Adeline: Europa se apunta a la reutilización de cohetes

El gigante aeroespacial europeo Airbus Defence and Space ha decidido no quedarse atrás en la moda de la reutilización de lanzadores espaciales y ha puesto en marcha un programa para desarrollar las tecnologías necesarias que permitan abaratar los costes de lanzamiento. ¿El nombre de la criatura? Adeline (ADvanced Expendable Launcher with INnovative engine Economy).

Detalle de la cápsula recuperable con alas de Adeline y sus motores a hélice (Airbus).
Detalle de la cápsula recuperable con alas de Adeline y sus motores a hélice (Airbus).

A diferencia de la técnica empleada por la empresa norteamericana SpaceX, que opta por recuperar toda la primera etapa mediante un aterrizaje vertical, Airbus ha elegido rescatar solamente los motores del lanzador. Esta opción tiene su lógica teniendo en cuenta que los motores son con diferencia la parte más costosa y pesada de un cohete, y de hecho ha sido la elegida por la empresa ULA para su futuro cohete Vulcan, que recuperará los motores con helicópteros durante el descenso en paracaídas. Y no es la única; además de ULA, la compañía rusa Khrúnichev quiere desarrollar un sistema similar para el lanzador Angará.

El programa Adeline lleva en marcha de forma secreta desde 2010, pero el año pasado se filtraron los detalles de la patente. No obstante, ha sido ahora cuando hemos conocido los detalles de la propuesta. Adeline no pretende ser un nuevo tipo de cohete, sino un prototipo para probar varias técnicas de reutilización. Más adelante estas técnicas podrían trasladarse al Ariane 6 o a otro lanzador más pequeño.

Detalles de la patente de Aadeline donde se observa la cápsula recuperable con los motores (Airbus).
Detalles de la patente de Aadeline donde se observa la cápsula recuperable con los motores (Airbus).
Detalles de la patente de Aadeline donde se observa la cápsula recuperable con los motores (Airbus).
Detalles de la patente de Adeline donde se observa la cápsula recuperable con los motores (Airbus).

En su configuración actual Adeline es un pequeño lanzador y demostrador tecnológico de 23 toneladas de masa con una longitud de 17 metros y un diámetro de 2,3 metros. Hasta aquí todo normal. La novedad surge porque en la base Adeline posee una cápsula con alas donde se encuentra el motor Romeo con un empuje de 500 kN. En una misión convencional la cápsula se separaría una vez cumplida su misión y utilizará parte del combustible para volver a la zona de lanzamiento. El motor quedaría protegido durante la ‘reentrada’ por la parte anterior de la cápsula. Para ahorrar combustible, la cápsula utilizaría unas alas y dos pequeños motores a hélice con el objetivo de aterrizar en un aeródromo cercano. Adeline usará metano y oxígeno líquido como propergoles, principalmente porque el metano causa menos daños a los motores que el queroseno (‘mancha’ menos), una característica más que importante de cara a una posible reutilización.

El lanzador de prueba de Adeline usaría dos pequeños cohetes de combustible sólido para despegar (Airbus).
El lanzador de prueba de Adeline usaría dos pequeños cohetes de combustible sólido para despegar (Airbus).
Aterrizaje de la cápsula (Airbus).
Aterrizaje de la cápsula (Airbus).
Modelo de pruebas de Adeline desarrollado por Airbus (Airbus).
Modelo de pruebas atmosféricas de Adeline desarrollado por Airbus (Aviation Week).
Maqueta de Adeline (Aviation Week).
Maqueta de Adeline (Aviation Week).
Etapas de funcionamiento de Adeline (Airbus).
Etapas de funcionamiento de Adeline (Airbus).

Airbus ha desarrollado hasta el momento los prototipos de cápsula reutilizable Adeline 1, Adeline 2.0 y Adeline 2.1. En los próximos años quiere poner a punto Adeline 2.3 y Adeline 3.0, que demostrarán todas las fases del vuelo de la cápsula. Si Airbus logra la financiación adecuada, en 2018 estaría listo el primer lanzador de prueba, denominado Adeline 3.2. Sea como sea, hay que enfatizar que Adeline solamente podría incorporarse al Ariane 6 en una segunda fase a partir de 2025.

El futuro cohete europeo debutará en 2020 sin tecnologías reutilizables y adaptarlo a Adeline será todo menos sencillo. Principalmente, porque el Ariane 6 no usará metano y oxígeno líquido, sino hidrógeno y oxígeno líquidos. Otra posibilidad sería crear un lanzador independiente a partir de Adeline, pero se trata de una opción muy poco realista. En cualquiera de los dos casos, Airbus cree que podría reducir los gastos de lanzamiento hasta un 30% y eso con un impacto muy bajo en la capacidad de carga útil del lanzador, a diferencia de SpaceX. Y es que, aunque los datos son secretos, se cree que SpaceX necesita unas 35 toneladas de combustible para recuperar la primera etapa del Falcon 9, motivo por el cual no ha probado la técnica de reutilización en misiones a la órbita geoestacionaria. En estas misiones se requiere todo el potencial del lanzador, de ahí que SpaceX tenga previsto introducir próximamente una variante mejorada del Falcon 9. Airbus asegura que Adeline solo requerirá dos toneladas de combustible en el caso del Ariane 6.

Desgraciadamente, no debemos olvidarnos de que se trata de un proyecto de Airbus, no de la ESA, así que su financiación, y por lo tanto su futuro, dista de estar asegurada. Lo que sí está claro es que Airbus ha decidido no quedarse atrás en la nueva carrera por la reutilización que se ha desatado entre las empresas aeroespaciales occidentales.

Vídeo del concepto Adeline (no se pierdan la hipotética estructura que soporta el lanzador en la rampa, similar al Tulipán de los cohetes Soyuz):



45 Comentarios

  1. Es más lógico recuperar motores que la etapa completa, aunque veo un poco complicado la separación del motor de los tanques, lo que se me ocurre es usar una guillotina para separar las líneas de propergol del sistema de motores.

    La estructura de la rampa, a mi me parece es que quieren usar la del Soyuz, porque hasta esta el hangar cubierto de este. En Kourou las rampas se han reutilizado para las diferentes versiones del Ariane.

    Por otro lado el nombre… creo que soy alérgico a los acrónimos, Me agrada que los franceses usen nombre de mujer (Berenice, Veronique, Monica, Ariane…) o joyas (Agate, Topaze, Rubis, Emeraude, Saphir, Diamant) para sus ingenios. Choca un poco cuando quieren hacer el equivalente de meter un cuadrado dentro de un circulo con los nombres (ADvanced Expendable Launcher with INnovative engine Economy) y agarrando dos letras de algunas palabras y omitiendo otras como la «E» de engine. Suena bonito el nombre y hasta pensé en el nombre Brigitte para una posible versión mas moderna.

  2. Parece viable, económico y más sencillo que el sistema de SpaceX, pero de cara al planeta…
    ¿Cuantas primeras etapas más podrá comerse el Pacífico?

  3. Yo creo que si este mes SpaceX logra aterrizar su primera etapa, el sistema del Vulcan y sus helicopteros y Adeline y sus hélices (ambos esperando debutar si todo va bien dentro de 10 años) quedarán obsoletos ipso facto.

    Un sistema reutiliza la etapa entera, y si bien consume más combustible, la versión del Falcon 9 1.2 que debe debutar este verano/otoño ya permitiria aterrizar a los lanzamientos a geoestacionaria. Todo esto en 2015.

    El otro reutiliza solo la parte cara de la etapa, acarreando alas y hélices todo el vuelo (me gusta más el sistema del Vulcan de recuperar los motores al estilo capsulas Corona, y me parece muy mala idea)… Todo esto para 2025, si Dios quiere, si todo va bien, si tenemos dinero…..

    La respuesta de la ULA y Airbus a SpaceX en el campo de la reutilización es como dirían en inglés; too little, too late…

    1. Ya… y el Space Suttle iba a dejar obsoletos todos los demás sistemas… si SpaceX consigue recuperar una primera etapa entera, todavía no sabe si podrá reutilizarla o solo podrán recuperar los motores, la fatiga de la esctructura habrá de ser estudiada, no nos vayamos a saltar pasos, a parte de que ahorar combustible frente a ahorar metal, no está claro qué es más económico, que es la clave aquí, no lo olvidemos.

      1. No creo ni que haga falta que lo consigan o sea rentable, sólo por el hecho de estar intentándolo y la publicidad que le dan, hace que el resto de empresas se revuelvan para ofrecer un producto atractivo y similar…

      2. Buenas Txemary;
        El problema de las promesas incumplidas del Shuttle es que eran varios los estropicios que hicieron en la fase conceptual del sistema;

        1- No era 100% reutilizable. La idea original era un orbitador sobre un avión, ambos reutilizables. Lo que planea SpaceX (a esperas de que se pongan con la recuperación de la segunda etapa) también lo es. Pero sólo recuperando la primera ya recuperan 9 de los 10 motores del Falcon y una enorme cantidad de dinero en la producción del cohete y costos operativos. El shuttle solo recuperaba la parte imprescindible del sistema (donde van los tíos)

        2- Los motores. Aunque no está claro el coste de reutilizar los Merlin, estos han sido probados en encendidos que duran más del doble del vuelo del Falcon, por lo que en principio no habría que reconstruirlo antes de CADA vuelo. En el caso del Shuttle el coste de reconstrucción del SSME tras cada vuelo era cerca del 25% de una unidad nueva, lo que es bastante caro. Por supuesto el Merlin, pequeño y de ciclo abierto, es infinitamente más simple que la maravilla tecnológica que era el SSME.
        Curiosamente el shuttle recuperaba sus boosters, una herencia de la idea inicial de reutilizar todo el hardware. El coste de recuperar las carcasas vacias del mar era bastante superior al de fabricar unidades nuevas, pero la política es la política….

        3- El Shuttle tenia un coste operativo enorme por tratarse de un sistema tripulado increíblemente complejo. Cuando el cohete es tripulado TODOS los costes se disparan, los chequeos y las pruebas se multiplican. El Falcon también se va usar para lanzar astronautas, pero es un cohete-capsula, no «la maquina más compleja jamás fabricada» (literalmente). Que solo se perdieran 2 lanzaderas en 135 vuelos me sigue pareciendo un milagro, y cada lanzamiento costaba 300-500 millones.

        4- El sistema Shuttle podía poner 130 toneladas en órbita, aunque solo 30 tn, a lo sumo, pagaban realmente la factura del lanzamiento, un 25%. El Falcon rentabiliza el 100% de su capacidad de carga.

        Realmente el Shuttle era económicamente un ejemplo horrible de reutilización. Yo creo que Musk lo tiene muy fácil para que le cuadren los números. SpaceX dice que el coste de llenar el tanque de gasolina en un Falcon es el 0,3% del coste de lanzamiento, insignificante, y los costes de fabricación de las etapas seguro que es por lo menos 100 veces superior.
        Y si, hay que ver el impacto de un lanzamiento en una etapa 100% reutilizable y su «vida útil» pero para eso ya tienen el Grasshopper y no creo que topen con un muro tecnológico infranqueable.
        Como bien dices no debemos saltarnos pasos y pensar que SpaceX mantendrá su frenético ritmo de éxitos, pero para 2025, cuándo en teoría debutarán estos sistemas de semi-reutilización, yo creo que el Falcon ya estará entregando pizzas a domicilio; lo que acabo de pensar, que sería MUY GUAI :).
        Saludos

      3. Txemary, que el space Shuttle iba a dejar obsoletos todos los sistemas lo dirá usted. Lo que iba a dejar obsoletos todos los sistmas era el diseño original del shuttle, pero lo que al final se construyó fue un sistema a medida de las necesidades militares, no el space shuttle original.

        Por otra parte, en relación a la resistencia a fatiga, precisamente los márgenes de seguridad estructurales del Falcon son muy superiores a los requeridos en la industria espacial. Como no son gilipollas precisamente, han tenido en cuenta los fenómenos de fatiga asociados a las estructuras aeronáuticas y espaciales a priori.

        Saludos.

        1. A ver criaturas, que no estoy comparando técnicamente el Suttle con la reutilización de SpaceX por favor… pero a mi las predicciones super optimistas, Vipondiu… como que no. Y Enrique efectivamente me refería precisamente a eso, que el diseño ORIGINAL iba a dejar todo lo demás obsoleto, ya veremos como se desarrolla la reutilización de SpaceX, si yo no tengo nada en contra de lo que hacen, pero no confundamos lo que quieren hacer con lo que van a hacer, a mi me haría una ilusión de la hostia ver un Ariane 6 con motores reutilizables, pero no me lo creo hoy por hoy obviamente, cuando las pruebas lo respalden pues bien, pero antes no.

          Y por último, os pongáis como os pongáis, no está demostrado que sea más económico reutilizar toda la primera fase que solo los motores, si el resto optan por esa otra opción igual es por algo, no tomemos la palabra de SpaceX como la única, que habrán sido los primeros en lanzarse a ello y eso les convierte en los más valientes, olé sus pollas, pero no los convierte en los mejores por deficnición.

    2. SpaceX ha desbaratado un montón de planes que llevarán activos que se yo la de años en las empresas «tradicionales».
      Ha metido conceptos impensables a costo de usar tecnología moderna poco probada y su consecuente riesgo, algo inusual en el sector. (Si no mirar el posible aterrizaje vertical con retrocohetes de la dragon2…)
      Lo que estamos viendo son conceptos terminados a toda prisa por si se puede aprovechar la inversión por parte de estas empresas, para poder cambiar la linea y adaptarse a una realidad de tecnología y procesos automáticos más complejos.
      Al menos así lo veo yo ^^

      1. «Ha metido conceptos impensables a costo de usar tecnología moderna poco probada y su consecuente riesgo, algo inusual en el sector. (Si no mirar el posible aterrizaje vertical con retrocohetes de la dragon2…)»

        Nada de lo que ha hecho Space X hasta ahora son conceptos nuevos e «impensables». NADA, ni el aterrizaje con retrocohetes. Que por diversas razones no se hayan terminado poniendo en práctica anteriormente es una cosa. Space X hasta ahora solo ha hecho poco más que reciclar conceptos viejos y llevarlos a cabo aprovechando subsidios y toneladas de dinero y que la tecnología ha avanzado más que cuando inicialmente se propusieron. Está muy bien lo que está logrando (a base de sacrificar el Constellation), muy bonitos los cohetitos y todo, pero hombre, caer en el fanatismo de que nadie puede hacer o ocurrirsele lo que ellos hacen y que son lo más original del universo tampoco.

        1. Cuanta hostilidad en este hilo…
          Si vuelves a leer lo que citas de mi comentario, verás que no digo que sean conceptos nuevos, sólo impensables para el sector tradicional que lleva 3décadas con sus enormes culos sentados en sus despachos sin desarrollar ni investigar conceptos que se remontan a los 60. Porque es más fácil tirar de lo que se sabe que funciona y renta que desarrollar algo arriesgado.
          Y sí, es tecnología moderna poco probada, ¿O me puedes citar algún otro ejemplo de aterrizaje vertical y los sistemas de guiado que utiliza para volver de una trayectoria suborbital? La electrónica que usa y el número de procesos automáticos eclipsa a cualquier lanzador y aún así, tu smartphone tendrá más capacidad de procesamiento.
          No soy fanático de nada, solo tengo ojos y veo que el riesgo que ha asumido esta empresa ha hecho despertar a las demás y que se empiecen a ver conceptos seminovedosos.

        2. Los fanáticos suelen ser más dados a no leer lo que pone, si no lo que quieren que ponga, poner palabras no dichas en boca de otras personas y recurrir a descalificaciones baratas hacia personas que ni conocen.

          1. Priemro gracias por tomarte el tiempo de responder.
            Segundo, interpreté impensable en el sentido de que «nadie lo hubiera pensado antes» lo cual es falso. Si lo estabas usando en otro sentido, disculpas.

            Tecnología poco probada en estas condiciones tal vez, pero aterrizajes verticales con cohetes, muchos se han hecho tripulados o no, en la Luna, en Marte…, sin contar todos los prototipos experimentales en tierra. No es un concepto nuevo ni nada que no se haya hecho antes. Lo nuevo es ponérselo a la primera etapa de un cohete así, ahí está el reto que no es poco, lo se. Pero vamos lo que es novedoso e impensable en cuanto a concepto… creo que no lo es mucho.

            Que el número de procesos automáticos eclipsan a cualquier lanzador ¿Quién lo dice? ¿Quién hizo la comparación?¿La web de Space X? ¿Dónde están los datos?¿O solo porque lo dicen hay que creerlo?

            Que los smartphones tengan más capacidad de procesamiento (asumiendo que es cierto, ¿hay datos de esto?) no me extraña, es lo normal en la industria. La automatización de maquinaria para tareas específicas suele hacerse con controladores muy simples. Simplemente, no es necesaria una enorme potencia de cálculo si se programa adecuadamente. Pero de nuevo me gustaría ver datos.

            Proyectos novedosos como este de Airbus siempre han habido, lo que pasa es lo de siempre, los políticos no están dispuestos a financiarlos. No es porque Space X haga sus cosas que los demás de repente se ponen a inventar. Habrá que ver cuantas de estas propuestas terminan siendo aceptadas por los políticos y cuantas vuelven a hundirse.

            Yo sigo viendo que en cuanto a exploración de nuevas fronteras, ni todos los avances de Space X, ni Sierra Nevada ni los demás juntos nos llevarán a donde nos hubiera llevado el Constellation o lo que hubiera salido finalmente de esa línea. No me parece que el sacrificio valiera la pena.

            Si lo del fanatismo de ofendió, me disculpo y lo retiro.

    1. Sí, claro, y cuando entre en servicio la clase de cruceros estelares «Galaxy», todo lo anterior quedará totalmente obsoleto e irrelevante.

      No acabo de entender esa ensoñación que muchos tenéis con el «Skylon». ¿Dónde está el dinero y el programa para llevarlo adelante? Porque de momento la única financiación que hay sobre este proyecto son los 60 millones de libras que el gobierno británico se comprometió a aportar en 2013 (junto a otros 7 millones de la ESA) para trabajos e investigaciones en el motor cohete SABRE.

      Harán falta muchos más millones, muchísimos más, y el compromiso de TODA la industria aeroespacial europea (un solo país europeo no puede llevar adelante semejante proyecto) para que el Skylon pueda algún día ver la luz. Y digo «algún día» porque pensar que en 2022 ese bicho de 345 toneladas (cargado) y 83 metros de largo va a estar volando a la ISS con 15 toneladas o 30 astronautas dentro es un delirio de ciencia-ficción. No digo que no vuele algún día, pero lo veo más en la frontera del 2030 que en cosa de seis años, cuando todavía no hay NADA fuera de un programa de investigación sobre el componente fundamental de un prototipo de un motor.

      Por favor, poned los pies en el suelo.

    2. Es posible. Pero para entonces, vuele el skylon o no, habrá pasado tanto tiempo que el falcon 9 estará más que amortizado y seguramente tendrá ya un sustituto. Al skylon le quedan 20 años como poco.

      Saludos.

      1. Lo siento, pero soy bastante escéptico con respecto al Falcon 9. Y no por la tecnologia o el concepto, al fin y al cabo gran parte de ambos proviene de patentes y desarrollos de la NASA. El principal nubarrón que tiene el Falcon 9 encima son los costes.

        Ya se ha citado aqui el Space Shuttle. Y una de las cualidades que se vendieron para hacer de el un lanzador atractivo fueron los costes reducidos. Pero el gobierno federal tuvo que subvencionar fuertemente los lanzamientos del Shuttle para hacerlo atractivo a las compañias comerciales, antes del desastre del Challenger. Despues de eso, no hubo mas cargas comerciales, creo.

        Nadie sabe a ciencia cierta cuanto cuesta el sistema. Se dice que es el mas barato del mercado, sin dar cifras, por debajo de chinos y rusos. Pero no hay pruebas de ello, y puede que el gobierno este subvencionando encubiertamente a SpaceX (ahí está el caso de la entrada de la compañia en el club de licitadores para los lanzamientos de la USAF) con la esperanza de que esa promesa de costes reducidos se cumpla con el tiempo.

      2. Y en cuanto al Skylon, bueno, considerando que el SABRE ya lleva en desarrollo más de quince años de una forma u otra, yo creo que no irá para tanto. Al fin y al cabo, una vez resuelta la parte del león de la propulsion, construir la estructura puede ser trivial en comparación.

        Además, no obviemos el concepto del sistema: Reaction Engines no piensa fabricarlo. Lo construirá alguna de las grandes ensambladoras aeronáuticas (¿Airbus, en la linea de produccion contigua a Adeline? 🙂 ) y se venderá como un avion comercial de hoy en dia a quien quiera explotarlo. Eso si me parece un avance en el acceso comercial al espacio.

        1. Insisto: NO HAY PRESUPUESTO PARA EL SKYLON NI COMPROMISO ALGUNO PARA LLEVARLO ADELANTE.
          Lo único que hay es la financiación para investigar en el motor SABRE: 60 millones del gobierno británico y 7 de la ESA.
          Nada más.
          De hecho, en la web de la compañía que está detrás de la idea:
          http://www.reactionengines.co.uk/news_updates.html
          Apenas hay noticias. Una es de enero de 2014 y otra (la más reciente) sobre una visita en mayo de 2015.
          Repito: puede ser una tecnología que esté disponible en una década o década y media, pero le queda MUCHÍSIMO que demostrar. Incluso aunque estuviera disponible en dos años es absolutamente IMPOSIBLE que el Skylon en 2022 esté volando.
          Sólo hay que mirar cualquier desarrollo aeroespacial.

          1. «…construir la estructura puede ser trivial en comparación…»

            YA veo que de conocimientos de ingeniería aeronáutica y de materiales aeroespaciales, lo justito, ¿no?

            Bueno, para tí la perra gorda.

          2. La mismita cantidad que tu en mesura, templanza y respeto por los demás. Es decir, justito.

            Buscate otro blog para pontificar a grito pelado, por favor.

        2. La estructura NO es trivial en comparación. Precisamente ideas como esas fueron las que hundieron el desarrollo del Venture Star (a partir del prototipo X-33) cuando no pudieron conseguir desarrollar la estructura del depósito de hidrógeno en fibra de carbono, con el motor tipo aerospike prácticamente desarrollado.

          Saludos.

          1. Tenia entendido que ese requerimiento fue impuesto por la NASA, que no se fiaba de los depósitos construidos a partir de aleaciones rusas. Y en esencia para librarse de un posible competidor del Shuttle. Para desarrollar la estructura puede que no haya que llegar a empujar tanto los limites tecnológicos actuales como han tenido que hacer con el motor.

          2. Creo… que falló en las pruebas, pero me lo dice el departamento de «no recuerdo donde lo leí», Dani escribió al respecto un magnífico post.

          3. Naaa… Aquí lo importante es un motor que todavía no existe y para cuyo desarrollo hay un presupuesto mínimo.

            ¿Estructura de la nave? ¡¡Trivialidades!! ¡¡Tonterías!! Pero si eso puedes hacerlo en el garaje de tu casa… Total.

            En fin… Dejemos que sobre el X-33 hable Daniel, que está informado y no como otros, que prefieren hablar de pontificaciones pero que hablan mucho SIN APORTAR FUENTE NI DATO ALGUNO:

            «El X-33 nunca fue diseñado para viajar al espacio, pero debía ser capaz de alcanzar una velocidad de Mach 13,8 (unos 17000 km/h) y una altura de unos 75 kilómetros. El diseño de cuerpo sustentador del X-33 hundía sus raíces en la propuesta de transbordador Star Clipper de Lockheed de los años 60, pero era mucho más complejo que el de su antecesor. Para lograr un sistema SSTO, Lockheed sabía que la forma de cuerpo sustentador y el aerospike no serían suficientes, así que decidió aligerar dramáticamente la estructura del vehículo usando materiales compuestos (grafito-epoxi). Esto en sí ya era una novedad, pero la sorpresa fue mayúscula cuando la empresa anunció su intención de fabricar los dos tanques de hidrógeno con este material. Como se menciona más arriba, el empleo de hidrógeno obliga a usar tanques enormes que lógicamente contribuyen a aumentar el peso de la nave. Los materiales compuestos nos permiten reducir el peso de estos tanques, pero al mismo tiempo introducen una serie de dificultades, comenzando por la tendencia de estos materiales a volverse quebradizos a muy bajas temperaturas. Y si por algo se caracteriza el hidrógeno líquido es por el frío (-253º C). De hecho, muchos ingenieros del programa se mostraron frontalmente opuestos a esta decisión, que complicaba un programa ya de por sí increíblemente ambicioso. El tiempo terminaría dándoles la razón.»

            Fuente:

            https://danielmarin.naukas.com/2014/06/11/x-33-la-nave-espacial-que-pudo-revolucionar-la-conquista-del-espacio/

  4. El concepto me gusta y me parece todo un acierto, lo veo más práctico que el sistema en el que está trabajando SpaceX.

    Supongo que, si sale adelante, se probará antes en el Vega que en el Ariane 6.

      1. Ya, pero supongo que puestos a probar el sistema de recuperación alado (como carga suborbital) preferirían hacerlo en un cohete de «bajo» coste.

        Porque antes de meter un motor en esa carcasa retornable habrá que probar que esta funcione y llegue a tierra: le metes una carga inerte y a probar.

        1. A bueno sí, supongo que probarse se probaría así, lo que no se es si se puede recuperar el motor, sin la primera fase entera, de un cohete de combustible sólido, vamos que no se si puede separar el compartimento (no se si se llama así tecnicamente) del combustible del del motor.
          Pero sí digo yo que de probarlo, lo probarían primero así.

      1. Como decía más arriba, al hablar del Vega me refería a pruebas aerodinámicas y de control, donde ese módulo de recuperación de motores iría como carga útil en un vuelo suborbital con una carga inerte dentro. Antes de dotar a un motor de ese sistema de recuperación hay que probar que este funcione y que retorne a tierra de una pieza, probar la electrónica de control, etc. Luego, si todo funciona, llegaría el momento de probarlo con un motor real dentro y puesto en la base de un cohete, ya sea un Ariane 6 u otro.

  5. El combustible que los de SpaceX reservan para la recuperación de la primera etapa la convierte en el método mas simple de implementar, con el agregado de patas y paletas de control aerodinamico, claro.

  6. Lo que incluso los más furibundos detractores de Space X deben reconocerle es que ha marcado un punto y aparte en la carrera aeroespacial, ellos marcan el camino y la competencia se esfuerza en seguirlo…

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 7 junio, 2015
Categoría(s): ✓ Astronáutica • Cohetes • ESA