Éxito y tragedia en Marte: ExoMars TGO está en órbita y Schiaparelli ha desaparecido

Empecemos por las buenas noticias. La sonda ExoMars TGO (Trace Gas Orbiter) de la agencia espacial europea (ESA) ya está en órbita de Marte. TGO es el segundo orbitador europeo alrededor del planeta rojo tras de la misión Mars Express. TGO realizó su encendido de frenado el 19 de octubre desde las 13:05 UTC hasta las 15:24 UTC. Tras reducir su velocidad en 1,5 km/s la sonda se situó en una órbita elíptica con un periodo de cuatro días. El encendido de frenado a cargo del motor hipergólico de 424 newton de empuje tuvo una duración de unos 134 minutos.

Maniobra de inserción orbital de ExoMars TGO (ESA).
Maniobra de inserción orbital de ExoMars TGO (ESA).

Esta órbita inicial de TGO —de 346 x 95.228 kilómetros de altura y 9,7º de inclinación — se reducirá próximamente a una órbita con un periodo de un sol (día marciano). Tras un año de aerofrenado, TGO alcanzará en noviembre de 2017 una órbita circular científica de 400 kilómetros de altura y 74º de inclinación, con un periodo de dos horas. La misión primaria de ExoMars TGO tiene como objetivo principal estudiar la composición de la atmósfera marciana, con especial énfasis en el metano. TGO es la sonda más masiva jamás puesta en órbita de Marte.

Fases en la misión de ExoMars 2016 (ESA).
Fases en la misión ExoMars 2016 (ESA).

Y ahora las malas noticias. El aterrizador Schiaparelli ha desaparecido sin dejar rastro. Schiaparelli o EDM (Entry, Descent and Landing Demonstrator Module), de 577 kg, entró en la atmósfera marciana a 21.096 km/h (5,86 km/s) unos 107 minutos antes de la inserción orbital de TGO. Schiaparelli se había separado de TGO el 16 de octubre a las 14:42 UTC y desde entonces viajaba rumbo a Marte de forma independiente. Lamentablemente, la señal de la sonda desapareció 50 segundos antes del momento previsto del aterrizaje. Desde entonces no se ha vuelto a recibir ninguna señal suya. En el momento de escribir estas líneas se sigue sin saber si Schiaparelli aterrizó correctamente y no ha logrado comunicarse con la Tierra o, como todo parece indicar, se ha estrellado contra la superficie marciana a gran velocidad.

Saber lo que ha pasado con Schiaparelli no ha sido fácil. Durante la entrada, descenso y aterrizaje (fase EDL) la TGO grabó la telemetría de Schiaparelli, pero como esta estaba a punto de realizar su propia maniobra de inserción orbital no pudo retransmitirla a la Tierra en tiempo real. Afortunadamente, la ESA pudo usar el conjunto de radiotelescopios GMRT (Giant Metrewave Radio Telescope) de la India para captar la señal de Schiaparelli. Recordemos que Schiaparelli no fue diseñada para comunicarse directamente con la Tierra, así que se trataba de una técnica experimental.

Todo parece indicar que Schiaparelli desplegó su paracaídas con éxito (ESA).
Schiaparelli desplegó su paracaídas con éxito, pero se separó antes de lo previsto (ESA).

El observatorio GMRT captó la señal de Schiaparelli desde la entrada atmosférica hasta poco antes del aterrizaje. La pérdida de señal era esperada teniendo en cuenta que la geometría de la sonda vista desde la Tierra podía cambiar bruscamente antes del aterrizaje, aunque ciertamente el hecho de que se captase toda la secuencia de eventos del descenso de forma clara con la excepción del aterrizaje no auguraba nada bueno. En cualquier caso, 15 minutos después del aterrizaje Schiaparelli tenía que apagarse para preservar energía de sus baterías y permitir así que la sonda funcionase entre tres y diez días.

La siguiente oportunidad vino una hora y media después de la mano de la sonda Mars Express, que también grabó la señal de la sonda, pero no la telemetría. Los resultados fueron igualmente negativos: la señal se perdió poco antes del aterrizaje. La Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA pasó sobre el lugar de aterrizaje de Schiaparelli dos horas más tarde, aunque tampoco captó ninguna señal. Pero faltaba recibir la telemetría grabada por la carga útil Electra de la propia TGO, que no fue transmitida hasta que la sonda estuvo sana y salva en órbita de Marte.

as
Fases en el descenso de Schiaparelli (ESA).

Secuencia planeada del aterrizaje de Schiaparelli:

El análisis de la telemetría será largo y complejo, pero los resultados preliminares ya están disponibles. Tal y como se esperaba, Schiaparelli abrió su paracaídas principal a 11 kilómetros de altura unos 4 minutos tras la entrada atmosférica y el escudo térmico frontal se separó 30 segundos más tarde a 7 kilómetros de altura. También sabemos que el radar Doppler se activó correctamente. La fase más delicada debía tener lugar a 1,1 kilómetros, cuando la sonda debía separarse del paracaídas y el backshell para encender sus motores hasta los dos metros de altura, donde caería libremente a la superficie. El impacto estaría amortiguado por la estructura deformable de su base.

La telemetría indica que, efectivamente, los nueve motores de hidracina se encendieron, pero parece ser que solo durante cuatro segundos aproximadamente en vez de treinta segundos. Además, la sonda se separó del paracaídas mucho antes, a las 14:47 UTC y a 1,3 kilómetros de altura, es decir, 200 metros por encima de lo planeado. El contacto se perdió 19 segundos tras el aparente apagado de los motores. De ser cierto este escenario Schiaparelli se habría estrellado contra la superficie a gran velocidad, aunque todavía harán falta más días para analizar la telemetría en detalle. El rover Opportunity de la NASA, que también se encuentra cerca de la zona de aterrizaje de Schiaparelli, en Meridiani Planum, intentó grabar la entrada atmosférica de la sonda, pero desgraciadamente no lo consiguió. En los próximos días la MRO de la NASA fotografiará la región en busca de la pequeña sonda europea. El lugar de aterrizaje —o impacto— previsto está en la latitud 1,9º sur y longitud 6,1º oeste. Si los motores se apagaron antes de lo planeado podríamos estar ante un escenario parecido al de la Mars Polar Lander de la NASA, que probablemente se precipitó desde gran altura tras apagarse sus propulsores.

asas
Schiaparelli parece haber fallado en la fase de descenso propulsado (ESA).
Sistema de propulsión de Shiaparelli (ESA).
Sistema de propulsión de Shiaparelli (ESA).
Partes del sistema de propulsión (ESA).
Partes del sistema de propulsión con nueve motores de hidracina (ESA).

Schiaparelli es la primera misión de la ESA que ha intentado aterrizar en Marte, ya que la malograda Beagle 2 que viajó con la Mars Express fue un esfuerzo principalmente británico (y con escasas posibilidades de éxito, me permito añadir). Lógicamente la ESA está intentando hacer ‘control de daños’ ante los medios y varios representantes han insistido en que la pérdida de Schiaparelli no es importante porque era un simple demostrador tecnológico. No es así. La ESA se ha esforzado mucho en el desarrollo de Schiaparelli y mantuvo su compromiso en sacar adelante esta sonda incluso cuando la NASA se retiró del proyecto ExoMars. De hecho, la ESA decidió no incluir instrumentos adicionales —la sonda no pudo llevar un RTG ofertado por Rusia ni tampoco disponía de una simple cámara de superficie— para poder centrarse así en las tecnologías claves del descenso y aterrizaje (además de abaratar los costes de la misión, lógicamente).

Tampoco es un gran consuelo el que el escudo térmico y el paracaídas funcionasen correctamente (si es que fue así), sobre todo porque estas tecnologías ya se habían probado con la sonda Huygens en Titán (en condiciones muy distintas, eso sí). Precisamente lo complicado de aterrizar en Marte radica en que es necesario usar cohetes además de paracaídas y escudos térmicos (y, a veces, como en el caso de las Mars soviéticas o la Mars Pathfinder de la NASA, elementos de frenado adicionales). Al menos tenemos la telemetría del descenso a nuestra disposición —cerca de 600 MB (!)— para averiguar qué ha sucedido exactamente.

Lo que haya pasado con Schiaparelli —una misión principalmente italiana— condicionará el futuro de la misión ExoMars 2020. Aunque Rusia colabora en el diseño de la etapa de descenso de esta misión, varias de las tecnologías relacionadas con esta nave se iban a poner a prueba con Schiaparelli. Este fiasco va a ser muy relevante a la hora de que los ministros europeos aprueben o no los fondos necesarios para ExoMars 2020, una decisión clave que debe tener lugar el próximo diciembre. El fallo también es un toque de atención para aquellos que pensaban que la participación rusa era el eslabón débil de ExoMars 2020. Al final es posible que sea la ESA la que deba aprender de los rusos y no al revés.

as
ExoMars 2016 y sus instrumentos (ESA).
Schiaparelli en Marte (ESA).
Schiaparelli en Marte (ESA).


187 Comentarios

  1. Hay que estrujarse los sesos y solucionar lo de la entrada pq no puede ser que tantos años de trabajo se pierdan en los minutos de terror

    1. En cierta manera ese es el objetivo de esta misión, servir de laboratorio de nuevas tecnologías de descenso. Lo único que podemos esperar ahora es que los datos recogidos sean suficientes para resolver el puzzle y que con este error se pueda evitar otro mas caro en el futuro.

      Aunque ahora lo que mas temo es al factor político del asunto, recordemos que la futura sonda debe aun ser autorizada y financiada. Y con la tensión aumentando entre Europa y Rusia …

  2. Si los cohetes llegaron a funcionar, me temo que es posible que la computadora que los controlaba sufrió algún percance.
    Los últimos comandos serán los que determinen si ha sido una fallo de software (fallo en la computadora de vuelo) o mecánico (algún problema con el flujo de combustible).

  3. Ahora entiendo porque la nasa esta interesada en el encendido supersonico de spacex. Se quitan la fase del paracaidas y queda mas simplicada la secuencia de descenso

  4. La misión schiaprelli se le puede considerar un éxito? Se ha soltado de la sonda TGO y ha, según parece, litofrenado correctamente.
    Hay otras sondas de la ESA que han hecho lo mismo y no cabíamos de gozo…

    Pd. Por supuesto sin entrar en polémicas 😛

    1. Hombre, la pequeña diferencia es que la sonda a la que te refieres nos dió casi 48h de ciencia antes de apagarse, pero bueno, hay quien ve el vaso medio vacio y quien no ve el vaso directamente.

  5. Pues yo estoy a favor de que no se aporte ni un euro más a la ESA para ir a Marte. Qué panda de inútiles, redios. El próximo lander tendría que llamarse AVSEVNNH (a ver si esta vez no nos hostiamos).

    1. Propongo que en vez de no aportar ni un euro más para ir a Marte, que todo ese dinero se lo destinen a Antonio (AKA “Un físico”) que seguramente él solo lo haga mucho mejor, a la primera y sin problemas.

      1. Un respeto chavales. De nuestros impuestos pagamos a estos mangutas de la ESA. Si estuviéramos en la URSS y criticara el dinero malgastado en la carrera espacial entendería que los soviets me hicieran callar la boca, pero en nuestra Europa actual existe algo llamado libertad de expresión (comprobadlo en el título II de la carta de derechos fundamentales de la UE, a ver si váis aprendiendo algo).

      1. Son Rusos, no soviéticos, y han conseguido grandes hazañas, por poner un ejemplo, aterrizar en Venus y permanecer allí lo suficiente para dejarnos con la boca abierta con imágenes de su superficie.

        Aquí de lo que se trata es de avanzar, aunque sea a base de darse golpes contra los planetas.

    2. Si aterrizar en Marte fuese fácil podría entender tu comentario… pero aterrizar en Marte es jodidísimo. Cometer errores cuando intentas cosas difíciles es algo que se supone y ayuda a mejorar, es precisamente por eso que tenemos que seguir y no parar hasta lograrlo.

      A mi eso de fracasr y abandonar es algo que jamás he entendido, igual para ti es lo normal.

      1. Pues oyes que no ha pasado nada, chapa y pintura. Si le ocurre tambien al exomars 2020 pues tampoco pasa nada, porque como es dificil. Y la futura mision joviana de la esa, que es muy compleja tambien, pues que no pasa nada, se puede estrellar, lo importante es aprender.
        Perdon por el recochineo, pero esto es un fracaso, y los test estan para aprender y superarlos, no para llenar de basura la superficie de marte.
        Y cuidadin que antes de chuparnos las ####### con la TGO tendra que demostrar que su instrumental cientifico funciona, porque por ahora en solo un relay de comunicaciones.

  6. Daniel, se sabe algo respecto a la información enviada a la TGO? Según lo que leí es probable que algo de datos científicos durante el descenso se pudieron enviar. Alguna fotografía?

    Felicitaciones a la ESA por la puesta en órbita de la TGO. Lástima la perdida de Schiaparelli. Saludos!

  7. Las cosas claras, Philae fue un fracaso y Schiaparelli otro. La ESA debería revisar su política de contratación por enchufismo y hacer procesos de selección serios para gente con talento.

    1. ¿Puedes desarrollar un poco más lo de “La ESA debería revisar su política de contratación por enchufismo y hacer procesos de selección serios para gente con talento.”?

      1. Por supuesto, pero como comprenderás no puedo dar nombres. Si lo digo es por conocimiento de causa no porque me esté inventando nada, creéme.
        He visto como en procesos de selección para la ESA en Holanda, no para un puesto de sondas de exploración pero si para la propia agencia, se premia más el haber coincidido con el ‘recruiter’ en anteriores empresas que la propia valía del candidato; y sé de primera mano que un compañero mío de Instituto de trayectoria muy muy mediocre en las asignaturas de ciencias tiene un puestazo de funcionario dentro de la agencia. ¿Eso ocurre en todas la mayoría de empresas? Desde luego, pero solo la ESA puede presumir de haber perdido dos sondas clave en menos de un año. Ahora bien, si nos queremos comparar con Rusia y su Phobos-Grunt genial, pero yo tengo en mente otro tipo de ‘adversarios’ científicos de más alto nivel como son los EEUU.
        Y no, aún no hice ningún apply para puestos ESA básicamente porque en España vivo demasiado bien pero viendo la mancha de inútiles que gobierna nuestra agencia espacial quizá hago una excepción. ¿Alguien que me firme una carta de recomendación?
        Gracias.

        1. Pues yo diría los nombres de los enchufados si los supiera, la falta de testiculina crónica en España contribuye a mantener el estado de cosas.
          Pues seguirán estrellando sondas con el dinero del contribuyente.

        2. Lo raro sería que a tu colega lo contratasen de ingeniero. De qué tipo de funcionario estás hablando? porque para repartir nóminas tampoco hace falta ser Einstein.

          Has dicho que la ESA ha perdido dos sondas en menos de un año, cual es la segunda? Que yo sepa Rosetta-Philae ha sido un éxito al “casi” completo. Y por cierto, perder sondas está en el currículum de todas las agencias.

          De la ESA se puede criticar su falta de transparencia y excesiva burocracia, pero no me parece a mi que falte talento (yo he conocido matemáticos de la ESA y me parecieron gente muy válida). El revés es duro porque casi seguro EXOMARS se irá a 2022 como muy pronto, no porque un cacharro que solo iba a durar cuatro telediarios sin pena ni gloria se la haya pegado.

          Por lo menos queda el consuelo de TGO.

      1. El aterrizador esta fabricado por Thales Alenia en Italia. Putin no tiene la culpa. La responsabilidad Rusa fue el lanzador Proton.
        En el diseño del aterrizador de 2018-20-22 o cuando sea si participan.

  8. ¿Es posible que Marte tenga el mayor porcentaje de misiones fallidas?

    ¿Qué tiene de especial el sistema de aterrizaje de Schiaparelli comparado con otras sondas? Si los Viking en los 70 pudieron posarse sin problemas, ¿no debería ser un tema relativamente rutinario?

  9. esperemos que los ministros aprueben Exomars 2020, la prueba es mas que valida,hasta tienen 600 mb de telemetria para encontrar el problema y no repetirlo en el futuro.felicitaciones a Rusos y Europeos por la mision y sobre todo la
    cooperacion.

  10. Una verdadera lástima, pero hay que ponerlo en relación con la historia de los landers en Marte. Nunca ha sido sencillo aterrizar allí, la historia lo avala.

  11. Bueno si el aterrizador Schiaparelli se ha estrellado al menos ha sido la versión barata.
    Se demuestra que la decisión de poner a prueba el sistema de aterrizaje antes emplearlo en proyectos mas grandes era acertada.
    Espero que averigüen qué ha fallado exactamente y saquen algún provecho del experimento.

  12. En mi humilde opinión esto es otro caso Beagle, una sonda sin demasiada inversión y sin pruebas adecuadas. Seguro que el análisis en este sentido va a ser parecido. Este negocio no perdona hacer las cosas a medias.

    1. Solo faltaba que el opportunity la subiera a Youtube y mofa y escarnio.” Mientras comenta la jugada:”Ahi va la ExoMars…aqui viene la Exomars…ostias mec…..pipiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii”

  13. Pues menos mal que no llevaba el RTG… El Dios que se hubiera armado… (Aparte la pasta tirada por el retrete).
    Ciertamente la arrogancia no es buena cosa, no.
    Yo apuesto por fallo del paracaídas (eran dos paracaídas, hechos con la misma tecnología usada en la Huygens, no he sido capaz de saber quién es el fabricante). No frenó como se esperaba y el software se volvió loco ante una situación no prevista (ya, ya sé lo que están diciendo oficialmente). Es la secuencia de fallo menos conflictiva, cualquier otro fallo posible implica fallos intrínsecos más serios.

          1. Lo que hace el artículo es citar la fuente de la ESA. Ya he dicho que no he podido averiguar quién es el fabricante del paracaídas, así que no sé qué tipo de paracaídas es. Imagino que será doble siendo uno pequeño que tira del principal (ergo, dos paracaídas, y cualquiera de ambos, o los dos, puede fallar).

            Simplemente por los Doppler de la señal esto es algo que a estas horas pueden descartar, o no.

      1. Sin haber buscado documentación y no conocer los detalles exactos de la misión, es verdad que Daniel en el post hace referencia a “paracaídas principal”, por lo que parece que había, al menos, un segundo.

      1. Ha habido algúna otra sonda con una duración tan larga de frenado?? Razón? Menos potencia de motor y por tanto más tiempo? Mayor velocidad de crucero y llegada?

  14. Científicamente, el orbitador era más valioso. Tecnológicamente, aprender a aterrizar con seguridad en Marte es fundamental. Una gran pérdida, y a ver qué pasa con el rover. Supongo que no habrá tiempo ni dinero para enviar otro demostrador en 2018.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 20 octubre, 2016
Categoría(s): ✓ Astronáutica • ESA • Marte • Sistema Solar