Bitácora de Curiosity 25: retomando el contacto tras la conjunción

Por Daniel Marín, el 5 mayo, 2013. Categoría(s): Curiosity • Marte • MSL • NASA • Sistema Solar • sondasesp ✎ 12

El pasado 1 de mayo (sol 260 en el calendario de la misión) Curiosity volvió a llamar a casa después de permanecer aislado durante casi un mes por culpa de la conjunción solar. Entre el 4 de abril y el 1 de mayo, Marte se ocultó tras el sol visto desde la Tierra, por lo que la NASA y la ESA no intentaron comunicarse con ninguna de las cinco naves marcianas durante este tiempo.

Primera imagen de Curiosity tras la conjunción tomada en sol 262 (JPL/NASA).
Imagen de Yellowknife Bay tomada los soles 66, 168 y 169 (NASA/JPL).

Técnicamente, la conjunción tiene lugar solamente cuando Marte pasa detrás del sol, pero en realidad dura algo más de tiempo debido a que las comunicaciones por radio se vuelven imposibles por culpa del plasma de la corona solar cuando el planeta se encuentra a escasa distancia aparente de nuestra estrella. De todas formas, la NASA fue capaz de recibir datos de Curiosity de forma intermitente durante la conjunción, por lo que en todo momento se ha sabido que la salud de la sonda era buena. El fenómeno de la conjunción tiene lugar cada 26 meses, así que es la primera vez que Curiosity debe pasar por él.

Espectacular imagen del paracaídas de Curiosity movido por el viento a lo largo de varios meses tomada por la cámara HiRISE de la sonda MRO (NASA/JPL).

Durante todo este tiempo, el gran rover no ha estado ocioso. Aunque las operaciones científicas han permanecido lógicamente aletargadas, se han tomado datos con la estación meteorológica española REMS, el detector de neutrones ruso DAN y el medidor de radiación RAD. En los próximos días se procederá a descargar los datos acumulados y a preparar los ordenadores para una nueva y rutinaria actualización de software. La conjunción ha tenido lugar justo cuando el rover se estaba recuperando de un problema con uno de los dos ordenadores principales que paralizó las operaciones científicas durante más de un mes. El 26 de marzo Curiosity volvió a mandar datos de sus instrumentos científicos una vez que los ingenieros determinaron que el fallo del ordenador A que tuvo lugar en sol 200 (28 de febrero) ya estaba controlado.

Tras el fallo del ordenador A, Curiosity encendió el ordenador B y, con él, un nuevo par de cámaras Navcam y dos pares de cámaras Hazcams redundantes conectadas directamente al sistema B. Arriba, la primera imagen tomada por la Navcam izquierda del sistema B (NASA/JPL).
Colores de Marte. A la izquierda los colores sin procesar, en el centro, colores ‘procesados’ y a la derecha los colores marcianos con luz terrestre (NASA/JPL).
Las cámaras Mastcams y su sistema de calibrado (NASA/JPL).

Mientras, Curiosity sigue en la zona de Yellowknife Bay en la región de Glenelg estudiando la roca John Klein. El análisis de las muestras del taladro tomadas en esta roca han confirmado que Marte fue habitable en el pasado. Por esta razón, además del problema del ordenador y de la conjunción, el rover prácticamente no se ha movido en cuatro meses. El equipo de la sonda planea ahora tomar nuevas muestras de John Klein antes de dirigirse a las faldas del Monte Aeolis, donde se encuentra el objetivo primario de la misión. Es de esperar que el proceso de adquisición y análisis de las muestras dure aún unas semanas, por lo que Curiosity todavía tardará algún tiempo en recorrer largas distancias.

Imagen de Mastcam de la roca Sutton_Inlier tomada el 31 de enero (sol 174). La roca se rompió al pasar el rover por encima, dejando a la vista su interior, con un característico color blanco (JPL/NASA).
Datos del instrumento ruso DAN durante la travesía de Curiosity. El instrumento ha detectado agua, pero localizada principalmente en la estructura cristalina de las rocas (NASA/JPL).


12 Comentarios

    1. Seria lo mas factible, pero como ocurre una vez cada 26 meses, digamos que no es rentable mandar un satelite a que triangule la señal, salvo que lo incorporen como algo secundario, por ejemplo, que hubiera rebotado en Cassini y de ahi para La Tierra, pero tendria que tener esa funcion, y ya es sabido el tema del peso, consumo de energia, etc., que se piensa a la hora de enviar un satelite para determinada mision.
      Asi y todo, seria bueno que empiecen a incorporarlo esto, no solo por el tema de El Sol en particular, sino tambien como para ir armando una red en caso de emergencia, por ejemplo. Igualmente, la ultima palabras es de los ingenieros y contadores :P.

  1. Ahora que el problema con el ordenador A está controlado, no debiera éste retomar el control del rover?

    Saludos.
    Nicolás de Argentina

    1. No, porque ambos son exactamente iguales (o casi) y preparados para hacer las mismas tareas, por lo que no tendría sentido hacer un nuevo alto para cambiar de nuevo de uno a otro, que requiere tiempo y siempre tiene implicado algún riesgo de error durante el proceso. Lo más sencillo es que el B sea el principal y el A, ahora reparado, quede como reserva para cuando se le necesite.

    1. Gracias Srengel por el enlace 😉 , ya lo conocía y he vuelto a leer por si acaso se hubiera actualizado o en los comentarios apareciera algún enlace explicando qué es lo que realmente falló.

      En la entrada de Daniel se comenta que podría ser desde un fallo de memoria a algo más serior pero no se especifica por lo que mi pregunta va encaminada en si se ha hecho público en qué consistió el error

      saludos

  2. Me encuentro intrigado, como va eso de “De todas formas, la NASA fue capaz de recibir datos de Curiosity de forma intermitente durante la conjunción, por lo que en todo momento se ha sabido que la salud de la sonda era buena.” ?

    1. Pues significa eso exactamente: durante la conjunción no se envió ninguna señal al rover, pero si se recibieron comunicaciones rutinarias de forma intermitente (sin datos científicos).

      Saludos.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 5 mayo, 2013
Categoría(s): Curiosity • Marte • MSL • NASA • Sistema Solar • sondasesp