinero lanzando cargas.

    1. Me sabe mal decirlo, pero mucho mejor que la ESA.
      Espero que la ESA algún día se le crucen los cables y decidan hacer concursos con grandes inversiones para que empresas no amigas diseñen y lancen nuevos cohetes. Tal como PLD space.

  5. En los 3 primeros meses del año, de un total de 40 lanzamientos previstos, solo encuentro 2 lanzamientos de China (2 Larga Marcha), ¿Será cierto, o están dejando de anunciar los lanzamientos con antelación?.

  6. Hola, feliz año a todos.
    Luego de leer por un par de años las entradas del blog de Daniel Marín me atrevo a poner un comentario en su blog, aparte de felicitar a Daniel por su excelente trabajo a través de estos años, mantenernos informados de todos los avances y descubrimientos de la exploración espacial.
    Este mes ha sido emocionante desde su inicio y al parecer va terminar de forma espectacular con el lanzamiento de la Dragon, solo que hay una cosa que me hace mucho ruido es la falta de la presencia del traje IVA y sus características técnicas, solo hemos visto «maquetas» a diferencia de Boeing que lo ha mostrado en cuantos lugares ha podido incluso a youtubers, espero que esto no resulte en un retraso mas adelante en las pruebas y lanzamientos de la Dragon y nos quedemos con las ganas de mas de SpaceX.
    Saludos.

  7. Estas cápsulas siempre me recuerdan la bala de cañón hueca en que viajaban los protagonistas de la novela de Julio Verne «De la Tierra a la Luna», y la competición entre sus fabricantes parece la misma que la de los fabricantes de cañones de la novela que, pretendiendo hacer siempre un cañón más grande que el de los demás, hicieron el que lanzaba la bala hueca a la Luna. Ahora se compite por hacer el cohete más grande.
    Visto así, no parece que hayamos avanzado mucho.

    En algunos comentarios se sigue fantaseando con viajar a velocidades cercanas a las de la luz respecto a nuestro entorno, lo cual sería sólo un suicidio rápido, con éxito al toparnos con cualquier minúsculo objeto indetectable e inesquivable.
    Pienso que en un entorno veloz, quizá en un chorro relativista de un núcleo galáctico, se podría viajar impulsados y protegidos por el propio chorro, que destruiría previamente los posibles obstáculos. Pero con los conocimientos actuales tardaríamos muchos milenios en llegar a un chorro de estos.

    1. Nadie a dicho que viajar a velocidades relativistas no conlleva riesgos, solo que hacerlo es cuestión de resolver problemas técnicos no imposibilidades de la física… Más fantasioso es lo de viajar a lomos de un chorro relativista de rayos cósmicos concentrados desde un núcleo galáctico (a parte de poco práctico, si puedes crear un escudo que resista eso para usar el chorro como impulsión también puedes resistir con mucho el impacto de las partículas del medio interestelar que supones aniquilar con la «protección» del rayo) Yo en este tema del viaje a la velocidad de la luz soy conformista y no espéculo con velocidades mayores a entre el 1% y el 20% de c. En cuanto a las tecnologías necesarias para el viaje no son necesarios únicamente progresos en astronáutica como la propulsión o los escudos apropiados, también en todos los campos, pero sobre todo progresos en medicina podrían marcar más la diferencia entre que los humanos puedan realizar el viaje o no, más que el propio medio de transporte. Luego siempre está la posibilidad del viaje generacional, solemos imaginarlo como una nave que parte desde la tierra a su destino en otro sistema y que lleva todo lo necesario para sustentar a las generaciones necesarias que básicamente viven ahí con unas expectativas psicológicas nada halagüeñas que no invitan nada a alistarse en la iniciación del viaje, pero el viaje generacional seguramente sería muy diferente, no lo llevarían acabo terrícolas sino distintos grupos de recios humanos salta hielos transneptunianos, cada vez más internados en el cinturón de kuiper, pescando muñecos de nieve cada vez más internados en la nube de Ort saltando de cúbito de hielo en cúbito para obtener recursos en un viaje por etapas en el que terminarían saltando desde el extremo exterior de nuestra nube de Ort hasta la del sistema vecino, casi sin darnos cuenta habrían llegado con el paso de los siglos de un modo similar a como en la prehistoria la especie se expandió por nuestro mundo. Esa perspectiva no tiene porque parecernos decepcionante.

      1. No solo no me parece decepcionante, sino que siempre he insistido en que hay que viajar a costa de los recursos que encontremos en el camino. Si pretendiésemos transportar todo lo necesario desde la Tierra seguro que no llegaríamos muy lejos.

        En cuanto a los chorros relativistas, reconozco que también es una fantasía porque aún no los conocemos bien. Quiero creer que se podría entrar en ellos suavemente, suponiendo que la corriente en la orilla será más débil. Una vez dentro, si todo viajase a la misma velocidad, habría menos peligro de colisiones que si viajamos rápido en un entorno lento.

        Quizá se podría ensayar algo parecido con una vela magnética en los uno de los cinturones de Van Allen.

        1. Ya, pero además te decía que es poco práctico, tu solo piensa donde están los núcleos galácticos activos y te darás cuenta. La galaxia activa mas cercana esta a 11 millones de años luz, aparte de ese pequeño detalle de que llegar hasta allí es impracticable. ¿como usarías los chorros para viajar donde quisieras? Los chorros apuntan en solo dos direcciones, opuestas, en direcciones norte y sur respecto al plano galáctico donde están la mayoría de las estrellas, no te servirían para viajar por esa galaxia (a parte de que para alcanzar el núcleo galáctico ya habrías recorrido media galaxia y haber dejado por detrás centenares o miles de ellas) . A veces para encontrar soluciones a cosas difíciles la imaginación nos juega raros! Es difícil viajar tecnologicamente a fracciones de la velocidad de la luz para ir a alfa centauri y como tal la única solución es hacerlo donde se da lo mas parecido naturalmente, en los núcleos activos galácticos que estan a 11 millones de años luz, y todo porque aceleran partículas pesadas como núcleos atómicos! Uff, pues No, no necesitamos de un núcleo galáctico para viajar a velocidades relativistas. Queremos propulsar una pequeña nave a una fracción de c respetable, las velas solares+laser pueden, la propulsión por fusion nuclear puede, la propulsión por antimateria puede… Resolver los problemas tecnológicos de esos sistemas es mas fácil que meternos en el núcleo activo de una galaxia lejana, y más sano, por ejemplo te decía que hay soluciones médicas que pueden ser más determinantes que la propia propulsión, por ejemplo la hibernación, que aparte de hacer un viaje mas llevadero ayuda a resistir los efectos de la radiación, los daños por radiación son mucho menores con el metabolismo reducido a la mínima expresión… Otras soluciones medicas podrían ser reducir nuestras partes orgánicas en todo lo posible o que nuestros cuerpos estuvieran infestados de nanomaquinas capaces de reparar los daños celulares continuamente durante el viaje, todo eso seria alcanzable muchísimo pero muchísimo antes de llegar a un núcleo galáctico activo, hasta algo tan difícil como lo de la antimateria, si se descubriera como almacenarla de un modo seguro no tendríamos ni que ser capaces de producirla, con recolectar la de los cinturones que rodean la tierra y demás planetas con campo magnético podríamos reunir la suficiente para algunos viajes, y no me negaras que para la propulsión no hay nada mas eficiente que la antimateria eh. Luego el tema del escudo, algo muy peliagudo, ya he dicho que la medicina puede ayudar a reducir las necesidades de protección, pero solo hasta cierto punto, siempre necesitaremos de escudos por mantener la propia integridad de nuestros cuerpos y la nave, apartar de nuestro camino a las partículas que nos encontramos por delante con algun campo magnético o utilizarlas, si esas partículas calientan el escudo delantero podemos utilizar esa energía… No voy a hablar de colectores Bussard, pero una nave de propulsión por antimateria podría usar un concepto similar a la rejilla magnética de los colectores pero usada para repeler las partículas en vez de atraerlas

  8. Una cosa que no entiendo es por que desarrollar dos capsulas diferentes?, con costes de investigación diferentes pero mismas capacidades, es como si para ir a trabajar me compro dos coches.

  9. Pregunta. Las naves ya están preparadas para 7 tripulantes o de momento sólo para 4 y requieren de algún tipo de modificación para llegar a 7?

    1. La NASA ha obligado a SpaceX y Boeing que en las misiones a la ISS solo se lleve un máximo de cuatro personas. Más adelante se necesitará el permiso de la agencia si las empresas quieren enviar más astronautas.

  10. Hablar de los fan boys de space X sin hablar de los haters es de traca!!!

    Es verdad que los números reales y exactos solo los manejan ellos, y posiblemente no sean tan elevados como nos hacen creer, pero estoy seguro que rentable es, si no no seguirán manteniendo estos precios tan bajos. Estan lanzando primeras etapas, y dragon a precio de nuevas siendo usadas 2 y 3 veces. y eso son muchos millones de ahorro. Se habla que el próximo heavy será utilizado para el lanzamiento del arab Sat, y para el 1º lanzamiento de la fuerza aerea estadounidense ( 2 lanzamientos por el precio de 1 ) recordemos que el Heavy de ULA cuesta 400 millones. SpaceX lanzará para la usaf prácticamente gratis, «solo» poniendo de hardware la 2 etapa, la cofia y el combustible. Hay falcon 9 que han volado 2 y 3 veces y este año hablan de batir records de tiempo entre lanzamientos y de seguir reutilizando los mismos f9.

    En unos días veremos el lanzamiento de la Dragon V2, y en unos meses con suerte veremos astronautas en ella. Y esto es un hecho. Ni Boeing, ni blueorigin, ni rusos, ni chinos… NADIE esta cumpliendo plazos, pero spaceX llega, tarde pero llega. Otros ni llegan ni se les espera. El SLS tardara 5-10 años en estar operativo al 100% si esque llegan a lanzar con éxito. SpaceX llevara 20 lanzamientos de Falcon Heavy, un centenar de F9 y estará a nada de lanzar el BFR.

    SpaceX venderá tiempo, pero no vende proyectos como otras compañias. Todo lo que dice lo cumple a medio largo plazo con pequeños reajustes en las caracteristicas. Pero ahi estan. Siendo punteros en lanzamientos, siendo los mas baratos, ( y pueden bajar mas si la competencia se les acerca ), son los únicos que tienen la capsula casi lista para volar…. Y ojala sierra nevada, boeing y orion vean la luz pronto. Per de momento disfrutemos de la Dragon V2 😀

    1. Yo soy hater, fundamentalmente de fanboys y debido a los fanboys.
      Te has adelantado en tu post. Espera, al menos, al acoplamiento y regreso exitoso, para decir que «han llegado».

  11. La EEI es una nave espacial. Si está en el espacio y tiene sistemas de navegación por definición es una nave espacial. No esta diseñada para salir y entrar en la atmósfera terrestre, de acuerdo, pero sigue siendo una nave espacial que recorre el espacio próximo a la Tierra y tiene sistemas de control de altura, orientación y algunos cambios orbitales. La EEI tiene como socio principal a EEUU, luego en estos 7 años SÍ ha habido naves espaciales estadounidenses tripuladas, o al menos parcialmente estadounidenses,: la EEI.

    1. No. La Estación Espacial Internacional no es una nave, es una estación. Es un complejo espacial de 420 toneladas, tripulado, pero no se pilota ni tiene sistemas de propulsión. No navega, orbita la Tierra a 7,7 Km por segundo, a una altura de 401-408 km. Desciende 2 Km al mes (por su propio peso) y solo se mantiene en órbita porque regularmente las naves rusas Progress la «empujan» a una órbita más elevada.

  12. Bueno, a falta de saber si las naves vienen ya de serie preparadas para los 7 pasajeros o precisan de modificaciones adicionales… Me pregunto si necesitan permiso adicional de la NASA para ello, si la NASA es dueña de cada vuelo completo, sin posibilidad de vender tickets extra o tendrán libertad para colar polizontes ricos en cash.

    O sea, la NASA les pagará por vuelo o por billete y carga? Y cuánto cuesta cada vuelo? No encontré referencias…

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 5 enero, 2019
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Astronomía • Comercial • ISS • NASA