El precio de no tener un programa espacial tripulado

No, no voy a hacer ninguna reflexión filosófica sobre la importancia de explorar el espacio. Me voy a limitar a poner un ejemplo mucho más prosaico y cercano. Como es sabido, el próximo mes de julio los Estados Unidos retirarán el transbordador espacial y oficialmente pasarán a ser una potencia sin programa tripulado propio. Por lo tanto, para mandar sus astronautas a la estación espacial internacional (ISS), la NASA deberá pagar a los rusos por una plaza en las naves Soyuz. Y claro, el monopolio es lo que tiene. La agencia espacial rusa Roskosmos ha incrementado en los últimos años el precio por asiento de forma bastante pronunciada, como podemos ver en la siguiente gráfica:


Coste de cada asiento en la Soyuz para los astronautas estadounidenses según la NASA’s Challenges Certifying and Acquiring Commercial Crew Transportation Services (NASA).

Ante semejante gráfico, uno puede pensar «¿no querían capitalismo?, pues toma dos tazas», o quizás algo más del estilo de «menudos abusones son estos rusos». En cualquier caso, sería injusto echar la culpa a Rusia de esta situación. Es la NASA la que se ha metido en este atolladero ella solita al retirar el shuttle sin tener una nave lista para sustituirlo.

No es la primera vez que los EEUU se quedan sin acceso tripulado a la órbita baja. Tras la misión Apolo-Soyuz en 1975 la NASA estuvo seis años sin mandar un astronauta al espacio. Pero en aquella ocasión ya se sabía cuál iba a ser la próxima nave tripulada que sustituiría al Apolo. En la actualidad, sin embargo, el panorama no está nada claro. La NASA aprobó el pasado mayo el desarrollo de la cápsula MPCV -antes conocida como Orión-, pero no se sabe con qué vehículo será lanzada ni cuándo estará lista…si es que alguna vez logra ver la luz. El próximo 8 de julio, coincidiendo con el lanzamiento de la última misión del transbordador (STS-135 Atlantis), la NASA anunciará la construcción de un nuevo lanzador, el SLS, pero su futuro es aún más incierto que el de la MPCV.

 

 
De arriba a abajo: Dragon, CST-100 y MPCV. ¿Cuál será la nueva nave tripulada de la NASA? (NASA).

 
El SLS (NASA).

Ante tanta incertidumbre, la NASA espera que la iniciativa privada tenga listo un vehículo tripulado antes de 2020 de acuerdo con el programa CCDev. Los candidatos favoritos son la versión tripulada de la cápsula Dragon de SpaceX y la CST-100 de Boeing. Pero hasta que llegue ese glorioso día, los EEUU deberán confiar en las veteranas y fiables Soyuz para acceder al espacio.


La fiable Soyuz (Roskosmos).



24 Comentarios

  1. Cada lanzamiento de un transbordador le costaba al gobierno americano más de 1500 millones de dólares. Así visto, 60 millones es una cantidad ridícula.

  2. El eterno problema. Las eternas preguntas

    ¿Porqué tuviste que bajarte de aquel árbol, con la cantidad de plátanos que había?.
    ¿Para qué sirve ese fuego apestoso y maloliente?
    ¿Qué narices haces montado sobre ese bicho?. Con las cosas de comer no se juega.
    ¿Para qué construiste esas pirámides tan caras que no sirven absolutamente para nada?
    ¿A que no tienes cojones de repetirme que la tierra es redonda?
    ¿Para qué construyeron una estación espacial que no sirve para nada?.

    Ciertamente, debimos buscarle a la estación espacial una utilidad, como un dispositivo con capacidad para diez gigamultas que, desde LEO, controle implacablemente al infractor enviándole a su domicilio o via email la oportuna notificación de expediente sancionador por la infracción registrada desde el ojo del espacio. Pero aún podemos reconvertir al Hubble. Nada de chorradas de buscar galaxias. A poner multas que es lo que da pasta.

    ¿Qué hacemos entonces con ese embrión de nave espacial que con tanto esfuerzo estamos construyendo allá arriba?. Ciertamente, no sé si podremos verderla. Pero seguro que podemos amarillearla.

  3. El dinero gastado en el programa espacial USA quedaba en USA y daba trabajo allí, el dinero que se paga por un vuelo «Soyuz» va a Rusia y da trabajo en ese pais. Obama es una desgracia para los americanos, menos mal que le quedan menos de dos años de mandato. Para aquellos que crean que en el espacio se pueden realizar experimentos para obtener «premios Nobel » están equivocados, sirven, como el 99,999% de los trabajos en la Tierra para aumentar el conocimiento… La ISS es cara ¿ y el LHC?,¿se puede considerar que tras años de funcionamiento y el descubrimiento de partículas que viven trillonésimas de segundo es rentable ?.. yo creo que si, dentro de cien años alguien disfrutará de sus resultados, lo mismo que hoy tenemos TV, radio,Móviles ,etc..
    gracias a las teorias y experimentos de hace 150 años (Maxwell, Hertz,…)

Deja un comentario

Por Daniel Marín
Publicado el ⌚ 30 junio, 2011
Categoría(s): ✓ Astronáutica • ISS • NASA • Rusia • sondasesp