¿Qué harías con dos satélites espías?

Por Daniel Marín, el 2 octubre, 2012. Categoría(s): Astronomía • Cosmología • NASA • sondasesp ✎ 21

Si fueras astrónomo y te regalasen dos satélites espías, ¿para qué los usarías? Ese mismo dilema es el que se le presenta a la NASA desde que en junio pasado la agencia militar NRO le cedió dos telescopios espaciales provenientes de un programa ultra secreto de satélites espía. Los dos telescopios tienen un espejo principal con un diámetro de 2,4 metros, similar al del Hubble en tamaño, pero con un campo de visión mucho mayor.

Posible aspecto del telescopio WFIRST-NRO (NASA).

Desde un primer momento la NASA propuso usar al menos uno de estos telescopios en una misión sustituta del WFIRST, un observatorio espacial que debía estudiar la energía oscura y que actualmente se halla ‘congelado’ hasta 2025 -lo que no deja de ser un eufemismo de ‘cancelado’- por culpa de la crisis económica y, como no, del James Webb. Por contra, el nuevo WFIRST-NRO, como se ha apodado a esta misión, podría estar listo para 2020. Este nuevo telescopio registraría un rango menor de longitudes de onda comparado con el WFIRST original (0,6-2 micras frente a las 0,6-2,4 micras del WFIRST), pero a cambio gozaría de mayor resolución (0,15 segundos de arco) gracias al espejo de 2,4 metros (el espejo del WFIRST hubiese tenido tan solo 1,1 metros).

Equipo cedido por la NRO a la NASA (NASA).
Detalles de la estructura del espejo primario y la estructura frontal (NASA).
Campo de visión de los instrumentos de WFIRST-NRO comparado con otros telescopios (NASA).

No obstante, a pesar de que la comunidad científica está de acuerdo en que la mejor aplicación para estos telescopios sería un observatorio en el infrarrojo, hay algunos que temen que un proyecto de este tipo se salga del presupuesto y sea cancelado. Porque hay un problema, y es que estas misiones no saldrán gratis. La estructura del telescopio cedida por la NRO permitirá un ahorro de unos 250 millones de dólares, pero cada instrumento que se le añada al satélite incrementará la factura en al menos 200 millones. La NASA estima que una misión similar a la WFIRST saldría entre mil y 1500 millones de dólares, así que el ‘ahorro’ sería bastante marginal.

Por este motivo, han surgido propuestas de lanzar uno de estos telescopios en una misión más simple. Por ejemplo, para el estudio del ultravioleta (propuesta HORUS) o poniendo el énfasis en la detección de exoplanetas por el método de microlente gravitatoria. De hecho, estas propuestas podrían servir para dar un objetivo a una eventual segunda misión astronómica, aunque es poco probable que el presupuesto de la NASA permita dos misiones de este tipo. Para ahorrar aún más dinero, se podría usar el módulo de propulsión ICM para crear una especie de ‘Frankenscopio’ de bajo coste. El ICM fue construido a finales de los 90 para mantener la ISS en órbita en caso de que el módulo Zvezdá no hubiese podido ser lanzado a tiempo.

Telescopio espacial HORUS basado en el equipamiento de los satélites espía de la NRO (NASA).
Campo de visión de una cámara del HORUS comparada con otros instrumentos espaciales (NASA).
‘Frankenscopio’ usando el ICM (NASA).
Módulo de propulsión ICM (NASA).
Capacidad original del WFIRST para detectar exoplanetas (NASA).

En cuanto a la situación de los telescopios, la NASA sigue sopesando seriamente la opción de situarlo en la órbita geoestacionaria en vez de en una órbita de halo en el punto L2 de Lagrange del sistema Tierra-Sol para permitir una mayor transferencia de datos. A cambio, habría que blindar el satélite por culpa de los mayores niveles de radiación que se dan en GEO comparado con L2.

En definitiva, estamos ante una enorme oportunidad para la NASA, pero, ¿es un regalo envenenado? O dicho con otras palabras, ¿se puede permitir la agencia espacial el desarrollo de uno o dos telescopios espaciales en estos tiempos de crisis?

Referencias:

Vota por Eureka en los Premios Bitácoras 2012:


21 Comentarios

  1. Soy fanático de los telescopios espaciales (creo que son la fuente primaria de conocimiento). Dicho esto, que suspendan el payasesco plan para gastar 10,000 millones de u$s para traer tres piedritas de Marte que acá por 2,000 millones salen DOS tremendos satélites -en infrarrojo y el Horus en ultravioleta-. Que además ya están a medio terminar (no como las misiones marcianas planteadas que sólo están en las cabezas de los q demandan los presupuestos); y que además son una NECESIDAD si es que la NASA quiere que en el futuro el ejército americano le siga regalando material de descarte. O se creen que les van a dar algún otro satélite espía si ven que no usaron los anteriores porque “eran muy costosos”?
    El sueño sería llegar a tener 3 satélites al mismo tiempo: infrarrojo, ultravioleta y el Webb. Sería una edad dorada para los buscadores de estrella (cazadores de planeta, viajeros del tiempo en busca del big bang, y especuladores de las energía y materia negras)

    No entiendo la noción de satélite “Frankestein”? cómo se supone que funcionaría eso?

    1. Traer muestras de Marte también tiene interés científico, en este caso para la geología planetaria. Una u otra misión son igual de importantes.

      Y de tener tres telescopios espaciales en el espacio, serían 2 infrarrojos y uno UV, porque el James Webb también es de rango IR.

  2. Ah, y para agregar… dos satélites espías que descartaron los militares como chatarra -a medio hacer, con faltantes fundamentales de partes que salen varios cientos de millones de dólares. Y así y todo tienen un potencial útil tremendo.-
    Ahora a imaginarse si ese celo fisgón lo hubieran en la ciencia: en vez de dos piezas de descarte, hablaríamos de siete satélites espía en perfecto estado (costo de transporte incluido).
    Qué se podría haber descubierto con esas máquinas!! Mientras tanto se usa esos satélites para ver si algún árabe molesto sale a pasear el camello… la edad dorada de los satélites militares es la edad oscura de los satélites científicos…

    1. no defiendo a nadie, pero si no hubiera satelites espias no tendriamos telecopios espaciales(estos son una consecuencia de los otros), todo se relaciona.

    1. Otra interesantísima propuesta: ponernos de una buena vez a mapear los planetas del sistema solar con una red de satélites espías de bajo coste. No se necesita tanta definición como en la Tierra -donde hasta se te ve la pelada desde el cielo; y tecnología dedicada a esta área la verdad que sobra y está recontra probada.
      Igual supongo que el costo del viaje es lo prohibitivo, si no quieren lanzar este par acá a dos pasos de la Tierra, ni imaginarme pedir que envien alguno a pasear por Saturno. Pero bueno, pedir no cuesta nada, reitero “canjeo recolección de piedritas marcianas por un plan de telescopios espaciales (infrarrojo,ultravioleta) y le sumamos una red de espías que mapeen el Sistema Solar (hasta completar los 10,000 millones del presupuesto pedido para el plan de recolección marciana)”.

    2. La idea está muy bien, pero un telescopio espacial tiene bastante masa y requeriría un lanzador muy potente (¿el SLS?) para llevar al espacio a este y a una etapa que lo impulse más allá de la órbita terrestre.

      Por otro lado, a la distancia de Marte, por ejemplo, estás sujeto a una tasa de transferencia de datos muy pequeña, por lo que un mapeado llevaría mucho tiempo (y que ya hacen con muy alta resolución la Mars Odissey y la Mars Express). Ya se prefiere una órbita geoestacionaria a otra en L2 por la mejor capacidad de recogida de datos, así que que imagínate lo que supone recibir señal desde Marte.

    3. @cosasdehombres En realidad, ya hay algún que otro proyecto de ese tipo, como el NEOSSat canadiense, que usará la mitad del tiempo para buscar asteroides y la otra mitad para buscar satélites espía y misiles.

  3. Me parece que hay un pequeño error.
    Los mayores niveles de radiación se deben dar fuera de la
    protección del campo magnético terrestre. O sea mas allá de la órbita lunar y en particular L1,L2, etc…
    Esta radiación esta dada por el viento solar, y la radiación cósmica.
    Yo supongo que es uno de los motivos por lo cual es tan caro el telescopio Webb. Tienen que hacerlo que soporte alta radiación y que no requiera reparación, ya que el shuttle ya no esta para asistirlo ( y por la distancia fuera de su alcance).

    Rodolfo

    1. El webb tiene demasiada responsabilidad encima de su chasis, es una mision muy compleja y la prueba es su retraso y aumento exponencial de costes. No quiero ser agorero pero poner todos los huevos en una cesta que vas a llevar en la cabeza mientras haces motocross a mi me da mala espina (malos pensamientos alejaros de mi!!) yo no creo que sea el momento de malgastar esos cacharros tan estupendos que han llovido del cielo, tengo tantas ganas de ir a marte y que esto progrese como el que mas, pero si algo se ha aprendido en estos años es que las prisas suelen ser muy malas. Saludos Jorge.

  4. Quizá yo pondría uno de esos telescopios en una órbita interior a la de la Tierra, para buscar y detectar asteroides potencialmente peligrosos, aunque ya hay una misión concebida para ello por una fundación privada.

Deja un comentario

Por Daniel Marín, publicado el 2 octubre, 2012
Categoría(s): Astronomía • Cosmología • NASA • sondasesp