Tres formas de poner un ser humano en la superficie de Marte en 2037

La NASA tiene entre los objetivos de su programa tripulado mandar un ser humano a Marte. Claro que los planes de la agencia contemplan que no será antes de 2030 y, por ahora, no se ha destinado un centavo al proyecto. El reciente cambio de política espacial de los EE UU por parte de la administración Trump pone a la Luna al mismo nivel en cuanto prioridades que el planeta rojo, lo que significa que la NASA deberá desarrollar primero la estación lunar LOP Gateway antes de dirigirse a Marte. El núcleo de la estrategia de la agencia estadounidense para por usar el polémico cohete gigante SLS y la nave Orión, esta última construida en colaboración con la ESA europea. Como decíamos, no existe ningún plan definitivo para poner un ser humano en Marte, pero hace dos años la NASA, junto con otras organizaciones y empresas, presentaron varias propuestas sobre el tema. La mayoría de ellas incluía llevar a cabo una misión tripulada a Fobos en 2033 y una misión a la superficie marciana en 2039. ¿Siguen siendo válidos estos planes provisionales?

¿Cómo podemos hacer esta escena realidad? (Explore Mars).

En el último informe de la organización Explore Mars podemos comprobar que esta arquitectura ha sufrido algunos cambios significativos. Explore Mars es una organización sin ánimo de lucro formada por técnicos y especialistas de la NASA y de las empresas aeoespaciales involucradas en los proyectos de viajes a Marte, con la notable excepción de SpaceX. A pesar de que se trata de una organización no gubernamental, sus informes nos indican por dónde pueden ir las tendencias en esta materia. Entonces, ¿cómo podemos poner un astronauta en Marte antes de 2040?

Los integrantes de Explore Mars proponen tres estrategias. La primera, la más barata, es parecida a la recomendada por algunas empresas como Boeing u organizaciones como The Planetary Society. Esta arquitectura se basa en realizar una misión a la órbita marciana primero y luego una o varias de corta duración a la superficie que podrían tener continuación o no. Digamos que sería el equivalente al programa Apolo, pero en Marte. La segunda estrategia consistiría en una serie limitada de misiones de larga duración, mientras que la última, la más ambiciosa, aboga por instalar una base marciana habitada permanentemente. Todas ellas ponen como objetivo 2037 como fecha más temprana para colocar un astronauta en la superficie de Marte.

Elementos que hay desarrollar para viajar a Marte en cualquiera de los casos (Explore Mars).

El principal cambio del «plan tipo Apolo» con respecto al que hemos visto en los últimos años es la renuncia a realizar primero una visita a Fobos. Una misión a Fobos —o a Deimos— permitiría aprovechar científicamente el primer viaje tripulado a Marte aunque no se pise la superficie del planeta. Sin embargo, estudiar las pequeñas lunas marcianas es más complicado de lo que parece. Su gravedad es reducida, pero en modo alguno despreciable, lo que requiere un gasto energético considerable con respecto a una misión puramente orbital. Y también es necesario incluir algún tipo de nave/hábitat para aterrizar en estas lunas. Por eso, para el primer grupo de Explore Mars, es mejor lanzar la primera misión tripulada simplemente a una órbita marciana.

Elementos de la nave tripulada interplanetaria (Explore Mars).

Como ya se mencionaba en los planes anteriores, además del SLS y la Orión habría que desarrollar cuatro elementos adicionales: un remolcador con propulsión eléctrica solar (SEP) —o sea, con motores iónicos o de plasma—, un hábitat de espacio profundo (DSH, Deep Space Habitat), una etapa interplanetaria de propulsión química y un aterrizador. Dejando a un lado la etapa SEP, el resto de sistemas usaría combustibles hipergólicos convencionales. Esta decisión resta eficiencia a los vehículos y disminuye la masa útil, pero a cambio facilita enormemente su desarrollo y permite utilizar tecnologías ya disponibles. El primer viaje tripulado a la órbita de Marte se llevaría a cabo con solo tres lanzamientos del SLS, un lanzamiento menos que el requerido para una misión a Fobos, más un lanzamiento de un cohete comercial. Primero despegaría un SLS Block 2 de carga que pondría en órbita baja el hábitat DHS acoplado a dos etapas de propulsión química, de 40 toneladas cada una, la primera destinada a frenar en órbita de Marte y la otra para salir de la misma.

Posteriormente el segundo SLS acoplaría una etapa superior EUS (Exploration Upper Stage) para elevar el conjunto hasta una órbita alta o enviarlo a la estación Gateway. A continuación, un lanzador comercial —Falcon Heavy, Vulcan o New Glenn— lanzaría la etapa EDS (Earth Departure Stage) para enviar la nave fuera de la gravedad terrestre. Pero antes, un último SLS enviaría una Orión con la tripulación (cuatro personas). El viaje de ida y el de vuelta durarían 250 días cada uno y los astronautas pasarían 450 días en una órbita alta alrededor de Marte estudiando el planeta a distancia o, mejor dicho, poniendo a prueba las diferentes tecnologías —sobre todo los sistemas de soporte vital— de cara a las futuras misiones de aterrizaje.

Estrategia simple para realizar una misión a la órbita de Marte con solo tres lanzamientos del SLS y uno comercial (Explore Mars).

La primera misión de aterrizaje podría tener lugar en 2037, dos años antes de lo previsto gracias a no tener que pasar por Fobos. La misión requeriría cinco lanzamientos del SLS y dos de lanzadores comerciales. Esta misión sería más compleja y requeriría el envío de varios vehículos por separado. Primero un Falcon Heavy lanzaría hacia una órbita alta marciana una etapa de propulsión química para ser usada posteriormente. La etapa viajaría a Marte mediante una etapa SEP y luego realizaría aerofrenado para colocarse en una órbita baja marciana. Dos lanzamientos adicionales del SLS serían necesarios para poner en una órbita alta marciana el aterrizador (un SLS lanzaría el aterrizador y otro la etapa EUS para enviarlo a Marte; por su parte, el aterrizador realizaría aerocaptura —una maniobra que jamás se ha realizado— para colocarse en órbita del planeta rojo). Los otros tres lanzamientos del SLS y de un cohete comercial serían similares a la misión a la órbita de Marte antes descrita y servirían para ensamblar la nave marciana con cuatro astronautas.

Plan para poner cuatro personas en la superficie de Marte durante dos semanas usando cinco SLS (Explore Mars).

Una vez en una órbita alta marciana, la tripulación pasaría al aterrizador, que estaría esperándoles, y se dirigirían a la superficie de Marte. Después de dos semanas regresarían a una órbita baja marciana usando el módulo de ascenso y se acoplarían con la etapa propulsiva química, que les llevaría a la órbita alta marciana donde está su nave esperándoles. Para las siguientes misiones la tripulación tendría que pasar un año en la superficie de Marte, lo que requeriría enviar previamente hábitats con recursos al planeta rojo y, por tanto, aumentar el número de lanzamientos comerciales. El grupo de trabajo que abogaba por esta estrategia preveía lanzar una misión tripulada a Marte cada cuatro años con una media de dos lanzamientos del SLS por año.

Con esta arquitectura se podría llevar una misión tripulada a Marte cada cuatro años mediante cinco SLS (Explore Mars).

La segunda arquitectura estudiada por Explore Mars, más cara, consiste en pasar directamente de las misiones de la estación lunar Gateway a la superficie de Marte sin viajar a la órbita marciana. En planes anteriores se preveían hasta diez lanzamientos del SLS para enviar una misión de larga duración a Marte, pero ese número se podría reducir a ocho empleando parte de los recursos de la estación Gateway, más tres lanzamientos de vectores comerciales más baratos. Otro factor clave en la reducción del número de lanzamientos sería el empleo de etapas de propulsión nuclear térmica (NTP). Las etapas NTP y los vehículos de aterrizaje en Marte se probarían previamente en misiones no tripuladas, algunas de ellas a la Luna (quizás pasando por Gateway). El plan requeriría en este caso el uso de ISRU, es decir, tecnologías para aprovechar los recursos locales con el fin de fabricar combustible, oxígeno o agua. Por ejemplo, el MAV usaría el hielo marciano para disponer de agua potable y fabricar oxígeno líquido como comburente. Además el MAV sería reutilizable. En esta arquitectura la tripulación estaría formada por seis personas.

Segunda estrategia para viajar a Marte pasando previamente por la Luna y con etapas de propulsión nuclear (Explore Mars).

La tercera y última arquitectura es parecida a la que estudió la NASA oficialmente hace un par de años. Es el plan más complejo y costoso de todos, aunque no requiere del empleo la estación Gateway ni pasar por la órbita marciana. Para cada misión de corta duración a la superficie del planeta rojo se requeriría la friolera de 18 lanzamientos (!!), aunque no todos del SLS. En el caso de misiones de un año de duración el número de lanzamientos alcanzaría los 24 (!!!). La arquitectura hace uso de ISRU y todo tipo de vehículos. Una ventaja es que la tripulación usaría rovers presurizados y automáticos para explorar la superficie en detalle, por lo que el retorno científico sería colosal, casi igual que el coste de esta propuesta. Pero no olvidemos que el objetivo de esta estrategia es asegurar la presencia permanente de nuestra especie sobre el planeta rojo.

Serían necesarios 18 lanzamientos en el tercer tipo de arquitectura para llevar a cabo una misión de corta duración (Explore Mars).
Para una misión de un año de duración con seis personas se necesitarían 24 lanzamientos (Explore Mars).

En los tres casos el peligro de la radiación se tratará de forma pasiva (uso de reservas de agua y plásticos como escudos) y el estudio concluye que, en todo caso, habrá que aceptar los riesgos en el incremento de probabilidades de sufrir algún tipo de cáncer por parte de la tripulación. No cabe duda de que el primer tipo de arquitectura es la más realista por su precio —requeriría el mismo presupuesto anual que el dedicado actualmente a la ISS—, aunque incluso en este caso será necesario una inversión significativa durante la próxima década para desarrollar los nuevos elementos de un viaje a Marte. Y, por supuesto, ahora queda por ver si todos estos planes no quedarán obsoletos dentro de pocos años con el BFR de SpaceX.

Referencias:

  • https://www.exploremars.org/


172 Comentarios

  1. Sí a mi me preguntan no podemos cometer el mismo error de programa apollo de ir un par de veses y después no volver en mucho tiempo por lo que se deberías haser es realizar una alianza con los europeos, chinos y indues para sacar adelante una base permanente en la superficie del planeta rojo pero también soy consiente que no vivimos en el universo star trek y que el egoísmo político es un conspira contra estos proyectos

    1. “Elementos que hay desarrollar para viajar a Marte en cualquiera de los casos”:

      1 Cápsula Orion.
      5 Cohetes SLS.
      1 SEP Tug.
      1 Deep Space Habitat.
      4 In-Space Chemical Propulsion Stage.
      1 Mars Lander.

      – Una de las opciones necesita 8 SLS más 3 lanzamientos comerciales.
      – Otras opciones, 18 lanzamientos (8 del SLS) y 24 lanzamientos (14 del SLS).

      ¿Cuánto costaría algo así? (Sin contar el coste de la carga)
      ¿Cuánto costaría tirar al retrete tanta tecnología?
      Tooodo este hardware acaba, en su gran mayoría, estrellado en el océano.
      Del resto, sólo se recupera la cápsula Orion y, quizás, el DSHabitat y algo más.
      Además de absurdo, es casi vergonzoso.

      Ahora comparad este Plan con la sencillez conceptual, la limpieza operativa y la audacia visionaria del sistema BFR.

      ¡Reducir todo ese montón de elementos absurdamente caros a un solo cohete de 2 etapas es un golpe de genio estremecedor!

      Ah, y el coste.
      El sistema de SpX recupera el 100% del hardware. El coste de los lanzamientos múltiples (1 BFS, 5|6 Tankers) es sólamente coste marginal.
      Y, en teoría (sí, siempre es en teoría, lo reconozco), el BFS puede ser reutilizado después de la misión marciana, con una revisión a fondo.

      Hace unos años, antes de los planes marcianos de SpX, podría haberme entusiasmado (bueno, es un decir) con este proyecto. Me habría decantado, posiblemente, por el sistema de Lockheed Mars Base Camp: el Mars Lander es una preciosidad.
      https://www.lockheedmartin.com/en-us/products/mars-base-camp.html

      Gracias por el artículo, Daniel.

  2. Tengo una pregunta, Daniel:
    Es sobre los perjuicios de la radiación en la estación Gateway. Al fin y al cabo, creo que estando en una órbita lunar, se encuentra más allá de la magnetopausa terrestre ¿Hay más incidencia de radiación en el espacio interplanetario -por ejemplo, en un trayecto a Marte- que en el espacio cis-lunar fuera de la magnetosfera terrestre? Y si es así, ¿por qué?

    1. La magnetopausa no llega hasta la Luna salvo cuando está en oposición a la Tierra, donde se puede beneficiar durante un par de días de su influencia, y no es mucha. La estación Gateway debería protegerse muy bien de los dos tipos de radiaciones: la cósmica y el viento solar.

      Si entiendo bien la pregunta, cuanto más lejos estés del SOL mejor para sufrir menor viento solar, pero la radiación cósmica va a ser la misma una vez sales de la magnetopausa.

      Como siempre me ha encantado la entrada de Daniel, pero al ver que metía a los frikys de “Explore Mars”, no he podido evitar una sonrisa. Soy de los que opina que actualmente un viaje “seguro” de ida y vuelta a Marte es imposible… quizás el siglo que viene. Y si se intenta y fracasa después de tanta inversión, sería un des-avance para la humanidad de tal calibre que dejaría la exploración espacial muy tocada.

      Siempre tendremos “The Martian”, aunque sea para echarnos unas risas con los guionistas y el prota. Un saludo.

        1. Llevo escuchando que “en 20 años estaremos en Marte” desde los años setenta… pero se agradece tu sincera opinión. Y no sería una cuestión sólo de dinero; son multiples los problemas técnicos que no se han probado nunca a ese nivel, y vidas humanas que no nos podemos permitir perder en un viaje de tanta envergadura. No pierdo la esperanza sin embargo, que mis biznietos lo puedan ver.

          Be water mate!

        2. Todo lo que comenta Kirk es verdad. El propio articulo reconoce que no tenemos medios para proteger a la tripulacion de la radiacion cosmica durante tanto tiempo. A la Luna solo fueron unos dias y parcialmente protegidos por la Tierra.

          Con la tecnologia que tenemos hoy y la que se preve (siendo realistas) en los proximos 20 anhos un viaje a Marte seria:

          1) Solo de ida. No hay manera realista de hacer nada que despeje de Marte. Fijate como es un cohete para salir de la Tierra imaginate CONSTRUIR algo parecido y llenarlo de combustible…. en Marte.

          2) Cancer con casi toda seguridad.

          Los programas espaciales estan como estan por intereses de los gobiernos y politica, no por “pesimismo”. No fue el “optimismo” lo que llevo al hombre a la Luna, sino una necesidad politica solo entendible en aquel momento historico.

        3. Si de mi dependiera, dejaría Marte para mejor ocasión, con la tecnología actual podemos, o hacer viajes baratos de corta duración que casi no nos apirtarán nada que no se pueda hacer, mejor, con sondas automáticas, o viajes carísimos que si aportarían avances pero con alto riesgo para las tripulaciones y compromisos de tecnología que truncarían otras posibilidades de mejores procedimientos y medios. Mejor empezar a colonizar nuestro entorno espacial próximo, industrializarlo y convertir en rentable la conquista del espacio.

        4. Estoy de acuerdo con Daniel, no se trata de pesimismo, si no de prudencia. Tal como está la tecnología, viajar a Marte es practicamente un suicidio. Hacen falta mejores motores, quizás plasma-iónicos, fuentes de energía más potentes, compactas y seguras, mayor protección contra las radiaciones. Quizás a finales de siglo.

      1. Ya, entiendo. Pero entonces, ¿Por qué supone un problema la radiación en un trayecto a Marte? ¿Acaso es tan pesada la protección contra ella como para que haga inviable la ida y vuelta? Entiendo que salir del pozo gravitatorio marciano es algo demasiado costoso como para que sea viable actualmente, teniendo en cuenta el peso que se llevaría actualmente y la propulsión de la que disponemos ahora mismo. El caso es que he escuchado aquí hablar mucho del “problema de la radiación” y no tengo muy claro cuál es. Supongo que es tener escudos antirradiación que protejan la nave en el espacio interplanetario a la par de que sean ligeros. Probablemente esté errado.

        1. Hola Xabier, veo que estás un poco liado con el tema de las distintas radiaciones. Te aconsejaría mirar las diferencias entre el “viento solar”, la “radiación cósmica”, o los “cinturones de Van Allen”.

          Además, hay videos en Youtube donde los propios astronautas con experiencia en órbita baja (LEO) cuentan sus problemas con la vista, pues a menudo perciben destellos luminusos en sus ojos. Pero es mejor que se lo escuches a éllosmismos decirlo, que en este caso suele ser por culpa de la radiación cósmica (núcleos de átomos pesados, hierro etc…) provenientes de lejanas supernovas.

          En cuanto a Marte, el problema se agudiza más si cabe pues este planeta carece de magnetosfera, en algún momento de su existencia la perdió, seguramente hace miles de millones de años. Y se supone que en un viaje hasta allí, la tripulación debería pasar un mínimo de 18 meses en su superficie y/o orbitando, más casi otro tanto viajando.

          Para que no me tachen de pesimista espero que Daniel me deje poner este Link (está en Inglés) de lo que es el optimismo elevado a la enésima potencia. Un saludo.

          https://www.youtube.com/watch?v=GIYdF7YlX3o

        2. El problema de la radiación es simple, el dinero, si quieres protegerte necesitas agregar varias toneladas de peso extra a la nave, imagínate que proteges toda la nave con 4 toneladas de un material compuesto que absorbe el 80% de la radiación, el gasto potencial de subir esas 4 toneladas a órbita, luego enviarlo a marte y luego de vuelta es brutal, encima obligaría a reestructurar toda la misión, motores mas potentes, mas combustible, en defenitiva, mucho mas peso, al final te saldría la broma con dos o tres lanzamientos de mas y 10.000 millones de dolares mas caro.

          En mi opinión, lo mejor seria desarrollar motores mas rápidos, poder plantarse en Marte en pocas semanas, y ya desde esa ventaja tecnológica poder desarrollar un plan que sea minimamente viable, y mas benigno para los astronautas.

          1. Y dale con el dinero. No, el problema no es sólo el dinero (que también) son multitud los problemas a los que nunca nos hemos enfrentado, y en todos ellos estamos en pañales, incluída la radiación, la convivencia, el gasto energético, las órbitas (hay una inestable que pasa por Venus y que acorta el viaje). Un viaje de ese tipo se podrá hacer sólo entre todos.

            El puto dinero no es más que un papel mojado que daría un montón de puestos de trabajo en todas las escalas a nivel mundial, desde la agricultura, alimentación, docencia, experimentación, sector servicios, alta ingeniería… etc. Siempre que empezemos a ser una sociedad avanzada, cuidadosa de nuestro planeta, y no la mierda neoliberal actual.

            Hala, hasta entonces, Marte está muy lejos, y quiero ser optimista.

          2. La radiación y los viajes tripulados a Marte.
            ¿Barrera infranqueable o riesgo asumible?
            https://danielmarin.naukas.com/2018/01/03/la-radiacion-y-los-viajes-tripulados-a-marte-barrera-infranqueable-o-riesgo-asumible/

            “Por si alguien se pregunta si no se podría reforzar el blindaje antirradiación, recordemos que la principal contribución viene de los rayos cósmicos. Y los más energéticos, los más peligrosos, no se pueden parar con tecnologías ya desarrolladas. De hecho, para los rayos cósmicos se da el caso paradójico de que al aumentar el grosor del blindaje se reduce la dosis, pero si lo seguimos aumentando la dosis vuelve a aumentar por efecto de la cascada de partículas secundarias generadas al chocar los rayos más energéticos. De ahí que para los rayos cósmicos solo sea posible contentarse con un mínimo de radiación, pero no se puede anular…”

    2. La luna bloquea las radiaciones si está entre la fuente y tú. En un cráter en el polo puede proteger también del viento solar todo el tiempo.

      1. Si, pero de la “radiación cósmica” que viene en todas las direcciones posibles no hay forma de librarse una vez abandonada la magnetoesfera terrestre. Ni siquiera en los polos lunares.

        1. La luna seguirá bloqueando un gran porcentaje al bloquear una parte del cielo así que respecto al espacio interplanetario hay menos radiación.

  3. Hola Daniel, excelente entrada, lamentablemente al ritmo que vamos… para esos años tendré 70, esperaba ver hombres en Marte en mi juventud… y ni siquiera estas fechas son seguras, lo más probable es que se estire aún más..
    Ya que estamos en tema, me permito hacer un pequeño off topic: a los amigos del blog que les guste leer acerca de la exploración marciana, les cuento que publiqué mi primera novela, se llama “Marte Robot”, así que pueden imaginar de que va la cosa. Si a alguno le pica la curiosidad puede buscarla en amazon y leer las primeras páginas haciendo click en la portada. Daniel está al tanto ya que me asesoró en algunos temas técnicos… oye Dani, a ver cuando te haces de un rato y me brindas tu opinión!
    Gracias a todos!!!

  4. Si finalmente tenemos de SpaceX, el BFR[Big Falcon/Fuc**g Rocket] +BFS [Big Falcon/Fuc**g Ship], con sus tres variantes: variante de Carga a órbita, variante de Carguero de Combustible para reportaje en órbita, y la variante Tripulada, pues efectivamente todos estos planes quedarían en nada.

    No veo imposible que SpaceX tenga a punto para pruebas, para el 2022/2024, el BFR, y quizá el BFS en su variante de Carga a Órbita y Carguero de Combustuble para reportaje en órbita, lo que veo muy muy improbable es que tenga la variante de BFS Tripulada lista y certificada y mucho menos para llevar y traer gente de Marte.

    Pero ya solo con el BFR, y esas dos Variantes de BFS, si el precio por lanzamiento y el precio en cuanto Kg a órbita, es el prometido, el vuelco en cuanto a costes y opciones con respecto al panorama actual, sería de tal categoría que sacudirá todo el planteamiento y el panorama de exploración no solo en cuanto a la exploración Tripulada sino sobre todo a la exploración por robots y sondas.

    Cualquier intento serio de explorar Marte deberá pasar en mi opinión, y de forma inevitable, por un programa previo de sondas robotizadas mucho más extenso y serio que el actual. Sin duda eso retrasaría en varios lustros la llegada de las misiones tripuladas, pero mejor eso que ir a pecho descubierto, a parte que el retorno científico por dólar invertido sería mucho mayor.

    Si queremos desarrollar y probar las tecnologías para tener no solo hábitats en la superficie de Marte permanentes o semipermanentes, y la tecnología ISRU, para obtener recursos de la propia superficie de Marte, lo primero debería ser: mandar sondas robotizadas a la superficie del planeta rojo, para explorar y probar tecnologías, y preparar todo para la llegada de las misiones tripuladas.

    Pienso no en uno, sino en varios lanzamientos del BFR+BFS de carga, con sondas a Marte cargadas no con uno, sino con varios Rovers cada sonda. Y dichos Rovers serían versiones mejoradas, más complejas, capaces y pesadas, del Curosity y el MarsRover 2020 (con varios brazos con más herramientas quizá ?). Y repito con la labor de explorar, y probar todo lo necesario para montar los hábitats que llegarían después o estructuras anexas y la tecnología ISRU. Digamos que lo ideal sería poner sobre la superficie de Marte un pequeño ejército de Wall-Es (5, 10 quizá los avances en IA creo que tendrán mucho que decir al respecto los próximos años), encargados de explorar, probar y construir lo necesario para la llegada de las misiones tripuladas. Producidos no con cuentagotas sino unos cuantos a la vez con ligeros cambios para trabajos concretos los costes probablemente bajarían de forma importante.

    Pero el “quid” de la cuestión es el BFR+BFS y si el Falcon9 ya ha cambiado las cosas el BFR+BFS funciona y alcanza esos precios de derribo, pues puede ser para la exploración espacial como el salto de la locomoción animal a la máquina de vapor.

    Salu2

  5. Sí, ja, ja, los tres planes se quedarán tan obsoletos con el BFR que antes del 2037 podremos ir y volver a/de Marte. ¡¡Bendita inocencia!!.
    Yo a los reyes magos quiero pedirles que me regalen tanta inocencia como la que tenéis los que creéis que a lo largo de vuestra vida veréis al hombre pisar Marte. Hasta entonces seguiré pensando que el hombre no llegará a Marte antes del 2080. Aunque lo probable es que se pueda establecer una colonia en Marte desde el 2370 (lo que hay que hacer es pasar el cero del segundo al cuarto dígito).

    1. Existen conocimientos tan Rapidos y avanzados,como la velocidad del pensamiento nitido.péro para aquirirlo se nececita la verdadera convercion humana de amor a la vida y amor al sumo sapiente.sapienticimo.si. los conocimientos obtenido los humanos los tomamos para el uso indiscriminado y para la corrupta y odiosa actuaciones en contra de la naturaleza y la vida en gral.no podremos alcanzar tal inteligencia divina ;en cambio si buscamos la purificacion conciente alcanzaremos la libertad de movernos a tal velocidad y veremos con unos ojos o lentes que todo se podra ver:si hay conciencia divina la ciencia alcanzada no sera torre de babel.habra pleno conocimiento y verdadero desarrollo de la humanidad.

    2. A ver, en serio. Dificultades para que el hombre pise Marte en un futuro cercano agrupado por temas:
      * La ciencia: impide el viaje de ida y vuelta a fracciones de payload mayores que 0.00025 (o de 0.00001 si se aterriza en Marte de forma suave). Para solventar este impedimento se propone: hacer un relleno de combustible en órbita baja terrestre y fabricar combustible en Marte (lo primero es muy difícil y lo segundo imposible hasta al menos finales de este siglo XXI).
      *Las tecnologías: médica, de protección de radiación, de alimentación, de construcción de habitats, de reutiliación de recursos, de gestión robótica y un larguísimo etcétera, requieren de muchísimas décadas de mejora antes de imaginarnos con llevarlas a Marte. Y comprobamos que tenerlas a punto es totalmente necesario para ese viaje:
      * El tiempo de la misión. Decir que ir a Marte es como ir a la Antártida es una analogía que degrada lo que supone ir a Marte. El periodo sinódico Tierra-Marte es 2.13 años. Entre esa ida y vuelta se tarda unos 2.66 años. Y recuerda que algo de la masa en alimentos y aire (por cada tripulante) ha de durar todo el tiempo del viaje.
      * Las finanzas impiden que este viaje, de 210000 millones de dólares, lo costee una USA cuya asignación total a la NASA es de 22000 millones de dolares al año. En la época de las Apolo, los USA multiplicaron por 8 esta asignación a la NASA pero, en las próximas décadas, ¿que presidente pedirá un incremento de cien o más veces lo asignado a una misión típica de esas que tardan muchos años en completarse?. Uno USA no y uno Chino tampoco si no quiere que China sufra otra revolución (y tener que abdicar).
      LECTORES DEL BLOG, que no os engañen los fans. Yo respeto a la fan de Justin Bieber que sueña con besar a su ídolo, porque es bonito tener sueños. Pero es mejor ser conscientes de las cosas. El fan de ir a Marte, no se dará nunca cuenta de que él no va a ver ese viaje realizado; pero a los no fans: hacerme caso, QUE NO OS ENGAÑEN.

      1. Seguramente tienes razón, los argumento son sólidos.

        Pero, perdona, no sé porqué me recordó a los que en los años 40 o 50 decían que los viajes espaciales eran imposibles.

        Hay muchas variables. Y, cuando hay gente que se pone a trabajar en serio…

        Yo sí creo que en 20 años se pisará Marte. Me resulta más agradable pensar así.

        1. Aulig, dices que: “hay gente que se pone a trabajar en serio…”. Supongo que te refieres al documento en que se basa esta entrada: http://www.exploremars.org/wp-content/uploads/2016/12/H2MR_18_Web.pdf ; aunque esto no es un trabajo serio: ni científico, ni tecnológico. Es más, no he visto una puta mierda anticientífica más grande desde que leí los informes del IPCC (los del WG1, desde el AR1 al AR5).
          Lo dicho, como eres un fan del hombre en Marte, ¿te voy a quitar la ilusión con argumentos?: no hombre, claro que no. Es más, seguro que en pocos años TÚ ves por la tele un rayo de sol reflejado en la escafandra de un humano caminando por Marte. Aunque si por circunstancias del destino vas a morirte sin ver este espectáculo, que tus seres queridos busquen en el propio informe su página 28 y que te consigan todos esos vídeos y muchos otros más similares que vayan saliendo en las próximas décadas.

          1. Yo confío en Elon. No creo que haya impedimentos tecnológicos que no se puedan solventar a corto plazo. Es cuestión de dinero y ganas. Elon está empujando.

            Quiero ser optimista en esto.

            Suerte con la limpieza.

        2. No solo no creo que veamos este viaje ninguno de los ahora vivos, espero, en aras del sentido común y del futuro desarroyo de la humanidad en el espacio tomemos otro camino, la colonización del espacio mediante habitats en órbita. Es el verdadero buen camino, una vez andados los suficientes pasos por él y con desarrollo de nuevas tecnologías podremos visitar Marte y otros objetos del Sistema Solar. Pero hay que sobrepasar el chovinismo planetario, cada planeta es un pozo gravitacional caro de visitar y abandonar. Mejor usar los recursos de asteroides y los satélites menores para constituir una industria espacial y vivir en ciudades espaciales. Este es un camino de mayor recorrido que colonizar planetas. Todos los conocidos son inhóspitos y si tuviéramos podibilidad de viajar a ellos los abarrotaríamos rápidamente, mejor ciudades espaciales (ver Ciudades del Espacio de Gerald O’neil)

      2. “…imposible hasta al menos finales de este siglo XXI”

        “…requieren de muchísimas décadas de mejora…”

        “…no se dará nunca cuenta de que él no va a ver ese viaje realizado”

        Más dura será la caída.

        1. No argumentas, luego cabalgamos. (¿Por qué pierdes tu tiempo en copiar y pegar partes de lo que yo he escrito sin añadir ningún argumento?. Esto es inaudito).
          En fin “Martínez”, te dejo que ahora voy con la cuadrilla a desenlazar la mierda amarillenta que excretan los independentistas. Salimos nocturnamente a desinfectar la terreta al ritmo de “Ay, ho, ay ho, hay que desenlazar”.

          1. Cálmate un poco. Independientemente de que te esté citando banalmente (que lo hace) no puedes responder así de la misma forma en la que no podrías decir que “vas a salir a darle una paliza a los destrenzadores españolistas”.

          2. Me he desviado. En cualquier caso, lo que digo es que confío en que aquí hay reglas y por mucho que te hagan la burla repitiendo de forma bastante ridícula lo que dices (ha sido bastante ridícula) no se debería hacer esos comentarios en un blog que aún por encima ni es para eso (ni aunque lo fuera son formas adecuadas).

          3. Antonio y Javier:
            Sí que argumento. Expongo las frases de Antonio que considero fundamentalmente erróneas y, a continuación, doy mi veredicto.

            Lamento que no sepáis leer entre líneas.

          4. Y, Javier:
            Cálmate un poco.
            Te has desviado.

            Antes de asumir el papel de Guardián de la Moral, quizás deberías mejorar tu comprensión lectora.

            ¿Banalmente? ¿De forma ridícula?
            Un sabio dijo:
            no se debería hacer esos comentarios en un blog que aún por encima ni es para eso (ni aunque lo fuera son formas adecuadas).”

          5. ¡Cómo disfruto con un enemigo tan cateto como Martínez el Facha!.
            Así puedo enseñarle que un argumento es un “razonamiento para probar o demostrar una proposición, o para convencer de lo que se afirma o se niega”.
            No vuelvas a copiar lo que yo digo y des tu veredicto, ya que, sin razonamiento: sólo logras convencerme de lo catetazo que eres.

          6. Joder, lo siento, me he confundido dos veces al poner el comentario.

            Martínez, eso no es “leer entre líneas”. Solo copiaste lo que dijo y dijiste “Más dura será la caída”, eso no es un argumento real.
            Como argumento sería en todo caso una falacia.
            No he dicho nada como para que digas que “mejor mi comprensión lectora”. Mira, me retracto de haber dicho “de forma ridícula”. Pero ha sido una citación banal la que has hecho de Antonio.
            Tampoco deseo ser un “guardián de la moral”, es que no es el objetivo de los comentarios del blog el insultar a la gente gratuitamente. Tampoco pienso discutir.

          7. Solamente quiero que haya un buen ambiente en este blog, Dios.
            Martínez, tampoco pretendo deacalificar lo que digas, solo es que lo único que hiciste en esa respuesta fue una citación banal, en el sentido de que no aportaste nada a la discusión.

          8. El mal ambiente lo has traído tú, Javier.
            No has entendido el sentido de mi comentario, por lo que sigues considerándolo banal. No te bajas del burro.

            Qué no entiendas la intención de mi comentario, no te faculta para calificarlo de “banal”.

            Por cierto, el único que no aporta nada a la discusión eres tú.

          9. Lo siento. No lo entiendo. También he intentado ser conciliador, y he intentado corregirme retractándome porque no pretendo discutir y tampoco quiero que nadie se enfade. Así que no, no “he traído” el mal ambiente -más que nada porque vuestras discusiones suelen supurar malos rollos, pero eso no es cosa mía-. Ahora no te quejes porque estoy dejándote que me pises ¿Dices que no aporto nada? No mientes, al fin y al cabo no estaba en el debate.
            Ahora bien, lo que yo veo en tu comentario no son argumentos. Simplemente lo citas y haces una valoración subjetiva de “la caída será más dura”. Si quieres que la gente te entienda -hablo por mí y supongo que por Antonio-, explica lo que planteas. Incluso aunque fuera obvio.
            Yo podría pensar que estás argumentado en serio. Pero cuando me respondiste también me citaste con copia y pega, por eso pienso que es más una manía y me molesta porque pienso que te estás burlando de mí. Ahora bien, explícamelo. De verdad, si lo entiendo, te lo juro, lo reconoceré.

          10. Pax.
            No quería seguir dando la lata al resto del blog, pero me pides que me explique y, por supuesto, lo haré, ya que lo pides con educación.
            Y no es necesario para mi revoltoso ego que reconozcas nada, por mi podemos dejarlo.

            Ahí va:
            Es sabido en el blog (al menos Antonio lo sabe) que creo que llegaremos a Marte en la próxima década.
            También es sabida la posición diametralmente opuesta de Antonio al respecto.
            Todas las frases que cito, tienen en común el componente temporal. Hacen referencia a intervalos de “muchísimas décadas”, “finales de este siglo XXI”, etc.
            Y, en mi opinión, son totalmente erróneas.

            Antonio acaba su post diciendo “que no os engañe” en mayúsculas. Es decir, se reafirma absolutamente en su mensaje.

            Bien, como yo creo que llegaremos a Marte la próxima década, y que pronto (pocos años) empezarán los preparativos, creo que la postura de Antonio quedará en evidencia de forma rápida y rotunda (y espero que vergonzante).

            Y, por haberse empecinado tanto con dicha postura, y burlarse de los inocentes crédulos que creen en los planes de Musk, más dura será la caída.

            Eso es todo.
            (Aunque creo que muchos lectores lo habían pillado a la primera.)

            Un abrazo conciliador.

            *****

            Ah, por cierto, Antonio:
            No vuelvas a copiar lo que yo digo y des tu veredicto

            No me atrevería.
            Por cierto, demanda sobreseída.

  6. Me resulta sorprendente que no mencionen el BFR porque aparte de la Orion y el SLS el resto de los elementos de su plan está en fase de prueba de concepto en el mejor de los casos.
    Sin embargo el BFR está en construcción, se alargue lo que se alargue esta, pero antes de 2030 debería estar terminado aunque sólo fuera la versión de carga. La de pasajeros viendo lo que tarda la Dragon lo veo más difícil.

    1. La Dragon tarda porque la NASA se ha vuelto una quisquillosa de narices que ya no se atreve a hacer nada sin hacer 40.000 pruebas antes. En tiempos del Apollo o del Shuttle, la Dragon ya llevaría volando años.
      Con suerte el BFS de pasajeros será tan innovador que la NASA no podrá decir que no.

      1. Me pregunto qué opinarán de tu comentario los familiares de los fallecidos en el Challenger y el Columbia. Me pregunto qué opinarán los familiares de los astronautas que van a volar en la Dragón y la CST 100. Se exige que la probabilidad de fallecer sea inferior a 1:270. Y eso en una misión a órbita baja, no a Marte. Ahora en perspectiva se estima que en los vuelos del shuttle 1:30 era una probabilidad típica de pérdida de la tripulación. ¿Por cuánto dinero aceptarías una probabilidad entre 30 de morir quemado en una hoguera?

        1. Y te olvidas del incendio del apollo 1.
          Ya no los familiares. Cuando llegue el político de turno y diga: “¿tengo una probabilidad entre 30 de que bajo mi mandato cargue con la culpa estúpida de haber asesinado a los héroes de la nación ante los ojos del pueblo?
          Yo no firmo eso.”

          1. Típico de los políticos: aceptan probabilidades mucho más bajas (incluso suicidas) para enviar a “héroes nacionales” a luchar por sus intereses geoestratégicos, eliminación de líderes incómodos, rollos petroleros y demás mierdas de este mundo… pero a la hora del espacio, con gente que QUIERE CORRER ESE RIESGO para el avance de la Humanidad y no para dedicarse a eliminar a sus miembros… entonces, “¡¡Oooop, cuidado!! Eso no lo firmo.”

            Como tampoco les tiembla el pulso a la hora de gastarse muchas DECENAS DE MILES DE MILLONES en portaaviones nucleares modernos (más todas sus aeronaves)… y se les ponen los pelos de punta al pensar en enviar un reactor nuclear al espacio para alimentar una estación científica o una nave exploradora, o en asignar presupuesto a sondas exploradoras o programas científicos espaciales….

            Doble moral, doble interés…

        2. Es un tema complejo el de los riesgos supongo.
          Podría considerarse un sacrificio inútil, o bien que te sacrificas por tu patria y por llevar a la humanidad a otro nivel.
          Pero vamos, 1:30 es como tener un club de locos suicidas. El sueldo de 65000$-100000$ no justifica ni mucho menos el riesgo, si quieres tu vida.
          Pero quizás, lo que se podría defender es más riesgo e innovación en los lanzamientos no tripulados. Pero allí va otra ¿Acaso meteríamos el James Webb en un cohete poco seguro? Las pérdidas serían infinitamente mayores que el ahorro por un cohete barato e inseguro.
          Quizás entonces, podríamos pensar en cohetes de SpaceX reutilizados y para llevar sondas baratas que se construyen en serie (cosa que no ocurre aún). Quizás en el futuro …
          Al final, a pesar de querer defender la postura de Lana, no encuentro argumentos de peso, muy a mi pesar. Y es que deseo mucho que las cosas fuesen más rápidas, pero quizás termino de entender que lo que ocurre es lo mejor que podemos hacer en decisiones.

        3. Lo que piensen los familiares de los astronautas muertos no tiene nada que ver aqui. Con ese criterio, no solo no iriamos a Marte sino que tampoco saldriamos de casa, porque para las niñas lloronas nunca hay 99.9999% de seguridad. Tampoco estar en casa es seguro, asi que solo resta suicidarse.
          Afortunadamente hay gente que acepta riesgos (y mucho mas altos) por el premio de explorar y nadie le puede impedir a un particular tomar riesgos si quiere. Si el Estado yanki se pusiera quisquilloso y maricon seguramente los Hombres lanzarian desde otra nacion. El ultimo reducto de los cobardes burgueses burocraticos sera escudarse en que no se puede permitir la posibilidad de interferir con vida extraterrestre bacteriana asi que vetarian los permisos de amartizaje. Pero, como dijo aquel personaje de Jurassic Park “La vida siempre se abre camino”, y eso va para las posibles bacterias marcianas interferidas y los seres humanos que sueñan con expandir la especie mas alla de la cuna. Mujercitas abstenerse.

          1. Vaya cantidad de tonterías y descalificaciones que dejan muy claro que eres estúpido y maleducado a partes iguales.

            ¿Es necesario indicarte por qué “niña llorona” o “quisquilloso y maricón” están completamente fuera de lugar en una conversación entre adultos?

            En tu segunda estupidez dices “nunca hay 99.9999% de seguridad”. Es falso, en un viaje en avión comercial de linea se estima que el riesgo des de 0.2 por millón. Cinco veces más seguro que tu pretendida hipérbole. Y no es irrelevante. Más seguridad redunda en muchos más vuelos, mucho más baratos.

            Me das mucha grima.

          2. En la entrada del BFS, hay una inscripción que reza:

            “A partir de aquí, abandonad toda esperanza”.

            Y ya puesto, sigo con frases de Dante:

            “El secreto para que las cosas sean hechas está en hacerlas.”

            “Las tristes almas de aquellos que vivieron sin fallas y sin alabanzas.”

        4. Los familiares no pintan nada en esto, son quienes aceptan el reto los que tienen que opinar, y estoy seguro de que habria muchos astronautas capaces de aceptar el reto de ir a marte con mas de 20% de probabilidades de no volver o desarrollar un cancer.

        5. Comentas más abajo el riesgo del volar en avión es de 0,2 por millón.

          ¿Cual era la seguridad en los vuelos en avión entre 1911 y 1925? , ¿y entre 1925 y 1945? , ¿y entre 1945 y 1965? , ¿y entre 1965 y 2005?, etc, etc …

          Podemos decir sin miedo alguno, que desde que comenzó la aviación, la seguridad ha ido incrementándose gradualmente hasta la tasa actual.

          Pero no tendríamos la tasa actual de no haber sido por los primeros. Si para el uso de una tecnología se quiere esperar a que sea tan segura como las actuales ya probadas y depuradas durante más de 100 años, no vamos a ninguna parte.

          Es decir sin esa gente que corrió riesgos importantes durante 20/40/60/100 años, no tendríamos la seguridad actual.

          Cualquier tecnologia o medio de transporte en sus comienzos, tiene riesgos muy elevados, pero si no se usa esa tecnología o medio, nunca será más seguro, porque por desgracia el mejor método de aprendizaje es a base de probar, probar y volver a probar, y mejorar y mejorar y volver a mejorar.

          Estoy de acuerdo en que la seguridad es clave, y que debe de haber un mínimo y creo que el mínimo establecido actualmente por la NASA de 1 fallo cada 270, es razonable para el estado actual de las cosas.

          Pero si e seguimos esperando y esperando a que todo tenga un grado muy alto de seguridad nunca llegaremos a ninguna parte. Repito que estoy de acuerdo en que debe haber un mínimo, pero aún por esas son las personas que se suben a bordo de los cacharros los que deciden.

          Los tripulantes muertos hasta ahora en el espacio, sabían a lo que se arriesgaban, sabían que era muy muy peligroso, pero aún así decidieron ir.

          Si la verdad va por delante, si se dicen las cosas claras, y se dice a esas que personas, que hay 1 posibilidad entre 5 de fallo catastrófico y muerte segura, o 1 entre 10, o 1 entre 30 de morir, y son personas adultas, en perfecto uso de sus facultades, las que aceptan el reto y el riesgo, pues son libres, y por tanto la responsabilidad última es suya.

          El porqué acepten o se lancen a ello, esas personas, es una cuestión única de cada persona, algunas lo hagan quizá por la fama y el reconocimiento, otras por su espíritu de descubrimiento y aventura, etc, etc.

          Pero repito, cualquier tecnología de transporte inicialmente es muy muy insegura y más aún el espacio.

          Mientras ir al espacio se haga sentando a la gente sobre un cohete químico, que no deja de ser una bomba que hace una explosión gigantesca de forma controlada, pues será inherentemente inseguro.

          Teniendo claro el riesgo cada uno decide si aceptarlo o no.

          Otro tema es la opinión pública y la mala publicidad.

          Salu2

          1. Entiendo que estamos de acuerdo en general, no? Solo algunos matices.

            En los años 20 se creó la regulación aeronautica para los aviones del air mail service. Los aviones regulados tenían una tasa de accidentes de 1/700.000 millas. Los no regulados de 1/15000. Visto el éxito de la regulación de ahí fue subiendo gradualmente.

            Los que se subieron al Challenger el fatídico día de la explosión si escucharon a los jefes de la NASA creían que el riesgo era 1:100.000. Era tan seguro que no merecía un análisis de riesgos detallado. Años después, cuando se hizo el análisis debido, se calculó el riesgo (si no recuerdo mal) en 1:12. No sabían donde se metían. El Challenger no habría despegado jamás de haberse completado ese análisis antes.

            Y por último. Los derechos y libertades fundamentales son irrenunciables. Por buenos motivos. Aunque firme en documento privado que tienes derecho a matarme a cambio de 1000€. Si me los das e intentas matarme sigues siendo culpable de intento de homicidio. En muchos países la práctica del salto base está prohibida porque se considera excesivamente arriesgada.

          2. No solo no creo que veamos este viaje ninguno de los ahora vivos, espero, en aras del sentido común y del futuro desarroyo de la humanidad en el espacio tomemos otro camino, la colonización del espacio mediante habitats en órbita. Es el verdadero buen camino, una vez andados los suficientes pasos por él y con desarrollo de nuevas tecnologías podremos visitar Marte y otros objetos del Sistema Solar. Pero hay que sobrepasar el chovinismo planetario, cada planeta es un pozo gravitacional caro de visitar y abandonar. Mejor usar los recursos de asteroides y los satélites menores para constituir una industria espacial y vivir en ciudades espaciales. Este es un camino de mayor recorrido que colonizar planetas. Todos los conocidos son inhóspitos y si tuviéramos podibilidad de viajar a ellos los abarrotaríamos rápidamente, mejor ciudades espaciales (ver Ciudades del Espacio de Gerald O’neil)

        6. Cuando cojes el coche, estás en riesgos mucho mayores… y sin embargo, la inmensa mayoría de las veces llegas a casa sin mayores problemas.

          Yo fui 20 años conductor profesional, tanto de tráiler como de autocares internacionales… y entre el sueño, la cantidad de horas, las presiones salvajes en las que el conductor no importa NADA (siendo la pieza ESENCIAL del conjunto), el sedentarismo, el clima, las presiones con los tacógrafos y la persecución de las autoridades, más los polizones, los robos de gasoil y mercancía, los asaltos… os puedo ASEGURAR que el riesgo en la carretera, sobre todo de los profesionales, es mucho mayor que 1:270. Y que 1:100. Incluso que 1:30 (máxime, cuando no pasa semana sin, al menos, dos profesionales muertos en la carretera, sólo en España… y sin contar el resto de percances sin muerte). Y, no obstante, DECENAS DE MILES vehículos profesionales surcan cada día nuestras carreteras y llegan a sus destinos.

          Por tanto, eso de los riesgos, a mí, personalmente, me suena a risa. Tanto airbag, cinturones con pretensor, estructuras absorbentes de impactos, frenada de emergencia, detectores de obstáculos inteligentes, etc… y luego te matas en la ducha mojada por no aposentar bien el pié al entrar.

          La exploración significa RIESGO. Siempre lo ha significado. Y siempre lo significará. Porque explorar es enfrentarse a lo desconocido. Si es conocido, ya no hay que explorarlo. Por supuesto que hay que minimizar en lo posible los riesgos. Pero también hay que asumirlos, porque el riesgo 0… NO EXISTE. Y, además, hay MILES de personas dispuestas (incluso deseando) correr ciertos riesgos (mira los del parcours, o los scaters, o los escaladores, o los pilotos de F-1, o los acrobáticos…) por la recompensa personal que significa imponerse a ellos.

          Más de un astronauta (y no astronauta) iría a Marte con un riesgo 1:30. Incluso con un riesgo 1:10 (locos hay en todos sitios y, normalmente, son los que consiguen las cosas). Cerrarse en los riesgos me parece totalmente contraproducente (por mucho que entienda y desee que los riesgos sean los mínimos posible… pero también los mínimos asumibles).

          1. Genial explicado Noel…ahora parece que el único riesgo que hay parar es el de la exploración espacial…y todo lo demás da igual…

          2. Creo que no tienes muy claro lo que significa 1:270. A ver si con un ejemplo.

            En España hay mas de 400 millones de desplazamientos de larga distancia al año por carretera. Suponiendo conservadoramente un solo vehículo por accidente y un solo ocupante por vehiculo un LOC 1:270 supone 1.500.000 fallecidos en carretera cada año. Afortunadamente esta cifra suele ser al menos 1000 veces menor. Y el riesgo, si bien mayor que en un vuelo de línea, es muy inferior al de un viaje espacial a la ISS.

          3. Eso pasa porque un riesgo NO es una certeza, Amago, ni el riesgo es durante todo el trayecto. Un avión no tiene el mismo riesgo en vuelo crucero que en el aterrizaje, el despegue, en función del aeropuerto, del clima del momento, del estado del aparato… Hay vuelos comerciales, de grandes aviones, con riesgos muy superiores a ese de 1 cada 2 millones. Por ejemplo, el aeropuerto de Mae Hong Song, en Thailandia, cuyo servicio lo dan desde Chiang Ray Boeings 737, no avionetitas.

            A ver si con un ejemplo directo:

            Ruta Barberá del Vallés(BCN)-Getafe(MAD), con un tráiler de 40 Tm, 660 km, invierno, de noche, saliendo a las 22 horas, niebla desde Igualada, menos de 25 metros de visibilidad, hasta el mismo Getafe. Conducción ININTERRUMPIDA (porque en paquetería no se para a hacer el descanso, sino que en Zaragoza lo coje otro conductor durante los 45 minutos “de descanso”… que no descansas porque estás sentado al lado) durante casi 9 horas, 100 km de Fraga (final de la Autovía A-2) hasta Alfajarín, por una carretera curvosa, petada de tráfico pesado (las empresas no quieren pagar 20€ de peaje por la autopista MUCHO más segura), y a 90km/h, porque si bajas la velocidad, el palurdo que viene por detrás a todo gas te empotra, te echa de la vía y te mata (recuerda, menos de 25 metros de visibilidad)… y el sueño, porque duermes DE DÍA, AL SOL, EN UNA CAMPA AL LADO DE LA CARRETERA A-4 con todo el ruido del tráfico hacia Andalucía (en mi caso, porque yo soy de Barcelona y me tocaba dormir en Madrid un día sí, otro no, por ida y vuelta).

            ¿En cuanto calculas ese riesgo? Sueño atroz + Visibilidad prácticamente nula + Casi 9 horas sin parar ni a mear + 100 km de carretera nefasta + agotamiento por estrés de atención… Multiplicado por MILES de camiones que hacen ese mismo recorrido, cada día, en esas mismas condiciones. Lo hice durante 6 meses (hasta que la salud se resintió) y tuve CERO percances.

            Sin embargo, no pasaba semana sin ver 3 o 4 accidentes (las que menos), precisamente en los tramos de MENOR riesgo, principalmente por conductas de circulación inapropiadas (manejar el móvil, despistarse, dar cabezazos por el sueño y, la peor: ir pegado al de adelante porque “se ahorra combustible al rebufo”. Resultado: empotramiento contra el camión de 40.000 kg de delante y fiambre al canto).

            ¿Soy el mejor conductor? En absoluto. Es suerte. Pura y simple suerte. Y, al fin y al cabo, cuando no ves en la autovía, poco riesgo tienes de estamparte, porque todos vamos en la misma dirección… así que “sólo” hay que prestar atención máxima en los 100 km de carretera inmunda.

            Para finalizar, como muy gran profesional que he sido, te puedo asegurar que, si no hay MILES más de muertos en la carretera es por pura chiripa y por lo encima que está del tráfico la Policía con las multas. Porque yo he visto cada cosa (cada MILES de cosas).

            Si tienes una oportunidad entre 270 de ganar la lotería una vez al año, vivir 270 años NO te garantiza ganarla. Es lo que tienen las probabilidades. Puedes tener un 50% de posibilidades de acertar en qué mano está escondida la bolita… y fallar 20 veces seguidas. Sigues estando al 50%… pero has fallado todas esas veces. Con el tráfico, lo mismo: hay MOMENTOS en que el riesgo es mayor, incluso, del 50% (1:2), pero la mayor parte del tiempo de conducción es rutinaria y, por ende, si se mantiene un mínimo de respeto a las normas de circulación, previsible.

            Con los vuelos espaciales pasa lo mismo: el mayor riesgo es al lanzamiento, y en la reentrada. En el vuelo de salida a órbita también hay un gran riesgo, pero los motores ya están estables, la nave ya está en movimiento y todos los sistemas tienen ya la “inercia” de funcionamiento. Claro que puede fallar algo y petar en vuelo… pero, normalmente, los mayores accidentes han ocurrido durante el despegue o a pocos momentos del mismo, dentro todavía de la atmósfera más densa y mientras la nave maniobra, y sus sistemas se acaban de estabilizar.

          4. Que el accidente lo tenga una persona concreta puedes llamarlo riesgo. Que ese riesgo es muy inferior a 1:270 solo puedes llamarlo certeza.

            Espero que me permitas definir como certeza que si eliges una partícula del universo en un instante cualquiera desde su origen es una certeza que no acertaré cual es.

            En una distribución normal con 400 millones de ensayos y una probabilidad de accidente de 1:270 la probabilidad de que fallezcan menos de 1.400.000 personas (no digo ya 1500) es de 5·10^-(1067).
            p = 0.0[añade 1065 ceros aquí]5

            Si eliges una partícula al azar del universo observable (2.2·10^79 partículas) en un instante cualquiera (8·10^60 tiempos de Planck) la probabilidad de que yo acierte cual es la que elegiste es de 55·10^(-141).

            Por supuesto que la probabilidad de accidente no es constante. Dependiendo de situaciones puede ser 10 veces mayor o menor. En lugar de 1:200.000 puede ser 1:20.000 pero eso convertiría algo en un punto negro muy evidente.

        7. Esto seguro, que ahora mismo la NASA o similar, plantea la opción de enviar dos naves (o una) solo de ida, a marte, con provisiones para pasar allí una semana haciendo experimentos sencillos y luego, la muerte… y se cae la web de reserva de plazas. No es por cuanto dinero aceptas la posibilidad de morir quemado en una hoguera… por mucho, mucho tendría que aceptar o estar lo suficientemente desesperado por el dinero… Pero, seguro que por mucho menos hay científicos o astronautas que se prestan voluntarios, incluso con una posibilidad de 1 entre 10 de morir…

    2. Perdón, lo puse donde no era.
      Martínez, eso no es “leer entre líneas”. Solo copiaste lo que dijo y dijiste “Más dura será la caída”, eso no es un argumento real.
      Como argumento sería en todo caso una falacia.
      No he dicho nada como para que digas que “mejor mi comprensión lectora”. Mira, me retracto de haber dicho “de forma ridícula”. Pero ha sido una citación banal la que has hecho de Antonio.
      Tampoco deseo ser un “guardián de la moral”, es que lo mismo es natural censurar un comentario que pueda herir la sensibilidad de alguien de forma gratuita. Tampoco pienso discutir.

  7. El tema de la certificación para vuelos tripulados. Eso es un requisito para la Nasa, ¿no?, o sea, que lo exige la Nasa para enviar sus astronautas. Pero se lo podrían saltar si no van astronautas de la Nasa. Quiero decir, que en SpaceX podrían saltarse toda la burocracia y simplificar los plazos. Aunque quizá, con la experiencia adquirida, no sea un problema y se pueda solapar en el tiempo con el desarrollo de toda la misión.

    Espero de verdad que la iniciativa privada de “locos” como Elon Musk dinamite y acelere todos los planes para ir a Marte.

    1. Probablemente se convierta en un requisito para cualquier lanzamiento desde suelo de EEUU.

      No creo que burocracia sea la palabra correcta para la certificación de un vehículo tripulado para garantizar su seguridad. Gracias a la certificación de los aviones se consiguió pasar de un accidente cada 200 horas de vuelo a uno cada 10 millones. Es esa seguridad la que hace que todo el mundo esté dispuesto a coger un avión, y en consecuencia que haya una enorme actividad económica relacionada. Sin seguridad no habrá vuelos turísticos regulares jamás.

  8. En el mundo hay tres tipos de dinero: ajeno, público y propio.
    No debemos opinar sobre el dinero ajeno. Mi vecino puede gastarse su dinero si quiere en tabaco y lo mismo puedo decir del presupuesto de defensa de una potencia extranjera como EEUU.
    El dinero público de mi país sí pasa por mi opinión pero también pasa por la opinión de otros ciudadanos. En una democracia la opinión espacioescéptica de ni un euro para el espacio es tan válida como la opinión espaciotranstornada o la opinión de pasar olímpicamente del espacio. La democracia es la dictadura de la mayoría y al final no hay que contar del todo con este dinero.
    Queda el dinero propio, el que está en mi bolsillo. Este es el verdadero dinero sobre el que debemos opinar. Quizás los espaciotranstornados debamos dar más ejemplo y organizar más colectas para ofrecer una recompensa a aquella empresa, organismo público o consorcio internacional que primero pise Marte.

    1. Y una vez finalizada la colecta, ¿qué hacemos?

      ¿Ofrecer 1.849 euros de recompensa a “aquella empresa, organismo público o consorcio internacional que primero pise Marte”?

  9. Me encantan estas entradas de futuros planes de exploración y las posibilidades que hay para acometerlos, yo también creo que sería un error hacer lo mismo que en el Apollo, es decir visitarlo una vez y no volver en 50 años.

    Por otro lado David tienes programada alguna entrada sobre la empresa pld space? Hace poco vi que estaban ampliando sus instalaciones de Teruel y parece que todo les va viento en popa, un saludo.

  10. En 2010, yo creía que nunca vería una misión humana a Marte. Ahora tengo bastante confianza. ¿Si será este lío de programa, o el de Napoleón Musk? No lo sé. Probablemente una mezcla tipo una versión más realista del BFR para poner en órbita lo que haga falta más cápsulas ajenas o algo así.

    Pero, vaya, que me alegro de que la probabilidad de ver a alguien en Marte haya pasado de prácticamente cero a mejor que el 50% en los próximos veinte años.

  11. Gente, abandonemos la idea.
    Ir a Marte costará más de 300.000 millones de dólares. Eso daría para 120 Curiositys.
    Imaginad el programa de sondas planetarias que nos podríamos montar con 300.000 millones de dólares.

      1. Eso solo nos traerá una nueva raza de negacionistas.
        Yo creo que es mejor diversificar… muchas misiones no tripuladas a distintos lugares del Sistema Solar siempre nos dará más respuestas que concentrar todos nuestros esfuerzos en Marte.

        1. Un humano caminando por Marte supondría un salto gigantesco en la civilización. Los retos tecnológicos que habría que superar supondrían un gran avance en la Tierra, un gran impulso. Los retornos científicos y la experiencia para la tecnología espacial… sería algo como cuando se inventó el avión: nos abrirá nuevos horizontes.

          (no entiendo lo de negacionistas. Por otro lado, conocer con exactitud la composición de los hielos de Tritón puede ser interesante, pero…)

    1. si los grandes exploradores del pasado hubiesen pensado como tu el mundo que hoy conocemos no seria como es no hubisemos ido a la luna todavia

      1. La misión a Marte no es comparable a los exploradores del pasado, ni en forma, ni en motivación, ni en tamaño, ni en coste. Además, si lees bien verás que en ningún momento digo que no se explore.

      1. Es el coste con el enfoque “Old Space”.
        Es decir, Boeing, Lockheed y Northrop construyen el hardware, utilizando ese tipo de contrato que favorece los sobrecostes y los retrasos, como en el telescopio James Webb y el SLS/Orion.

        Julia: es cierto que florecerán los negacionistas y conspiranoicos, pero eso es inevitable: ellos son así.
        Estoy de acuerdo en diversificar: primero mandamos sondas y después mandamos humanos. Las sondas ya están ahí, entonces…

        Por otra parte, si no se asigna un presupuesto para ir a Marte, no significa que ese dinero esté disponible para otras cosas, como sondas.

  12. No me creo nada y perdón que lo diga así. A estas alturas ir a Marte parece ya una de esas cosas que no van a suceder hasta que no se hayan dado diversos fenómenos astronómicos.

  13. En ninguno de estos planes, a no ser que Daniel lo haya obviado en la fuente, se incluye el factor humano como factor limitante, es decir, se asume que los astronautas no van a enfermar, no se van a pelear entre ellos, no van a cometer ningún error en las maniobras, etc.

    Entonces, para cuando el Power Point real que incluya todos estos factores?

    1. Totalmente de acuerdo, y para los que lo desconozcan… la radiación no sólo puede crear cáncer en un futuro, algo que dicen asumible si envías astronautas a morir en un viaje de ida… Lo cula es grave. Es que la radiación cósmica y sus elementos pesados literalmente te fríen las neuronas del cerebro según estudios recientes.

      Tenemos tecnología? NO………… el dinero es la excusa de los que quieren ganar algo para su propio beneficio sin importar lo más mínimo las consecuencias de una misión para la que no estamos aún preparados, pero con rendimientos jugosos.

      Es decir, militares.

  14. Ir y volver de Marte no es impossible, simplemente es obscenamente caro, por lo que a día de hoy solo lo podrían sufragar EEUU o China pero con un gran esfuerzo durante al menos una década.
    Los políticos de EEUU solo piensan a 4 años vista (elecciones) por lo que no están por la labor, los Chinos por su parte si que pueden pensar a 10 años vista (es lo que tiene no ser una democracia), y solo si los Chinos aprietan el acelerador los americanos se lo plantearán en serio. Por desgracia China aún no tiene su programa espacial tan desarrollado como para plantearse este objetivo, quizás en 10 años empiece a plantearselo para al cabo de otros 10 años (nos vamos al 2038).
    A pesar de todo lo anterior hay que reconocer que SpaceX puede modificar todos estos planes. La arquitectura que ha planteado es factible, puede costar realmente solo una fracción que otros planes y puede estar razonablemente lista en menos de 10 años. La fecha dependerá del nivel de riesgo que se esté dispuesto a asumir, a más riesgos, antes será la fecha.
    Si pronóstico particular es que cuando SpaceX tenga el BFR+BFS listos (aunque no certificados o ni siquiera con la versión tripulada lista) ofrecerá al presidente de EEUU de turno un trato que no pueda rechazar, un astronauta de la NASA sobre Marte dentro de su mandato presidencial (4 años) por un coste “asumible” (50.000 millones por ejemplo).

    1. Igual el impulso no es EEUU comienza a tomárselo en serio hasta que China apriete, si no al revés. Con los avances del SpaceX… todo el lío arancelario EEUU vs China… igual son los chinos los que empiezan a planteárselo en serio… no se… sinceramente, veo que desde China puede que no pongan tantos remilgos en probar tecnología (ojo, no digo que no sea necesario, ni mucho menos)… y los planes para mandar a un chino a la luna son para dentro de 10-15 años o así… a medida que China crezca económicamente, igual la presión por “superar” a EEUU nos devuelva a otra carrera espacial…

  15. Hay que comercializar el espacio. Con las subvenciones del estado no llegaremos con vida a Marte.
    El dinero es insuficiente.
    Es frustrante ver cómo se podría hacer todo más rápido. Pero supongo que es la única manera de poderlo llevar a cabo.
    Quizás EEUU podría regalar unos miles de millones a Space-X para acelerar el desarrollo del BFR. A cambio Space-X podría comprometerse a enviar equipos y personas a Marte, recuperando el estado, el dinero invertido anteriormente. O bien la UE podría hacerlo.
    Ojalá encontremos pronto formas de comercializar la exploración espacial.
    Muchas gracias por esta interesante entrada Daniel.

    1. éste es el verdadero quid de la cuestion, hay que comercializar el espacio cuando antes, las agencias espaciales se tienen que limitar a la ciencia y no a la exploración (o hasta cierto punto), el control y chequeo lo deben realizar las autoridades aereas. lo que sí se puede es incentivar a la industria para que cumpla una serie de objetivos para llanar el terreno y luego es desplegarse.

      1. Angel24Marin. Admito mi error. Si por mi fuera, podrían estar vendiendo terrenos con vistas al Valles Marineris y permisos para recuperar Helio-3 de la luna, antes de que suba de precio por la finalización del desarrollo de los reactores de fusión.
        Por mi pondría una casilla en la declaración de la renta, exclusivo para el desarrollo de la colonización de Marte en toda Europa. O crearía un canal de televisión de pago sobre la exploración espacial, o hacer documentales de pago para verlas en el cine o incluso películas. Y que parte de los fondos vayan a la exploración espacial. Por ejemplo reemitir ‘el Marciano’ y que los fondos vayan a la Nasa. Así te diviertes y sabes que apoyas el desarrollo espacial. Ampliar mucho la ISS para meter un hotel donde quepan decenas de personas y no sólo 6 u 8. Nunca he sido una persona de ideas buenas, así que no puedo ofrecer una buena idea. Es cuestión de pensar qué le podría gustar a un ricachón con mucho dinero en el espacio, y dárselo y acercar la idea lo más que se pueda a una economía de masas.

        1. Pues lo de la casilla en la declaración de la renta para exploración espacial me parece una buena idea. Además, haríamos feliz a Mortadelo y Filemón, que lleva eones proponiendo una colecta para financiar algo.

          Pero claro, para proponer algo así haría falta un ministro astronauta, o… ¡Oh!

          1. Pues dan ganas de hacer uso del change.org para lo de la casilla de la declaración de hacienda.
            Lo que me da vergüenza usar mi nombre.

      2. No tendría que ser así, pero es así: dónde el estado compra un tornillo por 50, quizá Elon, con el mismo dinero, podría comprar 5 tornillos.

      3. mi idea rompedora que citas ya se hizo y se hace actualmente, con SpaceX y un montón más, incluso en projectos sin futuro que llevan más años que la vida comercial de las empresas nuevas. pero mi punto de vista es que ya no hay que financiar la NASA para hacer exploración tripulada (SLS, Orion, etc), sinó que aumentar el presupuesto para la ciencia y tecnología, lo que mejor saben hacer. Es que no salen las cuentas, ni con un aumento de presupuesto de tamaño militar va a conseguir la publica en 20 años tales objetivos que seran cortos de miras aparte de plantar una bandera, pero estimular la industria para que se centre en éstos temas da mucho más que hacer un contrato directo con ellas para que hagan un par de módulos para la ISS para luego desorbitarla al cabo de poco. Pero es que en palabras del actual administrador de la NASA, ya reconoce (hace poco) que sólo se volverá a pisar la luna con empresas privadas, hacer órbita con cohetes reutilizables y no sólo eso, naves espaciales de transito o tugboats también reutilizables que sirvan para carga y tripulación. dirás idea rompedora, pero es que no hay otra opcion. y los europeos ya pueden ponerse las pilas, cancelando el Ariane 6 y todos los minicohetes (que me sabe mal por los avances hechos hasta ahora, algunas empresas españolas incluso) pero es que no van a hacer nada con los cohetes de tamaño superpesado donde el precio por kg es muy inferior igualando o mejorando precios de cohetes ligeros de un solo uso, les va a durar 5-10 años el mismo esquema hasta que no sea rendible por falta de clientes debido al mercado cambiante.

  16. Creo que Calisto o sobre todo Venus son mejores objetivos a largo plazo para la colonización humana que Marte. Tenemos esa obsesión heredada de Von Braun por el planeta rojo, y no nos paramos a considerar alternativas.

    1. La superficie de Venus es un completo INFIERNO.

      Venus tiene una masa y gravedad similar a la terrestre pero tiene una atmósfera tan densa que en la superficie se alcanzan presiones atmosféricas unas 90 veces mayores a las que tenemos en la tierra, es decir que una persona acabaría hecha puré en segundos y más que andar sobre su superficie nadaría por ella ante esa densidad si es que lleva alguna armadura y traje de buceo de altas profundidades para protegerle de la presión y temperatura tan elevadas. Por si fuera poco en su superficie se alcanzan temperaturas de hasta 480ºC, debido a esa atmósfera y efecto invernadero tan salvaje. Ahh, y llueve ácido sulfúrico bastante concentrado de forma habitual y eso por no hablar de los vientos y su vulcanismo. Además para colmo Venus tiene unos movimientos orbitales raros raros. Para empezar gira sobre sí mismo en sentido contrario a cómo gira la Tierra, allí el Sol sale por el Oeste y se oculta por el Este. Después gira sobre se mismo en un ciclo día-noche, que dura 116 días terrestres. Y su órbita alrededor del Sol, es en un 99% casi una circunferencia perfecta, mientras que el resto de planetas tienen (tenemos) una órbita elíptica. Es decir un “descojostio” con perdón. No se sabe el motivo de dicho comportamiento de Venus, pero se cree que pudo sufrir un gigantesco impacto hace miles de millones de años. Pero en lo que respecta a la superficie de Venus repito que es un INFIERNO y se se pretender colonizar habría que estar en su superficie para tener acceso a recursos fundamentales.

      Pero sin llegar a eso y algo “más inmediato”, la parte menos mala de Venus, es que a unos 50kms de altura la densidad atmosférica baja de forma importante, así como la presión, y hay vapor de agua y oxígeno y los niveles de CO2 son bajos, el aire casi podría ser “””hasta medio respirable”””, y con una atmósfera tan densa debajo casi hablaríamos de flotabilidad a nivel aeronáutico, lo que ha llevado a lanzar a lo largo del tiempo, la hipótesis, de las colonias flotantes en Venus, con “”gigantescos dirigibles”” conectados entre sí, aunque habría que ver los niveles radiación a esa altitudes, y como lidiarían esos “dirigibles/bases” con los vientos que hay a esas altitudes.

      Además y repito cualquier colonización, (es decir lo que supone un asentamiento permanente), necesita acceso a recursos que la atmósfera de Venus no puede proporcionar ni de lejos.

      Y si alguien habla de Terraformar Venus para cambiar las condiciones en su superficie pues … , es aun mas ciencia ficción que Terraformar Marte que ya lo es al 100%.

      En cuanto a Calisto, su interés radica en un posible océano a 100/150kms bajo su superficie que creo está por confirmar, pero la gravedad es un 1,2m/s2 es decir menor aún que los 1,6m/s2 de la Luna. Tiene un diámetro similar al de Mercurio pero un tercio de su masa. Su atmósfera es tremendamente tenue y tiene CO2 y Oxígeno.

      Sinceramente para meternos en el fregado de vivir, en un océano bajo la superficie, hay otras alnternativas más interesantes en otras Lunas de los Planetas Gigantes Gasesos, aunque también está por ver sus características.

      Lo siento, pero por ahora la opción más viable para establecer una colonia permanente, fuera de nuestro planeta, es establecerla, a unos cuantos metros bajo la superficie de Marte.

      Salu2

    1. Mars-One no es un proyecto para ir a Marte. Es una tienda on-line de camisetas y tazas con “publicidad creativa” que se aprovecha de que el delito de estafa es difícil de demostrar.

  17. pues si el problema es el dinero yo tengo una solución algo poco ortodoxa para obtenerlo : que le expropien su fortuna a Bill gate o el fundador de Amazon o mejor a los reyes de la Petro monarquías del golfo y ya tenemos dinero para desarrollar el cohete BFR todo sea por el futuro de la humanidad ¡

        1. Tampoco hay que ser injustos con Bill Gates, su fundación es pura filantropía y sin duda es una persona más entregada a la humanidad de lo que lo son la mayor parte de los ricos que se le acercan en patrimonio. En todo caso habría que expropiarle el dinero a Amancio Ortega.

  18. Cuando he leído en la primera propuesta que el plan consiste en mandar a un grupo de astronautas a Marte en una misión de 950 días (250 para ir, 450 días en órbita y otros 250 días para volver), he dejado de leer los detalles de la propuesta y he pasado a la siguiente.

    El problema no es la radiación. El problema es la duración del viaje y las condiciones de éste. ¿En serio proponen mandar a cuatro personas a Marte en una misión de casi tres años de duración (dos años y siete meses para ser más exactos) sin salir de un módulo del tamaño de un autobús SIN gravedad artificial y todo ello para limitarse a dar vueltas al planeta rojo? ¿Están locos o qué?

    Si ya ha habido problemas de convivencia en la ISS, que es mucho más grande, no me quiero ni imaginar cómo pueden acabar las cosas entre cuatro personas en un espacio reducido por muy seleccionados y emocionalmente estables que sean. Hasta en los submarinos hay piques entre la tripulación durante las misiones en inmersión (ya duren 15 días o 2 meses) y los oficiales tienen que “poner orden”, así que… Si de verdad pretenden esto, les aconsejo que elijan la tripulación entre penados que pasen largas estancias en celdas de aislamiento.

    Y encima irían en una nave sin gravedad artificial… De locos. Por mucha gimnasia que hagan, lo que volvería a la Tierra al cabo de tres años serían unos auténticos guiñapos de los que dudo que pudieran volver a llevar una vida sana.

    Resumiendo: para ir a Marte de forma segura hay que ir en naves rápidas y grandes. Si puedes ir en tres meses, estupendo, pero si puedes ir en un mes o menos, mejor todavía. Así se reducirían las necesidades logísticas y la salud física y mental de la tripulación no se vería afectada. Y si hay que ir más allá (cinturón de asteroides, Júpiter, Saturno…) pues no queda otra que construir grandes naves dotadas de gravedad artificial y propulsarlas con poderosos motores de iones, plasma, etc.

    No tenemos ninguna prisa en enviar gente a Marte, esto no es más que una consecuencia de los relatos de ciencia-ficción que todos hemos leído, tanto aficionados como ingenieros. Hay que ir cuando tengamos la tecnología necesaria para ir con regularidad. Si se logra en 2050, pues perfecto, pero no pasa nada porque se haga en 2085. Hay que hacer las cosas bien, no como en el proyecto Apolo. Ni más ni menos. Mientras tanto, tenemos mucho que investigar con sondas y robots.

    1. Eso es. Y cuatro astronautas son pocos, para una misión así, y los turnos de guardia? Y la zona de descanso? En la ISS al menos pueden mirar a la tierra. Eso es una lata de sardinas inviable.

    2. Interesante comentario.
      Pregunta: “Hay que hacer las cosas bien, no como en el proyecto Apolo.” Que se hizo mal en el proyecto Aplo? Nos llevó a la Luna!
      Gracias

      1. Sí, el Apolo nos llevó a la Luna… Y no volvimos.
        Lo lógico habría sido quedarse, montar una base y todo eso. Pero el Apolo fue un proyecto concebido para demostrar la superioridad tecnológica y económica de los EEUU, no para explorar la Luna y asentarse en ella. ¿Eso es lo que queremos hacer en Marte?

        1. Pero eso NO es “culpa” del proyecto Apollo (el que considero el mas grande en la Historia de la Humanidad).
          Que DESPUES no hayan continuado como debían (?) es otra cosa muuuuuuuy diferente.

      2. Pues que se fue con prisas solo para ser los primeros, por lo que no habían ni plan , ni capacidad real de, una vez en la luna, tener algún tipo de presencia permanente. Por lo que una vez ganada la carrera se olvidaron del tema y no volvieron en décadas, perdiendo por él camino la tecnología que nos llevó ahí, teniendo ahora que reaprenderlo todo. Si eso te parece poco…

      3. Iba a comentar lo mismo. Decir que se hicieron las cosas mal en el proyecto Apolo… es cuanto menos sorprendente.

        No volvimos. Pero eso fue después . Seguramente si hubiese que resaltar un sólo hito en la exploración espacial sería el proyecto Apolo.

    3. …les aconsejo que elijan la tripulación entre penados que pasen largas estancias en celdas de aislamiento.

      Ja, ja, sí señor.
      Un “flyby” tripulado de Marte es la tontería del siglo. Una sonda no-tripulada puede hacer lo mismo, excepto matar a la tripulación de aburrimiento.

  19. Aunque te agradezco estos reportajes Daniel , siempre estamos con la misma canción , llevo escuchando la llegada del hombre a Marte desde los tiempos del apollo . A estas alturas de la película cronológicamente deberíamos estar explotando Marte cuando la realidad es que no hemos vuelto a salir de LEO , ni tampoco hemos vuelto a la luna . Estamos hartos de powerpoints floridos , también se iban a explorar y explotar y vivir en los fondos marinos pero estos ambientes no están hechos para el hombre y todavía faltan DECADAS para desarrollar sistemas de soporte vital adecuados . Tengo mas fe en la exploración robotica la cual esta dando muy buenos resultados , hasta entonces , tenemos que volver a la luna de nuevo a aprender lo desaprendido y a desarrollar allí sistemas de soporte vital adecuados , ISRU , etc . Cuando vayamos a MARTE será para quedarnos definitivamente y que no se vuelva a repetir la cagada que se hizo en la luna con el programa Apollo , ir , sacarnos un selfie , tirarnos un pedo en la superficie lunar , salir corriendo y no volver en 60 o70 años como poco . Mi pronostico es que no se pisara Marte como poco hasta 2080 .

    1. Yo creo que Daniel se lo pasa en grande con este tipo de entradas, para luego ponerse borrego en Radio SkyLab, donde él reconoce perfectamente que es una utopía pensar en un amartizaje en este mismo siglo, o casi… Pero ésto le pone jeje… en todo caso siempre es un lujo leeros. Saludos

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 28 agosto, 2018
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Marte • NASA