Éxito y tragedia en Marte: ExoMars TGO está en órbita y Schiaparelli ha desaparecido

Empecemos por las buenas noticias. La sonda ExoMars TGO (Trace Gas Orbiter) de la agencia espacial europea (ESA) ya está en órbita de Marte. TGO es el segundo orbitador europeo alrededor del planeta rojo tras de la misión Mars Express. TGO realizó su encendido de frenado el 19 de octubre desde las 13:05 UTC hasta las 15:24 UTC. Tras reducir su velocidad en 1,5 km/s la sonda se situó en una órbita elíptica con un periodo de cuatro días. El encendido de frenado a cargo del motor hipergólico de 424 newton de empuje tuvo una duración de unos 134 minutos.

Maniobra de inserción orbital de ExoMars TGO (ESA).
Maniobra de inserción orbital de ExoMars TGO (ESA).

Esta órbita inicial de TGO —de 346 x 95.228 kilómetros de altura y 9,7º de inclinación — se reducirá próximamente a una órbita con un periodo de un sol (día marciano). Tras un año de aerofrenado, TGO alcanzará en noviembre de 2017 una órbita circular científica de 400 kilómetros de altura y 74º de inclinación, con un periodo de dos horas. La misión primaria de ExoMars TGO tiene como objetivo principal estudiar la composición de la atmósfera marciana, con especial énfasis en el metano. TGO es la sonda más masiva jamás puesta en órbita de Marte.

Fases en la misión de ExoMars 2016 (ESA).
Fases en la misión ExoMars 2016 (ESA).

Y ahora las malas noticias. El aterrizador Schiaparelli ha desaparecido sin dejar rastro. Schiaparelli o EDM (Entry, Descent and Landing Demonstrator Module), de 577 kg, entró en la atmósfera marciana a 21.096 km/h (5,86 km/s) unos 107 minutos antes de la inserción orbital de TGO. Schiaparelli se había separado de TGO el 16 de octubre a las 14:42 UTC y desde entonces viajaba rumbo a Marte de forma independiente. Lamentablemente, la señal de la sonda desapareció 50 segundos antes del momento previsto del aterrizaje. Desde entonces no se ha vuelto a recibir ninguna señal suya. En el momento de escribir estas líneas se sigue sin saber si Schiaparelli aterrizó correctamente y no ha logrado comunicarse con la Tierra o, como todo parece indicar, se ha estrellado contra la superficie marciana a gran velocidad.

Saber lo que ha pasado con Schiaparelli no ha sido fácil. Durante la entrada, descenso y aterrizaje (fase EDL) la TGO grabó la telemetría de Schiaparelli, pero como esta estaba a punto de realizar su propia maniobra de inserción orbital no pudo retransmitirla a la Tierra en tiempo real. Afortunadamente, la ESA pudo usar el conjunto de radiotelescopios GMRT (Giant Metrewave Radio Telescope) de la India para captar la señal de Schiaparelli. Recordemos que Schiaparelli no fue diseñada para comunicarse directamente con la Tierra, así que se trataba de una técnica experimental.

Todo parece indicar que Schiaparelli desplegó su paracaídas con éxito (ESA).
Schiaparelli desplegó su paracaídas con éxito, pero se separó antes de lo previsto (ESA).

El observatorio GMRT captó la señal de Schiaparelli desde la entrada atmosférica hasta poco antes del aterrizaje. La pérdida de señal era esperada teniendo en cuenta que la geometría de la sonda vista desde la Tierra podía cambiar bruscamente antes del aterrizaje, aunque ciertamente el hecho de que se captase toda la secuencia de eventos del descenso de forma clara con la excepción del aterrizaje no auguraba nada bueno. En cualquier caso, 15 minutos después del aterrizaje Schiaparelli tenía que apagarse para preservar energía de sus baterías y permitir así que la sonda funcionase entre tres y diez días.

La siguiente oportunidad vino una hora y media después de la mano de la sonda Mars Express, que también grabó la señal de la sonda, pero no la telemetría. Los resultados fueron igualmente negativos: la señal se perdió poco antes del aterrizaje. La Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA pasó sobre el lugar de aterrizaje de Schiaparelli dos horas más tarde, aunque tampoco captó ninguna señal. Pero faltaba recibir la telemetría grabada por la carga útil Electra de la propia TGO, que no fue transmitida hasta que la sonda estuvo sana y salva en órbita de Marte.

as
Fases en el descenso de Schiaparelli (ESA).

Secuencia planeada del aterrizaje de Schiaparelli:

El análisis de la telemetría será largo y complejo, pero los resultados preliminares ya están disponibles. Tal y como se esperaba, Schiaparelli abrió su paracaídas principal a 11 kilómetros de altura unos 4 minutos tras la entrada atmosférica y el escudo térmico frontal se separó 30 segundos más tarde a 7 kilómetros de altura. También sabemos que el radar Doppler se activó correctamente. La fase más delicada debía tener lugar a 1,1 kilómetros, cuando la sonda debía separarse del paracaídas y el backshell para encender sus motores hasta los dos metros de altura, donde caería libremente a la superficie. El impacto estaría amortiguado por la estructura deformable de su base.

La telemetría indica que, efectivamente, los nueve motores de hidracina se encendieron, pero parece ser que solo durante cuatro segundos aproximadamente en vez de treinta segundos. Además, la sonda se separó del paracaídas mucho antes, a las 14:47 UTC y a 1,3 kilómetros de altura, es decir, 200 metros por encima de lo planeado. El contacto se perdió 19 segundos tras el aparente apagado de los motores. De ser cierto este escenario Schiaparelli se habría estrellado contra la superficie a gran velocidad, aunque todavía harán falta más días para analizar la telemetría en detalle. El rover Opportunity de la NASA, que también se encuentra cerca de la zona de aterrizaje de Schiaparelli, en Meridiani Planum, intentó grabar la entrada atmosférica de la sonda, pero desgraciadamente no lo consiguió. En los próximos días la MRO de la NASA fotografiará la región en busca de la pequeña sonda europea. El lugar de aterrizaje —o impacto— previsto está en la latitud 1,9º sur y longitud 6,1º oeste. Si los motores se apagaron antes de lo planeado podríamos estar ante un escenario parecido al de la Mars Polar Lander de la NASA, que probablemente se precipitó desde gran altura tras apagarse sus propulsores.

asas
Schiaparelli parece haber fallado en la fase de descenso propulsado (ESA).
Sistema de propulsión de Shiaparelli (ESA).
Sistema de propulsión de Shiaparelli (ESA).
Partes del sistema de propulsión (ESA).
Partes del sistema de propulsión con nueve motores de hidracina (ESA).

Schiaparelli es la primera misión de la ESA que ha intentado aterrizar en Marte, ya que la malograda Beagle 2 que viajó con la Mars Express fue un esfuerzo principalmente británico (y con escasas posibilidades de éxito, me permito añadir). Lógicamente la ESA está intentando hacer ‘control de daños’ ante los medios y varios representantes han insistido en que la pérdida de Schiaparelli no es importante porque era un simple demostrador tecnológico. No es así. La ESA se ha esforzado mucho en el desarrollo de Schiaparelli y mantuvo su compromiso en sacar adelante esta sonda incluso cuando la NASA se retiró del proyecto ExoMars. De hecho, la ESA decidió no incluir instrumentos adicionales —la sonda no pudo llevar un RTG ofertado por Rusia ni tampoco disponía de una simple cámara de superficie— para poder centrarse así en las tecnologías claves del descenso y aterrizaje (además de abaratar los costes de la misión, lógicamente).

Tampoco es un gran consuelo el que el escudo térmico y el paracaídas funcionasen correctamente (si es que fue así), sobre todo porque estas tecnologías ya se habían probado con la sonda Huygens en Titán (en condiciones muy distintas, eso sí). Precisamente lo complicado de aterrizar en Marte radica en que es necesario usar cohetes además de paracaídas y escudos térmicos (y, a veces, como en el caso de las Mars soviéticas o la Mars Pathfinder de la NASA, elementos de frenado adicionales). Al menos tenemos la telemetría del descenso a nuestra disposición —cerca de 600 MB (!)— para averiguar qué ha sucedido exactamente.

Lo que haya pasado con Schiaparelli —una misión principalmente italiana— condicionará el futuro de la misión ExoMars 2020. Aunque Rusia colabora en el diseño de la etapa de descenso de esta misión, varias de las tecnologías relacionadas con esta nave se iban a poner a prueba con Schiaparelli. Este fiasco va a ser muy relevante a la hora de que los ministros europeos aprueben o no los fondos necesarios para ExoMars 2020, una decisión clave que debe tener lugar el próximo diciembre. El fallo también es un toque de atención para aquellos que pensaban que la participación rusa era el eslabón débil de ExoMars 2020. Al final es posible que sea la ESA la que deba aprender de los rusos y no al revés.

as
ExoMars 2016 y sus instrumentos (ESA).
Schiaparelli en Marte (ESA).
Schiaparelli en Marte (ESA).


187 Comentarios

  1. A lo mejor si lo que querían era demostrar que podían aterrizar en Marte deberían haber prescindido del orbitador y de la parte científica y centrarse en la técnica.

    1. Y si se hubiera estampado la sonda contra la superficie, tal como ha ocurrido, ahora no tendríamos nada de nada. Creo que la estrategia fue adecuada, porque el orbitador es muy útil, por dos motivos, se espera mucho de ese estudio del métano de la atmósfera de Marte, y otro es que ESA tiene otro transmisor de datos hacia la Tierra para comunicar la info generada en las próximas misiones de superficie (hay que recordar que la Mars Express tiene 13 años ya).

  2. Primero felicitar a ESA por la sonda TGO, que esperemos nos de grandes sorpresas.

    Una verdadera lástima lo de EDM, pregunta de sondero aprendiz… ¿No es más seguro ponerle airbag a la sonda?

    Me imagino que aumentará el peso y el coste, pero es que está forma de aterrizar la veo compleja y que todo tiene que salir bien…

    Lo único que espero es que no se cancele el rover de 2020…

      1. Gracias Daniel…

        ¿Una pregunta se sabe cuanto ha costado exactamente solo la sonda Schiaparelli?

        Porque leo a mucha gente criticando que se han tirado 1.300 Millones de euros, con esta sonda, pero tenía entendido que ese era el coste de todo la misión incluyendo a TGO…

        s2 y gracias

  3. Beagle 2, Philae, Schiaparelli, … La ESA tiene un problema que solucionar.

    Se impone hacer experimentos con gaseosa antes de lanzar la misión ExoMars 2020. No estaría de más lanzar un Schiaparelli 2 en 2018 donde se apliquen todas las lecciones aprendidas el día de ayer. Con un cohete Soyuz bastaría para lanzar una replica mejorada del aterrizador Schiaparelli.

      1. “…éxito relativo como Huygens”: tu lo dijiste.

        La sonda Huygens fue diseñada por la ESA, duro un solo día, y aunque en términos generales salvo su existencia, éxito relativo, y contribuyo con información valiosa , incluyendo unas pocas imágenes de Titan… ..tuvo varios problemas de diseño, como el de las comunicaciones.

      2. … dejen de decir que el modulo Philae fue un éxito, cuando realmente fue un fracaso, eso de que funciono es engañarse con un consuelo. El único merito del Modulo Philae es que fue el de ser el primer artefacto humano en aterrizar (no posarse) en un Cometa, rebotando como una pelota, sus sistemas de anclaje no funcionaron, su energía solo alcanzo para tres días, las comunicaciones fallaron, y de los escasos instrumentos que funcionaron, de forma muy limitada recogieron datos nimios.

        1. “sus sistemas de anclaje no funcionaron, su energía solo alcanzo para tres días, las comunicaciones fallaron, y de los escasos instrumentos que funcionaron, de forma muy limitada recogieron datos nimios.”

          Siendo justos, todos esos fallos fueron consecuencia del primero, que no funcionasen los arpones de anclaje. Si hubiesen funcionado bien habría tenido energía para más días, hubiese desplegado todos los instrumentos y las antenas habrían estado bien orientadas.

          1. El fracaso es parte del aprendizaje, Philae y Schiapareli que son complementos experimentales y “baratas” se lo pueden permitir, Curiosity o JWST no.
            Tu postura ha quedado clara.

          2. No es exactamente así. También llevaba unos pequeños propulsores para no salir volando (que fallaron) y uno de los instrumentos quedó cegado porque no se desprendió la tapa que lo protegía.

      3. Me puedes citar otros exitos, pero precisamente no esos dos porque estan plagados de fallos que demuestran que el testeo se lo pasa la ESA por el forro…
        Sinceramente creo que el numero de fallos de software es indecente. No hay pruebas unitarias?no hay testeos simulando condiciones reales?Porque el error de los canales y el efecto Dopplee de Huygens-Cassini, los fallos de Philae y la posible cagada de software en el descenso apuntan a un testeo deficiente o muy deficiente.

        1. “Sinceramente creo que el numero de fallos de software es indecente. ”

          Recordemos la célebre cagada del software de control de vuelo del primer Ariane 5. Como funcionaba bien en el 4 a nadie se le ocurrió pensar que el 5 era más pesado y con una dinámica de vuelo suficientemente distinta como para terminar donde terminó: autodestruido para no estrellarse.

    1. Me gustaría estrechar con un fuerte abrazo a todos los europeos que participan del esfuerzo y la fé por aprender enviando éstos vehículos a Marte. Por supuesto que van a fallar, por supuesto que el camino es complejo y muy duro. Las críticas las recibirán todos por igual, los mediocres y los brillantes que han participado. Prefiero estar del lado de mentalidades como Henry Ford que afirmaba que el fracaso es la oportunidad de comenzar de nuevo de forma más inteligente. O un Churchill que no dudó en decir que el éxito es ir de fracaso en fracaso sin desanimarse. Que tire la primera piedra el que jamás se equivocó !

      1. Efectivamente, sin fallos no hay innovación. Hay que tomar nota y corregir, pero que falle philae o la Schiaparelli que son naves secundarias experimentales no es el fin del mundo, las principales funcionan con su parte grande de la misión. Los recursos son limitados así que toca balancear entre capacidades y riesgo y el fallo entra dentro de las posibilidades, sino sólo haremos orbit adores o muy pocas misiones.

  4. Lo bueno que el orbitador haya conseguido ponerse en órbita marciana. Lo malo lo de Schiaparelli, aunque al menos haya sido mejor perderlo que al ExoMars a su tiempo si consigue lanzarse y está la telemetría a mano.

    No escuchar noticias de ella ayer por la tarde no pintaba bien.

  5. “El rover Opportunity de la NASA, que también se encuentra cerca de la zona de aterrizaje de Schiaparelli, en Meridiani Planum, intentó grabar la sonda…”

    ¿Cómo de cerca se encuentra? ¿Podría darse un paseo por las proximidades del lugar de aterrizaje para hacer el peritaje de la colisión? 😛

    1. Todavía no se sabe el lugar exacto donde yace Schiparelli, pueden ser cientos de kilómetros o haber caído justo al lado.
      De haber aterrizado donde se suponía (centro de la elipse), hubiesen estado a unos 60 km de distancia.
      Saludos!

    2. Suponiendo que la sonda haya aterrizado a 60 kms de oportunity eso es un MUNDO, para un trasto que se mueve unos pocos metros al día. Mejor será que nos olvidemos de esa posibilidad, los científicos de la NASA tienen mejores cosas que hacer que perder varios meses de tiempo para acabar encontrando un montón de chatarra destrozada por el impacto.

      1. Insisto, lo primero es detectar donde cayó. Lo mas probable es que esté totalmente fuera del alcance de Opportunity. Pero en el caso que estuvieses dentro de lo técnicamente posible, dudo que a la Nasa le interese acercarse. La única posibilidad que se me ocurre es que el insturmento APXS (el único en funcionamiento sacando las cámaras) deje de funcionar y la Nasa decida darle un “final heroico” yendo a ver los restos de Schiaparelli.
        La pregunta es si la ESA querrá pagar ese final heroico, porque la Nasa no va a poner un dolar para eso.
        Saludos!

        1. A la NASA, si estuviese bien cerquita, sí le interesaría. Se acabó pensar en taladros para alcanzar el subsuelo marciano: ¡recién excavado y a lo grande! Ideal para coger muestras. Ahora bien: es tan probable que haya quedado cerca como ganar una lotería.

          1. No lo había pensado por ese lado… Es cierto que podría tener algún valor científico después de todo. No lo se, pero las chances de que haya caído cerca (menos de 10k), deben ser prácticamente nulas.

          2. Ojalá daría un gran final a pesar de todo, y además a saber que se podría descubrir si se pudiera tener muestras de varios cm de profundidad…

    3. Da igual si cerca o lejos… hablamos de oppy!!!! sea 1 o 1000 kms… oppy puede llegar, la sonda duracell puede contodo y si esta dentro de un crater pues metemos a oppy, y si esta en una cima…. pues oppy la subira xDDDD

  6. Lastima que Opportunity este basrante lejos todavía para llegar a sitio de aterrizaje del Schiaparelli. Sino podría rodar y ver que pasó con la sonda. Veamos si Europa no se hecha para para atrás y sigue con el rover en el 2020.

  7. A ver, qué no cunda el desánimo.

    Recordad que a los chicos de la NASA se les han perdido unas cuántas sondas en el planeta rojo, y los rusos todavía tienen que estrenarse con un éxito.

    De los errores se aprende. Pero sobre todo se aprende de los errores derivados de la falta de presupuesto. La ESA es experta en hacer mucho con poco, pero en este caso era demasiado poco para asegurar un aterrizaje con éxito. Marte es caro, sobre todo si quieres llegar a su superficie. Y has de hacer muchas pruebas antes de partir.

    Espero que los resultados del orbitador nos quiten pronto a todos el mal sabor de boca. Y crucemos los dedos para 2020…

    1. A mi también me da mieda el rover Chino de 2020…porque hay que decir que hasta ahora tienen poca experiencia allí, y a la primera ya quieren enviar un rover, ojalá todo les salga bien, no podemos desperdiciar más hermanos de Oppy y Curiosity, para Marte…

      Y que la ESA y Roscomos no se rajen con Exomars 2020, sería un gran paso atrás, y una pena que no aprendieran de esta lección…

  8. Cráter Schiaparelli: el nuevo cráter en el planeta Marte.

    Ver esto se valora aun mas la hazaña conseguida por la NASA al colocar el Rover Curiosity de casi una tonelada sobre la superficie del planeta Marte .
    Definitivamente esto de aterrizar en cuerpos extraterrestres no le ha funcionado a la ESA, a este paso los chinos les van a ganar.
    Y sí, EXOMARS 2020 tendrá que transformarse en EXOMARS 2022, sino el cráter Schiaparelli sera pequeño en comparación al que dejaría la EXOMARS 2020.

  9. Si la mayor parte del descenso se hizo como estaba programado, podemos decir que la misión Schiaparelli fue un éxito en un 80%… Lástima que en Marte no haya rebote….
    La tensión de aquí a 2020 va a ser interesante. Aunque por otra parte si en 2020 el rover llega de una pieza y puede realizar todos los experimentos que tiene previstos y resulta que encuentra pruebas de vida en el planeta, los planes de colonización marciana pueden verse afectados. Aunque no creo que unos simples microbios vayan a truncar los sueños coloniales de Musk y compañía

    1. Lo que fue un éxito fue ‘golpazo’ contra Marte.
      ¿y que demostró?: que la ESA sigue fracasando en su intento por aterrizar suavemente algo en algún lugar del sistema solar.
      De seguir así entonces ser todo un éxito el tremendo crater que dejara la Exomars 2020.

      1. Cuan ruín hay que ser para únicamente salir de la cueva para comentar con pueril menosprecio los fallos de la ESA: Este blog te queda demasiado grande, chaval; tus comentarios encajan mucho mejor en los del “furgol”.
        Qué enorme falta de respeto a la ingente cantidad de trabajo que hay detrás del hecho de diseñar, construir y poner en vuelo algo como Schiaparelli (quiero suponer que no tienes ni puta idea de lo que te estoy hablando porque, en caso contrario, todavía sería mucho más grave).
        Qué enorme falta de respeto al esfuerzo que habrán invertido tantas y tantas personas en hacer que esta misión se hiciera realidad (de esto, en cambio, sí deberías ser capaz de hacerte una idea).
        Qué enorme falta de respeto a la frustación que estas personas deben sentir hoy al ver que algo ha fallado y ha mandado al traste sus esfuerzos y sus desvelos.
        Tengo que reconocer que mi comprensión -que supongo que no es mucha- no alcanza para entender a la gente que sólo sale de su cueva para eructar en un espacio como este blog, en el que su creador pretende transmitirnos a todos la pasión por la exploración espacial.
        ¡Qué pena!

        1. Esos proyectos se les ha invertido muchos recursos, como tiempo y dinero, y usted me viene a decir que lo del modulo Schiaparelli fue un éxito, cuando no se logra ningún objetivo.
          Si la Exomars 2020 se estrella también es un existo?.. los de la ESA no reconocen el fracaso y do lo muestran como que si hubiera salido bien.
          No es por demeritar el esfuerzo de quienes diseñaron el modulo Schiaparelli pero algo esta fallando. ¿o simplemente es mala suerte?

          1. Que pesaíto con la cantinela de èxito/fracaso, Mr ComentarioMonotema. Desencalla la aguja del reproductor a ver si podemos oir el resto del disco.

        2. Me sorprende que las Viking aterrizaran en los 70 y que 40 años después, 40 años que se dice pronto, todavía tengamos que estar en vilo con estos aterrizajes.
          Yo en particular no cuestiono a la gente que hay detrás, aunque enchufados hay en todas partes. Ya tienen bastante hacer malabares con cuatro perras. Cuestiono a la ESA como organización y su incapacidad de decir “me he equivocado”.
          Lo poco que hagas, hazlo bien. Que luego te enteras de los motivos de los fallos y te quedas :roto2: no lo siguiente.

          La física en el descenso es la misma pero la tecnología no, y supuestamente somos igual de listos que hace 40 años…

          Luego viene un iluminado que aterriza cohetes y los mismos que le tachaban de chalado se ponen a desarrollar power points para hacer lo mismo.

          Pues eso.

          1. El Falcon 9 ha tenido sus fracasos, pero si lleva razón y esto pone en contexto lo que hace una empresa privada con un elementos de 50m de alto.

      2. Tenemos que acostumbrarnos a ver el vaso medio lleno en estas misiones de la ESA: se abrió el paracaídas principal, se desprendió el escudo térmico, se activó el radar Doppler, se encendieron los nueve motores de hidracina… Ya son ganas de quejarse porque la sonda no llegara entera a la superficie. Nada, nada, un 80% de éxito tirando por lo bajo. Y si el 2020 se consigue taladrar uno o dos centímetros y no se hace nada más, ni análisis ni nada, será otro 80% de objetivos cumplidos

  10. La de problemas que hay que resolver para aterrizar una “simple” sonda, imaginaros lo que ha de suponer llevar a cabo el plan de Musk con su ITS………………

  11. En la rueda de prensa, el director de la ESA, Jan Woerner, dice que tiene que abandonarla 15 minutos antes del final porque tiene asuntos importantes que tratar. ¿Qué es más importante para un director de la ESA que la rueda de prensa de una misión tan importante como la ExoMars? ¿No quería tener que responder a las preguntas de los periodistas?

    1. Yo al director de la ESA le he visto muy nervioso… quien sabe, igual le han llamado para decirle que no le van a aprobar el presupuesto para el Exomars…

    2. No he visto la rueda de prensa. Pero tengo entendido que un periodista le ha preguntado a un jerifalte qué posibilidades había de que la sonda se hubiera estrellado y este ha respondido que no entendía la pregunta. Si es así es una vergüenza.

      1. Justamente ese es, Jan Woerner. La respuesta ha sido muy desafortunada, se nota a la legua que ha ido a la.rueda.de prensa en plan defensivo, a defenderse del.batacazo de la Schiaparelli y a realzar lo máximo los aspectos positivos del asunto. Quien ha estado muy bien es Acomazzo, dando todos los detalles posibles sobre el descenso y respondiendo todas las dudas de los periodistas.

        1. Andrea Accomazzo ha sido el único que ha aportado dignidad a la organización en esa rueda de prensa respondiendo claramente y con datos todo lo que se le preguntaba. Un 10 por él.

      2. Ha sido flipante. Respuesta digna de corrupto español. Que no entendía la pregunta, que todo había sido un éxito, seguido de anecdota ridícula con risas nerviosas de los responsables de la misión, mirando al suelo.
        Woerner no dejando hablar al italiano que tenía la información, mirándole como obligandole a decir que todo había ido bien… y lo de marcharse…
        Eso si, en cuanto se ha ido, el italiano se ha relajado y ha dado muy buenas respuestas.

        Me ha parecido increible ver la rueda de prensa. No me imaginaba al cutrerío mas Cospedaliano dirigiendo la ESA nada menos.

        Yo despues de ver al Woerner este, no soltaba un duro mas para la ESA. Si por mi fuera se lo daba todo a los americanos, que al menos van de frente y supongo que gracias a eso se esfuerzan mas y tienen mejores resultados.

        Repito, ALUCINADO con el Woerner ese, lo mas lejano a la ciencia que he visto en mi vida…

  12. Hola Marín, te agrego una pregunta
    …, a la gente de la tribuna que solo le gusta gritar goles, y pu…r cuando pega en el travesaño…
    Todo lo bueno de esto es que ahora, está el desafío es analizar la información…

    Curiosity, por su parte no la vió entrar, que es lo que se esperaba; ¿que datos meteorológicos tenia a la hora de entrada para cotejar ?
    Se sabe que la atmósfera tenue de marte suele sufrir unas térmicas muy ventosas. Se la llevó el viento hacia las montañas ?
    Cabe preguntarse , si los datos de las sondas meteo ( ya en marte ), pudieran darle mejor ajuste a los aterrizajes a ultimo momento. No se agregaría casi nada de hardware, y nada de espacio en el computador…. se negarían los yankis a brindar esos datos ?

    Que suerte para los jóvenes que les quede tanto para aprender… a mi me queda poco para “interrizar”

  13. Si fueron los retrocohetes o los comandos secuenciales perdidos alea iacta de todas formas, la suerte y destino estaban echados. Otra pena para la exploración teledirigida, me ofrezco a ir antes de los 60 años, pues peor que tal porrazo y martir luego siendo de la causa espacial mi suerte no correría.

  14. Nadie lo ha dicho, que pero creo que hoy es un día para homenajear a la NASA.
    Lo que parecía rutinario, aterrizar en Marte, se ha vuelto a demostrar que es complicadísimo. De una dificultad brutal.
    Sabemos mandar sondas, las dos utlimas han sido éxitos clamorosos…. pero para aterizar, estamos verdes. Es otro nivel

  15. Un duro golpe no solo para el demostrador (prototipo), sino para Exomars entero. Estando la Unión Europea empecinada con las sanciones contra Rusia no se aprobará la misión de 2020.

  16. Más dinero tirado a la basura. Para cuando la tasa especial Pro-Mars? Hay que fortalecer el presupuesto de la ESA -como mínimo cuadruplicarlo- Creo que hay que insistir mucho en esta cuestión vital : sin más recursos para destinarlos a la investigación marciana no habrá logros significativos. Estoy persuadido que los ciudadanos europeos estarán encantados de contribuir con sus impuestos a esta gran proeza científica.
    Me quita el sueño saber si hay vida en Marte y ansío que la ESA se sume al esfuerzo para lograr que el hombre llegue sano y salvo al planeta rojo.
    Y por acá Planeta Tierra, como andamos? Cuales son las prioridades? Los sistemas de mantenimiento vital de la espacionave Tierra tienen una “mayor malfunction” y nosotros somos los pasajeros.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 20 octubre, 2016
Categoría(s): ✓ Astronáutica • ESA • Marte • Sistema Solar