Mars One vuelve a liarla

Por Daniel Marín, el 11 diciembre, 2013. Categoría(s): Astronáutica • Comercial • General • Marte • Sistema Solar • Sondasespaciales ✎ 27

Mars One es una iniciativa privada holandesa que quiere poner un hombre en Marte en 2024. Después de buscar voluntarios por todo el mundo para la aventura, ahora acaban de anunciar una iniciativa crowdfunding para financiar la primera sonda espacial privada que visite Marte. En su momento dije que Mars One era una payasada y, aunque el adjetivo suene un poco fuerte, lo sigo manteniendo.

Captura de pantalla 2013-12-11 a la(s) 13.56.40
La sonda Mars One de 2018 (Mars One).

Primero, vaya por delante que no hay nada de malo en crear una iniciativa privada alrededor de la exploración espacial del planeta rojo. Todo lo contrario. El problema viene cuando no tienes los medios ni el dinero para llevarla a cabo y vendes unas expectativas que sabes de antemano que son simplemente imposibles de cumplir. Mars One comenzó diciendo que pondrían un ser humano en Marte en 2018, una fecha a todas luces disparatada teniendo en cuenta que no poseen ni las naves (Red Dragon) ni los cohetes (Falcon Heavy) que requiere la misión. Es más, ni la Red Dragon ni el Falcon Heavy existen a día de hoy. Y no me voy a explayar más en lo absurdo de la parte técnica porque ya lo hizo magistralmente Irreductible hace unos meses en este artículo.

Tras reclutar miles de voluntarios, recientemente la empresa ha decidido -¡oh!, sorpresa- retrasar la primera misión tripulada a 2024. Pero lejos de simplificar sus planes, éstos se han tornado aún más ambiciosos si cabe. Para 2018 esperan poder lanzar un satélite a la órbita marciana junto con una sonda de aterrizaje, seguido en 2020 por un rover de superficie. En 2022 comenzarían a lanzar las primeras misiones de carga para preparar el terreno a los primeros astronautas. A partir de 2015 comenzaría el ‘entrenamiento’ de la tripulación y actividades de simulación en instalaciones terrestres. Como vemos, unos objetivos que dejan a la NASA en pañales.

La idea sería loable si fuesen sinceros y hubieran anunciado desde un principio que su única intención es crear una misión a Marte simulada en la Tierra. Pero no lo han hecho. Los voluntarios -por lo menos la mayoría- creen que realmente van a ir a Marte y que si finalmente terminan siendo los protagonistas de un ‘Gran Hermano’ espacial será por casualidad.

Por estos motivos, la nueva iniciativa de crear una sonda marciana privada hay que verla con mucho escepticismo. Mars One ha contactado con las empresas Lockheed-Martin y SSTL para construir el vehículo, lo que parece dar un cierto aire de seriedad al proyecto. No debería. Lockheed-Martin y SSTL son empresas aeroespaciales dispuestas a trabajar con cualquiera que venga con dinero por delante, independientemente de la viabilidad de la propuesta. Además, estamos hablando de la financiación de estudios previos, no de la construcción de equipos reales. En cualquier caso, Mars One ha iniciado una campaña de crowdfunding en Indiegogo para esta misión. En el momento de escribir estas líneas ya llevan casi 32000 dólares recaudados. La nave tendría un diseño similar a las sondas Phoenix e InSight de la NASA, construidas por Lockheed-Martin.

¿Y cuál es el problema? Pues que, de acuerdo con los propios planes de Mars One, la misión costaría unos 425 millones de dólares (sin contar el lanzador, ojo), pero la campaña de crowdfunding solamente recogerá 400 000 dólares. O lo que es lo mismo, el 0,1% del presupuesto de la misión. ¿Y el resto del dinero? Si Mars One ya dispone de inversores importantes, ¿para qué iniciar una campaña de crowdfunding donde solamente vas a recaudar el 0,1%? Y si no es así, ¿para qué molestarse en primer lugar? Según la empresa, este dinero se destinará a desarrollar estudios previos de viabilidad (traducido: a crear powerpoints) por parte de LM y SSTL, algo que ciertamente está muy bien, pero no nos lleva a ningún lado. Y, hablando de dinero, hay otro problema. ¿Cuánto sale poner un hombre en Marte? Pues, según su propia página, 6000 millones de dólares. ¿En serio? ¿De verdad tenemos que creernos que pueden poner a una persona en el planeta rojo por menos de lo que costarían tres rovers similares a Curiosity? La poca seriedad a la hora de calcular el presupuesto del proyecto no ayuda precisamente a reforzar la credibilidad de la empresa.

Habrá quien diga que por qué no, que qué hay de malo en intentarlo, aunque luego no se logre. Al menos se habrá despertado el interés por la conquista del espacio y la colonización de Marte. Puede ser, pero las formas no me parecen las adecuadas. Cuando Mars One fracase -porque fracasará salvo que algún gobierno o megacorporación decida poner cantidades ingentes de dinero- dejará un legado desolador a cualquier iniciativa parecida que aparezca en el futuro. Con la experiencia negativa de Mars One, ¿qué gobierno o empresa querrá verse involucrado en una aventura de este tipo? La única salida digna a este embrollo es que SpaceX o alguna compañía similar tome las riendas del asunto y logre lanzar ‘algo’ a Marte en la próxima década antes de que todo el tinglado quede en evidencia. Eso, o que Mars One sea sincera de una vez y haga públicos sus verdaderos objetivos y las limitaciones de sus grandiosos planes.

Vídeo promocional de la campaña de la misión 2018:

[youtube]http://youtu.be/icN29cdmw_s[/youtube]



27 Comentarios

    1. José, a mí más bien me recuerda mucho a la película “El Astronauta” (1970) con Tony Leblanc, José Luis López Vázquez y José Sazatornil… de hecho, voy a entrar en contacto con esta gentuza de Mars One para que sitúen una estación de entrenamiento en Minglanilla (la de la película que digo, que ya está hecha y así ahorrarían costes…). 8-(

      Oye Daniel, ahora en serio: ¿los EE.UU. no tienen alguna comisión o agencia estatal, federal o nacional que apruebe la viabilidad de estos proyectos, sin cuyo OK no haya nada que hacer?

      Como siempre, Gracias Dani por tus aportes y sobre todo por las curradas que te das por nosotros.

      1. Pero que viabilidad van a dar si es una iniciativa privada y para encima es de Holanda, no de EEUU…

        Mientras no pidan “favores” a la NASA no veo porqué ellos tienen que decir algo.

        1. Vale, que son holandeses. Evidentemente no sabía eso. Sólo me fijaba en que el lanzador propuesto es totalmente americano, la nave 100% americana, por eso imaginaba que los americanos tendrían algo que decir. Porque… supongo que el Falcon no despegaría desde Rotterdam, ¿no?

        1. Si es el dueño; sencillamente porque son los unicos que se han paseado por la superficie del planeta rojo a sus anchas…al igual que de la Luna donde incluso dejaron instalaciones, vehiculos y cuanta basura les dio la gana…por eso hay que pedirles permiso…entiendes?

  1. Opino lo mismo que tú Daniel no todo vale para llegar a un objetivo, esta claro que esta gente no va a llegar a ningún sitio pero si van a dejar muchos cadáveres por el camino “perdón por la expresión” . Lo más lamentable son los incautos que pongan dinero en la mesa sin ver o no querer ver que esta gente són unos autenticos timadores que se les ve el plumero a 100km de distancia. Voy a ser más claro todavía les doy un 1.000% de posibilidades de no lograr absolutamente nada de lo que se proponen.

    1. Al 100% contigo, a no ser que llegue un “incauto” tipo Bill Gates, Richard Branson o similares. Es cuestión de “pasta”… está claro que NUNCA para 2024, pero para 2030-35… ¿Pues no llegó un loco llamado Da Vinci asegurando allá por 1490 que había inventado una máquina voladora?

      De acuerdo que son unos timadores, pero con dinero por medio, y un par de retrasos anunciados para “mejorar el proyecto”, nunca se sabe.

      1. No es sólo cuestión de dinero. Todo el plan es un auténtico disparate desde el punto de vista técnico. No tienes más que ver el artículo de Irreductible que menciona Daniel.

  2. Hola Daniel Gracias de antemano por tu gran trabajo, me gustaría saber tu opinión del programa “Axe Apollo”, ya que esta semana ha sido seleccionado un español de entre 100 candidatos de 60 países para ir al espacio y resulta además que es paisano mío y yo sin saberlo.
    Parece que será un vuelo suborbital pero si sale bien podría abrir las puertas de turismo espacial lo cual creo que sería muy bueno.
    http://www.abc.es/toledo/ciudad/20131206/abci-eduardo-talavera-espacio-201312061304.html

  3. Quizá la solución a esto sería la visita de unos señores de Hacienda, y ponerles un pequeño puro jurídico bajo los epígrafes de “alzamiento de bienes”, “estafa”, “falsedad documental”, “fraude con dolo” y otros detallitos. Pero con la que está cayendo los parásitos andan libres con todo el desparpajo.

    1. Efectivamente, pienso como tú. Todo esto es más una estrategia comercial aberrante que debe tener como meta la obtención de fondos. A pesar de todo, cabe recordar el Principio de Hanlon: «Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez». Pero claro, en este caso, chocaría con la Navaja de Ockham: “En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta”. ¿Mangante o imbécil? El tiempo lo dirá.

  4. Pues si realmente mandar una persona a Marte (y se supone que traerlo de vuelta) cuesta “sólo” 6000 millones de dólares (en 15 años) no me parece tanto; en España, el reconocido Presidente ZP se gastó 8.000 millones de euros EN 6 MESES, en rotondas y aceras de 2 carriles (puro I+D+i como véis).
    Sinceramente, como apunta algún comentario, se trata sólo de una cuestión de ganas y pasta, y ahí si casca el proyecto, porque Europa no está para fiestas, y menos sin la mano de gobiernos, Agencias estatales (NASA) o empresas públicas. No veo patrocinadores-empresas poniendo solitos ese capital, no.

  5. Siempre que se habla de Mars One digo lo mismo: esto es una estafa pura y dura. Se juega con la ingenuidad de la gente y si nadie lo remedia unos listillos se llenaran los bolsillos con más de 3 millones de “dolores”, esto de dolares; solo por dar tres ruedas de prensa, publicar una pag. web y dos “chorradas” más.

    PD: y no se si todos son unos ingenuos, porque en la prensa han salido algunos seleccionados que tienen “carrerras” tecnicas…pero si son demasiado optimistas y no han ledo lo suficiente, por lo tanto, son unos pardillos

  6. ¿Hay algún listado de la gente que ha dado pasta para esto? Lo digo porque quiero construir un halcón milenario (real, de los que vuelan…) y me gustaría conseguir financiación. No se rían oigan, que esto es un proyecto muy serio. Sí verán primero quiero hacer un modelo más pequeño para alcanzar la velocidad de la luz, para lo que calculo que con 400€ me bastará, luego, probadas las tecnologías, me dedicaré al hábitat de la nave, para lo que no creo que necesite más de 250€. El modelo en sí será más caro, por la integración y porque no me cabrá en el garage y necesitaré alquilar algún descampado, en todo caso con 1000€ para no ir justos ya serviría.

    Ale… ya he hecho un presupuesto más detallado que los de Mars one y más o menos igual de serio.

  7. Buenas, esta visto que esta iniciativa privada es humo (o solo show) para los verdaderos entendidos del tema, pero me gustaría hacer una pregunta: ¿Hay otras iniciativas privadas de exploración espacial más seria? Ahora mismo me viene a la cabeza la estación espacial privada de Bigelow Aerospace o los proyectos de minería de asteroides de deep space industries o planetary resources. ¿Estos también venden humo?

    Gracias y ánimos con el blog ,lo leo siempre que puedo aunque no participo, ya que aunque me encanta el tema espacial,mis conocimientos de física son de secundaria 🙁

  8. Hola Daniel, en torno a los proyectos privados de exploracion espacial, nunca lei acerca de un proyecto privado que suponga la creacion de una estacion espacial, (aunque de un solo modulo), destinado a investigaciones cientificas. Los resultados de laboratorio en gravedad cero son importantes para la comunidad cientifica, por lo que supongo que algo de redituabilidad tendrian como para ser un proyecto privado. Mi pregunta a todo esto es ¿existio algun proyecto similar al que estipule?
    Desde ya muchas gracias por todos los datos valiosisimos aportados.
    Saludos desde Buenos Aires. Leonardo Zarate.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 11 diciembre, 2013
Categoría(s): Astronáutica • Comercial • General • Marte • Sistema Solar • Sondasespaciales