Analizando el último tráiler de Interstellar

Por Daniel Marín, el 2 agosto, 2014. Categoría(s): Astronomía • Cine • Sondasespaciales ✎ 42

Hace unos días pudimos ver el tercer tráiler de Insterstellar, una película de ciencia ficción dirigida por Christopher Nolan que promete entusiasmar a todos los aficionados al género. En Interstellar nos encontramos en el futuro cercano y la Tierra está a punto de sufrir un colapso ecológico. La humanidad debe buscar un nuevo hogar, pero no nos queda otro remedio que salir fuera de nuestro Sistema Solar para encontrarlo. Sólo nos queda la opción del viaje interestelar.

Para cualquier aficionado a la ciencia ficción la historia no es especialmente original, pero nadie niega que es difícil superar la fuerza narrativa de una posible extinción total. Sin ir más lejos, la trama me recuerda mucho a la novela Ark de Stephen Baxter, aunque habrá que esperar al estreno para hasta qué punto es similar. Lo que sí me gustaría comentar son los aspectos técnicos y científicos que se ven en los últimos tráilers.

Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 17.58.20
La cabina de la nave (Warner Bros.).

[youtube]http://youtu.be/zSWdZVtXT7E[/youtube]

Es evidente que los protagonistas usan una nave con un sistema FTL (faster than light) para viajar a otro sistema estelar donde hay un mundo potencialmente habitable. Por algún motivo, el sistema debe activarse en órbita de Saturno o, al menos, a gran distancia de la Tierra. No sabemos por qué, pero quizás sea debido a que necesiten el helio 3 de la atmósfera del gigante gaseoso para algún dispositivo de fusión. O quizás sea simplemente una excusa para mostrar imágenes bonitas. Quién sabe.

Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 17.58.40
La nave interestelar mola (Warner Bros.).
Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 17.47.00
El cohete parece ser una especie de SLS o Saturno V (Warner Bros.).

Por lo poco que se ve en los tráilers el interior de los vehículos espaciales es más que correcto y tiene esa estética a estación espacial internacional que tan de moda se ha puesto en los últimos años (y no es que me queje, todo lo contrario). La misión despega desde la Tierra en un cohete que parece una especie de SLS con un esquema de pintura a lo Saturno V (¿o puede que sea el Saturno V redivivo?) y con tres (?) motores principales en la primera etapa (el SLS lleva cuatro, pero no vamos a montar un drama por esto).

Lo que sí me ha llamado la atención, y muy positivamente, han sido las vistas del supuesto mundo habitable al que llega la tripulación de la nave interestelar. Y no me refiero a los paisajes de la superficie, que son muy bonitos y tal, sino a esta imagen:

Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 17.47.35

O, un poco más de cerca:

Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 17.48.39

Más de uno pensará algo así como «vale, sí, una especie de sol negro con un disco brillante a su alrededor. Muy molón, ¿y?». Pero no, esto es algo más que un simple espectáculo de efectos especiales. ¡Se trata nada más y nada menos que del disco de acreción alrededor de un agujero negro! ¡Y encima han tenido en cuenta los efectos de distorsión de la luz debidos a la relatividad general de Einstein! Sin duda, algo espectacular. Sólo esta escena hace que ya quiera ver la película. Héctor Vives compara en esta magnífica entrada el disco de acreción del tráiler con los modelos teóricos. Vale la pena leerla, porque no tiene desperdicio. Como vemos, la coincidencia es exquisita.

Captura de pantalla 2014-08-02 a la(s) 17.42.10
Modelo teórico de las distorsiones en un disco de acreción de un agujero negro (fuente).

Es de suponer que el agujero negro de la película es en realidad uno de los extremos de algún tipo de distorsión espacio-temporal en plan agujero de gusano que usa la nave interestelar. Quizás el otro extremo sea un agujero negro de pequeño tamaño situado no muy lejos del Sistema Solar, de ahí que tengan que viajar tan lejos para alcanzarlo. Sea como sea, me queda la duda de cómo podría ser habitable un planeta terrestre estando tan cerca de un agujero negro. La dosis de rayos X que bañaría el lado diurno sería simplemente atroz y eliminaría cualquier capa de ozono que pudiera existir. Por otro lado, en el tráiler se ve una ola gigante que puede sea debida a las intensas fuerzas de marea que se originan al estar tan cerca de un agujero negro (suponiendo que no sea una imagen de la Tierra).

No tengo ni idea de si el resto de la película sigue el mismo rigor científico con el que han plasmado el agujero negro, pero ciertamente lo poco que se ve promete mucho. Puede que Interstellar sea esa película que devuelva al público el interés por los viajes espaciales ‘de verdad’. Veremos si lo consigue, aunque habrá que esperar al próximo 7 de noviembre para ver el resultado.

«Mankind was born on Earth, it was never meant to die here.

We must confront the reality that nothing in our solar system can help us.

We must confront the reality of interstellar travel.»



42 Comentarios

Deja un comentario