GOES-15 y el Sol en rayos X

Pocos saben que los satélites meteorológicos GOES -para entendernos, los “meteosat” norteamericanos- incluyen un telescopio de rayos X para estudiar el Sol. El llamado SXI (Solar X-ray Imager) observa nuestra estrella en las longitudes de onda de 0,6-6 nm con el objetivo de captar las fulguraciones (flares) y las eyecciones de masa coronales (CME), eventos de enorme violencia que generan radiación gamma y partículas energéticas capaces de dañar, e incluso destruir, satélites en órbita terrestre.

El pasado 4 de junio, el SXI del GOES-15 (GOES-P), lanzado el 4 de marzo, vio su primera luz -en este caso, su primera “luz en rayos X”- y obtuvo una bella imagen del disco solar:

Y esto es noticia porque el SXI se había negado a funcionar desde el lanzamiento debido a una serie de anomalías eléctricas que el equipo de tierra ha logrado subsanar. El SXI es un telescopio de rayos X construido por Lockheed Martin -el satélite GOES está construido por Boeing- que forma parte del paquete de instrumentos SEM (Space Environment Monitor) para estudiar el medio ambiente espacial. El SEM incluye el instrumento XRS/EUV para observar el Sol en ultravioleta y rayos X, así como los sensores EPS (Energetic Particle Sensor) y HEPAD (High Energy Proton and Alpha Detector) para medir el viento solar y los rayos cósmicos. El instrumento EUV está basado en el empleado en el observatorio SOHO y es sensible a cinco longitudes de onda (10, 30, 60, 80 y 126 nm) y el XRS observará los rayos X en los rangos de 0,05-0,3 nm y 0,1-0,8 nm.

En cualquier caso, siempre es interesante tener un instrumento adicional que pueda ver el Sol en longitudes de onda que son imposibles de observar desde la superficie terrestre.

Los instrumentos del SEM y el telescopio solar de rayos X SXI (NASA).

El SXI (NASA).

El GOES-15 (P) (NASA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *