Los próximos planes de China en el espacio: traer rocas lunares y la exploración de Marte

Después del rotundo éxito de la misión Chang’e 3, son muchos los que se preguntan cuáles son los planes que tiene China para explorar el Sistema Solar. Aunque los detalles aún no son totalmente oficiales, el país asiático tiene en mente lanzar varias sondas espaciales realmente ambiciosas.

IM 2012-02-08 a las 14.50.36
En 2018 China lanzará una sonda a Marte (CASC).

Recordemos que, desde 2007 y hasta día de hoy, China ha situado en órbita lunar tres sondas, ha logrado alunizar con una de ellas e incluso ha sobrevolado un asteroide (el Toutatis). Mientras escribo estas líneas una sonda china está situada en la superficie lunar (Chang’e 3) y otra se encuentra en órbita solar a 65 millones de kilómetros de la Tierra (Chang’e 2). No está nada mal si pensamos que hace diez años el programa chino de exploración del Sistema Solar era inexistente. Pero, ¿y el futuro?

Como es lógico, China quiere continuar con su programa de exploración lunar, pero tenemos cada vez más indicios que señalan a Marte como el siguiente destino para las sondas del país asiático. De entrada, en 2015 se lanzará a la Luna la sonda Chang’e 4. Construida como reserva de la Chang’e 3, la Chang’e 4 será similar a ésta y posiblemente cuente con otro rover más avanzado. En este sentido China continúa la práctica de lanzar sus sondas en parejas: la Chang’e 2 fue construida como reserva de la Chang’e 1 y se lanzó en 2010. Sin embargo, no era idéntica e incorporaba nuevos y mejores instrumentos. Es de esperar por lo tanto que la Chang’e 4 incluya varias mejoras con respecto a su hermana.

654b47dajw1dzu1mlf4n5j
El asteroide Toutatis visto por la Chang’e 2 (weibo.com).
3232
Diseño original de la Chang’e 5 con una etapa superior de retorno de muestras lunares (CNSA).

El siguiente objetivo es traer muestras de la superficie lunar. Para ello se lanzará en 2017 -un año antes de lo previsto- la Chang’e 5. El diseño definitivo de esta nave no se ha hecho oficial, pero parece que estamos ante una misión realmente ambiciosa. Desde hace años se sospecha que la Chang’e 5 usará la misma etapa de descenso que las Chang’e 3 y 4, algo que explica el tamaño sobredimensionado de esta sonda (el rover Yutu y la carga útil de la Chang’e 3 son claramente inferiores a la capacidad de carga total de la nave). En principio se pensaba que la Chang’e 5 sería una simple Chang’e 3 dotada de una etapa superior que despegaría desde la Luna y enviaría las muestras a la Tierra de forma directa, de modo similar a las sondas Ye-8-5 soviéticas.

Y, de hecho, éste parece haber sido el diseño original de esta sonda según todas las evidencias de las que disponemos. No obstante, las últimas filtraciones nos han revelado un diseño completamente distinto. De acuerdo con varias presentaciones aparecidas en varios congresos, China no se va a contentar con un esquema de misión tan simple y planea ahora lanzar una misión de recogida de muestras formada por dos naves. La primera sería una sonda tipo Chang’e 3 con una etapa de ascenso tal y como estaba previsto, pero la segunda sería un orbitador basado en las Chang’e 1 y 2 dotado de una cápsula de retorno de muestras. Ambas naves serían lanzadas mediante un cohete pesado Larga Marcha CZ-5 y viajarían juntas a la Luna. El motor del orbitador se usaría para poner al conjunto en órbita lunar y luego la nave de descenso alunizaría por su cuenta. Tras recoger las muestras, la etapa de ascenso despegaría y se acoplaría en órbita lunar con el orbitador. Las muestras serían transferidas a la cápsula. Luego el orbitador encendería sus motores y pondría rumbo a la Tierra. Poco antes de llegar, la cápsula se separaría y reentraría en la atmósfera terrestre. Aparentemente, la cápsula de retorno tendrá la forma de una cápsula tripulada Shenzhou, lo que tiene unas implicaciones enormes de cara a un posible programa lunar tripulado.

China no va a poner un hombre en la Luna antes de 2020 -sus planes durante esta década pasan por las estaciones espaciales Tiangong-, pero podría llevar a cabo un programa tripulado de sobrevuelo lunar a principios de la próxima década usando naves Shenzhou y cohetes CZ-5. En este sentido, la misión de retorno de muestras lunares de repente cobra otra dimensión. En todo caso, huelga decir que no existe ninguna evidencia oficial de que China quiera poner un hombre sobre o alrededor de nuestro satélite.

change5_01
Aspecto del diseño actual de la Chang’e 5 (sinodefence.com)

Ante estos planes, la pregunta que podemos hacernos es evidente: ¿por qué ha decidido China introducir un sistema tan complejo para esta misión? Si las autoridades chinas quisiesen traer muestras lunares a toda costa como una simple operación de propaganda política, un esquema de retorno directo les hubiera bastado y sobrado. Pero esta técnica limita sobremanera la superficie de la Luna a la cual se puede acceder, mientras que un esquema LOR (Lunar Orbit Rendezvous) permite enviar sondas a casi cualquier punto de la Luna… incluyendo la cara oculta. A esto debemos sumarle la capacidad demostrada de la Chang’e 3 para alunizar desde una órbita polar, lo que permite cubrir cualquier punto de nuestro satélite. Con esta tecnología en la mano, no sería de extrañar que la Chang’e 6 -cuya fecha de lanzamiento no se ha anunciado todavía- se usase para traer muestras de la cara oculta de la Luna, una de las prioridades de la comunidad científica de cara al estudio de nuestro satélite.

5f50f3afgw1dyuw2uzugzj
Diseño actual de la Chang’e 5, dividida en dos naves. En verde la cápsula de descenso similar a la Shenzhou (9ifly.com).
211540zc4jo57504g0gy0j
Plan de vuelo de la Chang’e 5 consistente en dos naves (CNSA).
221
Maqueta de la nave de recogida de muestras de la Chang’e 5 (9ifly.com).
Captura de pantalla 2013-12-16 a la(s) 16.15.58
Mecanismo del taladro de la Chang’e 5 (CAST).

El punto débil de la misión Chang’e 5 es el orbitador con la cápsula de recogida de muestras, que no se ha probado aún. Por eso parece que China lanzará en 2015 o 2016 una misión precursora para testear estos elementos antes del gran espectáculo. La misión, por ahora apodada ‘Chang’e 2,5’ por tener elementos de la Chang’e 2 y la Chang’e 5, consistiría en un orbitador que viajaría hasta la Luna. La sonda se pondría en órbita lunar y luego regresaría a nuestro planeta (según otras versiones se situaría en una órbita elíptica con un apogeo muy elevado). La cápsula reentraría a casi 11 km/s, una velocidad que supera ampliamente los 8 km/s de las naves con escudo térmico que han sido fabricadas en China hasta el momento. El estado de esta misión precursora es incierto y no sería de extrañar que fuese cancelada si los ingenieros chinos se muestran lo suficientemente seguros con las tecnologías del programa lunar.

Sea como sea, lo cierto es que la tecnología desarrollada para la recogida de muestras lunares tiene una aplicación mucho más ambiciosa. Es probable que este sistema de captura de muestras le sea familiar a más de un lector de Eureka. Normal, ¡se parece mucho al esquema propuesto para las misiones de recogida de muestras de Marte! ¿Está China desarrollando poco a poco las tecnologías para una misión de este tipo? Aunque no tenemos acceso a las decisiones de alto nivel del programa espacial chino, no sería una hipótesis demasiado descabellada, especialmente sabiendo que China planea llevar a cabo varias misiones al planeta rojo.

Después del fracaso de la Yinghuo-1, que viajaba junto a la malograda sonda rusa Fobos-Grunt, China quiere mandar una nave a Marte en 2018. En principio parecía que iban a lanzar en 2016 un orbitador de 2000 kg parecido al Yinghuo-1, pero todo indica que finalmente será una misión más compleja que incluirá una cápsula de aterrizaje para ganar experiencia en la fase EDL (Entry, Descent and Landing). Y es que no debemos olvidar que Marte es el lugar más complicado del Sistema Solar a la hora de hacer aterrizar un artefacto en su superficie, así que toda precaución es poca. Debido a la mayor complejidad de la misión, la fecha de lanzamiento se ha retrasado a 2018 (aunque podría lanzarse una nave más simple en 2016). La cápsula marciana china debía ser estática como el módulo de descenso de la sonda europea ExoMars TGO, pero los últimos rumores señalan que… ¡podría incluir un rover! Sin duda, la experiencia con el rover Yutu y su futuro hermano de la Chang’e 4 ha sido decisiva a la hora de dar este paso.

IM 2012-02-08 a las 08.54.43
Misión marciana de 2018 (CAST).
Snap58(2)
Maqueta del orbitador marciano y la cápsula EDL (CNSA).
IM 2012-02-08 a las 08.56.52
Fases de la misión (CAST).
IM 2012-02-08 a las 08.57.32
Posibles lugares de aterrizaje para la cápsula de 2018 (CAST).

Más adelante, todo son especulaciones, aunque se ha hablado de misiones de retorno de muestras marcianas, el gran objetivo de la comunidad científica internacional. Es muy pronto para saber si China dedicará los recursos económicos necesarios para llevar a cabo tantas y tan complejas misiones en Marte, o si su tecnología estará a la altura, pero está claro es que, poco a poco, China está desarrollando la infraestructura para alcanzar el Sistema Solar. Y todo ello en un tiempo récord.

001ec949ff5c140a7b4b36
La Chang’e 3 rumbo a la Luna con la Tierra a la izquierda (9ifly.com).


36 Comentarios

  1. China quiere poner a prueba la cápsula de reentrada con esto formato (Shenzhou ) , no hay duda que planea por un hombre en la luna !!!
    El problema es…tendrían dinero para traer una roca de Marte y aterrizar a un hombre en la Luna? es un movimiento ingenioso: verificar la tecnología de captura en órbita y reingreso a tierra

  2. Realmente interesante y son pasos muy sensatos. Ya ha quedado demostrado que no es por falta de dinero sino de política.
    Si el gobierno chino quiere poner un taikonauta en la Luna lo harán si sus políticos quieren y parece que es así. Ojalá estos movimientos de China hagan replantearse al gobierno americano su estrategia y aumenten el presupuesto para la NASA (aunque lo dudo mucho).

    1. Amigo, me da a mí que para cuando los americanos quieran ponerse las pilas, los chinos ya habrán amartizado. Y no me refiero sólo a una primera misión “de prueba” como se dice en este artículo, sino posteriormente (casi a continuación, visto lo visto) poner allí un taikonauta, directamente. Creo que a nadie le extrañaría.

      Ya se ha comentado por aquí varias veces que la guerra fría ayudó mucho a que los americanos pusiesen todo lo necesario para poner un americano en la Luna, pero me temo que esta vez no: esta vez los chinos, a la chita callando, les van a “quitar las pegatinas” a los demás en este nuevo envite.

  3. Hola Daniel, hace unas semanas ya vi en un blog francés conquete spatiale este esquema de misión a la luna y me pareció impresionante porque ensayaran maniobras que serán necesarias para un vuelo lunar tripulado. Respecto a marte va a ser un año movidito el 2018 solo espero que los posibles fallos en alguna misión no les haga acobardarse porque sin duda llegaran. Otra cuestión que me fastidia es la poca difusión de la prensa americana o eso me parece a mi.
    Entonces si me enterado bien habrá una change 4 en 2015, change 5 en 2017, change 6 e incluso en algunos foros como nasa: http://forum.nasaspaceflight.com/ una change 7.

    Desde luego son misiones que ilusionan y proyectos para gente como yo que te hacen sentir bien al ver como el panorama no es tan negro en todas partes, porque últimamente los americanos van hacia atrás.

    Otra cuestión es la juventud de la gente es increible. Respecto a las misiones tripuladas lunares creo que con el larga marcha 5 les sobra y no creo que desarrollen el larga marcha 9.

    saludos Jorge m.g.

    P.D. Viendo el alunizaje me sentí como un niño, ese día me costo concentrarme en otra cosa.

    1. “Otra cuestión que me fastidia es la poca difusión de la prensa americana o eso me parece a mi.”

      Yo ni siquiera he visto cinco segundos en España, lo cual me apena más (por el detalle de vivir aquí).

    2. Sobre la Chang’e 7 no hay nada confirmado. En cuanto al tratamiento en la prensa europea y española, es simplemente lamentable. Curiosamente, por lo que he podido ver, en los EEUU sí que han hablado bastante del tema, aunque en general con cierta condescendencia.

      1. Quizá influya el secretismo ambiental que acompaña al programa espacial chino, y la penosidad de la web donde se supone que los periodistas podría coger información ¿no?

  4. Me quedé pensando en cómo lograron avanzar tanto en 10 años. Podrías explicar (aquí o en un post) cómo arrancó China con su plan espacial? Contratando especialistas rusos? Gracias, saludos.

  5. Bueno lo de España es para dar de comer aparte, aquí todo lo que sea ciencia y no precisamente espacial sobra y así nos va, que envida me da un país como Korea del Sur con su propio programa espacial y con una ambición envidiable o el caso de la India o Brasil, lo nuestro es para morirse.
    En la asociación de astronomía en la que estoy oigo una y otra vez la misma pregunta: Y para que sirve eso y para que gastar ese dinero en eso ??

    saludos jorge m.g.

    1. Jorge, amigo, ¿estás seguro de que se trata de una asociación astronómica? ¿No será más bien una delegación del CSIC o del Ministerio español de Ciencia e Innovación? Mira bien dónde te has metido…

  6. Son noticias que ilusionan y que nos hacen soñar de cara al futuro. Pero pido prudencia y cautela, no vaya a pasar como con Rusia (prometedoras misiones que no fructifican o que fracasan estrepitosamente), lo cual podria ser muy doloroso.
    Por otro lado reconozco que Marte puede ser interesante pero tanto Marte ya cansa… ya podrian especializarse cada agencia en un objetivo distinto. Una pena que China no aproveche la ocasion de ser la primera en poner un Rover en Venus.
    Saludos desde 4 de frances de la escuela de idiomas de Guanarteme.

  7. Por cierto a alguien se le ocurrió en un comentario no estaría mal hacer un resumen periódico del progreso del rover chino al estilo del curiosity, lógicamente si hay información disponible si no es imposible. Por cierto para cuando una imagen de la LRO en alta resolución de la zona.

    saludos Jorge m.g.

  8. Ojo que en esta partida de poker los chinos llevan muy buena mano y viendo las cartas que hay en la mesa yo no descartaría una escalera de color (poner un ser humano en Marte)
    Valientes son un rato y el bote sería la gloria eterna…
    Al tiempo.

    1. Pues es la primera noticia que tengo de que China había pensado en enviar una sonda marciana en 2016. Me imaginaba que después de lo ocurrido con la misión conjunta Phobos-Grunt buscarían sacarse la espina algún día, pero que primero se centrarian en La Luna antes de aventurarse nuevamente más allá. Me pilla totalmentente por sorpresa.

      En todo caso, sea en 2016 o 2018, habrá mucho trafico en el planeta rojo, con La misión Exo mars y la sonda Insight también de camino.

  9. Al hilo de lo que se comenta sobre el tratamiento informativo (verdaderamente lamentable) sobre este espectacular éxito de la misión espacial china, en algunos países, muchos (en Yankilandia) siguen viviendo lobotomizados y creyéndose el ombligo del mundo. Me refiero a algún comentario aparecido en el periódico Los Angeles Times de un usuario (el típico trasnochado fascista) que dice literalmente sobre la foto del asteoride Touitatis tomada por los chinos:

    “Esa foto podría ser realmente una raíz de jengibre lanzada al aire para fotografiarlo. El Partido Comunista tiene motivos políticos para hacerlo. No me fío de los comunistas”. Lo de “raíz de jengibre” es por la crónica del periodista que comparaba el Toutatis con esa planta…

    Lo dice un tipo que vive en un país cuyo leit motiv para casi todo ha sido conseguir réditos políticos, de poco fiar y de colocarse como superpotencia frente al mundo. Estoy convencido de que el pensamiento del americano medio sobre China y su programa espacial sigue siendo algo así como la versión soviética de la guerra fría espacial en los años 50 y 60. Alguno que otro dice que incluso es un “fake”..en fin.

    No todos serán así, pero vaya…cuando a EEUU le ha salido un competidor económico que juega con sus mismas o parecidas reglas (por supuesto, no tan sucias y criminales como las americanas) tiene todas las de perder y pronto se empiezan a poner nerviosos con bastantes comentarios despectivos y racistas…Y, por descontado, China tiene de comunista lo que yo de tendero…

  10. Muy buen articulo. Es impresionante como los chinos han avanzado y facilmente habran de dejar atras a europeos, rusos y norteamericanos.
    Aunque todos sabemos el objetivo de esto: poner el primer supermercado chino en la Luna!

  11. Que ganas tengo de que certifiquen sus planes de traer muestras lunares de la cara oculta de la luna con el orbitador para que los eternos detractores del programa espacial chino que se llenan la boca diciendo que no hacen nada nuevo ni original se den cuenta de que los pasos en el espacio se han de dar de uno tras otro y con previsión a largo plazo.

  12. Lo chinos están lanzados.

    Mi opinión personal es que no están interesados en Marte, su verdadero objetivo es colonizar la luna. Son un pueblo metódico y que no suele hacer cosas puntuales que luego no sirven para nada, no avanzan a trompicones como muchas veces hace occidente, sino que lo hacen poco a poco pero con objetivos bien marcados.
    Si es cierto que van a usar una cápsula tipo Shenzhou para una misión de muestras, están dejando claro que su objetivo es una misión tripulada a la Luna, porque si no, no tiene sentido mandar algo tan grande.
    La verdad es que estoy muy emocionado con todo esto. Tal vez no vea al hombre llegar a Marte, pero si China sigue así, sí podría llegar a ver una colonia lunar.

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 16 diciembre, 2013
Categoría(s): ✓ Astronáutica • China • General • Luna • Marte • Sistema Solar • Sondasespaciales