La nave Orión de la NASA necesita dinero

Por Daniel Marín, el 22 agosto, 2013. Categoría(s): Astronáutica • NASA • Orión • SLS • sondasesp ✎ 73

La NASA acaba de publicar el informe de la última auditoría interna sobre el progreso de la nave Orión y las cosas no pintan bien. Nada bien. Recordemos que Orión, también conocida como MPCV (Multi-Purpose Crew Vehicle) está destinada a ser la próxima nave espacial tripulada de la NASA. La iniciativa privada está desarrollando otros vehículos, pero sólo Orión estará gestionada por la agencia espacial estadounidense.

La ‘euro-Orión’ (NASA/ESA).

El problema es que la financiación del programa es insuficiente. De acuerdo con la auditoría, se necesitan 1800 millones de dólares adicionales para sacar adelante la nave y la NASA simplemente no los tiene. La NASA ha recibido 3600 millones desde 2011, un 35% menos de lo que la agencia considera necesario. Y eso a pesar de que recientemente la NASA llegó a un acuerdo con la agencia espacial europea (ESA) por la que esta última sería la encargada de construir el módulo de servicio de la Orión para su segunda misión en 2017. Por si fuera poco, Orión debe ser lanzada por el futuro cohete gigante SLS, un programa que corre un serio peligro de ser cancelado en cualquier momento.

Presupuesto de la Orión (NASA).
Déficit de financiación del programa (NASA).

A pesar de que el presupuesto de la NASA prevé gastar mil millones anuales en la Orión a partir del año fiscal 2014, el primer vuelo tripulado (EM-2) no tendrá lugar antes de 2021 (la famosa misión de retorno de muestras de un asteroide). Para entonces la NASA ya habrá invertido 16500 millones en la Orión. A esto hay que añadir que la agencia destinará unos tres mil millones anuales para el Programa de Exploración en su conjunto de 2014 a 2018, lo que supone un tercio de los nueve mil millones de dólares que la Comisión Augustine estimó necesarios para desarrollar un programa espacial tripulado más allá de la órbita baja.

Hitos del programa CEV/MPCV (NASA).

Orión fue concebida originalmente en 2006 como parte del Programa Constelación para sustituir al transbordador espacial con el nombre de CEV (Crew Exploration Vehicle). Poco después, Lockheed-Martin fue elegida contratista principal del proyecto en detrimento de Boeing. El Programa Constelación, incluyendo la nave Orión, fue cancelado por Obama en 2010, pero el congreso norteamericano obligó a resucitar la nave con el nombre de MPCV. Por ahora están planeadas cuatro misiones para la Orión. La primera EFT-1 (Exploration Flight Test) tendrá lugar el año que viene. Pero que nadie se emocione, porque esta misión consistirá en una simple prueba no tripulada de la cápsula sin sistemas de soporte vital, módulo de servicio o torre de escape. En 2017 está previsto que tenga lugar la EM-1 (Exploration Mission 1), durante la cual un cohete SLS Block 1 lanzará una Orión sin tripulación y con un módulo de servicio europeo hasta la Luna. En 2018 se llevará a cabo la prueba Ascent Abort 2 para probar el sistema de escape de la nave en vuelo (en 2010 tuvo lugar la primera prueba a nivel del suelo), una misión que ha sido retrasada nada más y nada menos que cuatro años por problemas presupuestarios. Por último, en 2021 será lanzada la EM-2 con astronautas a bordo rumbo a un asteroide capturado que para entonces se espera que esté cerca de la Luna.

Misión EFT-1 (NASA).
Futuros vuelos de la Orión (NASA).

Por si fuera poco, Orión sigue arrastrando los problemas de sobrepeso que lastraron su desarrollo durante el Programa Constelación. La nave debería pesar unas 33,3 toneladas al lanzamiento, pero los cálculos actuales predicen que su masa rondará en realidad las 35,4 toneladas para la misión EM-2. Un incremento del 7% que resulta intolerable no por el cohete -el SLS puede lanzar eso y mucho más-, sino por los propios sistemas de la nave (por ejemplo, los paracaídas tendrán problemas a la hora de soportar el peso de una cápsula tan ‘gorda’). La nave debe adelgazar ese 7% durante los próximos años, pero nadie sabe si lo logrará. El escudo térmico -el mayor construido jamás para una nave tripulada- también ha resultado ser otro quebradero de cabeza. El material ablativo empleado en su exterior -Avcoat- ha mostrado cierta propensión a agrietarse y su fabricante no está seguro de poder tenerlo listo a tiempo para el primer vuelo EFT-1 del año que viene.

Pruebas de recuperación de la Orión (NASA).

Resumiendo, o la NASA espabila o la Orión será cancelada en los próximos años, seguida poco después -o antes- por el cohete SLS. Como única nota positiva, la NASA probó otra vez los paracaídas de la cápsula el pasado 24 de julio después de que el año pasado se realizase una prueba más completa. Recientemente, se han llevado a cabo las pruebas de recuperación de la Orión en el agua desde el buque USS Arlington. Ciertamente, da un poco de cosica ver esa cápsula en el agua cuarenta años después del Programa Apolo, pero es lo único que la NASA tiene por el momento.

Prueba de los paracaídas de la Orión con sólo dos cúpulas simulando un aterrizaje de emergencia en plan Apolo 15:
Pruebas de recuperación de la Orión en el agua:
Vídeo promocional del proyecto Orión:



73 Comentarios

  1. Bueno, qué pasa? la NASA en el ´60 tenía trabajadores esclavos? o ahora los ingenieros comen caviar y beben todos champagne? a los diseñadores nazis lo tenían trabajando so pena de deportarlos, y ahora los nuevos cobran su peso en oro -y venden sus powerpoint como joyas.
    Elon Musk debe estar ya gozando por anticipado los pedidos para sus cápsulas, visto que la Orion corre el mismo destino que el Programa Constellation

    1. La NASA en el 60 tenía sólo diez años para desarrollar dos cohetes (la familia Saturn, porque entiendo que los ICBM’s reconvertidos eran cosa de la USAF, que si no cuatro), tres cápsulas distintas, un módulo de descenso, la infraestructura de la Deep Space Network, y un programa de sondas que ya lo querríamos ahora mismo con varios lanzamiento anuales. Con menos gente y más dinero por cabeza.

      Ahora, pues Constellation y derivados llevan bastante más tiempo pagando los sueldos de la misma gente, sin obligación real de haber terminado nada porque todos los objetivos son “a terminar por otro Congreso”… pero teniendo que pagar los sueldos igualmente. Normal que ya se hayan pulido dinero más que suficiente para crear otro programa Apollo, pero sin haber hecho nada más que algún vuelo de prueba de sistemas aislados.

      Vamos, que en estas cosas, o te pones una buena fecha de entrega que tienes que cumplir, y controlas la cantidad de gente involucrada, o te conviertes en una máquina de gastar dinero y crear empleo. Como intentaron hacer con el programa de sondas marcianas antes del curiosity: Faster, cheaper, better. Énfasis en “faster”.

    2. Tienes bastante razón.
      En estos momentos estoy trabajando para la administración de mi país. En un proyecto pequeño de I+D. Hay mucha gente en el proyecto y hay muchos que ganan bastante dinero, pero no concuerdan con los resultados finales.

  2. En la vida todo es política, porque los humanos funcionamos según voluntades (propias, ajenas y colectivamente construidas, en beneficio de pocos o muchos).

    Esto es como lo del F-22, hasta los militares del Pentágono empiezan a estar hartos del complejo militar-industrial, todo son mamandurrias para llenarse los bolsillos y ya ni siquiera “se crean puestos de trabajo”. Se hace un proyecto absolutamente disparatado desde el principio para hacer una mierda pinchada en un palo de avión, que no vale para nada, y después el Rafale francés lo derrota en un 80% de los ensayos. Normal que los contratos se los lleve Dassault, en la India, en Brasil y donde haga falta. Bueno, donde haga falta no, en Corea del Sur y otros lameculos sigue llevándolos EEUU.

    Pues esto lo mismo. Está claro que de aquí a 2020 EEUU no va a tener nada de nada, ni público ni privado ni hollywoodiano, esperar otra cosa es fantasía irreal. Lo peor de todo es que están arrastrando a la ESA por la política lameculos de la UE, la ESA podría estar participando con éxito total en proyectos con los rusos, que además son perfectamente complementarios de las industrias de unos y otros, y lo que están provocando es un acercamiento entre Rusia y China que acabarán haciendo todo conjuntamente y mandando a la mierda a tanto majadero.

    Es lo que hay. Y no se puede negar que no ganen elecciones los payasos que nos llevan a donde nos llevan.

    1. Si la ESA hubiese seguido adelante con el proyecto de Soyuz euro-rusa, ahora tendría una nave espacial propia. Pero no es eso lo que quieren los políticos, lamentablemente. Un cooperación Rusia-ESA a ese nivel es inaceptable para los gobiernos de la UE y para Washington en estos momentos.

  3. No entiendo las críticas de los comentarios. No sé si hemos leído un artículo distinto o qué.

    No es que la NASA se haya pasado del presupuesto, es que le han recortado el presupuesto previsto. No veo qué se le deba criticar a la NASA ahí. En todo caso sería al gobierno estadounidense.

    Y la falta de misiones para la Orión y la SLS es una vez más culpa del gobierno. La NASA no tiene un presupuesto fijo que pueda repartir en proyectos a su antojo. Cada proyecto es aprobado y financiado independientemente por el gobierno. Si hay que criticar a alguien por la falta de rumbo del programa tripulado, no es precisamente a la NASA.

  4. Y mirando un poco para casa… Si la Orion se cancela, ¿Que pasaría con la inversión europea en el módulo de servicio? ¿Sería dinero desperdiciado o habría forma de reaprovecharla?

    1. Algunos en la ESA afirman que esto era la única manera de convencer a los cabezas huecas de los políticos para acercar un poquito mas a la realidad una nave tripulada europea derivada del ATV…
      ¿Mi punto de vista? ¡Ni por esas! :-/
      La Orion pinta mal, con acuerdos internacionales de por medio o sin ellos. Me creo más una convergencia con los rusos en vuelo tripulado que todo esto.

    2. “La inversión europea” en el módulo de servicio no es tal. Es la forma que tiene la ESA de pagar a los EEUU por el uso de la estación espacial. Hasta ahora estos “pagos” en especias venían en forma del ATV. Si la Orión se cancela la ESA deberá buscar otra forma de pagar a los EEUU, puede que incluso en metálico.

      Saludos.

  5. Gastarse 16.000 millones de $ en una cápsula para 4-6 personas para unas misiones que serán poco más que orbitales (lo de que sirva para ir a la Luna ya ni me lo planteo) es una burrada, se mire cono se mire. China y Rusia, por no hablar de las compañías privadas, pueden hacer lo mismo por mucho menos. Y si la ESA tuviese 16.000 millones para un programa tripulado, seguro que en un lustro tenía una cápsula en el espacio y sobraba dinero. El problema de la Nasa y otras agencias de EEUU es su incapacidad crónica para gestionar adecuadamente los presupuestos de muchos de sus proyectos. Esto me recuerda mucho a los 3.000 $ que costaban los ceniceros de los bombarderos B1 en los 80.

    Y no nos confundamos. Los grandes éxitos de la Nasa desde los Apolo se deben fundamentalmente al JPL, que es un organismo autónomo y serio.

  6. Esto pinta pero que muy mal. Al final Obama va a tener lo que quería, la cancelación total de Constelation por defunción de la nave Orion, pero además podrá echar la culpa al Congreso.

    Cuando lo pintas así me pongo a temblar, porque en este asunto nunca te has equivocado, lo has clavado desde la Comisión Augustine.

  7. Coincido totalmente con el primer comentario, el problema no es el presupuesto sino como se gestiona a mi me da que inflan los proyectos de manera vergonzosa “el caso mas sangrante es el sustituto del hubble el agujero negro James Weeb” y asi no llegan a ningún sitio…..En estados Unidos hay un murmullo desde hace muchos años el cual dice que dentro de la nasa los unicos que valen son el JPL el resto son buroclatas y muchas empresas que inflan presupuesto actuando como sandijuelas. Aunque una cosa tengo claro prefiero que el dinero se tire en el espacio antes que acabe en manos de politicos corruptos como es el caso aqui en Españistan.

  8. Esta gente no aprende mas, teniendo a Elon Musk con SpaceX capaz de desarrollar el Falcon Heavy en un futuro muy próximo y la Dragon tripulada que podrían tranquilamente ser la base de un programa BEO, NO, deciden gastarse todo en un programa (SLS+Orion) que no es viable económicamente. Pero ya sabemos que solamente es por presión política, para mantener puestos de trabajo en los territorios de los distintos congresistas, nada mas, no tiene nada que ver con la exploración espacial seriamente. Muy triste, en fin… creo que ya podemos irnos despidiendo de la NASA, fue lindo mientras duró.

  9. Mi humilde opinión es que por un lado no hay necesidad del SLS o el Orión, aunque por otro, aunque solo sea por orgullo nacional, se necesita de un porgrama espacial tripulado.Una pregunta, ¿al construir la ESA el modulo de servicio tiene alguna especie de contrato para poder usar el Orión o que?

    1. En teoría, no. El contrato en principio es sólo para la EM-1, pero con toda seguridad se ampliará a la EM-2 (si es que alguna vez sale adelante). No obstante, habrá ciertas contraprestaciones, como por ejemplo que participe un astronauta europeo en la EM-2 (incluso ya se ha mencionado el nombre de Tim Peake).

  10. No veo imposible reducir ese peso, al menos en la parte estructural de la nave. “Bastaría” con emplear aleaciones o materiales algo más resistentes y reducir en proporción los espesores, así como optimizar la posición y ubicación de los elementos aligerados y nervados que se aprecian en la estructura. Tal vez no se consiga reducir completamente ese 7% pero pienso que le quitarán un 5% manteniendo la seguridad. Y ese 2% que les falte, pues no habrá más remedio que quitarle algo de capacidad a la nave o tocar un poco el diseño de los paracaídas…

  11. Edu
    A mediados del siglo pasado, cuando Estados Unidos comenzó su carrera espacial, a rebufo de los rusos, los ingenieros de la NASA se dieron cuenta de que los bolígrafos comunes no podían escribir en condiciones de gravedad cero (la tinta llega a la punta del bolígrafo solo cuando está boca abajo).

    El reto tecnológico fue solventado por la empresa Fisher con una inversión de un millón de dólares y dos años de pruebas -en alto secreto- que dieron como resultado un bolígrafo de tinta a presión con el que los astronautas estadounidenses podían escribir en el espacio, en cualquier posición y bajo condiciones extremas de temperatura y gravedad.

    Los rusos, enfrentados al mismo problema, lo resolvieron con… ¡lápices! Una solución mucho más sencilla, inmediata y, desde luego, sensiblemente más económica.

  12. A veces pienso que lo que sostiene la economía norteamericana ya no es la industria aeroespacial, sino las guerras, fíjense cómo se relamen los contratistas de armas ahora que estamos “ad portas” de una Guerra Norteamericana en Siria. Si se preguntan a dónde va el dinero que se le está recortando a Orion o al SLS, pues va a allá, a comprar Tomahawks, y otros artulugios carísimos, como cuyos recursos gastados ya se tendría una nave lista para ir al mismo Marte. Disculpen mi pesimismo.

  13. Ay Saturno V!!! Fuiste la creacion gloriosa de una decada de gloria y ahora quienes te crearon te extrañan y se arrepienten de haberte abandonado!!!! Nunca abandones algo bueno buscando “algo mejor” porque cuando los tiempos cambien lo extrañarás!!!!!

    1. No te engañes, amigo Juan Carlos, el Saturno V estaba destinado a desaparecer desde el mismo momento de su diseño. Es más, dejó de fabricarse ANTES de su primer vuelo tripulado Apollo 8. La última pieza de hardware se entregó a la NASA en 1970. No existe ni existió alternativa realista alguna para mantener en producción ese lanzador.
      Eso ocurrió entre otras cosas porque se diseñó con una finalidad exclusiva: una misión LOR para colocar astronautas en la superficie lunar antes que la URSS. No había ningún proyecto espacial medianamente realista, para los ’70, que justificara su existencia. Otro cantar hubiese sido que NO se impusiera la alternativa LOR, sino que se hubiese optado por enviar astronautas a la luna mediante la opción EOR, la favorita de von Braun. En ese caso se podría haber desarrollado un lanzador tipo C-2 o C-3. pero en este caso no está claro que la URSS saliera derrotada en la carrera, ya que probablemente hubiesen logrado el primer vuelo translunar tripulado con la Zond, en fin, esto es simple especulación.

  14. Yo soy fan del programa espacial ruso, Sin embargo me da pena que la gran tradición y los grandes logro que ha tenido el programa espacia norteamericano ese vayan al caño por incompentencias burocráticas y políticas, y por esa idea de gastar millones de dolares en cosas como la milicia, o dejarlo todo en manos privadas. Siento que no se le está haciendo justicia a esos pioneros norteamericanos que lograron llevar al humano a la luna.

  15. Solo quiero decir que el Space Launch System (SLS) que llevarà a la nave Oriòn màs largo que nunca, NO SERÀ CANCELADO EN NINGÙN MOMENTO. Màs bien todo va viento en popa con la construcciòn de esta nave y sin participaciòn europea ya que la ESA està enfocada en fabricar su propio sistema de lanzamiento para no quedar relegados de acceder al espacio. Ademàs para este 4 de Diciembre està programado el primer lanzamiento de prueba de la nave Oriòn en una misiòn no tripulada. Y para que estèn mejor informados les mando el siguiente link en donde podràn darse cuenta de todo el avance que està teniendo la nave Oriòn y el SLS: http://www.nasa.gov/exploration/home/index.html#.VCToAFd4C3N

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 22 agosto, 2013
Categoría(s): Astronáutica • NASA • Orión • SLS • sondasesp