Los mares de Titán como nunca los habíamos visto

Por Daniel Marín, el 24 octubre, 2013. Categoría(s): Astronomía • NASA • Saturno • sondasesp ✎ 13

Desde que la sonda Cassini llegó al sistema de Saturno en 2004 solo habíamos podido ‘ver’ los lagos y mares de metano-etano de Titán de refilón. Al estar situados en el hemisferio norte, los lagos han estado inmersos en la oscuridad de la noche invernal, por lo que solamente se han podido observar directamente usando el radar de la Cassini. Pero ahora la primavera ha llegado al norte de Titán y la luz del sol ilumina las orillas de los únicos mares del Sistema Solar que se encuentran fuera de la Tierra. Fíjate en la siguiente imagen:

Los lagos y mares del hemisferio norte de Titán vistos en infrarrojo cercano. Las regiones de color naranja parecen marcar la posición de antiguos lagos ya evaporados (NASA/JPL).
La imagen superior con los nombres de los lagos y mares (NASA/JPL).

¿Ves las manchas oscuras en la parte superior? Ahí los tienes, los lagos y mares de Titán. Aprovechando la salida del sol sobre las regiones boreales, la sonda Cassini ha llevado a cabo una serie de maniobras orbitales que la han llevado casi por encima del polo norte de Saturno y, por ende, del polo norte de Titán. Una oportunidad perfecta para ver los mares y lagos boreales en toda su gloria usando el instrumento VIMS de la sonda (o mejor dicho, en infrarrojo cercano, porque la atmósfera de Titán es opaca en el visible). Este instrumento ya había tomado alguna imagen que otra de los lagos, pero de muy poca calidad. Porque, además de la oscuridad de la noche, una capa estacional de niebla y nubes que se había formado en el hemisferio boreal impedía la visión de los lagos, una capa que ahora ya se ha disipado.

En las nuevas imágenes vemos claramente los tres grandes mares de Titán, Kraken Mare, Ligeia Mare y Punga Mare, además del gran lago Jingpo. Junto a ellos son visibles decenas de pequeños lagos y lagunas de metano-etano. La resolución es inferior a las imágenes de radar, pero a cambio podemos ver un área mayor. Kraken Mare cubre una superficie equivalente a la del mar Caspio y el lago Superior juntos y se denomina así por el famoso monstruo marino de las leyendas nórdicas, mientras que Ligeia Mare debe su nombre a una de las sirenas de la mitología griega. Por su parte, Punga Mare ha sido bautizado en honor del ser que fue el ancestro de los tiburones y los lagartos en la mitología Maorí. Vamos, todos ellos nombres muy alegres y positivos, como se puede ver. Jingpo Lacus es, junto al Ontario Lacus del hemisferio sur, la cuarta masa líquida en extensión que existe en Titán (el nombre de Jingpo viene de un lago homónimo en China).

Lagos y mares boreales de Titán (NASA/JPL).

Los lagos y mares del hemisferio norte en radar (NASA).


Ligeia Mare en radar (NASA).


Punga Mare en radar (NASA).


El sol se refleja en la superficie de Jingpo Lacus (NASA).

Las imágenes fueron obtenidas durante tres sobrevuelos de Titán por parte de la sonda Cassini llevados a cabo los días 10 y 26 de julio y 12 de septiembre de este año. El color rojo ha sido generado con el filtro de 5 micras, el verde con el de 2 micras y para el azul se ha usado el de 1,3 micras. Las nuevas fotografías revelan regiones con un color (anaranjadas en las imágenes de falso color) y una composición distinta a la esperada. Se cree que son planicies dejadas atrás por otros mares y lagos al evaporarse. Y es que los mares de Titán parecen seguir un ciclo estacional de tal forma que se los lagos del hemisferio norte se evaporan en el verano titánico del hemisferio norte al mismo tiempo que se forman nuevos lagos en el hemisferio sur (ahora mismo sólo hay un lago grande en las regiones australes, Ontario Lacus). El proceso no parece ser totalmente simétrico por causas desconocidas, de tal forma que los mares del hemisferio norte no desaparecen del todo durante el transcurso de un año titánico. Eso sí, mientras que los lagos terrestres dejan planicies salinas cuando se evaporan, los lagos titánicos dejan un rastro de sustancias químicas orgánicas.

Detalle de los depósitos de sustancias orgánicas del hemisferio norte (NASA/JPL).

No nos cansamos de repetirlo. Titán puede que esté detrás de Marte, Europa o Encélado desde el punto de vista astrobiológico, pero es sin duda uno de los mundos más fascinantes del sistema solar. Esperemos que algún día no muy lejano seamos capaces de contemplar esos mares desde la orilla con los ojos de nuestros emisarios robóticos.



13 Comentarios

  1. Alucinante. Hace poco, en una charla del EEEP en Valencia, nos hablaron de mundos “habitables”, y sin duda Titán es un candidato. Y aunque no haya vida, ¡qué belleza en estas imágenes! ¡Qué emocionante ver otros océanos!

  2. Ola, si, alucinante. Un recuerdo de Carl Sagan, qué diría si viera estas imágenes…

    Estábamos pensando por aquí cómo sería un barco para navegar por estos mares. Sería un velero, claro, nada de motores, pero de qué material?? Y las velas??Cuál sería su diseño hidrodinámico teniendo en cuenta que no flota sobre agua??Cómo se gobernaría??Podría fondear para que una sonda analizase esos rastros orgánicos??

    Probablemente son preguntas un poco imposibles…

    1. Ola Txema, en Titán contamos con una atmósfera bastante más densa que la de la Tierra; no aprovechar, previo estudio, el movimiento de esas masas de aire sobre un medio líquido parece un lujo que no nos podríamos permitir, llegado el caso. Piensa en el espacio y el peso que ahorraríamos sin un motor. Como mucho un pequeño ingenio eléctrico que nos permitiera efectuar alguna corrección de rumbo ante algo inesperado, no olvidemos que no tenemos una carta marina para guiarnos, pero en las condiciones que conocemos de Titán una vela de un material adecuado y no muy grande bastaría. Sería necesario un radar y un profundímetro, aparte de algún sistema para el trimado de velas, y para todo ésto haría falta electricidad que se puede obtener por medio de un hidrogenerador que produce, produce, produce mientras el velero avanza, no sería muy distinto de los que hay en el mercado de náutica actualmente.

      Pero, en fin, todo ésto tiene su puntillo de desbarre difícilmente realizable con el que pasamos un buén rato ; )

      Saúdos

    2. Hola Santiago:

      Aprovechar el viento para moverte en la dirección y sentido que uno quiere es una actividad muy compleja. Que yo sepa sólo lo han logrado las aves y los humanos.

      Lo más de lo más en inteligencia artificial es el Curiosity y sólo le dejan tomar decisiones (supervisadas) para sortear pequeños obstáculos. No te digo nada de una nave exploradora desatendida en un lago de Titán.

      Saludos.

    3. Lo del densidad de la atmósfera de Titan es cierto, lo que me recuerda al debate de si en Venus los posibles rovers de exploración no deberían aprovechar esa característic del medio, tal vez una solución de compromiso com pudiera ser “alimentar” un motor de pequeño empuje mediante generadores que aprovechen el impulso “eolico” en esa atmósfera, pueda ser una buena opción.

      Y tranquilo que el desbarre es bueno 😉

    4. Bona tarda, Pere! Es cierto, aprovechar la fuerza del viento para moverse como uno quiere es una labor, como dices, sólo al alcance de los pájaros y de los humanos también pero éstos desde hace poco: los barcos egipcios, griegos o fenicios, las carabelas o los galeones podían aprovechar esa fuerza sólo a favor, logrando mejoras importantes ya con los galeones que permitían navegar de través (con el viento perpendicular al costado) pero no fue hasta el s. XIX cuando la gran revolución que supuso el aparejo Marconi empezó a permitir el gran imposible: ganarle “terreno”a la dirección del viento y más velocidad en cualquier rumbo, todo al final basado en un efecto que también se produce en las alas de los aviones. Hoy en día los barcos más valorados en regata son los que consiguen un menor ángulo con respecto a la dirección del viento, los grandes TP 52 consiguen 20 grados y menos en viento real, ésto si que parece ciencia ficción pero ahí están…Todos estos detalles, que muchos conocerán, para explicar que Sİ es posible moverse casi (siempre habrá un casi) en todos los rumbos independientemente de la dirección del viento.

      Lo que, en efecto, parece una cuestión insalvable es su gobierno “in situ”. Ahí podemos dar un poco de rienda suelta a nuestros sueños más imaginativos como comentaba antes con Txema.

      @Txema, creo que un poco del espíritu del gran Jules Verne debería impregnar la carrera espacial. Pienso que hay pendiente una gran revolución tecnológica, sobre todo en lo que a eficiencia energética se refiere y seguramente vendrá (ya pasó con otros descubrimientos) como resultado de sumar ciencia y tecnología con imaginación, suma a la que hay que restar el cortoplacismo vigente. Lo de Venus ya sería de aurora boreal 🙂

      Un saludo

  3. Ojos Robóticos? jajaja y yo crei que la frase terminaba en humanos! Claro que un robot es lo mas simple. Se acuerdan de Contacto, la peli de Carl, cuando Eleanor dice: Poetas! Deberían haber enviado un poeta. Me imagino sentado sobre una roca contemplando el amanecer de uno de esos lagos. Increible Cassini

  4. ¿y el tema de usar el metano liquido como combustible?al no haber oxigeno habria que suministrarselo nosotros,¿suminsitrtandole oxigeno en pequeñas cantidades y una chispa ¿sirviria para la ignición? no lo tengo tan claro a esas bajas temperaturas.Y he leido que que titan contiene CO¿ otra posibilidad podria ser con la propia energia de esos mares obtener el oxigeno del CO? se me ocurren multitud de cosas en ese planeta que seguramente no sean posibles… pero es apasionant imaginar un planeta con un mar de hidrocarburos y esto es solo lo que ocurre en el vecindario a saber que tipo de cosas inimaginables ocurren en otros.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 24 octubre, 2013
Categoría(s): Astronomía • NASA • Saturno • sondasesp