El Falcon Heavy surca los cielos

Hoy 6 de febrero de 2018 es un día histórico. Hemos tardado seis años en llegar hasta aquí, pero la espera ha valido la pena. SpaceX ha lanzado al fin el Falcon Heavy, el cohete más potente en servicio. Y, lo más increíble, lo ha lanzado con éxito. Con casi 64 toneladas de capacidad de carga en órbita baja se trata además del mayor lanzador que surca los cielos desde el último despegue del cohete soviético Energía en 1988, un vehículo que podía llevar hasta cien toneladas. Para que nos hagamos una idea del potencial del Falcon Heavy, el siguiente vector en servicio más potente es el Delta IV Heavy de la empresa ULA, que puede lanzar unas 29 toneladas a la orbita baja. O sea, menos de la mitad. De golpe hoy la humanidad ha visto doblada su capacidad de lanzar carga al espacio.

El Falcon Heavy surca los cielos (John Kraus).
El Falcon Heavy surca los cielos (John Kraus).

El logro ha sido todavía más espectacular porque se intentaron recuperar los tres bloques de la primera etapa. Tras el despegue desde la mítica rampa 39A del Centro Espacial Kennedy —la misma usada por las misiones Apolo y el transbordador espacial— a las 20:45 UTC las dos etapas laterales se separaron y regresaron a tierra, aterrizando al unísono en las dos plataformas LZ-1 y LZ-2 de la contigua Base Aérea de Cabo Cañaveral y dejando de paso una estampa propia de película de ciencia ficción (en realidad las dos etapas aterrizaron con una ligera diferencia para evitar que los radares se interfirieran mutuamente).

Las dos etapas laterales aterrizando al mismo tiempo en la zona LZ-1 y LZ-2 de Cabo Cañaveral (SpaceX).
Las dos etapas laterales aterrizando al mismo tiempo en la zona LZ-1 y LZ-2 de Cabo Cañaveral (SpaceX).
Inspeccionando las etapas después del aterrizaje (SpaceX).
Inspeccionando las etapas después del aterrizaje (SpaceX).

La etapa central intentó aterrizar en la barcaza autónoma Of Course I Still Love You situada frente a las costas de Florida solo 21 segundos más tarde, pero no logró encender dos de los tres motores y se estrelló contra la superficie del océano a casi 500 km/h y tan cerca de la barcaza que dejó fuera de servicio dos de los motores de la misma. Ocho minutos después, y tras un funcionamiento impecable de la segunda etapa, la no menos espectacular carga útil de esta misión de prueba ya estaba en órbita acoplada a la segunda etapa. La carga era nada más y nada menos que el coche Tesla Roadster del propio Elon Musk, eso sí, modificado para que no le afecte la exposición al vacío del espacio. Pilotando el Roadster estaba un maniquí bautizado como Starman que iba equipado con el traje de presión que la empresa planea usar en la nave tripulada Dragon 2. A bordo del Tesla viajan varios objetos emblemáticos, incluyendo un disco con la colección de las obras de Isaac Asimov.

El Tesla Roadster con Starman antes del lanzamiento (SpaceX).
El Tesla Roadster con Starman antes del lanzamiento (SpaceX).

Si las imágenes de las dos etapas aterrizando al mismo tiempo son alucinantes, las de Starman en órbita con la Tierra al fondo son simplemente increíbles, en el sentido literal. Porque si alguien me hubiera dicho hace seis años que veríamos algo así no me lo hubiese creído. El Roadster acoplado a la segunda etapa fue situado originalmente en una órbita elíptica de 180 x 6.951 kilómetros de altura. Cinco horas y media después la segunda etapa se encendió por tercera vez para situar la carga en una trayectoria de escape.

Increíble (SpaceX).
Increíble (SpaceX).
Starman contempla la Tierra (SpaceX).
Starman contempla la Tierra (SpaceX).
Starman en el Roadster (SpaceX).
Starman en el Roadster (SpaceX).

Originalmente estaba previsto que el coche quedase en una órbita solar con afelio en la órbita de Marte (aunque en ningún momento pasaría cerca del planeta rojo), pero finalmente el punto más lejano de la órbita estará en el cinturón de asteroides. Es la primera vez que SpaceX intenta mandar un objeto en una trayectoria interplanetaria. De paso, SpaceX ha ensayado la inserción directa en órbita geoestacionaria usando tres encendidos de la tercera etapa, con un tiempo de espera entre la segunda y la tercera ignición de casi seis horas, y que la etapa es capaz de sobrevivir bastante tiempo a los cinturones de radiación Van Allen. El Roadster es, obviamente, un objeto inerte sin capacidad de cambiar su órbita o comunicarse con la Tierra, pero continuará dando vueltas alrededor del Sol durante millones de años.

Secuencia de la misión del Falcon Heavy (SpaceX).
Secuencia de la misión del Falcon Heavy (SpaceX).
Órbita solar del Roadster (SpaceX).
Órbita solar del Roadster (SpaceX).

Las etapas laterales B1023 y B1025, de tipo Block 2,  habían volado previamente para poner en órbita los satélites Thaicomm 8 y Dragon SpX-9, respectivamente, así que esta era su segunda misión. La etapa central B1033, Block 3, es completamente nueva como no podía ser de otra forma, ya que ha sido preciso modificar el diseño de esta etapa para soportar las tensiones adicionales de tener dos etapas a cada lado. Las etapas laterales llevaban rejillas aerodinámicas de control de titanio similares a las que se usarán en la versión Block 5, mientras que la central tenía rejillas de aluminio convencionales. Durante el lanzamiento hemos contemplado la ignición de nada más y nada menos que 27 motores Merlin 1D al mismo tiempo, un número que rivaliza con los 30 motores NK-15 del malogrado cohete lunar N1 que efectuó cuatro vuelos fallidos entre 1969 y 1972. En capacidad de carga el Falcon Heavy es el cuarto cohete más potente que jamás se haya construido detrás del Saturno V, el N1 y el Energía.

Los 27 motores Merlin 1D del Falcon Heavy (SpaceX).
Los 27 motores Merlin 1D del Falcon Heavy (SpaceX).
El Falcon Heavy en el hangar de la rampa 39A (SpaceX).
El Falcon Heavy en el hangar de la rampa 39A (SpaceX).
Despegue del Falcon Heavy (John Kraus).
Despegue del Falcon Heavy (John Kraus).
Despegue (SpaceX).
Despegue (SpaceX).
<z<
La potencia de 2.130 toneladas de empuje gracias a 27 motores Merlin 1D (Brady Kenniston).

Ahora muchos se preguntan qué papel está destinado a jugar esta impresionante máquina, cuyo desarrollo ha salido por menos de 500 millones de dólares. Y es una buena pregunta, porque paradójicamente el Falcon Heavy tiene los días contados. Efectivamente, SpaceX planea sustituir a lo largo de la próxima década el Falcon 9 y el Falcon Heavy por su lanzador superpesado reutilizable BFR, con capacidad para colocar 150 toneladas en órbita baja. Por otro lado, las misiones más llamativas que iban a usar el Falcon Heavy se han cancelado. Me refiero a la cápsula no tripulada Red Dragon y a los vuelos turísticos alrededor de la Luna usando una Dragon 2 modificada. La Red Dragon fue cancelada tras eliminar la opción de llevar a cabo aterrizajes retropropulsados mediante la cápsula Dragon 2 por instancias de la NASA. Y recientemente SpaceX anunciaba por sorpresa que renuncia a efectuar misiones tripuladas alrededor de la Luna usando la Dragon 2 y el Falcon Heavy, ya que prefiere esperar a la introducción del BFR.

Cohetes de SpaceX (SpaceX).
Cohetes de SpaceX (SpaceX).
Emblema de la misión (SpaceX).
Emblema de la misión (SpaceX).
Don't Panic (SpaceX).
Don’t Panic (SpaceX).
Un detalle del Roadster (SpaceX).
Un detalle del Roadster (SpaceX).
Secuencia de eventos de la misión (SpaceX).
Secuencia de eventos de la misión (SpaceX).

Pero aunque las opciones de futuro de este lanzador sean limitadas, para SpaceX su introducción supone un paso fundamental en su estrategia comercial. El Falcon Heavy le permitirá a SpaceX poner en órbita incluso los satélites geoestacionarios más pesados que existen actualmente sin tener que desechar las primeras etapas. Y con un coste de tan solo 90 millones de dólares por lanzamiento. Mañana ya veremos qué pasa. Hoy es tiempo de felicitar a SpaceX por un éxito apabullante… y de soñar despiertos.

Detalle del adaptador del Roadster (SpaceX).
Detalle del adaptador del Roadster (SpaceX).
Cuanta cofia desaprovechada (SpaceX).
Cuanta cofia desaprovechada (SpaceX).
Otra vista de la "carga inútil" (SpaceX).
Otra vista de la “carga inútil” (SpaceX).
El cohete en la rampa (SpaceX),
El cohete en la rampa (TeslaRati).
Esperando el día (SpaceX).
Esperando el día (SpaceX).
Poco antes del lanzamiento (SpaceX).
Poco antes del lanzamiento (SpaceX).
Comparando el tamaño con seres humanos al lado (
Comparando el tamaño con seres humanos al lado (TeslaRati).
Todo listo (SpaceX).
Todo listo (SpaceX).
Zonas de aterrizaje LZ-1 y LZ-2 (SpaceX).
Zonas de aterrizaje LZ-1 y LZ-2 (SpaceX).
Lanzamiento (SpaceX).
Lanzamiento (SpaceX).
Despegue (SpaceX).
Despegue (SpaceX).



247 Comentarios

    1. Brutal…. Creo que desde el 11-S no estaba tan embobado ante un televisor.

      Sin duda un paso historico. Aun fallando el core… Esta mision es un exitazo.

  1. Es la primera vez que escribo que en este formidable y fantastico sitio.
    He estado esperando hasta que Daniel ha publicado este articulo para “no” darle las suficientes gracias por su labor de divulgación, su pasión y su saber hacer.

    Y reconocer que todavía estoy impresionado por la coreografia que nos ha ofrecido SpaceX.

    Enhorabuena a los dos campeones (Daniel y SpaceX)

  2. Sin duda un día histórico, Daniel. He seguido el lanzamiento en el directo en el que has estado y me ha gustado ver tus reacciones en directo. Gracias por compartir tu afición con todos nosotros y en español!!

    Creo que la respuesta es que no, pero en el momento en que el coche llegue a la órbita de Marte, éste estará por allí y se podrá ver, aunque sea como un puntito rojo en las cámaras de Starman?

    De nuevo muchas gracias, crack!!

  3. Todo esto me ha dejado boquiabierto, aún no logro creer lo que he visto!!!.

    Daniel, pregunta, que harás con el artículo solicitado que tenías escrito para el supuesto fracaso de este lanzamiento? Jajajaja saludos!.

  4. Apuesto a que dani tenia plan b con otra entrada preparada en caso hubiera explotado el cohete en la rampa estilo el presidente de eeuu con las misiones apolo.

  5. Muy buena noticia. Pero el heavy lleva un retraso de 6 años y ya veremos cuándo puede ponerse en servicio el BFR. Tal vez hasta el 2030 no veremos el lanzamiento del primer BFR (que en este caso espero que ponga el órbita la propia casa del Sr. Musk ja, ja, ja).

  6. Impresionante y nos deja a los espaciotranstornados soñando.
    y tambien impresionante Daniel Marin, yo todavia no dejo de revisar los videos y comentarios y Daniel ya levanto el articulo!

    Gracias Daniel

  7. En cuanto a la etapa inferior central, todo indica que ha habido algún tipo de problema y que se ha perdido en el regreso a la plataforma sobre el Atlántico donde debía posarse. Aunque así fuera, el éxito de Space X de hoy ha sido histórico.

    1. Que pasote, ver sincronizadas las dos etapas laterales fue brutal, a ver si se tiene noticias sobre la etapa central, aunque el hecho de que no digan nada es sinónimo de que se fue a tomar por culo.

      Por cierto ¿alguna opinión sobre como afectará el viento solar y la radiación a la pintura del Tesla?

    2. Sep, segun Musk debían de encenderse tres motores para el aterrizaje pero solo se encendió el central, los otros dos estaban bien y en buena forma solo que no tenían líquido para reencenderse y… bueno, no se reencendieron xD Así que la etapa hizo catapúm contra el mar (ni siquiera llegó a darle a la barcaza ya que el encendido final si se hace bien es el que pone a la etapa en dirección hacia la barcaza, de otra manera la etapa se estampa a unos metros de ella en el mar)

  8. Espectacular. El aterrizaje al unísono de las primeras etapas será una de la imágenes del año sin ninguna duda. Ahora queda la mas difícil, sacar provecha a esta capacidad de carga.
    Saludos.

  9. Daniel… muchas gracias!!!
    No sé si será la emoción o el marketing, no lo sé porque no sé mucho de casi nada… Pero ha sido impresionante lo que ha pasado… ver aterrizar a las dos etapas al mismo tiempo… Me acordé de Jesús Hermida y el alunizaje del Apolo… yo lo vi en directo aquel día, en la tele en blanco y negro que había en casa, era un niño… mi padre y dos de se sus hijos lo vimos en directo (o lo que vimos que creímos que era en directo, no lo sé)… y he sentido algo parecido, me hizo recordar aquel momento. Hoy lo he visto pasadas muchas horas tras el lanzamiento… uf!!. la imagen del coche, “don´t panic”, tremendo!!.
    No tengo nada más que decir, soy un ignorante en todos estos temas y si he dicho alguna barbaridad os pido disculpas por ello. Solo dar las gracias nuevamente. Saludos.

  10. Impresionante! 64 toneladas en órbita, madre mía… Lo de ver aterrizar las dos etapas a la vez ; es que no me canso de verlo… Ojiplático me hallo. Enhorabuena al equipo que ha hecho posible esta obra de ingeniería.

  11. Me he quedado aplaudiendo delante del televisor cuando ha terminado, como un hooligan con el fútbol.

    Lo del tercer booster aún es un misterio, pero si ha petado contra la barcaza tampoco me escandalizaría. ¡Se ha separado a unos 100km de altura y casi 10000 km/h!

    Empieza una nueva era, o al menos es un gran paso hacia una nueva era. Ver los dos cohetes aterrizando a la vez me ha dejado la mandíbula en la alfombra. Y aunque lo del Starman me sigue pareciendo una (machada) oportunidad perdida para hacer algo con más retorno, hay que reconocer que va a a ser una máquina de generar portadas y viralizar enlaces de youtube.

    En fin, buen dia para los espacio-transtornados en general, mal día para: SLS (¿Quien lo va querer pagar?), Arianespace (¿Vamos a sentir algo al ver jun A6 después de ésto?), etc…

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 6 febrero, 2018
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • Comercial • Lanzamientos • Marte • SpaceX